Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1 al 30 
AsuntoAutor
Análisis y Balance Andalucí
El imperialismo es Andalucí
Detenciones de Gar Andalucí
Atentados de ETA e Andalucí
Cuentas en IU, cue Andalucí
CUT-BAI en el deba Andalucí
Noticias IU: Gordi Andalucí
Dakar 2000 - Infor Andalucí
Información: Resul Andalucí
Palestina en el co Andalucí
Intifada. Israel, Andalucí
IU, Resaca del día Andalucí
Acciones antiguerr Andalucí
Manifestación dere Andalucí
Novedades IU - Acc Andalucí
Palestina: Articul Andalucí
IU: Hablan los Can Andalucí
Llamazares descoca Andalucí
Sharm - El - Sheik Andalucí
Congreso Partido A Andalucí
Declaraciones. Cor Andalucí
Noticias Varias IU Andalucí
Entrevistas Frutos Andalucí
Equipo político de Andalucí
Crónicas de la Man Andalucí
Datos Asamblea Fed Andalucí
PNV y EH y la emig Andalucí
¿Quien paga los im Andalucí
* Beneficios netos Andalucí
Nuevos proyectos d Andalucí
 << -- ---- | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 11     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] Palestina en el corazón. Enlaces y Textos.
Fecha:Miercoles, 15 de Noviembre, 2000  03:54:13 (+0100)
Autor:Andalucía Libre <andalucialibre @.......es>

Andalucía Libre
Independencia   República   Socialismo

16 de Octubre de 2000

En este correo:
1. Enlaces para seguir la situación palestina.
2. Textos
a. Llamamiento de las mujeres.
b. Texto de Edward W. Said
c. Carta al CSCA de Riham Barghouti, director de Relaciones Internacionales de la Universidad palestina de Birzeit, sobre Ramala.
--oOo--
Enlaces
 
* Centro Alternativo de Información: http://aic.netgate.net/ (Inglés)
* September 2000 Clashes Information Center: http://www.addameer.org/september2000/index.html (Ingles)
* Palestina: http://www.nodo50.org/palestina/home.htm (Castellano)
 
Textos Recibidos
 
LLAMAMIENTO URGENTE DE LAS COMPAÑERAS ISRAELÍES Y PALESTINAS
Sun, 15 Oct 2000 22:52:45 –0000
Desde la Coordinación de Mujeres en Red, os difundimos esta carta recibida del movimiento de Mujeres de Negro en Israel
Saludos
Montserrat Boix
Mujeres en Red
    Les escribo esta carta desde Israel en estos días en los que parece que la locura se esta  apoderando de todos y de todo. Ayer por la tarde fue atacado el barrio oriental de la ciudad de Nazareth (árabe) por personas pertenecientes a la ciudad de Nazareth Elit (Nazareth Alta, la ciudad judía), todo esto en el dia de Iom Kippur, el dia mas sagrado en la religion judía, entraron rompiendo vidrios, quemando, tirando piedras, disparando a casas y negocios árabes. Gritaron:" Muerte a los árabes". La policia entró muy tarde y en todo caso no hizo lo suficiente o no hizo nada para pararlos.
    El saldo fué de 2 muertos árabes y un numero que no lo tengo claro de herido graves, al parecer en manos de los manifestantes judíos. Algo muy parecido ocurrió en otras ciudades dentro de Israel como: Hedera, Iafa, Tiberiades, Acre, etc.

    En los territorios ocupados (Jerusalen incluido) la situacion es todavía peor, los colonos queman olivos, entran en las aldeas palestinas disparan a la gente y arrasan con todo lo que pueden.  El ejercito hace lo mismo o peor
    Sabemos que han entrado con tanques a algunas ciudades palestinas. Ya no se sabe cuantos muertos y heridos hay, la última cifra ascendía al centenar. No tenemos posibildad de recibir informaciones exactas de lo que está ocurriendo en los territorios ocupados y en los pueblos palestinos dentro de Israel porque hoy por ser Iom Kippur no hay medios de comunicación ni se pude viajar por las carreteras.
    La situacion empeora por momentos, hoy se realizaran son los entierros en Nazareth de  dos dos hombres árabes asesinados anoche, esperemos que la policia no los ataque.
    Desde ayer, día y noche todas nosotras estamos movilizadas haciendo llamadas telefonicas a nuestras compañeras palestinas dentro de Israel y en los territorios ocupados, a politicos y a intelectuales exigiéndoles que hagan escuchar su voz. Hoy todas las mujeres estan en las calles en diferentes manifestaciones y marchas que denuncian los progroms y llamando a parar esta locura.
Esta noche habrá manifestaciones en Tel Aviv y en Jerusalem.

Queridas compañeras, les rogamos:

  1. Difundir esta carta.
  2. Tratar de actuar para intentar influenciar a la opinión pública mundial y así presionar al gobierno israeli  para que cese esta brutal represión en contra de palestinos en los territorios ocupados.
  3.  Apelar al gobierno israelí a protejar a los ciudadanos arabes de Israel que estan siendo atacados por grupos civiles judios y por la policia. Nos despedimos de ustedes vuestras amigas arabes y judias israelies,

Mujeres de Negro y Bat – Shalom  

Se puede tomar contacto con nosotras en los correos electronicos:
De Bat Shalom: batshalo@netvision.net.il 
De Lily Traubmann: lylytr@megiddo.co.il
 
---------
 
La muerte de Oslo

EDWARD W. SAID

Tergiversado y desesperanzadamente viciado desde el comienzo, el proceso de paz de Oslo ha entrado en su fase terminal; una fase de violento enfrentamiento, represión israelí desproporcionadamente masiva, rebelión palestina generalizada y gran pérdida de vidas humanas, en su mayoría palestinas.

La visita que Ariel Sharon hizo el 28 de agosto a Haram al Sharif no podría haber tenido lugar sin el permiso de Ehud Barak, ¿cómo si no podría el panzudo ex criminal de guerra haber aparecido allí con mil soldados protegiéndolo? Tras dicha visita, la popularidad de Barak aumentó del 20% al 50%, y el terreno parece abonado para la instauración de un Gobierno de unidad nacional dispuesto a ser todavía más violento y represor.

Sin embargo, desde el comienzo del proceso de paz, en 1993, se podía presagiar lo que ahora pasa, como señalé en EL PAÍS en su momento. Ni los líderes laboristas ni los del Likud se molestaron en ocultar el hecho de que Oslo estaba pensado para dividir a los palestinos en enclaves no contiguos, rodeados de fronteras controladas por los israelíes, con asentamientos y carreteras entre asentamientos salpicando, y fundamentalmente violando, la integridad de los territorios, con la prosecución inexorable de expropiaciones y demoliciones de casas durante los gobiernos de Rabin, Peres, Netanayahu y Barak, la expansión y multiplicación de los asentamientos (200.000 judíos israelíes añadidos a Jerusalén, 200.000 más en Gaza y en Cisjordania), la continuación de la ocupación militar y la obstaculización, el retraso y la cancelación de cada diminuto paso hacia la soberanía palestina -incluidos los acuerdos de retirada en fases minúsculas y acordadas- a voluntad de Israel. Era un método política y estratégicamente absurdo, e incluso suicida. La Jerusalén Este ocupada fue declarada fuera de las fronteras palestinas mediante una belicosa campaña israelí en la que se proclamó a la incurablemente dividida ciudad "capital eterna e indivisa" de Israel. A los cuatro millones de refugiados palestinos -la población refugiada más amplia y la que lleva más tiempo en esa situación hoy en el mundo- se les dijo que podían olvidarse de cualquier idea de retorno o compensación.

Yasir Arafat, con su régimen corrupto y estúpidamente represivo apoyado por el Mossad israelí y la CIA, siguió confiando en la mediación estadounidense, a pesar de que el equipo de paz norteamericano estaba dominado por antiguos funcionarios del lobby israelí y por un presidente cuyas ideas sobre Oriente Próximo eran las de un cristiano sionista fundamentalista sin ningún conocimiento o comprensión del mundo árabe-islámico. Los dóciles, aunque aislados e impopulares, jefes árabes (especialmente el presidente egipcio, Mubarak) se vieron humillantemente obligados a acatar la línea estadounidense, disminuyendo así aún más su erosionada credibilidad nacional. Siempre se antepusieron las prioridades de Israel, como su infinita inseguridad, y sus ridículas exigencias. Nunca se intentó abordar la injusticia esencial cometida contra los palestinos al desposeerlos como pueblo en 1948.

En el proceso de paz subyacían dos supuestos israelíes y norteamericanos inalterables, ambos derivados de una abrumadora falta de comprensión de la realidad. El primero era que, castigando y golpeando lo suficiente a los palestinos a lo largo de los años, éstos acabarían por rendirse, aceptarían los transigentes compromisos, que Arafat en efecto aceptó, y darían por terminada la causa palestina, excusando después a Israel de todo lo que había hecho. Así, por ejemplo, el "proceso de paz" no prestó atención a las inmensas pérdidas palestinas de tierras y bienes, a la relación entre la pasada dislocación y la presente falta de Estado, y sin embargo, y a pesar de ser una potencia nuclear con un formidable ejército, Israel continuó afirmándose en su condición de víctima y exigiendo compensaciones por el antisemitismo genocida en Europa. A pesar de que es una incongruencia, todavía no se ha reconocido oficialmente la responsabilidad de Israel (ahora ampliamente documentada) en la tragedia de 1948, aunque Estados Unidos haya ido a la guerra en Irak y Kosovo en defensa de otros refugiados. Pero no se puede obligar a las personas a olvidar, especialmente cuando todos los árabes consideran que la realidad diaria reproducía al infinito la injusticia original.

Segundo, tras siete años de empeoramiento constante de las condiciones económicas y sociales de los palestinos de todas partes, los políticos israelíes y estadounidenses han seguido (estúpidamente, en mi opinión) anunciando a bombo y platillo su éxito, excluyendo a Naciones Unidas y a otras partes interesadas, doblegando a su voluntad a los medios de comunicación vergonzosamente partidistas y distorsionando la realidad para convertirla en efímeras victorias para la paz .

Con todo el mundo árabe poniendo el grito en el cielo por el uso israelí de helicópteros armados y de artillería pesada para demoler edificios civiles palestinos, con casi 100 muertos y cerca de 2.000 heridos, incluidos muchos niños, y con los árabes israelíes sublevándose contra el trato que reciben como ciudadanos no judíos de tercera clase, el desequilibrado y sesgado statu quo se está viniendo abajo. Aislado en el seno de las Naciones Unidas y despreciado en todo el mundo árabe por defender incondicionalmente a Israel, Estados Unidos y su presidente, cuyo mandato toca a su fin, poco tienen ya que aportar. Como tampoco lo tienen los líderes árabes e israelíes, a pesar de que es probable que logren remendar un nuevo acuerdo provisional. Lo más chocante ha sido el silencio total de los partidarios de la paz sionistas de Estados Unidos, Europa e Israel. La matanza de jóvenes palestinos continúa, y esos supuestos amantes de la paz, o respaldan la brutalidad israelí o expresan su decepción por la ingratitud palestina. Lo peor son los medios de comunicación estadounidenses, completamente acobardados por el lobby israelí, cuyos analistas y presentadores difunden noticias distorsionadas que hablan de " fuego cruzado" y "violencia palestina" y no mencionan que Israel es quien mantiene la ocupación militar, y que los palestinos están luchando contra ella, no "sitiando a Israel", como afirmó la terrible Albright. Mientras Estados Unidos celebra la victoria del pueblo serbio contra Milosevic, Clinton y sus secuaces se niegan a ver en la insurrección palestina el mismo tipo de lucha contra la injusticia.

Mi impresión es que parte de la nueva Intifada palestina está dirigida contra Arafat, que ha llevado por mal camino a su pueblo con promesas falsas y mantenido a toda una serie de líderes corruptos que conservan sus monopolios comerciales mientras negocian de manera incompetente y débil en su nombre. Arafat gasta el 60% del presupuesto público en burocracia y seguridad y sólo el 2% en infraestructura. Hace tres años, sus propios contables admitieron la desaparición anual de 400 millones de dólares. Sus mecenas internacionales lo aceptaron en nombre del "proceso de paz", la expresión más odiada hoy en el léxico palestino.

Entre los palestinos de Israel, Cisjordania, Gaza y la diáspora está emergiendo lentamente un liderazgo y un plan de paz alternativos. Nada de volver al marco de Oslo; ningún compromiso sobre las resoluciones de Naciones Unidas originales (242, 338 y 194) que establecieron el marco de la Conferencia de Madrid de 1991; eliminación de todos los asentamientos y carreteras militares; evacuación de todos los territorios anexionados u ocupados en 1967; boicot a los bienes y servicios israelíes. Puede estar surgiendo la sensación de que lo único que funcionará es un movimiento masivo contra el apartheid israelí (similar al surafricano). Es una auténtica estupidez que Barak y Albright consideren a Arafat responsable de algo que ya no puede controlar. Los partidarios de Israel harían bien en lugar de despreciar el nuevo marco que se está proponiendo recordar que la cuestión de Palestina concierne a todo un pueblo, no a un líder envejecido y desacreditado. Además, la paz entre Palestina e Israel sólo se puede hacer entre iguales una vez que se haya puesto fin a la ocupación militar. Ningún palestino, ni siquiera Arafat, puede aceptar menos.


Edward W. Said es ensayista palestino, profesor de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.
 
--------
 
Del CSCA:
Carta desde Palestina sobre los sucesos de Ramala
Dado el interés informativo que contiene, reproducimos -traducida del inglés- la carta que amablemente ha remitido al Comité de Solidaridad con la Causa Árabe el Director de Relaciones Internacionales de la Universidad Palestina de Birzeit, Riham Barghouti. En ella se aporta información y consideraciones relacionadas con los últimos hechos que han tenido lugar en Ramala, en Gaza y en los Territorios Ocupados por Israel; información y consideraciones que, como es habitual, han sido escamoteadas en la prensa occidental. 
 
"Estimados amigos del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe:

Gracias por vuestra solidaridad y apoyo en estos momentos tan difíciles. Los bombardeos el pasado jueves 12 de diferentes edificios de Ramala han causado demasiada amargura y temor entre nuestra gente. Las desvirtuadas versiones que la prensa israelí y norteamericana han vertido sobre lo ocurrido han contribuido asimismo a exasperar a nuestro pueblo.
El ejército israelí ha alcanzado su objetivo al fabricar la mentira de que los dos soldados israelíes capturados y asesinados en Ramala se habían extraviado en las calles de la ciudad acabando finalmente en uno de los puntos fronterizos. Los medios de comunicación internacionales han dado crédito a esta falsedad y la han expandido.
Hay demasiados testigos que han confirmado que los dos soldados habían sido vistos previamente en el muro de la Escuela Francesa situada en el centro de la ciudad, lugar donde su coche fue quemado. Resulta prácticamente imposible que dos soldados israelíes puedan perderse en el corazón de Ramala. Ambos pertenecían a la unidad Musta’raben, la Unidad de Operaciones Especiales del ejército israelí cuyos soldados son conocidos por utilizar vestimenta típicamente árabe y por llevar a cabo acciones de terror y asesinatos en las ciudades y aldeas palestinas. La BBC publicó una imagen de uno de esos hombres en Ramala mientras era perseguido y arrastrado por un joven palestino. El soldado en esa imagen aparece tocado con la 'kufiya', el tradicional pañuelo nacional con que los hombres palestinos cubren su cabeza.
La mayoría de los palestinos y palestinas condenan el asesinato brutal de estos dos hombres. Sin embargo, es nuestro derecho hacer que el mundo sepa que fue Barak quien envió a los soldados de la Unidad de Operaciones Especiales con el obvio objetivo de ejecutar alguna acción criminal destructiva en el centro de la más grande ciudad palestina, Ramala. De hecho, los soldados portaban explosivos en sus coches. La Unidad Musta’raben ha mantenido su presencia en los Territorios Ocupados desde que se iniciara la primera Intifada palestina (1987-1992) y es responsable del asesinato de cientos de jóvenes palestinos y palestinas. Sus miembros han llevado a cabo numerosos ataques terroristas en nuestras áreas y han tenido un papel preponderante en la reciente ola de represión israelí contra la población palestina. Lo que ocurrió en Ramala es ciertamente triste pero es a Barak a quien hay que responsabilizar por haber enviado a sus hombres a una ciudad palestina enfurecida por la violencia israelí.
La cuestión central que el mundo no debe ni puede aceptar es que se bombardee una de las mayores ciudades palestinas como una respuesta "justificada" por el asesinato de dos soldados israelíes. Más aún, esta no es una cuestión que deba definirse como una escalada hacia una situación de guerra. El término "guerra" connota que dos partes equiparables luchan en un campo de batalla en igualdad de condiciones. Con la superioridad militar y económica de Israel lo que los bombardeos significan es que Israel tiene el poder militar para destruir completamente los territorios palestinos si se lo propone.

Gracias de nuevo por vuestras muestras de apoyo y solidaridad,

Riham Barghouti
Director del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad de Birzeit,
14 de octubre de 2000" 







Free Website Counter
Hit Counters