Inicio > Mis eListas > abbacristica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 260 al 279 
AsuntoAutor
ERES PERFECTO Alejo Ca
"COMO ME ENTREGARE joemoral
¿Sabes Como Llamar Alejo Ca
Sueños.... Alejo Ca
Ganándole a Dios Alejo Ca
Como embellecer tu Alejo Ca
No culpes a nadie Alejo Ca
No quiero ver tus Alejo Ca
El cristiano hace joemoral
"LA PARABOLA MODER joemoral
Reflexion Alejo Ca
Maravillate Alejo Ca
...la moralidad no joemoral
LAS MANOS DE JESUS Silvia A
El maletin de Juli Johnny R
Campaña evamgelist Johnny R
Se busca un amigo. Alejo Ca
Una Rosa Alejo Ca
Hay un momento en Alejo Ca
Horario de la Red Johnny R
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Abba_Cristica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 272     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[abbacristica] ...la moralidad no la puede convertir en una persona justa.
Fecha: 6 de Febrero, 2002  09:15:24 (+0100)
Autor:joemorale <joemorale @.....com>

La justicia puede transformar a una persona en un ser moral, pero la moralidad
no la puede convertir en una persona justa.

¡Dios no está en contra de la moralidad! El no reprende a los laodicenses a
causa de su moralidad, en Apocalipsis 3. Los reprende porque en su vida tratan de
sustituir la justicia divina con su moralidad propia.

¡Usted puede no estar en contra de las uvas de plástico! Puede ser que las
encuentre muy atractivas cuando las ve arregladas en un centro de mesa. La fruta
de plástico tiene su lugar, y algunas de las imitaciones que se encuentran en el
mercado son muy atractivas. Pero cuando alguien le pone uvas de plástico a la
ensalada de frutas, sin duda le resultarán desagradables y se sentirá
decepcionado. Nunca podrán reemplazar a la fruta verdadera.

¡Dios no está en contra de la moralidad! Si usted lleva una vida moral se
mantendrá fuera de la cárcel. Su cerebro se mantendrá claro. No perderá su
trabajo fácilmente. Mejorarán tanto su reputación como su posición en la
comunidad. Los que lo rodeen no sufrirán las consecuencias de su conducta
inmoral. Sin lugar a dudas, la moralidad tiene sus ventajas. Pero el reproche que
Dios hace a la iglesia de Laodicea se basa en la premisa de que la moralidad
nunca puede ser un sustituto para la justicia.

“Muchos de los que se llaman cristianos, son meros moralistas humanos”. Nótese
que esta declaración no se refiere a los que sé auto consideran como moralistas.
Más bien describe a quienes se llaman cristianos, pero no lo son.
En la parábola del hombre que no vestía la túnica de bodas (Mateo 22), notamos
el mismo principio. En lugar de asistir a la boda, este hombre podría haber
elegido permanecer en su casa, donde su vestido común no habría despertado ningún
comentario. El rey lo invitó a la boda, pero no lo obligó a asistir. El problema
de este hombre fue que trató de sustituir con su propia ropa el vestido de fiesta
que el rey le había dado, y de todos modos asistir a la boda.

En los días de Cristo la gente había perfeccionado una religión basada
únicamente en la moralidad. El fariseo que oraba de pie en el templo era víctima
de la moralidad como sustituto de la justicia. Estaba haciendo sonar su propio
tambor moral. Le recitó a Dios una lista de las acciones que consideraba que lo
recomendarían para el cielo. Su seguridad radicaba en el hecho de que él no hacía
lo que el publicano había hecho. Era un conductista.
Y nuevamente comprobó que la moralidad no sólo es incapaz de hacer justa a una
persona, sino que realmente le puede impedir acercarse a la justicia genuina.

¡Dios no está en contra de la moralidad! “La educación, la cultura, el ejercicio
de la voluntad, el esfuerzo humano, todos tienen su propia esfera, pero aquí no
tienen poder. Estas cosas pueden producir un cambio exterior en la conducta, pero
no pueden cambiar el corazón’.
No debemos descartar la moralidad, pero necesitamos comprenderla correctamente.
La moralidad es un resultado de la justicia. La moralidad no conduce a la
justicia. Nunca es su causa. El cristiano genuino será indefectiblemente una
persona moral. Mientras procuramos la justicia genuina, nunca debemos temer que
la moralidad quede afuera. Si bien es posible poseer sólo bondad externa, siempre
será imposible poseer solamente bondad interna. Cuando el corazón es
transformado, el resultado inevitable será un cambio de la conducta. La justicia
siempre lo transformará en una persona moral. “Si permanecemos en Cristo, si el
amor de Dios mora en nosotros, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos,
nuestros propósitos, nuestras acciones, estarán en armonía con la voluntad de
Dios expresada en los preceptos de su santa ley”. 

¡Dios no está en contra de la moralidad! Pero nos amonesta en contra de
aceptarla como sustituto de la justicia. En lugar de ello nos invita a aceptar la
justicia de Cristo, que se concede gratuitamente a todo aquel que acude a Dios
por intermedio de él.




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
                        ~~~ OFERTA ESPECIAL ~~~
Discmans, equipos de música y radios digitales, DVDs, equipos MP3, etc.
Y por cada pedido, GANA DOS NOCHES DE HOTEL PARA DOS PERSONAS GRATIS!!!
  No hay truco, ni sorteos. P.ej, compra un discman por 49,05 euros
 y recibe junto con el discman, DOS NOCHES DE HOTEL PARA DOS, GRATIS!!
          Visitanos en http://www.eListas.net/arforce/43/