Inicio > Mis eListas > abrailovsky > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 41 al 60 
AsuntoAutor
Hay menos informac Antonio
Charlas para todos Antonio
Uno: ¿qué van a ha Antonio
Dos: ¿Qué van a ha Antonio
¿Cómo defenderá al Antonio
El Dock Sud enferm Antonio
¿Se puede tomar el Antonio
El inverosímil cor Antonio
¿Quince Diputados Antonio
Un joven rodeado d Antonio
Ezeiza: un motivo Antonio
¿Una sentencia que Antonio
Uno: Cinco años co Antonio
Uno: Cinco años co Antonio
Dos: Cinco años co Antonio
Tres: Cinco años c Antonio
Cuatro: Cinco años Antonio
Una alegría que es Antonio
¿Y si aceptáramos Antonio
Un puerto transfor Antonio
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Defensoría Ecológica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 65     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Agua sin residuos peligrosos
Fecha:Viernes, 31 de Octubre, 2003  18:31:12 (-0300)
Autor:Antonio Brailovsky <abrailovsky @..............ar>


 
Queridos amigos:
 
Como ustedes saben, no existe ningún control que impida la contaminación del agua del Río de la Plata, ni hay nadie que actúe para sancionar a los contaminadores. El resultado ha sido un rápido empeoramiento de la calidad del agua del río, que debe ser tratada por instalaciones que no han sido previstas para depurar ese tipo de conmtaminación.
 
Por consiguiente, el agua de la canilla está cada día en peores condiciones.
 
Aquellos que hayan leído mis libros recordarán que en algunos de ellos digo que el Río de la Plata está en el umbral de potabilización y que un poco más de contaminación puede significar que ya no sea posible obtener agua potable de ese recurso natural.
 
Todo indica que ese umbral ya se ha traspasado y que el agua del río ya no se puede potabilizar, al menos por los procedimientos actualmente en uso. Sin embargo, hasta ahora no se ha hecho nada por impedir la presencia de residuos peligrosos en el agua de la canilla.
 
El procedimiento de control es tan deficiente que más parece pensado para disimular el problema que para evaluarlo. Por ejemplo, la empresa concesionaria del servicio de agua corriente sólo tiene la obligación de analizar una vez al mes la presencia de residuos peligrosos en el agua que entrega a la población. Es decir, que durante 353 días al año nadie sabe el contenido de residuos peligrosos que tiene el agua que bebemos. Todo indica que es elevado.
 
Por eso, estoy pidiendo al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que ordene analizar diariamente la calidad del agua que estamos tomando, como lo desarrollo en la nota que les estamos enviando en esta entrega. Los laboratorios existen, e inclusive hay un convenio con la Prefectura Naval Argentina para hacer otras tareas con esos mismos laboratorios. Lo único que falta es estar dispuestos a encontrarse con alguna sorpresa desagradable.
 
Un gran abrazo a todos.
 
Antonio Elio Brailovsky
Defensor del Pueblo Adjunto
de la Ciudad de Buenos Aires    
 
 
 
La sociedad tiene que poder confiar en el agua que le ofrecen (Diego Velázquez:
"El aguador de Sevilla", 1620, óleo sobre tela, Londres, Wellington Museum).
 

 

Buenos Aires, 31 de octubre de 2003.

Sr. Jefe de Gobierno de la

Ciudad de Buenos Aires

Dr. Aníbal Ibarra

S                    /                  D

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud. en mi carácter de Defensor del Pueblo Adjunto de la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la Actuación Nº 8857/03, referente a la contaminación del agua del Río de la Plata y los riesgos que implica la falta de controles del procedimiento de potabilización.

Esta situación se hizo pública a partir de la contaminación del Río de la Plata con fenoles, lo que determinó la interrupción del suministro de agua potable a la ciudad el día 4 de septiembre de 2003. Asimismo, una reciente investigación periodística del diario Clarín reveló que un millón de personas del Gran Buenos Aires recibe agua no potable por la red pública.

Los fenoles son residuos peligrosos.

                                            El problema se origina en que las instalaciones para el tratamiento de agua de bebida para la Ciudad de Buenos Aires utilizan la misma tecnología que en la época de Sarmiento, cuando esas instalaciones se inauguraron. La diferencia es que a fines del siglo XIX y principios del XX sólo teníamos que decantar los barros para asegurar transparencia y añadir cloro para matar bacterias. En esa época no teníamos la impresionante cantidad de residuos industriales peligrosos que hoy se vuelcan en toda la cuenca, incluyendo los arroyos que son jurisdicción de la Ciudad de Buenos Aires.

                                             La publicidad de la empresa concesionaria sugiere avances tecnológicos que en este aspecto son irrelevantes. Si lo único que se hace con el agua cruda es agregarle cloro, no hay diferencias si el cloro lo agrega una computadora o si lo hace un químico de guardapolvo blanco y grandes bigotes, tal como ocurría un siglo atrás.

                                             El proceso de potabilización utilizado por la empresa Aguas Argentinas no permite la eliminación de los fenoles, como así tampoco elimina ninguna de las sustancias  que aparecen con niveles guía de calidad de agua para fuentes de agua de bebida humana con tratamiento convencional, según la Reglamentación de la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos.

                                             Esto significa que el agua que llega al público tiene la misma concentración de sustancias peligrosas que el agua del río que se capta para tratar, con el agravante de que no hay un análisis frecuente de los principales contaminantes. El Contrato de Concesión establece que el concesionario deberá hacer un análisis del contenido de contaminantes del agua del Río de la Plata sólo una vez al mes en el caso de metales pesados, fenoles e hidrocarburos. (Anexo 1 del Contrato de Concesión de la Empresa Aguas Argentinas).

                                        Por otra parte, la liviandad con que el ETOSS autorizó la distribución por la red de agua contaminada con una sustancia que las leyes vigentes califican como residuo peligroso (fenoles) resulta preocupante. El análisis particularizado de este episodio nos permitirá evaluar si el control que realiza el ETOSS es suficiente como para que la Ciudad no realice el suyo.

                                          En el caso particular de los fenoles se trata de una muy amplia familia de sustancias químicas, es decir, que hay muchos fenoles. Sin embargo, los libros de toxicología los tratan de conjunto, lo que sugiere que sus efectos sobre la salud humana son semejantes.

La "Guía de respuesta a emergencias con materiales peligrosos", editada por Gendarmería Nacional Argentina y el Centro de Información Química para Emergencias, Buenos Aires, 2001 dice sobre los fenoles:

·        "Tóxico; la inhalación, ingestión o contacto del material con la piel puede causar lesiones severas o la muerte". 

Sobre cómo actuar con personas contaminadas indica:

·        "En caso de contacto con la sustancia, enjuagar inmediatamente la piel o los ojos con agua corriente por lo meno durante 20 minutos". 

En cuanto al mecanismo fisiológico por el que dañan la salud:

·        Pueden causar la muerte por cianosis, ya que transforman la hemoglobina de la sangre en metahemoglobina. De este modo, este componente esencial de la sangre pierde su capacidad de transportar oxígeno a los tejidos. (Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES):, "Curso de Formación Continuada en Medicina de Urgencias" , textos disponibles en Internet). 

Un libro sobre prevención  de la contaminación dice: 

·        "El fenol es un producto cáustico perjudicial. Puede penetrar en el organismo por vía cutánea, por inhalación y accidentalmente por ingestión. Ejerce a la vez una acción local sobre las mucosas y una acción general sobre el organismo.

Intoxicaciones agudas:

  • Acción sobre la piel y las mucosas. El fenol provoca lesiones locales cuya gravedad es función del tiempo de contacto o de la concentración de las soluciones empleadas. Pueden ir hasta la gangrena fénica.
  • Acción por ingestión. La muerte puede sobrevenir en un lapso de tiempo generalmente bastante corto por síncope respiratorio.

Intoxicaciones crónicas:

·        La absorción de fenol en pequeñas dosis de forma repetida puede provocar trastornos digestivos, irritación de las vías respiratorias y trastornos nerviosos (vértigos). Estos síntomas son conocidos bajo el nombre de "marasma fénico". Pueden estar acompañados de manifestaciones cutáneas (eritemas, eczemas, etc.)" (Villalón, Antonio y Monclús, Antonio: "Contaminación ambiental, causas y valoración", Ed, JIMS, Barcelona, 1974).

                                                Un manual de toxicología de urgencia recomienda buscarlos dentro de las sustancias con las que puedan haberse intoxicado los pacientes: "e) Ensayos Cromáticos: 4) Reacción con Cloruro férrico: para fenoles" ("Toxicología Química y Legal: Guía de Seminarios", Universidad de La Plata). Es decir, que se trata de un intoxicación lo suficientemente frecuente como para aparecer en los manuales de urgencias.

                                            Otra característica que hay que tener en cuenta es que en presencia de cloro (como por ejemplo el agregado durante el proceso de potabilización) los fenoles pueden convertirse en clorofenoles, los cuales poseen niveles de toxicidad aún mayores que los registrados para los fenoles.

                                           Me he extendido en el tema de los fenoles porque se trata de un residuo peligroso que se autorizó a enviar por la red de servicio público, sin advertir a la población de lo que ello implicaba. Si esto se dijo públicamente, sería interesante saber todas las cosas que se callan.

                                        Porque el problema no se agota en los fenoles y sus derivados. Se trata simplemente de un ejemplo de la clase de sustancias tóxicas que pueden encontrarse en el agua de la canilla, sin que se ejerza el control correspondiente, y ni siquiera se informe a la población de su existencia.

¿Hay residuos peligrosos en el agua corriente?

La Ley 24.051 de residuos peligrosos define 135 sustancias tóxicas a las que califica como tales y establece niveles guía para cada una de ellas en el agua de captación para potabilizar. Me refiero a la Ley de Residuos Peligrosos y no al Código Alimentario Argentino, por la ambigüedad del Código Alimentario en lo que hace al agua para bebida. En cambio, la Ley de Residuos Peligrosos establece niveles de diferentes sustancias que no deben encontrarse en el agua del Río de la Plata, ya que las tendríamos en la misma proporción en el agua de la canilla.

Por supuesto que sería deseable que el Gobierno de la Ciudad realizara diariamente el análisis del agua de red para cada uno de esos 135 contaminantes. Hay, sin embargo, algunas prioridades que atender y es el caso de aquellas sustancias que sabemos se están arrojando al Río de la Plata sin que nadie logre evitarlo. Por eso, hemos elaborado un listado de 17 residuos peligrosos, que sabemos se arrojan con frecuencia al Río de la Plata y que el tratamiento de potabilización utilizado no puede eliminar.

Se trata de las sustancias que presentamos en el cuadro siguiente, con los niveles guía establecidos por el decreto reglamentario de la Ley de Residuos Peligrosos. (Anexo II del Decreto 831/92, Reglamentario de la Ley 24051, el cual se transcribe).


Decreto Reglamentario de la Ley 24.051 sobre régimen de desechos peligrosos, Niveles guía de calidad de agua para fuentes de agua de bebida humana con tratamiento convencional

Decreto 831/93 . Anexo II Tabla 1

                 Constituyente peligroso

Nivel guía (microgramos por litro) (ug/l)

1.      BENCENO

 10

2.      CADMIO (Total)

 5

3.      CLOROBENCENO

 100

4.      CROMO (Total)

 50

5.      DICLOROFENOL (2,4-)

 0,3

6.      FENOL

 2

7.     HIDROCARBUROS AROMÁTICOS POLINUCLEARES

 0,03

8.      MERCURIO (Total)

 1

9.      NITRATO

 10.000

10. NITRITO

 50

11. PCB (Total)

 0,00079

12.  PENTACLOROFENOL

 10

13. PLAGUICIDAS TOTALES

 100

14. PLOMO (Total)

 50

15. TALIO (Total)

 18

16.TETRACLOROETILENO (PERCLOROETILENO)

 10

17.  TRIHALOMETANOS

 100

A continuación detallamos los motivos por los cuales hemos seleccionados estos residuos peligrosos:

1.       BENCENO. Respirar benceno puede causar somnolencia, mareo y pérdida del conocimiento; la exposición de larga duración produce alteraciones en la médula de los huesos y puede causar anemia y leucemia.

2.       CADMIO (Total) El cadmio daña los pulmones, puede producir enfermedades a los riñones e irritar el tubo digestivo.

3.       CLOROBENCENO: el hígado, los riñones y el sistema nervioso central son afectados por exposición al clorobenceno. Los efectos de respirar clorobenceno sobre el sistema nervioso incluyen pérdida de la conciencia, temblores, agitación y la muerte. La exposición prolongada ha producido daño al hígado y los riñones.

4.       CROMO (Total): La exposición al cromo ocurre al ingerir alimentos o agua contaminada o al respirar aire contaminado en el trabajo. La exposición a altos niveles de cromo (VI) puede dañar la nariz y puede producir cáncer.

5.       DICLOROFENOL (2,4-). Ya desarrollado al hablar del fenol y sus compuestos.

6.       FENOL. Ya desarrollado al hablar del fenol y sus compuestos.

7.       HIDROCARBUROS AROMÁTICOS POLINUCLEARES: Sospechados como agente del cáncer de pulmón.

8.       MERCURIO (Total). La exposición al mercurio ocurre al respirar aire contaminado, al ingerir agua y alimentos contaminados y a raíz de tratamientos médicos y dentales. Altos niveles de mercurio pueden dañar el cerebro, los riñones y el feto.

9.       NITRATO: Originado en los desechos cloacales. Modifica la capacidad de la hemoglobina de la sangre para transportar oxígeno. Genera cianosis.

10.   NITRITO: También afecta la hemoglobina de la sangre, pero además puede formar compuestos cancerígenos, como las nitrosaminas.

11.   BIFENILOS POLICLORADOS (PCB) (Total). Cancerígeno. Es el refrigerante tóxico de muchos transformadores. Al prohibirse su uso, muchos lo arrojan al río en vez de pagar a un operador por su destrucción.

12.   PENTACLOROFENOL. El pentaclorofenol es una sustancia química manufacturada usada como pesticida de uso restringido. También se usa industrialmente para preservar la madera. Puede producir un aumento de la temperatura corporal, efectos al hígado, daño del sistema inmunitario y efectos sobre la reproducción y el desarrollo.

13.   PLAGUICIDAS TOTALES. Son sustancias de alta toxicidad, ya que se emplean para matar. Sus efectos toxicológicos sobre el organismo humano y su persistencia en el ecosistema son muy variables, dependiendo de las respectivas fórmulas.

14.   PLOMO (Total). Causa el saturnismo, enfermedad que puede desembocar en la locura. Deteriora la capacidad de aprendizaje.

15.   TALIO (Total.) Los estudios de gente que ingirió grandes cantidades de talio durante un período breve han descrito vómitos, diarrea, caída temporal del cabello y efectos en el sistema nervioso, los pulmones, el corazón, el hígado y los riñones. El talio también ha causado la muerte. Los efectos de ingerir bajos niveles de talio por largo tiempo no se conocen.                      

16.  TETRACLOROETILENO (PERCLOROETILENO). Solvente de las tintorerías rápidas. Genera reacciones alérgicas. Puede provocar abortos y cáncer.

17.    TRIHALOMETANOS (como el cloroformo): Pueden provocar abortos, daños en hígado y riñón y cáncer de vejiga.

(Fuente: Agency for Toxic Substances and Disease Registry, U.S.A.)

Hay laboratorios disponibles para hacerlo:

Cada vez que se plantea la necesidad de realizar alguna tarea indispensable para la salud pública se utilizan argumentos anodinos, tales como la falta de recursos o de los equipamientos adecuados.

Por eso quiero destacar la existencia de un convenio del Gobierno de la Ciudad con la Prefectura Naval Argentina, por medio del cual la Prefectura analizará la calidad del agua de los lagos de los espacios verdes de la Ciudad, incluyendo los de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Como ecologista comparto este interés por la salud de garzas y coipos, pero me parece sustancial hacer lo mismo con la salud humana.

¿Qué dice el Código Penal sobre esto?

Por otra parte no estaría mal releer los siguientes artículos del Código Penal de la República Argentina, alguno de los cuales tal vez sean de aplicación en este caso, de confirmarse la presencia en el agua de red de sustancias tóxicas como las que mencionamos.

Capítulo IV.

Delitos contra la salud pública. Envenenar o adulterar aguas potables o alimentos o medicinas.

Art. 200.- Será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años, el que envenenare o adulterare, de un modo peligroso para la salud, aguas potables o sustancias alimenticias o medicinales, destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas. Si el hecho fuere seguido de la muerte de alguna persona, la pena será de diez a veinticinco años de reclusión o prisión.(Nota: texto conforme ley Nº 23.077)

Art. 201.- Las penas del artículo precedente, serán aplicadas al que vendiere, pusiere en venta, entregare o distribuyere medicamentos o mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo.

Art. 202.- Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.

A partir de estos antecedentes que alertan sobre el peligro que significaría para la salud de la población utilizar agua contaminada con residuos peligrosos,  le solicito que Ud. ordene:

1.      Realizar análisis diarios del agua que se distribuye en la Ciudad, tomando las muestras inmediatamente a la salida de la planta potabilizadora, de las sustancias contenidas en el cuadro que presento en esta nota.

2.      Informe públicamente sobre los resultados de cada uno de estos análisis.

Un cordial saludo.

Antonio Elio Brailovsky
Defensor del Pueblo Adjunto
de la Ciudad de Buenos Aires    
 
 
 

Estamos en Venezuela 842 - 3º Piso, Tel.: 4338-4900, internos 7538; 7544; 7545 y 7547 La página de Internet de esta Defensoría Adjunta es: 

 http://www.ecoportal.net/defensorecologico

Todas nuestras informaciones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libremente sin necesidad de autorización previa.
Para darse de alta en nuestra lista y recibir nuestros boletines: abrailovsky-alta@elistas.net
Si no desean seguir recibiendo nuestras informaciones, envíe un mail en blanco a abrailovsky-baja@elistas.net
El teléfono particular de Antonio Elio Brailovsky es 4957-3465. El celular es: 15-4413-9389. El mail de su domicilio es: brailovsky@infovia.com.ar