Inicio > Mis eListas > abrailovsky > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1 al 20 
AsuntoAutor
Dos - ¿Van a segui Antonio
Sensibilización co Antonio
Tres - ¿Van a seg Antonio
"La Tierra permane Antonio
Buscamos voluntari Antonio
Primera: Una nueva Antonio
Segunda: Una nueva Antonio
¿Irregularidades e Antonio
Defensoría Adjunta Antonio
Uno: LA ECOLOGÍA E Antonio
Dos: LA ECOLOGÍA E Antonio
Brasil y Chaco ya Antonio
Fortalecimiento de Antonio
Río Cuarto y Baril Antonio
Suspendemos la reu Antonio
Paraná también pro Antonio
Sensibilización co Antonio
"No pueden descart Antonio
Ezeiza: una contam Antonio
Ezeiza: una necesa Antonio
 << -- ---- | 20 sig. >>
 
Defensoría Ecológica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Segunda: Una nueva licitación para la basura
Fecha:Miercoles, 2 de Abril, 2003  13:04:43 (-0300)
Autor:Antonio Brailovsky <abrailovsky @..............ar>

 

 

Queridos amigos:
 
En esta entrega ustedes reciben la segunda y última parte del informe de la Lic. Mabel Santoro, en el que analiza los pliegos para la licitación de recolección de residuos propuestos por el Gobierno de la Ciudad, a discutir en la Audiencia Pública del 9 de abril próximo.
 
Un gran abrazo a todos.

Antonio Elio Brailovsky
Defensor del Pueblo Adjunto
de la Ciudad de Buenos Aires

 
Los hornos de la quema de basura, en Nueva Pompeya, 1940
 

LA GESTION INTEGRAL DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES:

El nuevo contrato de concesión del Servicio de Higiene Urbana (Segunda y última parte)

Lic. Mabel B. Santoro

Servicio de limpieza y mantenimiento de espacios verdes:

 

El servicio consiste en la limpieza integral, corte de césped, desmalezado y riego permanente de los Espacios Verdes, detallados en planos respectivos según los Niveles de Servicio exigido.

 

La limpieza Integral consiste en el barrido completo con la frecuencia necesaria para cumplir con el nivel de servicio exigido, retirando hojas, basuras dispersas o embolsadas, papeles, plásticos, escombros, ramas y cualquier otro elemento extraño que atente contra la prolijidad del lugar, incluyendo la totalidad de la superficie del espacio verde como ser todos los espacios con césped, areneros, caniles, senderos, veredas -perimetrales e internas-, cordones, explanadas, solados, ciclovías, etc.. No se incluye en este servicio la limpieza de lagos.

 

La limpieza abarca la recolección y transporte de deposiciones caninas en forma diferenciada del resto de los RSU, su disposición final se hará en un todo de acuerdo a la normativas ambientales vigentes. En el ámbito de los espacios verdes se deberá asegurar la entrega mensual al público de un mínimo de 400.000 bolsitas individuales para las deposiciones caninas, su distribución se efectuará mediante promotores y/o dispensadores, en los horarios y proporción zonal que la Dirección de Espacios Verdes disponga, distribuidas de la siguiente manera:

·        Zona 1 : 100.000 bolsas

·        Zona 2 : 100.000 bolsas

·        Zona 3 : 100.000 bolsas

·        Zona 4 :   50.000 bolsas

·        Zona 5 :   50.000 bolsas

 

Se deberá prever la colocación de cestos específicos para estos tipos de residuos en cada espacio verde, en función de la dimensión del mismo y zona de ubicación.

 

Se deberá considerar el lavado a presión en veredas interiores y perimetrales. Con relación a cercos, rejas, muros, muretes, bancadas y equipamiento público, como así también los monumentos situados dentro de los espacios verdes, el contratista deberá ejecutar la limpieza logrando una superficie libre de grafitis, de pegatinas y de suciedad superficial. A tal efecto, el contratista deberá contemplar las reglas de arte y conservación que correspondieren para cada caso, con la frecuencia y modalidad necesarias, incluyendo en su plan de trabajo la modalidad operativa. No se podrán ejecutar tareas de limpieza en monumentos sin la debida autorización del GCBA de la metodología a aplicar.

 

El contratista deberá prever la limpieza de la red de desagües superficiales del Espacio Verde de manera de garantizar el correcto escurrimiento de las aguas.

