Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
nș 128 - Andalucía Andaluci
nș 129 - Luchas si Andaluci
nș 130 - Marruecos Andaluci
nș 131 - España oc Andaluci
nș 132 - Fortuna b Andaluci
nș 133 - Alternati Andaluci
nș 134 - Especial: Andaluci
nș 135 - Zapatismo Andaluci
nș 136 - Andalucía Andaluci
nș 137 - Economia Andaluci
nș 138 - Eleccione Andaluci
nș 139 - Andalucía Andaluci
nș 140 - Presupues Andaluci
nș 141 - Marinaled Andaluci
nș 142 - Brasil: G Andaluci
nș 143 - Chechenia Andaluci
nș 144 - La Crisis Andaluci
nș 145 - Asamblea Andaluci
nș 146 - Economia Andaluci
nș 147 - 4 de Dici Andaluci
nș 148 - Dos crisi Andaluci
nș 149 - Venezuela Andaluci
nș 150 - Noticias Andaluci
nș 151 - Puntadas Andaluci
nș 152 - Sumarios Andaluci
nș 153 - Palestina Andaluci
nș 154 - Crisis An Andaluci
nș 155 - Urgente: Andaluci
nș 156 - Andalucía Andaluci
nș 157 - Spanish H Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 171     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nș 147 - 4 de Diciembre, Dia Nacional de Andalucía
Fecha:Miercoles, 4 de Diciembre, 2002  00:31:59 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nș 147
 
En este Correo:
ESPECIAL DIA NACIONAL DE ANDALUCIA
*Llamamiento: 4D - Pon Alta la Bandera Verdiblanca
*Crónicas de Antes del 4-D [Introducción y Enlaces]
*Crónicas del 4 de Diciembre [Introducción - el 4D ciudad a ciudad]
*Crónicas de Málaga [El 4D en Málaga, el asesinato de Caparros, la represión y la respuesta popular]
*Después del 4D...
*Politización de la identidad andaluza y lucha autonomista
*25 años después: Las hermanas de Caparrós, rompen su silencio
*Video: Declaraciones de las hermanas de Caparros e imágenes del 4-D
*Andalucía, 1/12/2002 - Miles de personas por el Subsidio agrario en Sevilla
*Video de la manifestación
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio, Música,  
--oOo-- 
 
4 de Diciembre
Día Nacional de Andalucía
25 Aniversario
 
 
Llamamiento
Pon alta la bandera verdiblanca.
Andaluz o andaluza, allí donde estés:
Coloca bien alta la Verdiblanca.
 En tu balcón, en tu ventana,
 en tu mesa de trabajo, en tu tajo,
en tu coche, en tu solapa...
Afirma tu esperanza, tu rabia, tu dignidad;
tu solidaridad con los que luchan y con los que sufren.
Es el 4 de Diciembre,
¡Viva Andalucía Libre y Socialista!.
Sea por Andalucía Libre, su pueblo y la Humanidad.
Se cumplen 25 años de aquel inolvidable 4 de Diciembre de 1977, en el que millón y medio de andaluces y andaluzas tomaron las calles de nuestra Nación para afirmarse como pueblo, proclamar sus esperanzas y exigir sus derechos políticos y sociales. Esta efeméride marca de forma especial este Día Nacional de 2002.
Este año de vísperas electorales, el Gobierno andaluz ha sustituido su tradicional desdén y ocultación del aniversario por una campaña de actos institucionales, con la que busca, obviamente, presentarse como si fuera el heredero natural  y la consecuencia política de aquella Jornada. Toca aprovechar lo que se pueda de lo que se haga, pero sin dar nunca cuartel a esa  manipulación histórica de quienes asientan su victoria particular sobre la derrota de su pueblo. Frente al discurso triunfalista de los vencedores (las fuerzas políticas y sociales constitucionales); es hora de levantar de nuevo el discurso de los derrotados, es decir, de toda la Andalucía que hoy, un cuarto de siglo después, sigue sin Poder, sin Tierra, sin Trabajo y sin Libertad real para decidir su destino.
A recordar lo que realmente fue aquel 4-D, como ejercicio de recuperación de nuestra memoria colectiva y también, de forma indisoluble, como acicate para perseverar en nuestra inconclusa lucha de liberación nacional y social, dedicamos este numero de Andalucía Libre.  A este objeto hemos reproducido crónicas periodísticas contemporáneas de aquel día que, con las lógicas limitaciones del tiempo y de la linea editorial de donde fueron publicadas, nos traen a hoy imágenes y tonos para ayudar a revivirlo en toda su riqueza y emotividad. Tarea especialmente necesaria para que las nuevas generaciones de andaluzas y andaluces puedan recuperar su auténtica historia y a partir de ahí,  contribuir así a alcanzar su emancipación política y social.
 
ANDALUCÍA LIBRE
Antes del 4-D
[Se habían celebrado ya las primeras elecciones postfranquistas el 15 de Junio (por cierto, con todas las fuerzas a la izquierda del PCE aún ilegales y forzadas a concurrir con otros nombres) y seguía gobernando Suárez (ex-ministro secretario general del Movimiento franquista, nombrado presidente por Juan Carlos de Borbón, el sucesor designado por Franco) a la cabeza de un partido -la UCD- en donde se habian reciclado los franquistas aperturistas. Por los mismos días en que se celebraría la manifestación del 4-D, la Ponencia Constitucional -formada por AP, UCD, PSOE, PCE y CDC- andaba pasteleando en Madrid el anteproyecto de Constitución monárquica española.
Los parlamentarios andaluces habían formado una Asamblea de Parlamentarios en dos intentos -agosto y octubre de 1977- que, tras pelearse sobre si debían aceptar en su seno o no a los electos de las colonias de Ceuta y Melilla -la UCD los quería dentro; en tanto el PSOE no, porque le quitaban la mayoría en la Asamblea- habían finalmente acordado reclamar la autonomía para Andalucía. Nada del otro mundo, dado el ambiente dominante. Baste recordar que, ya en Marzo de 1976, incluso hasta los presidentes franquistas de las Diputaciones provinciales andaluzas habían reclamado la formación de una Mancomunidad andaluza de Diputaciones como engendro paraautonómico.
En Septiembre de 1977, el Gobierno español se había traído a Tarradellas del exilio para montar una "Generalitat provisional" -puro humo y mucho símbolo- con la que controlar y enfriar la situación política en Cataluña. Era el inicio de las llamadas "pre-autonomías". En Andalucía, por entonces, se quería reproducir el invento. Nuevamente andaban a tirones UCD y PSOE por cómo controlarlo y también por cómo repartírselo: la UCD, minoritaria en parlamentarios quería compensarlo incluyendo a sus colegas de las Diputaciones provinciales franquistas en los órganos de la "preautonomía andaluza", lo que no agradaba precisamente al PSOE.
En esa coyuntura y con esas preocupaciones, se produce la convocatoria del 4-D, con la intención implícita de presionar al Gobierno español de UCD para que acelerase el proceso (aunque luego, la "preautonomía" no se constituyera hasta mayo de 1978, con pacto incluido tambien sobre lo de las Diputaciones).
Sin embargo, más allá de estas intenciones, el pueblo andaluz -para sorpresa y preocupación de muchos de los convocantes- se toma la fecha como una cita consigo mismo y como un acto de afirmación colectiva.
También lo ven así las estructuras del Estado español y la ultra españolista, una de cuyas organizaciones pantalla era Fuerza Nueva. Y actuaran en consecuencia...]
Gran despliegue en la preparación del Día de Andalucía
Sólo Alianza Popular* ha roto el espíritu unitario de la jornada del día 4
JOSÉ AGUILAR, -  Sevilla
EL PAÍS |  España - 26-11-1977

Con las lógicas diferencias entre las ocho provincias, prosiguen a buen ritmo en toda la región los preparativos para el Día de Andalucía, a celebrar el 4 de diciembre por acuerdo de las principales fuerzas políticas y siguiendo la sugerencia hecha en este sentido por la Asamblea de Parlamentarios. Un amplio consenso, no conseguido hasta ahora en la región, se ha producido en torno a esta jornada en la que se pretende que el pueblo andaluz exprese masiva y unitariamente su voluntad de autogobierno.

El espíritu unitario con que venían desarrollándose los preparativos sólo ha sido quebrado por la decisión de Alianza Popular de retirarse de la convocatoria ante el acuerdo adoptado por todos los demás partidos en el sentido de que sea la bandera andaluza la que marche al frente de las manifestaciones, hecho que para AP equivale a poner en duda la unidad del Estado.

Críticas moderadas

La contestación protagonizada por algunos partidos minoritarios, desde Reforma Social al Movimiento Comunista, por el acuerdo de la comisión política regional de no admitir en su seno, por razones de operatividad, a más fuerzas políticas que las once ya representadas, ha sido muy moderada, y, desde luego, nadie ha condicionado su adhesión al Día de Andalucía al hecho de ingresar en la comisión. Entre las decisiones ya adoptadas, además de la consideración de la bandera regional, verde y blanca, como único símbolo presente en la manifestación de cada provincia, con eliminación expresa de las banderas partidistas, está el deseo de que las manifestaciones sean tan masivas como ordenadas y pacíficas y, la negociación estricta de las consignas a corear, que en cualquier caso, estarán encaminadas exclusivamente a reivindicar la autonomía. Las concentraciones terminarán con la intervención de representantes de los partidos parlamentarios, y, en menor cuantía, de los extraparlamentarios, aunque este es un extremo a negociar aún.

Cuentas corrientes, para la financiación

De Almería a Huelva y de Cádiz a Jaén, las comisiones provinciales de financiación, propaganda y relaciones están trabajando de firme. Junto a la aportación de los partidos, las comisiones de cada provincia han abierto cuentas corrientes para recoger la ayuda ciudadana a los gastos de la jornada. También se hacen gestiones con empresas andaluzas y entidades de crédito a fin de pedirles apoyo económico. El monte de Piedad de Córdoba se ha adelantado en este aspecto, donando 100.000 pesetas, a los organizadores. Algunos ayuntamientos y diputaciones han prometido sufragar cientos de miles de octavillas o engalanar con la bandera todo el trayecto de la manifestación.

Muchos maestros y directores de colegios dedicarán la semana anterior al Día de Andalucía a explicar a sus alumnos diversos aspectos de la historia y la realidad regional. Numerosos centros culturales preparan conferencias y mesas redondas. Una emisora, Radio Sevilla, anuncia para él 4 un programa especial de veinte horas dedicado íntegramente a Andalucía.

Hoy comienza la negociación con el Gobierno

Precisamente, hoy sábado, darán comienzo las negociaciones para el establecimiento de un régimen preautonómico en Andalucía entre la comisión designada por la Asamblea de Parlamentarios y el ministro para las Regiones y diputado sevillano, Manuel Clavero Arévalo. Esta primera reunión formal -los contactos previos han sido meramente preparatorios y tendentes a agilizar las sesiones de trabajo dará comienzo a las seis de la tarde en el Gobierno Civil de Sevilla. La comisión de la asamblea está compuesta por los parlamentarios Ignacio Huelin (UCD, Málaga), Rafael Escuredo (PSOE, Sevilla), Ignacio Gallego (PCE, Córdoba) y Joaquín Navarro (Independiente, Almería). Como es sabido, la Asamblea de Parlamentarios de Andalucía aprobó recientemente en Granada un proyecto de autonomía provisional de trece artículos preparado con anterioridad por la comisión permanente.

Sobre los proyectos preautonómicos de los parlamentarios arrecian las críticas de otros partidos que se sienten marginados. Ante la decisión de la Asamblea andaluza de rechazar la inclusión de partidos extraparlamentarios -Alianza Popular, Izquierda Democrática, Partido Socialista de Andalucía y Partido del Trabajo-, Luis Uruñuela manifestó en una rueda de prensa que «el voto de más de 400.000 andaluces va a quedar fuera de todo protagonismo en la gestación de los órganos preautonómicos».

*Alianza Popular (AP) era el primer nombre de lo que ahora es el PP. Aglutinaba a la derecha franquista más recalcitrante, complementando a la UCD.

Andalucía se manifiesta hoy por su Estatuto
Galicia y Andalucía celebran hoy manifestaciones multitudinarias en todas sus capitales provinciales para impulsar sus movimientos autonómicos. Calles engalanadas con banderas blanquiazules y blanquiverdes y un espíritu de solidaridad que hace prever grandes concentraciones son las notas más destacadas de las informaciones facilitadas por los corresponsales de EL PAÍS en estas dos regiones.
Sevilla  EL PAÍS |  España - 04-12-1977 

De doscientas a 300.000 personas se espera acudan a la manifestación que recorrerá las calles céntricas de la ciudad. En la de Sierpes, familiares de Blas Infante entregarán una bandera andaluza a un grupo de niños, que encabezará la marcha. Uno de los puntos más conflictivos ha sido la colocación en los balcones del Ayuntamiento, para presenciar el acto político, de las representaciones de partidos parlamentarios y extraparlamentarios. Los equipos de fútbol que disputan encuentros en esta jornada saltarán al terreno de juego con la bandera blanquiverde, y la directiva del Betis ha recomendado a sus jugadores que saquen también la enseña nacional. Sólo Fuerza Nueva, de partidos políticos, no apoya la convocatoria, que califica de ultraje a la bandera nacional.  

Jaén. El diputado del Partido Socialista Obrero Español -Alfonso Fernández Torres será en esta ciudad quien dirija el parlamento a los manifestantes. La ciudad está engalanada con banderas de Andalucía y se espera un gran número de participantes en la convocatoria.

Granada. La manifestación se iniciará a las doce por la carrera del Genil para terminar, en Plaza Nueva, donde un parlamentario de Unión de Centro Democrático se dirigirá a los concentrados. Federico Mayor, que tenía el encargo, ha sido vetado por los demás partidos políticos, y será sustituido -con toda seguridad- por el senador de la misma coalición Antonio Jiménez Blanco. 0tro punto bastante conflictivo ha sido la composición del servicio de orden, integrado por 1.200 personas, cuya mayoría estará formada por militantes del Partido Comunista de España. A diferencia de otras provincias, ni el Arzobispado, Ayuntamiento y Diputación han manifestado su apoyo a la convocatoria.

Almería. De un poco flojo ha sido calificado el ambiente en esta capital para la manifestación de hoy, que ha contado con apoyos generalizados, como la aportación económica de la Caja de Ahorros. Joaquín Navarro, senador del Partido Socialista Popular, será el encargado de dar lectura al comunicado preparado

Cádiz. Durante toda la semana se han venido desarrollando diversos actos preparatorios del Día de Andalucía, que culminará hoy con la manifestación.

Córdoba. Los preparativos de la jornada de hoy se han visto ennegrecidos por la agresión sufrida por miembros del Partido Socialista de Andalucía, cuando pegaban carteles convocando a la manifestación, por miembros de Fuerza Nueva. El Partido Socialista Popular y el Partido del Trabajo han presentado denuncias contra José Jarque, de Fuerza Joven, al que acusan de las agresiones.

Málaga. La única Diputación que no ha autorizado la instalación de la bandera andaluza en sus mástiles es la de esta capital. Esta actitud ha sido considerada por la comisión organizadora como «falta de realismo político y demostración clara de que la actual Corporación no representa los intereses del pueblo malagueño».  Los partidos minoritarios han protestado porque en la manifestación no puedan figurar sus propias enseñas. Una característica de los días previos a la manifestación han sido los conatos de agresión e insultos protagonizados por miembros de extrema derecha.

Huelva. Las doce será también la hora de comienzo de la concentración, que cuenta con el apoyo de todo el abanico político y a la que se han sumado numerosas instituciones. El Obispado ha hecho público una comunicación de solidaridad

María Infante: Andalucía es una nacionalidad 
EL PAÍS |  España - 04-12-1977
María Infante, hija del primer mártir andaluz, Blas Infante, fusilado «por rojo y separatista» en 1936 y padre del andalucismo de nuestro tiempo, entregará mañana, en Sevilla, a los organizadores de la manifestación del Día de Andalucía, la bandera verde, blanca y verde de su padre. María, desde la ciudad de la Giralda, emocionada al teléfono hizo a EL PAÍS unas breves y sentidas declaraciones. EL PAÍS:
 
¿Qué pasará el día 4 en Andalucía?, 
María Infante: Estoy emocionada. He salido esta mañana por Sevilla y la he visto engalanada de banderas verde y blancas y me he tenido que volver a casa. Me dio mucha alegría y mucha tristeza. Alegría por lo que ello significa para los andaluces. Tristeza porque, este gran andaluz, mi padre, tuvo que morir para que esto fuera posible.
 
EL PAÍS: ¿Andalucía echa a andar?
M. I.: Ni mucho menos. Reemprende el camino después de cuarenta años de dictadura. En 1936 las Cortes tenían ya un anteproyecto de base de Estatuto de Autonomía, que hubiese sido aprobado si la guerra civil se hubiera iniciado dos meses más tarde. El movimiento andaluz viene de muy lejos, las juntas liberalistas, las asambleas de Antequera, de Córdoba, de Ronda, etcétera.
 
EL PAÍS: Andalucía ¿es una región o una nacionalidad? 
M. I.-, Es una nacionalidad. Mi padre; Blas Infante, escribía en Córdoba en enero de 1919 «Andaluces, Andalucía es una nacionalidad porque una común necesidad invita a todos sus hijos a luchar juntos por su común redención. Lo es también porque la naturaleza y la historia hicieran de ella una distinción en el territorio hispánico. Lo es también porque, lo mismo en España que en el extranjero se la señala como un territorio y un pueblo diferente.»
 
Los emigrantes andaluces también 
EL PAÍS |  España - 04-12-1977 
La manifestación del 4-D en Barcelona en la Plaza de Sant Jaume,
junto al Palau de la Generalitat 
 
Los andaluces emigrados en Barcelona y Madrid, celebrarán también el Día de Andalucía. En Madrid, el frente de emigración del Partido Socialista de Andalucía y el Centro Social y Cultural Andaluz de Moratalaz han convocado a los andaluces residentes en Madrid a una concentración que tendrá lugar hoy, a las doce del mediodía, en la plaza de Santa Ana. En Barcelona, veinticuatro organizaciones políticas y sindicales catalanas (desde el centro a la extrema izquierda) se han adherido a la celebración de una marcha solidaria que se iniciará en la plaza de Cataluña, de Barcelona, a las doce. 
 
Crónicas del 4 de Diciembre
 
[El 4 de Diciembre fue una jornada de participación masiva y festiva en toda Andalucía; con manifestaciones incuantificables, hasta hoy no superadas. Todo tipo de asociaciones civicas y sociales; las células y agrupaciones de base de las organizaciones políticas y sindicales; los centros de estudio; las plantillas de las fabricas; las asociaciones de vecinos... y miles de personas portaban pancartas y banderas andaluzas, llenando de verde y blanco las calles.
Pero también fue un día de lucha. Hubo enfrentamientos -de diversa entidad y contundencia- con policías y fascistas españoles en casi todas las ciudades. Pequeños cortejos de fascistas intentaron boicotear los actos, para tener al final que retirarse ante la presión creciente de la gente (por cierto y significativamente, uno de estos grupusculos ultras llamado Partido Nacional-Sindicalista Español, sacaba entrelazadas en su pancarta las banderas falangista, española y de la pretendida Andalucía Oriental, que luego en 1979-80, retomaría sin exito un sector de la UCD). 
Una constante del día fue el rechazo activo a la bandera española (llamada también "nacional" en las crónicas periodísticas que reproducimos); entonces masiva y correctamente asociada a la opresión, la represión y la miseria y la consecuente confrontación con sus afines, uniformados o de paisano. Por donde pasaban las manifestaciones -calles céntricas, habitualmente- iban cayendo o siendo retiradas por la fuerza, una tras otra, las banderas españolas que provocativamente habían colocado en sus balcones los españolistas. Primero el griterío, los insultos, la consigna sincopada: "¡Sólo queremos, banderas andaluzas!" y luego, una vez colocadas las verdiblancas, las ovaciones cerradas, iban marcando a cada tramo la sustitución de unas por otras].
SEVILLA
La mayor concentración
JOSÉ AGUILAR -  Sevilla
EL PAÍS |  España - 06-12-1977
 
Las previsiones de los organizadores se vieron desbordadas, y entre 350.000 y 400.000 sevillanos celebraron el Día de Andalucía recorriendo durante casi dos horas las calles del centro de la ciudad. La riada humana era tan impresionante que las cuatro quintas partes de los reunidos no pudieron oír la alocución que Alfonso Guerra (PSOE) dirigió a los manifestantes, en nombre de la Asamblea de Parlamentarios andaluces, desde el balcón principal del Ayuntamiento. Tras la lectura de este manifiesto -interrumpido por gritos estruendosos de "que hable en andaluz"- la muchedumbre guardó silencio mientras se oía el himno regional y ondeaban miles de banderas blanquiverdes.
 
Los parlamentarios de la provincia y dos representantes de cada uno de los partidos organizadores encabezaban la marcha, que iba precedida por la histórica bandera de Blas Infante portada por un grupo de niños. Banderas de todos los partidos, sindicatos y entidades, ciudadanas y culturales y diversas pancartas -una con el lema “Si Marco encontró a su madre, los andaluces encontraremos nuestra autonomía”- daban significación unitaria y andalucista a la histórica jornada. Se dieron gritos de "Autonomía para Andalucía", "Emigrantes aquí", "Andalucía grita, escuelas gratuitas", "Gobierno escucha, la autonomía es nuestra lucha", "Terrateniente, banquero, invierte aquí tu dinero", y otros.
 
La manifestación tuvo que dar comienzo con media hora de retraso para esperar a los miles de ciudadanos que, procedentes de los barrios y pueblos de la provincia, encontraron dificultades de tráfico para acceder al Prado de San Sebastián y también a causa de la actitud de unos doscientos militantes de Fuerza Nueva, en su mayoría muy jóvenes, que portando banderas exclusivamente nacionales, se concentraron delante de los manifestantes de forma provocativa. Antes de que llegase la fuerza pública, el servicio de orden consiguió que se retirasen, aunque se les invitó a integrarse en el grueso del cortejo, lo que no aceptaron.
 
CÓRDOBA
Hablaron tres parlamentarios
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
  
Los diez partidos organizadores en Córdoba, sin llegar a pedir la no comparecencia de la bandera nacional, obviándola de hecho por no plantear obstáculos apriorísticos, sí exigieron la ausencia de banderas partidistas, que se cumplió totalmente. De hecho, aparte de los locales oficiales donde figuraba la nacional, sólo miembros del FRAP, una vez disuelta la manifestación, abrieron una gran bandera republicana, ya que los manifestantes les impidieron hacerlo cuando en el transcurso de la misma lo pretendieron. La plaza de Las Tendillas sirvió para que, desde una gran tribuna donde figuraba el escudo de la ciudad y las banderas verdes, blancas y verdes, comparecieran los convocantes.
 
JAÉN
Imperó el civismo
A. G. -  Jaén
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
  
Asistieron todos los parlamentarios de la provincia, sumándose también el senador del PSOE por Valencia José María Ruiz Ramírez, por ser natural de un pueblo de Jaén, y les seguían en la manifestación los representantes de los partidos y fuerzas vivas, con el presidente de la Diputación y el alcalde de la capital al frente. Los únicos conatos de incidentes se produjeron cuando en algún edificio ondeó en solitario la enseña roja y gualda, pidiendo los manifestantes con gritos que fuera sustituida por la verde y blanca.
 
CÁDIZ
Diez detenciones
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
 
En 70.000 se estima el número de personas que acudieron el pasado domingo, en Cádiz, a la manifestación pro autonomía andaluza. Otras 10.000 personas lo hicieron en Algeciras. El único incidente acaecido ocurrió cerca del Ayuntamiento, donde un reducido grupo de personas desplegó banderas españolas mientras saludaban al uso fascista, comenzando a cantar el Cara al Sol. Se formó un revuelo al serles arrebatadas las banderas por manifestantes, interviniendo la policía, que se encontraba detrás de los provocadores. Se practicaron diez detenciones. Los detenidos fueron puestos en libertad poco después.
 
GRANADA
Participación, pese a la lluvia
EDUARDO CASTRO -  Granada 
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
  
Más de 120.000 personas participaron el domingo en la manifestación pro autonomía andaluza celebrada en Granada, a pesar de la insistente lluvia caída durante toda la mañana sobre la ciudad y del relativo poco ambiente que en la misma se había creado en tomo al Día de Andalucía. Cuando ya la manifestación se había dado por concluida, después de que el senador de UCD Antonio Jiménez Blanco leyera el comunicado de la comisión organizadora, un grupo de unas mil personas se dirigió por la Gran Vía hacia el Gobierno Civil, produciéndose entonces violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de la Policía Armada, que hicieron uso de abundante material antidisturbios. Siete agentes de uniforme y un miembro del cuerpo especial de policía, así como, al menos, seis de los manifestantes -entre ellos, un fotógrafo de prensa que quedó conmocionado en el suelo con una brecha sangrante en la cabeza- resultaron heridos de alguna consideración en el transcurso de los incidentes y tuvieron que ser atendidos en servicios de urgencia de los hospitales Clínico y de la Seguridad Social. Otras cuatro personas fueron, asimismo, detenidas y puestas a disposición judicial, decretando el juez el traslado a prisión de tres de los detenidos
 
HUELVA
Incidentes ante el Gobierno Civil 
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
 
Poco antes de comenzar la manifestación se registraron varios incidentes, cuando algunas personas con banderas republicanas y del FRAP intentaron sumarse al grueso de la misma, hecho que fue impedido por los organizadores. Tras recorrer varias calles de la capital onubense, los manifestantes se concentraron en la plaza de Las Monjas, donde el diputado José Félix Pérez Millares (UCD) dio lectura al comunicado conjunto de los parlamentarios.
 
No obstante, un numeroso grupo de personas se dirigió hacia el Gobierno Civil de Huelva, donde solicitó a voces que, junto a la bandera nacional, fuera colocada la bandera andaluza. Sobre este hecho, el Gobierno Civil difundió una nota en la que afirma: «Varios individuos intentaron forzar las puertas de entrada a la sede de dicho Gobierno, mientras otros apedreaban la fachada del mismo y golpeaban a algunos miembros de la Policía Armada, por lo que ésta se vio obligada a reprimir la manifestación.»
 
ALMERÍA
Pocos asistentes 
E. C., -  Almería 
EL PAÍS |  España - 06-12-1977 
  
Almería ha sido, con una gran diferencia, la capital andaluza donde se registró el menor número de asistentes a la manifestación pro autonomía. Al poco ambiente existente durante los días anteriores al domingo vino a sumarse la lluvia, tan poco habitual en el sureste peninsular, lo que hizo que no pasaran de 5.000 las personas congregadas en la explanada del puerto a las doce del mediodía, hora prevista para el inicio del acto. La marcha finalizó, después de media hora de recorrido por las principales calles de la ciudad, en la plaza de la Puerta de Purchena, donde el parlamentario de UCD Juan Antonio Gómez Angulo dio lectura al manifiesto de la comisión organizadora del Día de Andalucía. Al final de la manifestación, un grupo de unos treinta jóvenes permanecieron en la plaza cantando La Internacional.
 
Crónicas de Málaga
 
Manuel José García Caparros.
Asesinado por la policía española en Málaga
4 de Diciembre de 1977
Ni olvidamos ni perdonamos
 
Tensión en Málaga por la muerte del joven manifestante
Partidos, centrales y ciudadanos responsabilizan al presidente de la Diputación  
Una fotografía de José Manuel García Caparrós, malagueño, de diecinueve años, rodeada de velas y claveles rojos, sirve hoy en el pavimento de la Alameda Colón para señalar el lugar que encontró su muerte el día, en que Andalucía y Galicia se echaron a la calle para pedir su autonomía. Un millón cuatrocientas mil personas, aproximadamente, se habían dado cita en las calles de las capitales de las dos regiones para, en un ambiente de alegría y exaltación, solicitar sus estatutos. Las provocaciones de la extrema derecha no consiguieron romper el orden de las concentraciones, pero los sucesos de Málaga dieron esa nota triste. 
JOAQUÍN MARÍN -  Málaga 
EL PAÍS |  España - 06-12-1977
  
Numerosos impactos de bala señalan el lugar donde cayó muerto el domingo el joven José Manuel García Caparrós, junto a los muros del antiguo edificio del periódico Sur, situado en la Alameda de Colón, de Málaga. En el lugar exacto, una foto del finado, unas velas encendidas y unos claveles rojos sirven de punto de concentración de muchos malagueños que acuden al lugar para testimoniar su pésame a los compañeros de la víctima de la autonomía andaluza.
 
Parlamentarios, partidos políticos, centrales sindicales y ciudadanos en general, coinciden en señalar que la chispa que encendió todo fue la actitud tomada por el presidente de la Diputación, Francisco Cabeza López, que se negó a que la bandera andaluza ondease junto a la nacional en la sede del organismo provincial. A pesar de esta actitud, que se cataloga en los comunicados de los partidos y de las centrales como una auténtica provocación, la manifestación pro autonomía, con más de 150.000 personas, pasó junto a la Diputación sin mayores incidentes. El edificio, en cuyo balcón ondeaba sólo la bandera nacional, estaba custodiado por efectivos antidisturbios de la Policía Armada. Junto a ellos, con banderas nacionales, se encontraban varios militantes de extrema derecha, conocidos en Málaga por sus acciones violentas. Los manifestantes, al pasar, pedían la dimisión del presidente y, en general, seguían su camino. Algunos, especialmente de los que venían al final de la marcha, se quedaron junto al edificio de la Diputación. Un joven escaló la fachada y colocó una bandera verdiblanca junto a la nacional. Después empezaron los enfrentamientos. Los agentes del orden cargaron contra los concentrados, que arrojaron piedras contra los ventanales del edificio. Las cargas de la Policía Armada fueron de una violencia extrema, como no se recordaba en Málaga.
 
Mientras tanto, el grueso de la manifestación continuaba su recorrido, sin saber que a su retaguardia se estaban produciendo enfrentamientos de gravedad.
 
El punto final de la manifestación era la zona del Puente de las Américas. Allí, desde un paso elevado, los parlamentarios malagueños y los organizadores pusieron fin al acto con unas palabras encendidas de entusiasmo del diputado socialista Rafael Ballesteros, aclamados incesantemente por los manifestantes. La manifestación, que se había desarrollado en un clima festivo y a la que la presencia de mujeres y niños confería un carácter auténticamente ciudadano, terminó con vivas a Andalucía, al pueblo andaluz y a la autonomía.
 
La muerte de José Manuel García
 
La ingente muchedumbre empezó a dispersarse con todo orden, haciendo el camino de vuelta hacia el centro de la ciudad, pero al llegar al puente de Tetuán se encontró con que allí se estaba librando una auténtica batalla, de una dureza inigualable. Los botes de humo y las balas de goma en un principio, más tarde aparecerían las de plomo, sembraron la confusión. Abundaron las carreras, los atropellos, las caídas al suelo de mujeres y niños.. Los manifestantes arrojaban piedras contra los policías, a un pelotón de los cuales rodeó. Este grupo de agentes, según la nota oficial del gobernador civil, hizo uso de sus armas reglamentarias y fue entonces cuando cayó sobre el pavimento, herido mortalmente, el joven de diecinueve años José Manuel García Caparrós, trabajador de una fábrica de cervezas y militante de Comisiones Obreras, que fue recogido por vanos compañeros y conducido a la residencia sanitaria de la Seguridad Social, donde ingresó cadáver.
 
Incidentes nocturnos
 
La noticia de la muerte de José Manuel se esparció rápidamente por toda la ciudad. La comisión organizadora celebró una reunión de urgencia, mientras que los parlamentarios se dirigieron al Gobierno Civil. A primeras horas de la tarde se hizo pública una nota oficial del Gobierno Civil, cuya veracidad es puesta en duda por los diversos partidos y organizaciones, sindicales.
 
La nota del Gobierno Civil afirmaba: «Numerosos grupos de manifestantes, sobre todo al final de la manifestación, se fueron concentrando ante dicho edificio oficial, comenzando a lanzar contra su fachada objetos diversos, para terminar apedreándola con gran intensidad y produciéndose rotura de cristales y lunas. En tal momento se dio orden de despejar el gran número de concentrados ante dicho edificio, lo que se efectuó seguidamente por las fuerzas de orden público. En el punto indicado se produjo la colisión de los manifestantes con las fuerzas de la Policía Armada, que fueron atacadas con piedras, de las que quedó literalmente sembrada la calzada. Un pelotón de las fuerzas de orden público fue acorralado, y agotados sus elementos antidisturbios se vio precisado a hacer uso de sus armas cortas.». Para intervenir en las investigaciones que se llevan a cabo para esclarecer los incidentes, llegó ayer a Málaga el subdirector general de Seguridad, José Sáinz.

Málaga golpeada
Juan de Dios Mellado
Primera Plana – Diciembre 1977 
A Málaga, como al resto del País Andaluz, la golpeó con dureza la muerte de José Manuel García Caparrós. José Manuel cayó en el puente de Tetuán a causa de una bala. Luego –el seis de diciembre- el País Andaluz se vestiría de luto y Málaga sería nuevamente golpeada.
 
La autonomía andaluza tiene su primer mártir. Manuel García Caparrós, 19 años y militante del PCE y de Comisiones Obreras. Hoy se sabe ya con exactitud que cayó por la bala que disparó un Policía Armada. Donde la sangre joven se derramó, mientras pronunciaba una ultima palabra “justicia”, los malagueños se dan cita con claveles rojos, verdes, blancos. Hay un letrero: “Crimen Fascista”. Y en el suelo: “Justicia popular”.
 
El día 4 de Diciembre, cuando millón y medio de andaluces, en las nueve provincias, en sus calles y plazas gritaban por una Andalucía libre y los brazos de los andaluces más jóvenes se alzaban en Cataluña pidiendo autonomía, José Manuel García Caparros daba el ultimo estertor. Un hilo de sangre salió por su boca. La calle de Comandante Benítez ya se conoce popularmente por calle Manuel García.
 
La Andalucía abnegada, cargada de promesas incumplidas, pisoteada por el centralismo y el caciquismo... La Málaga refugio y solaz de quienes hicieron enormes fortunas a la sombra del franquismo, se levantó cuando se supo la muerte de un joven, de dos heridos más por bala y otros muchos contusionados por una acción de la policía que todos calificaron de brutal.
 
La convocatoria del Día de Andalucía en Málaga venía cargada ya de negros presagios. Días antes, el Presidente de la Diputación, el falangista Francisco Cabeza López, había manifestado que la bandera verde-blanca-verde no ondearía en el edificio provincial. Meses antes, el pleno de la Diputación aprobaba el uso de la bandera. Pero Cabeza López dijo no. Y nadie le obligó, ni le pudo obligar a colocarla. La espoleta ya estaba puesta. Lo otro fue ya una cadena que no terminó en masacre gracias a la serenidad del pueblo malagueño que no cayó en la trampa. Elementos de Fuerza Nueva y del Frente Anticomunista Español que capitanea por estas tierras un alférez provisional, Enrique del Pino, calentaron los ánimos días antes. La bandera verdiblanca, símbolo de una nueva Andalucía fue destrozada por estos ultras en la víspera del Día de Andalucía.
 
La espoleta de unos incidentes
 
 
Un joven escala la fachada de la Diputación de Málaga
para colocar la bandera andaluza el 4--D
 
Cuando la cabeza de la manifestación pasaba por delante de la Diputación Provincial, los parlamentarios, líderes de partidos y centrales sindicales pararon unos segundos. Mirada de desprecio en algunas caras y de dolor en otras. Pero ya otros manifestantes iban colocando banderas andaluzas en sus ventanas
 
Un joven del PC sujetó, con cadena y candado, una bandera a la verja de la puerta de entrada. Otro más osado y al parecer sin militancia activa en ningún partido, como una araña humana, escaló hasta el balcón principal con el objeto de colocar la bandera andaluza en el mismo mástil donde estaba sólo la enseña nacional. Cuando culminó su arriesgado trabajo, miles de gargantas gritaron “¡Viva Andalucía!”. Poco duró. La Policía hizo su aparición y cargó contra el grupo de manifestantes delante de la Diputación. Fueron los primeros botes de humo, las primeras carreras, las primeras caras de pánico, de terror, de tragedia. Los gritos de “Cabeza, fascista, dimite” fueron sustituidos por “Cabeza al paredón”. Y luego, los gritos contra la policía... las piedras. Y más carreras.
 
Hoy, con los ánimos más templados, nadie en Málaga se explica el por qué de la acción de la Policía. Fantasmas del norte del país parece que sobrevolaban las cabezas de los policías. Y aunque desmentido por el Ministro Martín Villa, la imagen del Comandante Imaz parecía rondar por las calles malagueñas. Es cierto que en algunas ocasiones la Policía se sintió acorralada, pero también lo es la extrema dureza empleada contra personas solitarias, contra conductores de coches y motos. Se lo oímos decir a un miembro de la COPEL en el lugar donde cayera Manuel José García Caparros: “Esto sucede en el Norte y estalla”
 
Disparos, no sólo al aire
 
La Policía española reprime
 
Cuando regresaba el grueso de la Manifestación desde el Puente de las Américas hasta el centro del casco urbano sonaron los primeros disparos de pistola. Por la espina dorsal de miles de malagueños corrió la duda y el temor. Y una pregunta en la cara de todos: “¿Qué pasa?”. A los disparos de pistola les siguieron los botes de humo y las balas de goma hacia el barrio del Perchel y la Trinidad. Serían las dos y cuarto de la tarde.
 
En la versión oficial se dice que la policía se sintió acorralada y sin dotación antidisturbios en las confluencias de las calles Alameda de Colón, Avda. del Generalísimo y Puente de Tetuán y tuvo que tirar de la pistola.
 
Esta versión ha sido rebatida por testigos presénciales, aunque alguno de ellos reconociera que efectivamente hubo momentos en que la Policía estaba copada, pero disponía de las porras y otros medios. Igualmente sorprende que la policía, nada más comenzar los incidentes, agotara su dotación antidisturbios.
 
Es verdad que la policía disparó al aire pero también hubo muchos disparos sin levantar las armas al cielo. El lugar donde cayó Manuel José García Caparros está acribillado por varias balas. Antonio Ortiz Carrasco nos contaría como una bala le pasó por la cabeza, disparada al parecer, por el mismo causante de la muerte del joven, un sargento grueso.
 
Luego todo fue una batalla campal. Este periodista, a pocos metros de su estomago tuvo una pistola. Dos diputados, Francisco de la Torre (UCD) y Román (PSOE) estaban allí y declararían haber visto pistolas fuera de sus fundas, palos, miedo, pavor, pánico, carreras, mujeres histéricas, desbandada, acoso a la policía, más botes de humo, más balas de goma, piedras, y palos.
 
Indignación popular
 
Los jóvenes toman Málaga
y responden a la Policía española
 
El pueblo, indignado, se echó a la calle el domingo por la noche.
 
El lunes, tras el sepelio del joven en el cementerio de San Miguel, al que asistiría Marcelino Camacho, piquetes de jóvenes tuvieron en jaque a la policía hasta altas horas de la madrugada.
 
El domingo, pese a la primera llamada a la serenidad realizada por los parlamentarios y algunos lideres políticos, fue de una violencia tremenda. La Policía malagueña ya tenía los primeros refuerzos de las Brigadas Especiales Antidisturbios –los famosos “Tres Hebillas” por sus botas- llegadas de otras provincias.
 
La guerrilla urbana, desconocida por estos lares, se puso en movimiento. Las Brigadas Especiales no se andaban con remilgos a la hora de dispersar.
 
El martes, día 6, se declaró de luto en toda la provincia malagueña. Algunos partidos lo llamarían día de lucha. Otros de rencor. La ciudad entera vivía ya bajo el pánico.
 
El lunes por la mañana permitió a los malagueños, a los pocos que trabajaron y abandonaron sus hogares, ver directamente los primeros destrozos en calles y establecimientos. En cualquier bar, en las esquinas de las calles, en los bancos, en todos los lugares se hablaba de lo mismo. Llovieron los comunicados. El ambiente se iba caldeando. Pasaban las horas.
 
Se dice que se busca a Francisco Cabeza López. Pero él había puesto tierra de por medio nada más presentar su dimisión el domingo por la noche. Nada se sabe de las palabras que intercambiarían el Gobernador Civil y el ex-presidente de la Diputación.
 
Llegan más refuerzos policiales. Esta vez de Murcia y Córdoba. En Málaga ya está el Subdirector General de Seguridad, Sr. Sainz González; el general subinspector de la Policía Armada y dos comandantes para llevar directamente las investigaciones de los hechos que terminaron con la muerte de Manuel. Hay una afirmación del Gobernador civil, Enrique Riverola “Se llegará en la investigación hasta las ultimas consecuencias, sin componendas de ningún tipo, ni ocultar ninguna verdad”. De la misma opinión es el Sr. Sainz González. La autoridad judicial, por su parte, inicia también las investigaciones. Parlamentarios y centrales sindicales visitaron constantemente al Gobierno Civil. En los bajos, en comisaría, se golpeo a manifestantes detenidos. Algunos lideres políticos como Fernando Piernavieja, abogado y cenetista, entró en cólera al verlo. Se puso el hecho en conocimiento del Gobierno Civil. En estos medios sindicales existe la total convicción de que la policía se le escapó de las manos al propio Gobernador. Los parlamentarios denunciarían hechos a Martín Villa que no habían sido ordenados por el Gobernador como el quitar banderas andaluzas, arrancar crespones negros de los coches y de las motos y obligar a los transeúntes a quitarse el lazo negro.
 
Sería largo de referir la acción de las Brigadas Especiales en las calles malagueñas, como las llevadas a cabo por comandos incontrolados en los actos de vandalismo, barbarie y pillaje que se produjeron en la noche del lunes tras el sepelio del joven Manuel. Baste decir que según los comerciantes las pérdidas por destrozos –aparte de los días sin vender- ascienden a más de 200 millones de pesetas.
 
De cómo estarían los ánimos baste reseñar que un diputado socialista, Carlos Sanjuán recibió dos puñetazos en las mismas puertas del Gobierno Civil y delante de otro diputado, Francisco de la Torre (UCD) y dos inspectores del Cuerpo General de Policía.
 
Pero la masacre, pese a todo, se pudo evitar. Nos lo día una alta personalidad de la Policía: “Si en cualquiera de los dos intentos por asaltar el cuartel de la Policía Armada hay alguien que dispara, los muertos se hubieran contado por decenas".
 
Málaga vivió horas de pánico y terror. Un hombre joven cayo muerto en sus calles pidiendo justicia. A miles de malagueños se les quebró la voz con el “¡Viva Andalucía!”.
 
Lo que empezó como una jornada de alegre confianza en poder alcanzar una autonomía que le permita salir del subdesarrollo, se convirtió en jornada de dolor y de luto.
 
Descanse en paz Manuel y que la paz llegue a Andalucía.
 
Después del 4-D...  
Jornada de luto y paros en toda Andalucía 
Banderas con crespones negros y música clásica en las emisoras   
EL PAÍS |  España - 07-12-1977  
  
Sin que se produjesen incidentes graves se llevó a cabo ayer en toda Andalucía la jornada de luto y el paro general de una hora (que en algunas ciudades se amplió a casi toda la jornada), en protesta por la muerte del joven García Caparros. No obstante, en Sevilla, Huelva y otras ciudades andaluzas se produjeron enfrentamientos entre huelguistas y manifestantes y las fuerzas de orden público, según las informaciones de nuestros corresponsales en Andalucía. La jornada de luto y el paro general de una hora habían sido convocados por la comisión política regional que organizó el Día de Andalucía. Sevilla, Córdoba y Granada fueron -al margen de Málaga- las ciudades donde los paros tuvieron mayor incidencia. Aunque ningún organismo oficial ni ninguna central sindical ni partido político dieron ninguna cifra del número de personas que participaron en los paros, los corresponsales de EL PAÍS consideraron que entre las doce y la una de la tarde de ayer Andalucía quedó prácticamente paralizada, al menos en sus núcleos más importantes de población.
 
Los paros más importantes se realizaron en los sectores del metal y de la construcción, así como en la banca y el comercio, incluidos los grandes almacenes. Diversos sectores de la Administración se sumaron asimismo al paro, al igual que transportes públicos y privados. No se registró ninguna actividad en las universidades andaluzas.
 
En casi todas las ciudades importantes se realizaron diversas concentraciones y manifestaciones de carácter pacífico, aunque en Sevilla, Huelva y Granada se produjeron enfrentamientos con la policía, que actuó con material antidisturbios. No se conocía que se hubieran producido heridos de consideración.
 
Cientos de banderas verdiblancas con crespones negros fueron la tónica general de todas las ciudades de Andalucía. Durante la hora del paro total, las emisoras de radio transmitieron música clásica y sinfónica. En Granada llegaron a formarse algunas barricadas y la policía disparó botes de humo y pelotas de goma. En Jaén, grupos de estudiantes y obreros colocaron coronas de flores en la plaza de la Diputación. En numerosos centros de trabajo de toda Andalucía se celebraron asambleas y actos de homenaje en memoria del joven malagueño muerto el pasado domingo, y se guardaron minutos de silencio. 
 
Málaga recobra la normalidad ciudadana 
Mientras prosiguen las investigaciones para esclarecer los hechos 
ISMAEL FUENTE LAFUENTE ENVIADO ESPECIAL, -  Málaga 
EL PAÍS |  España - 08-12-1977 
 
Málaga recuperó ayer la completa normalidad ciudadana después de los gravísimos incidentes registrados en los últimos tres días, que culminaron con la huelga general del pasado martes y con los violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías como protesta por la muerte del joven comunista José Manuel García Caparrós, ocurrida el pasado domingo durante la celebración del Día de Andalucía. Mientras tanto, prosigue a buen ritmo la investigación que dirige personalmente el subdirector general de Seguridad, señor Sáiz, con el fin de esclarecer los hechos y averiguar las posibles responsabilidades.
 
El alto funcionario de la Dirección General de Seguridad afirmó ayer a EL PAIS que, aunque el asunto de la muerte del joven García Caparrós y los incidentes posteriores están en manos del juez, cree estar en condiciones de poder elevar un informe al ministro del Interior a finales de esta semana, en el que, con independencia de la vía judicial, se pueda establecer la identidad de los responsables de los hechos. Aunque ni el señor Sainz, ni el gobernador civil de Málaga, ni las autoridades judiciales se han pronunciado sobre la identidad del autor del disparo que ocasionó la muerte de García Caparrós, parece descartarse por completo los rumores que circularon estos días en el sentido de que los disparos se luciesen con un arma distinta a las que utiliza reglamentariamente la policía. Una alta fuente oficial de Málaga, comentó a EL PAÍS, en contra de algunas noticias publicadas, que aunque la bala extraída del cadáver está aún en poder del juez, ésta pertenece a un arma reglamentaria de la policía. Afirmación que coincide con la del otro herido por arma de fuego en la misma manifestación, en el sentido de que los disparos fueron efectuados por agentes de la policía.
 
Durante todo el día de ayer, numerosas personas, entre ellas representantes de partidos políticos, visitaron al señor Sáiz, con el fin de prestar testimonio de los incidentes. Según declaró este último a EL PAÍS «se están realizando todas las gestiones posibles para el total esclarecimiento de los hechos, tal como comunicó ayer oficialmente el Consejo de Ministros. No tengo ninguna limitación y estamos dispuestos a llegar lo más lejos posible».
 
Málaga amaneció ayer con neblina y lluvia que persistió con gran intensidad durante casi todo el día y casi completamente limpia de los graves destrozos ocasionados en los últimos días. La operación de limpieza fue llevada a. cabo por las brigadas de limpieza municipales, una vez que a las doce de la noche del martes se completase la huelga general de veinticuatro horas. Lo que, en cambio, no pudo ser reparado fueron los numerosos escaparates de muchos comercios.
 
Vuelta al trabajo
 
La reincorporación al trabajo se produjo desde primera hora, paulatinamente, con toda serenidad y sin que se produjese ningún incidente, tal y como habían pedido repetidamente la mayoría de los partidos políticos y las centrales sindicales, con la excepción -muy criticada- de USO y CNT. Todos los servicios de la capital malagueña quedaron normalizados en el curso de la mañana de ayer.
 
Luego de que las brigadas especiales de antidisturbios patrullaran las calles de la ciudad -prácticamente tomadas de manera militar durante los pasados lunes y martes-, las fuerzas de orden público no hicieron ayer ninguna aparición en público y sólo un fuerte retén se mantenía en el cuartel principal de la Policía Armada, que el pasado lunes estuvo a punto de ser asaltado por los manifestantes.
 
En una primera evaluación se señala que los daños ocasionados en edificios privados y públicos del centro de la ciudad alcanza. la cifra de 35 millones de pesetas, aunque algunas autoridades locales y comerciantes señalan que la cifra es muy superior debido al saqueo y pillaje de que fueron objeto los comercios. Hasta tal punto que las autoridades municipales están estudiando la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica en el centro comercial de Málaga, con el fin de que el consorcio nacional de seguros pueda cubrir los daños que no cubren los seguros normales.
 
Al cierre de esta edición, no se tenía ninguna noticia de que se hubiesen producido alteraciones del orden público en Málaga. El gobernador civil, señor Riverola, llamó la atención sobre la prueba de civismo que había dado el pueblo malagueño con su normal incorporación a la vida ciudadana y alabó, igualmente, el noble comportamiento, durante el conflicto, de los partidos políticos y centrales sindicales, que, según. sus palabras, han dado pruebas de una gran madurez política. 
 
La Corporación provincial no se solidariza con el presidente de la Diputación
 
La Corporación provincial de Málaga ha hecho público un comunicado en el que manifiesta que no se solidariza con su presidente como consecuencia de los incidentes ocurridos el pasado domingo Y aclara su posición sobre el hecho de que ese día no ondeara la bandera de Andalucía junto a la española en el balcón principal de la Diputación.
 
Dicho comunicado hace constar públicamente la plena identificación con los ideales del Día de Andalucía como reafirmación y encuentro de su identidad, para cuya plasmación de concretas iniciativas se iniciaron, potenciaron y convocaron las reuniones del ente regional andaluz, así como decidió participar económica y activamente en la manifestación del día 4.
 
 
Redactado el informe del subdirector general de Seguridad sobre los sucesos de Málaga
Será estudiado por el Gobierno en el proyecto Consejo de Ministros 
EL PAÍS |  España - 10-12-1977
  
El Consejo de Ministros no pudo conocer ayer el informe que sobre la investigación oficial de los sucesos de Málaga ha llevado a cabo el subdirector general de Seguridad, señor Sáiz González, ya que éste no ha terminado aún la redacción del mismo. Martín Villa informó en cambio a sus, compañeros del Gobierno sobre los contactos mantenidos el pasado jueves en la capital malagueña con las autoridades locales y con los parlamentarios locales, así como de su entrevista en Málaga con el subdirector general de Seguridad.
 
Fuentes del Ministerio del Interior señalaron que el informe del señor Sáiz será entregado al ministro este fin de semana, con objeto de que pueda ser estudiado en el próximo Consejo de Ministros.
 
Con el señor Sáiz regresó a Madrid ayer el general subinspector de la Policía Armada, quien también ha participado en la investigación. Durante los cinco, días que permaneció en Málaga el subdirector general de Seguridad se entrevistó con numerosas personas, entre ellas con presuntos testigos de la muerte de José Manuel García Caparrós, con políticos y periodistas, así como con el fiscal general de Málaga y con el juez instructor encargado de los sucesos de Málaga. En poder del señor Sáiz se encuentran varias cintas magnetofónicas.
 
Por otra parte, continúa sin ser conocido el paradero de hasta el pasado lunes presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Cabezas, a quien los partidos políticos, centrales sindicales y movimientos ciudadanos acusan como uno de los responsables del deterioro de la manifestación del pasado domingo en la que murió García Caparrós, al negarse a colocar en el balcón de la Diputación la bandera andaluza.
 
Desde hace varios días los periódicos de Málaga publican un recuadro publicitario en el que se aclara la identidad de un nombre. El anuncio está ordenado por Francisco Cabeza Guerrero, agente de aduanas, y Diego Cabeza Guerrero, de la firma Grúas Cabeza. El anunció dice que por confusión han recibido diversas amenazas de muerte y comunican al público de Málaga que no tienen vinculación alguna con la Diputación.
 
El Movimiento Socialista de Andalucía (MSA) ha presentado ante los tribunales una denuncia contra el ex presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Cabeza, por «alteración del orden público, provocación y otros presumibles delitos». La ORT de Málaga ha iniciado una campana de recogida de firmas para apoyar su solicitud de que la actual calle de Comandante Benítez, de Málaga, pase a llamarse calle de José Manuel García Caparrós, nombre del joven que falleció durante los sucesos del Día de Andalucía.
[Al año siguiente, 1978, las fuerzas políticas mayoritarias no convocaron el 4-D porque dos días después se plebiscitaba la Constitución española, que no sólo le negaba la Soberanía Nacional a Andalucía sino que también la discriminaba en el acceso a la "autonomía". En sustitución de las movilizaciones, presentaron a la prensa el llamado Pacto de Antequera* como apoyo a la Constitución española y reclamación de autonomía en su marco.
En 1979, en medio de la polémica sobre las vías autonómicas -del art. 143 o del 151- sí convocaron manifestaciones -nuevamente masivas- pero en este caso, tomando nota de lo acontecido- con la precaución simbólica de que fueran encabezadas juntas por las mismas banderas que se habían enfrentado en 1977: la andaluza y la española. Luego, sustituirían el 4-D por el 28-f, convirtiendo el Día de Andalucía en algo oficial, pasivo e institucional.
Para la izquierda nacionalista andaluza, sin embargo, nunca hubo dudas -desde el respeto y el cariño a lo que significó el 28-f- que el 4-D fue, es y será nuestro Día Nacional].
*Sobre este pacto y el proceso político andaluz en general, ver:
Un análisis de la época sobre el contexto y las consecuencias del 4-D
Politización de la identidad andaluza y lucha autonomista
 
Imagen del 4-d en Sevilla
7.
 
El problema nacional andaluz refleja en términos reivindicativos la resistencia a la subordinación económica, a la prostitución y humillación de la cultura andaluza, a la marginación política de Andalucía.
 
En la Transición, se da salida al malestar acumulado. La demanda de autonomía se hace unánime.
 
Las movilizaciones del 4 de Diciembre de 1977 (millón y medio de andaluzas y andaluces en la calle) del 2 de Diciembre de 1979, permiten medir el eco del problema.
 
El pueblo andaluz expresa el deseo de contar con un Poder Andaluz capacitado para, desde Andalucía, aplicar la consigna de Tierra, Trabajo y Libertad; que ejerza el control de los propios recursos y posibilite así la vuelta de los emigrantes. Se aspira a recuperar la dignidad como andaluces, a obtener la igualdad política y económica con las otras naciones del Estado. No acompañan a estos deseos la conciencia clara de los medios para materializarlos ni una definición política expresa de las implicaciones que pueden encerrar para las relaciones entre Andalucía y el Estado español.
 
Simultáneamente –y al calor de estas movilizaciones- se produce un amplio y diversificado movimiento cultural de recuperación de la identidad andaluza que remarca las señas diferenciales de Andalucía.
 
El movimiento de masas muestra su fuerza potencial en los días nacionales pero en lo cotidiano se ubica dentro de los cauces reformistas. Los partidos con mayor influencia en él (PSOE, PCE, PSA, PTE) participan de la línea del consenso constitucional y la colaboración de clases. Todos ellos encorsetan las reivindicaciones andaluzas en el marco de la futura Constitución monárquica española. Lo hacen a sabiendas de que esta Constitución negará cualquier perspectiva de Soberanía Nacional para Andalucía. Sin embargo, cargan demagógicamente de potencialidades transformadoras al modelo autonómico establecido en la Constitución. Actúan así ante la presión social que en ese momento recoge ampliamente el deseo de un Poder Andaluz –de alcances inconcretos- que no tienen excesiva dificultad en identificar con la autonomía.
 
El resonante éxito electoral del Partido Andalucista (entonces aún PSA) en 1979 –cinco diputados y más de 300.000 votos- reflejará esta situación de separación entre aspiraciones y conciencia.
 
8.
 
A finales de 1979, la UCD acuerda con el PSOE dar un giro autonómico. Se quiere legitimar la opresión nacional de Cataluña y Euskadi otorgándoles un status singular. Esto supone la ruptura del Pacto de Antequera (verano de 1978) por el que el arco comprendido entre AP y PTE se había comprometido a encauzar en proceso autonómico andaluz dentro de la Constitución pero con un nivel y consideración igual al más alto que ésta permitiera.
 
La rebaja de Andalucía del Art. 151 al 143 provoca un salto espectacular en la movilización de masas. El cambio de vía es visto como un atentado a la dignidad de Andalucía, como una nueva burla a las aspiraciones andaluzas. La fuerza tumultuosa de la indignación popular empuja a las direcciones reformistas a cabalgar el movimiento. El temor a una hipotética capitalización andalucista y la posibilidad sobrevenida de poder desgastar electoralmente a la UCD, hacen al PSOE sumarse al 151, de la mano de Escuredo. Paralelamente, un movimiento espontáneo de resistencia y afirmación inunda toda Andalucía, abatiendo las tradicionales barreras caciquiles de carácter provincialista (orientalismo...).
 
Todas las fuerzas comprometidas con la Constitución se esforzaran por limitar el conflicto a una cuestión de vías constitucionales y no de contenidos, presentando al 151 con capacidades desorbitadas y diluyendo las aspiraciones clasistas y nacionales que encierra esta movilización.
 
En esta situación, el enfrentamiento entre el Gobierno Suárez y un movimiento obrero y popular unificado políticamente como nunca en su contra, se dio en el terreno electoral, es decir, luchando por alcanzar la mayoría absoluta sobre el censo en el referéndum convocado para el 28 de Febrero de 1980. Así se resume su andadura anterior y se muestra el grado de control reformista. Se organizan espontáneamente y con una amplísima participación formas de propaganda por el SI en fábricas, barrios, pueblos, centros de estudio.., pero no se utilizan métodos de lucha más radicales: huelgas, ocupaciones de fábricas y fincas...
 
El triunfo del 28-f fuerza políticamente al Gobierno de UCD a conceder el 151, homologando formalmente a Andalucía con Cataluña, la Comunidad Autónoma Vascongada y Galicia. Con ello –y aún a costa de violentar la normativa legal vigente- la burguesía y sus aliados pretenden reinstalar plenamente al movimiento de masas dentro del marco constitucional.
 
La burguesía tiene, no obstante, que pagar un coste político por su incomprensión del proceso de conformación nacional andaluz. Pese a sus limitaciones políticas ya descritas, éste agudiza radicalmente la crisis de dirección burguesa consiguiendo inutilizar políticamente a la UCD como equipo político de la burguesía española. Para esta ya no es útil una dirección que suma a su marginalidad anterior en Cataluña y Euskadi, un rechazo visceral en Andalucía que la convierte en fuerza residual. Se abre una crisis de dirección política que conducirá al 23-f.
 
Los andalucistas participan débilmente en la campaña y con escepticismo sobre las posibilidades de victoria. Su objetivo fundamental es acceder a instituciones andaluzas sean las que fueren.
 
El PSOE, ante la homogeneidad del discurso de las fuerzas parlamentarias pro-SI, queda como principal beneficiario del resultado. Capitaliza ampliamente los gestos del Presidente Escuredo.
 
9.
 
Una vez concluida la campaña del Referéndum, las corrientes reformistas y los andalucistas se esfuerzan por soldar las fracturas nacidas de la lucha que se ha disputado. Se niegan a marginar a la UCD de la elaboración estatutaria y retoman el discurso posibilista. El Estatuto de Carmona plasma de nuevo su estrategia: instituciones andaluzas subordinadas al Gobierno y al Parlamento español, sin poder de decisión sobre los problemas fundamentales (propiedad de la tierra, política económica, orden público...), sin capacidad para eliminar la presencia militar imperialista.
 
La Junta de Andalucía –constitucional y estatutaria- fue presentada, sin embargo, como ese Poder Andaluz capacitado plenamente para gobernar Andalucía y resolver sus problemas en función sólo de la correlación de fuerzas nacional. Se tiene que maquillar al Estatuto de Carmona como si fuera el fruto natural de los deseos manifestados en el periodo precedente. Que esta maniobra sea necesaria, demuestra el nivel de movilización popular obtenidos con anterioridad. Que tenga éxito, ejemplifica los limites políticos del ascenso anterior. Los sectores que intentan mantener la llama del 4-D y el 28-F dándoles coherencia política son minoritarios y con poca implantación a escala nacional (LCR, MCA, PAU-PTA, SOC...).
 
El entusiasmo declina según el 28-f se convierte en un recuerdo difuso perdido en la memoria social. Se acentúa el retroceso del movimiento obrero y popular, sacudido por las derrotas estatales repetidas y por la derrota nacional inflingida con el Estatuto.
 
Si el 28-f es una manifestación peculiar de un movimiento de masas que aún conserva el caudal de combatividad acumulado desde la agonía del franquismo, una expresión de su vitalidad –incluso bajo la batuta reformista- que tiende a verterse en la dinámica nacional, la decepción de sus ilusiones abre paso a un repliegue general.
 
10.
 
El retroceso del movimiento obrero y popular, su fracaso nacional, revierte en victoria electoral del PSOE. El PCA-PCE, aún conservando una significativa presencia social, reduce su porcentaje electoral. El PAU-PTA se disuelve, integrándose parte de él en las filas andalucistas en aras de la unidad nacionalista. El andalucismo paga con creces sus postreros acercamientos a una UCD en trance de desintegración.
 
El PSOE recupera para sí el confuso nivel medio de conciencia política andaluza que resta tras el impacto del 28-f. Se recubre de verdiblanco, asumiendo –recordémoslo- la autodefinición de partido nacionalista de clase (!!). Usa hasta la saciedad los símbolos de la nación andaluza (bandera, himno...). Ficha excuadros andalucistas, haciendo ver que puede defender tan bien o mejor que el andalucismo esos inconcretos intereses andaluces con los que el PA justifica su existencia. Reproduce la cháchara vacía contra un centralismo indeterminado, potenciando al tiempo la catalanofobia. Se presenta en resumen como el “gran partido de los andaluces”, el depositario del 28-F. Ayudado por el origen andaluz de sus máximos dirigentes (Felipe González, Alfonso Guerra) aprovecha que el movimiento de masas, aún más pasivo, reorienta su atención hacia Madrid, esperando recibir desde allí –donde se asienta el único poder real- las mejoras moderadas que se ve incapaz de imponer a través de su propia lucha. De esta forma, la mayoría absoluta andaluza sirve al PSOE como trampolín hacia La Moncloa. 28-F y 23-F le han abierto el camino del Gobierno español.
 
De Los Comunistas Revolucionarios y la Lucha por la Liberación Nacional de Andalucía,  Declaración Política del Comité Nacional de Andalucía de la Liga Comunista Revolucionaria (Sección en el Estado español de la Cuarta Internacional) - Andalucía, Septiembre de 1988. Asequible completo en Archivo de Documentos-Carpeta Andalucía, junto a otros textos sobre la historia del proceso político andaluz.
25 años después... 
Las hermanas de Caparrós, muerto en la manifestación pro autonomía hace 25 años, rompen su silencio
28/11/02 CANAL SUR REDACCIÓN WEB 
 
Dos hermanas de Manuel José  García Caparrós han roto su silencio. Por primera vez han hablado de la muerte de su hermano hace 25 años, un 4 de diciembre durante la manifestación preautonómica de Málaga. Nada se sabe del autor del disparo que acabó con su vida y la familia jamás ha recibido ni una explicación ni una indemnización ni siquiera un reconocimiento público.

Dolores y Francisca, que tenían entonces 15 y 13 años, han explicado que su hermano acudió a la manifestación con tres amigos pero en el momento del suceso estaba sólo, acababan de despedirse. La familia fue avisada tres horas más tarde, una enfermera les avisó de que el joven había sufrido un accidente de tráfico y que estaba grave. Ya en el hospital comprobó que había recibido un disparo. Dicen que la policía se llevó la bala y que no se abrió ninguna investigación sobre la muerte. José Manuel iba a cumplir 19 años.

El entierro fue multitudinario, pero después siguió el silencio. Ni las autoridades provinciales, ni policiales ni los sindicalistas de CCOO al que pertenecía José Manuel se interesaron por la familia. Su madre murió a los dos años de su muerte y su padre un año después. Por eso el grupo municipal de IU va a pedir en el pleno de mañana que el ayuntamiento de Málaga le nombre hijo predilecto y le otorgue la medalla de oro de la ciudad a título póstumo. Además, se solicitará al Consistorio la construcción y ubicación en un lugar céntrico de la ciudad de un monolito conmemorativo a la memoria de este malagueño "que sirva como símbolo de la lucha de este pueblo por las libertades, la democracia y la justicia social". Tambien IU pedirá que todos los ayuntamientos de Andalucía pongan una calle con su nombre porque está ligado a la historia de Andalucía. En Málaga hay una pequeña que inauguró hace 5 años la alcaldesa Celia Villalobos, pero sin la presencia de la familia.

La familia de García Caparrós cree que se debería trasladar el Día de Andalucía al 4 de diciembre
 
Dolores y Francisca, dos de las hermanas de José Manuel García Caparrós, muerto el día 4 de diciembre de 1977 cuando participaba en una manifestación pro Estatuto de Andalucía, apuntaron que el Día de Andalucía debería celebrarse el 4 de Diciembre y no el 28 de febrero. "Queremos que se le recuerde, no caiga en el olvido y esté en la memoria de todos los malagueños y andaluces en general", puntualizaron las hermanas del fallecido, al tiempo que manifestaron que "no hubo investigación alguna sobre su muerte, todo se tapó y las puertas han estado cerradas sin ningún apoyo institucional".

Recordaron que cuando se le puso en Málaga una calle a su hermano "no nos llamaron, pusieron la placa a escondidas y ni nos avisaron". Dolores y Francisca García Caparrós criticaron asimismo que no recibieron apoyos del sindicato CCOO. en el que estaba afiliado. 

Causas de la Muerte

Con respecto a las causas de la muerte hace ahora 25 años las familiares recordaron que a su padre le dijeron que José Manuel había tenido un accidente de tráfico y no le dejaron entrar en el hospital aunque los médicos "le dijeron que habían ido policías y después ya le vieron una bala que le entró por un costado y le atravesó el cuerpo". "Yo me enteré cuando acababa de salir del trabajo e iba en el autobús que habían matado a un muchacho pero no sabía que era mi hermano", recordó una de las hermanas de García Caparrós.

Al entierro "fue muchísima gente, entre los que se encontraba Marcelino Camacho", precisaron, aunque se mostraron dolidas por no haber recibido ningún trato ya que tras su muerte "nos mataron a todos porque mi madre enfermó, yo tuve que dejar el colegio para cuidarla y mi otra hermana era la única que trabajaba", afirmó Dolores García Caparrós.
 
 
 
Miles de personas piden la restitución del subsidio agrario en Sevilla
Andalucia24horas, 1/12/2002
    
Los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, y sus homólogos en Andalucía, Julio Ruíz y Manuel Pastrana, y en Extremadura, Valentín García y Miguel Bernal, encabezan la manifestación en defensa del subsidio agrario que ha dado comienzo sobre las 11.40 horas en el Parque de los Príncipes de Sevilla y a la que han acudido más de 200.000 personas, según los sindicatos, 150.000 para la policía y 120.00 para la Delegación de Gobierno.
 
La protesta, que acabó sobre las 14:00 pasó por delante del Palacio de San Telmo, donde está la Presidencia de la Junta de Andalucía, y por la sede regional del PP -donde se produjo un incidente asilado-, antes de finalizar en la Plaza de España.
 
En una segunda pancarta se encuentran también la vicesecretaria general del PSOE-A, María del Mar Moreno, el presidente del PA, Alejandro Rojas-Marcos, el portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, Felipe Alcaraz, los portavoces de los grupos parlamentarios de IULV-CA, Antonio Romero, del PSOE-A, José Caballos, y por el Grupo Mixto-PSA, Pedro Pacheco, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, el secretario general del PA y consejero de Turismo y Deportes de la Junta, Antonio Ortega, el secretario de Organización del PSA, Manuel Cobacho, y la diputada de IULV-CA Concha Caballero, entre otros.
 
El secretario general de CC.OO-A, Julio Ruíz, asegura que esta manifestación "marcará un nuevo hito histórico en la lucha sindical" y está convencido de que "los miles de manifestantes harán reflexionar al gobierno de Aznar". Así, se muestra convencido de que "el 1-D" quedará marcado junto con el 20-J y el 5 de octubre. Para Julio Ruíz, "nos encontramos ante una batalla del pueblo andaluz por reivindicar una causa justa", que afecta sobre todo a los trabajadores del medio rural "a los que les han hurtado sus derechos". En este sentido, el líder sindical señala que la manifestación "es la única alternativa que nos queda" aunque ha anunciado que tras ella se baraja la posibilidad de una huelga general en el medio rural andaluz "si el ministro Zaplana hace oídos sordos a este clamor".
 
 
Solidaridad con Palestina
Enlaces:
Música:  Himno Nacional de Andalucía
 
Publicidad del Servidor E-Listas:


















[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?And_Himno_Nacional_de_Andaluc=EDa_-solo.mid?= (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters