Inicio > Mis eListas > abbacristica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 881 al 900 
AsuntoAutor
conocido por la ma Alejo Ca
Quiero regalarte! Alejo Ca
Amelia Earhart: V Alejo Ca
EXORTACION Alejo Ca
Que yo no pierda. Alejo Ca
Que No Me Olvide.. alejo ca
Ayer, Hoy....Maña Alejo Ca
A Mi Hijo.... Alejo Ca
TE LLAME A VIVIR.. Alejo Ca
Hola...Saludos des Alejo Ca
La Vida Empieza... Alejo Ca
Somos La Diferenci Alejo Ca
INSTRUCCIONES PARA Alejo Ca
Sigue Adelante.... Alejo Ca
Solo Esto Importa. Alejo Ca
Zo Castro Lopez <n Alejo Ca
Perdonaras........ Alejo Ca
LEVANTANDO EL VUEL Alejo Ca
Buscar Lo Mejor... Alejo Ca
Amo La Vida.... Alejo Ca
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Abba_Cristica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 898     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[abbacristica] LEVANTANDO EL VUELO
Fecha:Jueves, 23 de Septiembre, 2004  08:37:21 (-0700)
Autor:Alejo Castro Lopez <nickloss42 @...........mx>

 

 LEVANTANDO VUELO

Se cuenta acerca de un águila que vivía en un árbol podrido en medio del pantano. Allí, acostumbraba comer los gusanos que vivían en el fango. La pobre águila siempre estaba sucia y maloliente. Sus alas estaban  inutilizadas por el peso de la mugre. Cierto día, un gran ventarrón destruyó su comodidad y seguridad. Aquel árbol podrido se quebró en dos y luego fue tragado por el fango. El águila se percató de que pronto debía hacer algo, de lo contrario, terminaría  pereciendo en el pantano. En un deseo repentino de salvarse, comenzó a mover  desesperadamente sus alas. Poco a poco el barro fue desprendiéndose de sus plumas entumecidas hasta que finalmente logró levantar vuelo. El águila estaba emocionada, hacía tanto tiempo que su cuerpo no recibía el impacto del aire fresco de la tarde. Finalmente, sin darse cuenta, el águila había abandonado el sucio pantano. Cuando echó un vistazo hacia abajo, se encontró con la hermosa sorpresa de un bosque fértil. Esta fábula nos enseña como debemos afrontar las adversidades. Si un día un  ventarrón destruye tu guarida de comodidad y seguridad, no olvides desplegar tus alas para volar. Recuerda, no importa la edad, no importa el pasado, no importa cuan sucio estés o cuan asqueroso sea el pantano en dónde vivas.  Mientras haya vida, nunca es tarde para regresar a Dios. Jesús le dijo al  ladrón arrepentido: "Hoy estarás conmigo en el paraíso." Pregunta: ¿Ya  emprendiste tu vuelo de regreso hacia Dios?

 

Rosa Idalia