Inicio > Mis eListas > abbacristica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1219 al 1238 
AsuntoAutor
Este Domingo no te Gerardo
Zo Castro Lopez <n Alejo Ca
Análisis Carta num Gerardo
Cariñosamente.. Alejo Ca
CAMINAR Alejo Ca
ODA A LA MUJER---- Alejo Ca
Dale gracias a Dio Alejo Ca
En cada amanecer Alejo Ca
Mensaje de la Stma GALEONES
Los Locos..... Alejo Ca
Jardín de Niños Alejo Ca
Unidos en un Clamo Alejo Ca
PENSAMIENTO Alejo Ca
El Amor es tan ex Alejo Ca
Frases... Alejo Ca
RV: Querida y Amad Gerardo
*** P E N S A M I Alejo Ca
Un motivo que just Alejo Ca
LAS ENSEÑANZAS DE GALEONES
Un adelanto.... Gerardo
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Abba_Cristica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1237     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[abbacristica] LAS ENSEÑANZAS DE NEW ORLEANS -
Fecha:Jueves, 8 de Septiembre, 2005  14:08:18 (+0200)
Autor:GALEONES <galeones @.......com>

                             
                                                               
                                                    LAS ENSEÑANZAS DE NEW ORLEANS  

 

 

Lo primero ante el sufrimiento de tantos: el amor que se traduce en oración y compromiso.
El magno desastre de New Orleans y la zona del golfo es NUESTRA tragedia ya que somos un solo Cuerpo en Cristo. ... ... 
La Iglesia Católica se movilizó inmediatamente para ayudar. También abrió sus escuelas para los niños desplazados. Estas actitudes contrastan con alguna prensa despiadada que está aprovechando la tragedia para burlarse con sarcasmo de Estados Unidos.

Los cristianos no podemos caer en eso. Además deberíamos recordar que todos los países sufren desastres naturales.  
Para enviar ayuda:
Catholic World Mission
CatholicCharitiesUSA.org/ katrina.cfm

 

¿Por que ocurren los males?

Debemos tener mucho cuidado como respondemos, especialmente ante el sufrimiento de nuestros hermanos. Sabemos que Dios creó todo bueno y lo entregó al hombre para que lo dominase.

Por eso, el pecado del hombre ha dañado también a la creación. 
Pues sabemos que la creación entera gime hasta el presente, y sufre dolores de parto.
-Romanos 8,22.  En la Salve rezamos: "a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas".   


Las calamidades no son ocasión para condenar sino para salvar.

Si bien es cierto que los desastres naturales son fruto del pecado del hombre, no significa que las víctimas sean mas culpables que otros.

"Llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios.
Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos,
porque han padecido estas cosas? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.
O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables
que los demás hombres que habitaban en Jerusalén? No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis
del mismo modo".  Lucas 13,1-5

Al mismo tiempo que Jesús nos enseña a no condenar a las víctimas, también nos advierte que todos necesitamos conversión "si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo". Creo que podemos concluir que mientras no debemos hacer juicios sobre otros, haremos bien en aprovechar los avisos que Dios nos da para nuestra conversión y la de nuestros hermanos.

Hay datos en torno del huracán Katrina que nos hacen pensar en una purificación:
 

El arzobispo Hugh, de New Orleans dijo después del desastre: "Lo mas importante es no dudar la presencia de Dios y su gracia salvadora y transformadora. Estoy convencido que Dios nos purificará por medio de esto".

Katrina significa "pura" en griego. Llegó a la costa del golfo el 29 de Agosto (trayectoria), fiesta del martirio de Juan Bautista, profeta que predicó la necesidad de conversión ante la venida del Mesías.    El  "French Quarter" (Barrio Francés) de New Orleans, de antaño pintoresco y musical, se convirtió en centro de ocultismo y depravación moral. Los sourvenirs representativos de la ciudad pasaron a ser artículos relacionados con esas cosas.  


El 31 de Agosto iba a comenzar la fiesta anual, denominada por los propios organizadores "Southern Decadence"  (Decadencia del Sur) que duraría todo el fin de semana feriado.  Dirigido por el "orgullo homosexual"su propósito era jactarse en exhibiciones masivas por las calles de toda clase de depravación sexual.   Sus organizadores hacían alarde del apoyo del alcalde y de la gran multitud de participantes que esperaban. Un día antes del comienzo de la fiesta, se rompieron los diques de la ciudad.

En New Orleans, como en las otras ciudades afectadas del golfo, hay muchísimos buenos cristianos, por cierto muchos latinos. Hay grupos de oración y apostolados que sirven al Señor. Muchos allí oran intensamente para que se manifieste la misericordia de Dios y haya conversión en su ciudad. Ellos también fueron víctimas del huracán. El huracán no solo arrasó con casinos sino también con las iglesias. Mientras escribo, no se sabe nada de la mitad de los sacerdotes de la ciudad. Dos sacerdotes que se quedaron para servir a los refugiados en el Superdome están desaparecidos, como también otro que fue al aeropuerto para ayudar a los ancianos y enfermos. ... ...  

El domingo después del desastre la primera lectura, del profeta Ezequiel 33, 7-9, nos enseña la importancia de estar alertas:
"Así dice el Señor: «A ti, hijo de Adán, te he puesto de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches palabra de mi boca, les darás la alarma de mi parte. Si yo digo al malvado: "¡Malvado, eres reo de muerte!", y tú no hablas, poniendo en guardia al malvado para que cambie de conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre; pero si tú pones en guardia al malvado para que cambie de conducta, si no cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero tú has salvado la vida.»


TODOS necesitamos arrepentirnos y ser purificados:
La humanidad se encuentra en grave decadencia moral. Necesita Atalayas que le digan la verdad sobre el pecado, sus consecuencias y el remedio en Cristo. Hemos sacado a Dios de las escuelas, de las cortes y de la vida pública. Con frecuencia también lo hemos sacado de los hogares. Aun gran cantidad de católicos, en todos los países, aceptan anticoncepción, abortofornicación, adulterio, homosexualidad, materialismo... 

Se ha perdido la conciencia de la gravedad de estos males. Vivir cómodamente se ha convertido en la prioridad. Dios nos ha dado capacidad para desarrollar la tecnología pero hemos hecho de ella un dios.  Hemos caído en lo que el Cardenal Ratzinger llamó la "facilonería" de la vida que nos embota la mente con egoísmo y apegos.

Dios no quiere castigarnos. Pero llega el momento cuando es necesaria purificación para evitar que nos perdamos del todo. La purificación nos mueve a reconocer que somos pecadores y necesitamos conversión.   No es el final de la historia sino la preparación para la victoria. Los hombres no pueden crecer en la vida con Dios hasta que son libres de la impureza que los domina.

Dios desea salvar y no condenar. Cuando Dios envía profetas que adviertan sobre castigos es con la esperanza que el pecador se convierta y se salve ateniéndose a su misericordia.. Recordemos que Dios es Padre de todos y desea la salvación de todos. El desea que sus hijos se amen y se ayuden. El se ofende cuando sus hijos acusan y juzgan a sus hermanos.

Vemos el ejemplo de Moises que intercede continuamente por los Israelitas para que no reciban el castigo que merecen.
Abraham intercede ante Dios a favor de Sodoma:  
Abordóle Abraham y dijo: «¿Así que vas a borrar al justo con el malvado? -Génesis 18,23

Dios corrige a Jonás cuando este no acepta la misericordia de Dios para Nínive. Y Yahveh dijo:

      
«Tu tienes lástima de un ricino por el que nada te fatigaste, que no hiciste tú crecer, que en el término de una noche fue y en el término de una noche feneció.  ¿Y no voy a tener lástima yo de Nínive, la gran ciudad, en la que hay más de ciento veinte mil personas que no distinguen su derecha de su izquierda, y una gran cantidad de animales?» -Jonás 4,10-11



Todos debemos tomarnos en serio la purificación:

 Todas las ciudades donde se ha predicado la Palabra de Dios requieren conversión.
Cf. Lc 10,13-15

"¡Ay de ti, Corazin! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que, sentados con sayal y ceniza, se habrían convertido. Por eso, en el Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras. Y tú, Cafarnaúm, ¿hasta el cielo te vas a encumbrar? ¡Hasta el Hades te hundirás"  -Lucas 10,13-15

¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido!  Pues bien, se os va a dejar desierta vuestra casa. -Mateo 23,37-38

No todos los ciudadanos de Jerusalén mataban y apedreaban profetas. Jesús amaba a Jerusalén y por es se lamentaba por ella. Allí Jesús instituyó la Santa Misa y el sacerdocio, allí Jesús muere por todos nosotros y allí resucita victorioso. También allí estaba la Iglesia recién nacida que aportó los primeros mártires. Pero a pesar de todo esto la ciudad no regresó al Señor. La purificación habría de venir en forma de legiones romanas y no quedó piedra sobre piedra.


La Cruz
Dios no nos abandonó en nuestra miseria sino que, haciéndose hombre por amor, sufrió en su carne la cruz. Dios no quita la cruz porque es producto de la libertad de los hombres. Dios respeta nuestra libertad. Pero al abrazarla por amor, la transformó en camino salvación para todos. Sus seguidores deben hacer lo mismo.  Ser cristianos no nos libra de la cruz sino que nos da fuerza y amor para abrazarla.

La gracia se manifiesta por medio de la cruz.  La doctrina católica no acepta la novedosa idea de que Dios nos llevará en el  rapto  antes de la tribulación. No. Mas bien, Cristo, siendo el Hijo de Dios, sufrió y murió en la cruz.  El nos dijo:  

"Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame" -Mateo 16,24. 


La Cruz siempre ha estado y estará en el centro de nuestra fe como camino necesario para llegar al cielo. Todos sufrimos las consecuencias del pecado en la sociedad. Los sufrimientos nos sirven para unirnos a la Cruz de Cristo y crecer en la fe. Rechazarla es rechazar la salvación. Bendita es la cruz que nos purifica y nos libera.


No acomodarnos al mundo
"Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo". -Lucas 21,11. Los desastres naturales no significan que el fin del mundo sea inminente. Cuando será el fin no lo sabemos. Pero si nos recuerdan que el mundo pasará y que nuestra casa definitiva no es la tierra. Somos mortales y, aunque no nos toque vivir el fin del mundo, nuestra vida aquí es corta. Jesús advierte a sus discípulos que estamos en una gran batalla espiritual y no debemos acomodarnos a este mundo que pasa.


Dios manifiesta su misericordia aun en las tragedias.
Cuando el Huracán Katrina llegaba a New Orleáns, hecho un monstruo categoría 5, con vientos de 175 MPH, de repente vino un viento extraño que le desvió y le hizo perder fuerzas. Los meteorólogos se quedaron sorprendidos pues no atinaban a entender como se produjo. Sin la intervención de ese viento misterioso, toda la ciudad pudiese haber quedado en seguida bajo más de 4 metros de agua. Pocos hubiesen sobrevivido.

Chuck Kelley, ministro bautista de New Orleans, ahora sin hogar, discierne la mano de Dios en la situación: "Imagínese que hubiese ocurrido (New Orleans) si hubiese recibido un golpe directo".   "El dique no se  rompió hasta después de la tormenta cuando los vientos se habían calmado y los trabajadores de rescate pudieron salir. Si el dique hubiese cedido durante el huracán incontables miles hubiesen muerto...."  

En las pruebas Dios da la gracia para que comprendamos que nuestra vida está en sus manos y encontremos su verdadero propósito en El. En New Orleans, mientras algunos se aprovecharon para hacer mal, hemos visto también grandes manifestaciones de amor procedentes de diversos sectores.


Oración por misericordia
En el año 1935,  Santa Faustina Kowalska  (a la que Jesús reveló la Devoción a la Misericordia Divina),  recibió una visión de un angel enviado de Dios para castigar a cierta ciudad. Ella comenzó a rezar por misericordia. De repente vio a la Santísima Trinidad y experimentó la gracias de Jesús con ella. Al mismo tiempo comenzó a pedirle a Dios por misericordia con palabras que escuchaba interiormente:

"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como
propiciación de nuestros pecados y de los del mundo entero. Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros
". 
Diario, 475.

Mientras continuaba rezando así, el ángel no pudo implementar el castigo (Diario 474). 

El próximo día mientras entraba en la capilla, otra vez escuchó una voz interior, instruyéndola a rezar la oración que después llamó la "coronilla" . Esta vez se añadieron las palabras "y del mundo entero" (Diario 476).

Desde entonces rezaba esta oración casi constantemente, ofreciéndola en especial por los moribundos. Sta. Faustina comprendió que merecemos castigo pero también que Jesús quiere derramar su misericordia si confiamos en El.

____________

( Horas antes de entrar en la Florida, Katrina era una tormenta tropical. Los expertos nos decían que no había peligro para Miami mas que fuertes lluvias.  Pero justo antes de entrar en la Florida, Katrina se convirtió en huracán y cambió de dirección, hacia el sur, cruzando Miami de norte a sur. Hubieron varios muertos, gran parte de la ciudad se quedó sin electricidad y la devastación de los árboles fue inmensa. Nadie lo esperaba.)

(Una vez mas podemos ver que toda la tecnología del mundo no nos salva. Estamos en las manos de Dios. Sin embargo los hombres desprecian el amor de Dios y las advertencias de María Santísima que nos ha avisado en Fátima y otras apariciones sobre las consecuencias del pecado. ¿Aprendemos? ¿Ponemos nuestra vida en  sus manos?)

Artículo del Padre Jordi Rivero, 5 Septiembre 2005.

Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María 
    Lean a este respecto:

    LA DIVINA MISERICORDIA
     La Divina Misericordia; de Ntro. Señor Jesucristo.
  
  Santa Faustina Kowalska; el Apóstol de la Divina Misericordia.