 

Con respecto a los areneros y caniles se deberán respetar estrictamente las disposiciones que se especifiquen a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Planeamiento Urbano. Mensualmente el contratista ejecutará los controles y análisis pertinentes a los efectos de determinar la aptitud sanitaria en cada uno de los areneros de la totalidad de los espacios verdes. Estos informes deberán presentarse acompañados de los certificados de análisis correspondientes, debidamente firmados por profesional autorizado y/o por Auditor Externo, dentro de los 3 primeros días correspondientes al mes siguiente en que se efectuaran los controles. 

 

El contratista deberá prever la recolección y transporte de aquellos residuos que resultaren de limpiezas de lagos, desramado y otras tareas ejecutadas por administración o terceros en los espacios verdes.

 

Los fines de semana y días feriados y en aquellas oportunidades que se prevean actos de concurrencia masiva, el contratista deberá instalar contenedores u otros recipientes distribuidos adecuadamente de acuerdo a la necesidad, de manera de garantizar que los RSU que se generen sean dispuestos correctamente. Estos recipientes deberán ser retirados una vez concluidos los eventos o bien antes de la 06:00hs del primer día hábil siguiente.

 

Queda prohibido ejecutar tareas de limpieza por soplado sobre superficies naturales.

 

Se verificará NIVEL DE SERVICIO “A” cuando se constate en 8 días al mes, con una diferencia no menor a 3 días entre inspecciones y en los rangos horarios que se indican:

La carpeta verde no exceda de  5 centímetros de altura.

La cazuela de los árboles y arbustos no cuenten con residuos dispersos o embolsados.

Se detecten no más de 3 bolsas y/o recipientes y/o contenedores con RSU y/o residuos diseminados en una superficie de  5000 metros cuadrados

Los areneros no se encuentren inundados y presenten condiciones de accesibilidad total y de aptitud sanitaria avalada mediante los análisis correspondientes.

Los caniles y areneros libres de residuos dispersos o embolsados.

Los espejos de agua libres de residuos flotantes y limpias en caso de hallarse vacías.

La totalidad de los cestos papeleros indicados en el  plan de trabajo.

Ningún cesto papelero con más del 50% de su capacidad ocupada.

Rangos horarios: 08:00hs-10:00hs de lunes a domingos ( verificación general) , los cestos papeleros también se verificarán entre las 16:00hs-18:00hs.

Se verificará  NIVEL DE SERVICIO “B” cuando se constate en  4 días al mes, con una diferencia no menor a 6 días entre inspecciones y en los rangos horarios que se indican lo mismo exigido en el Nivel de Servicio “A”.

Rangos horarios: 08:00hs-10:00hs de lunes a domingos ( verificación general) , los cestos papeleros también se verificarán entre las 16:00hs-18:00hs.  

Comentarios acerca del pliego

 

1 -  Recolección informal de residuos reciclables Uno de los temas más importantes y controvertidos que este nuevo contrato debe definir, es el relativo a la recolección informal de residuos reciclables. Sin embargo, a pesar de las promesas, en el pliego no se lee nada que implique alguna adecuación del sistema a la realidad que se vive diariamente en la Ciudad, en la que miles de personas sin ningún tipo de protección y trasladándose por la calle con carritos que no cuentan siquiera con señalización; seleccionan y recogen papeles y cartones que venden por unas monedas al finalizar la jornada en el mercado negro que nadie controla.

 

Todo lo que dice el pliego en este sentido es que el GCBA puede implementar planes o programas temporarios o permanentes sobre un diez por ciento como máximo de las zonas adjudicadas por contrato; y que las plantas de acopio y acondicionamiento exigidas a los contratistas para el procesamiento de los residuos reciclables pueden ser operadas en forma conjunta con alguna ONG o cooperativa que tenga dentro de sus objetivos el desarrollo sustentable.

 

De algún modo, se admite y se permite que la recolección informal siga existiendo, al decir en el Art. 6º que “En ningún caso, el CONTRATISTA tendrá derecho a un resarcimiento por modificación en el volumen o peso de las cargas que ingresen a la PLANTA DE selección y acondicionamiento, que resulte de recolección informal efectuada por terceros.”

 

En este sentido, hay una incongruencia en la definición de quién es el propietario de la basura y quién tiene la exclusividad de la explotación del servicio.

 

El Art. 5º del pliego dice que el contratista tendrá la exclusividad para la prestación del servicio público de higiene urbana de la zona adjudicada. Pero en el Art. 6º se lee: “El GCBA conserva la propiedad y facultad de disposición de los RSU cualquiera sea su tipo y procedencia. Los residuos resultantes de la recolección diferenciada que efectuare el CONTRATISTA, en cumplimiento de las instrucciones impartidas por el GCBA  y de acuerdo con lo establecido en este pliego, y/o aquellos que ingresaren a la/s Planta/s de selección y acondicionamiento provenientes de terceros, serán propiedad del CONTRATISTA. El OFERENTE deberá exponer en su estructura de costos conforme lo establecido en el Art. 27 del presente pliego, el valor que le asignará al derecho mencionado en el párrafo precedente...”

 

Con respecto a la propiedad de los residuos, el Art. 6º dice que son del GCBA cualquiera sea su tipo, y más adelante indica que aquellos provenientes de la recolección diferenciada son de propiedad del contratista.

    

Por lo tanto quedan en el aire dos cuestiones que deberían aclararse para no dar lugar a demandas posteriores:

§       ¿Tiene realmente la empresa contratista la exclusividad de la explotación del servicio?

§       ¿A quién pertenecen los residuos de la recolección diferenciada?

  

2 – Area limpia. Se cambia el sistema actual de pago del servicio por tonelada de residuos recogido; por el de área limpia.

 

El control de los niveles de servicio exigidos comprende verificar cosas tales como cantidad de bolsas de residuos que se encuentran en la calle, volumen ocupado en los cestos de basura, cantidad de montículos de restos de verdes y de residuos voluminosos y de obras, volumen de basura hallado en sumideros, toneladas de residuos reciclables revalorizados, estado de los vehículos, equipamiento e infraestructura, etc.

 

Este sistema es muy difícil de controlar ya que el Gobierno de la Ciudad debería contar con muchos inspectores (más de cien, se me ocurre) que diariamente recorran las calles verificando si se cumplen los niveles de servicio exigidos correspondientes a cada cuadra de la ciudad.

 

3 – Auditoría social: Se crea una Auditoría social por medio de Comisiones honorarias formadas por particulares y ONG intermedias que funcionarán en cada CGP y se reunirán quincenalmente, junto con representantes de la empresa contratista y de la DGHU. Esta instancia, que antes no existía, supone un mayor control del servicio por parte de la ciudadanía.

 

Es importante que el Plan de Relaciones con la Comunidad que cada contratista debe cumplir, sea usado para dar a conocer a los usuarios de la existencia de dichas Comisiones, invitándolos a participar activamente.

 

4 - Restos de verdes. En el servicio de recolección de restos de verdes, parece imposible de cumplir los niveles de servicio exigidos en época otoñal.

 

La práctica ilegal de poda de árboles no ha podido ser erradicada y el Plan de Relaciones con la Comunidad que se implementará en el próximo contrato difícilmente pueda ser efectivo en corto tiempo.

 

En este sentido, es atinado lo aportado por el Sr. Luis Buchhalter en la Consulta Pública sobre el pliego del Servicio de Higiene Urbana, convocada por la Secretaría de Medio Ambiente de la ciudad:

 

“Pienso que tal como se plantea en el nuevo pliego, obligar a las empresas recolectoras de residuos a recoger todo tipo de restos verdes sin discriminar si ellos son fruto de poda de jardines particulares, o de trabajos programados de la Dirección General de Espacios Verdes, o de podas ilegales realizadas por terceros sin conocimiento científico, es comprometer la ética de las empresas, convirtiéndolas en partícipes directos de un ilícito que les es ajeno. De esta forma al medio ambiente se le estará extirpando la posibilidad cierta de su mejoría, al no sancionar la violación de leyes ambientales y la destrucción del patrimonio natural y cultural de la Ciudad de Buenos Aires.”[1]

 

5 – Restos de obras y demoliciones. En la definición del servicio de recolección de restos de obras y demoliciones se establece que el contratista deberá proveer contenedores.

 

El pliego no especifica cómo se instrumenta la provisión de contenedores y si es condición obligatoria para el posterior retiro de los residuos.

 

6 - Sumideros. Respecto del servicio de limpieza y desobstrucción de sumideros, surgen dos cuestiones que sería interesante aclarar:

 

a)     Según el pliego, “Los camiones desobstructores afectados a las zonas contratadas, deberán depositar los residuos sólidos y barros provenientes de los trabajos de limpieza de nexos y sumideros en la Estación de Transferencia que corresponda a la zona, previo drenar el líquido donde indique el GCBA.”. 

