Inicio > Mis eListas > abrailovsky > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 359 al 378 
AsuntoAutor
Historia ambienta Antonio
Qué hacer con esa Antonio
Los ritmos de la Antonio
Salud y sustentabi Antonio
Fwd: El patrimonio Antonio
=?UTF-8?Q?Riachuel Antonio
Los ritmos de la n Antonio
=?UTF-8?Q?=2DMemor Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_L Antonio
=?UTF-8?Q?=C2=BFRe Antonio
Fwd: Una experienc Antonio
Fwd: Al MODERADOR Antonio
Nosotros y los rit Antonio
Pedido de nombrami Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_= Antonio
El agua que no vem Antonio
=?UTF-8?Q?XIII_Jor Antonio
=?UTF-8?Q?El_Ambie Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_= Antonio
Los invito a una c Antonio
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Defensoría Ecológica
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 372     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Nosotros y los ritmos de la naturaleza - El invierno -
Fecha:Martes, 20 de Junio, 2017  19:40:25 (-0300)
Autor:Antonio Elio Brailovsky <antoniobrailovsky @.....com>


 
 
Queridos amigos:

Vivimos en una sociedad que ha olvidado nuestra pertenencia a la naturaleza que nos sustenta. Sabemos que se trata de un olvido interesado, impulsado por los mismos que lucran con la destrucci√≥n de nuestro medio natural. Son los mismos que intentan hacernos creer que un cultivo de √¡rboles es lo mismo que un bosque, o que no nos enfermaremos por ingerir plaguicidas depositados en los alimentos.

Por eso mi insistencia en recordar los ritmos de la naturaleza. Porque nuestra supervivencia como especie depende de reconocernos como parte de ella.

Un tema que quiero recordarles hoy es que a√ļn no conocemos los detalles t√©cnicos del acuerdo que firm√≥ YPF con la empresa norteamericana Chevron para explotar el yacimiento Vaca Muerta mediante fractura hidr√¡ulica (fracking). Ese acuerdo fue firmado por el Gobierno anterior y respaldado por el actual. Se sabe que hay una trama oscura de sociedades m√¡s o menos fantasmas en para√≠sos fiscales, que sirven para disimular ganancias y evadir impuestos.

Pero no sabemos qu√© sustancias qu√≠micas van a inyectar en el subsuelo ni qu√© consecuencias ambientales tendr√¡ esa conducta. Todo indica que son lo suficientemente irresponsables como para no saberlo tampoco ellos.

En esta entrega, ustedes reciben:

  • Un texto del escritor h√ļngaro¬†S√¡ndor M√¡rai, de su novela¬†‚ÄúLa hermana‚ÄĚ, donde expresa los sentimientos de paz que invaden al protagonista en un paisaje nevado nocturno.¬†
  • Tambi√©n va un cuento de ciencia-ficci√≥n ecol√≥gica del escritor norteamericano¬†Howard Fast. Su obra m√¡s conocida es la novela¬†‚ÄúEspartaco‚Ä̬†(1950), escrita en la c√¡rcel, y que intent√≥ prohibir el FBI en tiempos del macartismo. Se pudo llevar al cine por el coraje de Kirk Douglas, quien enfrent√≥ la censura. En este cuento, llamado¬†‚ÄúLa Herida‚ÄĚ, Fast hace una met√¡fora de los primeros proyectos de¬†fracking, hechos con la misma irresponsabilidad criminal que los actuales. Pueden bajarlo de aqu√≠:¬†

 https://www.dropbox.com/s/8d9cjeebgvdvm9g/Howard_Fast_-_La_herida.pdf?dl=0

  • El recordatorio de mi libro¬†"Proyectos de Educaci√≥n Ambiental, la utop√≠a en la escuela", y el contacto con el editor para quienes tengan inter√©s en tenerlo.
  • La obra de arte que acompa√Īa esta entrega es la escultura en m√¡rmol¬†‚ÄúEl Viento‚Ä̬†(1932), del mexicano¬†Luis Ortiz Monasterio, que se encuentra en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires.
‚Äč Me parece una buena representaci√≥n de este tiempo del fr√≠o.‚Äč

Quiero saludarlos en el comienzo del invierno. Y desearles un muy feliz a√Īo nuevo a nuestros pueblos originarios.

Un gran abrazo a todos.

Antonio Elio Brailovsky

 
¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Luis Ortiz Monasterio:¬†‚ÄúEl Viento‚ÄĚ
 

Nos quedamos solos y lleg√≥ la Nochebuena. Y fue como si ese imprevisto interludio dolorosamente tr√¡gico hubiera dado un giro a la situaci√≥n: a primeras horas de la tarde ces√≥ la lluvia y empez√≥ a nevar suave y regularmente. El fr√≠o viento del norte barri√≥ las nubes que cubr√≠an las cumbres y a trav√©s de la nevada pudimos ver la luna llena y las estrellas.

Hacia las seis de la tarde sal√≠ a dar un paseo por el bosque. La paz que se extend√≠a tan inesperada y reconciliadora por el l√≥brego mundo, el fresco sabor de la nevada, los altos y oscuros abetos que vistieron su blanco atuendo navide√Īo en cuesti√≥n de minutos, la muda majestuosidad de las cumbres nevadas que se adivinaba entre los copos de nieve, la luz plateada que derramaba la luna sobre el paisaje poco antes empapado y torturado, todo ello, tras los recientes acontecimientos, parec√≠a un precioso obsequio celestial. La nieve fresca rechinaba bajo mis botas y al cabo de unas horas, gracias a la magn√¡nima magia del cielo, el paisaje se convirti√≥ en el decorado de una fabulosa ceremonia de luces y reflejos.

Tras cinco d√≠as de humedad y niebla, tras aquel aire cargado de olor a tabaco y comida, ahora respiraba a pleno pulm√≥n el aroma et√©reo, el noble aliento de los abetos aliviados, de los claros de bosque liberados del ahogo de la niebla, y el aire de monta√Īa hac√≠a palpitar el coraz√≥n y renacer el alma. El cambio parec√≠a obra de un mago que con un solo gesto piadoso hab√≠a puesto fin a toda la miseria terrenal. La nieve ca√≠a en grandes copos, como un manto suave e uniforme, y el paisaje era como una persona aterida que se arrebujaba feliz bajo un reconfortante edred√≥n blanco. Llegu√© a un claro y me detuve; apoyado en mi bast√≥n, contempl√© el valle, donde en algunas casas ya brillaban las tenues luces de la Nochebuena. Entonces me pareci√≥ estar viviendo uno de los grandes momentos de la vida, cuando el alma se ve imbuida por una maravillosa sensaci√≥n de gracia, sin patetismo rimbombante y sin sentimentalismo chill√≥n.

El valle, el oscuro bosque, el blanco claro, todo reluc√≠a a la luz de la luna. Era Nochebuena y, aunque la gente tambi√©n aquella noche segu√≠a mat√¡ndose y la paz no se vislumbraba por ninguna parte, aquel paisaje, aquel claro y aquella cima no sab√≠an nada sobre la desgracia del g√©nero humano.

S√¡ndor M√¡rai: ‚ÄúLa hermana‚ÄĚ, Ediciones Salamandra, Barcelona, 2007.

 

 
Si les interesa, pueden pedir información sobre el libro aquí­:

http://www.noveduc.com/l/proyectos-de-educacion-ambiental-la-utopia-en-la-escuela/1053/9789875384187

 

Todas mis informaciones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libremente sin necesidad de autorización previa. Para darse de alta en esta lista y recibir mis boletines, hacer clic aquí y seguir las instrucciones: http://www.eListas.net/lista/abrailovsky/alta

o simplemente enviarme un correo electrónico a antoniobrailovsky@gmail.com

Mis mensajes anteriores est√¡n en:¬†¬†http://www.elistas.net/lista/abrailovsky/archivo/indice/1¬†¬†
Los cursos que estoy dictando est√¡n en:

http://www.ambienteacademico.com.ar

Si no desean seguir recibiendo mis informaciones, escríbanme a antoniobrailovsky@gmail.com

Mi teléfono particular es: 4957-3465. Los correos electrónicos de mi casa son: antoniobrailovsky@gmail.com   y  eliobrailovsky@gmail.com