Inicio > Mis eListas > abrailovsky > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 61 al 80 
AsuntoAutor
Afortunadamente no Antonio
Zlovsky <brailovsk Brailovs
Afortunadamente no Antonio
Agua sin residuos Antonio
Uno: ¿Qué onda tie Brailovs
Dos: ¿Qué onda tie Brailovs
Tres:¿Qué onda tie Brailovs
Hay PCB en el Río Brailovs
Una biblioteca amb Brailovs
Zlovsky <brailovsk Brailovs
¿Una Reserva Ecoló Brailovs
Nos estamos yendo Brailovs
Uno: ¿Quién contro Brailovs
Dos . ¿Quién contr Brailovs
Transporte ilegal Brailovs
Reanudan el monito Brailovs
Los ritmos de la n Brailovs
Proyectos audaces Brailovs
Los explosivos no Brailovs
Ésta, Nuestra Únic Brailovs
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Defensoría Ecológica
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 96     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Respirar este material puede causar la muerte
Fecha:Miercoles, 30 de Junio, 2004  18:01:17 (-0300)
Autor:Brailovsky <brailovsky @...........ar>

 
Queridos amigos:
 
En los próximos días, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires decidirá las normas ambientales y de salubridad laboral que vayan a regir para las tintorerías. No es un tema menor, debido a la proliferación de las tintorerías rápidas, mal llamadas ecológicas.
 
Esas tintorerías usan un quitamanchas extremadamente peligroso, llamado  percloroetileno, sobre el que hemos hablado en muchas oportunidades y que ya fue prohibido en varias jurisdicciones del país. En esta entrega ustedes reciben una copia de la hoja de seguridad del percloroetileno, preparada por uno de sus fabricantes, la empresa Vulcan Chemicals. Allí verán lo que dice sobre los peligros de este producto la misma empresa que lo fabrica y vende, que no puede ser sospechada de exageración.
 
Es una sustancia cuya inhalación puede causar la muerte y que está calificada como cancerígeno por la entidad internacional especializada en cáncer. El listado enfermedades que provoca es lo suficientemente largo como para que no intente resumirlo aquí.
 
Veamos también las precauciones que el fabricante dice que hay que tomar con este producto para evitar graves accidentes. Se trata de información que habitualmente no manejan los empleados de estas tintorerías, a quienes se les oculta el riesgo que corren. No conozco ninguna tintorería del país que cumpla con estos requisitos. Las chicas que nos reciben la ropa en los locales (algunos ubicados en supermercados, cerca de los puestos de venta de comida) no usan guantes de seguridad ni gafas especiales. Ni mucho menos se ponen un respirador autónomo cuando recargan los tanques con este producto.
 
Por el contrario, las han habituado a meter las manos dentro del percloroetileno, a respirarlo en sitios poco ventilados y a disponer sus desechos sin tener en cuenta que se trata de un residuo peligroso. Por eso, cuando se embarazan y abortan creen que se trata de un efecto del destino, ya que no saben que el percloroetileno que tocan y respiran es abortivo.
 
La hoja de seguridad que ustedes reciben tiene la apariencia de un material estrictamente técnico y nosotros vivimos en una sociedad que nos enseña a alejarnos de las cuestiones técnicas para dejárselas a "los que saben". Es precisamente por eso que les pido que la lean. Recordemos que una de las razones de la destrucción de la economía argentina fue que nuestra sociedad les dejó la economía a los que "sabían", sin controlar lo que estaban haciendo con nuestras fuentes de trabajo. Es bueno no repetir el mismo error, y aprender a involucrarnos en cuestiones aparentemente técnicas.
 
Agreguemos que el Estado cuenta con organismos científicos y técnicos que pueden desarrollar las tecnologías necesarias para reemplazar este solvente por uno menos peligroso si hay decisión de pedírselo. Y que los bancos oficiales (en este caso, el Banco de la Ciudad de Buenos Aires) podrían financiar la reconversión tecnológica de las empresas afectadas, si hay voluntad de hacer estos cambios.
 
Quiero destacar un aspecto que no surge de la simple lectura del catálogo de horrores con que Vulcan describe a su producto. El percloroetileno tiene una aparente ventaja sobre los solventes usados en las tintorerías tradicionales, y es que no se prende fuego en caso de incendio (y por eso se lo calificó como "más seguro"). Sin embargo, el fabricante nos advierte que le pasa algo peor que hacer grandes llamaradas: con el fuego se degrada y produce compuestos de alta peligrosidad. Uno de ellos se llama fosgeno. Ése es uno de los motivos de las enormes precauciones que recomienda el fabricante, las que se toman en Europa y los Estados Unidos, pero no en nuestro país.
 
