Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 151 al 180 
AsuntoAutor
nş 158 - Andalucía Andaluci
nş 159 - No a la G Andaluci
nş 160 - Andalucía Andaluci
nş 161 - La Guerra Andaluci
nş 162 - Euskadi - Andaluci
nş 163 - Andalucía Andaluci
nş 164 - Andaluces Andaluci
nş 165 - Ya pasó e Andaluci
nş 166 - Los Cient Andaluci
nş 167 - Acciones Andaluci
nş 168 -Tambores d Andaluci
nş 169 - Movilizac Andaluci
nş 170 - Vergüenza Andaluci
nş 171 - Reflexion Andaluci
nş 172 - ASESINOS Andaluci
nş 173 - Resistenc Andaluci
nş 174 - Guerra co Andaluci
nş 175 - La Nación Andaluci
nş 176 - La Guerra Andaluci
nş 177 - Estudiant Andaluci
nş 178 - Marcha a Andaluci
nş 179 - La Guerra Andaluci
nş 180 - La Guerra Andaluci
nş 181 - La Humill Andaluci
nş 182 - Especial Andaluci
nş 183 - Andalucía Andaluci
nş 184 - ¡Viva la Andaluci
nş 185 - Paro anda Andaluci
nş 186 - Tocan Ele Andaluci
nş 187 - Sondeos - Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 204     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nş 174 - Guerra contra Iraq - Hechos y Reflexiones
Fecha:Lunes, 24 de Marzo, 2003  13:06:17 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nş 174
Día 5 de la Guerra
 
 
Bagdad Arde
bombas de los bandidos yanquis y británicos asolan Iraq
 
 
 Sábado 21 de Marzo - Manifestaciones de la Tarde:
Andalucía rechaza una vez más la masacre contra Iraq
Cronica de las Manis de la mañana en ANDALUCIA LIBRE 173
 
Unas treinta mil personas, según la organización, y quince mil, según la Policía Local, se manifestaron el sábado en Córdoba en contra de la guerra en Irak, en una protesta que transcurrió sin incidentes.
 
La manifestación, convocada por el Foro por la Justicia Social, partió a las 18.00 horas de la Plaza de Hiroshima y Nagasaki, y tras recorrer las principales calles del centro de la capital cordobesa, concluyó en la Plaza de la Corredera, donde el abogado y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, Rafael Sarazá, leyó un manifiesto. 
Para la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU-LV-CA), "cuando están cayendo miles de bombas sobre Irak, lo mínimo que podemos hacer es movilizarnos contra la guerra" y pidió a Naciones Unidas "que restablezca la normalidad".
 
Unos tres mil gaditanos han acudido la tarde del sábado a la manifestación contra el conflicto bélico de Irak convocada en Cádiz por la Plataforma contra la guerra, que se ha dirigido desde la plaza San Juan de Dios a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz para pedir la dimisión del presidente del Gobierno, José María Aznar. Aunque el ánimo de los manifestantes provocó que la protesta se extendiera más allá del recorrido previsto, avanzando terminada la lectura del manifiesto "Puerta de Tierra" hasta la plaza Ingeniero La Cierva. La movilización fue encabezada por representantes de ONG"s, asociaciones, sindicatos y dirigentes políticos, como el diputado autonómico de IULV-CA Juan Vicente Acuña y el portavoz federal de Defensa de IU, Willy Meyer.
 
En Granada, unas veinte mil personas, según la Policía Local, se manifestaron por las calles de la capital para pedir el cese de los ataques anglo-estadounidenses contra Irak, sin que al concluir la marcha se hayan registrado incidentes de importancia. La manifestación, que como las anteriores partió de los Jardines del Triunfo, recorrió las céntricas calles Gran Vía y Reyes Católicas hasta la Fuente de las Batallas, entre cánticos de "No a la guerra, no en nuestro nombre" y "asesinos", y pasacalles antimilitaristas.
 
Numerosos colectivos, partidos políticos -excepto el PP- y asociaciones ciudadanas respondieron a la convocatoria del Foro Social de Granada, a la que también se unió un grupo de estudiantes y profesores estadounidenses de la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada, y los jóvenes que pasaron la pasada noche en un campamento en el paseo del Violón.
 
En Jaén, unas 3.000 personas, según el Foro Social, y 1.200, según la Policía Local, volvieron a manifestarse por las calles de la capital jienense para pedir que se pare la guerra contra Irak. Los manifestantes, convocados por el Foro Social y por los sindicatos CCOO y UGT, salieron pasadas las 19,30 horas de la plaza de Las Batallas -donde está la Subdelegación del Gobierno- y llegaron pasadas las 20,40 a la plaza Jaén por la Paz, donde Antonio Lombardo, del Foro Social, leyó un manifiesto en el que pidió que se pare la guerra para que "no mueran más personas inocentes".
 
La cabecera de la manifestación estaba ocupada por los miembros del Foro Social y más atrás ciudadanos anónimos y militantes de IU llevaron una bandera de Palestina de más de 20 metros de largo.
 
En Almería cinco mil personas, según la Policía Local, participaron esta tarde en la manifestación que los sindicatos UGT y CCOO convocaron contra la guerra y al final de la cual guardaron un minuto de silencio. La artista Rosa Muñoz, que leyó un manifiesto, aseguró a los periodistas que "Almería muestra así su total oposición a esta guerra que considero que es totalmente ilegal, injusta e inmoral, porque no podemos consentir que mueran personas inocentes".
 
La concentración, que partió sobre las 20 horas de la Puerta Purchena de Almería y finalizó hora y media después frente a la Audiencia Provincial, tuvo lugar sin incidentes salvo el intento de cortar el tráfico por parte de un grupo de personas que duró varios minutos.
Las ratas se quejan...
El PP vuelve a culpar al PSOE e IU de asaltos a sus sedes, agresiones a dirigentes y boicots de actos
 
El PP criticó el sábado "la postura radical y el pacifismo violento" de PSOE e IU con la guerra en Irak y culpó a estas formaciones de los asaltos a veinte sedes de su partido en Andalucía, de las agresiones a dirigentes populares y de los intentos de reventar los actos públicos donde participan éstos.
 
El secretario general del PP de Andalucía, Antonio Sanz, criticó durante la celebración de la tercera convención provincial de Nuevas Generaciones, en la que han participado un centenar de militantes, que cargos públicos de IU "utilicen a niños de 9 y 10 años para insultar y boicotear actos políticos del PP". Sanz calificó de "vergonzosa" esta circunstancia y recordó que el viernes "el presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, fue llamado terrorista" en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda.
 
Sentenció que esas posturas son de un "pacifismo hipócrita" y acusó a PSOE e IU de convertirse "en meros agitadores de masas", tras lo que lamentó "que crean más en el tirano Sadam Husein que en un gobierno democrático como es el de José María Aznar".
 
Respecto al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, el secretario regional de los populares lo tachó de "demagogo e hipócrita" por considerar una ilegalidad el uso conjunto de las bases por parte de las fuerzas armadas estadounidenses. Sobre este asunto, incidió en que fue el PSOE "quien renegoció este uso cuando gobernaba Felipe González" y recordó que Chaves "mostró su apoyo absoluto a la utilización de esta bases en caso de amenaza terrorista o de armas de destrucción masiva".
 
El dirigente popular pidió a PSOE e IU "que condenen estos comportamientos y tomen medidas para que no se vuelvan a producir" y puntualizó que los socialistas "utilizan el oportunismo y electoralismo más barato, situándose a la izquierda más radical". Por último, Sanz agregó que al PSOE "no le importa la guerra, ya que su único objetivo es desgastar electoralmente al Gobierno del PP y para ello creen que vale todo"
 
Notas de Guerra
Andalucía Libre
 
Cruzados yanquis abatidos en Iraq
 
 
Contradicciones
 
El imperialismo yanqui afronta la guerra contra Iraq, cargando encima con una cuantas contradicciones político-militares. Tiene que tener presente simultáneamente sus intereses inmediatos (ganar la guerra con el menor coste posible) y a la vez sus objetivos de guerra (asegurar una ocupación estable de Iraq sin excesivas destrucciones de infraestructura y en condiciones de dar alguna viabilidad política a sus Quislings cuando los instale en Bagdad). Según parece, el primer golpe de la guerra intentaba resolver este nudo, eliminando a Sadam Hussein y a sus secuaces más inmediatos. Sea como fuere, ese intentó falló y ni el Régimen de Sadam se desmoronó antes de empezar el combate ni los intentos de compra de unidades militares obtuvieron los resultados deseados.
 
Los EEUU pueden usar una potencia de fuego extremadamente destructiva. El problema que encierra esta fuerza de aplastamiento es que el terror que podría provocar lleva consigo un alto nivel de bajas civiles. Un espectáculo apocalíptico así generaría reacciones inevitables en la opinión publica occidental y árabe. Además, buscando crear parálisis y sumisión conllevaría un serio riesgo de inducir una reacción contraproducente de rabia vengativa entre las tropas iraquíes, aparte sus consecuencias para dificultar la ocupación posterior. Ahora bien, administrar la superioridad aérea -tal como parece que Iraq ha planteado su defensa- también implica el peligro de no triturar todo lo necesario la capacidad defensiva iraquí con la consecuencia de aumentar las bajas invasoras.
 
La lucha se realiza entre dos adversarios de una desigualdad inmensa. Pero aún así, a la hora de valorar la secuencia de acontecimientos han de tenerse en cuenta todos estos factores ya que los EEUU luchan simultáneamente contra Iraq, el movimiento antiguerra y el tiempo (tomar Bagdad y declarar terminada la guerra antes de seis semanas, 30 de Abril).
 
De momento, ambas partes comparten interés en minimizar u ocultar sus bajas militares propias. Los EEUU no quieren animar el rechazo de su opinión interna, directamente ligado al numero de cadáveres y prisioneros yanquis que tenga que reconocer y le gustaría sostener una imagen de impunidad. Bagdad, por su parte, no quiere desmoralizar a sus tropas, por lo que sólo tiene interés en enseñar algunas victimas civiles.
 
Hasta ahora, descontando el frente aéreo donde los EEUU hacen lo que quieren, no se sabe nada del frente interno generado a partir de los comandos infiltrados en Iraq desde Jordania, Turquía, Kuwait y Arabia Saudí en los últimos meses. Del frente oculto -occidental- que tiene como base Jordania, sólo han llegado escasas noticias sobre tomas de aeropuertos -los llamados H2 y H3- y algunos ataques aereos. De lo que se cuenta del frente sur -con base en Kuwait- parece que los invasores dominan (y no del todo) los campos petrolíferos y la periferia de Umm Qasr, Al Faw y Basora, pero sin haberse asegurado su control. Se trataría de mantener rodeadas bolsas de resistencia, eludiendo aniquilarlas para ahorrarse bajas, colocando fuerzas que protejan el flanco del avance hacia Bagdad. Es en la capital donde se apuesta que se decidirá la batalla final, que una vez ganada, haría rendirse a las tropas cercadas al sur. Informaciones de prensa de ayer situaban las avanzadillas angloyanquis entre 100 y 150 km. de Bagdad. La velocidad del avance habla ya de que no ha sido un viaje turístico pero tampoco predice lo que podrá ocurrir en adelante, dado que -también según se nos informa- el espacio ganado lo ha sido esencialmente sin combate ya que el Ejercito iraqui ha renunciado a la pelea en campo abierto, en la que la superioridad tecnológica y aérea invasora jugaría en su contra. Que también se reconozca que en las contadas ciudades tocadas del Sur sí se ha dado lucha intensa, introduce interrogantes sobre la velocidad futura, más aún si se tiene en cuenta que es comúnmente admitido que las mejores fuerzas iraquíes no están en el sur sino desplegadas en torno a Bagdad. Lo que se informa de la resistencia da la impresión de que -aparte el rechazo que pueda provocar el Régimen sadamista- la invasión está siendo considerada en general por el pueblo iraquí como una agresión. En cuanto al frente norte -Kurdistan- las fuerzas kurdas tienen su vista puesta tanto al Sur -donde esta el Ejercito fiel a Sadam Hussein- como al Norte -donde se encuentran los turcos- y no aparenta demasiada actividad. El póquer entre Ankara y Washington ha terminado dejando este frente semibloqueado. Los kurdos aspiran a tomar sus ciudades de Mosul y Kirkuk con ayuda yanqui sin demasiado gasto y los invasores no han podido situar fuerzas significativas en este escenario dada la final negativa turca a dejarles pasar, sin que ello implicara el permiso yanqui para invadir el Kurdistan.
 
La información sigue extremadamente controlada. Llama la atención la desproporción de bajas entre combatientes y periodistas entre los angloyanquis (parecería que el ejercito invasor está predominantemente compuesto de cámaras y reporteros). Y aunque no hay porqué rechazar a priori la hipótesis de que se produzcan accidentes y destrucciones por fuego amigo, con tantas fuerzas implicadas, también resulta sorprendente que los reconocimientos de perdidas por los EEUU suelan suceder pocos minutos a los anuncios iraquíes y siempre explicados como fallos propios o mecanicos.
 
En este aspecto, el trabajo de la cadena qatarí Al-Yazira está resultando muy molesta para EEUU (por ejemplo, anulando las afirmaciones de tomas de ciudades luego desmentidas por el mantenimiento de los combates). Los yanquis han borrado de Internet a los sitios iraquies. Un día después de enseñar a través de imágenes (no puede saberse si reales o preparadas) a prisioneros iraquíes, la distribución de videos y fotos de prisioneros y muertos yanquis ha enfurecido a EEUU (que las ha censurado en sus televisiones) en un nuevo ejercicio de doble rasero.
 
La escena internacional
 
En la escena internacional, Iraq ha solicitado que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna y condene la agresión de EEUU y Gran Bretaña. Tiene a su favor, aparte la evidencia, el texto de la Resolución 3314 de la asamblea general de la ONU, Definición de la Agresión, de 1974; que se corresponde estricta y perfectamente punto a punto a lo que están haciendo los invasores. La ONU se hace la sorda y sigue muda; más aún, parece que producen reuniones informales entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad destinadas al estudio académico del futuro del petróleo iraquí. La Unión Europea no ha condenado a los agresores (que incluyen varios de sus socios) y en lo único que se ha puesto de acuerdo es en pronunciarse de antemano contra cualquier perspectiva de independencia kurda. Annan el títere, ya se mueve a través de los peones de la llamada ayuda humanitaria para intentar colocar la bandera de la ONU como cobertura al futuro protectorado yanqui en Bagdad pero Francia y Rusia ya han adelantado que no lo admitirían gratis y sin desvinculación de la invasión, lo que viene a decir, que amenazan con no aceptar regalar una cobertura formal sin una reformulación del poder en la ocupación.
 
La protesta antiguerra se ha extendido internacionalmente y su seguimiento resulta casi inabarcable (por ejemplo, ¿quien se ha enterado por aquí de que en Finlandia se ha dado por este motivo la mayor manifestación desde el final de la II Guerra Mundial?). Junto a los focos estables de Europa occidental y Australia, mantiene una presencia reseñable dentro de EEUU, se ha extendido a Europa oriental, Asia y América Latina. En Egipto han vuelto a darse manifestaciones, para inquietud de Mubarak. El traidor régimen hashemita en Jordania mantiene una situación de excepción. En Marruecos, el mensaje real llamando a la cordura y la detención del presidente de la AMDH también es una señal de alarma. Es lógico que haya ritmos y relevos en un movimiento de esta naturaleza con tan grandes especifidades pero lo importante es la coincidencia global que manifiesta en el rechazo a la agresión imperialista.
 
La escena nacional
 
A nivel nacional, Chaves y el PSOE siguen con toda desenvoltura criticando el uso pero no la existencia de las bases yanquis en Andalucía. Todas las fuerzas parlamentarias andaluzas siguen, por su parte, reduciendo al Parlamento andaluz al estatus de tribuna mediática, sin capacidad para decidir el cierre de las bases instaladas en su territorio [por ejemplo, ¿porque a nadie se le ocurre proponer que el Parlamento andaluz ordene a la unidad de policía autonómica que vaya a clausurar las bases?; ¿porque el Parlamento andaluz no aprueba el boicot a las bases yanquis?].  La movilización popular antiguerra se mantiene, aunque lógicamente con menor masividad en los actos centrales, que antes de iniciarse las hostilidades abiertas, aún cuando en compensación se den multitud de protestas e iniciativas diversas y dispersas.
 
El PP está realmente inquieto por el cerco y el rechazo social que sufre. Intenta poner de su parte a los sectores sociales más conservadores o estúpidos, preocupados o molestos por la persistencia e intensidad de la movilización. De momento, la represión policial masiva la ha reservado para Madrid -aunque ya hay casos de acoso de la Guardia Civil contra acciones antiguerra como acaba de ocurrir en la Comarca de Guadix- intentando disociar la sensibilidad social de la presencia activa en la calle y bloquear tanto la experiencia de recuperación de control popular sobre la calle y los espacios públicos como la dinámica política de radicalización y deslegitimación. Portavoces del Gobierno español intentan respaldarse en que ahora habría menos gente en las manifestaciones que en febrero (lo que es realmente poco efectivo, dado el aislamiento en que sigue encontrándose). En realidad lo que busca el Gobierno es que el PSOE -y con él sus socios mediáticos- se desmarquen del movimiento antiguerra y lo reduzcan al plano institucional y parlamentario. Su problema aquí es que la dirección del PSOE sabe que política y electoralmente es el gran beneficiado de la movilización social antiguerra y que desvincularse de las protestas o aparecer ya junto al PP, cuando aún quedan por llegar muchas imágenes desagradables desde Iraq, no sería inteligente ni conveniente a sus propositos.
 
El movimiento antiguerra
 
Aclaremos que el movimiento antiguerra no es simplemente la suma de estructuras, foros y plataformas unitarias heredadas de la coyuntura precedente y que se conformaron al abrigo de las protestas antiglobalización. Convendría que algunos recordaran anteriores experiencias históricas como la del movimiento antiOTAN (y si no las hubieran vivido, preguntaran a quienes sí lo hicieron) para bajar el tono de algunas elucubraciones sobre nuevos desarrollos, formas de acción política y demás teorías guadianescas al uso. Un vistazo afuera al papel protagonista de estructuras surgidas al poco y al calor del momento como la de los artistas, ya debería también introducir, de entrada, elementos de contención y modestia. Aparte, de que siendo notorio que esas plataformas y foros están lógica y legítimamente compuestas y vertebradas por fuerzas políticas, sociales y sindicales preexistentes, no tiene fundamento confundirse en sus funciones. De hecho, sería inteligente y un rasgo de conveniente humildad asumir que una cosa es distribuir la ubicación de las pancartas de cabecera o conciliar citas y convocatorias y otra, dirigir el movimiento u orientarlo (en el caso de querer y saber adonde dirigirlo u orientarlo y de que esas metas y medios no fueran ya coincidentes con la de algunas fuerzas criticadas).
 
No tiene sentido no reconocer que en un proceso de estas características coinciden e interaccionan intereses y objetivos diversos. El PSOE quiere ganar La Moncloa en Madrid y la mayoría absoluta en Andalucía en las próximas elecciones; el PCE-IU salvarse del hundimiento y consolidarse; PA y PSA se conforman con mantenerse visibles; alguna secta postmaoista-postmoderna de múltiples nombres, reclutar jovenes y disfrutar de su momento de gloria saliendo en la tele... Si alguien se queja por todo esto, no esta en el mundo y si no le gusta o le parece una utilización oportunista de nobles sentimientos, lo que ha de hacer es preguntarse porque no hay fuerza política capaz de darle sentido, coherencia y desarrollo a un programa político socialista y nacional realmente alternativo. La protesta antiguerra -sin la preexistencia de referentes políticos nacionales alternativos- no puede sustituir mágicamente carencias precedentes, aunque si podría ser un eslabón en el camino para resolverlas.
 
A la hora de plantearse objetivos y tareas para quienes quieren luchar eficaz y consecuentemente contra el imperialismo y por la liberación social y nacional de Andalucía, pueden surgir diversos espacios de trabajo. Apuntemos alguno.
1ş. Ahondar la coherencia del discurso antiguerra (sin concesiones a un pacifismo que la propia evidencia demuestra inconsistente y vacío), ligándolo a las condiciones sociales (despidos, paro, bajos salarios, precariedad, presupuestos, neoliberalismo...) y a la exigencia de Soberanía Nacional para Andalucía, para sacar a nuestro país de la guerra y debilitar el esfuerzo bélico del eje imperialista.
 
En este aspecto, convendría no tener ambigüedades en cuanto a la actitud ante las bajas y muertes provocadas por la agresión. Sin dudas ni circunloquios, hay que afirmar que igual que se sienten todas y cada una de las muertes de civiles y soldados iraquíes se desea que el numero de bajas de cruzados mercenarios imperialistas sea la mayor posible; porque esta es una de las formas mas operativas para que pare la agresión y sea derrotado el eje imperialista.
 
2ş. Las protestas han de mantenerse secuenciadas, buscando la implicación de la población (apagones, boicots a la entrada de distribuidoras o comercios, etc) y a la vez, la presencia en la calle (manis, marchas, demostraciones de protesta). No hay que arredrarse porque no se pueda mantener la cima del 15 de Febrero (cada momento tiene su circunstancia) ni confundir masividad con profundidad (sin por ello apostar por la marginalidad o el suicidio, ojo). Hay que extender y sostener el acoso demostrativo a las ratas del PP, cómplices y responsables del asesinato masivo que tiene lugar en Iraq, hasta el ultimo rincón de Andalucía. Determinando objetivos a conseguir pacíficamente, no hay que admitir el chantaje gubernamental y si se produce represión, no caben dudas o desmarques sobre la legitimidad de la autodefensa. Este movimiento ha de servir para contribuir a recuperar la autonomía conceptual de la izquierda andaluza en la percepción y formación de lo que se conocen como las reglas; desembarazándose del máximo de lastre adherido en los últimos años (derecho internacional, vía constitucional, pacifismo, tolerancia ante la derecha, españolismo, cosmopolitismo, etc).
 
 España
Represión en Madrid
SEGUNDO DÍA DE INCIDENTES
Violentos enfrentamientos en la marcha contra la guerra de Madrid
NURIA LABARI | BORJA ECHEVARRÍA - El Mundo
 
 
 
MADRID.- Por segundo día consecutivo, la marcha contra la guerra convocada en Madrid terminó con durísimos enfrentamientos entre la policía nacional y los manifestantes. Los servicios sanitarios del Samur atendieron a un total de 118 personas.
 
Numerosos heridos, las calles del centro de la ciudad bloqueadas, barricadas, las lunas de los comercios rotas por los impactos de las pelotas de goma y la angustia de algunas personas que el sábado acudieron pacíficamente a mostrar su oposición por los bombardeos sobre Irak marcaron esta nueva jornada de protestas.
 
Entre los atendidos hubo 81 manifestantes y 37 policías, y se produjeron 31 traslados a centros sanitarios (27 manifestantes y cuatro agentes). La mayoría tenían lesiones leves, salvo cinco manifestantes y un policía, que sufrieron heridas de mayor consideración, aunque en todos los casos se les pronosticó como "menos graves".
 
Las personas atendidas sufrieron contusiones, fracturas de nariz y golpes, incluso en los ojos, a consecuencia de impactos de pelotas de goma y de las cargas policiales, informaron fuentes del Samur, mientras que al menos uno de los agentes heridos fue alcanzado por un adoquín que había sido arrancado en un paso de cebra, según la Dirección General de la Policía (DGP).
 
Calma aparente
 
Cuando a las seis de la tarde arrancaba desde Moncloa, con dirección a Plaza de España, la manifestación convocada por el Foro Social de Madrid, nada hacía presagiar el desenlace final. Con la lección aprendida tras los incidentes del viernes -alrededor de 50 heridos-, daba la impresión de que las Fuerzas de Seguridad adoptarían una actitud menos agresiva.
 
En el trayecto hasta la Plaza de España, final del recorrido previsto, sólo un vehículo de la policía municipal acompañó a la cabecera. Allí esperaban siete furgonetas de la policía nacional, dispuestas a dar por concluida la concentración. Sin embargo, ante las peticiones de los manifestantes, decidieron abrir la Gran Vía y permitir que las miles de personas -20.000 para la Delegación del Gobierno, 1.200.000 según los manifestantes y alrededor de 150.000 según la apreciación de elmundo.es- continuaran calle arriba.
 
La riada humana la formaban personas de toda condición, desde familias con sus hijos, algunos políticos (Diego López Garrido, Inés Sabanés, Leire Pajín, Gaspar Llamazares o Rafael Simancas), jóvenes tranquilos, jóvenes no tan tranquilos, espontáneos que se iban sumando en el trayecto y, fundamentalmente, gente que expresaba con vehemencia toda su rabia. "No a la guerra", "Aznar dimisión", "Asesinos", "No sois funcionarios, sois sicarios" o "Huelga general" fueron algunas de las consignas más coreadas.
 
Sin embargo, pasadas las ocho de la noche, la situación de tranquilidad dio un vuelco súbito, como si una pequeña chispa imperceptible hubiera prendido como un pozo de petróleo bajo las bombas. De repente, a la altura del número 31 de Gran Vía, cuando el número de manifestantes era ya mucho más reducido, comenzaron los incidentes. Alrededor de 10.000 personas, fundamentalmente jóvenes, ocupaban no más de 100 metros. La policía nacional los rodeaba por delante y por detrás. Insultos, la tensión aumenta, los antidisturbios gesticulan, cargan sus armas, sacan sus porras y algún radical lanza una botella. La suerte de la noche estaba echada.
 
Represión policial
 
Aunque la Delegación del Gobierno aseguraba que unos 300 encapuchados iniciaron los altercados, la realidad no fue esa. Es cierto que entre ese grupo que quedó concentrado a la altura de calle Montera había un buen número de agitadores -encapuchados, pocos- con ganas de desatar la mayor violencia posible, pero también es cierto que la policía reaccionó demasiado pronto y demostró finalmente que no estaba dispuesta a aguantar la más mínima provocación.
 
A partir de ese momento se sucedieron las carreras por todas las calles adyacentes, desde Montera a la Puerta del Sol, por Caballero de Gracia, Valverde, la Plaza de las Tres Cruces y Fuencarral. Los manifestantes cruzaban cubos de basura formando barricadas y lanzaban piedras y botellas contra la policía. Esta reaccionaba disparando pelotas de goma, golpeando a algunos alborotadores y a otros que no lo eran tanto, e, incluso, devolviendo en ocasiones las piedras que les caían encima.
 
El Samur, que estuvo presente durante toda la manifestación, repartió bolsas con cubos de hielo para calmar los dolores producidos por los golpes. Luego, con los ánimos aún calientes, el actor Juan Diego Botto leyó un comunicado en Sol, pero la violencia y la noche siguieron unidas durante bastante tiempo. Durante los incidentes fueron detenidas al menos siete personas.
 
Cronica de la Represión, La Haine
Imagenes y Cronica, Indymedia Madrid 
 
 
--oOo-- 
Solidaridad con Palestina
 
Música: Wenta Beed
 
Suscripciones-ayuda a ANDALUCÍA LIBRE

a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA:

0182  3344  24  0202889151

Nos hace falta vuestra ayuda para mantenernos en la Red en 2003.  

 
Publicidad del Servidor E-Listas:















[Adjunto no mostrado: Arab Ma Wenta Beed.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters