Inicio > Mis eListas > abrailovsky > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 361 al 380 
AsuntoAutor
Los ritmos de la Antonio
Salud y sustentabi Antonio
Fwd: El patrimonio Antonio
=?UTF-8?Q?Riachuel Antonio
Los ritmos de la n Antonio
=?UTF-8?Q?=2DMemor Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_L Antonio
=?UTF-8?Q?=C2=BFRe Antonio
Fwd: Una experienc Antonio
Fwd: Al MODERADOR Antonio
Nosotros y los rit Antonio
Pedido de nombrami Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_= Antonio
El agua que no vem Antonio
=?UTF-8?Q?XIII_Jor Antonio
=?UTF-8?Q?El_Ambie Antonio
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_= Antonio
Los invito a una c Antonio
Los ritmos de la n Antonio
La guerra contra e Antonio
 << 20 ant. | 13 sig. >>
 
Defensoría Ecológica
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 366     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Los ritmos de la naturaleza: el verano
Fecha:Miercoles, 21 de Diciembre, 2016  11:48:43 (-0200)
Autor:Antonio Elio Brailovsky <antoniobrailovsky @.....com>

Im√¡genes integradas 1

Queridos amigos:

La lista de agresiones ambientales de los √ļltimos tiempos es interminable. Sin duda la peor es la negligencia criminal de quienes deber√≠an ocuparse del saneamiento de uno de las peores situaciones ambientales del mundo, la contaminaci√≥n del Riachuelo. No se entiende por qu√© siguen en libertad funcionarios y empresarios responsables de da√Īar la salud de miles de personas.

Pero hay otras muchas: las trampas a la Ley de Bosques en C√≥rdoba y a la Ley de Glaciares en San Juan, los loteos en una reserva ecol√≥gica en El Bols√≥n, la falta de prevenci√≥n de incendios forestales, la continuaci√≥n de la construcci√≥n de centrales nucleares, el enorme poder pol√≠tico de las petroleras, que tienen su propio Ministro en Argentina y dentro de unos d√≠as, lo tendr√¡n en Estados Unidos.

Por detr√¡s de todo, la sombra ominosa de un Presidente norteamericano que considera al ambiente como un obst√¡culo para la realizaci√≥n de sus negocios.

Esta impunidad criminal tiene un punto de apoyo en la cultura: millones de personas est√¡n convencidas de que las tecnolog√≠as que desarrollan las grandes empresas pueden solucionar los problemas que ellas mismas generan.

Esta ilusión se vincula con la creciente artificialización del entorno y el distanciamiento del medio natural al que pertenecemos y nos soporta.

Por eso mi insistencia en recordar los ritmos de la naturaleza.

En esta entrega ustedes reciben:

¬∑¬†Un texto del escritor liban√©s contempor√¡neo Amin Maalouf, tomado de su novela ‚ÄúLas escalas de Levante‚ÄĚ, en el que describe los recuerdos infantiles asociados con este momento del a√Īo.

·   El recordatorio de mi obra "La ecología en la Biblia,y en otras creencias religiosas" y el contacto con el editor, para quienes tengan interés en el libro.

¬∑¬† La obra de arte que acompa√Īa esta entrega es: ‚ÄúRemero con sombrero de copa‚ÄĚ, del artista franc√©s Gustave Caillebotte, (1848-1894) pintor y jardinero, una de las figuras menos conocidas y a la vez m√¡s originales del movimiento impresionista.

Quiero saludarlos en el comienzo del verano (y del invierno para los amigos del Hemisferio Norte).

Un gran abrazo a todos.

Antonio Elio Brailovsky

 

 

Im√¡genes integradas 3
Gustave Caillebotte: 'Remero con sombrero de copa', 1878


Las alegrías de mi infancia las hallé fuera, en mis escasas, demasiado escasas, escapadas lejos de la casa familiar.

¬¿Los mejores recuerdos que conservo de aquella √©poca? Tres a√Īos seguidos, durante las vacaciones de verano, fui con mis abuelos maternos a un pueblo de alta monta√Īa, no lejos de aquel

lugar encantador que llamamos all√¡ Canat-Bakich, el Canal de Baco. Cada d√≠a, nada m√¡s despertarnos, mi abuelo y yo sub√≠amos a pie hasta la cumbre, llevando s√≥lo bastones y algo con lo que apaciguar el hambre: fruta y bocadillos.

Despu√©s de dos horas de escalada, lleg√¡bamos a una caba√Īa de cabreros, construida en tiempo de los romanos, seg√ļn dec√≠an, pero que carec√≠a de esplendor antiguo alguno; era s√≥lo un refugio de piedra sin labrar, con una puerta tan baja que hasta yo, a los diez a√Īos, ten√≠a que agacharme para entrar. En el interior, una silla de patas tambaleantes con la rejilla destrozada, y olor a cabra. Pero, para m√≠, era un palacio, un reino. No bien lleg√¡bamos, me instalaba all√≠; mi abuelo se sentaba fuera, en una piedra alta, apoy√¡ndose con las dos manos en el bast√≥n. Me dejaba entregado a mis ensue√Īos.

¬¡Dios m√≠o, qu√© ebriedad! Navegaba entre las nubes, era el amo del mundo, sent√≠a en mi vientre los c√¡lidos j√ļbilos del universo.

Y cuando el verano terminaba y yo volv√≠a a bajar a tierra, mi dicha se quedaba all√¡ en lo alto, en la caba√Īa. Me acostaba cada noche en nuestra amplia casa, bajo los cobertores bordados, rodeado de tapices, de sables cincelados y de aguamaniles otomanos, pero s√≥lo so√Īaba con la choza de los pastores. Por cierto, a√ļn hoy, en la otra vertiente de la vida, cuando vuelvo a ver en sue√Īos el territorio de mi infancia, lo que se me aparece es aquella caba√Īa.

Fui all√≠ tres a√Īos seguidos, a los diez, a los once y a los doce. Despu√©s, el encantamiento se rompi√≥. Mi abuelo tuvo algunos problemas de salud y le desaconsejaron aquellas largas escaladas. A m√≠, sin embargo, me segu√≠a pareciendo vigoroso, con el pelo tan negro y el hirsuto mostacho m√¡s negro todav√≠a, sin la menor hebra de plata. Pero se trataba de un abuelo, y nuestras chiquilladas no le hac√≠an ning√ļn bien. Tuvimos que cambiar nuestro lugar de veraneo. Fuimos a hermosos hoteles con piscinas, casinos y veladas de baile, pero yo hab√≠a perdido mi reino infantil.

 

Amin Maalouf: ‚ÄúLas escalas de Levante‚ÄĚ. Alianza Editorial, Biblioteca Maalouf. 2010








Todas mis informaciones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libremente sin necesidad de autorización previa. Para darse de alta en esta lista y recibir mis boletines, hacer clic aquí y seguir las instrucciones: http://www.eListas.net/lista/abrailovsky/alta

o simplemente enviarme un correo electrónico a antoniobrailovsky@gmail.com

Mis mensajes anteriores est√¡n en:¬†¬†http://www.elistas.net/lista/abrailovsky/archivo/indice/1¬†¬†
Los cursos que estoy dictando est√¡n en:

http://www.ambienteacademico.com.ar

Si no desean seguir recibiendo mis informaciones, escríbanme a antoniobrailovsky@gmail.com

Mi teléfono particular es: 4957-3465. Los correos electrónicos de mi casa son: antoniobrailovsky@gmail.com   yeliobrailovsky@gmail.com


 

 



[Adjunto no mostrado: Brailovsky.bmp (image/bmp) ]