Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
nş 128 - Andalucía Andaluci
nş 129 - Luchas si Andaluci
nş 130 - Marruecos Andaluci
nş 131 - España oc Andaluci
nş 132 - Fortuna b Andaluci
nş 133 - Alternati Andaluci
nş 134 - Especial: Andaluci
nş 135 - Zapatismo Andaluci
nş 136 - Andalucía Andaluci
nş 137 - Economia Andaluci
nş 138 - Eleccione Andaluci
nş 139 - Andalucía Andaluci
nş 140 - Presupues Andaluci
nş 141 - Marinaled Andaluci
nş 142 - Brasil: G Andaluci
nş 143 - Chechenia Andaluci
nş 144 - La Crisis Andaluci
nş 145 - Asamblea Andaluci
nş 146 - Economia Andaluci
nş 147 - 4 de Dici Andaluci
nş 148 - Dos crisi Andaluci
nş 149 - Venezuela Andaluci
nş 150 - Noticias Andaluci
nş 151 - Puntadas Andaluci
nş 152 - Sumarios Andaluci
nş 153 - Palestina Andaluci
nş 154 - Crisis An Andaluci
nş 155 - Urgente: Andaluci
nş 156 - Andalucía Andaluci
nş 157 - Spanish H Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 166     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nş 144 - La Crisis en IU y CUT/BAI - Euskadi, Propuest a Ibarretxe -
Fecha:Martes, 5 de Noviembre, 2002  03:43:27 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nş 144
 
En este Correo:
*Andalucía, La crisis se agudiza en la sucursal andaluza del PCE-IU
*Resolución de la Asamblea Nacional de CUT-BAI sobre la situación en IU
*Opinión: La Crisis del PCE-IU, la recomposición de la izquierda y el papel de CUT-BAI, Andalucía Libre
*Andalucía, Granada: ¿Viviendas sociales o chollo para constructores?, Jaleo, Nación Andaluza-Asamblea de Andalucia
*Euskadi, ¿Qué es y qué quiere la Propuesta Ibarretxe?, Andalucía Libre
*Euskadi, Propuesta Ibarretxe: Cocina vasca/Cocina española, Tasio
*Euskadi-Enlaces:Textos; Analisis a favor; Reacciones españolistas; Desde la izquierda abertzale; Otros; Las duplicidades de IU;
* Cataluña, Cita en Perpiñan, 9 de Noviembre
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio, Música, Suscripciones-Apoyo 
 
--oOo-- 
 
 
 Andalucía
la crisis se agudiza en el PCE-IU 
IU de Almería se queda sólo con un 30% de apoyo entre la militancia
La antigua dirección avisa que irá a las elecciones con otras siglas 
M. J. LÓPEZ DÍAZ | Almería EL PAIS
 
Izquierda Unida de Almería se ha quedado sin el grueso de sus bases en los municipios más importantes, después de que el martes pasado más del 50% de sus cargos orgánicos, junto con 13 concejales de diversos municipios, dimitieran y anunciaran su salida del partido. El que fuera secretario de Organización antes de la moción de censura dirigida al ex coordinador provincial Enrique de Amo, José Francisco Maldonado, situó ayer los apoyos 'más fuertes' en El Ejido y Almería. 'En El Ejido sólo cuentan con un 30% y en la capital con un 50% de la asamblea local. El resto se resume en las dos personas que tienen en Pulpí, tres en Cuevas del Almanzora y la mitad de Turre. Se han ido 19 asambleas al 100% de las 31 existentes y una buena parte de otras cuatro', dijo Maldonado.
 
Otro de los críticos almerienses, José Román, miembro del Consejo Federal de IU -cargo del que ya ha anunciado su dimisión en breve- y coordinador provincial como predecesor de De Amo, ciñó los apoyos de IU a 'todo lo ligado' a los intereses del grupo municipal de Almería. 'El concejal de Urbanismo, Diego Cervantes, ha provocado esta destrucción porque sabía que él no iba a ser respaldado como candidato a la alcaldía de Almería en la asamblea local y porque, de celebrarse una asamblea provincial antes de las elecciones, Enrique de Amo se habría consolidado con más del 70% de apoyo', expuso Román. El ex parlamentario andaluz aseguró que el 30% con el que la coalición cuenta ahora 'ni siquiera' es homogéneo. 'La importancia que esto tiene es que repercutirá en el mapa representativo en las próximas municipales. Lo que se va de IU es lo que ha venido funcionando organizativamente en la coalición. Los apoyos que tienen ahora son de asambleas que no funcionan y no han tenido una vida participativa y orgánica. Si quieren ocultar la quiebra que han producido lo van a tener bastante difícil', concluyó Román.
 
El llamado sector crítico desde que el pasado mes de junio una moción de censura encabezada por Diego Cervantes depusiera a Enrique de Amo como coordinador provincial, ha anunciado que se presentará a las elecciones bajo unas siglas diferentes que se darán a conocer entre mitad y finales de noviembre. 'Vamos a presentarnos en municipios de donde nos hemos marchado y en muchos más. Aquí no se ha respetado la democracia interna, por eso nos vamos del partido, porque no se puede estar donde hay golpistas', apuntó José Francisco Maldonado. En cuanto a la acusación de tránsfugas dirigida a los concejales que se han pasado al grupo mixto, que hizo Diego Cervantes, Maldonado recordó el 'papel jugado' por quienes ahora están en al dirección. 'Los tránsfugas pueden ser el diputado provincial Pepe Rodríguez y la alcaldesa de Huércal, Maribel Rodríguez Vizcaíno, que han apoyado un cambio contra la dirección existente en Almería', concluyó Maldonado'.
Sánchez Gordillo pide a los escindidos de IU en Almería que sigan dentro de IU
Andalucia24horas 01/11/2002
 
El portavoz nacional del Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI), Juan Manuel Sánchez Gordillo, pidió a los concejales que abandonarán IU en protesta por el cambio de dirección provincial mediante una moción de censura, que "una vez pongan en marcha la nueva formación política a la que pretenden pertenecer, decidan continuar dentro de la federación andaluza de izquierdas, con su política y dirección independiente".
 
Sánchez Gordillo dijo que en calidad de portavoz del CUT-BAI "hablaré con estos compañeros de Almería para que no pierdan la conexión con IU y para que si forman un nuevo grupo político, puedan seguir formando parte de la federación de izquierdas desde su autonomía, como ocurre con otras formaciones". En este sentido, el portavoz nacional del CUT-BAI aseguró a estos ediles su apoyo, puesto que "todo lo ocurrido es consecuencia del golpe de Estado que dio la actual dirección provincial, que contó con el beneplácito de la dirección regional, que ha abierto una guerra civil, que será el final de IU, al no dejar respirar al 46% de la federación que apoyó en el último congreso a la opción política que lidera la coordinadora provincial de Sevilla, Concha Caballero".
 