 

Es importante conocer el plan del GCBA para el drenaje de estos líquidos, teniendo en cuenta que necesitan de tratamiento previo antes de su vuelco.

 

b)     La cantidad de residuos permitida en cada sumidero debería estar en relación con el tamaño del sumidero, dado que los hay de diferentes medidas.

 

De todos modos, sin conocer en detalle el tema, parece un poco alto el volumen permitido: no más de 40 kg. de residuos en cualquier sumidero para el nivel de servicio “A”, y no más de 60 kg. de residuos para el nivel de servicio “B”.

 

7 –  Calidad del servicio. En cuanto a la distribución geográfica de los niveles de servicio, existen notables diferencias. A continuación se ofrece un cuadro con la cantidad de cuadras servidas de cada zona, y el porcentaje que será cubierto por cada nivel  para cada tipo de servicio (barrido, recolección, etc.)

 

PORCENTAJE DE CUADRAS SERVIDAS POR NIVEL DE SERVICIO

 

 

ZONA 1

ZONA 2

 

ZONA 3

ZONA 4

ZONA 6

TOTAL DE CUADRAS

4156

3481

4570

5856

5316

RECOLECCION DOMICILIARIA

 

 

 

 

 

 

NIVEL A

30.07

6.06

-

-

-

NIVEL B

14.51

4.22

-

-

-

NIVEL C

9.29

12.29

10.98

5.07

7.73

NIVEL D

46.13

77.43

89.02

94.93

92.27

RECOLECCION DIFERENCIADA

 

 

 

 

 

 

NIVEL A

100

-

-

-

-

NIVEL B

-

100

100

-

-

NIVEL C

-

-

-

100

100

REC. DE VOLUMINOSOS, RESTOS DE VERDES Y DE OBRAS Y DEMOLICIONES

 

 

 

 

 

NIVEL A

53.87

22.81

10.96

5.07

7.73

NIVEL B

46.13

77.19

89.04

94.93

92.27

BARRIDO Y LIMPIEZA DE CALLES

 

 

 

 

 

 

NIVEL A

28.34

3.73

-

-

-

NIVEL B

10.92

18.73

-

-

-

NIVEL C

8.40

-

15.25

18.61

13.30

NIVEL D

3.54

6.72

84.75

3.50

-

NIVEL E

48.80

70.82

-

77.89

86.70

LIMPIEZA DE ESPACIOS VERDES

 

 

 

 

 

 

NIVEL A

73.39

-

44.70

54.88

30.21

NIVEL B

26.61

100

55.30

45.12

69.79

LIMPIEZA Y DESOBSTRUCCION DE SUMIDEROS

 

 

 

 

 

NIVEL A

3.78

18.56

2.91

7.89

11.77

NIVEL B

96.22

81.44

97.07

92.11

88.22

 

 

 

 

 

 

 

   

Como puede apreciarse, los niveles de limpieza exigidos en la recolección y el barrido son mayores para la zona del centro que para el resto, pero los residentes de dicha zona no pagarán una tarifa diferencial. Esto significa que los de las zonas periféricas subsidiarán con su impuesto la limpieza “de excelencia” de las áreas centrales o privilegiadas. Parece injusto. 

    

En cuanto a la distribución de cuadras por niveles de servicio, consideramos que el ítem sumideros no puede ser equiparado a “cuadra”, dado que no todas las cuadras contienen sumideros, y que éstos varían de tamaño en concordancia con los pluviales a los que están conectados de acuerdo con las necesidades de escurrimiento del agua en las distintas áreas.       

       

De acuerdo con el cuadro, la recolección diferenciada debe realizarse en el 100 % de las cuadras, lo que no concuerda con el texto del pliego, en donde dice que el contrato incluye la recolección diferenciada en  2/3 partes, como mínimo, de las cuadras.

 

Con respecto a la limpieza de espacios verdes, no se explica porqué algunos tendrán el privilegio de lucir más limpios que otros. Por ejemplo, en la zona 6 ¿Por qué el Parque Saavedra (el ovalado) tiene nivel de servicio “A” y el otro parque Saavedra (el que tiene el Museo y está al lado del parque Sarmiento) tiene nivel de servicio “B”, si ambos son igualmente concurridos?

 

8 – Grandes Generadores: Este pliego no incluye la recolección domiciliaria de volúmenes mayores a 1 m3 o 400 kg., por lo que los denominados Grandes Generadores quedarían excluidos del sistema (en el contrato vigente sí están incluidos).

 

Ahora bien, el nuevo contrato ¿Puede dejar sin servicio a los Grandes Generadores de residuos domiciliarios?

Si nos remitimos a la norma vigente sobre higiene urbana, la misma establece que: “La recolección diaria, por puerta, de residuos domiciliarios por parte de la Municipalidad será total en los edificios destinados a viviendas, como también en los de uso comercial, industrial o institucional. El retiro de residuos voluminosos provenientes de viviendas, tales como muebles, artefactos del hogar, troncos, etc., lo serán sin cargo para el usuario.”[2]

Por otra parte, no se ha dispuesto otro sistema de recolección para los grandes generadores, por lo que se ha generado un vacío que necesariamente debe ser subsanado; de lo contrario, lo que probablemente ocurrirá es que seguirán depositando sus residuos en la vía pública y no podrán ser sancionados.

 

Aquí se presenta una cuestión que el Gobierno de la Ciudad deberá armonizar, y es la convivencia de varios sistemas de recolección: la recolección que es objeto de este pliego, la recolección diferenciada informal, la recolección de residuos industriales, la recolección de residuos patogénicos y la recolección de residuos domiciliarios cuyo volumen es mayor a 1 metro cúbico o 400 kg.

 

Un problema evidente que trae aparejado esta situación es que la empresa contratista no será la única que operará en la zona en cuanto a la recolección de residuos, pero será la única responsable de mantener los niveles de servicio exigidos.

 

De acuerdo con el pliego, el contratista deberá operar con la frecuencia que sea necesaria para cumplir con el nivel de servicio requerido, lo que puede implicar más de un recorrido diario con tal de no ser multados por no cumplir con el contrato. Sin embargo, puede ocurrir que el área no esté lo suficientemente limpia no por culpa del contratista -que recogió en su recorrido todo lo que le correspondía- sino porque, por ejemplo:

 

1)     El vecino depositó residuos en la vía pública fuera del horario permitido.

2)     Los recolectores informales manipularon las bolsas dejando desperdicios fuera de lugar.

3)     Los que generan grandes volúmenes domiciliarios los depositaron igualmente en la vía pública.

 

¿Cuánto encarecerá este sistema el servicio de higiene urbana?

 

9 – Recolección diferenciada. Respecto de la recolección diferenciada, se puede decir que no existirá control sobre la separación de los residuos en “reciclables” y “no reciclables”. Sólo se verificará si las toneladas ingresadas y revalorizadas en las plantas de selección y acondicionamiento corresponden con lo exigido en el contrato.

 

Si el contratista recolecta residuos reciclables pero no los deriva a la planta, sino que los une a los residuos domiciliarios comunes y los entrega para su disposición final en el relleno sanitario, esto no será controlado. Y si el vecino no separa sus residuos, no corresponde sanción porque aún no está tipificado como falta en el régimen de faltas.

 

Esta ausencia de control atenta contra uno de los principios rectores de este pliego: el principio de revalorización de los residuos sólidos urbanos.

 

10 – Limpieza y mantenimiento de espacios verdes. En cuanto al servicio de limpieza y mantenimiento de espacios verdes existen ciertas imprecisiones y errores conceptuales que pueden atentar contra el bien que se pretende mantener. 

 

Por ejemplo, la exigencia para el césped de no superar los 5 cm. de altura puede ocasionar serios problemas al suelo, como lo expresa un ciudadano en la Consulta Pública sobre el pliego:

 

     La definición taxativa de no superar los 5 cm de altura del césped no considera circunstancias tales como la imposibilidad de acceder por falta de piso ( lluvias continuas sin condiciones del tiempo que favorezcan el secado del suelo ), o el período de crecimiento de las especies de ciclo otoño – invierno – primavera, con una altura óptima de corte superior a los 5 cm.. El cumplimiento de estas exigencias conlleva la desaparición de especies ornamentales naturalizadas en nuestros parques, tales como el Lollium sp., Agrostis sp. y Bromus sp., entre otras, responsables del verdor de nuestros parques en los meses de otoño e invierno fundamentalmente.

     También establecer una exigencia de no superar los 5 cm de altura alienta a la realización de cortes bajos por parte de los contratistas, con el objeto de disminuir el número de cortes de césped para minimizar sus costos. Este tratamiento promueve la involución de comunidades de césped multiespecíficas a monoespecífico ( Cynodon dactylon ) que deprime el valor ornamental y compromete la biodiversidad y capacidad homeostática del ecosistema suelo-césped. Esta circunstancia conduce a procesos de desertización identificados con la pérdida de cobertura herbácea y la consecuente exposición a procesos erosivos del suelo que incluye la pérdida del horizonte orgánico. Se recuerda que el proceso de formación de 1 cm de suelo lleva 100 años, y que en 1 año de suelo expuesto a erosión puede perderse mucho más de 1 cm.”[3]

11 – Plan de trabajo. Un tema inquietante es el relativo al plan de trabajo que los oferentes (aspirantes a contratistas) deben presentar. De acuerdo con el pliego, dicho plan no será evaluado por la DGHU para seleccionar a los contratistas.

En efecto, “El PLAN DE TRABAJO que los OFERENTES deberán presentar formando parte de la OFERTA, será considerado solo a los efectos de ilustrar a la DGHU de los medios involucrados y del modo de operación del CONTRATO y de ninguna manera será causal de rechazo de la OFERTA, pero sí podrá generarse observaciones, las que no serán vinculantes.”[4]

Tal es así, que ni siquiera serán leídos antes de la adjudicación del contrato:

 

Se comenzará el acto procediendo a la apertura de los Sobres N° 1, en el orden de su recepción. La totalidad de la documentación original integrante de las OFERTAS, será incorporada al expediente, con excepción de  los Planes de Trabajo y de los Sobres N° 2, que serán remitidos en custodia a la Escribanía General del GCBA,  hasta la oportunidad prevista para su apertura o devolución, según el caso, pudiendo ser firmados previamente por los Oferentes que lo deseen.”[5]

 

“El día previsto para la suscripción del CONTRATO, se entregará a la DGHU los sobres de los Planes de Trabajo pertenecientes a los ADJUDICATARIOS que habían sido depositados en la  Escribanía General, labrándose el acta de entrega pertinente y suscripta por la DGHU y el Representante Técnico del  CONTRATISTA.”[6]

 

¿Cómo puede evaluarse el importe que cotiza el oferente si se desconoce el plan en el que se detallan los medios para llevar a cabo los servicios?

 

Este sistema supone el riesgo de que se adjudique por el precio más conveniente, sin saber que dicha cotización está basada, tal vez, en planes de trabajo deficientes o incumplibles.

 

13 – Reciclaje. Por último, nos interesa señalar lo que a nuestro juicio es el punto más discutible del pliego: la viabilidad de la puesta en marcha de las plantas de selección y acondicionamiento de residuos reciclables.

 

El pliego exige que los residuos provenientes de la recolección diferenciada –papel, trapo, plástico, vidrio y metal- se revaloricen en dichas plantas. Precisamente, los niveles de servicio se constatarán, entre otras cosas, por las toneladas mensuales de residuos efectivamente revalorizados.

 

Cada zona deberá contar con una planta a cargo del contratista –quien podrá manejarla conjuntamente con ONGs o cooperativas del rubro-, la que será puesta en marcha a los 180 días de la entrada en vigencia del contrato. Por lo tanto, se instalarían en la ciudad 5 plantas de selección y acondicionamiento.

 

De acuerdo con el pliego, revalorización es “Todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente. Incluye el reciclado, la reutilización y la valorización energética.”[7]

 

El reciclado es “La transformación de los residuos, dentro de un proceso de producción, para su fin inicial o para otros fines, incluido el compostaje y la biometanización, pero no la termodestrucción con recuperación de energía.”[8]

 

Sin embargo, el Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires establece que el reciclamiento de desperdicios y desechos metálicos y no metálicos son actividades no permitidas en la ciudad.[9]

 

Se puede argumentar que el pliego, al definir “Planta de acopio y acondicionamiento” como la “Infraestructura equipada con maquinarias y herramientas necesarias donde se desarrollan tareas de recepción, selección, embalaje, acondicionamiento y acopio de los residuos reciclables”[10], no menciona el reciclado como una de las tareas a desarrollarse en las mismas. Pero como dijimos anteriormente, la función de las plantas es, según el pliego, revalorizar los residuos que ingresen en ella y la revalorización incluye el reciclado.

 

Ahora bien, ¿Qué significa “acondicionamiento”?. Esta palabra no está incluida en el listado de términos del pliego, por lo que permite diferentes acepciones que, en la práctica, pueden corresponder a variadas actividades. La definición clara y correcta de la actividad es condición indispensable para la habilitación de la planta porque, como es sabido, existen algunas actividades que no están permitidas en toda la ciudad,  y otras que se permiten sólo en algunos distritos y bajo determinadas pautas (superficie máxima, lugar para estacionamiento y para carga y descarga, etc.).

 

En este sentido, en el Código no se encuentra el uso o actividad “planta de acopio y acondicionamiento de residuos reciclables”.

 

Por otra parte, si la actividad en cuestión no está considerada en los Cuadros de Usos del Código de Planeamiento Urbano no se puede habilitar el establecimiento hasta tanto sea incluida, y aquí hay que tener en cuenta que la incorporación de usos no consignados en los Cuadros de Usos 5.2.1 debe contar, necesariamente, con la aprobación legislativa correspondiente, previo dictamen favorable del Consejo.[11]

 

Cabe aclarar que la sanción de modificaciones al Código de Planeamiento Urbano –como, por ejemplo, la incorporación de un nuevo uso o actividad- no es tarea sencilla, dado que requiere del procedimiento de doble lectura. Esto implica que, una vez aprobada la modificación por la Legislatura, se debe convocar a Audiencia Pública para que los ciudadanos interesados puedan presentar observaciones y  luego de consideradas las mismas, finalmente la Legislatura resuelve la sanción definitiva.

 

De lo expuesto se deduce que las plantas no podrán instalarse, a no ser que previamente sean incorporadas en el Código de Planeamiento Urbano como actividad permitida en la ciudad. Y aquí será indispensable que se estudie muy bien en qué distritos se permitirá su instalación, dado que cada zona deberá contar con lotes que tengan las características requeridas de acuerdo con lo establecido en el Código, de lo contrario, la actividad podrá estar permitida pero no existirá la posibilidad de instalar las plantas.    

 

Consideramos de gran importancia que se preste atención a este punto, porque la inviabilidad de la puesta en marcha de las plantas de acopio y acondicionamiento quiebra uno de los principios de este pliego: el principio de revalorización de los residuos sólidos urbanos.


[1] Nota Nº 5.142 Consulta Pública

[2] Ordenanza 33.581, Art. 4º.

[3] Consulta Pública sobre el pliego del Servicio de Higiene Urbana. Nota Nº 5.162

[4] Pliego para la Licitación Pública Nacional e Internacional para la prestación del Servicio Público de Higiene Urbana para cinco zonas de la Ciudad de Buenos Aires, Art. 24º.

[5] Ibid., Art. 32º

[6] Ibid., Art. 47º.

[7] Pliego de Bases y Condiciones, Art. 3º: Terminología: Revalorización.

[8] Ibid, Terminología: Reciclado

[9] Ley Nº 449  de Código de Planeamiento Urbano, Sección 5º, Cuadro de Usos 5.2.1, Rubro 37: Reciclamiento.

[10] Pliego de Bases y Condiciones, Art. 3º: Terminología: Planta de acopio y acondicionamiento.

[11]Ley Nº 449, op.cit., Sección 5º, punto 5.2.1.1.


Estamos en Venezuela 842 - 3º Piso, Tel.: 4338-4900, internos 7538; 7544; 7545 y 7547 La página de Internet de esta Defensoría Adjunta es: 

 http://www.ecoportal.net/defensorecologico

 

 Vea también nuestra ECOCOLUMNA en http://www.holistica2000.com.ar Escuche nuestro programa de radio: "Esta, nuestra única Tierra", en FM PATRICIOS, 95,5 MHZ, los miércoles de 15 a 16 horas. Todas nuestras informaciones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libremente sin necesidad de autorización previa.
 
Para darse de alta en nuestra lista y recibir nuestros boletines: abrailovsky-alta@elistas.net
 
Si no desean seguir recibiendo nuestras informaciones, envíe un mail en blanco a abrailovsky-baja@elistas.net
 
El teléfono particular de Antonio Elio Brailovsky es 4957-3465. El celular es: 15-4413-9389. El mail de su domicilio es: brailovsky@infovia.com.ar