El fosgeno es un gas que provoca una muerte casi instantánea y que fue usado como arma durante la Primera Guerra Mundial. Es el responsable de la mayor parte de las muertes por agentes químicos durante esa guerra. Fue usado por ambos bandos durante la guerra entre Irán e Irak y es el arma con que fueron masacradas las poblaciones civiles de la etnia Kurda. Es una de las principales armas de destrucción masiva que el presidente Busch buscó en los arsenales de Saddam Hussein y, por tanto, uno de los pretextos para la última invasión a Irak. Tal es la sustancia que se genera cuando se acerca el percloroetileno a una llama.
 
En otras palabras, que un incendio en una tintorería puede tener las mismas consecuencias que un ataque con gases durante la Primera Guerra Mundial. Afortunadamente, no tenemos experiencia del incendio de una tintorería rápida y una liberación significativa de fosgeno al ambiente, pero sí tenemos los testimonios de lo que ocurrió en casos semejantes en la Primera Guerra Mundial.
 
Para dar una idea de lo que eso significa, estoy agregando algunos pasajes del libro autobiográfico de André Malraux, "Los nogales del Altenburg". Allí describe los efectos sobre el ecosistema y sobre los seres humanos de un ataque con gases en el frente entre Alemania y Rusia, del que su padre fue testigo. Cuenta que el horror fue tan grande que los soldados rompieron filas y se lanzaron a tratar de salvar a los enemigos sobrevivientes. La descripción de esos hechos me ahorra todo comentario. La diferencia con un eventual incendio en una tintorería o en un depósito de percloroetileno es que la cantidad de fosgeno liberada sería menor y, por tanto, la superficie afectada también sería menor.
 
La pregunta es si vale la pena correr esos riesgos, solamente para limpiar ropa, o si podemos encontrar algunas formas menos peligrosas de hacerlo.
 
Un gran abrazo a todos.
 
Antonio Elio Brailovsky
 

 
 
 
¿Queremos esto para nuestra ciudad?
(Reparación de un cable telefónico durante un ataque con gas fosgeno,
en la Primera Guerra Mundial)

 
UN ATAQUE CON FOSGENO EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
 
  Por André Malraux
 
La forma de las flores estaba casi intacta. Exactamente ­lo que los cadáveres son a los vivos: su mano se retractaba del asco de la vida por la carroña. En el prado liberado ante él a lo largo de más de trescientos metros, los gases no habían dejado un centímetro de vida. Sobre las altas gramíneas caídas en que las ráfagas habían dibujado ramajes de guadaña, el sol brillaba con el lúgubre resplandor que tiene sobre el carbón. Algunas filas de manzanos crecían, descompuestos, y pendientes como los árboles de liquen, sus hojas de color de basural pegadas a las ramas mortecinas. Manzanos tallados por el hombre, matados como hombres: muertos más que los árboles, por ser fértiles...

Bajo ellos, toda la hierba estaba negra, de un negro nunca visto. Negros los árboles que cerraban el horizonte, también ellos viscosos; muertos los bos­ques ante los cuales pasaban corriendo algunas siluetas de soldados alemanes que se intensificaron al ver levantarse a mi padre. Muertas las hierbas, muertas las hojas, muerta la tierra donde se alejaba en el viento al galope acelerado del caballo.

Únicamente permanecían verticales, entre los manzanos, matas de cardos, cuyas bolas, espinas, hojas, se habían puesto del mismo rojizo de flor lista para caer hecha polvo, mientras que sus tallos habían adquirido el blanco repugnante de las piezas anatómicas.

El prado pegajoso extendía en escuadra entre dos muros de bosque sus dos ramas profundas como los caminos de herradura de los parques. Alrededor de él ascendían gordolobos de cirios rojizos como los cardos, pero todas sus hojas achaparradas; sobre uno de ellos, del mismo color que su tallo, un racimo de abejas muertas estaba pegado como los granos de una espiga de maíz.

Una urraca pasó volando lentamente, sus plumas blancas recortadas en sus alas negras; y cayó como un pájaro de trapo.

Mi padre alcanzó por fin la otra orilla del bosque. Ya no se trataba de caminar en el asco, sino de hundirse en él. El bosquecillo de zarzas y espinas dobles estaba segado, viscoso, también, de ese rojizo lívido de animal reventado que se vol­vía negro a los veinte metros. Pero las zarzas ya no se engan­chaban: con la inquietante sensación de haber recuperado su fuerza, mi padre avanzaba sin resistencia a través de una barrera espinosa en delicuescencia bajo sus rodillas, bajo su hombro, bajo su vientre. Únicamente pinchaban aún las largas espinas de las acacias, cuyas ramas no se rompían al pri­mer contacto; sus hojas parecían recién empezar a marchi­tarse, tomadas por un comienzo de otoño.

Sobre su cabeza, las demás hojas, que ya no se diferenciaban entre sí -robles, abedules, alerces, álamos- pendían como ensaladas cocidas, con una araña muerta de tanto en tanto en el centro de su tela donde brillaba como perla un rocío verduzco. La hiedra aglu­tinada colgaba de los troncos supurantes. A cada paso, de los arbustos aplastados subía un olor amargo y dulzón, sin duda el de los gases.

Luego, en el silencio prehistórico, ascendió un aullido, el aullido del extremo sufrimiento, que terminó en un maullido. Y mi padre volvió a escuchar el ruido de una brecha en esos bosques muertos.

Sobre el sendero había capotes rusos lanzados al vuelo, camisas colgadas a las ramas fantásticas como por las deflagraciones, pero ninguna huella de explosión. Y muy cerca, en  un ínfimo claro oculto por una línea de girasoles, una trein­tena de hombres estaban desplomados en una trinchera en T: un puesto avanzado enemigo.

Todos muertos, más o menos desnudos, caídos sobre un saqueo de ropa lacerada, aferrados unos a otros en racimos. Algunos pies salían del hervidero petri­ficado de los muertos, dedos crispados, como puños... Y lo que perturbaba a mi padre más que esos ojos color de plomo, que esas manos retorcidas en el aire vacío era que no hubiera heridas.

Que no hubiera sangre.

Aunque sus manos estuvieran inmóviles, su hombro derecho temblaba. Sus músculos se contraían como si todo su cuerpo hubiera tratado de apelotonarse; sus codos apretaban tan furiosamente sus costillas que apenas respiraba. No era la parálisis ante el peligro, era la conmoción del pánico; sin duda los creyentes llaman presencia del demonio a tal visitación del espanto. El Espíritu del Mal aquí era más fuerte aún que la muerte, tan fuerte que era necesario encontrar a un ruso que no estuviera muerto, cualquiera, cargarlo sobre sus hombros y salvarlo.

 
 (Extraído de la obra: "Los nogales del Altenburg", Buenos Aires, La Salamadra Editora, 1975)
 

Vulcan Chemicals

Grupo comercial de Vulcan Materials Co.

HOJA DE DATOS DE SEGURIDAD DEL MATERIAL

SECCION 1 IDENTIFICACION DEL PRODUCTO QUIMICO Y LA COMPAÑIA

NOMBRE DEL PRODUCTO

Percloroetileno, todos los grados y PerSec®

NOMBRE QUIMICO SINONIMOS

Tetracloroetileno Perc

 FABRICANTE

Vulcan Chemicals, P O Box 385015, Birmingham, AL 35238-5015, Estados Unidos

 SECCION 2 INFORMACION SOBRE COMPOSICION DE LOS INGREDIENTES

* Tetracloroetileno 127-18-4 100

SECCION 3 IDENTIFICACION DE RIESGOS

GENERALIDADES SOBRE EMERGENCIAS

Líquido denso, no inflamable, incoloro y transparente, con olor medianamente dulce.

¡ADVERTENCIA! Es dañino si se inhala. Causa irritación de la piel. Puede causar irritación de los ojos.

PUEDE CAUSAR DAÑO AL HIGADO Y LOS RIÑONES. SOSPECHA DE PELIGRO DE CANCER: PUEDE CAUSAR CANCER

RIESGOS POTENCIALES A LA SALUD

INHALACION

Respirar este material es dañino y, según el nivel y duración de la exposición, puede causar la muerte. Respirar este material  puede causar depresión del sistema nervioso central con síntomas que incluyen náusea, dolor de cabeza, mareos, fatiga, somnolencia o Inconsciencia. Respirar concentraciones excesivamente altas de este material, por ejemplo en un espacio cerrado o haciéndolo intencionalmente, puede tener un efecto sensibilizador directo en el corazón, que puede producir latidos cardíacos irregulares y causar la muerte.

PIEL

Causa irritación grave de la piel con enrojecimiento y sensación de picazón o quemadura y/o hinchazón de ella. Puede causar daño a la piel. El contacto prolongado puede resecar y cuartear la piel o desarrollar sarpullido. Este material puede ser absorbido por la piel pero es poco probable que la absorción sea suficiente para causar los efectos descriptos para la respiración o ingestión de percloroetileno.

OJOS

Puede causar irritación leve de los ojos, con lagrimeo, enrojecimiento o una sensación urticante o de   quemadura. Los efectos pueden agravarse por contacto repetido o prolongado.

INGESTION

Ingerir este material puede ser dañino. El material puede llegar a los pulmones durante la ingestión o el vómito. Pequeñas cantidades en los pulmones pueden causar daño pulmonar, que posiblemente conduzca a la muerte.

SEÑALES Y SINTOMAS DE LA EXPOSICION

Según el nivel y duración de la exposición, otras señales y síntomas posibles por respirar, ingerir y/o ingresar este material a través de la piel pueden incluir: irritación de la nariz, garganta, vías respiratorias y pulmones, con tos, molestias estomacales o intestinales con dolor, náusea, vómitos y/o diarrea, depresión del sistema nervioso central con náusea, dolor  de cabeza, mareos, fatiga, somnolencia o inconsciencia, anestesia, confusión, cambios temporales en el humor y el comportamiento, latidos cardíacos irregulares (que pueden producir la pérdida de conciencia y la muerte) y perturbaciones visuales.

CONDICIONES MEDICAS AGRAVADAS POR LA EXPOSICIÓN

Los desórdenes preexistentes de los siguientes órganos y sistemas que se pueden agravar por exposición a este material incluyen: hígado, riñones, corazón y sistema nervioso.

INTERACCIONES CON OTRAS SUSTANCIAS QUÍMICAS QUE AGRAVAN LA TOXICIDAD

El consumo de bebidas alcohólicas potencia el desarrollo de los efectos tóxicos resultantes de la exposición a este producto.

EFECTOS SIGUIENTES A LA EXPOSICIÓN REPETIDA

Este material puede causar los siguientes efectos: Daño a los pulmones, efectos en el sistema nervioso, daño al  hígado, daño a los riñones y efectos en la piel. Las observaciones en los estudios sobre animales incluyen: efectos en el sistema endócrino, efectos en el sistema inmune y desórdenes en la sangre. La relevancia de estas observaciones para las personas no está clara en este momento.

CARCINOGENICIDAD

El percloroetileno está incluido en las listas de carcinógenos de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) y del Programa Nacional de Toxicología (NTP) de los EE.UU.

SECCION 4 MEDIDAS DE PRIMEROS AUXILIOS

INHALACION

Retire el individuo al aire libre y solicite atención médica inmediata. Si la respiración es dificultosa, suministre oxígeno. Si la respiración se detiene, administre respiración artificial.

PIEL

Lave la piel expuesta con abundante agua y jabón. Quite la ropa y zapatos contaminados. Lave la ropa y limpie cuidadosamente los zapatos antes de volver a usarlos. Si se desarrollan síntomas, solicite atención médica inmediata.

OJOS

Mantenga los párpados separados y enjuague suavemente con agua durante abundante 15 minutos como mínimo. Si la irritación persiste o si hay algún efecto sobre la visión, solicite atención médica.

INGESTIÓN

No induzca el vómito – este material es un peligro en la aspiración. Solicite atención médica. Nunca suministre nada por boca a una persona inconsciente.

NOTAS AL MEDICO

Este material es un peligro en la aspiración. El riesgo de la aspiración debe ser contrapesado contra la posible  toxicidad del material (vea “Ingestión”) al determinar si inducir emesis o efectuar un lavaje gástrico. Este material sensibiliza el corazón a los efectos de las aminas simpaticomimeticas. La epinefrina y otras drogas simpaticomimeticas pueden iniciar arrtmias cardíacas en los individuos expuestos a este material.

SECCION 5 MEDIDAS DE LUCHA CONTRA INCENDIOS

PROPIEDADES INFLAMABLES

PRODUCTOS RIESGOSOS DE LA COMBUSTION

Cloruro de hidrógeno, fosgeno, cloro.

AGENTES EXTINTORES

No inflamable, use un agente apropiado para el fuego que lo circunda.

INSTRUCCIONES PARA LA LUCHA CONTRA INCENDIOS

Aproxímese al fuego a favor del viento para evitar los vapores riesgosos y los productos tóxicos de la descomposición. Use cantidad abundante de agua en forma de niebla o rocío para mantener fríos los recipientes expuestos. Extinga el fuego usando un agente apropiado para el fuego circundante.Los bomberos deben aparatos de respiración de presión positiva, autónomos, y evitar el contacto con la piel.

SECCION 6 MEDIDAS ANTE DERRAMES ACCIDENTALES

Evacue el área, ventile y evite respirar los vapores. Rodee el área con un dique para contener el derrame. Si el  derrame ocurre en interiores, apague los sistemas de calefacción y/o aire acondicionado, para evitar que los vapores contaminen todo el edificio. Limpie toda el área (use equipo protector) secando con trapos/escurridores o con material absorbente y transfiriéndolo a recipientes cerrados para su eliminación. Evite la contaminación de las aguas subterráneas y de superficie. No vierta en las cloacas. Todos los derrames o pérdidas de este material se deben manejar y eliminar de acuerdo con las reglamentaciones locales, estatales y federales.

SECCION 7 MANEJO Y ALMACENAMIENTO

MANEJO

Evite el contacto con los ojos, piel y ropa. Evite respirar los vapores. No lo pruebe o ingiera. No coma, beba o fume en la zona de trabajo. Lávese las manos antes de comer, beber o usar el baño. Toda ropa o calzado contaminado con percloroetileno se debe sacar y lavar de inmediato antes de usarlos nuevamente.

Supervise cuidadosamente el manejo, uso y almacenamiento para evitar derrames y pérdidas. Al manejar este producto, siga los controles de protección establecidos en la Sección 8. No lo use en espacios pobremente ventilados o confinados. No entre en espacios confinados tales como tanques o fosas sin seguir los procedimientos apropiados de entrada.

ALMACENAMIENTO

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO

Almacene en recipientes etiquetados herméticos en un zona fresca, seca y bien ventilada. Mantenga los recipientes cerrados herméticamente mientras no estén en uso. No lo almacene en recipientes abiertos, sin etiquetar o con etiquetas erróneas. No quite o mutile la etiqueta o rótulo. Evite que el agua o la humedad penetren en los tanques o recipientes de almacenamiento.

No vuelva a usar el tambor sin reciclarlo o reacondicionarlo de acuerdo con las leyes federales, estatales, o locales aplicables. No use llama de soldadura o corte, llamas abiertas o arcos eléctricos sobre los recipientes vacíos o llenos.

SECCIÓN 8 CONTROLES DE EXPOSICION, PROTECCIÓN PERSONAL.

CONTROLES DE INGENIERIA

VENTILACION

No lo use en espacios pobremente ventilados o confinados. Abra las puertas y/o ventanas. Use ventilación para mantener los niveles de exposición por debajo de 25 ppm de promedio ponderado en el tiempo (TWA). Se debe vigilar regularmente para determinar los niveles de exposición.

EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL

PROTECCION DE LA VISTA Y LA CARA

Use gafas de seguridad. No use lentes de contacto. Donde sean posibles las salpicaduras, debe usar protección facial, como las antiparras y pantallas faciales para sustancias químicas.

PROTECCION DE LA PIEL

Use guantes resistentes a los solventes, como los de Viton o equivalentes. Donde sean posibles las salpicaduras, debe usar botas, delantales y protección facial.

PROTECCION RESPIRATORIA

Donde la concentración de vapor excede, o es posible que exceda 25 ppm, es aceptable un respirador tipo media máscara para vapores orgánicos aprobado por el Instituto Nacional para la Seguridad y la Salud Ocupacional de los EE.UU. (NIOSH). Para concentraciones de vapor de más de 150 ppm y para derrames y/o emergencias se requiere un aparato respirador autónomo o con línea de aire y máscara facial completa de una pieza aprobada por el NIOSH. Siga cualquier norma o reglamento aplicable al uso de respiradores.

GENERALIDADES

Debe haber disponibles ducha de seguridad y estación para lavado de ojos. Debe seleccionar, usar y  mantener el equipo protector de acuerdo a las normas y reglamentaciones aplicables. Para obtener más información, tome contacto con el fabricante de la ropa o el equipo.

 GUIAS PARA LA EXPOSICION

Vulcan Chemicals recomienda que sus clientes minimicen la exposición de los empleados. Por lo tanto, Vulcan sugiere que sus clientes consideren la adopción del más bajo nivel de exposición permisible (PEL) de la Administración de Seguridad e Higiene en el Trabajo de los EE.UU.

 SECCION 10 ESTABILIDAD Y REACTIBILIDAD

ESTABILIDAD QUIMICA

Estable

CONDICIONES A EVITAR

Evite el contacto con llamas abiertas, arcos eléctricos u otras superficies calientes que pueden causar descomposición térmica.

INCOMPATIBILIDAD CON OTROS MATERIALES

Oxidantes fuertes, bario, litio.

PRODUCTOS RIESGOSOS DE DESCOMPOSICION

Cloruro de hidrógeno, fosgeno, cloro.

POLIMERIZACION RIESGOSA

No ocurrirá

SECCION 11 INFORMACION TOXICOLOGICA

TOXICIDAD AGUDA

INHALACION Se ha informado que, después de varias horas de exposición a 100-200 ppm, causa irritación de los ojos, garganta y nariz, dolor de cabeza, aturdimiento leve y mareos. La exposición a niveles de 1000 ppm o superiores puede causar irritación respiratoria intensa y efectos anestésicos. La exposición a concentraciones altas o la sobrexposición prolongada (500 ppm o mayor) ha causado inconsciencia y muerte. Las muertes generalmente se atribuyen a fibrilación ventricular y a depresión del sistema nervioso central. Se han informado daños al hígado y los riñones en los casos de sobrexposición excesiva accidental al percloroetileno. La sobrexposición al percloroetileno aguda y de corto plazo se ha asociado con cambios en los registros electroencefalográficos.

EFECTOS SIGUIENTES A LA EXPOSICION PROLONGADA O REPETIDA

No se han informado efectos inmunológicos en las personas relacionados específicamente con la exposición al percloroetileno. Un estudio, gravemente limitado por deficiencias técnicas, sugiere una asociación entre la exposición de largo plazo a agua de pozo contaminada con solvente y cambios en los parámetros inmunes e incremento en las infecciones. El agua del pozo también estaba contaminada con otras sustancias químicas además del percloroetileno. La mayor susceptibilidad a las infecciones fue informada en un estudio sobre animales, pero este estudio estaba comprometido por la alta mortandad entre los animales de control. Otros estudios no han mostrado efectos adversos en el sistema inmune de otros animales expuestos al percloroetileno.

Un estudio sobre personas voluntarias asoció la exposición repetida a 100 ppm de percloroetileno con cambios en los registros electroencefalográficos. Algunos estudios han asociado la exposición repetida con cambios en el potencial evocado visual y en la visión de color. Estudios generales en trabajadores de limpieza en seco no han mostrado evidencia de efectos adversos en el sistema nervioso. Varios estudios sugerentes de efectos neurológicos adversos en trabajadores de limpieza en seco estuvieron limitados por el tamaño pequeño del grupo, así como por métodos de medición parciales y subjetivos. En vista de estos defectos, la significación de estas observaciones es cuestionable.

Un estudio sobre animales asoció la exposición al percloroetileno con la latencia incrementada del potencial visual evocado. Los hallazgos en los estudios sobre animales han mostrado alteraciones en la bioquímica de algunos tejidos neurológicos siguientes a la exposición repetida, pero ninguna evidencia de patologías (lesiones cerebrales). La relevancia de estas observaciones para las personas no está clara en este momento.

La exposición al percloroetileno se ha asociado con cambios en los indicadores urinarios y de sueros de la función renal y de la función hepática. Los hallazgos de los estudios sobre animales indican que el hígado y los riñones son órganos objetivo. Se informaron niveles de prolactina elevados en algunas mujeres trabajadoras expuestas al percloroetileno, pero estos niveles estaban dentro de la escala clínica normal. Es poco probable que estas observaciones sean biológicamente relevantes. Se han observado cambios en algunos parámetros de la sangre y evidencia de eritropoyesis reducida en estudios de animales subcrónicos. En un estudio sobre animales siguiente a la sobrexposición prolongada al percloroetileno, en un animal se observaron úlceras en la dilatación del esófago anterior al estómago. En un estudio sobre animales siguiente a la sobrexposición prolongada al percloroetileno, en un animal se observó hiperplasia en la glándula suprarrenal. Otros estudios sobre animales no indicaron evidencias de efectos adversos en la sangre, estómago y glándulas suprarrenales.

CARCINOGENICIDAD

En varios estudios epidemiológicos de trabajadores de la industria de la limpieza en seco y otros trabajadores potencialmente expuestos a sustancias químicas, incluso el percloroetileno, se ha observado un incremento en la incidencia de algunas formas de cáncer. Fumar, consumir alcohol, hacer dieta y otros factores son conocidos por incrementar el riesgo de cáncer y pueden haber sido factores que confunden en estos estudios. Estos estudios también fueron limitados por la falta de mediciones de la exposición u otros indicadores válidos de exposición potencial al percloroetileno y la exposición potencial a otras sustancias químicas. La evidencia epidemiológica actual no apoya la conclusión de que la exposición ocupacional al percloroetileno es un factor de riesgo para el cáncer en un sitio específico.

Los estudios sobre animales han mostrado incrementos de cáncer de hígado en ratones y cáncer renal y leucemia celular mononuclear en ratas. La relevancia de estas observaciones en las personas no está clara en este momento.

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) concluyó que hay evidencia de carcinogenicidad suficiente en los animales experimentales y evidencia de carcinogenicidad limitada en las personas (Grupo 2A: Sustancia probablemente carcinógena para las personas). El Programa Nacional de Toxicología (NTP) de los EE.UU. ha clasificado al percloroetileno como sustancia que razonablemente se puede considerar como carcinógena. La Conferencia Norteamericana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH) clasifica al percloroetileno en la Categoría A3 – Carcinógeno animal confirmado con relevancia desconocida para las personas.

TOXICIDAD REPRODUCTIVA

Un estudio informó un ligero incremento en los abortos de las operadoras de equipos de limpieza en seco pero los autores del estudio concluyeron que el incremento de los abortos no se puede atribuir específicamente a la exposición al percloroetileno. La exposición ocupacional al percloroetileno ha sido asociada con la mayor demora de las mujeres en quedar embarazadas y con los desórdenes menstruales. Estos estudios estuvieron limitados por otros factores de riesgo potencial y por el tamaño pequeño de la muestra. Otros estudios han encontrado una asociación entre los abortos y la exposición al percloroetileno. Un estudio sugirió que puede demorar ligeramente que las esposas de los trabajadores de lavanderías y limpieza en seco queden embarazadas. El tamaño de la muestra para este estudio fue muy pequeño y la mayoría de los trabajadores no estuvieron expuestos al percloroetileno.

Los estudios en animales no mostraron evidencia de efectos adversos en los parámetros reproductivos siguientes a la exposición repetida al percloroetileno con niveles de hasta 300 ppm.

INFORMACION PARA TRANSPORTE

ETIQUETA REQUERIDA

VENENO, Clase 6

REGLAMENTACIONES INTERNACIONALES

CANADA

CLASIFICACION DEL SISTEMA DE INFORMACION DE MATERIALES RIESGOSOS EN LOS LUGARES DE TRABAJO (WHMIS)

Clasificaciones WHMIS aplicables a estos productos:

D-1B (material tóxico) basado en la asignación a la Clase TDG 6.1, PG III

D-2A (material muy tóxico) basado en la clasificación de carcinógeno 2A por la IARC

REGLAMENTACIONES DE LOS ESTADOS

PROPOSICION 65 DE CALIFORNIA

El estado de California ha listado al percloroetileno, bajo la Proposición 65, como un material químico conocido por el estado como causante de cáncer.


Todas nuestras informaciones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libremente sin necesidad de autorización previa. Para darse de alta en nuestra lista y recibir nuestros boletines:
abrailovsky-alta@elistas.net

Si no desean seguir recibiendo nuestras informaciones, no me escriban a mí sino que envíen un mail en blanco a abrailovsky-baja@elistas.net

Mi teléfono particular es: 4957-3465.  El celular es: 154-413-9389. El correo electrónico de mi casa es: brailovsky@infovia.com.ar