Así, Sánchez Gordillo reclamó la necesidad de que la dirección regional rectifique su posición y acepte la petición del CUT-BAI, que entiende que "por el momento, no debe existir una dirección provincial en Almería, hasta que realmente no se convoque una nueva asamblea provincial que elija a los nuevos responsables, ya que es la base la que debe decidir y no la dirección regional a dedo o el aparato del Partido Comunista de Andalucía (PCA)". Según el portavoz nacional del CUT-BAI la decisión de los concejales de la provincia de Almería que han decidido abandonar IULV-CA es "gracias a la patada en el culo que le ha dado la dirección andaluza", a la vez que advirtió de que "si seguimos así, esta misma situación se puede producir en diferentes sitios, puesto que o la dirección regional rectifica o se van a cargar a IU". "Si no hay una rectificación, IU desaparecerá y en ese momento ya pensaremos qué hacemos como CUT-BAI, puesto que parece que estamos ante el final de IU porque hay personas que le gusta practicar políticas estalinistas", apuntó, a la vez que insistió en que lo mismo que ha ocurrido en Almería, se puede producir en todas las provincias, puesto que "la actual dirección regional no respeta al 46% que apoyó la candidatura que lideraba Concha Caballero y la CUT-BAI". 
 
Enlaces ampliación:
 
Cuatro asambleas de IU impugnan la candidatura de Garvín en Sevilla 
EFE | Sevilla
 
Cuatro de las nueve asambleas de IU de Sevilla van a impugnar la elección por parte del consejo local de la portavoz adjunta de IU en el Ayuntamiento sevillano, Paula Garvín, y del secretario general de Política Institucional de CCOO en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, como cabezas de lista a las municipales. Las asambleas de Profesionales, Industrial, Nervión-San Pablo y Sur de Izquierda Unida de Sevilla 'no se sienten identificadas' con la decisión del consejo local, ya que la elección de dicha lista no se ha hecho por un sistema 'proporcional puro' que se recogen en los estatutos, según dijo la portavoz crítica, Teresa García. 
El comité local de IU ratificó el pasado miércoles, con 14 votos a favor, dos en contra y cinco abstenciones, la decisión adoptada el pasado sábado por el comité provincial del PCA de proponer a IU a Paula Garvín como candidata a las elecciones municipales en la capital, por su experiencia en el grupo municipal. Las abstenciones correspondieron al sector crítico, una postura con la que, según Teresa García, pretendían expresar su 'disconformidad' con el proceso de votación con el que no estaban de acuerdo y su 'desvinculación' con la decisión del comité local, al tiempo que se anunció que se procedería a la impugnación. Según denunció García, para que volviera a salir candidata en la asamblea -al ser la tercera legislatura- Garvín tendría que haber logrado el respaldo de más del 60% de los votos, tal y como se recoge en los estatutos de la federación de izquierdas.
Los críticos acusan a Garvín de pactar con Torrijos los puestos primero y segundo de la lista de IU para poder 'garantizarse' salir como concejales. 
Resolución de la Asamblea Nacional del Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierda (CUT-BAI)
 
Diego Cañamero y J.M.Sánchez Gordillo
Dirigentes de CUT-BAI
 
1. El CUT-BAI quiere hacer público su absoluto desacuerdo con la actual deriva derechista de la mayoría dirigente de Izquierda Unida. La política del tándem Frutos-Llamazares está desdibujando hasta tal punto el proyecto anticapitalista de IU que es muy difícil, por no decir imposible, para una izquierda comprometida en la lucha por el socialismo y la emancipación de los trabajadores reconocerse como parte integrante del mismo.
 
2. Al CUT-BAI nos resulta impresentable que una fuerza de izquierda como es IU se vea implicada en la aventura militarista neocolonial que el Gobierno Aznar emprendió en la isla marroquí de Leila. Un islote situado a 200 metros de la costa continental africana accesible por tierra cuando la marea está baja. Nos repugna tener algún grado de responsabilidad, por muy minúsculo que sea, en el fortalecimiento del sentimiento chovinista español que estamos viviendo hoy.
 
3. El CUT-BAI no puede compartir la supeditación de la mayoría dirigente de IU a los aparatos sindicales mayoritarios que han dado por buenos los retoques de Zaplana al decretazo y la negativa a dar continuidad a la lucha exitosa que se abrió el 20-J. El sólo hecho de dejar fuera a los jornaleros, vanguardia de la lucha contra el decreto, debería haberles obligado a rechazar la propuesta del Gobierno. Las modificaciones de Zaplana no alteran lo sustancial del decretazo y por tanto, no restituyen los derechos perdidos, pero demuestran que el PP estaba tocado y que era posible echar atrás por completo el decretazo. Sin embargo, Fidalgo y Méndez han sido incapaces de aprovechar el éxito del 20-J para hacer retroceder al erosionado Gobierno Aznar, dándose por satisfechos con este decretazo con vaselina que pretenden colarnos ahora. La dirección de Izquierda Unida, una fuerza política comprometida con la lucha de los trabajadores, al pasar por alto esta actitud vacilante de las direcciones sindicales mayoritarias se ha convertido en cómplice de la restauración de la concertación social y de los pactos contra los intereses de la clase trabajadora.
 
4. El CUT-BAI rechaza completamente la actitud de la mayoría dirigente de IU ante la ilegalización de Batasuna. Tras denunciar correctamente la Ley de Partidos como un grave atentado contra la libertad ideológica y el derecho de asociación, lo coherente era votar en contra de la aplicación de semejante ley. Nos parece de una gravedad extraordinaria la toma de postura de la mayoría dirigente de IU a favor de la suspensión cautelar del grupo parlamentario de Batasuna y en contra de la interposición de una querella criminal del Parlamento vasco contra Garzón, por atentar contra el derecho de reunión y manifestación. Es en ocasiones como ésta cuando una dirección demuestra de qué material está hecha y consideramos que la actual mayoría dirigente de IU ha demostrado su cobardía política, su sometimiento a la imposición mediática del pensamiento único españolista y su total incapacidad para resistir la presión reaccionaria del poder.
 
5. El CUT-BAI quiere denunciar enérgicamente el empleo de métodos antidemocráticos y la ruptura de los cauces estatutarios tanto en la confección de las listas en la Federación de Madrid como la provocación auspiciada por el tándem Frutos-Llamazares en Almería, que sólo se puede calificar de golpe de estado contra la democracia interna y que convierten a IU en un proyecto difícilmente habitable para los militantes y las corrientes que lo sostenemos. Desde el CUT-BAI exigimos la restitución de la democracia interna en IU, condición sin la cual el CUT-BAI no puede reconocer la legitimidad de la dirección política de la federación donde se conculquen los derechos básicos de los adscritos y adscritas.
 
6. El CUT-BAI hace un llamamiento a todas las corrientes opositoras a la actual dirección mayoritaria de IU para la constitución de un polo revolucionario y anticapitalista en el seno de esta formación. En tal sentido, el CUT-BAI reitera su participación en la Corriente Roja federal y llama a los militantes críticos con la actual deriva derechista de la dirección a agruparse en torno a esta corriente.
Osuna, 2 de Noviembre de 2002
 
 
Opinión:
La Crisis del PCE-IU, la recomposición de la izquierda y el papel de CUT-BAI
Andalucia Libre
La cercanía de las elecciones municipales y la consiguiente elaboración de las listas electorales ha traído consigo, como era previsible, una agudización de la crisis interna en la sucursal andaluza del PCE-IU. En medio de una creciente confusión, factores de muy diversa naturaleza, convergen para producir el presente escenario. Para orientarse en este maremagnum, es conveniente hacer un poco de historia.
 
Tiempo ha, aún bajo la dirección de Julio Anguita, el PCE-IU aprobó un giro a la derecha. Las ambivalencias y duplicidades del anguitismo acabaron agotándose y consumiéndose en si mismas. IU federal se desvinculó del Pacto de Lizarra-Garazi y asumió su subalternidad en relación al PSOE y a las burocracias sindicales. Esta reorientación se adoptó con el acuerdo de la mayoría del PCE, la abstención del Espacio Alternativo y la oposición a nivel estatal de una minoría de izquierda del PCE, CUT-BAI, algunas pequeñas referencias de izquierda (Quadernos Internacionales, PRT-IR...) y sectores independientes.
 
Llegada la hora de la sucesión de Anguita, la mayoría del PCE se fragmentó en dos familias: una, encabezada por Frutos -secretario general del PCE- y otra, por Gaspar Llamazares. Ambas familias apoyaban los mismos documentos y línea política esencial definidas en ese giro a la derecha y hacia el españolismo; aún cuando, dentro de ese acuerdo, la familia Frutos aparecía con una imagen más españolista y derechista si cabe. Llamazares, para ganar la coordinación general de IU, recabó y consiguió los apoyos de Espacio Alternativo y de la mayoría de la dirección Madrazo de EB, que se integraron en su lista. A la izquierda de ambas familias y con otra línea política, se presentó de forma independiente a escala estatal otra lista encabezada por Nines Maestro en la que coincidían una minoría del PCE, CUT-BAI, QI, PRT-IR, etc. Realizada la elección de Llamazares, su familia y la de Frutos llegaron a un acuerdo para repartirse los cargos a escala estatal.
 
A nivel nacional, el PCE-IU a su vez lleva muchísimo tiempo dividido entre otras dos familias. Una, la encabezada por Felipe Alcaraz, Romero, Vaquero, etc, que terminó alineándose en Madrid con Frutos -denominada Sector Oficial- y otra, liderada por Concha Caballero, Rosa Aguilar, Rejón, Ríos, etc; afín históricamente a Anguita y que apoyó a Llamazares. En su momento, (noviembre de 1999), cuando la CUT-BAI encabezó en solitario y de forma pionera la oposición al giro a la derecha -obteniendo un 30% de apoyos a nivel nacional- y reclamó una presencia propia institucional que le asegurará la posibilidad de condicionar el curso y el discurso político de la sucursal andaluza de IU y su propia independencia política, las dos familias del PCE cerraron filas contra esta insubordinación; plegándose la mayoría de CUT-BAI a esa imposición. Como consecuencia de esta capitulación política, cuando se produjo posteriormente la pelea Frutos-Llamazares, esta se tradujo en Andalucía en una confrontación entre la familia Alcaraz (perteneciente al Sector Frutos), de una parte y de otra la familia Caballero (en donde coexistían quienes apoyaban a Llamazares y quienes, como CUT-BAI en Madrid, formaban paradójicamente lista con la izquierda de Nines Maestro) conocida en Andalucía como Sector Critico. Que Rosa Aguilar -por citar sólo un nombre- formara parte distinguida del llamado Sector Critico, demuestra por si mismo que entre oficiales y críticos andaluces no existían ni existen diferencias políticas.  Cuando, posteriormente, la sucursal andaluza de IU procedió a la renovación de sus cargos internos, el Sector oficial -gracias, entre otros factores, al  oportuno salto de Valderas de un sector a otro, compensado con su nominación como coordinador- consiguió que se le reconociera una mayoría del 54%, mientras que el Sector Critico -donde seguían coexistiendo llamazaristas y CUT-BAI- se quedaba en el 46%. Con múltiples episodios y oscilaciones -cuyo tedioso relato ahorramos a nuestros lectores/as- esta división quedó enquistada; eso si, sin que, dadas las coincidencias fundamentales existentes entre unos y otros, nunca pudiera definirse en términos políticos; lo que -por otra parte- no evito una escalada de maniobras y confrontaciones varias; en cuyo curso y con sus peculiaridades locales puede apuntarse la actual situación en Almería (más lo que pueda ocurrir en otros sitios, según se acerque el cierre de listas).
 
Durante este ultimo periodo, CUT-BAI ha simultaneado su alianza tradicional  con los ahora llamazaristas en Andalucía con su integración en lo que ahora se conoce como Corriente Roja a nivel estatal. Si el llamado sector critico andaluz ha sido hasta ahora incapaz de explicar qué cosas le delimitan políticamente de sus opuestos oficiales, tampoco CUT-BAI ha podido o querido hacer nunca  lo propio,  con esa doble y tan evidentemente contradictoria pertenencia
 
En cualquier caso, por encima de las mezquinas disputas entre oficiales y críticos por el reparto de listas y cargos, el debate importante es otro. Si hace años que está claro que el atajo del PCE-IU no conduce a ganar nada positivo para una fuerza andaluza que sea de izquierda y se defina formalmente socialista, nacionalista y revolucionaria; ahora, además, la inhabitabilidad organizativa del PCE-IU y la consolidación de su subalternidad en relación al PSOE, han llegado a un punto en el que aparecen en el horizonte -a más corto o medio plazo- modificaciones sustanciales en el espacio de la izquierda (a sumar a las que ocurren también  extramuros del PCE-IU). Este horizonte y las opciones que conlleva es el que, desde nuestro punto de vista, pueden explicar la presentación por la asamblea local de Sevilla Ciudad y la adopción por la asamblea nacional de CUT-BAI de la resolución política que reproducimos arriba y que sólo puede entenderse si tenemos presente tanto las peculiaridades de composición y funcionamiento de esa formación como su ya citada duplicidad de alineamientos.
 
No hay que ser un lince para atisbar que el proyecto político que anima a Corriente Roja a escala estatal es reproducir y mimetizar en el Estado español un modelo similar al de la Refundación Comunista italiana y que esto implica, en un momento u otro, su salida del PCE-IU. Ante ello, resulta claro que -al margen de las intenciones subjetivas de sus diversos protagonistas- ese proyecto no tiene en cuenta las cruciales diferencias estratégicas y de todo tipo que entre ambas situaciones, provoca la existencia aquí del complejo problema nacional, que le restan toda solidez y efectividad subversivas a cualquier proyecto de ámbito estatal; se reconozca como tal expresamente o quiera presentarse de una u otra forma, con cualesquiera eufemismos (federales, confederales o similares). En todo caso, lo que a la izquierda andaluza le interesa esencialmente de esta tesitura es cómo terminará situándose ante ella CUT-BAI.
 
Parece claro que la intención de los militantes urbanos de Sevilla Ciudad de CUT-BAI -con un peso e influencia hasta la fecha reducidos en el seno de la organización- a la hora de presentar esta resolución es marcar diferencias políticas con los aliados llamazaristas, afianzar distancias y subrayar elementos de identidad política propias de la CUT-BAI. A eso están destinados los cuatro primeros puntos del texto. Un empeño loable. Pero también parece igualmente claro que el objeto político esencial de la resolución es vincular lo mas estrechamente posible a la CUT-BAI al proyecto estatal de Corriente Roja; objetivo aún más nítido si cabe en la formulación inicialmente propuesta, no aceptada nacionalmente, que incluía el compromiso de "organizar Corriente Roja en Andalucía, impulsando allí donde fuera posible candidaturas de Corriente Roja en las primarias de IU", es decir impedir en la practica la colaboración con los llamazaristas en la hora y cuestión central de IU: la formación de listas electorales. Que esto ultimo no haya sido aprobado, muestra -junto a las ultimas declaraciones de Gordillo sobre la crisis de Almería- que la mayoría de CUT-BAI aún apuesta por mantener abiertas ambas vías de actuación y sigue sin considerarlas incompatibles. Con todo, el deslizamiento progresivo hacia una insensible inclusión en ese nuevo proyecto estatal -simplemente a partir de constatar la escalada paulatina que lleva de una alianza estatal puntual e informal como existía antes de la ultima asamblea federal de IU a una corriente común, pasando por el intermedio de una comparecencia en una lista compartida- aún con todas las reservas y prevenciones a las que obliga la singular practica interna de CUT-BAI, parece constatable; aun cuando aún no sea, afortunadamente, irreversible.
 
Con todo, lo realmente problemático que pudiera ocurrir es que el debate estratégico que pueda vivirse ahora y en el inmediato futuro en el seno de CUT-BAI -aunque sea a su manera- tenga sólo dos opciones, que -cada una con sus diferencias- son igualmente estériles para responder a las auténticas necesidades de Andalucía y de la izquierda andaluza. Escoger entre continuar pasteleando con los llamazaristas, ejerciendo de cobertura izquierdista del PCE-IU o reconvertirse en una nueva sucursal andaluza de una hipotética Refundación Comunista española es encerrarse entre guatemala y guatepeor. No se puede conciliar indefinidamente un discurso contra la dependencia de Andalucía con la asunción de la propia dependencia orgánica y política (se camufle de la manera formal que fuere). No es posible construir una nación andaluza diferente y alternativa sin previa y paralelamente construir marcos políticos y organizativos nacionales de articulación popular y social propios e independientes, empezando por la propia organización política, sin paraguas ni presuntos protectores. A estas alturas de la historia de la izquierda andaluza, está meridianamente claro que el internacionalismo no tiene nada que ver, no sólo con el españolismo pero tampoco con el estatalismo sucursalista; que la emancipación nacional y social andaluza no requieren de ningún pretendido o autoproclamado Estado Mayor Central ubicado fuera de Andalucía y que las organizaciones estatales plurinacionales de ámbito español, incluidas las de mayor coherencia izquierdista, por encima de su discurso formal y en cuento superan la absoluta marginalidad, derivan bien en la supeditación a un centro español o lo que viene a ser lo mismo a efectos prácticos desde una perspectiva nacional andaluza, a una determinada organización de otra nación.
 
La corriente sociopolítica que ha tenido hasta hoy como marcas paralelas al SOC y a la CUT-BAI ha aportado mucho a la izquierda andaluza. No hace mucho nos hacíamos eco de ello, haciendo aquí extensa referencia a la experiencia de Marinaleda y nuestros boletines están llenos de crónicas de luchas organizadas y encabezadas por este movimiento. Con todas sus carencias, limitaciones e incoherencias, su aportación es innegable. Ahora, al margen de su voluntad, el curso general de los acontecimientos -tanto dentro como fuera de IU- le forzarán un día u otro a salir de su ambigüedad y a optar. Tanto si lo hace por el mantenimiento de su actual situación de exotico acompañante de un sector de la burocracia del PCE-IU como si escoge una nueva forma de sucursalismo español verbalmente más izquierdista, significarían, en resumen, que 25 años de trabajo político no habrían servido para nada. En esa disyuntiva, sólo nos cabe desear que la CUT-BAI sea coherente con lo mejor de su historia y se situé, junto a otros,  del lado andaluz, en la tarea de construir la fuerza de izquierda nacional andaluza consecuente que nuestra Nación y nuestra gente necesitan.
 Andalucía
3000 VIVIENDAS DE PROTECCIÓN LOCAL EN GRANADA
¿Viviendas sociales o chollo para constructores?
 
Desde Jaleo y Nación Andaluza-Asamblea de Andalucía queremos denunciar la tomadura de pelo que, en forma de acuerdo municipal, ha firmado el Ayuntamiento de Granada* con la Asociación de Constructores y Promotores, por el que se acuerda la construcción de 3000 viviendas de “protección local”:
 
1ş. CONTRAPARTIDA. La contrapartida por parte del ayuntamiento es permitirles a los constructores el numero de vivendas edificables. Incrementar significativamente sus ganancias a costa de edificos más grandes y el deterioro de la Vega.
 
2ş. PRECIO PARA EL BENEFICIARIO. El precio al que se venderán estos pisos (100.000 e) esta muy por encima de las posibilidades de muchísimas granadinas/os en general, más aun de mujeres y jóvenes.
 
3ş. REQUISITOS: NO GANAR MAS DE 39.000 EUROS/AÑO. Es decir, a partir de 550.000 ptas de sueldo al mes ya no se pueden solicitar estos pisos. ¿Estos topes estan diseñados para personas sin poder adquisitivo?. El máximo de ingresos establecido resulta excesivamente amplio. Esta muy lejos de comprender a los sectores mas empobrecidos de nuestra sociedad. En cambio es lo suficientemente extenso como para abarcar a sectores acomodados que no deberían ser prioritarios para la concesión de este tipo de beneficios sociales.
 
4ş. El hecho de que sean los promotores quienes seleccionen finalmente a los adjudicatarios de la vivienda, asegura que los criterios de selección estarán guiados por el interés económico de estos. Así se privatiza una política social pagada con dinero público, para que proporcione el máximo beneficio privado.
 
5ş.  La localización de estas viviendas se sitúa en áreas periféricas de la ciudad. Así se fomenta la necesidad de transporte motor. Se propicia el envejecimiento del casco histórico y el proceso de sustitución de población que se esta dando en el mismo.
 
6ş. Esta política de expansión urbanística es innecesaria y fomenta el negocio de los especuladores; tan solo en el casco histórico existen mas de 3000 viviendas vacias.
 
7ş. Estos hechos ponen de relieve como se mercadea con el futuro, especialmente,  de la juventud granadina, obligada a decidir entre la precariedad o el abuso de los traficantes de suelo edificado.
 
Jaleo y Nación Andaluza-Asamblea de Andalucía rechazamos este acuerdo por insuficiente, por beneficiar claramente al sector inmobiliario y por fomentar las diferencias entre los incluidos y excluidos del sistema dentro de la sociedad granadina. 
 
Nación Andaluza-Asamblea de Andalucía y Jaleo.
Granada, octubre de 2002
[Texto de un Cartel pegado en las calles de Granada]
*El Ayuntamiento de Granada está gobernado por una coalición PSOE-PCE/IU-PSA
 
 
 Euskadi
¿Qué es y qué quiere la Propuesta Ibarretxe?
Andalucía Libre
Lehendakari Ibarretxe (PNV)
 
Si se nos plantearan las preguntas esenciales ¿Qué es formalmente y qué quiere políticamente la Propuesta Ibarretxe?, exigiéndonos concisión, habríamos de contestar, sucesivamente: 1ş. Es una propuesta política de reforma estatutaria de la Comunidad Autónoma Vascongada, que pretende alcanzar para ella un status singular y aún más privilegiado en el Estado español. 2ş. Aspira a consolidar durante un largo periodo la hegemonía política y social del PNV en la CAV, para desde nuevas posiciones de fuerza, forjar un nuevo pacto con el nacionalismo español; previa eliminación de su histórico competidor, la izquierda abertzale.
 
Dicho esto, e inmediatamente a continuación, habría que afirmar que esas solas respuestas serian claramente insuficientes para hacerse cargo, no ya sólo de una situación tan extremadamente compleja como la vasca (con su repercusión española y andaluza) con tantos intereses y proyectos en juego; sino incluso si nos limitáramos estrictamente a los sustentos, motivaciones y objetivos de la misma Propuesta. No cabe arredrarse ante esta aparente contradicción, cuando la misma Propuesta se formula por sus impulsores sabiendo perfectamente que esta es, en el mismo momento de su proposición, políticamente inviable y aún así, su mera puesta en escena ya se incardina en el mismo hilo conductor que hemos intentando describir anteriormente de forma sintética. Son paradojas vascas. Y quien se acerque a la situación de Euskadi ha de hacerse a la idea de que las encontrará sobradas y sabrosas, por las cuatro esquinas de ese endiablado escenario.   
 
El contexto y la coyuntura.
 
El contexto vasco está marcado de forma estable e interrelacionada por un doble conflicto. De una parte, el que enfrenta entre si al proyecto nacional vasco y al proyecto nacional español (o al nacionalismo vasco y al nacionalismo español, si se prefiere usar esta otra terminología). El proyecto español cuenta con el crucial amparo y respaldo del Estado español y también con una base social minoritaria en Euskadi -o hoy, al menos, en la CAV, aunque mayoritaria en Navarra- integrada por españoles inmigrados y especialmente vascos renegados o alienados. De otra parte, en el seno del proyecto nacional vasco se desarrolla a su vez el segundo conflicto: el que opone al nacionalismo moderado (o burgués) que lidera el PNV frente al nacionalismo radical, socialista (o popular) que se encarna en la izquierda abertzale. Los planos de esa confrontación se establecen simultáneamente tanto en cuanto al modelo político y social de Euskadi que cada uno propugna como -dado que Euskadi se encuentra sin libertad nacional reconocida dentro del Estado español para abandonarlo- en relación a la forma y métodos en que plantear la confrontación con el proyecto español. Como además, históricamente, la configuración del segundo proyecto vasco ha ido de la mano de la actuación de ETA, los efectos políticos y sociales de su acción y su agotamiento notorio para los objetivos que dieron lugar a su nacimiento, afectan destacadamente a la relación de uno con otro y de ambos con el proyecto español y su Estado.
 
La coyuntura inmediata que precede a la presentación de la Propuesta Ibarretxe está marcada -dentro de una estable aspiración del nacionalismo español liderado por el PP por desalojar al vasco del Gobierno autónomo de la CAV- primero, por la consecución -pese a toda la crispación que lo rodeaba- del acuerdo, unánimemente reclamado por la patronal vasca, de renovación del Concierto Económico que regula las relaciones entre las haciendas vasca y española y le confiere a la Comunidad autónoma vascongada -entre otros aspectos- una situación fiscal y presupuestariamente privilegiada en el contexto español. Está singularidad -amen de sus apolillados antecedentes- nace de la Transición española y fue una de las compensaciones políticas con las que desde Madrid se pretendió comprar la fidelidad estable del nacionalismo vasco moderado al Estado español (en Navarra, por su lado, el homologo Convenio sirvió, entre otros objetivos, para sustentar una españolidad privilegiada y como soborno desde el que basar la escisión del resto de Euskadi). Segundo, por la constatación de que el Estado español no estaba dispuesto, no ya a ofrecer una ampliación de competencias (y la perspectiva política justificativa que ello conllevaba cara al discurso del PNV) sino siquiera a cumplir todos los preceptos de delegación competencial pendientes, presentes en el vigente texto estatutario, lo que conllevaba un reconocimiento de fin, no sólo de su techo sino también de su mecanismo político implicito. Tercero, por la decisión antidemocrática del Estado español -tomada en comandita por sus tres presuntos poderes- de proceder a la ilegalización de hecho de Batasuna -asimilada a ETA- y por la opción política del Gobierno vasco de ejecutar las ilegitimas acciones represivas consecuentes. Aun cuando el Gobierno vasco tripartito (PNV-EA-EB/IU) declarara su desacuerdo o su voluntad de recurrir e incluso, durante un tiempo, su intención de querellarse al respecto, los efectos simbólicos de la imagen de la policía autónoma vasca reprimiendo a una manifestación masiva convocada en Bilbao en protesta por la ilegalización fueron socialmente demoledores y el riesgo de aparecer como una especie de Gobierno Quisling al servicio de España, evidentes.
 
Con una izquierda abertzale doblemente maniatada -por la persecución española y por su autismo político en relación a los múltiples efectos negativos de la actuación de ETA- la presentación de la propuesta Ibarretxe pretende recuperar la iniciativa política para el PNV -tomando prestados en buena parte elementos doctrinales de sus socios EA y EB/IU- permitiéndole escapar, al menos de momento, del emparedamiento a que era sometido entre el españolismo y la izquierda abertzale.
 
Para evitar simplificaciones y sólo a modo de botón de muestra, como simple ejemplo de la versatilidad peneuvista, conviene citar algo de lo que el mismo Lehendakari introducía en la parte que hacia funciones políticas de preámbulo al núcleo de su propuesta: "Frente a la estrategia del neo-liberalismo económico basado en el modelo competitivo individual, nuestro autogobierno nos ha permitido desarrollar en Euskadi un modelo propio de construcción social edificado sobre el desarrollo sostenible y la solidaridad"; frases dichas -recordémoslo- por un presidente de matriz originaria democristiana pero que hoy suenan más a una izquierda socialdemócrata, amparadas además por una buena parte de su acción de gobierno y que sirven como recordatorio de la complejidad de su actuación política.
 
La propuesta, sus caminos y sus contenidos.
 
La Propuesta abandona en su eje menor la previamente pactada línea de asunción unilateral de competencias -que llevaba inexorablemente al conflicto- sustituyéndola por una selección selectiva y medida y carga la fuerza en la oferta de un nuevo marco político para Euskadi, convertido en su eje mayor. La administración hasta entonces de competencias estatutarias retenidas  -con el método expuesto en la propuesta- aunque pueda venderse como actuación soberanista, también puede explicarse y leerse como conflicto competencial, con el mismo fondo y entidad que, por ejemplo, el que pueda enfrentar a Virginia o Montana sobre tal o cual adscripción de funciones, con la administración federal de los EEUU. Que PP-PSOE hayan acordado ya al respecto no recurrir de momento al Art. 155 (la suspensión de las instituciones autónomas) de la Constitución española y usar en su caso otros recursos a su alcance es políticamente lógico, inteligente y proporcionado a lo que efectivamente se les plantea, visto en su núcleo duro y desprovisto de justificaciones. También, por cierto, es política y socialmente muy significativa la opción por qué competencias se asumen (las pendientes del estatuto) y la postergación a la conclusión de la otra pata del discurso de otras (laborales, etc).
 
Aún cuando se eludiera insistentemente explicitarlo en su presentación y aún hoy y aún cuando fuera insistentemente manipulado por la prensa españolista, de lo que se trata básicamente en toda la Propuesta es de abrir un proceso de reforma del estatuto de Guernica, dentro de las normas y de los procedimientos establecidos por la legislación española. Es dentro de este marco, basado y construido sobre la soberanía española, que implica someterse de antemano a las amplísimas mayorías necesarias en el Parlamento español para una modificación estatutaria y que políticamente confiere derecho de veto practico al respecto a PP-PSOE (sea en conjunto o por separado), donde la propuesta habla de si misma como basada en la libre asociación, en la soberanía compartida y en el derecho vasco a la autodeterminación; aunque este ultimo estuviera restringido a desarrollarse solo en el sentido de lo que la misma propuesta plantea, excluyendo de antemano -por mucho que le sirviera de fundamento legitimador- la elección de otras opciones, lo que no deja de ser también una lectura muy particular de la autodeterminación. La Propuesta, mientras afirma con solemnidad y reiteradamente que se sustenta en esa aspiración al reconocimiento de una soberanía vasca -argumentación ideológica- de hecho se plantea jurídica, efectiva y políticamente, de forma aparentemente paradójica, transitando en todo su recorrido procedimental dentro de los estrictos limites de la soberanía y la legalidad españolas. Según su secuencia prevista debe culminar dando lugar a una formulación articulada, a negociar con el Estado español, que podría asemejarse más o menos a lo inicialmente propuesto. Finalmente, según el grado de satisfacción alcanzado, el Gobierno Ibarretxe se reserva la opción de someter a consulta o referéndum popular bien el texto negociado, bien el texto inicial. Según los términos expuestos, este sería el único momento de opción y posible conflicto real entre una y otra soberanías y sólo en el caso de que si las instituciones españolas rechazaran la propuesta del parlamento de la CAV, el Gobierno vasco la sometiera entonces a referéndum en la CAV (doce meses a contar desde ahora, según dijo Ibarretxe); sin atenerse a los limites constitucionales que reservan esa potestad para el Gobierno español. Para prevenir toda contingencia y también en contradicción con uno de los fundamentos de su iniciativa -actuar a pesar de la existencia y la acción de ETA- Ibarretxe condiciona la realización del referéndum o consulta al cese de las acciones de ETA. 
 
Cuestión que no han parecido valorar quienes, por otra parte, se han mostrado tan atentos a los procedimientos establecidos es que los términos de la reforma estatutaria vasca planteada, de mantenerse y aceptarse, forzarían a una reforma de varios títulos de la Constitución española (Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Titulo VIII; quizá, el Preliminar...) que deberían preceder o simultanearse a la reforma estatutaria (salvo de darse interpretaciones "creativas", del tipo de la que sirvió para desbloquear la autonomía andaluza tras el 28-f ...)
 
Aunque por razones de conveniencia propagandística, el Gobierno Ibarretxe ha hecho especial hincapié en el concepto de co-soberania, para lo que en otras parte de su mismo documento reconoce que no es más que una propuesta federalista asimétrica (es decir, especial) lo cierto es que la soberanía es una y no puede haber "co-soberanía" o "soberanía compartida" (si la distinguimos del condominio sobre un tercer territorio, tipo el franco-británico sobre la colonia de Nuevas Hebridas hasta su independencia o la propuesta que ahora corre sobre la colonia de Gibraltar, etc). Salvo que nos metamos a llamar soberanía a otras cosas, claro. Lo que sí puede haber es una soberanía nacional que delega (como ha hecho el Estado español en la UE...) pero eso es diferente. De lo que se lee en la propuesta Ibarretxe, lo que más aparentemente suena a una afirmación de soberanía es la reclamación del derecho vasco a convocar referéndums, pero Québec ya lo tiene y lo ha usado precisamente para reclamar la soberanía; luego tenerlo no es exactamente lo mismo que disponer de soberanía, salvo si se explicita el derecho de secesión o independencia unilateral. Por lo que respecta al sistema de garantías de competencias, nuevamente, también Québec, como el resto de las provincias canadienses, dispone de el. Incluso el asunto de la nacionalidad -si lo asimilamos a la ciudadanía- no va más allá, leyéndolo fuerte, de lo que ya ocurre hoy en Suiza entre cantones y federación. Por no haber, ni siquiera hay la reclamación del derecho a elaborar códigos civiles, penales etc vascos y el resto de concreciones (selecciones deportivas propias a la manera británica; colaboraciones transfronterizas; aplicación de los procedimientos belgas o alemanes para la presencia de entidades subestatales en la UE, etc) son cuestiones menores. Lo que si aparece claro es la reclamación de la gestión del "sistema tributario y fiscal, los sistemas de relaciones laborales, así como los de previsión, bienestar y seguridad social".
 
El modelo final que se propone, en resumen, es el de un federalismo asimétrico, es decir algo políticamente parecido a lo que lleva años propugnando Herrero de Miñón (una España a cuatro: Euskadi, Cataluña, Galicia y el Resto); a una de las posibilidades que pueden derivarse del modelo federal de IU o a los sueños inconfesables de Maragall y algunos otros en el PSOE: una CAV dentro de España, pero con estatus especial, singular o privilegiado, particularmente si se atiende a la fiscalidad y a la seguridad social, según quiera o prefiera describirse. Un federalismo fuerte con el que sustituir al federalismo blando existente del Estado de las autonomias. Ese modelo no lleva a la independencia ni a la soberanía nacional, antes al contrario lo bloquea, salvo precisamente si se niega y entonces da lugar a otro escenario político y consecuentemente formal. De momento, si recuerda a algo es a la reproducción ampliada e intensificada del esquema de la Transición española: comprar la aceptación de la españolidad -aunque ahora con mayores satisfacciones identitarias propias- por la garantía de mayores recursos economicos. 
 
Consecuencias y reacciones
 
La Propuesta Ibarretxe ha implicado, de entrada, blindar el mantenimiento de la coalición PNV-EA. Además. sirve de momento para intentar legitimar "por razones nacionales" y no "partidistas y/o egoístas", la disputa por la herencia electoral de Batasuna. El proyecto-propuesta sirve para justificar porque PNV-EA se presentan y se presentarán, aunque el Estado español impida hacerlo a Batasuna (convirtiendo a las elecciones en directamente fraudulentas, al mismo nivel conceptual que las marroquíes). Con su iniciativa, el PNV gana, al menos, doce meses en los que maniobrar y ver como evoluciona la situación. Ha introducido en la agenda política un tema suyo, recuperando el protagonismo que necesita como fuerza que se postula como pilar central de la sociedad vasca.
 
La propuesta ha recibido el apoyo de PNV, EA y EB-IU y una primera posición receptiva desde Aralar; también ha sido defendida por Herrero de Miñon, Espacio Alternativo y puede sintonizar con mucho de lo que ha venido divulgando Elkarri. ELA, por su lado, se ha mantenido en silencio tras su primer comunicado y Confebask -la patronal vasca- le ha propinado un duro golpe, dejando al PNV con el culo al aire en ese flanco, al pronunciarse por el mantenimiento estricto del actual marco estatutario sin asumir otras aventuras. 
 
La reacción españolista ha sido histérica y visceral; hasta tal nivel que ha forzado al PCE-IU, contra toda evidencia empírica, a declarar que la Propuesta Ibarretxe no tiene nada que ver con la que el mismo PCE-IU tenia ya publicada (y archivada) pese a que tanto su postulador como la misma federación vasca de IU reconocen o reivindican que se han inspirado en ella para formular su versión. Los españolistas, sean de PP o PSOE, ante una Propuesta que se articula limitando sus aspiraciones precisamente con la excusa de contar con sus posibles vetos, han vuelto a reafirmarlos; sin detenerse ante la utilización de imágenes de limpieza étnica; requerimientos al uso del Art. 155 o recordatorios de la famosa sentencia del Tribunal Supremo de Canadá contra Québec -en sus expresiones más cultas y sofisticadas- concretadas en requerir mayorías de 2/3 para sugerir cualquier cambio. La deformación de la Propuesta Ibarretxe, convirtiéndola en soberanista o incluso independentista, explica quizá que algunos sectores hayan caído en el error de verla no tal cual es sino como la presenta la propaganda española, hasta el punto de darle su simpatia.
 
La izquierda abertzale, por su lado, ha denunciado las incoherencias, debilidades y oportunismos de la Propuesta. Fuerte en este plano, ha estado mucho más débil a la hora de plantear desde una posición de izquierda independentista consecuente, alternativas propias creibles. La izquierda abertzale sigue atenazada por la cuestión de la territorialidad, es decir, el planteamiento de un proceso político único y simultaneo para toda Euskadi (o al menos Euskadi Sur) y por ello sigue perdiéndose en ensoñaciones que convierten, por ejemplo, a Udaltbiltza -la asamblea de municipios vascos- en vértice de una estrategia de doble poder nacional que no tiene agarre alguno en la realidad. Realmente no se entiende porque les resulta tan difícil distinguir entre los datos objetivos que ofrece la actual realidad política, social e institucional de Euskadi, su nivel de movilización y conflicto y los artilugios ideológicos sobre el respeto a las dobles identidades, los diálogos como fines y demás mercancías averiadas. Asumir pragmáticamente que la masa critica existente hoy ya en la CAV para auspiciar un proceso de ruptura con España no existe aún en todo Euskadi, no tiene porque implicar más que una simple constatación de cuales son las correlaciones de fuerzas al día de hoy; sin convertirlas por ello, no ya en hechos estáticos sino mucho menos en cuestiones de doctrina o de principio. Parece, permítasenos la referencia histórica, como si se hubiera olvidado que para poder disolver legítimamente la Asamblea Constituyente rusa en 1918, el Congreso de los Soviets tuvo que tomar antes el poder en Petrogrado.
 
Es precisamente Ramón Zallo quien, para defender la Propuesta Ibarretxe, vuelve a hacer enfasis en la baza fundamental de la Propuesta: que parte de lo que hay, una mayoría nacionalista vasca en la CAV; aunque lo haga para apoyar una estrategia que no incomode demasiado a quienes dicen querer llegar a la soberanía vasca pero vestidos con el frac, sin costes ni enfrentamientos. Ese partir de lo que hay, puede usarse -como hace Ibarretxe- para intentar eliminar el conflicto, manteniendo Euskadi en España -aunque sea de otra manera- o para utilizarlo como plataforma política y social en la que el conflicto se articule de forma más favorable para las aspiraciones independentistas vascas. Salvo que se diera una hoy poco previsible alteración significativa de la escena social vasca, evitar el arrinconamiento de la izquierda abertzale en un escenario dominado a un lado por el PNV y a otro por el españolismo, exige -entre otros muchos elementos, como una tregua de ETA- tomar nota de esta circunstancia y planificar una estrategia a partir de ella, desde la cual posteriormente pudiera plantearse la reunificación nacional.
 
Anexo: Andalucía y la propuesta Ibarrtexe.
 
La literalidad de la Propuesta no excluye su extensión similar a otras naciones del Estado, aunque presumiblemente, a la hora de escribirlo no se estaba pensando precisamente en Andalucía.
 
En cualquier caso, en el terreno de los principios, hay que distinguir siempre entre el derecho a la autodeterminación y a la independencia incondicionada de otra nación -que hay que apoyar- y una concreta propuesta que, en tanto mantenga la relación con el Estado español y Andalucía se halle todavía dentro de el, es forzoso valorar estrictamente en términos de sí favorece o perjudica a nuestros intereses nacionales. La izquierda nacionalista andaluza ha de actuar y posicionarse entonces como si estuviera bajo su responsabilidad el futuro nacional.
 
Al margen de que la Propuesta Ibarretxe buscase desactivar el conflicto vasco -lo que revertiría, de tener éxito, en mayor estabilidad española y consecuentemente en mayor dificultad para las aspiraciones independentistas de la izquierda nacionalista andaluza- es evidente que conlleva una mayor detracción de recursos económicos utilizables por Andalucía, a los que tenemos derecho por el curso histórico compartido que nos ha situado a cada una de las naciones del Estado donde actualmente estamos. Ciertamente, hemos de huir como de la peste del agravio comparativo y recordar siempre donde se ubica nuestro enemigo -en Madrid- pero también es verdad que no es previsible que, incluso como una situación transitoria, la aceptación del nuevo marco resultante de esa propuesta, conllevara la extensión a Andalucía del nivel de ventajas que implica. Más aún, no parece demasiado aventurado predecir que una parte de su hipotético éxito estaría vinculado a reproducir una situación de singularidad, similar aunque bajo otros parámetros, a la que pergueñara inicialmente la Constitución española de 1978, que muy probablemente requeriría explícitamente de la exclusión de Andalucía. A Andalucía, -la evidencia histórica lo avala- en tanto siga forzada a coexistir con otras naciones en el Estado español, no le conviene ciertamente ninguna situación jacobina uniformista a escala de Estado pero tampoco una situación de desigualdad en la que no sea expresamente compensada y favorecida.
 
Por ello -y por supuesto por razones antitéticas a las de los españolistas- cabe concluir que la Propuesta Ibarretxe es contraria a los intereses nacionales andaluces y que procede, en la medida de nuestras posibilidades, actuar en consecuencia no dándole ningún apoyo. Ahora bien, hay que tener también claro que si como resultado de que, hipotéticamente, las instituciones vascas perseveraran en su defensa y desarrollo de forma unilateral y que como consecuencia de ello, recibieran el acoso o la agresión del Estado español, la izquierda nacionalista andaluza debería mostrar entonces su plena solidaridad con Euskadi.
 
 
Propuesta Ibarretxe: Cocina vasca/Cocina española
Tasio, Gara
 
1- La cocina de Ibarretxe
Tasio, Gara
 
2- La cocina de Aznar
Tasio, Gara
 
Enlaces
Hemos renunciado a presentar aquí una relación de enlaces que incluyera todas las noticias y pronunciamientos que ha venido produciendo los multiples avatares y frentes de la situación vasca, dada su extrema amplitud. Nos limitamos a ofrecer una selección documental que incluye la Propuesta del Lendakari Ibarretxe (PNV), los pronunciamientos parlamentarios asequibles en la Red y un muestrario de articulos de análisis y opinión desde diversas perspectivas. Dada la repercusión específica -por razones obvias- que tienen en nuestra Nación las posiciones al respecto de IU (en sus diferentes expresiones) le concedemos un tratamiento especial cronologico. Concluimos aportando un directorio de direcciones para ampliar información.
Nota: Recomendamos que, en caso de interes, no se deje transcurrir demasiado tiempo en acceder a los enlaces. Sus sitios de origen pueden retirarlos de su archivo. Puede accederse a ellos, dejandolos en la memoria caché del ordenador o bien copiandolos a un documento de texto.
Enlaces para ampliar Información sobre Euskadi:
 
Nota: El enlace de Batasuna funciona. Se le ha aplicado la dirección que sortea los bloqueos establecidos por los servidores españoles o de otros paises que se han sometido a las presiones del Estado español para impedir la conexión.
 
Cataluña
Cita en Perpiñan
 
El proximo 9 de Noviembre, en Perpiñan (Cataluña Norte) tendrá lugar una manifestación en defensa de la lengua catalana y contra el Tratado de los Pirineos (1659) que dividio Cataluña. Sus lemas son Català llengua d'europa y Esborrem el tractat dels Pirineus y está convocada por Correllengua y por la Federación de entidades norcatalanas en defensa de la lengua y la cultura catalanas, partiendo desde las 16 h. de la plaça Aragó. Por la noche, en el palacio de Exposiciones habrá asimismo un concierto en el que actuaran Mesclat, Companyia Elèctrica Dharma, Gerard Jacquet y Pascal Comelade.
 
Para mayor información y contactos para desplazamientos, tambien:
Asamblea Nord-catalanaACPV; Cal-Molins; Maulets y otras organizaciones catalanas 
 
 
Solidaridad con Palestina
Música:  Un ingles en Nueva York, Sting
 
Suscripciones-ayuda a ANDALUCÍA LIBRE

a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA:

0182  3344  24  0202889151

Nos hace falta vuestra ayuda para mantenernos en la Red...  

¡¡¡Cuanto podriamos hacer si cada suscripción nos enviara al menos 1 euro por cada Boletin!!!

 
Publicidad del Servidor E-Listas:









[Adjunto no mostrado: Euskadi.bmp (image/bmp) ]




[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?Catalu=F1a.bmp?= (image/bmp) ]



[Adjunto no mostrado: Sting - A Englishman in New York.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters