Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 211 al 240 
AsuntoAutor
nº 217 - El Asunto Andaluci
nº 218 - Astillero Andaluci
nº 219 - Astillero Andaluci
nº 220 - Cortejos Andaluci
nº 221 - Compañero Andaluci
nº 222 - Astillero Andaluci
nº 223 - Luchas an Andaluci
nº 224 - Limpiezas Andaluci
nº 225 - Andalucia Andaluci
nº 226 - Cuaderno Andaluci
nº 227 - Acerinox Andaluci
nº 228 - MASACRE E Andaluci
nº 229 - Reflexion Andaluci
nº 230 - Indignaci Andaluci
nº 231 - Balances Andaluci
nº 232 - Balances Andaluci
nº 233 - Solidarid Andaluci
nº 234 - Bofetadas Boletín
nº 235 - Especial Boletín
nº 236 - XIX March Boletín
nº 237 - Solidarid Boletín
nº 238 - Astillero Boletín
nº 239 - Huelga ro Boletín
nº 240 - ¿Qué hace Boletín
nº 241 - PostEurop Boletín
nº 242 - ANDALUCIA Boletín
nº 243 - Canarias Andaluci
nº 244 - Recopilan Andaluci
nº 245 - Cuba: Ref Andaluci
nº 246 - Pacto Ast Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 258     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nº 223 - Luchas andaluzas - América Latina, crisis - Marruecos
Fecha:Lunes, 23 de Febrero, 2004  05:17:23 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nº 223
 
En este Correo:
 
*Andalucía en desventaja [Resumen de situación economica]
*Los algodoneros andaluces se manifiestan en Sevilla contra la reforma europea
*Manifestación de Trabajadores de Astilleros en Cádiz
*Sector naval, un problema de competitividad
*Astilleros y Damocles
*DOCUMENTACION SOBRE CONSTRUCCIÓN NAVAL Y TRANSPORTE MARITIMO, Andalucía Libre
*América Latina, Crisis continental y construcción de alternativas radicales, Ernesto Herrera, Charles-A. Udry
*Marruecos, El Ejército colonial español empleó armas químicas en la guerra del Rif, Paco Soto
*Solidaridad con Palestina,
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo - Ayuda
--oOo-- 
 
 Andalucía
Resumen de situación economica
Andalucía en desventaja
MARISA MARTÍNEZ ABC

JAÉN. Andalucía afronta el reto del futuro con gran desventaja económica respecto a la mayoría del resto de comunidades autónomas españolas. Así lo acredita un estudio del Instituto Lawrence R. Klein para Caja España en el que se recogen datos sobre la contabilidad regional del Estado español. Aunque Andalucía camina a impulsos políticos hacia la segunda modernización, del análisis del informe se desprende la enorme brecha que separa al territorio andaluz de otras zonas del Estado, algunas de las cuales, como la provincia de Madrid, casi duplica la renta per cápita andaluza.
La distancia es aún mayor si se compara con el ámbito comunitario. Casi 40 puntos debe crecer el Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía para converger con la Unión Europea.

Los datos de contabilidad regional tienen como fuente el Instituto Nacional de Estadística y se refieren a la situación económica de 2002. Según los mismos, aunque Andalucía es la comunidad más poblada de España, su producto interior bruto (PIB) en términos absolutos asciende a 76.523 millones de euros, cantidad lejana de los 101.461 millones de euros de Cataluña y de los 95.765 millones de Madrid. Incluso el Producto Interior Bruto de la Comunidad Valenciana, que tiene muchos menos habitantes, se aproxima al andaluz, al situarse en 54.132 millones.

El PIB del resto de comunidades oscila entre los 44.980 de Euskadi y los 4.159 de La Rioja. Aragón tiene 17.382 millones, Asturias 12.360, Baleares 12.676, Canarias 21.499, Cantabria 7.056, Castilla y León 31.666, Castilla La Mancha 19.026, Extremadura 9.716, Galicia 29.678, Murcia, 13.296.

Peor parada queda Andalucía en el parámetro de producto interior bruto per cápita. Así, mientras en Madrid asciende a 18.183 euros, en Andalucía se eleva únicamente a 10.438 euros. La media española se sitúa en 13.651 euros. Los aragoneses la superan al contar con un PIB per cápita de 14.918. En Asturias se eleva a 11.793, en Baleares a 15.321, en Canarias a 12.105 y en Cantabria a 13.310. Por debajo de esta cifra se encuentra la comunidad de Castilla y León (12.888), Castilla La Mancha (11.009), Murcia (11.537) y Galicia (10.871). Y por encima Cataluña (16.224), Comunidad Valenciana (13.091), País Vasco (17.080) y La Rioja (15.485). Tan sólo Extremadura, con 8.996 duros, se encuentra por debajo.

En términos porcentuales, estas cifras significan que Andalucía requeriría una avance de más de 23 puntos para converger con la media española, ya que su PIE es el 76,46% del español. Poca cosa frente al 133,20% del madrileño, del 127,62 del vasco. Cataluña, Baleares y Aragón también superan la media española. Por encima de la comunidad autónoma andaluza se sitúan todas las comunidades autónomas salvo Extremadura, cuyo PIE per capital es únicamente el 65,90% del español.

La distancia de Andalucía con las zonas desarrolladas de Europa es aún mayor. La comunidad autónoma andaluza se sitúa a casi 40 puntos de la media de los países de la Unión Europea. En concreto el producto interior bruto per capital de los andaluces es el 61,16% del ámbito comunitario.

El informe, además de las cifras relativas al PIE, recoge también otros aspectos de la economía andaluza que en cierto modo explican su situación. Así, en uno de los cuadros estadísticos se refleja el impresionante peso del sector agrario y la escasa importancia del industrial. Al respecto del primero, la comunidad autónoma suma el 28,3% del total estatal. En cuanto al sector industrial las empresas de este tipo ubicadas en Andalucía producen sólo el 8,7% del conjunto de las españolas. En cuanto a la construcción, su peso es considerable al sumar el 16,4% de la actividad estatal. Al igual que sucede en algunos sectores tampoco en empleo se alcanzan parámetros españoles. En Andalucía la tasa de paro es del 19,65% de la población activa, lo que supone 8,29 puntos más que la media española. Otro factor negativo es que en la comunidad autónoma el gasto en investigación más desarrollo per cápita es, con el 0,62%, muy bajo.
 
 
 Andalucía
Los algodoneros andaluces se manifiestan en Sevilla contra la reforma europea
Andalucía Libre/Resumen de Prensa 21/02/2004
 

Unas 10.000 algodoneros andaluces se han manifestado por las calles de Sevilla en protesta contra la propuesta de la Comisión Europea de reformar el reglamento de las ayudas comunitarias al algodón. La Mesa del Algodón, integrada por COAG, ASAJA, UPA, FAECA, AEDA, ADESUR, APROVE, APROSE, UGT y CCOO ya había convocado concentraciones frente a las sedes de las Subdelegaciones del Gobierno en Sevilla; Cádiz; Jaén y Córdoba. Tambien se sumo el SOC.
Los algodoneros se manifestaron con máquinas cosechadoras y tractores, en contra de la reforma de las ayudas al sector prevista por la UE y en defensa de un cultivo que la UE se ve obligada a importar y que tiene gran trascendencia social por la elevada mano de obra que requiere.
 
Andalucía, con 90.000 has. dedicadas produce el 95% de la producción del Estado español y más de 10.000 familias viven de un sector que mueve un volumen económico de 900 millones de euros al año. Sólo Grecia -junto a Andalucía- produce algodón en el territorio de la UE. Con la propuesta de la Comisión se perderían más de un millón de jornales, 2.000 empleos de la industria desmotadora y 139 pueblos que viven directamente de este cultivo quedarían desmantelados sin alternativa alguna de cultivo. En la UE se produce sólo el 2% del algodón mundial y según dijo a los periodistas el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Francisco Moreno, "al ser la UE importadora, es improcedente cualquier reforma que no mantenga las producciones europeas".
 
El representante de UAGA-COAG, Miguel López, dijo que el sector, ha afrontado la modernización de importantes regadíos asumiendo créditos que debe afrontar a medio y largo plazo y que una reforma agresiva supondría la quiebra de los algodoneros, a los que se les cortaría el ciclo productivo. López señaló que en Andalucía ya existen fábricas de hilaturas y que, el tercer paso en favor de la pervivencia del sector y de su rentabilidad económica y social sería fabricar también la ropa en Andalucía. También contestó López la aseveración del ministro español Arias Cañete de que está comprometido con el sector diciendo que, si es así, "que se comprometa ya a denunciar la reforma en Luxemburgo si ésta no satisface las exigencias de los algodoneros". Lopez, concluyo: "La reforma presentada por el comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler, deslegitimará el trabajo del agricultor, y de aprobarse, constituirá el primer paso para desmantelar el sistema de protección europea al cultivo".
 
El candidato andalucista, Antonio Ortega -presente en la manifestación- dijo a los periodistas que Arias Cañete carece de interés para explicar en la UE la trascendencia que este cultivo tiene para Andalucía, y que el ministro está más ocupado "en defender otros intereses".

La Mesa del Algodón exige la retirada inmediata de esta propuesta que atenta directamente contra los intereses del sector productor e industrial andaluces. Para la Mesa del Algodón existen suficientes fundamentos jurídicos, sociales, económicos y culturales para impedir la aplicación del régimen que propone la Comisión Europea.
 
 Andalucía
Los trabajadores de Astilleros Izar se mojan para defender su futuro
Trabajadores de los tres astilleros de la Bahía recorren Cádiz en manifestación bajo una lluvia constante
JOSÉ ANTONIO LÓPEZ/FERNANDO RUFO. sábado, 21 de febrero de 2004  
 
 
CÁDIZ/PUERTO REAL. La lluvia y el mal tiempo no aguaron la protesta de los trabajadores de Izar. Más de 6.000 obreros recorrieron ayer de manera pacífica la Avenida principal de Cádiz, desde Cortadura hasta la plaza de San Juan de Dios, para reivindicar futuro para los astilleros y todo el tejido industrial de la Bahía. A los trabajadores de las tres factorías de Izar en la Bahía -Cádiz, Puerto Real y San Fernando- se unieron los obreros de las empresas auxiliares y operarios de otros centros también en crisis, como Altadis o Delphi. El grito fue unánime: "La Bahía no se cierra".

El Cuerpo Nacional de Policía había desplegado en las calles adyacentes al recorrido de la marcha un amplio dispositivo de antidisturbios cuya presencia no fue necesaria en ningún momento de la manifestación.

El punto de encuentro para los trabajadores de la tres factorías era Cortadura. Los operarios de Cádiz llegaron andando a través de la avenida Juan Carlos I, aunque no era éste el itinerario permitido; los de Puerto Real, por el puente Carranza, y los de la extinta Bazán en una docena de autobuses de los que se bajaron a unos dos kilómetros de la capital, cuando comprobaron que las retenciones de tráfico les iban a impedir llegar con normalidad.

La salida de los trabajadores de Izar-Puerto Real se producía a las once de la mañana. Pese a la lluvia, unos 2.000 operarios volvían a 'tomar' el puente Carranza, pero esta vez de forma pacífica. Al estar permitida la manifestación, no hicieron acto de presencia las fuerzas antidisturbios. Con el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, y el comité de empresa a la cabeza, los manifestantes puertorrealeños comenzaron su andadura hacia la capital a través del Puente. Los gritos contra el PP y contra la actuación de la Policía Nacional fueron continuos en los aproximadamente tres cuartos de hora que tardaron en llegar hasta Cortadura. El tráfico quedó interrumpido en la Nacional 443 durante aproximadamente una hora, lo que provocó ciertas retenciones en la circulación. Sin embargo, en cuanto los empleados de Puerto Real llegaron a Cádiz, se reanudó el tránsito.

Pese a las duras condiciones climatológicas, incluso hubo tiempo para las bromas. Cuando los trabajadores pasaron junto a la torre de control del Puente, supuesto "objetivo" en los enfrentamientos con la Policía, los operarios no pudieron evitar lanzar uno de sus gritos de guerra: "Esa torre, la vamos a quemar". Simplemente fue una expresión más. Justo en la puerta de la factoría de Altadis, los empleados puertorrealeños, que soportaron el fuerte viento y la lluvia sobre el puente Carranza, recibieron el calor de una decena de jóvenes con una pancarta.

La entrada a Cádiz fue sin duda uno de los momentos más emotivos. El encuentro con sus compañeros de Cádiz se convirtió en una expresión de total apoyo, cariño y refuerzo para la moral. Minutos antes de las doce de la mañana, hora prevista para el inicio de la marcha, se encontraron frente al pabellón Ciudad de Cádiz los operarios de una y otra factoría. No faltaron los aplausos, abrazos ni los gritos de apoyo. Veinte minutos más tarde se repitió la escena con la llegada de los trabajadores de San Fernando, momento en el que la manifestación arrancó con destino al Ayuntamiento gaditano.
No fueron pocos los ciudadanos que se fueron uniendo al grueso de la concentración a medida que iba avanzando por la Avenida. Otros muchos mostraban explícitamente su apoyo y aliento a los manifestantes mediante gritos de ánimo y aplausos, que fueron más intensos a la altura del hospital Puerta del Mar.

Los gritos de los trabajadores fueron constantes durante toda la marcha. Al archiconocido "Astilleros no se cierra" se unieron consignas en contra del Partido Popular, en especial del presidente del Gobierno, José María Aznar, y de la alcaldesa de Cádiz y candidata a la Junta de Andalucía, Teófila Martínez. Ambos políticos se convirtieron en la diana preferida a la que los manifestantes lanzaban sus lemas y consignas. A Teófila una pancarta le recordaba que, a diferencia de hace unos años, esta vez no se encontraba al frente de la manifestación. Y al todavía presidente español le dedicaron, con intencionada adaptación, el estribillo carnavalesco de moda: "Y yo haré lo que diga tu mujer". Los manifestantes intensificaron sus gritos cuando la marcha pasó por Comisaría, en protesta por la respuesta policial a las movilizaciones de las últimas semanas, y por la sede de la Subdelegación del Gobierno, en donde muchos trabajadores alzaron los brazos mientras sostenían su carné de identidad en la mano.

En este punto se unió a la marcha el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz, Rafael Román, acompañado por sus concejales, quienes fueron acogidos con división de opiniones: algunos se congratularon de su presencia y otros le echaron en cara la tardanza de su incorporación o la discutida apuesta de su partido por la industria naval. En todo caso, Román aclaraba que él apoyaba las reivindicaciones laborales: "Estoy con vosotros".

A las dos de la tarde la cabeza de la manifestación, que ocupaba toda la longitud de la Cuesta de las Calesas, llegaba a la plaza de San Juan de Dios. Con el Ayuntamiento cerrado y unas vallas cercando su pórtico, los gritos de los trabajadores arreciaron. La periodista de Canal Sur Lucía Benítez leyó entonces un comunicado, que los comités de empresa dirigían a Teófila Martínez, en el que los trabajadores lamentan que las denuncias y peticiones laborales hechas en los últimos tres años antes sobre la situación de los astilleros no hayan servido "para nada", hasta el punto de llegar a la situación actual. Los comités de empresa culpan a la dirección de los astilleros y a la "apatía" de los responsables políticos del Partido Popular de la crisis del sector naval de la Bahía, reconocen que esperan medidas más drásticas contra los trabajadores y advierten de que seguirán su lucha.
 
La manifestación conjunta de ayer por las calles de Cádiz será la última acción de protesta de los trabajadores de Izar en la Bahía. La siguiente está prevista para el próximo día 5 de marzo en Madrid, una manifestación que formará parte del paro de 24 horas anunciado por los sindicatos y para el que ayer, en las puertas del Ayuntamiento gaditano, volvieron a pedir un seguimiento masivo. Durante la próxima semana, los empleados de los astilleros gaditanos se dedicarán a mantener encuentros con diferentes instituciones. Así, el próximo martes a las diez se ha anunciado una reunión en el Palacio Provincial entre la Junta Rectora de la Mancomunidad (con los siete alcaldes que componen este órgano) y los comités de empresa de las tres factorías, cita que será el mismo día de la reunión con la SEPI e Izar.
Sector naval,  un problema de competitividad
MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO - ABC 22/2/2004
 
MADRID. Analizando las cifras sobre construcción naval en el mercado internacional, los datos no dejan lugar a dudas. El sector de construcción naval coreano copa más de la mitad del mercado, al construir el 60% de los barcos que se botan en todo el mundo. A ello se agrega una nueva preocupación: China está empezando a despertar, al contar ya con el 8% del reparto del sector. Mientras en Asia, la construcción naval avanza a pasos agigantados, los astilleros europeos han perdido un 15% de cuota de mercado en los últimos tres años y a ellos sólo acuden el 6,5% de los armadores de todo el mundo. Según datos de los astilleros españoles, el 26% restante de la producción mundial se lo reparten Japón y Estados Unidos.

¿Por qué está ocurriendo este cambio en el mercado mundial? Todos los expertos consultados del sector, incluidos los representantes sindicales, apuntan como primera causa la competencia desleal que realiza Corea, con unos costes salariales imposibles de alcanzar y hasta dumping.
 
La segunda de las razones son las leyes. Hace dos años en la Unión Europea se decidió cambiar el marco de ayudas, lo que supuso un notable descenso de presupuesto para ayudar a los astilleros en pérdidas. Los gobiernos europeos ya no pueden destinar dinero a sus astilleros públicos, con la única excepción de que se dedique el dinero a la innovación tecnológica. Frente a un sector cada vez más liberalizado en todos los sentidos, potencias mundiales como Estados Unidos, y la propia Corea y hasta Japón cuentan con leyes proteccionistas. Y según se recuerda en Izar, «la paradoja es que el 60% de los armadores mundiales son europeos y en Europa no hay medidas de protección y las ayudas son muy escasas».
 
Reconversión encubierta
 
El cambio de medidas comunitarias ha provocado una reconversión en el sector europeo. En muchos astilleros de la Unión Europea se ha optado por reducir salarios; en otros, plantilla. En el caso de España, después de años de pérdida constante de puestos de trabajo (en la Sepi recuerdan que se perdían 2.000 empleos por año, hasta 1996), se ha optado por frenar esta destrucción de empleo. Claro está que también hay que reconocer que la «reconversión» ya estaba hecha cuando se llegó a 1996. No hay más que comparar los datos de la plantilla. Si en 1983 había 38.629 trabajadores entre empleados civiles (Aesa) y militares (Bazán), en 1996 su número se situaba en 15.389, y en el momento en que se anunció la fusión de los centros civiles y militares, la plantilla alcanzaba los 11.312. El 31 de diciembre de 2003, la plantilla de Izar se situaba en 10.862, repartidos en once centros de siete Comunidades (Andalucía, Galicia, Asturias, Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid y País Vasco).
 
Astilleros y Damocles
JOAQUINA DUEÑAS/SEVILLA - SUR
-Extractos-
 
«Izar Construcciones Navales es la empresa de astilleros y se crea en el 2001 de la fusión entre la antigua empresa Astilleros Españoles, división de construcción naval, que se dedicaba a construcciones civiles, y la Empresa Nacional Bazán, exclusivamente militar», explica Manuel Adrián, secretario sectorial del Metal, Construcciones y Afines de la UGT en Sevilla. «Esta fusión se realiza para solventar la crisis en la que entran los Astilleros Españoles a finales de los 90 por la competencia feroz de Corea y Japón en este sector, por lo que Izar queda configurada con los tres centros de Bazán, el de Ferrol, dedicado a grandes buques, el de Cartagena, especializado en submarinos y el de San Fernando, destinado a patrulleras y ferrys militares; más los astilleros civiles de Sestao, Ferrol, Puerto Real, Gijón, Cádiz y Sevilla, además de la empresa dedicada a la construcción de armas Faba»,
 
Rafael Verdugo es delineante y empezó a trabajar en el astillero de Cádiz en 1967, dos años antes de que se creara Astilleros Españoles. En los 37 años de carrera recuerda muchas crisis y ha salido a la calle en numerosas ocasiones, tantas que ni siquiera recuerda el número total de ellas. «Esta empresa nunca ha sido muy boyante en cuestiones en carga de trabajo. En el año 81 ya empezaron estos tipos de agresiones a los trabajadores. Yo me vi en una lista en la prensa en la que no se vio la edad del trabajador sino que lo que era entonces Astilleros Españoles cortó por lo sano. Una lista en la que había gente de 20 años a más de 40 y ahora seguimos viviendo el tema», lamenta este trabajador que cree que si la empresa contrata trabajos con pérdidas «no es por culpa de los trabajadores ya que sólo el 30% del proceso corresponde a la construcción en sí misma, el 70% restante, de donde proceden las pérdidas, es el proceso de compra de materiales». De profesión heredada, el padre de Rafael trabajó también en los astilleros, pero sus hijos no han podido seguir sus pasos. «Antiguamente los hijos de los trabajadores entraban en los astilleros para cubrir el puesto del padre, pero hoy en día no es así. Tengo un hijo de 25 años y otro con 22. El mayor es ingeniero naval y se ha tenido que ir al extranjero teniendo en Cádiz tres astilleros y el otro no se dedica al sector», explica. Los trabajadores se quejan de que cada vez las condiciones de trabajo son más difíciles. «No sabemos qué más podemos dar», se preguntan, «ya que en cada convenio nos aprietan más el cinturón con el control de absentismo laboral, la flexibilidad y la necesidad de ser polivalentes». Unas condiciones que dicen aceptar a cambio de que se obtenga la carga de trabajo suficiente para mantener abiertos los astilleros.
 
La empresa propone un incremento no retribuido de la jornada hasta el máximo legal permitido en el Estatuto de los Trabajadores, simultaneado con un expediente de regulación temporal de empleo. A lo que habría que sumar la ordenación de turnos, horarios y vacaciones a las necesidades productivas. Además, pide a los empleados que atiendan estrictamente los horarios y que disminuyan radicalmente el absentismo laboral. Aunque hasta el martes que viene no se conocerá si los trabajadores han decidido aceptar o no estas condiciones, Manuel Adrián asegura que «en este camino, al final, siempre se llega a un acuerdo, pero lo que queremos es que sea lo antes posible. Por lo menos que abramos las vías necesarias para terminar con las movilizaciones».

La investigación y el desarrollo (I+D) se plantean como la otra gran baza para que los astilleros nacionales se hagan un hueco real en el mercado internacional ofreciendo productos de última generación con la máxima calidad. Desde el Gobierno se plantea la necesidad de incrementar las inversiones en I+D a la vez que solicitan moderación a los trabajadores ya que tal como afirmó el ministro Rodrigo Rato, «las reivindicaciones de los astilleros llevarían al cierre de la empresa». Efectivamente, existe un plan de I+D desde la creación de Izar en 2001 y con vigencia hasta el 2005. Un plan que se desglosa en cuatro líneas, dividiendo la de construcción naval en buques rápidos, buques de intervención y buques de actuación oceánica, más la dirección de innovación. Se ha clasificado en líneas de investigación agrupadas en productos, procesos y tecnologías. Pero este plan no parece estar dando los frutos que esperaban a ojos de los trabajadores. «He escuchado infinidad de veces las inversiones en I+D, pero yo no las veo», afirma Manuel Adrián. «Lo estarán haciendo, pero no vemos resultados desde el año 2001 porque no han contratado ningún barco desde entonces, mientras que países también europeos como son Alemania, Finlandia, Italia o Francia sí que lo han hecho», lamenta.
 
[Recordemos que después de 15 años de reconversión encubierta, el 80% de los trabajadores de los astilleros ya pertenecen a la empresa auxiliar, es decir, a subcontratas que imponen condiciones laborales más duras y precarias a sus trabajadores. A ellos no se les aplican los convenios de IZAR, S.A., ni se les pide su opinión sobre la representación sindical. Pero sus contratos precarios por obra y servicio serán los primeros en extinguirse cuando se reduzca la carga de trabajo. Su situación precaria hace posible que la empresa los pueda trasladar a otro astillero u obra en cualquier momento. La reconversión para ellos será fulminante y sin costes para la empresa. En el astillero de Sevilla, de unos 1.400 trabajadores, no llegan a 300 los que están en plantilla. El resto pertenecen a la empresa auxiliar. En otros astilleros sucede lo mismo. Y son los trabajadores de la empresa auxiliar, tantas veces olvidados, los que llevan el grueso del trabajo del astillero, y los que mano a mano con los compañeros de plantilla se han sumado valientemente a la lucha, expuestos a la represión policial. CNT-Sevilla]

Plantilla andaluza: Cádiz: 400 trabajadores. Puerto Real: 1.330. Sevilla: 362. San Fernando: 1.318.

Documentación sobre Construcción Naval y Transporte Maritimo
Andalucía Libre
América Latina  
Crisis continental y construcción de alternativas radicales
Ernesto Herrera y Charles-André Udry
 
Presentación

Es imposible entablar un diálogo sobre la crisis -indiscutida, confirmada- en América Latina y sobre la construcción de alternativas radicales, es decir, que vayan a la raíces de la crisis y de las aspiraciones y necesidades de las masas trabajadoras, en su diversidad, sin tomar como punto de partida una serie de hechos que rompen los ojos y que la izquierda institucionalizada no esperaba ver ...y que aún hoy, renuncia a verlos.
 
La insurrección boliviana que derribó a uno de los gobiernos más corruptos, conservadores y lacayos de América del Sur, en octubre 2003, ha sido la mayor sublevación popular de las últimas décadas y se inscribe en una fase que combina un antagonismo social duro y sin tregua, con una crisis institucional de dominación política burguesa-imperialista a escala continental. Aún, si esa combinación se manifiesta desigualmente país por país o en las diferentes sub-regiones.

Es este ascenso de las luchas sociales (acción directa de las masas oprimidas y explotadas) el factor decisivo que provoca las crisis gubernamentales y el desperdicio de legitimidad del “orden neoliberal”; las luchas de los movimientos sociales se convierten en el elemento dinamizador central y en el eje sobre el cual, en diversas ocasiones, las masas asedian a las clases dominantes y sus instituciones.

Los sucesivos levantamientos, huelgas, tomas de tierras, cortes de rutas, luchas antiprivatizadores y manifestaciones de masas -lo que en muchos casos los militantes marxistas de inicios del siglo XX caracterizaban como “crisis nacionales”- en Ecuador, Perú, Paraguay, Puerto Rico, El Salvador, Panamá, República Dominicana, Argentina, México, Uruguay, Colombia, Chile,  Brasil, y Venezuela, revelan la magnitud socio-política de las resistencias populares, amplias, radicales, democráticas y antiimperialistas. Simultáneamente, expresan una continuidad y una vinculación con el proceso abierto por el “argentinazo” (diciembre 2001) cuyos efectos todavía se prolongan, lo que no puede conducir a interpretaciones limitadas al proceso político-institucional que dejan de lado el examen de las luchas y los enfrentamientos en las provincias.

Aún si debe considerarse, que para el caso de Argentina, el gobierno Kirchner -con la ayuda del imperialismo- ha logrado restablecer una cierta credibilidad institucional y lo que la prensa especializada llama de “consenso democrático” (fragmentando las resistencias y dividiendo al movimiento piquetero, entre otras cosas). El golpe de Estado económico que fue organizado bajo el gobierno de Duhalde, ha sorprendido, después de unos meses, a sectores amplios de la población. Sobre este telón de fondo, Kirchner ha operado un aparente golpe de timón económico que fue creando una sensación térmica en capas de la población, de que el país se dirige a un nuevo crecimiento sustentable. Los choques -muy relativos- con el FMI, el G-7, y los tironeos con los poseedores de la deuda argentina, refuerzan la percepción en algunos analistas (incluso gente de la izquierda) de que se trataría de un gobierno de la “burguesía nacional” en conflicto con el imperialismo, un gobierno al que se debería más o menos apoyar.

Debemos hacer una indicación importante: existe en América Latina una asimetría entre, de una parte, las fuerzas que disponen las elites dirigentes y las clases dominantes de cada país  que -pese a su debilidad relativa y su dependencia- pueden ensayar maniobras diversas -represiones selectivas y campañas mediáticas masivas de formato político-cultural, utilización de los aparatos burocráticos incluso del antiguo movimiento obrero y clientelista, etc- con el apoyo de los recursos del imperialismo y, de otra parte, la deficiente fuerza político-organizativa de la izquierda radical. Esto puede frenar o impedir la conexión necesaria entre los movimientos sociales radicales diversificados y sus dinámicas centrípetas. El enfrentamiento de las fuerzas de la izquierda radical e incluso de los movimientos sociales se viene dando en las fronteras nacionales, aunque en los últimos años ha progresado significativamente hacia un cuadro de acoplamiento continental. En esta fase, falta todavía, un liderazgo social y político anticapitalista y antiimperialista que puede afirmar una contra-autoridad al poder (y al Estado) de las elites dirigentes y las clases dominantes, una contra-autoridad basada en las evoluciones efectivas del movimiento real de las masas trabajadoras. Este liderazgo social y político -cuyos contornos son imposibles de precisar- se hace imprescindible para un cambio radical (que vaya a las raíces) de la sociedad.

De todas formas, nuestra atención debe centrarse como punto de partida de una praxis política, en las rebeldías sociales que aumentan, se extienden, y alimentan la crisis política permanente en el “patio trasero”. No se trata apenas de explosiones esporádicas o “espontáneas” en el cuadro de una “inestabilidad limitada” como afirman algunos comentaristas políticos, intelectuales, y hasta ciertos dirigentes de una izquierda resignada que no sale de su desconcierto, y se refugia en su “razón de gobierno”.

Por el contrario, la resistencia prolongada se relaciona, directamente, con la crisis de un Estado donde convergen, simultáneamente, tanto los factores de corta duración como los estructurales que perpetúan el  “subdesarrollo”: privatizaciones, planes de ajuste, venta de los recursos naturales (sobre todo de las transnacionales imperialistas), apertura comercial indiscriminada, endeudamiento externo, concentración de la propiedad de la tierra, des -industrialización salvaje, desmantelamiento de las leyes de protección social, servicios públicos quebrados, flexibilización laboral, desempleo, pobreza y hambre.

La crisis tiene, también, su correlato político por vía de dos factores adicionales que desestabilizan la “gobernabilidad democrática” (pactada o impuesta) impuesta por el imperialismo: la descomposición   de las “mediaciones” (partidos tradicionales-clientelistas y burocracias sindicales), y pérdida de credibilidad de una democracia “representativa” convertida en una democracia de “baja intensidad”, tutelada, restringida, que coexiste en un archipiélago de despotismos, que garantiza la impunidad del terrorismo de Estado y que siente en la lucha de las clases explotadas una amenaza de los “representados” contra la dominación de un capitalismo periférico que solo acepta la “participación ciudadana” como mecanismo de cooptación político-cultural a las reglas de juego del sistema.

Este es el trasfondo socio-económico y político de la rebelión boliviana, del “argentinazo”, y de la persistente resistencia zapatista, de las luchas de los trabajadores sindicalizados, desempleados, campesinos sin tierra, pueblos indígenas, pobladores sin techo, obreros de fábricas “recuperadas”, jubilados, cooperativistas, estudiantes, jóvenes y mujeres de los barrios pobres, pequeños ahorristas estafados, pequeños agricultores y comerciantes arruinados.

Es el “clima de revuelta” en los de abajo que explica la inestabilidad latinoamericana, donde la movilización popular derribó a seis presidentes constitucionales en los últimos años, desmontó regímenes autoritarios y corruptos, y frenó procesos privatizadores. Explica, también,  el desarrollo una nueva onda expansiva de antiimperialismo en la región al compás del atolladero imperialista en Iraq. De allí, las manifestaciones masivas contra la guerra, el apoyo a la “revolución bolivariana” de Venezuela, y la persistente solidaridad popular con el pueblo y gobierno de gobierno de Cuba.

De la intensidad -y continuidad- de esta resistencia que desarrollan los “sujetos” sociales -con su repertorio extraordinariamente múltiple de formas organizativas, métodos de lucha, pluralidad de demandas y reivindicaciones inmediatas- provienen las acumulaciones políticas necesarias para construir una alternativa radical y la posibilidad de crear las condiciones para un escenario de disputa por las relaciones de fuerzas… y el poder.

A su manera, las resoluciones del reciente III Encuentro Hemisférico de Lucha Contra el ALCA realizado en La Habana, reafirmaron ese protagonismo de los movimientos sociales en la confrontación al “modelo neoliberal” programado por las instituciones financieras internacionales,  y la oposición al acuerdo alcanzado en la cumbre de Monterrey (con la sola reserva clara del gobierno nacionalista de Chávez) en torno al ALCA (y a las condiciones impuestas por el calendario de Bush). En este encuentro, los movimientos sociales volvieron a reiterar el completo rechazo de los pilares de la dominación burguesa-imperialista: los planes de ajuste, la deuda externa, el ALCA, el Plan Colombia,  el Plan Puebla-Panamá.
 
La misma decisión de rechazo se expresó en la ciudad de Puebla -reunión del Comité de Negociaciones Comerciales, principal instancia técnica del ALCA- donde los movimientos  y la Alianza Social Continental, repudiaron las pretensiones de instituir un ALCA “light” o “extra-light” que, finalmente, contemple los intereses de fracciones capitalistas claves de los países del MERCOSUR, en particular de Argentina y Brasil.
 
Es en este escenario de crisis políticas, ingobernabilidad, movilizaciones y sublevaciones de tipo diverso, que la construcción de una alternativa anticapitalista, antiimperialista, socialista, así como democrática (que de manera genérica podemos definirla como radical) exige comprender tanto el paisaje complejo, como la necesaria intervención militante en las experiencias concretas de las luchas sociales que van abonando el terreno para un “relanzamiento” programático transicional.
En tal perspectiva nos proponemos abordar en esta contribución a un diálogo amplio, las cuestiones siguientes: 
 
1º. Los rasgos característicos actuales del imperialismo norteamericano, sin dejar de lado a sus primos cercanos: los imperialismos europeos;
 
2º. Las dificultades propias a la contrareforma neoconservadora en el principal centro imperialista: Estados Unidos (nos limitaremos, aquí, a esta potencia, cuya sombra siniestra se pasea cotidianamente sobre el continente latinoamericano;
 
3º. Como la dimensión, la brutalidad, y la duración de la crisis socio-económica en todas las sociedades de América Latina, provoca una terible violencia contra la inmensa mayoría de la población y socava los elementos mismos de la dominación del Capital imperialista y de sus aliados locales;
 
4º. Como surgen las condiciones -a través de las amplias y multifacéticas luchas- que invalidan las posibilidades de que una “tercera via” simbolizada hoy por el gobierno Lula y el llamado “Consenso de Buenos Aires”, sean, realmente, un proyecto diferente al “modelo neoliberal”;
 
5º. Que se reafirma la necesidad de construir alternativas radicales a los frustrantes partidos y frentes  “progresistas” (garantes hoy de la “gobernabilidad democrática”), tanto por las necesidades esenciales de las masas trabajadoras, como por su maduración, capacidad creativa en las experiencias de luchas –tradicionales y nuevas al mismo tiempo- sus formas de organización y auto-organización, que potencian las posibilidades humanas de construir otra sociedad para millones de personas en América Latina;
 
6º. Que las condiciones son mas favorables que en el pasado -sin menospreciar la magnitud de los obstáculos y desafíos- para la construcción de otra izquierda, anticapitalista, antiimperialista, socialista, revolucionária, democrática e internacionalista, comprometida continentalmente. Y que lo sea, tomando en cuenta, al mismo tiempo, la decidida voluntad contrarrevolucionaria continental -como mínimo- del imperialismo y sus aliados regionales.
Texto Completo:
 
*Ernesto Herrera, miembro de la dirección nacional de la Corriente de Izquierda (Uruguay), editor de Correspondencia de Prensa - Charles-André Udry, militante del Movimiento Por el Socialismo (Suiza), economista, miembro de ATTAC, investigador de la Universidad de Venecia, director de la revista A l´encontre.
 
*Por su extensión -que impide reproducirlo completo en el Boletín- y nos obliga a limitarnos a recoger sólo su presentación, este muy interesante texto está incluido en nuestra sección Archivo de Documentos - Documentos Varios; accesible para ser descargado en formato RTF (214 KB) por todas las direcciones suscritas a ANDALUCIA LIBRE.
 
 
 Marruecos
El Ejército colonial español empleó armas químicas en la guerra del Rif
PACO SOTO. SUR. NADOR
 
Entre 1921 y 1927, el Ejército colonial español bombardeó de manera sistemática los poblados de la comarca marroquí del Rif para acabar con la rebelión independentista dirigida por Abdelkrim El Khattabi. Y en los bombardeos empleó armas químicas como el fosgeno, la cloropicrina, el difosgeno y el 'gas mostaza'. La denuncia está avalada por el trabajo de historiadores como los españoles Rosa María de Madariaga, Ángel Viñas y Juan Pando, y los europeos Sebastian Balfour y Jean Marc Delaunay, entre otros.
 
Guerrilleros marroquies
 
El Rif es una región del norte de Marruecos de cultura y de lengua bereberes, rebelde e históricamente hostil a la monarquía alauí, pero también a la presencia española en la época colonial. En 1924, las autoridades españolas abrieron dos fábricas de armas químicas, una cerca de Madrid y otra en Melilla, y contaron con el asesoramiento de expertos alemanes y franceses para su elaboración y empleo. Según los historiadores, España llegó a fabricar 470 toneladas de gases tóxicos y utilizó 530 aviones de construcción francesa, alemana y danesa, pilotados en muchos casos por mercenarios europeos y estadounidenses, para bombardear el Rif.

En virtud del Tratado de Versalles de 1919, los aliados vencedores de la I Guerra Mundial prohibieron a la Alemania vencida la fabricación de armas químicas; el Protocolo de Ginebra de 1925 hizo extensiva esa prohibición a todos los países. Pese a esas normas, los historiadores Rosa María de Madariaga y Carlos Lázaro Ávila establecen en un estudio conjunto que España utilizó masivamente gases tóxicos durante la guerra del Rif y Francia lo hizo en el año 1925 en los alrededores de Fez, una ciudad situada en la zona bajo su control colonial.

Bombardeos silenciados

Los bombardeos españoles fueron silenciados, pero algunos observadores de la aviación militar, como Pedro Tonda Bueno en su autobiografía 'La vida y yo', publicada en 1974, se refiere al lanzamiento de gases tóxicos desde aviones y el consecuente envenenamiento de los manantiales rifeños. Por su parte, Ignacio Hidalgo de Cisneros, en su obra autobiográfica 'Cambio de rumbo', revela cómo fue protagonista de varios bombardeos con gases tóxicos. Años después, en 1990, dos periodistas e investigadores extranjeros, los alemanes Rudibert Kunz y Rolf Dieter Müller, en su obra 'Gas venenoso contra Abdelkrim. Alemania, España y la guerra del gas en el Marruecos español (1922-1927)', aportaron pruebas de lo que había ocurrido en la región rebelde. El historiador británico Sebastian Balfour, de la London School of Economics, en su libro 'Abrazo mortal' (Editorial Penínusla), confirma el empleo masivo de armas químicas en tierras rifeñas. Balfour, que ha estudiado numerosos archivos españoles, franceses y británicos, sostiene que la estrategia de los militares coloniales españoles se basaba en escoger zonas muy pobladas del Rif para lanzar bombas tóxicas. Así lo confirma, por ejemplo, un oficial británico, H. Pughe Lloyd, en un despacho enviado al ministro de la Guerra de su país en 1926.
 
España, que contó con la colaboración activa de Francia durante la guerra contra los rebeldes rifeños -un conflicto que provocó la muerte de 20.000 soldados españoles- jamás ha reconocido oficialmente los hechos. Los historiadores franquistas silenciaron el asunto y las autoridades marroquíes no han demostrado el menor interés por esclarecer los hechos. Tiene su lógica teniendo en cuenta que el régimen marroquí utilizó también masivamente armas químicas contra la rebelión rifeña entre 1956 y 1958, una vez alcanzada la independencia. Hassan II, que dirigió personalmente la represión cuando aún era príncipe heredero, jamás viajó al Rif durante su largo reinado y mantuvo a este territorio en un estado de marginación económica y social.

Consecuencias

La utilización de armas químicas ha provocado consecuencias catastróficas para la salud de la población rifeña, que padece infecciones y mutaciones genéticas que provocan cánceres, además de disfunciones psíquicas como la depresión, la angustia y el pánico. Así lo han establecido en sus investigaciones científicos extranjeros y marroquíes como el psicólogo y criminólogo Ahmed Hamdaoui. El propio Instituto Oncológico de Rabat está estudiando las razones por las cuales el cáncer es una causa de mortandad más frecuente en el Rif que en el resto de Marruecos. Algunos expertos consideran que este hecho es una consecuencia directa de la utilización de armas químicas. Así lo afirma el historiador Sebastian Balfour. El investigador y médico de Tánger Abdelouaed Tedmouri explica que, a partir de una serie de estudios comparativos y «constataciones clínicas» que ha llevado a cabo, está en condiciones de afirmar que «la mitad de los cánceres que se detectan en Marruecos, el 50%, son en el Rif, y esto ya debe ser sujeto de preocupación».

Tedmouri compara los índices de esta enfermedad en el Rif con otras regiones mediterráneas de Europa como Andalucía y el sur de Francia, que tienen un clima, una alimentación y un modo de vida bastantes parecidos. Llega a la conclusión de que «mientras en el caso español o francés la diferencia con las demás regiones es mínima, en el caso rifeño es abismal si se compara con el resto de Marruecos». A su juicio, «hay causas externas que provocan un mayor índice de cánceres en el Rif, y son las consecuencias de la guerra química de los años 20». Los testimonios de rifeños que han perdido parientes por causa del cáncer son muy numerosos. Ilyas El Omari, presidente de la Asociación de Defensa de las Víctimas de los Gases Tóxicos en el Rif, afirma que su padre murió de cáncer a los 45 años, pero también su abuelo y varios de sus tíos.
 
Las víctimas reclaman una compensación
 
Movimientos sociales bereberes del Rif, defensores de los derechos humanos e investigadores marroquíes y extranjeros se han movilizado en los últimos días para denunciar el «uso sistemático» de armas químicas por el Ejército colonial español durante la guerra colonial. Piden a España que articule medidas de reparación moral y material por los daños causados a la población y no descartan dirigirse al propio rey Juan Carlos I.

Sectores importantes de la población rifeña creen que «España tiene que dar un paso y reconocer públicamente que cometió crímenes contra la humanidad en el Rif», en palabras del periodista, antropólogo y activista cultural rifeño Rachid Raha. «No pedimos venganza, pero pensamos que España debe asumir lo que ocurrió en el Rif», apunta el psicólogo Ahmed Hamdaoui. Centenares de personas se reunieron el pasado fin de semana en la Cámara de Comercio de Nador para debatir sobre la guerra del Rif. El coloquio, que la policía intentó prohibir, fue organizado por la revista 'Le Monde Amazigh' y reunió a numerosas personalidades. La estrategia que piensan seguir los colectivos sociales es utilizar el acuerdo amistoso entre España y Marruecos y denunciar a Madrid y París y a las empresas que fabricaban y vendían los gases tóxicos.
 
--oOo--
Solidaridad con Palestina
Enlaces:
 
 Música de fondo: Son de Amores, Andy y Lucas
 
 Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE
a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA: 0182  3344  24  0202889151
 
Contribuye, Lee y Difunde ANDALUCÍA LIBRE
transfiérenos mensualmente lo que puedas (5, 10... )
Ayúdanos a trabajar por una Andalucía Independiente y Socialista
 
Publicidad del Servidor E-Listas












[Adjunto no mostrado: Andy y Lucas - Son de amores.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters