Inicio > Mis eListas > abbacristica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1330 al 1349 
AsuntoAutor
Un poco de tiempo Alejo Ca
LEVANTATE Y ANDA Alejo Ca
En Buenos Aires - Gerardo
LA INMACULADA CONC GALEONES
"Yo, que tanto les GALEONES
La tacita Alejo Ca
12 de diciembre, a GALEONES
Si crees veras . . Alejo Ca
Rogad para no caer GALEONES
No tengas miedo. . Alejo Ca
Zo Castro Lopez <n Alejo Ca
Feliz Navidad!!!!. Alejo Ca
Una importante... Alejo Ca
Un amor incanzable Alejo Ca
INVITACION Quintin
La Natividad del S GALEONES
Feliz Navidad!!! GALEONES
Saludo Navideño S: Arnau Sa
* Bendice mis mano Alejo Ca
Una necesidad!! Alejo Ca
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Abba_Cristica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1334     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[abbacristica] "Yo, que tanto les quiero..., y ellos de Mí se o lvidan."
Fecha:Viernes, 9 de Diciembre, 2005  15:33:11 (+0100)
Autor:GALEONES <galeones @.......com>

90-12-8

 

 

 

          

                                                                        

                 






"Yo que tanto les quiero, 
que tanto miro por ellos, y
de mí se olvidan
." 

          "Yo, que tanto les quiero, y ellos de mí se olvidan."

    
Mensaje de la Stma. Virgen María, recibido en Talavera de la Reina,
  
      a través de José-Luis Manzano García - el 8 de Diciembre, de 1990. 

El Hermano: La Paz del Señor está con todos vosotros.
PUBLICO: Y con tu Espíritu.

El Hermano: Ave María Purísima.
PUBLICO: Sin pecado concebida.

El Hermano: 
    Y a través del tiempo, hermanos, el mundo y el hombre han ido conociendo mujeres que se entregaron a Dios de corazón puro y limpio, para poder ayudar a Dios y para  la salvación de este mundo. Mujeres que la estirpe humana no podrá olvidar, y tampoco aquéllos que ahora comparten con Dios el premio merecido. 

   Aquéllos que vivieron con aquellas mujeres que enseñaron lo que muy pocos han aprendido.  Así como Eva,  así como María, y tantas mujeres que el hombre ha ido apartando y olvidando. Y también María ha sido olvidada como Madre, como Señora. Pocos son los que la recuerdan.

    Pero Ella se siente orgullosa de formar parte de algunos corazones que la aman, y que no la olvidan.  Ella, elegida entre todas las mujeres para dar al mundo el verdadero hijo de Dios.  Elegida entre todas por su pureza, por ser limpia de alma, y por saber agradar a Dios como mujer, y como exclava y sierva de Dios. 

    Ella, mirada entre la multitud,  y escogida y elegida y señalada así por la mano poderosa de Aquél que todo lo maneja. "¡Tú eres, María! Tú eres la que has de entregar al mundo a mi Hijo."

    "Tú eres la que llorarás por todos ellos. La que sufrirás sus errores. Y la que muchos te recordarán como Madre y como Señora." ¡Esa es vuestra Madre! Hoy es su día, hoy es el día de su Inmaculado Corazón.  Para todos hay un espacio en su corazón. Y Ella, Ella pregunta a sus hijos:

    "¿Y para mí, hay un hueco en vuestro corazón?"

     Ella no rechaza a sus hijos.  Los acoge y los guarda en su corazón como su mayor tesoro. Los guarda en su corazón como la mayor riqueza, y les mira en su corazón como si de niños se tratasen, mira su corazón, ve a sus hijos, les mira con ternura de madre y unas lágrimas corren por sus mejillas.

     ¿Porqué lloras María?  Mira, después responde Ella:  "Yo que tanto les quiero,  que tanto miro por ellos y de mí se olvidan."  Pero una sonrisa envuelve su rostro,  y vuelve a mirar a sus hijos y dice con alegría: 

    "Pronto, pronto llegará el día que lejano no está, en el cual todos los hombres se unan con una misma lengua, con un mismo pais para todos. Y entre todos mirarán mi Corazón Inmaculado, y lo alabarán en Nombre del Dios Todopoderoso". 

    "No está lejano el día en el cual todos los hombres se unan a formar una voz sóla para Mí, que el hombre,  la mujer,  y los niños me mirarán como Madre".  

    "Y aquéllos enviados,  para así liberar al mundo de los espíritus que acechan, me mirarán como su Reina. Solo porque Dios me ha mirado con sus  ojos y ha dicho de Mí: "Tú eres de Mí y para Mí."   

    Y Ella, fiel al Padre, a su esposo en la tierra, José, y a su Esposo en el Cielo, el Espíritu Santo, cumple la palabra y así no se olvida de vosotros. 

    Hay dos madres en el mundo hermanos:  la de la Tierra y la del Cielo.  Y la de la Tierra se ocupa de cuidar vuestro cuerpo y de ayudaros así a caminar por este camino de esta vida, de este mundo. 

     Pero aquélla Madre que está ahí mira vuestra alma, y os quiere ayudar a que sigáis el camino para llegar luego hasta Dios. ¡Esa es vuestra Madre!  Queredla, queredla mucho porque Ella, Ella os quiere a vosotros. Ella dice: 

    
"Se me llena el Corazón de alegría cuando oigo el Nombre de Dios,  y el Mío propio, resonar en sus labios que lo impulsa así el corazón." 
 
    Alabadla y dadla gracias por ser una Madre tan buena, y por no olvidarse de nadie. No como vosotros, solo os acordáis de aquéllos a quienes vosotros os convienen.      

Padre Eterno:   
   Pero y Yo donde estoy, Yo en vuestro interior, pocas veces he oido una oración para Mí. Y muchas veces he oido ofensas para Mí.

La Madre: La Paz del Señor está con vosotros.
PUBLICO: Y con tu Espíritu madre.

La Madre: Ave María Purísima.
PUBLICO: Sin pecado concebida.

La Madre: 
    Hijo mío, hoy es un día señalado,  en el cual este día muchos hombres, mujeres y niños han recordado este día por su contenido.  Todos los días son especiales, pero éste también hijo mío.  Hay muchos hombres, mujeres y niños, que cuando,  a la luz del día se han acordado de Mí. ¡Sí hijo mío, se han acordado de Mí!  

   En cambio otros hombres, otras mujeres, y otros niños, han preferido divertirse hijo mío, y olvidar este día como lo que es.  Aunque ellos se olviden de este día..., de Mí, Yo no me olvido ningún día de ellos. Yo permanezco fiel a mi palabra. Como ya habéis oido: Sois mis hijos:

     "Por mucho que hagáis hijos míos, por mucho que nos ofendáis, seguiréis siendo nuestros hijos, porque nada cambia para Dios". 

    
Y es triste hijo mío, que el hombre no quiera comprender los planes que Dios tiene para este mundo: Para ellos, y para tí, y para tantos como han vuelto. Muchos miran a su alrededor hijos míos,  y solo encuentran maldad por todas partes. 

    Otros miran y pueden ver que más allá de la maldad, al otro lado, hay muchas almas que han vuelto, que están aquí por vosotros, y vienen a ayudaros. 

   Tampoco os olvidéis de ellos, porque ellos serán los que preparen el camino para vosotros. Pero cuidado hijos míos:  La Bestia es astuta y engaña a los hijos de Dios, y les confunde con verdades y mentiras para crear confusión, y para hacer decaer las almas que firmes estaban. ¡Tened mucho cuidado!

   Porque a nosotros no nos podéis engañar hijos míos. No digáis que véis sin haber visto, porque después seréis vosotros los que veáis el error y será tarde.

    El decir: "he visto", sin ver, es engañaros a vosotros mismos, porque a Dios nadie le engaña.  ¡Cuántos planes tiene Dios para este mundo, y el hombre quiere destruirlo! 

      Escrito está:

    «Se matarán como bestias cuando luchan por una misma presa, no mirarán lo que hacen, ni siquiera pensarán que son hermanos en Cristo e hijos de un mismo Dios.  La sangre correrá por las ciudades más importantes del mundo, y entre ellos existirán muchas diferencias.  Pero en medio de toda esa maldad relucirá la Luz del nuevo día, y en medio de esa Luz el Poder Divino, Omnipotente,  que perdurará gracias a la palabra de un príncipe de las almas, de sus descendientes y de aquéllos que han vuelto para vosotros, porque todo, todo lo hace Dios por vosotros.»

    Pedidme hijos míos.
  (No se entiende lo que preguntan.)   

La Madre: Ya lo sabrás hijo mío. Seguid pidiendo hijos míos.

PUBLICO:  ¡Madre!     
La Madre: Díme       
 
PUBLICO:  (No se entiende lo que dicen.)

La Madre: 
    Todo lo que mis hijos..., no solo tú, sino todo lo que mis hijos hacen con amor para Mí.  ¡Todo!, hasta lo más insignificante.  Me agrada cuando se acuerdan de Mí, cuando lloran conmigo. Pero hay tanta falsedad entre ellos. ¡Sí hijo mío! 

   Hoy tengo de nuevo que decir, que ya sí, en nombre de Dios,  se ha descubierto el Tercer Apóstol hijo mío, ya sabéis dónde está y  ya sabéis quién.  Como ves todo está cerca, muy cerca.

    Pero no olvidéis que con ellos han vuelto aquéllos que les acompañaron en el otro tiempo: sus esposas, aquéllos que no les olvidaron.  Y el príncipe de las almas dice: "Solo falta que tú estés, como antes, con nosotros."
(1) 

    Pero Yo estoy contigo hijo mío, y con todos ellos, porque soy vuestra Madre, y vosotros mis hijos. Adiós hijos. 
 
PUBLICO: Adiós Madre.

El Hermano: Adiós hermanos.            
PUBLICO: Adiós Hermano.

Padre Eterno:  Adiós hijos.                 
PUBLICO: Adiós Padre.

El Maestro: Adiós hijos.                      
PUBLICO: Adiós Maestro.

El Hermano: Adiós hermanos.            
PUBLICO: Adiós Hermano.

El Hermano: Que la Paz del Señor Yahvé y la fuerza del Príncipe de las almas, y aquéllos que con él han vuelto, estén con vosotros.

PUBLICO: Y con tu Espíritu Hermano. 

 El Hermano: 
    Hoy también quiero recordar lo que en este año también ocurrió, y también de Aquél, el Angel Luchador
(2), el cual enseñó a rechazar el mal y coger el bien:

    "Me voy"
, dijo, "me he de marchar, pero donde Yo esté, estaré con vosotros, porque sois mis hermanos. Muchos ya no me volveréis a oir, pero otros me veréis ahí junto al Padre."  Y dijo:  "Adiós hermanos."  

    
Esas fueron sus palabras, las cuales muchos no han olvidado, porque él siempre estará aquí junto a vosotros, junto a nuestra Reina y Señora;  y, ¿cómo no?,  junto a tí.  Ave María Purísima.   

PUBLICO: Sin pecado concebida.

El Hermano: Adiós hermanos.             
PUBLICO: Adiós Hermano._ 
 
   
   (1)  En la Tierra están los DOCE Apóstoles de Jesús, ellos preparan la Nueva Venida.
           c.f.   Mt. 17, 10-13; s. Mt. 11, 13-15;  Mc. 9, 10-13
   (2)
El  "Angel Luchador"  es el Arcángel San Miguel. 


     «Y hablando de aquéllos Apóstoles del pasado, vuelvo a repetir lo que en tiempo ya repetí:  Están sobre la tierra, y ahora son los llamados Apóstoles de los Últimos Tiempos.  ... Su labor es la de preparar el Camino, para mi  Segunda  Venida,  que próxima está.»  -Mensaje 30.3.1997  
 

.


     «En la Tierra ya están los doce Apóstoles de Jesús.  ...  Los Apóstoles de Jesús preparan la Nueva Venida. ... Aqéllos que confiaron en mis dichos, en mis consejos... Aquéllos llegarán a la Nueva Jerusalén.»  -Mensaje 16.7.1989

               
c.f.
 Mt 17, 10-13; s. Mt. 11, 13-15;  Mc. 9, 10-13
   


  
 
«Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y con mentira digan contra vosotros todo género de mal, por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque grande será vuestra  recompensa en los Cielos  s.  Mt. 5, 11-12  
 

 


       
 c.f.  
Otros mensajes de Talavera
   
  

  
 -    Extractos de los mensajes más importantes de Talavera -
      
  (Cuadro sinóptico de tan importantes revelaciones.)
 
  

 
  -     Mensajes 1997-2005                

    -     Mensajes 1991-1996      
    -     Mensajes 1990          
    -     Mensajes 1988-1989       
    -     Mensajes 1985-1987
 
 


                                 http://es.geocities.com/aparicionesymensajes2002 
 

  
   
| Home | Las Apariciones | Mensajes | Talavera | Otros de Talavera | Extracto de mensajes | Artículos | Fotografías
    | N. Sra. de Guadalupe  | La Medalla Milagrosa | La Salette | Fátima | Akita | Kibeho | La Asuncion  | El Cielo nos avisa
     | La Divina Misericordia | El Carmen  | Unbe | GarabandalPeñablancaSagrado Corazón | Lourdes | Amsterdam
       |  San Juan Bautista  | Santiago Apostol | San Francisco | San Martin de PorresSan Charbel  | San Juan Bosco