Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 121 al 150 
AsuntoAutor
n 128 - Andalucía Andaluci
n 129 - Luchas si Andaluci
n 130 - Marruecos Andaluci
n 131 - España oc Andaluci
n 132 - Fortuna b Andaluci
n 133 - Alternati Andaluci
n 134 - Especial: Andaluci
n 135 - Zapatismo Andaluci
n 136 - Andalucía Andaluci
n 137 - Economia Andaluci
n 138 - Eleccione Andaluci
n 139 - Andalucía Andaluci
n 140 - Presupues Andaluci
n 141 - Marinaled Andaluci
n 142 - Brasil: G Andaluci
n 143 - Chechenia Andaluci
n 144 - La Crisis Andaluci
n 145 - Asamblea Andaluci
n 146 - Economia Andaluci
n 147 - 4 de Dici Andaluci
n 148 - Dos crisi Andaluci
n 149 - Venezuela Andaluci
n 150 - Noticias Andaluci
n 151 - Puntadas Andaluci
n 152 - Sumarios Andaluci
n 153 - Palestina Andaluci
n 154 - Crisis An Andaluci
n 155 - Urgente: Andaluci
n 156 - Andalucía Andaluci
n 157 - Spanish H Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Pgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 186     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] n 157 - Spanish Harlem
Fecha:Miercoles, 5 de Febrero, 2003  18:51:42 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


n 157
 
En este correo:
 
*ANDALUCIA
*Andalucía, arma arrojadiza, Isidoro Moreno
*Subsidio Agrario/PER, PAC y Medio RuralAntón Corpas
*El Remate, Cifras e inspecciones, Andalucia Libre
*Repaso Latinoamericano:
*CHILE, Un balance del gobierno de izquierda en Chile, Tomás Moulian
*Chile: Política y Economia, FPMR - Enlaces Chilenos
*BRASIL, Cambio es la palabra clave, Luciana Genro
*Dilemas después de la victoria popular: Las dos almas del gobierno Lula,Joao Machado
*Lula va a necesitar mucho coraje”, Joo Pedro Stedile (MST) 10/1/2003
*El miedo venció a la esperanza, Heloisa Helena - Enlaces Brasileños
*ULTIMA HORA - Dirceu y Genoino articulan la expulsión de "radicales" del PT 
*BOLIVIA, Diálogo o guerra social, Harry Moncada
*"Nosotros no queremos ser una colonia más", Evo Morales
*Información desde Bolivia, MAS - Enlaces Bolivianos
*El MAS advierte que el conflicto social puede volver al país, BolPress
*ECUADOR, Gutiérrez propone la condonación de deuda, Kintto Lucas
*Un repaso latinoamericano,Andalucia Libre - Enlaces Latinoamericanos
*Sugerencias: Una Pasión Singular; Ofertas de Trabajo;Manifestaciones antiguerra el 15 de Febrero; Encuesta Viva
*Solidaridad con Palestina
*Directorio de Andalucía - Música de fondo
 
--oOo--
 
 Andalucía
Andalucía, arma arrojadiza
Isidoro Moreno, Diario de Sevilla
 
 
Una de las formas más repetidas, y rechazables, de manipular a Andalucía es utilizar su historia y su identidad cultural como arma arrojadiza para negar la historia y la identidad cultural de otros pueblos del estado, negándoles en base a ello el libre desarrollo de sus culturas propias y, sobre todo, el derecho a un autogobierno que no sea sólo descentralización administrativa.
 
Es esta una muy vieja práctica del más antiguo y poderoso de todos los nacionalismos existentes en España: el nacionalismo de estado españolista, que en su versión liberal no es sino una versión empobrecida del jacobinismo francés –ahora maquillado bajo el ambiguo lema de “patriotismo constitucional”- y que en su versión integrista, que fue la dominante bajo la dictadura de Franco y vuelve a serlo hoy con el involucionismo aznarista, adopta caracteres de limpieza étnica e ideológica interna, de racismo institucional frente a los “otros” externos, los inmigrantes, y de imperialismo cultural castellanista. Este nacionalismo de estado ha venido secuestrando, desde el siglo XIX, las especificidades históricas y algunos de los más importantes elementos culturales andaluces con una doble finalidad: presentarlos como genéricamente españoles, una vez vaciados de sus más profundas significaciones, para utilizarlos como “prueba” de la no existencia de una pluralidad cultural y nacional en el estado, y para negar la propia existencia de Andalucía como pueblo. Todo ello, con el apoyo de los sectores económica y socialmente dominantes en Andalucía, porque a estos siempre ha interesado un poder central autoritario que mantuviera a raya las reivindicaciones populares y con la complicidad de unos pseudointelectuales que aceptaron y aceptan su subalternidad vergonzante a cambio de pequeñas prebendas.
 
A la versión más radical del nacionalismo españolista corresponden las recientes declaraciones del presidente del Tribunal Constitucional, Jiménez de Parga. El que, hace pocos años, fue distinguido –desconozco en base a qué méritos- con el título de “hijo predilecto” de Andalucía, ha invocado ahora el carácter diferencial de la historia andaluza no para subrayar las consecuencias políticas de que esta sea la base del carácter de nacionalidad histórica que Andalucía posee –reconocido en el artículo primero del Estatuto de Autonomía- sino para negar la existencia de otras nacionalidades también históricas. Ha recordado Jiménez de Parga que en el reino andalusí de Granada había una muy desarrollada civilización,  “docenas de surtidores de agua de colores distintos y olores diversos”, mientras que en algunas de las hoy consideradas comunidades históricas “ni siquiera sabían asearse los fines de semana”. Aparte del estilo chulesco de la última frase, silencia don Manuel que la fea costumbre de no lavarse demasiado fue, sobre todo, una característica de Castilla –la más germánica de las nacionalidades históricas de la península-; y silencia también que quien destruyó la civilización granadina que él tanto parece alabar, perpetrando contra ella uno de los etnocidios y luego genocidios más brutales de toda la historia de Europa, no fueron catalanes, ni vascos, ni gallegos, sino el reino de Castilla, que fue el verdadero “poder originario” de facto –militar, intolerante y fundamentalista en lo religioso- del actual estado español.
 
Es curioso que un granadino al parecer tan sensible a las exquisiteces nazaríes no haya tomado postura, como sí han hecho otros paisanos suyos y buen número de andaluces, contra la pantomima militarista y anacrónica del llamado “Día de la Toma” en su ciudad, que exalta precisamente dicha destrucción etnocida. Y es inaceptable que un jurista como él, ocupando además el cargo que ocupa, no haya utilizado la vigente Constitución para afirmar que, más allá de lo que ocurriera o dejara de ocurrir en la Segunda República, en el año mil o cuando ya existía Tartessos, y en la meseta y el norte peninsular predominaban todavía los grupos de cazadores, Andalucía es hoy, constitucionalmente, una de las cuatro nacionalidades “de primer grado”, o, si se quiere “especiales” –y, desde luego, también “históricas”- existentes en España. Lo que se refleja en que sea una de las cuatro que realizan elecciones a sus parlamentos de forma separada de las elecciones locales y del resto de las comunidades autónomas. (Otra cosa es que desde el propio gobierno andaluz se devalúe este hecho haciéndolas coincidir, por motivos partidistas, con las generales).
 
Al igual que Cataluña, el País Vasco y Galicia afirmaron su identidad política refrendando sus estatutos en los años 30 –aunque sólo en la primera hubo instituciones propias antes de la guerra civil y en la tercera ni siquiera llegaron a crearse, mientras en Andalucía el proceso fue abortado por el golpe de estado de julio de 1936-, en los años setenta y en el 28 de febrero del 80 “Andalucía exigió en la calle y obtuvo que su Comunidad no fuera de inferior categoría –política- a las llamadas Comunidades Históricas”. Palabras estas del sevillano, recientemente fallecido, maestro de historiadores, don Antonio Domínguez Ortiz.
 
En sus estridentes declaraciones, Jiménez de Parga no ha afirmado el carácter de nacionalidad histórica de Andalucía, ni ha defendido los derechos del pueblo andaluz a su identidad cultural y política, sino que ha manipulado la historia diferencial de Andalucía para negar la existencia de todas las nacionalidades históricas, que sí existen en la Constitución. Con su particular versión del “¡Santiago y cierra España!”, se ha alineado junto a los actuales mandarines del más rancio nacionalismo de estado; ese que, en palabras también recientes de Aznar, llama “mito étnico” a toda identidad histórica que no sea directa sucesora de la castellana y “tribu” a todo pueblo que dentro del estado español no comulgue al cien por cien con la versión más cerrilmente unitarista de esa “comunidad imaginada” –utilizando aquí la conceptualización del historiador británico Benedict Anderson- que es la nación, por supuesto española. En la posguerra, se hacía cantar a los niños de todas las escuelas españolas una canción que decía: “Salve a ti, pabellón de Castilla, pincelada de sangre y de sol, quien no doble ante ti la rodilla no merece llamarse español”. Parece que, de nuevo, se está en ello.
 
*ISIDORO MORENO es Catedrático de Antropología de la Universidad de Sevilla
 
 Campo Andaluz 
Subsidio Agrario/PER, PAC y Medio Rural
Antón Corpas - Cádiz Rebelde n 58
 
1. PUERTAS AL CAMPO
 
Tres claves. Una política hecha desde Bruselas caracterizada por reiterados recortes a la capacidad productiva y la diversificación de la producción. El peso que equilibra la política agraria (a pesar de la desviación de fondos), las ayudas europeas, amortigua las consecuencias a corto y medio plazo, y permite cubrir en el balance de cuentas el espacio correspondiente a los beneficios. Finalmente, la existencia del Subsidio Agrario y el PER, ha consentido una población estable en el medio rural, y ha servido de cobertura para congelar los jornales.
 
Las tentativas gubernamentales como el proceso europeo de toma de decisiones sobre el campo, coordinados o no, forman parte de una travesía tendente a tornar el actual sistema en otro que se adapte a las nuevas necesidades institucionales y multinacionales. Eso no lo ven, o no verlo nadie. Tal y como se reflejan y perciben la crisis agraria de las últimas semanas, y el conflicto en torno al subsidio agrario y el PER, parece que fueran cuestiones separadas. Medios de comunicación, patronales agrícolas, gobierno, Junta de Andalucía, SOC y sindicatos mayoritarios, no se distinguen en esa actitud. Algo que se entiende menos en unos que en otros. Ya no cabe duda de que ninguna de las fuerzas en liza, está por abordar un debate global y a fondo sobre el medio rural.
 
INTERESES Y DEBILIDADES 
 
Tanto para el gobierno central como para la Junta de Andalucía, cualquier planteamiento global levantaría el velo sobre su práctica política. La administración central ya ha demostrado sobradamente que no tiene ningún plan ni idea para el campo andaluz o extremeño, que no sea la de recortar gastos. Por su parte, la Junta de Andalucía y el PSOE son los artífices del actual sistema de protección social y su único fin es conservarlo a toda costa y con el nombre que sea. La línea blanda de crédito y discurso, que respecto al gobierno esgrime Chaves en las últimas semanas, va mostrando, por encima de según que poses, la coincidencia real entre el mando autonómico y estatal.
 
Las patronales agrarias, que se posicionaron en su momento contra la reforma gubernamental del sistema de protección en el campo andaluz y extremeño, y criticaron acertadamente la ignorancia sobre el campo de las ratas de despacho gubernamentales, eluden definirse sobre los problemas estructurales de su propio hábitat económico y social. La tentativa del ministerio hoy dirigido por Zaplana, ponía en riesgo un sistema de funcionamiento en el que hasta hoy se sentían relativamente cómodos aunque paulatinamente, de un año a otro, la situación se fuera estrechando. El caso de pequeños agricultores que compaginan la pequeña propiedad de la tierra con el trabajo de jornaleros, es distinto y algo mas complejo. Pero quienes se limitan a la gestión de la tierra, la venta de sus productos y el cobro de las ayudas, no tienen hoy mas visión que mantener el sistema económico y social, en el que han vivido hasta ahora. En estos y sus organizaciones puede ser comprensible la separación entre unas cuestiones (políticas europeas (PAC)-mercado-precios-distribuidoras y grandes superficies) y otras (subsidio agrario y PER). De cualquier manera aunque comprensible no es justificable, y lo que muestra es la miopía de este sector de población, que parece que no termina de ver que lo que está en marcha es una reconfiguración total de lo que habían conocido hasta ahora.
 
La más transparente de todas es la postura de CCOO y UGT. No se bajan de la anunciada huelga del 20-J hasta que no se restituya en fondo y forma el viejo sistema. Lo único que explica la ausencia de una postura y propuesta en torno a las necesidades del campo y su evolución histórica, el empeño en pedir continuidad, solo se explica por la mera intención de desgastar al gobierno para satisfacer determinados orgullos, y sobre todo, para favorecer la carrera monclovita de Zapatero.
 
Difícilmente explicable es la posición del SOC: "El secretario general del Sindicato de Obreros del Campo, Diego Cañamero, mantuvo ayer un encuentro en Sevilla con el secretario general de Empleo, Juan Chozas, para avanzar en la propuesta sobre la reforma del subsidio agrario que el Gobierno tiene previsto presentar la próxima semana... Cañamero volvió a insistir ayer en el buen clima en el que se celebran estos contactos, así como en la posibilidad de alcanzar un acuerdo final sobre esta cuestión. En la jornada de ayer, el secretario general de Empleo hizo llegar a este dirigente sindical nuevas propuestas en relación a las condiciones para acceder al nuevo subsidio que está preparando el Gobierno" (P. Cervilla, "ABC Sevilla" 15/1/2003). El sindicato jornalero, durante su trayectoria no ha dejado de reivindicar la reforma agraria, y acertadamente ha denunciado durante estos años las miserias del sistema de protección en nuestro medio rural. Su postura, no se explica mas que por una medición de fuerzas, que les haya llevado a priorizar la protección de los derechos ya existentes, obviando críticas y reivindicaciones históricas que forman parte de su identidad como organización. Una vez tomada esta senda, han aprovechado la situación para superar su condición de eternamente marginado en la interlocución con las instituciones, consiguiendo un grado de reconocimiento por parte del gobierno equivalente al de CCOO y UGT. Solo el tiempo dirá para si esa equivalencia es beneficiosa o contraproducente.
 
UN STATU QUO RURAL INTACTO
 
Poner en tela de juicio el papel de las instituciones europeas en la evolución de los acontecimientos, y superar la estructura actual de relaciones económicas y sociales, es cuestión fuera de agenda, barrida por las necesidades tácticas del corto plazo que imponen la política oficial y los tiempos de Falsimedia, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Nadie ha esbozado siquiera una crítica y un proyecto de carácter mas o menos integral. Inquietante.
 
En general, cada cual con sus contradicciones, absolutamente todos han obviado las posibilidades que ofrecía la situación, para un debate en profundidad sobre el medio rural. A estas alturas podemos decir que nadie a estado a la altura de las circunstancias. La separación entre unas y otras cuestiones, la ausencia de reflexión, y el acatamiento tácito del statu quo rural, es mas que nunca poner puertas al campo. Blindar en el pasado y el presente insostenible del campo.
 
2.GUERRA COMERCIAL y REVUELTA
 
A nadie se le escapan a la memoria las imágenes de los agricultores franceses vaciando los camiones que cruzaban la península allende los Pirineos, para vender sus productos a "precios competitivos". Hace tiempo que no se ven, supongo que por una fuerte política proteccionista y de subvenciones del gobierno francés. Hoy se planean los bloqueos de los puertos de Algeciras, Cádiz y Almería, en esa revuelta social al servicio de la guerra comercial, que se dispara cada vez que los sectores privilegiados del campo, se aferran a un modelo de explotación, beneficios y nivel de vida, obsoleto y excluido por la intrusión de otro "más competitivo".
 
El híbrido revuelta social-guerra comercial, necesita de un alto grado de memoria selectiva. Olvidar, por ejemplo, las críticas a los agricultores franceses cuando se plantaban en la frontera, y vaciaban los trailers ante la pasividad de los gendarmes. En este sentido, tampoco se ha escuchado ni una sola revisión autocrítica de las organizaciones agrícolas, sobre el tipo de agricultura y la terminología utilizada hasta ayer. Productividad, competitividad y bajo coste, que son los espectros que se pretenden conjurar hoy, fueron en su momento los vellocinos que presidían el discurso único del "milagro almeriense", venerado durante mucho tiempo como ejemplo para el resto de Andalucía. COAG  ha firmado el "Manifiesto por un futuro para el medio rural", que pone en cuestión tanto estos conceptos como el tipo de relación de la UE con los estados empobrecidos. Pero no ha hecho un repaso de sus posturas, la retórica rural-desarrollista y "competitiva", que podemos sospechar que utilizarán en cuanto les sea conveniente.
 
De hecho las patronales agrarias, cada cual desde la defensa de su propio interés partidista, juegan con ambigedad sus cartas en el discurso y las alianzas. En el citado manifiesto, se aboga entre otras cosas, por "...el desarrollo de los países del tercer mundo", y se critica duramente el papel del lobby agroalimentario en la política de Bruselas. Pero en las movilizaciones como la de Motril uno de los lemas era "No mas concesiones a terceros países", y salvo el cierre simbólico de un centro comercial durante la huelga en la misma localidad granadina y el regalo de 10000 k. de hortalizas a la puerta de un Carrefour sevillano, los intereses de distribuidores y grandes superficies no han sufrido ningún daño de consideración.
 
Los afectados se han dedicado a llevar al vertedero toneladas de tomates, en vez de por ejemplo, minar la política de las distribuidoras vendiendo sistemáticamente y en todo el territorio andaluz sus productos a precios razonables, directamente al consumidor en las puertas de las grandes superficies. Una acción como la que señalo no solo hubiera perjudicado a los responsables y hubiera ubicado de manera gráfica la dialéctica real del problema, sino que además hubiera obligado al estado mismo a posicionarse, y situado tanto a consumidores como a  agricultores ante la disyuntiva entre la realidad posible y la realidad impuesta. Al contrario, el deshecho de productos en perfecto estado y el bloqueo de los puertos, demuestra la nula visión estratégica, social y ética de los actores de esta movilización.
 
LA CARGA SOBRE EL MÁS DÉBIL
 
Las acciones, el objeto y el enfoque de estas, no están en equilibrio con el discurso. No se explica que el territorio de presión real sean los puertos. Mientras el dedo señala a grandes superficies y distribuidores tanto como al entreguismo de la elite política europea, las consecuencias de la movilización no se cargan en unos ni en otros, sino en la parte mas débil. Serán los pequeños transportistas marroquíes subalternos de las multinacionales, y la actividad de los puertos andaluces, los mas directamente perjudicados por el bloqueo. Esto provocaría además un conflicto entre sectores económicos (el puerto de Algeciras ya a mostrado su oposición al bloqueo), y entre agricultores y camioneros, que fácilmente podría ir desplazando la atención fuera de la cuestión fundamental, hacia el anecdotario de reyertas.
 
O los estrategas no han medido las consecuencias, ni la relación entre el medio y los fines, o sus objetivos son excesivamente modestos. Los auténticos responsables, tienen liquidez económica sobrada para soportar los hasta ahora tímidos movimientos del sector agrícola andaluz. Y en cualquier caso pueden recurrir a los stocks de este para no dejar el mercado desabastecido. ¿Es quizás ese el objetivo inmediato?. Habrá que esperar la marcha de los acontecimientos.
 
3. ALMERÍA: EL OCASO DE LOS LABRIEGOS DE VISA ORO
 
FIN DEL MILAGRO, FIN DEL SUEÑO
 
Almería y su sector agrario, que hasta hace unos años poseían el único modelo productivo agrícola en Andalucía, que no necesitaba de protección ni subvención alguna para su supervivencia, está hoy cerca de una fase de colapso. Aunque entre otras la intervención de la Junta de Andalucía, que ha puesto en marcha un plan de ayuda de 300 millones de euros al sector hortofrutícola almeriense, va a impedir un declive que diera paso a un conflicto de dimensiones irreparables, la luz roja no deja de girar al ritmo de los acontecimientos. El protagonismo del campo almeriense en las movilizaciones del sector agrícola andaluz, no es casual.
 
Hasta ayer, las notables diferencias entre el precio de compra y el precio de venta al público, eran de importancia relativa para los triunfadores de uno de tantos desinflados "milagros" de nuestra era. Los agricultores del extremo oriente andaluz, contaban con un nivel de ingresos suficiente como para despreocuparse por cuestiones, que para el resto del medio rural eran  y son de vida o muerte. Ya COAG-Granada ha señalado como numerosos agricultores fuera de Almería, han tenido que vender su tierra, para dedicarse a otras ocupaciones.
 
El tiempo, el capital y su lógica, han puesto las cosas en su lugar. La redefinición del mapa comercial europeo,  coincide con la distrofia del modelo productivo de los labriegos de Visa Oro almerienses. Se acabó el sueño, finalizó la locura, afortunadamente. Yo, si me alegro.
 
FACTORES DE UNA RECESIÓN
 
Tras la razzia del 2000 en El Ejido, la tentativa de importar mano de obra del este europeo conllevó mas que paz social problemas con determinadas mafias. Redes que van mas allá del transporte eventual de mano de obra, para controlar directamente parte de los ingresos en tierra de los remeros "underground" de occidente, y que no permiten ni retraso en el pago ni menor pago del estipulado.  Supongo que también la mezcla de mala fama y miedo, hace que haya menor afluencia de magrebies, menos mano de obra disponible, y por lo tanto mas cara aunque aun esclava.
 
La erosión del suelo consecuencia de la agricultura intensiva ya avisada en su momento, aumenta los costes "no laborales", disminuye la producción y empeora su calidad. A pesar de eso, la pujanza de los productos marroquíes y la necesidad de hacer crecer los beneficios de distribuidoras y grandes superficies, deja un stock que hace de buena parte de la producción materia estéril económicamente hablando.
 
La repercusión real no solo se mide en el sector agrario. El hecho de que la huelga convocada por la COAG y ASAJA, haya sido secundada también por algunos comercios o Cajamar, y haya reducido notablemente la asistencia del alumnado en algunas escuelas, da cuenta de las consecuencias reales de esta crisis.
 
Esta coyuntura da fin a la posición privilegiada del modelo agrícola almeriense que se ve afectado por los mismos factores  que provocan el retroceso general del campo andaluz: las imposiciones restrictivas de la Política Agraria Común (según COAG Andalucía dejará de ingresar 289 millones), y la imposición de precios de distribuidoras y grandes superficies. Esta situación, según un informe de Unicaja, ha hecho descender un 31,54% la Renta Media Agraria en Andalucía.
 
CRISIS DEL NUEVO SIGLO
 
El modelo de agricultura intensiva y enriquecimiento vertiginoso, comenzó su recesión hace aproximadamente dos años. La corriente histórica que los hizo reyes del mambo, ejemplo y referente, hoy los relega a una trayectoria descendente con la crueldad proporcional a la irracionalidad con que los ensalzó en su momento. Es el fin de los felices 90.
 
La transición del modelo almeriense mientras se produce la debacle de sus años dorados, no puede ser otro que el de la agricultura subvencionada, en combinación con la capacidad de presión de los agricultores para reducir al máximo las importaciones. Pero, aunque el poder político no dejará lugar a un conflicto de grandes dimensiones con el sector, llegan tarde a un modelo que entre el gobierno español y las instituciones tratan de desmantelar, para propiciar la ampliación de la UE al este. El final de los felices 90 abre a flor de piel una "crisis del nuevo siglo", sufrida o superada de una u otra forma según el lugar de cada cual en la cadena comercial y la escala de beneficios.
 
¿Son las diferencias entre COAG y ASAJA, y entre la COAG y la Mesa Hortofrutícola de Almería, una disputa entre grandes y pequeños propietarios?. No lo sabemos, pero en cualquier caso ya hace que se gesta una ruptura entre los beneficiarios del modelo almeriense de desarrollo. Meses  atrás hablamos del viaje a China del Delegado de Empleo y Desarrollo Tecnológico junto con agricultores y empresarios del mármol, para exportar a la región de Sheyang la agricultura intensiva almeriense. Cientos de agricultores miran y remiran los precios de venta y la cuenta corriente preocupados por el mantenimiento de su nivel de vida. Entretanto algunos grandes propietarios buscan su propia salida a la crisis escapando del territorio donde se da esta.
 
La Cuestión del Subsidio Agrario-PER en ANDALUCIA LIBRE:
Recopilación de artículos de análisis publicados en ANDALUCÍA LIBRE
Archivo de Documentos - Carpeta Andalucía
 
 Andalucía
El Remate, Cifras e inspecciones
Andalucia Libre
CIFRAS - Segun el Índice Laboral de Comunidades Autónomas Adecco (ILCA) correspondiente al tercer trimestre de 2002, un estudio que mide el funcionamiento del mercado laboral, los salarios en Andalucía se incrementaron en 2002 como media un 1%. (Andalucia24horas, 3/2/2003). Sin embargo, segun datos oficiales del Ministerio de Trabajo español (tambien Andalucia24horas, 3/2/2003)  el incremento nacional ascendió al 3,25% (recordemos que el Gobierno español reconoce una inflación del 4%). ¿A quien hay que creer?. Para 2003, el pacto social apoyado por CCOO/UGT establece un objetivo del 2%. Con todo este meneo de cifras contradictorias o manipuladas al alza o a la baja segun conveniencia, lo que resta es la impresión de que la perdida de poder adquisitivo de los trabajadores andaluces sigue imparable y aún más acelerada desde la entrada en funcionamiento del Euro. Como a ello ha de sumaserle la precariedad (el 90% de los nuevos contratos lo son) o la pobreza (el 60% de los pobres del Estado español son andaluces) todo esto tiene consecuencias para la negociación colectiva. ¿Que sentido tiene plantearse demandas del 2 o del 3 o del 4% de subida que se van casi enteras en los descuentos?. ¿Por esa miseria merece la pena arriesgar el puesto de trabajo?. ¿A que embarcarse en su caso en complicaciones, por luchas castradas desde el principio en su planteamiento -huelguitas de un dia y cumpliendo los servicios minimos-, reivindicaciones y gestión -los mismos que las convocan, pastelean a las primeras de cambio-?. Queden aqui simplemente apuntados estos interrogantes y luego no se sorprendan de las reacciones ante determinadas convocatorias.
 
INSPECCIONES - ¿Existe una inspección de trabajo en Andalucía?. Si es así, ¿como es posible que haya tantos talleres textiles en funcionamiento absolutamente ilegales pero publicos y notorios, como por ejemplo, en la comarca de Loja?. ¿Qué pasa con la madera en la Subbética?. ¿Ya esta regularizada al completo?. ¿Y con las conserveras y envasadoras fantasmas de quita y pon del Altiplano?. ¿Que pasa con las subcontratas pistoleras en la construcción?. ¿Y el trabajo domestico, ya está todo declarado?. ¿Han probado a darse una vuelta por los bares de copas o de tapas o es que eso está fuera de la economia?. O por los campos o por los invernaderos... Y la inspección de Hacienda, ¿a que se dedica?. ¿No se ha dado cuenta de lo que pasa en la Costa, en las Lonjas...?. ¿Y la joyería de Córdoba?. ¿Y que pasa con las inspecciones de Urbanismo, Agricultura o Medio Ambiente?. Lo que más bien parece que pasa con todas estas instancias inspectoras, sean dependientes del Gobierno español, la Junta de Andalucía o los ayuntamientos, es que todas-toditas funcionan con el criterio de estar pero sin molestar; de actuar, pero sin pasarse. No vaya a a ser que aplicando su propia legalidad de forma general hundieran a Andalucía en una depresión que riase Ud. de la del 29. Pero dejando hacer o actuando a medio gas o avisando antes de ir, lo cierto es que lo que ocurre es que Andalucía sigue con una doble economia a cuestas, con el trapicheo imperando y con la sobreexplotación y la impotencia como normas. Y entretanto, mientras algunos se forran, el país vegeta y sigue dependiente. De verdad que dan ganas de hacer un seguimiento exhaustivo de las areas de economia sumergida, negra o irregular... Pero para eso nos hace falta colaboración a lo ancho y largo de la Nación. ¿Alguien se anima?.
Repaso Latinoamericano
 
 Chile 
Un balance del gobierno de izquierda en Chile
Apostar a la seguridad y la continuidad
Tomás Moulian - BRECHA,
 
 
 
No es posible intentar un balance interpretativo de la trayectoria recorrida hasta ahora por el gobierno de Lagos sin situarlo en contextos más globales. Entender la instalación aparentemente privilegiada de Chile en la globalización orientada por el ideal de la "libertad de comercio", cuyo símbolo principal lo constituye el término de las negociaciones de los tratados con la Unión Europea y con Estados Unidos, requiere recordar que la dictadura militar chilena empezó a aplicar en una época temprana, incluso con relación a algunos países hegemónicos como Inglaterra y Estados Unidos, una política de reestructuración del capitalismo de carácter neoliberal y una política macroeconómica del mismo signo.
 
CHICAGO BOYS. Inglaterra realizó el giro en 1979 con la llegada al poder de Margaret Thatcher, y en Estados Unidos coincidió con la elección de Ronald Reagan en 1980. En Chile el viraje tuvo lugar en abril de 1975, cuando los denominados "Chicago boys" fueron llamados a enfrentar el fracaso de las soluciones liberales moderadas aplicadas entre 1973 y 1975. Durante un corto  lapso Chile constituyó un experimento de "neoliberalismo en un solo país", además pequeño y políticamente aislado, esto último a causa de la ferocidad de la represión política ejercida por los predicadores de la libertad de los mercados.
 
Pero además de ese carácter temprano, el proyecto de reestructuración capitalista puesto en aplicación por los tecnócratas neoliberales tuvo otra característica: su carácter global. La globalidad de las reformas aplicadas significó que la reestructuración abarcó todos los mercados de factores productivos, incluyendo el de la fuerza de trabajo y también el área de las políticas sociales.
 
Entre fines de los setenta y principios de los ochenta se realizaron dos fundamentales reestructuraciones de carácter neoliberal. La primera fue la reforma laboral de 1979, que flexibilizó en una época temprana el mercado de trabajo, anulando las armas de presión de los trabajadores (los sindicatos, la negociación colectiva y la huelga). La segunda fue la privatización de la seguridad social, decidida en mayo de 1981, la cual creó un gigantesco flujo de inversión de los ahorros previsionales de los trabajadores hacia las grandes empresas privadas.
 
TRANSICIÓN IMPUESTA. La crisis económica de 1982 generó vacilaciones entre sectores del bloque en el poder, pero en 1985 los "Chicago boys" volvieron a retomar la dirección de la política económica. Desde 1986 comenzó un ciclo de crecimiento alto y sostenido que todavía duraba en 1990, cuando Pinochet transfirió el gobierno a Aylwin. La herencia fue muy distinta que la que recibieron Raúl Alfonsín o Julio María Sanguinetti, puesto que en los dos casos los crecimientos fueron negativos para los dos años anteriores a las elecciones.
 
Tan importante como el carácter global de la reestructuración neoliberal que consiguió implementar la dictadura militar fue el tipo de transición que logró imponer el núcleo de dirección. A diferencia del proceso argentino que puede clasificarse como "transición por derrumbe", en el cual los militares debieron retornar a los cuarteles con un alto grado de deslegitimación, o del proceso uruguayo, producto de una negociación donde se consensuaron exclusiones provisorias, la transición chilena fue impuesta por los militares, quienes consiguieron la sanción plebiscitaria de la Constitución y que el proceso se enmarcara dentro de ella. Es decir, las luchas emprendidas por las distintas oposiciones entre setiembre de 1980 y el cambio de gobierno no consiguieron modificar el núcleo central de las disposiciones de esa Carta. Ésta creó un régimen político cuyas instituciones básicas todavía duran.
 
La radicalidad de las reformas neoliberales, el éxito económico del período de la poscrisis hasta el cambio de gobierno y el tipo de transición, regulado por una Constitución que impone un sistema democrático semirrepresentativo, constituyen el marco de restricciones que debieron enfrentar los dos primeros gobiernos de la Concertación.
 
NUEVAS IDEOLOGÍAS. Pero hay que combinar esos límites estructurales, que afectaron los márgenes de maniobra de los gobiernos de Patricio Aylwin y Frei Ruiz Tagle, con los límites ideológicos, producto de transformaciones de los partidos de la alianza.
 
En primer lugar, hay que considerar los cambios del Partido Socialista. Éste había sido una organización inspirada en el marxismo, la cual definía el socialismo según ese código de lectura. A fines de la década del 80 el grupo "renovado" y el grupo "ortodoxo" se fusionaron en una organización socialdemócrata, con fuerte influencia del PSOE.
 
A esa transformación ideológica se suma la que experimentó la Democracia Cristiana. Parte importante de ese partido derivó del socialcristianismo hacia el liberalismo económico.
 
La combinación de las restricciones estructurales con las transformaciones ideológicas explican en parte la conducta de los dos primeros gobiernos de la Concertación. Éstos sacrificaron los cambios a la gobernabilidad y privilegiaron los consensos con las fuerzas de derecha (para aprobar una limitada reforma laboral y tributaria) a la movilización popular, en momentos en que todavía existían energías y esperanzas.
 
Para una elite que había convertido el realismo en la virtud política principal, la opción por mantener prácticamente sin modificaciones la conducción macroeconómica y de convertir a la Concertación en una fuerza reproductora del modelo neoliberal podía encontrar justificación en los resultados económicos de esa fase: alto crecimiento, baja inflación, escaso desempleo. Sin embargo la situación cambió desde 1997.
 
FIN DE CICLO. Cuando Lagos llega a la presidencia el círculo virtuoso se había roto. Justamente porque existía una situación de crisis económica de mediana duración, cuyos episodios saltaban como una serpiente de un país hacia otro y sobre cuyo diagnóstico no había consenso, Lagos tuvo argumentos de sobra para intentar una inflexión hacia estrategias más "regulacionistas". Esto significa apostar a un Estado más activo que promueva cambios en la economía real, en especial con políticas destinadas a consolidar la pequeña y mediana industria o con políticas de fomento de la industrialización en sectores donde existen ventajas comparativas, por tanto
posibilidades exportadoras.
 
Sin embargo la administración de Lagos ha quedado atrapada en las fórmulas neoliberales. No se trata de pedirle cambios radicales, tanto por los obstáculos estructurales como por las limitaciones políticas, pero sí el esfuerzo de manejar la crisis con criterios de equidad. En suma, el gobierno de Lagos no ha sido capaz de plantear una agenda progresista en lo económico. Ha preferido apostar a acuerdos con los grandes empresarios y a firmar "victoriosos" tratados con las grandes potencias, con lo cual quedan para siempre excluidas las políticas estatales activas.
 
Pero tampoco ha planteado de manera creativa una agenda de democratización de la sociedad chilena. Lagos ha perdido la oportunidad de enfrentar de manera original tres problemas que están relacionados con la crisis actual de la política: las reformas constitucionales, el tratamiento de los temas de derechos humanos y la forma de generación de las políticas públicas.
 
Respecto al primer punto el gobierno de Lagos ha continuado repitiendo los errores de los gobiernos anteriores de la Concertación. Ellos consistieron, primero, en intentar remendar la Constitución de Pinochet y, segundo, en mantener la discusión en la esfera de la negociación parlamentaria.
 
El gobierno de Lagos debió hacer suya la consigna de una Asamblea Constituyente. El valor de una medida de ese tipo consiste en representar una separación simbólica respecto del pasado y en generar un intento de repolitización, volcado hacia la discusión sobre un futuro convenido. Se trataba de poner al cuerpo ciudadano a deliberar sobre las modalidades de funcionamiento de la democracia chilena, de colocar en discusión las finalidades sociales y de recrear aquello que constituyó la gran virtud del régimen político chileno entre 1960 y 1970, su legitimidad como sistema incluyente de oportunidades políticas. En vez de eso prefirió la discusión entre cuatro paredes.
 
En el tema de los derechos humanos cometió un error principal que marca su voluntad de indiferenciación, de no ruptura con la derecha. Éste consistió en proclamar su neutralidad en el juicio a Pinochet, el más simbólico de todos. Debió hacer todo lo contrario: expresar que a su gobierno le interesaba la sanción de quien fue el responsable máximo de la política represiva. Eso sin importar que luego de pronunciada la pena Pinochet estaría en el mismo lugar donde hoy día está, en alguna de sus múltiples mansiones.
 
Por último, Lagos ha consolidado el estilo tecnocrático de hacer política. Ni para la discutible reforma de salud que propone ni para el decisivo asunto de los tratados comerciales ha intentado involucrar en la discusión al cuerpo de ciudadanos, sean éstos partidos, organizaciones sociales o individuos con opinión. Ha actuado como un neoliberal para el cual la elaboración de las políticas en todas sus etapas tiene un carácter técnico, aun en aquellas en las cuales se determinan las grandes finalidades y objetivos. Al hacer suya esa idea elitista y despolitizadora, Lagos objetivamente fomenta la intrascendencia que afecta en la actualidad a la política chilena.
 
Chile: Política y Economia
Frente Patriótico Manuel Rodríguez

Pocas veces como en las últimas semanas del año se ha apreciado con tanta nitidez en nuestro país la relación entre política y economía, donde lo distintivo o singular en verdad no ha sido la tan difundida corrupción (que en realidad es la regla en sistemas como el imperante) sino la agudización de las disputas y las fisuras entre y dentro de la derecha y la concertación, lo cual a su vez es producto del tema de fondo que ya hemos mencionado con anterioridad; el agotamiento de las bases de sustentación del modelo económico chileno, que trae consigo la "natural" secuela de cesantía, pobreza, endeudamiento y continuas alzas en el costo de los productos y servicios básicos de la población. La desaceleración de la economía chilena no es algo coyuntural, sino que estaría más bien representando, o sería parte de un largo proceso de colapso del patrón de acumulación neoliberal a escala mundial, que incluye alzas y caídas en su desarrollo decreciente.

Esta misma situación generó un cambio importante en la situación de la correlación de fuerzas en la llamada "clase política", enfrentada a los efectos sociales y electorales de la crisis. En la derecha hace rato que el conflicto se resolvió a favor de la UDI, no obstante en la Concertación la trizadura es más profunda y tiene más efectos en la contingencia al ser esta última la actual administradora civil del modelo neoliberal.

De estas grietas en el consenso neoliberal en la coalición gobernante surgen entonces los llamados "autoflagelantes", el "grupo de los 15", etc., o individuos como el senador Nelson Avila (PPD), pero que se mantienen en el campo político del oportunismo, ya que no tienen interés en potenciar un movimiento popular que los pueda sobrepasar, pero sí capitalizar electoralmente la coyuntura, lo que en el caso de Avila es más que evidente.

Para el gobierno, recomponer el cuadro económico es pieza clave en la recuperación de la cohesión interna de su coalición, y que esta no sea derrotada en las próximas elecciones, mal que mal todavía se ve favorecido por el hecho de no existir una presión suficiente desde el lado del pueblo, lo cual le permite un inmenso margen de maniobra. Sin embargo, dichas maniobras van en la misma dirección de lo que causó la crisis que se vive, fortalecer la concepción del crecimiento como aumento de las ganancias empresariales, a partir de dar más facilidades al Capital (rebaja de impuestos, flexibilización laboral) y profundizando el carácter dependiente de nuestra economía (basada en la exportación de materias primas). A "nuestros gobernantes" no les cabe en la cabeza otra opción, ni menos escuchar las demandas de los trabajadores, los estudiantes y pobladores, la gran masa de nuestra población, al contrario, sigue optando por apretarles cada vez más el cinturón para resolver los problemas que sus propias políticas generan.

Los hechos más trascendentales en la profundización del modelo, y por tanto de sus secuelas, fueron en este año los tratados de libre comercio con la Unión Europea y ahora con los EEUU., es decir un acuerdo entre un tiburón y una sardina. Claro que Lagos y sus ministros estrellas (Alvear de Relaciones Exteriores y Eyzaguirre de Hacienda) están eufóricos con estas "victorias", en un año, dos tratados con las dos mayores potencias del mundo!! Chile, dicen, ya está en las "ligas mayores".

¿Por qué EEUU se apresuró ahora a firmar este acuerdo con Chile a pesar de los desacuerdos iniciales? La respuesta está en la misma realidad latinoamericana y la crisis del neoliberalismo a escala regional en Argentina y otros países del cono sur. Además, la resistencia del gobierno de Chávez en Venezuela al golpismo proyanqui, la reciente elección de Lula en Brasil y de Gutiérrez en Ecuador, que sin ser opciones revolucionarias representan -o intentan representar- movimientos sociales que resisten decididamente al neoliberalismo en cada país.

Por eso es que Chile es visto por el imperio como el más incondicional y sumiso aliado en el cono sur, y una cabeza de playa en un territorio que presenta inestabilidad para sus propósitos de largo plazo. Ahora, ¿cuáles son los alcances de tratados como el firmado con Europa y ahora con EEUU?, sobre todo cuando la actividad comercial y financiera ha sido totalmente desregulada bajo la ideología neoliberal?.

Un acuerdo de libre comercio con la principal potencia económica y militar equivale a que un almacén de barrio enfrente la competencia de un gran centro comercial tipo mall. Los efectos de esto no son sólo económicos, se extienden incluso a la vida social, los modos de vida y las costumbres de los ciudadanos, que ahora son sólo consumidores. La comparación es muy ilustrativa. La diferencia entre EEUU y Chile es enorme en el tamaño de la economía, la población, etc... Para Chile, Estados Unidos es su primer socio comercial, en tanto que Chile es para Estados Unidos el número 38, y nada más que eso... Un acuerdo de este tipo sólo acrecentará las diferencias, perpetuando nuestra condición de país exportador de materias primas y con mano de obra de bajo costo, tal como ya ocurre con el acuerdo firmado con Canadá.

A pesar del discurso triunfalista de los gobernantes y los empresarios, que dicen que este tipo de acuerdo generará más crecimiento y por lo tanto más empleo, lo concreto es que en el marco del neoliberalismo, el crecimiento significa más ganancia de los grupos económicos y sus empresas, y con la actual distribución de la riqueza y las precarias condiciones de empleo que imperan en Chile, lógicamente quiénes serán los verdaderos beneficiados serán los mismos de siempre.

Hay que oponerse a este tipo de acuerdos a como de lugar, sobre todo cuando asuntos trascendentales para el destino de nuestro país siguen siendo discutidos y resueltos entre cuatro paredes, prácticamente en secreto entre burócratas chilenos y estadounidenses, lo cual en verdad es muy coherente con el sistema en general, pero también con la ausencia de un movimiento social y político desde el pueblo que se haga oír e intervenga en situaciones de tal relevancia para sus intereses. De ahí la urgencia de la recomposición del campo popular cuanto antes, reconstruyendo los sujetos sociales (trabajadores, pobladores, estudiantes), articulando y coordinando sus luchas a nivel nacional a partir de un programa o plataforma que haga converger dichas fuerzas. Sólo entonces podremos hablar de movimiento popular, "el movimiento se demuestra andando", dicen, y para allá hay que avanzar en estos tiempos tan complejos.

 
Brasil
Cambio es la palabra clave
Luciana Genro*
Folha de Sao Paulo, 14-1-03 - Traducción de Pedro Fuentes
 
 
En el recorrido de más de veinte años de luchas, Lula gana las elecciones y ya gobierna el Brasil. En el horario noble de TV, asistimos a la historia del líder obrero, las huelgas que dirigió, su prisión por la dictadura militar. Sin duda, un cambio político y cultural sin precedentes en la historia brasilera. Esta victoria coloca a los protagonistas de esa historia en mejores condiciones para conquistar sus reivindicaciones de décadas.
 
El montaje del gobierno, sin embargo, muestra contradicciones que solamente podrán ser superadas por la movilización popular en defensa de las demandas más sentidas y urgentes. Ese es el camino para realizar los cambios esperados por los millones que eligieron a Lula presidente.
 
La política económica de FHC (Fernando Henrique Cardoso) dirigida a atender los intereses del capital financiero, estranguló sectores de la burguesía, llevándolos a adherirse a la salida de Lula o a aceptarla, de forma más o menos conforme.  Eso fue posible por los cambios en el programa del Frente Popular, que se viene dando desde la derrota del 89. Banderas históricas, como la suspensión del pago de la deuda externa, el apoyo a las ocupaciones
de tierra y una política ofensiva contra el dominio de los bancos y de las grandes empresas, fueron dejadas de lado. Ese proceso dio un salto de calidad en la “Carta al Pueblo Brasilero”, en realidad, una carta de compromiso con el capital financiero.
 
La alianza con el PL (Partido Liberal) había sido la primera señal de esos cambios y fortaleció la confianza de los sectores burgueses, que constituían el amplio abanico de alianzas. Esa política fue útil para ganar las elecciones, derrumbando miedos y mitos que gravitaban alrededor del PT. Pero nadie duda que el miedo sólo fue vencido por la esperanza de cambios reales. No fue por casualidad que Lula inició su discurso de posicionamiento con el título de este artículo. Ahora, delante de un país con una distribución de renta que no sólo es peor que el de la Sierra Leona que tiene el 89.9% del presupuesto del 2003 comprometido con los intereses de la deuda, alguien tienen que pagar la cuenta. En nuestros 500 años del Brasil, siempre fue pagada por los de abajo. Ahora, llegó -o debería haber llegado- la vez a los de arriba. Pero un gobierno que tiene en la jefatura del Banco Central al ex-presidente mundial del BankBoston (contra el cual se rebeló la combativa senadora Heloísa Helena), en el Ministerio de Agricultura un gran empresario del “agrobusiness”, en el Ministerio de Desarrollo un empresario elector de Serra y para cerrar, como sustituto constitucional del presidente un magnate del ramo textil -del PL- ciertamente tendrá muchas dificultades para que sean los de arriba, bien representados en el gobierno, quienes dieran finalmente su cuota de sacrificio.
 
Los sectores burgueses que se adhirieron a Lula quieren un Estado ayudando a organizar el avance capitalista, no como propietario o controlador -sino como el inductor de la tecnología y el crédito- dándole mejores condiciones de competir en el mercado mundial.  Por eso no tiene ningún interés en acabar con el histórico apriete salarial de la clase trabajadora, usado como factor de competitividad.  Tampoco quieren rupturas, pero sí  mantener las políticas económicas del gobierno de FHC, especialmente los compromisos del FMI.
 
Ese es el camino que el gobierno ha dicho que sería inevitable en el período de transición.  Pero, como el gato está escaldado vale preguntar: ¿Esta transición va a durar todo el gobierno?. O en palabras del sociólogo Francisco de Olivera: “En la agenda de “transición” en dirección a un post-neoliberalismo, el programa para el trabajo solamente se presenta en el registro del neo- desarrollo. Y el programa para la seguridad social permanece en la niebla, pero siendo sugerida una versión suave del sistema de capitalización y de derogación de los “privilegios” del funcionalismo público. Se compró el discurso neoliberal o él ya estaba introyectado?” (Folha de Sao Paulo, 29/12/02).
 
Todo eso en nombre de una supuestamente necesaria credibilidad con los “mercados”, sanguijuelas que, hace años, reparten el botín mientras el país va a la deriva.  ¿Que cambios reales pueden ser operados en cuanto no rompemos ese círculo vicioso?. Mejorías puntuales pueden suceder, pero la crisis sólo será superada enfrentando intereses poderosos, lo que es inviable por medio de un pacto social.
 
Venezuela nos muestra que las clases dominantes de América Latina no aceptan la independencia de los países de la región. Prefieren ser socias menores del imperialismo. Algunos citan la supuesta “radicalización” de Chávez como ejemplo que lleva al caos. Es bueno recordar, también, que con De La Rúa la oposición quiso volver al gobierno sin cambiar nada y fue castigado por el pueblo argentino.
 
Chávez es amenazado de un golpe por que hizo lo correcto -defender el petróleo- pero tiene el apoyo de los pobres de los barrios de Caracas, que bajaron para defenderlo en abril y están dispuestos a volver a la escena en
caso de que el presidente los convoque.
 
Pero ninguna de estas experiencias debe ser imitada.  Brasil tiene sus propios caminos, pero puede extraer de ellas conclusiones estratégicas: romper con el capital financiero es una necesidad y para eso, debemos prepararnos. No debemos pensar que el FMI, el Banco Mundial o la Casa Blanca puedan ser nuestros aliados, pues eso sólo pavimentará un camino de frustraciones y derrotas.
 
Brasil puede liderar a América Latina en la resistencia a la barbarie del capitalismo globalizado, construyendo alianzas con los gobiernos y los pueblos dispuestos a romper con el FMI y a defender la soberanía de nuestro continente.  Debemos proponer medidas que protejan el país de los especuladores, como la centralización del cambio y el control de los capitales, buscando el apoyo de la base social histórica de sustentación del PT, no hacer alianzas que llevan al abandono de los compromisos que siempre nos guiaron.
 
* Luciana Genro, 32 años, es diputada federal por el Partido de los Trabajadores - Estado de Río Grande del Sur. Militante del Movimento Esquerda Socialista (MES) Brasil
 
Enlace: 
Un analisis detallado de la composición y opciones del Gobierno Lula, Sao Paulo, 17 de Enero de 2003 
 
 
Entrevista con José P. Stedile
“Lula va a necesitar mucho coraje”
 
Uno de los principales cuadros de la dirección nacional e ideólogo del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST), desde su fundación en 1984 –encarnación del pavor para los grandes propietarios de tierras del Brasil, y uno de los Iconos de las recientes luchas populares del país–; el economista posgraduado en México, Joo Pedro Stedile es un gaucho grandulón, hincha tan apasionado del Gremio de Porto Alegre como de la reforma agraria.
 
-¿Cómo ve usted estas primeras horas del gobierno de Lula?
 
-El gobierno de Lula se esta comportando dentro de las expectativas generadas por su elección. De un lado, la derrota de la política neoliberal. Del otro, el pueblo con una enorme esperanza de que ahora habrá transformaciones de hecho y en el medio, el nuevo ministerio que conoce las enormes responsabilidades para no defraudar, una vez mas, a la voluntad popular. El gobierno de Lula va a enfrentar muchas desafíos. El primero de ellos es no dejarse doblar a voluntad por el llamado mercado, que esconde la verdadera voluntad de los grandes capitalistas. El gobierno de Lula necesitará tomar siempre referencia de la sociedad Brasileña. Para ello va a precisar de mucho coraje. Pero ese coraje no cambia la retórica, y sin la participación popular, sin el pueblo organizado en la base, sin una sociedad que como un todo se movilice, no tendremos las transformaciones que el pueblo espera. En ese proceso esperamos que los medios de comunicación de masas y el propio gobierno ayuden a desmitificar fantasmas como mercado, bolsa de valores, etc., que no representan en nada a nuestra sociedad.
 
- Va el MST a movilizar el campo para apoyar la revolución social propuesta por el ministro José Dirceu?
 
-El MST es un movimiento social que tiene como objetivo principal eliminar la pobreza y las desigualdades sociales en el medio rural brasileño. Encontramos que el principal enemigo de nuestro objetivo es el latifundio, o sea la concentración de la propiedad de la tierra. El segundo enemigo es ese modelo económico en control de las multinacionales y el capital especulativo. Nuestro papel es siempre organizar a los pobres del campo, para que se concienticen de sus derechos, se movilicen y luchen. Eso haremos siempre, manteniendo nuestra autonomía en relación al gobierno. Nuestra fuerza será dada por el número de trabajadores que consigamos organizar en el rumbo de esos objetivos.
 
-En su opinión: ¿Cuál es la formula para realizar una reforma agraria pacífica y eficaz en el Brasil?
 
-En primer lugar, en cualquier proceso social no existen fórmulas o modelos. Lo que existe son condiciones, correlaciones de fuerzas. En todo el mundo las reformas agrarias siempre se realizaron cuando coincidían las circunstancias. De un lado un gobierno popular que quería hacer la reforma agraria, o sea que quería eliminar el latifundio de la sociedad. Del otro, un movimiento campesino organizado, con conciencia política y capacidad de movilización. Ni lo uno ni lo otro puede realizar solo la reforma agraria. Pensamos que en este periodo histórico podemos crear las condiciones ideales para la reforma agraria si el MST y otros movimientos consiguieran masificar la organización de los pobres del campo y si el gobierno mantiene su compromiso de eliminar la concentración de la tierra en nuestra sociedad. Tendremos asimismo las condiciones favorables para que haya de hecho, una reforma agraria verdadera, en el sentido claro de democratizar la propiedad de la tierra, de reorganizar la producción de alimentos para el mercado interno, de garantizar mejoría de la renta y las condiciones de vida para la población rural.
 
-Pero, ¿Cómo piensa el MST hacer frente a movimientos de extrema derecha; los mismos que acosan a la democracia venezolana o que proponen el enfrentamiento armado en el campo, como ocurrió en Eldorado dos Carajás, en el Pará?
 
A pesar de que el latifundio no esta derrotado y tiene mucha fuerza y tentáculos en el Poder Ejecutivo de los Estados, la policía y el Poder Judicial, es una minoría en nuestra sociedad. Tenemos apenas 27mil hacendados dueños de propiedades superiores a las dos mil hectáreas cada una y que controlan un total de 178 millones de hectáreas. Aplicando la constitución y la Ley Agraria, con coraje y sin burocracia, el Estado brasileño podría expropiar mas de 100 millones de hectáreas. Eso es mucha tierra.
 
-¿El latifundio entonces, es todavía una amenaza para el MST?
 
Nosotros no tenemos miedo de los latifundistas, ellos son aún la parte mas débil de la elite económica del país. Sabemos que la inmensa mayoría del pueblo brasileño quiere terminar con el latifundio y nos va a ayudar a desmoralizarlo como lo ha hecho hasta ahora a pesar de las investidas de ese sector atrasado que muchas veces contó con el beneplácito de los gobiernos anteriores. Pienso que el mayor peligro para el gobierno de Lula oscila entre las posibles articulaciones del gran capital internacional y el gobierno de Bush. Finalmente son esas mismas fuerzas las que impidieron cambios reales en 1999 en el Ecuador. Son las mismas fuerzas que quieren derribar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Son estas poderosas fuerzas las que pueden desequilibrar a cualquier gobierno popular.
 
-¿La presencia de Miguel Rosetto en el Ministerio es un punto positivo para estas reformas en el campo?
 
-La presencia del ministro Rosetto es una señal positiva. Es una persona con tradición histórica de compromiso con la izquierda brasileña. Pero nosotros preferimos no quedarnos juzgando a las personas o sus declaraciones. Lo que va a permitir un avance será la correlación de fuerzas en la sociedad. Y nos toca organizar al pueblo para que se consiga el nivel de presión necesario para todo proceso de cambio.
 
-En esa correlación de fuerzas: ¿Cuanto pesa el capital de los latifundistas en relación al poderío de un gobierno electo por mas de la mitad de la población brasileña?
 
-En la estructura económica y social del medio rural brasileño tenemos varias fuerzas sociales. Están los latifundistas atrasados, que utilizan la tierra como una reserva económica y que prácticamente no producen nada. Hay otro sector que esta entre las 500 y mil hectáreas, que es el sector productivo, ligado a la industria agropecuaria y al sector de exportación. El nuevo ministro de Agricultura, Roberto Rodrigues, representa a ese sector. Y puede quedar como está, son ellos los que tienen mas fuerza y representatividad social. Pero no son nuestros enemigos. Nuestros enemigos son los latifundios improductivos. Y ese sector practica todavía el caciquismo electoral, tienen diputados e influencian a gobernadores y al Poder Judicial, pero en la práctica son odiados por la población rural que sabe que son ellos los opresores. Luchamos para que los partidos tradicionales y los gobernadores electos se aparten cada vez mas de esos sectores y se junten a la mayoría de la sociedad que quiere cambios.
 
-¿Hay alguna regla establecida para la reforma agraria en Brasil? En el 64 Joo Goulart propuso la desapropiación de tierras en las márgenes de las carreteras. ¿Podría ser retomada esta idea ahora?
 
-En relación a la reforma agraria existen líneas políticas que son un consenso entre los intelectuales, los movimientos sociales y que, en cierta forma, también están presentes en el programa de gobierno de Lula. La reforma actual no es solamente dividir la tierra, Esa era la reforma agraria clásica del capitalismo industrial del siglo 19 y principios del 20, que todos los países desarrollados hicieron. Ahora, la reforma agraria alcanza muchos otros aspectos. La distribución de la tierra no es apenas una cuestión de justicia social, es necesario verla como fuente de trabajo, como una garantía de trabajo para los pobres del campo. Es necesario reorganizar la producción para el mercado interno y para producir alimentos. Debe ir mano a mano con la industria agropecuaria, llevar a la industria agropecuaria hacia el interior. La reforma agraria tiene que venir con el cooperativismo. También es preciso adoptar técnicas agrícolas que respeten el medio ambiente y rompan con la dependencia de las multinacionales.
 
-Todo bien en cuanto a los avances necesarios al momento de organizar la producción de las tierras expropiadas. Pero la división de las tierras parece ser la dificultad mas grande de este proceso, ¿no es cierto?. ¿Cuantas hectáreas poseen los latifundios y como será posible dividirlos en la práctica? ¿Son todavía las ocupaciones un método aprobado por el MST en este sentido?
 
-La ventaja de Brasil es que todavía tenemos mucha tierra disponible, apta para la agricultura y cercanas a los mercados, bajo el control de latifundios. En cuanto al proceso de distribución de las tierras, encuentro que ya tenemos experiencia suficiente para adoptar formas diferenciales y complementarias, como lotes individuales, organización de comunidades colectivas, empresas de autogestión, cooperativas, etc. Inclusive en muchas regiones se puede reducir el actual tamaño que distribuye el INCRA y desarrollar mas la industria agropecuaria. Pero el problema no esta en el tamaño del lote ni tampoco en la forma de la propiedad. La propia Constitución brasileña prevé varias formas complementarias. El problema esta en tener un estímulo para la organización social de la producción. Para que los pobres puedan organizar agroindustrias y formas avanzadas de producción de alimentos. Eso es lo que va a permitir el rápido aumento de la producción de alimentos, la renta de los asentados, sus condiciones de vida, elevar su nivel social y cultural.
 
-¿Y las ocupaciones?
 
Mientras en nuestra sociedad existan por un lado grandes propietarios, latifundistas con tierras ociosas y por otro lado millones de sin-tierra, obviamente que habrá ocupaciones de tierra. Las ocupaciones por el pueblo son sólo el resultado de esa enorme contradicción que se fue gestando a lo largo de la historia en nuestra sociedad. No dependen de un gobierno, ni de medidas de represión ni de la voluntad de los movimientos sociales. De nuestra parte seguiremos concientizando a los trabajadores y estimulándolos en la lucha por sus derechos.
 
-¿Podemos decir que Brasil ingresa en un tiempo de paz y justicia social con la elección de un trabajador en la presidencia?
 
-El MST siempre apoyó a Lula, desde 1989. Ayudamos a construir el PT y nos consideramos un movimiento social de izquierda. Por esta razón siempre conversamos con el PT, antes, durante y después de las elecciones. Conversamos sobre los problemas de emergencia, como la necesidad de resolver los problemas de los acampados, de la falta de crédito rural, la falta de asistencia técnica y el fortalecimiento del INCRA. Asimismo, exponemos la necesidad de cambiar el modelo agrícola de tipo norteamericano que el gobierno de FHC a venido adoptando y que resultó en una tragedia social para nuestra agricultura. Y sabemos que el cambio de modelo va a exigir un proceso mas prolongado. El gobierno necesita planificar primero y señalizar después; en caso contrario las multinacionales, que son las responsables del hambre en el medio rural, se harán cargo del comercio, la soberanía alimentaria, la industria agropecuaria y hasta van a querer abastecer las
canastas básicas para el programa del combate contra el hambre.
 
-Cite tres personas que, en su opinión, ayudarán a construir este momento de la historia del país.
 
-En todos los períodos de nuestra historia siempre hubo luchadores y pensadores que representaron las necesidades de cambio. Entre los que ya nos dejaron y que siento que merecen el homenaje del pueblo brasileño están Luiz Carlos Prestes, Josué de Castro y Paulo Freire, por lo que cada uno representó. Entre los que están y representan la larga historia del pueblo brasileño, nuestros queridos Celso Furtado, Aplonio de Carvalho y Lélia Abramo.
Entrevista a Heloísa Helena, senadora del PT de Brasil *
El miedo venció a la esperanza
Revista Veja,  28 de enero de 2003
Traducción de Ernesto Herrera - Difunde:
 
"Los partidos nacen y mueren. A veces, permanecen vivos desde el punto de vista de la legislación electoral,
pero pueden estar sepultados en su razón de existir. Espero que el PT no sea en poco tiempo simplemente una memoria histórica".
Veja – ¿Usted ha criticado muchas de las decisiones del PT en el gobierno. ¿Cómo está su relación con el partido?

Heloísa Helena –
Yo hice una promesa de Año Nuevo que voy a rebelar aquí. Un amigo mío me dijo: Ló, esta ola es muy grande para ti, la popularidad del presidente es enorme, la prensa es favorable, tu no puedes agarrar esa ola. Sumérgete y quédate quieta. Yo le dije: está bien, me sumerjo. Pero si, en esa zambullida, me diera de frente con el tiburón blanco que es mi conciencia, entonces, mi promesa de Año nuevo es ésta: no me voy a sumergir.

Veja – ¿Cuál es la sensación de tener a su propio partido como adversario político?

Heloísa Helena –
Es muy triste, muy angustiante. Yo sé de toda la dedicación que tuve por el PT.  Hoy es fácil caminar con la estrellita en el pecho, ser neolulista o neopetista por causa de la condición estrella pop del presidente y del amplio apoyo que la prensa está dando al gobierno.  Pero yo que fui apaleada, tuve mi casa ametrallada, mis dientes quebrados... Este partido no pertenece a algunos pocos que creen que pueden hacer del PT lo que quieran porque ocupan espacios importantes en las instancias de poder.

Veja – ¿Usted discutió con el ministro José Dirceu en el momento de aprobar el nombramiento de Henrique Meirelles como presidente del Banco Central. Continúa peleada con él?

Heloísa Helena –
Muchas personas dijeron que quedaron disgustadas cuando él se refirió a mí en TV como “esa muchacha”.  Entonces, sobre ese muchacho, que es muy calificado, yo digo solamente que espero que él consiga honrar su trayectoria de vida.  Ahora, todo el mundo en el PT sabe: que soy absolutamente fácil de ser convencida por el argumento.  A la fuerza, es la peor táctica para intentar convencerme. Y, cuando la fuerza viene siendo el respaldo de la estructura partidaria o peor cuando la instancia partidaria es llamada sólo para legitimar la acción del gobierno, queda más difícil todavía.

Veja – ¿Usted piensa salir del PT?

Heloísa Helena –
Voy a usar toda mi capacidad de lucha y trabajo para entre otras cosas, ayudar al PT a recordar nuestros entusiasmados discursos de oposición al gobierno de Fernando Henrique. Pero yo no soy masoquista y siempre supe que ser senadora es una condición pasajera.  El día en que, para estar en la política yo tenga que sentarme a la mesa con ladrones tolerados, de aquellos que practican todo lo que está en el Código Penal y así mismo, son recibidos con sonrisas y festejos en los salones de la high-society, voy a comer tiza en las aulas.  Vuelvo feliz, a dar clases en la Universidad Federal de Alagoas.  Para mi, es caliente o frío.  Tibio, yo vomito. Además de eso, mi relación de amor y de identidad no es con la sigla.  Cuando ella no representa más que eso, por más que llore abrazada a la estrella del PT, con aquello que para mi va a ser memoria, yo salgo
.

Veja – Mucha gente va a celebrar.

Heloísa Helena –
Yo sé eso.  Hasta porque, de la manera en que las cosas caminan, tal vez acabe siendo para esas personas un recuerdo amargo. Pero los partidos nacen y mueren.  A veces, permanecen vivos desde el punto de vista de la legislación electoral, pero pueden estar sepultados en su razón de existir.  Espero que el PT no sea en poco tiempo simplemente una memoria istórica. En este año lo sabremos.  Es el año más importante de la historia el Partido  de los Trabajadores
.

 Veja – ¿Por qué?

Heloísa Helena –
Es un año en que vamos a discutir dinero para la política social, si vamos o no a hacer el superávit que los parásitos del FMI quieren. Y también este es el año en que sucederán las tres principales contiendas: la flexibilización de la legislación laboral, la alteración de la legislación de la Previsión Social y la autonomía del Banco Central.  Y, en lo que respecta a estos tres asuntos, no hay concesión. De mi parte por lo menos, no habrá ninguna.

Veja – ¿Usted está en contra de del proyecto de unificación de los regímenes de jubilaciones propuestos por el gobierno. Cómo en su opinión, se puede resolver el rumbo de la Previsión Social?

Heloísa Helena –
Me da mucha rabia cuando comienzan a hablar del rumbo de la Previsión Social, porque ella esconde un secreto del propio gobierno, que no repasa para el sistema su contrapartida. Y aún desvía – de forma ilegal,
inmoral, y oficial, recursos que deberían ir para allá.  Esta historia del rumbo es un cántico molesto y mentiroso.

Veja – ¿Usted se considera intransigente como la clasifican sus colegas del propio PT?

Heloísa Helena –
No es una cuestión de intransigencia ni de idea fija.  La idea fija sólo la respeto en quien tiene problemas mentales. La cuestión es otra. Mire: participamos de un plebiscito en contra del pago de la deuda externa. Aprovechamos una resolución que condena vehemente el acuerdo con el FMI y sus consecuencias, y eso que fue en el Encuentro Nacional, que es la instancia máxima de democracia partidaria. Exigimos una CPI (Comisión Parlamentaria de Investigación) para identificar a los banqueros que tuvieran lucros de 1000% por causa de informaciones  privilegiadas.  Ahora ¿cómo podemos dejar que esas personas  que participaron de ese proceso dentro de la estructura del Banco Central permanezcan en la dirección del Banco Central? O nosotros tenemos la obligación de disculparnos humildemente de las personas que acusamos, a sus familias y a la sociedad, o tenemos la obligación de abrir procedimientos de investigación dentro de la estructura del gobierno.

Veja – ¿Usted conversó con el presidente después de su asunción?

Heloísa Helena
– No. Hasta entiendo que, como presidente, él esté muy atareado para eso.  Pero no creo que lo que está sucediendo sea culpa de Lula, no es una cuestión de malevolencia individual.  Lo que está pasando es una inaceptable demostración de debilidad del partido, de no apropiarse de un momento tan bello para viabilizar los cambios profundos que el Brasil precisa y que el PT prometió en su programa. Es muy triste decir eso, pero pienso que el miedo venció a la esperanza.

 
Veja – ¿Esas críticas qué tipo de reacción están provocando?

Heloísa Helena –
Hay gente que dice que estoy pregonando sola en el desierto.  Y yo sé que no lo estoy.  Pero, aunque estuviera acompañada de mí misma, estaría en buena compañía.  Mucha gente a la que le gusto me aconsejó no hacer esta entrevista, y parar de cuestionar a mí partido.  Para mí, sería mucho más fácil calmarme, escondiendo lo que yo pienso. Estaría compartiendo los bienes del poder de mi Estado, nombrando un director de un instituto no sé de que.... No sólo no estoy, como supe que andan diciendo por ahí, que estar en una lista de nombramiento de Heloísa Helena es garantía de quedar fuera del gobierno. Electoralmente, eso es pésimo para mí.  Porque la pose y esas cosas simbólicas cuentan mucho en la política
.

Veja – ¿Y en el PT también?

Heloísa Helena –
Claro. Yo hablé del cinismo y de la disimulación de esos que llamé de neopetistas, pero eso no es justo.  ¿Cómo podría criticar a las personas que de forma oportunista se declaran petistas de carterita si, tu ves el poder de seducción de las personas dentro de su propio partido?

Veja – ¿Cómo esa seducción?

Heloísa Helena –
El poder es terrible.  La gente precisa hacer un ejercicio diario para no dejarse seducir por él. Tú estás en el aeropuerto y vas a la sala vip, eres invitada a viajes internacionales, tienes las estructuras de adulación que se montan a tu alrededor, todas las posibilidades que se abren por causa de tu cargo.  Es por eso que en casa le digo a mis hijos: no tengan esa historia de sala vip ni de ser hijo de senadora.  Yo vivo en un apartamento funcional y el sofá que está allá es público. Por lo tanto, mis niños no pueden zapatear en el sofá.

Veja – ¿Por qué usted se viste siempre de la misma manera, de vaqueros y blusa blanca?

Heloísa Helena –
No tengo ningún prejuicio de quienes andan superarregladas, con 10 kilos de maquillaje en el rostro y 3 kilos de aquella toxina...¿cuál es el nombre? Botox.  Pienso que las personas deben hacer las cosas que las dejan un poco más felices, así como deben respetar las formas de los que se sienten bien y felices. En mi caso, me visto así por una cuestión de practicidad.

Veja – ¿El hecho de que usted fuera de vestido a la ceremonia de asunción del presidente llamó mucho la atención.  Eso la incomodó?

Heloísa Helena –
Yo no vi nada, estaba viajando. Pero mi madre compró las revistas y me contó.

Veja – Sus piernas fueron elogiadas

Heloísa Helena –
Entonces están todos muy locos.  Tengo dunas de celulitis, líneas de estrías.  Pero se que, entre los senadores, ellos dicen ese tipo de cosas para irritarme.  Como me irrito mucho, a ellos también les gusta provocarme: “Ah, la senadora hoy está risueña?” o “¿ah, la senadora cambió de color la ropa?”.  Hacen eso porque saben que consiguen irritarme.

Veja – ¿Y por qué ese tipo de cosa la irrita?

Heloísa Helena –
Porque todo es una bobada. Cuando llegué a la asunción de vestido, vi de lejos a los senadores hablando.  Entonces, me acerqué diciendo: “se acabó el juego.  No quiero ningún comentario, vio? Ahí ellos se quedan quietos.

*Senadora por el estado de Alagoas. Militante de la Tendencia Democracia Socialista. Lo que publicamos es un resumen de la entrevista.  
[ULTIMA HORA - Dirceu y Genoino articulan la expulsión de "radicales" del PT - Un Correo del Servicio Informativo de la Corriente de Izquierdas del Frente Amplio de Uruguay llegado hoy a nuestra redacción, reproduciendo dos articulos del diario Folha de Sao Paulo, nos informa que Jose Dirceu (Ministro de la Casa Civil y lugarteniente de Lula) y Jose Genoino (Presidente del PT, ala derecha) han declarado que propondran una advertencia publica de expulsión a la Senadora Helena por su ausencia en la votación en la que el PT ha apoyado al expresidente Sarney (PMDB) para ocupar el cargo de Presidente del Senado. En sus declaraciones afirman que ausentarse es una forma de votar en contra del partido y que no están dispuestos a tolerar el precedente. Según el citado diario, Dirceu ha hecho implicita referencia a otros parlamentarios de la izquierda petista, diciendo que estarian mejor fuera que dentro del PT (el periodico cita a las senadoras Heloísa Helena y Ana Júlia y a los diputados federales Lindberg Farias, Luciana Genro y Babá). Por otra parte, el Ministro de Hacienda, Antonio Palocci Filho, en una visita al Cuartel General del Ejército ha afirmado: "Voy a ser duro con los radicales" (refiriendose a la izquierda petista, que en una reunión interna del PT lo habia calificado días antes a su vez incluso como 'neoliberal'). Aclarando simultaneamente cual es su analisis de la situación y cual su objetivo, ha declarado: "Hubo un problema en la etapa electoral y en el periodo postelectoral. Radicales de izquierda y derecha afirmaron que el programa del presidente era para ganar las elecciones. Ahora, descubriran que no, que era y es para gobernar el pais. Cuando los radicales critican puntos del programa de gobierno es preciso tener claro que fue un programa defendido delante del pueblo. No podemos buscar otro camino". (Para composición política del Gobierno y temas conexos, ver enlace de Joao Machado).- AL]
Enlaces:
 Bolivia
Harry Mondaca, miembro de la Coordinadora de Defensa del Agua de Cochabamba
Diálogo o guerra social
Entrevista de Raúl Zibechi, Brecha 24-1-03
 
Represión en Bolivia
 
La rebelión que protagonizan diferentes sectores sociales bolivianos resume dos décadas de cambios sociales, culturales y productivos que le cambiaron la cara al país y modificaron las tradicionales formas de acción del movimiento obrero.
 
La Coordinadora de Defensa del Agua y de la Vida de Cochabamba representa una nueva forma de articulación del fragmentado escenario social boliviano. Emergió en abril de 2000, a través de una potente rebelión que obligó al gobierno de Hugo Banzer a dar marcha atrás en la concesión del servicio de agua a una empresa privada extranjera.
 
Harry Mondaca, 49 años, maestro, integrante de la coordinadora, visitó Montevideo en el marco de la campaña en defensa del agua que realizan en Uruguay la ong Redes y el sindicato de ose. Según Mondaca, el enfrentamiento actual entre sectores del pueblo boliviano y el gobierno representa la continuidad de la protesta social que se viene registrando a lo largo de los tres últimos años y que tiene su epicentro en las políticas oficiales de privatizaciones, la erradicación forzosa de la hoja de coca y en la subordinación a los intereses de Estados Unidos en la región.
 
-¿Cuáles son las causas del actual levantamiento en Bolivia?
 
-Al gobierno se le planteó con anticipación que diera respuestas a los problemas sectoriales y generales que dejó pendiente el gobierno anterior. No olvidemos que Gonzalo Sánchez de Losada accede al poder en un clima de honda insatisfacción y amplia movilización social. Subió en agosto de 2002, pidió noventa días de tregua y le dimos cinco meses, pero el gobierno no dio ninguna respuesta. El 13 de enero venció el plazo y comenzaron las movilizaciones en un clima de creciente malestar.
 
-¿Cuáles son las demandas del movimiento y cuáles los principales problemas sociales del país?
 
-Los problemas existen en todos los sectores. Los jubilados, por ejemplo, hicieron una marcha hacia La Paz porque muchos no se pudieron jubilar y a otros les han robado las jubilaciones. La marcha de la tercera edad, de Oruro a La Paz, atravesando alturas y zonas heladas, fue duramente reprimida.
 
Pero me gustaría destacar los grandes problemas generales. La entrada en vigor del ALCA supondrá la liquidación de la escasa industria que queda en Bolivia. Además, está el gravísimo problema del gas, que puede ser un medio de desarrollo del país. Bolivia tiene dos opciones: exportarlo hacia Estados Unidos a través de un oleoducto que llegaría a la costa de Chile, o vendérselo a Brasil que paga más del doble. Pero los gobernantes están a favor de la primera opción, pese a que es evidente que perjudica al país. Por otro lado, existe la demanda de reestatizar -las empresas privatizadas, los ferrocarriles, el petróleo, la línea aérea y las telecomunicaciones- pero ahora bajo control social para evitar la corrupción y el clientelismo. Los campesinos, por su parte, reclaman tierras productivas y una nueva reforma agraria. Por último está el tema de la erradicación forzosa de la coca. Nosotros no somos culpables del proceso que convierte la milenaria hoja de coca en cocaína, los campesinos no consumen cocaína, y los productos para fabricarla, los llamados precursores, llegan desde Estados Unidos. La erradicación forzosa viola la soberanía boliviana.
 
En Bolivia se está aplicando un plan similar al Plan Colombia: la militarización del país y la intervención yanqui directa con el objetivo de dominar la biodiversidad de la zona del Chapare, que es casi tan rica como la zona del Putumayo al sur de Colombia.
 
-¿Cómo ha reaccionado hasta ahora el gobierno?
 
-De la forma tradicional: por un lado busca cooptar dirigentes, y hasta comprarlos, para desarmar la lucha, desmovilizar a las bases y desmoralizarlas. Por otro, intensifica la represión y dice que se trata de una lucha por la coca, que nosotros somos "coqueros". Pero en la nueva realidad que vive el país este discurso y esas prácticas no tienen el impacto que tenían antes. Los cambios sociales, culturales y productivos que se han producido en las últimas décadas invalidan la forma clásica de accionar de las clases dirigentes.
 
-Si el gobierno no cede, la confrontación será más aguda.
 
-Se ha formado un comando o estado mayor de la rebelión social integrado por los dirigentes de todos los sectores movilizados, con el objetivo de coordinar y darle mayor contundencia al movimiento. Es la forma como reaccionamos al estado de sitio y la militarización de la calle. Vamos hacia una confrontación más fuerte o hacia la apertura de un diálogo.
 
-¿Qué ha pasado en Bolivia para que se hayan roto viejos tabiques como el que tradicionalmente dividió a obreros y campesinos, a indígenas y clases medias? ¿Cómo se ha superado la ancestral fragmentación del movimiento en una sociedad que fue casi estamental como la boliviana?
 
-La confluencia actual, aunque parezca curioso, la promovió el neoliberalismo. En 1985 el neoliberalismo irrumpe de forma brutal a través de la ley 21.060, que impone un modelo económico de apertura que llevó al cierre de las minas, el principal ingreso del país. Fue un golpe muy duro, que destruyó al proletariado minero, que era la columna vertebral del movimiento popular.
 
El nuevo modelo hizo estallar además a la Central Obrera Boliviana (COB), que había adquirido tal poder que ningún gobierno podía tomar una decisión sin consultarla. Pero ese sindicalismo era caudillista y negociaba por detrás de los trabajadores. Todo ese entramado se vino abajo de golpe.
 
Ya en abril de 2000, cuando el levantamiento de Cochabamba por la privatización del agua, las bases emergieron creando la Coordinadora de Defensa del Agua y de la Vida. Es la primera instancia que aglutina a todos los sectores, sin dirigentes o con una nueva dirigencia surgida desde abajo, sin los viejos caudillos cuyo modelo fue el dirigente minero Juan Lechín, y con la participación de todos los sectores sociales. En la coordinaddora hay desde obreros fabriles y maestros organizados en sindicatos hasta campesinos, jubilados, jóvenes, profesionales y vecinos de los barrios.
 
-Está haciendo referencia al surgimiento de nuevos actores, los indígenas, los jóvenes y las mujeres.
 
-Es un proceso que se viene dando desde el movimiento por el agua de abril de 2000 y que precisamente emergió en Cochabamba. Luego se profundizó cuando el levantamiento aymara-campesino que fue acompañado por todos los sectores, rurales y urbanos, trabajadores y capas medias. En ese momento, en el año 2001, el gobierno de Banzer tuvo que retroceder.
 
Los jóvenes y las mujeres vienen siendo los protagonistas más destacados desde aquel momento. Pero mientras los jóvenes tienen un nuevo protagonismo, para las mujeres no es más ni menos que recoger viejas tradiciones de presencia femenina en el mundo popular e indígena. Por otro lado, la existencia de formas de organización más flexibles facilita la incorporación de esos nuevos actores. En este momento se están organizando, por primera vez, las empleadas domésticas.
 
-¿Hasta qué punto Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS) constituyen un nuevo liderazgo?
 
-Morales es un líder que surge desde abajo, pero que se consolida gracias a  las torpezas del gobierno, al quitarle el fuero parlamentario durante la anterior legislatura. Luego se dio la intervención descarada del embajador de Estados Unidos, Manuel Rocha, que llamó a no votar por Evo porque sería votar por el narcotráfico. Y la tercera barbaridad la volvió a cometer Rocha cuando fue al Parlamento a presionar a los diputados para que no eligieran a Evo como presidente. Nunca se había dado una intervención tan descarada en los asuntos internos de Bolivia.
 
-¿El gobierno de Lula en Brasil puede contribuir a pacificar la situación en Bolivia o a promover un cambio de rumbo?
 
-No soy optimista, como no lo son mis compañeros. La relación de fuerzas dentro de Brasil, pero sobre todo la regional, con el claro ejemplo de Venezuela, indican que los cambios de fondo van a ser muy difíciles. La posibilidad de promover el caos económico o el caos político-militar, como en Colombia, parece ser una de las opciones de la superpotencia. Es el mejor camino para imponer el ALCA, y ante esa opción sólo cabe la unidad latinoamericana. Por eso Evo Morales alerta, y no es ninguna exageración, que Bolivia puede convertirse en un nuevo Vietnam.
 
Carta de Evo Morales al Tercer Foro Social Mundial de Porto Alegre
BOLIVIA: "Nosotros no queremos ser una colonia más"
Correos para la Emancipación-Proyecto Emancipación
 
Lamentablemente no podré estar con ustedes en este evento tan importante. En Bolivia, desde el 13 de enero, vivimos un estado de sitio de facto. Las carreteras han sido tomadas por 10.000 efectivos del ejército y la policía. Varias escuelas y postas sanitarias han sido convertidas en cuarteles. Cientos de compañeras y compañeros han sido detenidos, ultrajados y amenazados. Decenas han sido heridos y lo más lamentable: 9 compañeros han muerto por las balas del ejárcito, y otros 11 han muerto en un accidente provocado cuando intervinieron a la fuerza la marcha de los jubilados.
 
La guerra que tanto se anuncia ya se siente en este país de América Latina. Las Fuerzas Armadas del país se han transformado en un ejercito de ocupación al servicio de los intereses de las trasnacionales y la potencia del norte.
 
En las últimas elecciones en Bolivia la gente dijo basta. ¡Basta de este modelo neoliberal! Ahora nos movilizamos para cambiar este modelo y ellos nos responden con balas, con tanques, con muertos. Durante 5 meses hemos dialogado con el gobierno, hemos expuesto razones y argumentos y nada se ha conseguido. Por eso iniciamos los bloqueos de caminos y movilizaciones desde el 13 de enero. Porque queremos soluciones y no palabras
 
No estamos pidiendo más de lo que nos corresponde. Lo que queremos es recuperar nuestro gas. Bolivia es el país con mayores reservas de gas natural en Sud América. Si este hidrocarburo no vuelve a sus verdaderos dueños seremos un país mendigo sentado sobre una silla de oro negro. Nosotros no queremos caridad, ni ayuda para el desarrollo. Lo que queremos es que nos devuelvan nuestro gas, nuestros recursos naturales, nuestro futuro.
 
Los aymaras, quechuas, guaraníes y los mas de treinta pueblos indígenas originarios que existen en mi país buscamos recuperar nuestro territorio. No queremos sentirnos extranjeros en nuestra propia tierra. No queremos ser tratados como ciudadanos de quinta categoría, exiliados en nuestro propio territorio. No queremos que se destruya nuestra cultura. Nuestra hoja de coca, símbolo de la comunidad y solidaridad en las culturas andinas, está siendo perseguida y satanizada como si fuera la causante de la drogadicción, cuando en la realidad los culpables de la drogadicción son los defensores de este sistema capitalista inhumano y decadente.
 
No nos dejemos engañar. Nosotros sabemos que la lucha contra las drogas no es más que un pretexto para militarizar nuestros territorios, para violar nuestra soberanía.
 
Los indígenas y campesinos queremos que no haya más latifundios en Bolivia. Que la tierra sea de los pueblos originarios y de quienes verdaderamente la necesitan. No queremos que un grupo de traficantes acaparadores conviertan la madre tierra, la “Pachamama”, en una simple mercancía.
 
En Bolivia hemos derrotado el intento de aprobar una ley que privatizaba y mercantilizaba las aguas. Sin embargo, ahora, quieren imponer la exportación de aguas subterráneas de una región muy desértica del sudoeste de Bolivia para beneficio de las empresas transnacionales mineras instaladas en el norte Chileno. El agua es la sangre de la madre tierra. La defensa del agua es la defensa de la vida.
 
Nuestra lucha no es sólo por gas, tierra, coca y agua, sino también contra el ALCA. Nosotros estamos convencidos que si se aprueba el ALCA será muy difícil recuperar nuestras empresas y nuestros recursos naturales. El ALCA más que un proyecto de comercio, es un proyecto de neocolonización y anexión. Nosotros no queremos ser una colonia más. No queremos que el gran mercado del ALCA provoque el etnocidio de nuestros pueblos. Nosotros, queremos una integración solidaria, diversa, justa, una integración como la que se siente en el Foro Social Mundial.
 
Compañeras y compañeros, grandes titulares de prensa acompañan la trágica muerte de un compañero en las manifestaciones de Génova, pero cuando se trata de decenas de humildes bolivianos sólo reina el olvido. Tenemos que romper este cerco de silencio de los medios de comunicación internacional. Podemos hacerlo, si cada uno al retornar a su país empieza a organizar comités de solidaridad con Bolivia, si realizamos acciones frente a las embajadas de Bolivia, si protestamos frente a las sedes de las transnacionales piratas, si inundamos los medios de comunicación con pronunciamientos de todos los sectores.
 
Debemos construir un gran frente de lucha latinoamericano y mundial contra la deuda externa. Tenemos que luchar todos juntos para defender a Venezuela, Cuba y Palestina.
 
Compañeras y compañeros quiero pedirles que miren a su vecino de al lado. Verán que estoy allí en Porto Alegre. Porque Evo Morales no es más que un luchador como ustedes. Compañeros y compañeras no es Evo Morales el que decide si se levantan o no los bloqueos de caminos en Bolivia. Son las bases, las comunidades que están en las carreteras. Porque sólo podemos forjar una unidad de hierro si las bases deciden, si los dirigentes aprendemos a escuchar y a respetar la decisión de las bases.
 
En el idioma aymara y quechua “jallalla” significa “viva”. Por eso, me quiero despedir pidiéndoles que me ayuden a gritar un “viva”, un “jallalla”:
 
Jallalla el Foro Social Mundial de Porto Alegre
Jallalla los pueblos del mundo
Jallalla la lucha en Bolivia

Cochabamba, Bolivia, 27 de enero del 2003

Información desde Bolivia
MAS (De Correo remitido a nuestra Redacción)

Domingo, 26 de enero, 11 de la noche.

Después de un día tenso en que, el diálogo entre el gobierno y los sectores movilizados en las últimas dos semanas, concluyó la primera fase de un complejo entendimiento, por el cual, el gobierno, reconoce la necesidad de consultar con el conjunto de la sociedad, los problemas estructurales del país y atender las demandas sociales.

El arduo trabajo de negociadores y facilitadores, se centró en la fórmula de un llamado “acta de entendimiento” y el momento de su firma.

Fue alrededor de las 8 de la noche, que el presidente, ministros y otras autoridades, escucharon primero señalamientos sobre temas nacionales como hidrocarburos, tierra y territorio, incorporación al ALCA, capitalización y coca. Luego, dirigentes de los principales sectores expresaron sus demandas y se acordó que, mañana lunes, se instalarán siete mesas de trabajo que establecerán los primeros acuerdos sobre estos temas.

Durante el día, la tensión provocada por las dilaciones que sufrió el inicio de la reunión, se acentuó con las noticias de otros enfrentamientos que provocaron otras dos muertes a la lista de víctimas de la represión.

Los dirigentes de las organizaciones movilizadas, con el c. Evo Morales a la cabeza, lograron que el gobierno se sentase a la mesa de diálogo sin condiciones. Sólo después de que, los representantes sindicales y los expertos designados por ellos, expresaron sus puntos de vista, se procedió a la firma de un documento que sienta las bases de entendimiento.

El acta, según el acuerdo inicial que fue anunciado por Mons. Juárez, uno de los facilitadores en representación de la iglesia católica, debió mantenerse en reserva. Sin embargo, en conferencia de prensa, el presidente Sánchez de Lozada, lo dio a publicidad.

En esa conferencia, el presidente sostuvo que no se explicaba por qué se habían producido los bloqueos de carreteras y caminos, pues él siempre estuvo abierto al diálogo.

Sin embargo, la demanda del mismo, fue rechazada por el gobierno y sólo después de dos semanas de las movilizaciones, se avino a sentarse en la mesa de discusión y aceptó tratar los temas estructurales del país, cuya resolución insistentemente había reclamado como atribución gubernamental.

Sánchez de Lozada afirmó también que la atención de las víctimas de la represión era una decisión adoptada por él, sin presiones de ninguna clase y antes de sentarse a dialogar. Empero, una de las mesas de trabajo verificará el cumplimiento de esa obligación y la cobertura total de los daños personales que ésta causó.

 

La movilización se amplía

 

Mientras el vicepresidente Carlos Meza intentaba llegar a un acuerdo con dirigentes de los jubilados y rentistas, el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y sus ministros más cercanos, estudiaban cómo contener una movilización de diversos sectores que se inició el pasado lunes.

Anunciada a mediados de diciembre, la protesta involucra a sectores tan diversos como los productores de coca del Chapare (Cochabamba) y los Yungas (La Paz), colonizadores, campesinos sin tierra, pequeños prestatarios, generación “sándwich” (trabajadores que no pudieron obtener jubilación debido a la privatización del seguro social), maestros urbanos y rurales, trabajadores por cuenta propia y otros.

Las demandas particulares de cada uno de ellos, coinciden también en un planteamiento de carácter general que reclama una amplia discusión nacional sobre explotación y comercialización del gas, la deuda externa, la incorporación de Bolivia al ALCA, la política de distribución de la tierra, la revisión del programa de capitalización (una forma de privatización) y otros diez temas.

Desde el primer día de la protesta, expresada en bloqueo de carreteras y marchas de protesta, el gobierno respondió con violentas represiones que, en estos días, han dejado un saldo de 6 muertos por balas, 11 fallecidos en un accidente de tránsito provocado por un operativo de represión, numerosos heridos, varias decenas de detenidos y atropellos a los derechos ciudadanos, incluyendo la detención y violencia contra parlamentarios.

Pretendiendo demostrar su disposición al diálogo, el gobierno convocó a una reunión al dirigente de los productores de coca y jefe del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, bajo condiciones imposibles de cumplir. Aunque Morales asistió a la cita el gobierno se negó a iniciar conversaciones, insistiendo en sus condiciones. Mientras tanto, la represión se mantuvo, causando otras muertes.

Unos días antes, jubilados y rentistas, iniciaron una marcha demandando el mantenimiento de valor de sus rentas. A mediados de esta semana, en Calamarca, a 50 kilómetros de La Paz, los marchistas fueron sorprendidos de madrugada por fuerzas combinadas de policía y ejército, obligándolos a embarcarse en buses que, apresuradamente los trasladaron a la ciudad. Uno de estos buses, sobrecargado, colisionó con otro de pasajeros, provocando 11 muertos y cuatro decenas de heridos. Sobreponiéndose, rentistas y jubilados volvieron a concentrarse y continuaron su marcha que culminó este viernes en La Paz. El gobierno, que no se atrevió a otra intervención, inició conversaciones con los dirigentes de este sector, aunque las posibilidades de solución son inciertas.

El fin de semana, dirigentes de varios sectores han comenzado a reunirse para coordinar acciones que se ampliarían desde el lunes próximo. Se espera, en este proceso de coordinación, que se establezca una dirección conjunta de la movilización.

 

La Paz, Bolivia. Martes 28, hora 23.

 

El ministro Carlos Sánchez Berzaín, en Cochabamba, sigue postergando el inicio de las mesas de trabajo, con las que debe iniciarse el diálogo nacional, luego de dos semanas de movilizaciones, las que lograron que el gobierno finalmente aceptara debatir los temas estructurales del país y las demandas regionales y sectoriales.

El argumento que esgrime ahora es que se mantiene un bloqueo en Chuquisaca, región que inició su protesta a mediados de la semana pasada y declaró que lo hacía sin sumarse a la movilización de los otros sectores.

Pese a esto, los dirigentes de este movimiento han declarado que seguirán esperando un cambio de actitud del gobierno, cuya intransigencia demuestra, una vez más, su intención de incumplir los acuerdos a que se arribó el pasado domingo, luego de lentas y a veces tensas negociaciones.

Parlamentarios del MAS decidieron mantenerse en alerta hasta mañana a las 9.30, cuando anunciarán una huelga de hambre, si continúa la actitud del ministro Sánchez Berzaín, único funcionario que trasmite las decisiones del gobierno.

Una decena de diputados y senadores del partido que lidera Evo Morales, iniciarían esta medida extrema en cualquier momento, a partir del anuncio que se haga mañana. La mayoría de los parlamentarios de este partido se hallan en los lugares de movilización; si se iniciase la huelga de hambre, se prepararían para reiniciar las movilizaciones en todo el país ante el incumplimiento del gobierno.

 

Diálogo y represión, al mediodía de este 30 de enero.

 

El gobierno se mostró muy expedito para determinar montos de reparación para las víctimas de la violencia que desató contra las movilizaciones de los trabajadores. Al mediodía de este jueves, la mesa de trabajo de derechos humanos había concluido su labor, estableciendo cifras de indemnización para las familias de quienes fueron muertos, haciéndose cargo de la curación de los heridos, a quienes otorgaría otras indemnizaciones, según el grado de daño que hubiesen sufrido.

Casi al mismo tiempo, en la ciudad de El Alto, una protesta de estudiantes de la Universidad Pública de esa ciudad, fue violentamente reprimida. Un herido grave por el estallido de una granada de gases en su cara y otro por un impacto de balín, además de contusos y varios detenidos, daba cuenta de que la fuerza policial tenía órdenes de impedir cualquier protesta, recurriendo a extremos de violencia.

Cerca de Caranavi, una población situada a 400 kilómetros al norte de La Paz, se produjo un enfrentamiento entre colonizadores que aún mantenían el bloqueo de caminos y un grupo de transportistas y pasajeros que forzaron el paso por ese punto. El resultado fue un muerto y algunos heridos.

Los colonizadores (campesinos asentados en terrenos otorgados mediante planes de colonización) consideran que sus demandas no están incluidas explícitamente en las negociaciones que se acordaron en los acuerdos entre el gobierno y los sectores movilizados, que mantuvieron bloqueos y realizaron diversos actos de protestas durante las dos semanas anteriores.

Los transportistas, que no participaron de las movilizaciones, están exasperados por los derrumbes ocurridos en los últimos días debido a las lluvias. Al enfrentarse a un bloqueo, dieron rienda suelta a su irritación.

Incidentes de este tipo están ocurriendo, como resultado de las constantes demoras en la instalación e inicio de labores de las mesas de trabajo, lo que mantiene a los sectores movilizados en vigilia permanente, en los lugares de bloqueo.

Aparte de la mesa que acordó las indemnizaciones, otras dos iniciaron su trabajo, pero apenas han establecido sus normas internas. Las restantes cuatro mesas, deben instalarse recién entre lunes y martes próximos.

Cuatro días después de firmada el acta de entendimiento entre el gobierno y el Estado Mayor del Pueblo, y cuando está por concluir la semana laborable, el clima social y político sigue siendo tenso.

El impuestazo, la poca voluntad para avanzar en las mesas de diálogo serian las causas

El MAS advierte que el conflicto social puede volver al país

Bolpress.com - Actualizado el 04-02-2003 a 19:49 hora de Bolivia

 

El conflicto social puede retornar nuevamente al país y tornarse aún más radical advirtió, hoy el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales. "De continuar el gobierno con su política neoliberal pretendiendo lanzar un impuestazo a la población y recibiendo mayor presupuesto de Estados Unidos destinado a la represión, además de demostrar poca voluntad política en las mesas de diálogo conformadas entre el gobierno y los sectores sociales, el conflicto puede estallar llegando, incluso, a cambiar Presidente", dijo.

 

Pese a que el Poder Ejecutivo, en los últimos días, descartó la creación de nuevas tributaciones, Morales dijo que esta solamente es una estrategia que el gobierno esta utilizando como medidas de ensayo para probar la reacción de la gente. Con relación al anuncio de los Estados Unidos (EE.UU) de aumentar la cooperación en la lucha contra el narcotráfico a Bolivia en cuatro millones de dólares, Morales calificó esta medida como una provocación que confirma lo dicho anteriormente por el gobierno norteamericano "objetivo coca cero en Bolivia", aunque según el Ministro de Defensa, Freddy Teodovic, el Poder Ejecutivo aún no consideró el tema por tratarse de conversaciones preliminares, pero que de todas formas un mayor presupuesto sería bienvenido, señaló.

 

Estas medidas se suman a la ya situación conflictiva y riesgosa de las siete mesas de diálogo que hasta hoy no terminan de instalarse, luego de más de una semana de haberse firmado el acta de entendimiento. Al respecto, Antonio Peredo, diputado por el MAS, aseguró que el gobierno interpreta mal el documento firmado, en Cochabamba, el pasado domingo 26 de enero, puesto que no se habla de intercambiar opiniones o información, sino se manifiesta la voluntad de consultar al pueblo acerca de temas de orden estructural y de vital importancia para el país. "Por tanto, será de exclusiva responsabilidad del gobierno el que los sectores sociales vuelvan a las calles y el conflicto social recrudezca", advirtió.

 
 
 
 Ecuador
Gutiérrez propone la condonación de deuda

Kintto Lucas. Quito, ene (IPS) 21/1/2003 - Rebelion

 

El presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, tiene previsto plantearle a Estados Unidos la necesidad de que se condone la deuda externa de su país para utilizar esos recursos en mejorar la situación económica y social.

El apoyo para negociar un acuerdo en ese sentido con el Fondo Monetario Internacional y para contrarrestar los efectos del Plan Colombia, de lucha antidrogas, en la frontera común, será pedido por Gutiérrez al presidente de Estados Unidos, George, W. Bush, en la reunión programada para el 11 de febrero en Washington.

La deuda externa no puede ser tratada como una estadística o un número, sino como un lacerante problema social y humanitario, dijo a IPS el futuro presidente ecuatoriano. "Le diré (a Bush) que (para Ecuador) es necesaria una respuesta política parecida a la que se dio en 1953, cuando los acreedores de Alemania se reunieron con representantes de ese país en Londres y llegaron a una solución creativa", añadió. Precisó que Alemania no podía hacer frente a su deuda tras finalizar la segunda guerra mundial y solicitó que le dieran la oportunidad de crecer primero para poder pagar después. Así "se llegó a un acuerdo creativo y beneficioso para las dos partes, y ahora todos sabemos lo que es Alemania", apuntó. "Algo parecido tenemos que hacer con Ecuador, porque en caso contrario los esfuerzos para solucionar los problemas económicos y sociales no serán suficientes para que el país salga adelante", aseguró.

Gutiérrez ganó la segunda vuelta electoral de noviembre, como candidato de la alianza entre su Partido Sociedad Patriótica y el indigenista Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik Nuevo País, con 54,4% de los votos válidos frente a 45,6% de su competidor, el empresario bananero Alvaro Noboa.

Por otro lado, el mandatario electo manifestó a IPS que la base militar del noroccidental puerto de Manta, cedida a Estados Unidos en diciembre de 1999 por el entonces presidente Jamil Mahuad (1998- 2000), sólo puede ser utilizada para la lucha contra el tráfico de drogas. "Nosotros apoyamos el combate al narcotráfico y para eso fueron cedidas las instalaciones de la base, pero no puede ser utilizada para otro cometido", sentenció Gutiérrez.

También comentó que su gobierno dará prioridad a la integración con la Comunidad Andina de Naciones, que Ecuador comparte con Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela, y con el resto de América del Sur antes de pensar en el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en creación. "Primero es necesario profundizar la integración con nuestro iguales, los países andinos, y luego proyectarnos hacia Sudamérica. Eso ya está en proceso e, incluso, ya hemos hecho contactos para ingresar al Mercosur (el Mercado Común del Sur, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay)" indicó. "Ese es el proceso a seguir para luego decidir si entramos al ALCA o no", puntualizó el sucesor de Gustavo Noboa a partir de este miércoles. Para Gutiérrez, la construcción del ALCA debe ser una decisión global de los países latinoamericanos,
"porque ingresar separados sería perjudicial".

Mientras, Gutiérrez ya mantiene una fuerte polémica con los partidos de oposición, que en conjunto superan a los legisladores afines al gobierno en el Congreso legislativo unicameral instalado el 5 de este mes. La oposición pudo así repartirse los cargos en el Congreso, nombrar a los vocales del Tribunal Supremo Electoral y dos vocales del Tribunal Constitucional, dejando de lado a los candidatos oficialistas.

La oposición está conformada por el derechista Partido Social Cristiano, el centrista Democracia Popular, el Partido Renovador Institucional Acción Nacional, y el socialdemócrata Izquierda Democrática.

En tanto, la fuerza parlamentaria de apoyo al gobierno está integrada por el centroizquierdista Partido Sociedad Patriótica, del propio Gutiérrez, su aliado electoral Movimiento Pachakutik, el marxista Movimiento Popular Democrático y el populista Partido Roldosista Ecuatoriano.

Algunos expertos entienden que esa situación pueda llevar en poco tiempo más a ''una situación de enfrentameitno parecida a la de Venezuela''. Temen un choque del próximo Poder Ejecutivo con los partidos tradicionales, con más representantes que el gobierno en el Congreso. "Estuve invitando a los diputados permanentemente a dialogar, pero ellos respondieron eligiendo un Tribunal Supremo Electoral de manera inconstitucional", dijo Gutiérrez a IPS.

La Constitución promulgada en 1998 establece que los miembros salientes de ese Tribunal debe enviar al Congreso la lista de los siete partidos más votados para que cada uno tenga un vocal en ese organismo. "Aunque el tribunal no envió la nómina, la mayoría parlamentaria atropelló y se repartió los cargos del Tribunal". se quejó Gutiérrez. "Le dieron una vocalía al Partido Conservador, que no tiene un solo diputado, y a la Democracia Popular, que tiene menos diputados que nuestro partido. ¿Cómo puedo aplaudir acciones anticonstitucionales?", se preguntó.

Sin embargo, el futuro presidente ecuatoriano, aseguró que el hecho de tener una oposición fuerte es positivo, porque obligará a sus ministros y a su gobierno a actuar con mayor cuidado del que les ha pedido, con mayor transparencia y permanente contacto con la ciudadanía.

"Los ministros deben estar en contacto permanente con la población deben captar las aspiraciones populares, porque para eso vamos a gobernar", añadió. "Los sectores del privilegio en el país ya han usufructuado demasiado, es el momento en que la gente pobre tenga esperanza de mejores días, y hacia allá irá encaminado todo el esfuerzo", comentó. Por su parte, el presidente del Congreso, el socialdemócrata Guillermo Landázuri, señaló a IPS que el acuerdo de la oposición fue solamente "para organizar el Congreso", pero descartó que sea para trabar la acción del nuevo gobierno, y agregó que eran necesario establecer un diálogo para llegar a ''acuerdos positivos''. "La Izquierda Democrática y yo como presidente del Congreso estamos abiertos al diálogo y a apoyar las iniciativas positivas del gobierno. Está mal decir que somos oposición", arguyó Landázuri.

 

Enlaces Ecuador: Revista Opción; Indymedia Ecuador; MPD - Ecuador; CONAIE Ecuador; Elecciones en Ecuador-Resultados; Constitución Política de la República del Ecuador

 

Enlaces Latinoamericanos: Resumen Latinoamericano; La Jornada; Prensa Latina; Aporrea; Observatorio Social de América Latina; Patria Grande; Una Sola Patria; Rebeldía ; Resistencia; Herramienta; Memoria; Socialismo o Barbarie;

 
Un repaso latinoamericano
 
Baste con lo visto en este repaso (y sobre todo con lo no visto) para hacerse cargo de la enormidad de acontecimientos y la diversidad de luchas en curso ahora en América Latina. Tómese nota que, por razones obvias de espacio, no hemos colocado nada de México (donde hay nuevos hechos en Chiapas, aparte de las ultimas soflamas escatológicas del ocurrente Sub, que tanta gracia le han hecho a algunos y tan poca a otros); en Costa Rica (detenciones y protestas); que en Colombia sigue la guerra, con un reaccionario Presidente Uribe que parece sacado del más tópico realismo mágico llegando a reclamar a Washington que no pierda el tiempo en Iraq e invada su propio país para deshacerse de la guerrilla. Que hay noticias en la Red de acuerdos para la presencia militar yanqui en la República Dominicana; como ya lo están en Ecuador, Perú o Colombia y se rumorea en Argentina. Y en Puerto Rico siguen, dale que te pego, resistiendo en Vieques, incluso bajo las bombas de la Navy. Que en Paraguay hay crisis institucional y ha habido fuerte movilización y en Uruguay sigue la gresca en el Ayuntamiento de Montevideo. Que lo que hemos puesto aquí de Bolivia es sólo un entrante para abrir el apetito. Que en Venezuela ha terminado derrotado el Paro golpista, Chávez tiene el verbo embalado y siguen pasando cosas [Por cierto, muchas gracias a las organizaciones bolivarianas que nos han escrito por nuestra cobertura de lo ocurrido allá]. Que en Argentina hay elecciones en lontananza y un grueso debate en la izquierda sobre qué es lo qué hay que hacer o qué es lo que se puede hacer a partir de lo que no han podido hacer, que no es exactamente lo mismo. Que en Brasil -ya se ve- bastante pronto están bajando de las nubes del Lulinha, paz y amor, afilando cuchillos y entrando en faena... Y que ha habido el III Foro de Porto Alegre, muy movido y polémico (con tartazo incluido). Que Cuba, con todos sus problemas y carencias, sigue aguantando. No podemos estar en todo, pero que quede claro que están pasando cosas. Los enlaces que hemos colocado, junto a los que ya se encuentran en anteriores Boletines, quizá os sirvan para seguirles la pista.- ANDALUCIA LIBRE
Sugerencias
 
Una Pasión Singular. Todavía en cartelera en algunos cines andaluces, la película biográfica sobre Blas Infante de Antonio Gonzalo está bien resuelta y resulta entretenida. No es ningún pestiño, al contrario. Blas Infante sale retratado como una persona y no como una estatua. Incluso se aportan algunas claves para entender su biografia. Histórica y políticamente, en lo que dura una película no hay porque exigir más de lo que se da. No es Michael Collins pero tampoco lo era el protagonista. Dos peros: 1. Parece que ha habido particular cuidado por no poner banderas españolas a la hora de describir la detención y asesinato de Infante, sustituidas por falangistas (no fuera el personal a extraer conclusiones). 2. Se pone en boca de Infante un discurso de pasividad en privado que bueno...parece forzado. Con todo, y en general, una buena opción.
 
Ofertas de Trabajo. Si sabéis de ofertas de empleo en Andalucía (y más aún si las proponéis) y queréis compartirlas con nosotros, serán bien recibidas y a lo mejor hasta cubren algún roto. Podéis escribirnos con lo que sepais.
 
Manifestaciones antiguerra el 15 de Febrero. Lo recordamos por si alguien se olvida: el 15 de Febrero hay cita de mani contra la guerra imperialista contra Iraq.
 
Encuesta viva. Andalucía, hablemos claro sobre la inmigración. Sigue abierta la Encuesta sobre este articulo publicado en nuestro numero anterior. Aún no hemos llegado al 10% de participación que pueden darle a los resultados algun valor representativo. Podéis votar con vuestra opinión sobre el articulo por correo -según se explicaba en el que recibisteis- o también vía web. Acudid para ello a nuestro apartado Encuestas o a nuestra pagina principal y luego picar en Encuestas.
 
--oOo-- 
 
Solidaridad con Palestina
Música: Spanish Harlem. Phil Spector-Jerry Leiber
Suscripciones-ayuda a ANDALUCÍA LIBRE

a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA:

0182  3344  24  0202889151

Nos hace falta vuestra ayuda para mantenernos en la Red en 2003..  

 
Publicidad del Servidor E-Listas:




















[Adjunto no mostrado: paises.png (image/png) ]



[Adjunto no mostrado: Spanish Harlem, Phil Spector-Jerry Leiber.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters