Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 181 al 210 
AsuntoAutor
nº 188 - Inquisici Andaluci
nº 189 - ONUMierda Andaluci
nº 190 - Balance E Andaluci
nº 191 - Resaca po Andaluci
nº 192 - ¡Jodeles! Andaluci
nº 193 - Crónica v Andaluci
nº 194 - Resistenc Andaluci
nº 195 - Brasil: L Andaluci
nº 196 - Brasil: D Andaluci
nº 197 - Chile, 30 Andaluci
nº 198 - Nacional Andaluci
nº 199 - Euskadi: Andaluci
nº 200 - Bolivia e Andaluci
Ante la encerrona Andaluci
nº 201 - Cuentos, Andaluci
nº 202 - Vísperas Andaluci
nº 203 - Tensa IU Andaluci
nº 204 - Cataluña Andaluci
nº 205 - 4D - Mamp Andaluci
nº 206 - Contra la Andaluci
nº 207 - Andalucía Andaluci
nº 208 - La Burla Andaluci
nº 209 - Brasil. E Andaluci
nº 210 - Segunda M Andaluci
nº 211 - Debate Es Andaluci
nº 212 - Sumarios Andaluci
nº 213 - Elec.14M Andaluci
nº 214 - Granada Andaluci
nº 215 - Trifulca Andaluci
nº 216 - Cuentas y Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 237     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nº 202 - Vísperas Catalanas - Pensiones - Jaleo en J aén
Fecha:Domingo, 9 de Noviembre, 2003  02:19:10 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>

Por Andalucía, la Tierra, el Trabajo y la Libertad: NO A LA CONSTITUCIÓN EUROPEA

nº 202
 
En este Correo:
 
Andalucía
*Agresiones racistas contra marroquíes en El Ejido y Almería
*Gobierno español prepara nuevo ataque contra las pensiones, Teo Navarro
Cataluña

*Vísperas Catalanas, Andalucía Libre

*Autonómicas 2003, Candidatura d’Unitat Popular
*Enlaces Catalanes: Seguimiento Campaña; Información y Debate; Cultura y Lengua Catalana.
*Euskadi, Aznar le roba el control del tiempo a Ibarretxe, GARA - Enlaces
*Palestina, Los ciudadanos de la UE consideran a Israel el país que más amenaza la paz mundial
*Iraq, Bush quería la guerra
*Estados Unidos está perdiendo la guerra, Fernando López D'Alesandro [Enlace]
*Sugerencias-Convocatorias:
- Presentación de Jaleo en Jaén
- Sitio del FDLP en castellano
- Texto del Acuerdo de Asociación entre Marruecos y la Unión Europea.
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio de Andalucía en Internet, Música de fondo, Ayuda
 
--oOo-- 
 
 Andalucía
Agresiones racistas a marroquíes en El Ejido y en Almería
El SOC, que destapó el asunto, afirma tener constancia documental de 10 agresiones, pero creen que son más de 20 las que han ocurrido
M. NAVARRETE / A. F. C. ABC .- ALMERÍA/SEVILLA.

Protesta del SOC en Almería

El Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, confirmó ayer a ABC tener noticias e incluso documentación que confirma las agresiones xenófobas que están sucediendo en El Ejido contra inmigrantes marroquíes. Según Chamizo, la primera de estas agresiones tuvo lugar el 12 de agosto cuando un grupo de jóvenes apedrearon desde un coche a un joven inmigrante «y lo dejaron medio muerto». Desde entonces los hechos no sólo se han repetido más de una decena de veces en esta localidad sino que el Defensor apunta que «podría estar ocurriendo lo mismo cerca de Almería capital».

Chamizo no quiso dar más detalles sobre estas agresiones en las cercanías de Almería por no estar aún confirmadas. En cualquier caso el Defensor explicó que algunas ONGs están investigando el asunto que podría ser obra de una o varias bandas de jóvenes racistas. Chamizo manifestó su confianza en las investigaciones que se supone que está también llevando a cabo tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional e instó a la Subdelegación del Gobierno a tomar muy en serio este tema.

Por su parte, el dirigente del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) en Almería, Ataya Gabriel, afirmó ayer a ABC que las personas de nacionalidad marroquí que han sido agredidas a lo largo de las últimas semanas en el municipio de El Ejido por miembros de supuestas bandas organizadas de jóvenes podrían superar la veintena. Al parecer, los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional trabajan ya sobre varias pistas.

El último de los inmigrantes magrebíes herido, que se encontraba ingresado en el Complejo Hospitalario de Torrecárdenas, en la capital almeriense, recibió el alta en la mañana del jueves y regresó a su domicilio en la barriada ejidense de Cuatro Vientos. Hasta la fecha, todos los jóvenes que han resultado víctimas de estas agresiones de tipo racista o xenófobo fueron atacados en las carreteras de acceso al citado barrio o a los núcleos de población de Tarambana y Balanegra, donde viven numerosas personas procedentes de Marruecos. Ataya Gabriel señaló ayer que «nosotros tenemos constancia de diez personas agredidas, con informes médicos y todo, pero creemos que desde que empezaron a producirse estos hechos hay más de veinte casos, lo que pasa es que muchas no quieren o no se atreven a denunciar», aseguró. El representante del SOC agradeció «el interés» que han demostrado hasta ahora la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía de El Ejido, «que están trabajando desde el primer momento para localizar y detener a los autores de estas agresiones», dijo. Aunque Ataya Gabriel manifestó también que no tienen sospechas de quienes pueden estar detrás de estos hechos, se mostró confiado en que las investigaciones que se llevan a cabo permitan identificar a los presuntos agresores «para que la tranquilidad vuelva al numeroso colectivo inmigrante que hay en este municipio».

Al parecer, en estos momentos las pesquisas policiales se centran en la localización de los vehículos utilizados por los atacantes para apalear a sus víctimas en horas nocturnas, cuando regresaban a sus domicilios del trabajo en las plantaciones de invernadero de la zona, y emprender la huida. Por un lado, Guardia Civil y Policía Nacional tratan de descubrir un «Peugeot» modelo 206, de color azul, en el que viajaban los jóvenes que agredieron con palos a un ciudadano marroquí en el momento en que se dirigía a una cabina telefónica para hablar con sus familiares en el citado país norteafricano. Este inmigrante tuvo que se ingresado en el Hospital de Poniente con traumatismo craneal y fracturas en el rostro. Por otro, las fuerzas de seguridad trabajan en la búsqueda de un «Golf» negro y un Citroen de color rojo, desde los que se agredió a otras personas de la misma nacionalidad.

La preocupación que existe actualmente en el colectivo de inmigrantes magrebíes es tan acusada que el secretario regional del Sindicato Obreros del Campo, Diego Cañamero, se va a reunir la próxima semana en Sevilla con el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para exponerle la gravedad de la situación que se ha vuelto a plantear en El Ejido y pedirle que intensifique sus gestiones para acabar con estas agresiones. Asimismo, el sindicato ha enviado una solicitud de entrevista con el subdelegado del Gobierno en Almería, Francisco Laínez, en la que expone que «desde el mes de agosto se vienen sucediendo una serie de agresiones a inmigrantes en la zona de El Ejido que, por los indicios, podrían ser causados por grupos organizados». Además, alertó de que «en los últimos días las agresiones han incrementado» y pidió que la reunión se produzca «a la mayor brevedad dado la gravedad del asunto». Igualmente, la Asociación de Mujeres Progresistas de El Ejido confirmó la denuncia de agresiones y exigió ayer que «que se haga justicia de una vez» porque «el colectivo de inmigrantes está asustado y desesperado». «En El Ejido se respira un ambiente tenso porque son incidentes silenciados» concluyeron.

 

El Gobierno español prepara un nuevo ataque contra las pensiones
T
eo Navarro
A Luchar por el Socialismo

Con los únicos votos en contra del BNG y la tímida abstención de IU y de ERC, el 1 de octubre el Parlamento español aprobaba la renovación del Pacto de Toledo por un período de cinco años. Unos días después CCOO y la patronal CEOE se sumaban a la satisfacción general por el pacto en un solemne acto institucional presidido por Aznar, que contó con la presencia de representantes de PP, PSOE, CiU e IU.

ACUERDO PARA UNA NUEVA AGRESIÓN AL DERECHO A LA JUBILACIÓN Y A LAS PENSIONES PÚBLICAS

Mientras todos los avaladores del Pacto se esfuerzan por destacar las supuestas bondades de sus 22 recomendaciones, una lectura atenta de su contenido no deja demasiadas dudas. Estamos ante una profundización de las medidas contra el derecho a la jubilación, que inició el primer gobierno del PSOE en el 85 y que tuvo continuidad en el Pacto de Toledo del 95, en el acuerdo entre gobierno del PP, la patronal y CCOO y UGT en el 96, y en el pacto del PP con CCOO y la CEOE en el 2001. Si se lleva a la práctica el acuerdo supondrá:

1. Rebajar de forma generalizada las pensiones a través de seguir aumentando el número de años para el cálculo de la pensión. En el texto se habla de "seguir reforzando el principio de contributividad" para "lograr una mayor proporcionalidad entre las pensiones y el esfuerzo de cotización realizado, en la línea de lo que se viene haciendo en los últimos años". Hasta el 85 la pensión se calculaba según el salario de los dos últimos años y entonces el PSOE lo alargó a 8 años. Con el Pacto de Toledo y el acuerdo social del 96 se pasó a 15 años. Ahora se apuesta por seguir aumentando progresivamente los años desde los 15 actuales hasta los 35, prácticamente toda la vida laboral. Si el paso de 2 a 15 años supuso un recorte medio superior al 10%, el aumento de 15 a 35 años supondría un nuevo recorte en torno al 25%.

2. Retrasar la edad de jubilación. En línea con el acuerdo de abril del 2001 firmado por el gobierno, la patronal y CCOO, se recomienda que la edad real de retiro (63 años) se aproxime a la legal (65 años) o incluso más tarde, ya que se propone seguir fomentando la prolongación "voluntaria" de la vida laboral más allá de los 65 años. Aunque esta medida haya tenido poco éxito en su primer año de vigencia (sólo 15.000 trabajadores siguieron trabajando más allá de los 65 años), si tenemos en cuenta que alrededor del 70% de las pensiones actuales están por debajo de los 451 euros del Salario Mínimo y que con la ampliación del número de años se pretende rebajarlas todavía más, parece claro que pretenden forzar a muchos trabajadores a jubilarse más allá de los 65 años.

3. Generalizar los planes privados de pensiones. Mediante "primar la extensión de planes de pensiones y seguros colectivos al mayor número de trabajadores, incluyendo el sector público" de lo que se trata es de transferir a fondos de pensiones, a través de la negociación colectiva, una parte del aumento salarial pactado en los convenios, de forma que paguemos una parte de nuestra futura pensión a cargo de nuestro salario directo, mientras se reducen las cotizaciones empresariales. El gobierno acaba de poner en marcha un plan de pensiones colectivo para 500.000 funcionarios de la Administración del Estado desviando un 0'5% de su masa salarial (54'65 millones) en aplicación del acuerdo firmado en noviembre del 2002 con CCOO, UGT y CSIF y el propio Ministerio de Administraciones Públicas prevé que entre 2004-2005 estos planes privados de pensiones se extiendan al conjunto de comunidades autónomas y ayuntamientos, es decir, a los 2'2 millones de empleados públicos. La gestión de los fondos de pensiones es un suculento negocio para el capital financiero: a 30 de junio ascendían a 50.894 millones.

4. Seguir rebajando las cuotas empresariales a la Seguridad Social. Se reafirma que "las bonificaciones y exoneraciones son un instrumento útil para crear empleo", por lo que se abre la vía para seguir aumentando las deducciones de las cuotas empresariales, que en realidad no son otra cosa que una parte del salario directo del trabajador que el patrono retiene, y que en el 2004 alcanzarán los 2.270 millones, un 21% más que en el 2003.

¿EL FUTURO DE LAS PENSIONES ESTÁ EN PELIGRO?

Sabedores de la impopularidad de estas medidas, tanto aquí como en el resto de Europa se justifican dibujando un sombrío panorama repetido hasta la saciedad: si no se toman medidas ahora el incremento del número de jubilados con relación al número de cotizantes hará que el sistema se colapse. Si ese es el futuro... ¿cómo se explica que se rebajen las cotizaciones empresariales al punto de que ya son más de 10.000 millones desde el 97? ¿Cómo se explica que el propio Pacto abra la puerta a nuevas rebajas de esas cuotas? Si el futuro es tan desolador, ¿por qué año tras año una parte del superávit de la Seguridad Social, 3148 millones en el 2004, se dedican a tapar el agujero del déficit público, creado por las sucesivas rebajas de impuestos al capital?

El excedente de la Seguridad Social previsto para el 2004 será de 5.500 millones, a los que habría que sumar los 2.270 millones de bonificaciones a la patronal que se dejan de ingresar y los 3.500 millones de complementos de mínimos (pensiones no contributivas) que también salen de las cotizaciones. En total 11.000 millones anuales que bien podrían servir para mejorar las miserables pensiones actuales.

Y es que, como siempre, no hay política económica que no responda a un criterio de clase: no hay ningún problema para rebajar impuestos al capital (IRPF, de sociedades, bonificaciones fiscales...), pero hay que recortar lo que se gasta en prestaciones por desempleo ("decretazo"), pensiones, sanidad y enseñanza públicas... Detrás de esta gran farsa lo que se oculta no es otra cosa que una descomunal y prolongada transferencia de riqueza del trabajo al capital.

PREPARANDO UN NUEVO TRIUNFO DE LA DERECHA: EL LAMENTABLE PAPEL DE LA IZQUIERDA

Que el PP, CiU o el PNV o la CEOE, consecuentes con la clase social a la que representan, den apoyo al pacto es completamente lógico. Pero ¿qué decir del PSOE, IU o CCOO y UGT?

En lugar de desenmascarar la demagogia neoliberal del PP y de oponerse rotundamente al pacto, han entrado en su misma lógica. Nadie ha planteado medidas tan elementales para mejorar la vida de la clase trabajadora y crear empleo como la jubilación a los 60 años al 100%, el cálculo de las pensiones según los mejores años del trabajador, una pensión mínima equivalente a un Salario Mínimo digno, oposición a las pensiones privadas pagadas a costa del salario directo o el rechazo a las rebajas de cotizaciones patronales. El PSOE ha dado al pacto un apoyo incondicional, anunciando su disposición a aplicar las medidas si alcanza el gobierno. IU una vergonzante "abstención positiva", apenas un tímido taparrabos para no enemistarse con un PSOE del que quiere ser socio menor en un futuro gobierno. CCOO ha declarado por boca de Fidalgo su satisfacción por el acuerdo y su disposición a desarrollarlo, como en 2001. UGT, manteniendo una ambigüedad calculada para no quedar fuera de juego, se ha limitado a señalar que examinará "con interés" las medidas y que algunas de ellas "no van en la dirección adecuada". Zaplana declara con razón sentirse "muy satisfecho y feliz" con este nuevo regalo al PP a las puertas de las próximas elecciones, mientras Rajoy levanta la bandera de que gracias al acuerdo el futuro gobierno del PP tras las elecciones "mantendrá y mejorará las pensiones por vía del diálogo social".

HABRÁ QUE HACER COMO EN ITALIA, FRANCIA...

El gobierno que surja de las próximas elecciones intentará aplicar el contenido del Pacto, atacando de nuevo al sistema público de pensiones, en una política común con toda la gran burguesía europea, decidida a desmantelar el llamado "Estado del Bienestar". Las movilizaciones generales de Austria, Francia, Alemania, Portugal o Italia (donde está convocada una huelga general el 24 de octubre), muestran la disposición de la clase trabajadora a defender con uñas y dientes unas conquistas históricas que son el resultado de largas décadas de lucha y que hoy están seriamente amenazadas. Son luchas que se enfrentan asimismo con el obstáculo de aparatos políticos y sindicales "de izquierda" comprometidos con la gestión del capital y temerosos de que la lucha los desborde. Para esa perspectiva, la de enfrentar estos nuevos ataques y dar pasos en la organización de una alternativa de clase, sindical y política, es para la que debemos prepararnos.

 

 

 Cataluña

Vísperas Catalanas

Andalucía Libre

 

El próximo 16 de Noviembre, Cataluña vota su Parlamento autonomo. El Presidente Pujol (CiU, nacionalista liberal) pone fin a 23 años de mandato. Se cierra una etapa de la historia catalana marcada por la hegemonía del pujolismo y se abre una nueva fase política, aún incipiente, llena de interrogantes a medio plazo. Estas elecciones se sitúan en el gozne de estos dos tiempos. Cuando ya se intuyen emergentes los diversos fenómenos sociales y políticos sumergidos que el pujolismo ha contenido y a la vez administrado; pero cuando todavía no han llegado a eclosionar. Son elecciones en vísperas.

 

 

Paradojas Catalanas

 

La política catalana es compleja -y esto se ve especialmente en campaña electoral- y produce una singular duplicidad entre las definiciones y las practicas; entre lo que se dice ser y lo que realmente se quiere y se va a hacer; entre lo que se dice (por ejemplo, esa sentencia hipócrita, tantas veces repetida, de que "catalán es todo aquel que vive y trabaja en Cataluña") y lo que se piensa...  Duplicidad dúplice, de doble matriz, nacional (derivada de la pugna de identidades y proyectos nacionales) y social (consecuencia de la lucha de clases). Lo que no obsta, cuestión aparte, para que la altura profesional de su personal, no tenga punto de comparación, por ejemplo, con la caterva casposa y provinciana que ejerce responsabilidades en Andalucía; bizca de tanto mirar a Madrid esperando consignas o parabienes. Y si no, hagamos el ejercicio imaginario de situar a Pujol junto a Ortega; a Maragall con Chaves o a Saura con Valderas (Carod no tendría siquiera equivalente próximo) y comprobaremos que si los catalanes no son precisamente gigantes sus parejas andaluzas no llegan ni a enanos. Es una de las consecuencias de más de ciento cincuenta años de curso histórico diferenciado entre Cataluña y Andalucía. 

 

La burguesía catalana es, valga la redundancia, catalana (no como la andaluza, que ejerce de española) pero eso no significa que sea mecánicamente nacionalista, como afirma el tópico. Reparte ecuánimemente sus preferencias naturales entre el PP y CiU y se manifiesta neutra y cercana ante el PSOE. Tanto CiU como PSOE le han servido y sirven bien como instrumentos de control del escenario social catalán, cada uno en su ámbito. Y es también timorata y entreguista, de ahí su compromiso con el orden estatutario y constitucional. Hace mucho tiempo -si algún día fue verdad- que la burguesía catalana no genera nacionalismo sino que más bien lo administra, secuestrándolo y deformándolo, como medio para preservar su hegemonía social en Cataluña. Bajo su patronazgo, la trayectoria catalana desde la Transición muestra los efectos combinados de la capitulación nacional (aceptación del bilingüismo oficial como situación estable; rechazo a la autodeterminación) y de la política neoliberal que han construido en comandita una Cataluña íntimamente dividida, enfrentada y conservadora; que se destaca en las manifestaciones contra la guerra pero resulta incapaz -hasta el momento- de afrontarse descarnadamente a si misma y a España y dotarse de un proyecto nacional propio alternativo. Una Cataluña en donde su ampliamente mayoritaria clase obrera -nutrida en buena parte de la masiva inmigración andaluza- no juega el papel político que debería desprenderse de su peso social objetivo a causa del sucursalismo español dominante en sus organizaciones sindicales y políticas mayoritarias. Como una cruel venganza de la historia, puede aquí verse que el abdicar del papel de clase nacional (es decir, de participar y sostener un proyecto nacional alternativo catalán de contenidos socialistas encarnado en la independencia) en lo que ha redundado no es en el mantenimiento de una presunta unidad sino en la consolidación de la escisión social y en el aprovechamiento de esa circunstancia por fuerzas burguesas catalanas y españolas.

 

Déficit fiscal y normalización lingüística son dos asuntos distintos pero en los que puede percibirse el alcance de la situación contradictoria de Cataluña en relación al Estado español y a sus diversas naciones.

 

En la política catalana establecida es de buen tono recordar que en Cataluña el Estado español invierte menos por habitante de lo que recauda impositivamente. Lo que no se cita es que este hecho no puede disociarse racionalmente del resto de lo que ha significado y significa la inserción política y económica catalana en el contexto español y de las ventajas que ello ha proporcionado históricamente a Cataluña como consecuencia del desarrollo desigual y combinado del capitalismo español (que desarrolló Cataluña a la vez que paralelamente subdesarrollaba otras naciones como Andalucía). Porque, paradojas de la historia, Cataluña en el marco español y haciendo síntesis con trazo grueso, ha sido tan oprimida política y culturalmente como beneficiada economicamente, por meritos propios y por decisiones españolas. Sin contemplar simultáneamente ambos planos no hay forma de entender su realidad.

 

De igual modo, la política catalana institucional tiende a considerar que el bilingüismo oficial impuesto por el marco constitucional español es vía suficiente para la defensa de la lengua catalana (y recurre para ello habitualmente a las estadísticas sobre el incremento de su conocimiento) considerando resuelto el núcleo del conflicto lingüístico en Cataluña. Simultáneamente, desde otras posiciones, lo que se destaca es precisamente que el catalán -tras más de veinte años de estatuto- sigue sin recuperar su condición de lengua nacional común de Cataluña; que una cosa es el conocimiento y otra bien distinta el uso y, en resumen, que sin que el catalán acceda a la condición de única lengua oficial no hay forma de conseguir su normalización social.

 

En ambos pleitos -con todas sus derivaciones- lo que viene a sustanciarse en definitiva es que sin alcanzar la soberanía e independencia nacional, Cataluña no puede ni determinar hasta donde llegan sus intereses y donde empieza su solidaridad en trato y relación abierta con interlocutores reales y sin intermediarios; ni puede tampoco restablecer una situación cultural y lingüística propia de un país normal. La pertenencia al Estado español es causa ultima de fracturas internas y de agravios mutuos externos, que no por ocultas y soterrados, dejan de actuar en la cotidianidad; convirtiendo las proclamas de cohesión y fraternidad políticamente correctas en pura retórica huera. Hasta estas elecciones, el pujolismo ha controlado y gestionado estas contradicciones y otras; el periodo postpujolista previsiblemente las sacará del armario, colocándolas en primer plano.

 

Las Vísperas

 

El social-liberal Maragall (PSOE) se presenta -haciendo hincapié expreso en su marca y envoltura catalana como PSC- como si su figura fuera la representación de ese nuevo tiempo y la solución a los problemas e insatisfacciones que deja en herencia el pujolismo. Sin embargo, aparte de los cambios de cara y equipo, la política nacional y social que encarna tiene con la que ha practicado Pujol muchas más coincidencias que diferencias; tanto sobre su visión interna de Cataluña como sobre su formula de inclusión en España. Incluso sus pretendidos matices en relación al resto del PSOE tienen sus limites: no es casualidad que Maragall haya escogido precisamente para abrir su campaña al expresidente español Felipe González (en cuya etapa de Gobierno actuaron los GAL; se permaneció en la OTAN; se privatizaron empresas publicas y se precarizó el mercado laboral, siempre con el apoyo de Pujol). Su estilo trapacero pudo comprobarse con su propuesta de euroregion, formula con la que, recuperando técnicas a lo López Rodó, metiendo rellenos y haciendo referencias al sur francés, tocaba sin tocar la cuestión tabú para la política española de la relación de Cataluña con el resto de los Países Catalanes (País Valenciano, Baleares). Maragall es el abanderado del federalismo -normalizar y regularizar el Estado español- asimétrico -desde la excepcionalidad, es decir, el privilegio- y según auditorios y circunstancias, incide en uno u otro de los planos. A su manera, sigue planteando para Cataluña una versión remozada del proyecto regeneracionista que arranca históricamente con Prat de la Riba y Cambó, inspirador de la practica pujolista: pretender mantener la operatividad conservadora de España pero a la vez dándole protagonismo y mando en ella a una determinada parte de Cataluña. El mismo proyecto esencialmente contradictorio que ya en 1918 mereció la atinada sentencia del cacique españolista -luego republicano- Alcalá Zamora, cuando dirigiéndose a Cambó le espetó en las Cortes españolas: "Ud. debe escoger entre ser el Bolívar de Cataluña o el Bismarck de España; pero es imposible que quiera ser las dos cosas al mismo tiempo".

 

En los últimos tiempos la nacionalista CiU ha gobernado en Cataluña gracias al sostén del españolista PP. Y le ha pagado asistiendo al PP en el Parlamento español; como antes hizo con los Gobiernos neoliberales del PSOE de Felipe González. Pujol siempre ha situado su proyecto de Cataluña dentro del marco de la Constitución española; buscando, a traves de su fuerza parlamentaria en Madrid y de su influencia política moderadora en Cataluña, avanzar hacia el estatus político singular -aunque limitado- pactado durante la Transición, con el que preservar la situación economicamente privilegiada de Cataluña, aún a costa de limitar su normalización cultural y lingüistica y renunciar a su soberanía política.

 

Esta ultima alianza con el PP, sin embargo, ha afectado a su credibilidad nacionalista. Ha sido dificilmente explicable para CiU la colusión con una fuerza tan explícitamente heredera de lo mas rancio del españolismo cuando, además, era imposible mostrar contraprestaciones sensibles dado que el acuerdo se producía cuando el marco autonómico ya había dado de si casi todo lo que podía dar. Súmese a este coste, el acumulado por más de 20 años de gestión liberal y la jubilación del carismático Pujol. Añádesele a escala amplia el contradictorio pero inevitable efecto referencial y de demostración vasco. Y además, entre elites y vanguardias, la creciente sensación de inadecuación  del modelo estatutario dentro del corsé español como instrumento eficaz para responder a los desafíos europeos y mundiales; incluso para un país industrial como Cataluña. Inclúyase finalmente su impotencia para evitar la relegación de Cataluña ante la política gubernamental española de promoción -no por artificial e inducida menos efectiva- de Madrid; no sólo como centro político sino también como plaza económica y financiera dominante en el Estado español. Esta ultima herencia pesa como una losa sobre Mas, el delfín pujolista. De ahí que, para marcar un punto y aparte, su discurso oficial incida en que sus hipotéticos acuerdos de Gobierno o parlamentarios futuros con PP o con PSOE, en Cataluña o en Madrid, pasan por que estos apoyen la reforma estatutaria que ahora propugna, tras años de haberla descalificado como aventurera.

 

A todo ello responde la avalancha de presentaciones de nuevas propuestas estatutarias. Todas las fuerzas con representación parlamentaria catalana (con la excepción del inmovilista PP) han planteado la necesidad de reformar el Estatuto vigente. Aún cuando las propuestas sean incoherentes o se sometan al marco constitucional español o estén pensadas, en algún caso, para ser archivadas; no por ello, tan alto nivel de coincidencia en la necesidad de un cambio, deja de manifestar objetivamente el alcance y profundidad subjetiva de la impresión de que se ha llegado al agotamiento del modelo político vigente. 

 

En este contexto, ERC comparece -tras haber acumulado sensibles subidas en las ultimas convocatorias electorales- con la apreciación generalizada de su futura condición determinante para adjudicar el Gobierno de la Generalitat sea al PSOE, sea a CiU y en disposición para optar por formar coaliciones con uno u otra o con ambos simultáneamente. Su desenvoltura llega al punto de defender en campaña un "Gobierno de concentración catalanista" en el que incluye al PSOE (sic) dejando fuera sólo al PP. ERC es una formación histórica del nacionalismo catalán de izquierdas que ha cristalizado al día de hoy en una fuerza definible como socialdemócrata (aunque no haya encontrado problema en acoger en sus listas a tránsfugas de penúltima hora de CiU, como guiño a su base social). Hace 20 años, en notorio giro con su pasado anterior e inmediato, asumió el independentismo como referencia y aspiración; buscando erigirse en plataforma política reconductora del independentismo social y en pos de consolidar un espacio propio frente a la presión pujolista. Al momento presente, ERC arrastra un cóctel de propuestas políticas en donde pueden encontrarse en yuxtaposición opciones que formalmente parecerían incompatibles. Su imagen es independentista y su candidato Carod hace pocas jornadas ha reivindicado rabiosamente esta esencia ante su cuestionamiento por parte de CiU. Pero, a la vez, conviene recordar que su proyecto político articulado para Cataluña se situó con anticipación en los parámetros que luego ha patentado el PNV con su Propuesta Ibarretxe, es decir, un federalismo asimétrico fuerte. Tampoco tuvo problemas para consensuar en 2001 con PSOE e ICV un programa común de federalismo asimétrico atenuado que ya se acercaba a los máximos de CiU (ver Andalucía Libre 194). Y el mismo Carod acaba de manifestar su disponibilidad para actuar junto al PSOE incluso en el Gobierno español si Maragall consiguiera para Cataluña un estatus privilegiado dentro de una España federal (lo que, por otra parte, se asemeja bastante al proyecto ideológico de CiU y a una de las dos versiones del ambiguo discurso del PSOE). Pareciera, vista su versatilidad, como si Carod tampoco hubiera resuelto aún el dilema: Bismarck (o viceBismarck) o Bolivar.

 

Iniciativa per Catalunya-Verds, por su lado, ha conseguido rejuntar las diversas porciones supervivientes de lo que fue el antiguo PSUC (el PCE en Cataluña) bajo la hegemonía de quienes en su día combinaron la asunción de posiciones socialmente más moderadas con la defensa de su autonomía político-organizativa en relación a la  dirección española de IU de la etapa Anguita. Restablecida la sintonía política estratégica y táctica con la actual cúpula española de IU y reconocida de hecho nuevamente en su condición de referente catalán de IU; recuperados sus hijos pródigos de EUiA (la escisión anguitista) tras su fracaso electoral y la constatación de su carencia de proyecto estratégico propio como fuerza catalana, ICV -ahora autodefinida como ecosocialista- ejerce de asistente y cobertura de izquierda del PSOE catalán, en ansiada y permanente disposición para completarle mayorías. ICV, como muestra de su ambivalencia, no tiene escrúpulos en sumarse al discurso agraviado sobre el déficit fiscal catalán a la vez que usa y abusa del espantajo de la solidaridad (que es como en Cataluña suele justificarse demagógicamente la renuncia a asumir los desafíos del independentismo), al tiempo que también reclama un encaje federalista asimétrico para Cataluña.

 

El grueso de la izquierda independentista catalana políticamente organizada (Endavant, MDT, PSAN, Maulets...), empeñada mayoritariamente en los últimos tiempos en un proceso de convergencia e implantación (Proceso de Vinaroz; formación y ampliación de la CUP) ha decidido no presentarse a las elecciones; remarcar sus perfiles políticos diferenciales y a partir de ahí, dar libertad de actuación a sus afines. Estat Català, otra organización que sigue un curso propio y separado, ha optado por su lado por una comparecencia testimonial. Resulta obvio que la mayoría de la izquierda independentista catalana ha considerado con sensatez que el momento era prematuro para comparecer con credibilidad como proyecto específico en condiciones aceptables de implantación, arrostrando además el desgaste sobrevenido de situarse frente a la corriente de expectativas e ilusiones dominantes en el independentismo social que, por el momento, tienen hoy como beneficiaria a ERC en forma de voto útil. Mañana, los mismos resultados que obtenga ERC la enfrentaran con sus propias contradicciones y ambigüedades y más cuanto más altos sean.

 

La maduración política, al compás, de la situación catalana y de la propia izquierda independentista, pasadas estas vísperas, abrirán, sin duda, nuevas posibilidades.

 

 

Comunicado de la CUP: Autonómicas 2003
Traducción: Andalucía Libre
 
Como todos deben saber a esta hora, el próximo 16 de Noviembre hay convocadas elecciones al Parlamento del Principado de Cataluña. La Izquierda Independentista no se presenta.
 
Incluso con el importante despliegue de la lucha institucional en el ámbito municipal a través de las CUPs y de la AMEI; incluso con el creciente enraizamiento social de los planteamientos de la izquierda independentista y del dinamismo de nuestros colectivos y de la red asociativa nacional-popular, no nos encontramos todavía capaces de presentar una candidatura a las elecciones autonómicas del Principado.

Desde las CUPs y AMEI pensamos que habernos presentado a estas elecciones en una condiciones precarias tanto a nivel organizativo como económico, como -lo que es más importante- a nivel de cohesión interna de la Izquierda Independentista habría supuesto quemar inútilmente una potencialidad que, si todos los independentistas mantienen una actitud responsable, puede dar sus frutos en próximas convocatorias.
 
Por otra parte, las elecciones -agrade o no- motivan la necesidad de decir algo a las personas que querrían hacer de su voto un avance en el camino de la justicia social y de las libertades de nuestro pueblo. Eso que se ha denominado el voto útil de la Izquierda Independentista, habría de estar dirigido a una candidaturas que, como mínimo, defendiesen sin reparos:

- La insumisión a la Constitución española y a los estatutos de autonomía que no reconocen los derechos nacionales del pueblo catalán y que impiden avanzar hacia la reunificación e independencia de los Países Catalanes.

- La mejora y extensión de los servicios públicos, con un incremento de los presupuestos en enseñanza, sanidad y protección; la desaparición de las subvenciones publicas a la enseñanza privada; una política de vivienda social y de fomento del cooperativismo.
 
- La desaparición de las Empresas de Trabajo Temporal, la regulación del mercado laboral protegiendo los derechos y necesidades de los trabajadores/as; la semana de 35 horas; programas integrales de inserción laboral para las mujeres jóvenes; un marco catalán de relaciones laborales y política catalana de inmigración dirigida a la integración y promoción de la ciudadania.

- Una política de reequilibrio territorial (apostando por el sector publico en cuestión de infraestructuras y de comunicación), de crecimiento económico compatible con el medio ambiente; de recuperación del entorno natural y de estudio y racionalización de los recursos energéticos e hidricos.

- La salida inmediata de la OTAN y de la UEO; una política de cooperación con los pueblos del arco mediterráneo, de solidaridad efectiva con los países en vías de desarrollo y de denuncia y ruptura con los estados responsables de crímenes contra la Humanidad (Turquía, Israel, etc).

- Una política de promoción real y efectiva del uso de la lengua catalana, de apoyo a la producción y a la socialización de bienes culturales, de defensa y promoción de nuestra identidad, de fomento del asociacionismo de base y de las relaciones sociales y culturales entre los diferentes territorios de los Países Catalanes.
 
La cruda realidad es que ni tan solo este programa de mínimos es asumido actualmente por ninguna de las opciones que se han querido presentar como próximas: ni ERC ni ICV-EUiA nos ofrecen la mas mínima garantía de defender nuestros planteamientos; ni en sus programas ni todavía menos en su practica política diaria, supeditada a la obtención de favores y recursos económicos por parte de los gobiernos locales de CiU y el PSOE.

Así pues, invitamos al conjunto de ciudadanos y ciudadanas identificados con los planteamientos políticos y sociales de la Izquierda Independentista a dedicar la jornada del 16-N a reflexionar y a ponerse a trabajar por superar nuestras carencias cara a hacer posible llevarlos a la lucha institucional en próximas convocatorias.
Candidatura d’Unitat Popular (CUP) - Assemblea Municipal de l’Esquerra Independentista (AMEI)
[La CUP, como expresión electoral de la izquierda independentista catalana, recibe el apoyo de

 

Enlaces Catalanes

Seguimiento de la Campaña, Programas electorales, Enlaces

Eleccions 2003 - Vilaweb Eleccions 2003 - El Periodico-Elecciones (castellano)

 

Sitios de Información y Debate - Enlaces a la Red Catalana

Racò Catalá - Estel.Net-Països Catalans.org

 

Propuestas de Reforma Estatutaria (CDC, PSOE, ERC, ICV) - Cataluña preelectoral

Andalucía Libre nº 194

 

La bandera independentista catalana.

Estelades  - L'estelada, una bandera de combat

 

La situación de la lengua catalana.

Documentos:

El catalán en Cataluña (Generalitat) - Censo lingüístico 2001 -  Manifiesto por la Normalización Efectiva del Catalán - Compromiso lingüístico con la lengua y la cultura catalanas - Manifiesto por el uso social de la Lengua Catalana.

Entidades y Sitios:

Entitats.Info - Veu Pròpia - Grup Català de Sociolingüística - Cercle XXI - Acció Cultural del País Valencià - Obra Cultural Balear

 Euskadi

Aznar le roba el control del tiempo a Ibarretxe
GARA 8/11/2003
La paralización por orden del tribunal constitucional de la tramitación de la propuesta de nuevo estatuto del Gobierno de Lakua constituirá un obstáculo legal para su aprobación, pero, sobre todo, supone la voladura del control de los tiempos previsto por el lehendakari, colocándolo frente a la hora de la verdad un año antes de lo previsto.

El calendario es un elemento esencial en los planes de Juan José Ibarretxe. Alargar durante un año el debate del texto en el Parlamento ofrecía varias ventajas para el lehendakari:

a) En ese tiempo la disputa se mantenía en el campo teórico y mediático, un terreno que considera favorable porque la virulencia de los discursos le ayuda a aglutinar en torno a su figura el voto del nacionalismo vasco, sin estar obligado a desarrollar su propuesta con pasos prácticos y efectivos que pueden tener un importante coste.

b) En ese año se celebran las elecciones al Congreso y el Senado, que pueden dibujar un nuevo mapa político en el Estado español, en caso de que el PP pierda la mayoría absoluta o que el PSOE llegue a ganar. Se conocería también la nueva distribución del poder en Cataluña, que tiene pendiente su propio debate de reforma estatutaria. Y en junio hay una convocatoria de elecciones al Parlamento europeo y de referéndum sobre la Constitución de la UE. Todos esos elementos de análisis le ayudarían a moldear su propia estrategia.

c) Tenía doce meses más para persistir en su estrategia de desesperanzar a la izquierda abertzale.

d) Acercaba la hora de la votación de la propuesta en el Parlamento (octubre 2004) a la fecha en la que concluye la actual legislatura (marzo 2005). La votación en la Cámara origina un problema para el lehendakari sea cual sea su resultado. Si no se aprueba, porque habrá sido derrotado. Y si se aprueba, porque tiene que abrir una confrontación con el Estado que no está en la tradición política del PNV. La obligación legal de convocar elecciones en marzo le posibilitaba no consumar el plazo de seis meses dado a las Cortes Españolas para que se pronuncien sobre el proyecto y retrasar cualquier enfrentamiento. O también resarcirse de una derrota con una casi segura mayoría absoluta (obtenida en un régimen de apartheid político). Todo ello sin tener que recurrir a medidas excepcionales como el adelanto electoral, siempre más vulnerables a maliciosas lecturas y acusaciones de partidismo. Sorprendentemente, da la impresión de que los estrategas de Lehendakaritza y del tripartito no habían previsto la posibilidad de que el debate se paralizara legalmente antes incluso de su inicio. De hecho, ahora mismo, una vez que la impugnación ante el Tribunal Constitucional ha sido ya anunciada por el Gobierno español, portavoces de PNV y EA siguen manteniendo, con incomprensible optimismo, la teoría de que es difícil que la iniciativa del Ejecutivo de Aznar llegue a prosperar en el tribunal de Jiménez de Parga. El asidero de su esperanza es que únicamente las leyes son recurribles.

Sin embargo, la propia calificación que el Gobierno de Lakua ha hecho de su iniciativa como propuesta y no como proyecto de ley es la que ha abierto al Ejecutivo de Aznar la posibilidad de echar mano del artículo 161. 2 de la Constitución, que le confiere la potestad de impugnar «las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las comunidades autónomas». El artículo 76 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional explica que esta posibilidad se refiere a «las disposiciones normativas sin fuerza de ley». La admisión de la impugnación suspende la disposición recurrida por un plazo de cinco meses.

El secretario general de la Presidencia del Gobierno español, Javier Zarzalejos, reclamaba esta semana en un artículo de prensa que «por pobre que sea la opinión que algunos tengan del Servicio Jurídico del Estado», por lo menos se le reconozca que sabe dónde se mete. Y en caso de que no hubieran calculado bien, ahí está la apelación de la mano derecha de Aznar a poner «el constitucionalismo útil» por encima de las nimiedades técnicas. Argumento al que seguro que es sensible Jiménez de Parga.

Con la impugnación y paralización del debate institucional de la reforma, José María Aznar le roba el control de los tiempos a Juan José Ibarretxe. El tripartito venía preocupándose últimamente de que la participación de Sozialista Abertzaleak en el proceso pudiera dar lugar a la intervención del Tribunal Supremo anulándolo. Pero no contaba con las urgencias del presidente español que, sorprendiendo a muchos de sus ministros, llegó de Brasil y casi sin bajarse del avión ordenó el 31 de octubre que se anunciara que los planes del lehendakari tendrían que vérselas con el Tribunal Constitucional.

La intervención del Gobierno español a través del Constitucional obliga al Ejecutivo de Ibarretxe a moverse antes de tiempo. El PP no quiere que se llegue a dar la imagen del Congreso rechazando un acuerdo del Parlamento de Gasteiz ni abrir siquiera la espita de que tal debate puede producirse. Prefiere revolver el río para pescar votos. El núcleo de la campaña de Mariano Rajoy ­ya lo ha repetido en más de una ocasión­ es que España necesita un gobierno fuerte para hacer frente a los planes secesionistas vascos y que ese gobierno fuerte pasa por una reedición de la mayoría absoluta del PP, puesto que el PSOE, con esas cosas de la España plural y el federalismo asimétrico, no es de fiar en este terreno. Cuanto más grave sea la crisis con Euskal Herria, más vendible resultará esta argumentación con el inestimable apoyo de un entorno mediático que califica como debilidad o traición cualquier apelación al diálogo y a la búsqueda de acuerdo. Portavoces del tripartito hablan de que, ante este imprevisto, tienen un Plan B. Si éste es el ya apuntado de volver a presentar la propuesta a través de la iniciativa de quince parlamentarios, no parece que le vaya a durar mucho al «constitucionalismo útil» al que volverá a apelar el Gobierno español. Podrán ganar unas semana, pero el horizonte de esa vía es volver a chocar con el muro del Tribunal Constitucional. En el Estado español no hay hoy vía legal para este debate ni para esta propuesta.

Todo indica que la iniciativa de José María Aznar ha adelantado la hora de la verdad a la que deben enfrentarse Juan José Ibarretxe y el PNV. El momento de la confrontación con el Estado ya no es una vez que las Cortes españolas rechacen el acuerdo mayoritario del Parlamento de Gasteiz. Ahora lo tienen delante de las narices. Tendrán que decidir si optan por la desobediencia (o «adecuación del pase foral», si prefieren) y continúan con la tramitación parlamentaria de la propuesta, a pesar de lo que diga el Tribunal Constitucional y con todas las consecuencias que de ello se deriven, o si, por el contrario, se achantan y buscan una salida por la tangente, como podría ser el recurso al adelanto electoral. Pero retomar la propuesta con una nueva mayoría parlamentaria, aunque las elecciones se hayan presentado como un plebiscito sobre el nuevo estatuto, tampoco impedirá que Madrid vuelva a paralizarlo nuevamente.

Ya hay quien dice ­y no cualquiera, sino altos dirigentes de PNV y EA­ que el debate se va a mantener. No hará falta esperar mucho tiempo para ver si cumplen con su palabra. -

 

[Antecedentes, Documentos, Opiniones, Artículos]
 

 

 Palestina

Los ciudadanos de la UE consideran a Israel el país que más amenaza la paz mundial
·La encuesta de la UE sitúa a EEUU, Irán y Corea del Norte tras Israel como los países "mas peligrosos"

El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, en nombre de la Unión Europea (UE), expresó ayer su «sorpresa y contrariedad» por el sondeo de la UE que señala a Israel como el país más peligroso para la paz mundial. El resultado del sondeo «no refleja la posición de la UE», señala en un comunicado el italiano. La Embajada israelí ante la UE dijo que los europeos «parecen ciegos ante el sufrimiento de las víctimas israelíes».

GARA - BRUSELAS .- La encuesta realizada por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) deja en muy mal lugar a Israel y a Estados Unidos. Así, la mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea (59%) consideran que Israel es el país que más amenaza la paz mundial, por delante EEUU, Corea del Norte (53%) e Irán.

Los resultados del sondeo no han sido del agrado de Israel. El primer ministro israelí, el presunto criminal de guerra Ariel Sharon, denunció la encuesta, mientras que el presidente de turno de la UE, el multimillonario Silvio Berlusconi, llamó a su colega israelí para mostrarle su «sorpresa» e «indignación». Israel es un Estado que incumple sistemáticamente las resoluciones de la ONU y actúa al margen de la legalidad internacional.

Las personas encuestadas indicaron sobre una lista de catorce países cuáles en su opinión ponen en peligro la paz mundial y en qué grado. Israel es el Estado que obtuvo un mayor número de respuestas afirmativas en una lista que estaba formada por Irán, Corea del Norte, Estados Unidos, Irak, Afganistán, Pakistán, Siria, Libia, Arabia Saudí, China, India, Rusia, Somalia y la Unión Europea, además de Israel.

El porcentaje más alto de ciudadanos que consideran a Israel una amenaza se encuentra en Holanda, con un 74%, seguido de Austria (69%), Luxemburgo (66%) y Alemania (65%). El país que lo considera menos peligroso es Italia, donde un 48% de la población piensa que pone en peligro la paz. En el Estado español el 61% de los encuestados opinaba de este modo. En cuanto a EEUU, el informe destaca que la mayoría de los ciudadanos de la UE considera a este país una amenaza para la paz, y en particular «sus aliados en Irak, Estado Español (61%) y Gran Bretaña (55%). Este cuestionario fue respondido por 7.515 personas, 105 por cada país de la Unión. Además de la pregunta sobre la paz mundial, recoge la opinión de los ciudadanos sobre quién debe gestionar la llamada «reconstrucción iraquí», asumir su financiación y a quién concierne mantener la seguridad.

Un avance de los datos de esta encuesta, titulada «Irak y la paz en el mundo» se publicó el lunes pasado, con el objeto de dar a conocer las cuestiones relativas a la «reconstrucción iraquí» justo después de la celebración de la denominada «Conferencia de Donantes». La Comisión no quiso aguar el telemaratón de las «donaciones» y aseguró que «no fue una decisión política, sino técnica» que en las respuestas adelantadas el día 27, no apareciera el dato de que los europeos señalan a Israel y a EEUU como obstáculos para la paz mundial.

En representación de la presidencia, el ministro italiano de Exteriores, Franco Frattini, telefoneó a su homólogo Silvan Shalom y declaró que la Unión considera a Israel un «interlocutor esencial» en el inexistente proceso de paz en Oriente Próximo y valoró sus «profundas raíces democráticas». El portavoz de la Comisión Gerassimos Thomas opinó que los datos de la encuesta son una muestra del «espíritu transparente» con el que actúa el Ejecutivo. La Comisión «no quiere interpretar políticamente los sondeos», señaló Thomas, quien insistió en que «las encuestas son una cosa y la política otra» y recalcó que «los resultados del sondeo no influirán en la política de la UE» respecto a Israel ni el resto de países.

 

 

 Iraq

Bush quería la guerra
EEUU ignoró las ofertas de Sadam Hussein
De la Prensa - ANDALUCÍA LIBRE

Sadam Husein hizo un último y desesperado intento de evitar la guerra en los días previos a la invasión, pero el Gobierno de George W. Bush decidió ignorar el mensaje que le llegó a través de un influyente hombre de negocios libanés, llamado Imad Hage, según desveló el 6 de Noviembre The New York Times y la cadena ABC News.
 
El asesor del Pentágono Richard Perle, considerado uno de los principales diseñadores de la política estadounidense para Iraq, incluso se desplazó a Londres a principios de marzo, escasos días antes de la invasión, para encontrarse con el empresario norteamericano-libanés. El periódico neoyorquino asegura que Perle no consideraba que funcionara esa última gestión y que tras consultar con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) sobre un posible encuentro con funcionarios iraquíes desechó definitivamente la oferta con el mensaje: «Dile (a Sadam) que lo veremos en Bagdad».

El mediador libanés declaró a la agencia Associated Press desde Beirut que en su opinión se perdió una importante oportunidad de evitar la guerra. Hage se había reunido con altos funcionarios del Gobierno de Sadam en seis ocasiones durante febrero y marzo. «Los iraquíes se estaban tomando en serio la amenaza militar y finalmente querían negociar, estaban ofreciendo cosas que no habían ofrecido nunca». Los hombres a los que Hage describe como «temerosos de perder sus propias vidas» sostenían que el régimen había abandonado los proyectos de armas de destrucción masiva tiempo atrás y prometían abrir las puertas al FBI y la CIA para que lo comprobaran por sí mismos. Como gesto de buena voluntad y prueba de que no albergaban lazos con el terrorismo de Al Qaeda, ofrecían entregar a Abdul Arman Yasin, uno de los implicados por el FBI en el atentado contra el World Trade Center de 1993, que había sido detenido en Iraq.

Uno de los hombres al que Hage declara que vio «desesperado» es Hassan al-Obeidi, entonces jefe de Operaciones Extranjeras de los Servicios de Inteligencia iraquí, que llegó a desmayarse en su despacho víctima de la presión y el estrés que sufría. Obeidi le explicó que querían cooperar con los americanos y no entendían por qué la habían tomado con Iraq en vez de mirar hacia otros países cuya colaboración con el terrorismo había sido probada, como Irán. «Si esto es sobre petróleo, podemos hablar con ellos sobre concesiones de explotación petrolíferas», recuerda Hage que contó el funcionario iraquí. «Si es sobre el proceso de paz (entre Israel y Palestina) podemos hablar de eso, y si es sobre armas de destrucción masiva, dejaremos que los americanos manden a su propia gente. Ni 2.000 agentes del FBI podrán encontrar nada porque no tenemos nada». El oficial iraquí llegó a proponer elecciones en Iraq supervisadas por las Naciones Unidas. El 19 de febrero, tras su viaje a Bagdad, Hage escribió a Washington diciendo que los iraquíes «han entendido que los días en que podían manipular a Estados Unidos se han acabado».
 
La edición electrónica del semanario Newsweek dice que Imad Hage también se reunió en el mismo Washington con responsables del Pentágono, a los que habría comunicado sus reuniones en Bagdad. Esos contactos secretos, según Newsweek, no tuvieron éxito porque el empresario libanés fue detenido por las autoridades aduaneras norteamericanas, al día siguiente de su visita al Pentágono, en el aeropuerto internacional Washington-Dulles. La revista menciona que Hage fue capturado en posesión de una pistola semi-automática calibre 45 y otras cuatro armas. Como poseía un pasaporte diplomático expedido en Liberia, fue enviado de vuelta al Líbano.

El portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan confirmó la existencia de esos contactos pero negó que hubieran podido servir para evitar la guerra y no quiso explicar si la noticia llegó hasta el presidente Bush. La intervención contra Iraq fue lanzada el 19 de marzo.
Enlace:
Estados Unidos está perdiendo la guerra
Fernando López D'Alesandro

 

Sugerencias

 

Charla-Presentación de Jaleo en Jaén.- 

 

 

Jaleo, colectivo de jóvenes andaluces independentistas, invita a todas las personas interesadas a su Charla-Presentación en Jaén "Por una alternativa independentista y revolucionaria para Andalucía".  Con este lema quiere mostrar las propuestas y el camino recorrido por la organización en lucha por una Andalucía libre y revolucionaria desde que naciera a finales del 1996 y dar oportunidad a un debate sobre la realidad de Jaén y sus organizaciones sociales.


La charla tendrá lugar el próximo sábado 15 de noviembre en la sede del sindicato USTEA (calle Salido, 18 1º izq) a las 19 h. de la tarde. También se expondrá una muestra del material editado por Jaleo en este tiempo.
 
Sitio oficial en castellano del FDLP
 
El Frente Democrático para la Liberación de Palestina, una de las organizaciones de la izquierda palestina, inaugura su sitio oficial en castellano en la Red. Allí pueden encontrarse declaraciones, artículos, informes y documentos sobre la situación palestina y la perspectiva desde la que la afronta el FDLP. Ojalá que pronto, otras organizaciones palestinas acompañen al FDLP al sumar a sus sitios en árabe e ingles otros nuevos en castellano desde los que llegar más directa y fácilmente a las naciones del Estado español y América Latina.

 

Acuerdo de Asociación Unión Europea-Marruecos

 

Un DIA sí y el otro también se forman en Andalucía, Mesas del Tomate, Hortofrutícolas, del Algodón... para defenderse de los cambios regresivos que va imponiendo Bruselas. En muchos de ellos anda detrás la búsqueda de restricciones presupuestarias y la defensa de la agricultura continental frente a la nuestra. Y en otros, anda también el  Acuerdo Euromediterraneo de Asociación entre la UE y Marruecos que, firmado el 26 de febrero de 1996, dice en su Artº 6: "La Comunidad y Marruecos crearán gradualmente una zona de libre comercio en el transcurso de un período de transición de doce años como máximo a partir de la entrada en vigor del presente Acuerdo". Así pues, en lugar de seguirlo en sus consecuencias a salto de mata según nos van llegando sus repercusiones -por ejemplo, cuando autorizan pasar más tomates por más tiempo- merece la pena dedicarle su tiempo para conocerlo y complementarlo con las disposiciones consecuentes recogidas en Acuerdos de la UE con Terceros Países Mediterráneos, de tal manera que podamos ir construyendo una visión global de lo que nos espera.

 

--oOo-- 
Solidaridad con Palestina
Enlaces:
 
 Música de fondo: La Santa Espina[Cataluña] 
 
 
 Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE
a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA: 0182  3344  24  0202889151
Contribuye, Lee y Difunde ANDALUCIA LIBRE
Ayúdanos a que no nos callen; transfierenos mensualmente lo que puedas (5, 10... )
Ayudanos a trabajar por una Andalucía Independiente y Socialista
 
Publicidad del Servidor E-Listas:
















[Adjunto no mostrado: Cat La Santa Espina.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters