eListas Logo
   El sistema de Listas de correo, Boletines y Newsletters más completo de la Red Inicio | Servicios | Publicidad | Compañía 
Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes


 Índice de Mensajes 
 Mensajes 211 al 240 
AsuntoAutor
nº 217 - El Asunto Andaluci
nº 218 - Astillero Andaluci
nº 219 - Astillero Andaluci
nº 220 - Cortejos Andaluci
nº 221 - Compañero Andaluci
nº 222 - Astillero Andaluci
nº 223 - Luchas an Andaluci
nº 224 - Limpiezas Andaluci
nº 225 - Andalucia Andaluci
nº 226 - Cuaderno Andaluci
nº 227 - Acerinox Andaluci
nº 228 - MASACRE E Andaluci
nº 229 - Reflexion Andaluci
nº 230 - Indignaci Andaluci
nº 231 - Balances Andaluci
nº 232 - Balances Andaluci
nº 233 - Solidarid Andaluci
nº 234 - Bofetadas Boletín
nº 235 - Especial Boletín
nº 236 - XIX March Boletín
nº 237 - Solidarid Boletín
nº 238 - Astillero Boletín
nº 239 - Huelga ro Boletín
nº 240 - ¿Qué hace Boletín
nº 241 - PostEurop Boletín
nº 242 - ANDALUCIA Boletín
nº 243 - Canarias Andaluci
nº 244 - Recopilan Andaluci
nº 245 - Cuba: Ref Andaluci
nº 246 - Pacto Ast Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 286     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nº 241 - PostEuropeas - Algodón - Polisario y Bush - O NUmierda
Fecha:Martes, 15 de Junio, 2004  04:34:52 (+0200)
Autor:Boletín Andalucía Libre <boletinandalucialibre @.......es>

Por la Soberanía Nacional de Andalucía; por la Tierra, el Trabajo y la Libertad: NO A LA CONSTITUCIÓN EUROPEA

nº 241
 
En este Correo:
 
*Europeas, Primeros Apuntes para un Balance, Andalucía Libre
*Franz Fischler: «Las últimas reformas agrícolas me han provocado la mayor satisfacción»
*UE, El euro contra el empleo, Michel Husson
*El Polisario felicita a Bush, Andalucía Libre - Enlaces
*CS de la ONU aprueba en una nueva resolución el fraude de la "transferencia de poder" en Iraq, Loles Oliván
*Solidaridad con Palestina y la Nación Árabe - Enlaces
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo - Ayuda
--oOo--
 
 
  Andalucía
Elecciones Europeas 2004
Primeros Apuntes para un Balance
Andalucía Libre
 
La altísima abstención ha marcado las Elecciones europeas de 2004. Se ha abstenido un 56% del electorado del conjunto de la UE (teniendo en cuenta que en algunos estados el voto es obligatorio) y datos del Parlamento europeo informan que en los nuevos estados incorporados del Este habría ascendido a una media del 71,3%. En el Estado español, la abstención llega al 54% (13,2% más que la única ocasión anterior en que las europeas se celebraron en solitario, en 1989) y en Andalucía sube hasta el 58,6%.
 
Las fuerzas en el Gobierno han recibido además serios varapalos en Alemania (SPD), Gran Bretaña (Laboristas de Blair), Francia (derecha de Chirac) e Italia (derecha de Berlusconi), entre otros, aprovechándose estas elecciones para someterlos a un voto de castigo. En el Estado español, el Gobierno PSOE ha ganado -aunque reduciendo su distancia- amparado por el corto espacio de tiempo desde las ultimas Elecciones Generales de Marzo. En Europa, se han penalizado en general las políticas neoliberales y belicistas, pero sin que ello haya revertido en absoluto en nuevos apoyos a fuerzas socialistas políticamente alternativas.
 
Si en toda la UE ha podido comprobarse el alejamiento popular del proyecto europeo, esta realidad ha sido especialmente evidente en los nuevos estados incorporados. Una vez votada y conseguida su adhesión (entendida como una anexión subordinada basada en la esperanza de prosperidad), los electorados del Este han demostrado que entienden que su futuro no se juega en el Parlamento europeo sino, en todo caso, en las políticas que puedan impulsarse e imponerse desde la Comisión Europea en donde se hayan representados los Gobiernos de los Estados miembros. Está por ver si estos datos aplastantes no favorecen que los gobiernos intenten birlar la posibilidad de un voto popular directo, vía referéndum, sobre el proyecto de Constitución europea, para eludir una desautorización expresa.
 
En general el panorama no es positivo. Existe malestar y alejamiento pero se expresa en forma pasiva y en cierta medida conformista. Se sigue resintiendo a escala continental la ausencia de proyectos socialistas creibles. Las protestas, cuando se dan, no se vierten luego en apoyos políticos consecuentes sino que se diluyen sin encontrar encarnaduras politicas. En cualquier caso, sí parece confirmarse de estos resultados que la izquierda ha de asumir que la UE no es ni puede ser un eslabón para llegar a los "Estados Unidos Socialistas de Europa" (por recordar la vieja consigna revolucionaria) sino que, por el contrario, la UE ha de verse y definirse como un obstáculo y un enemigo a destruir como precondición para afianzar un proyecto de izquierda y poder plantear cualquier objetivo emancipador. Muy posiblemente, pronto comprobaremos los costes políticos y sociales de la escasa oposición habida desde la izquierda a la ampliación -tanto a un lado como al otro de lo que en la guerra fría se denominaba "telón de acero"- a sumar a las derrotas anteriores que jalonan Maastrich, la introducción del Euro, la Agenda 2000 y tantas otras. 
 
De los resultados europeos, reseñar en la parte positiva los dos escaños obtenidos por el Sinn Fein irlandés (uno en Irlanda del Norte y otro en la República de Irlanda) y la banca ganada por el Bloco de Esquerda de Portugal. En la parte negativa, la coalición LCR-LO ha perdido en Francia toda su representación, bajando al 3,3%. Quizá este retroceso se deba en parte a que LCR-LO no han conseguido desde las anteriores europeas de 1999 -pasando por el desencuentro mutuo de las presidenciales- consolidarse como una fuerza de referencia política sólida y estable, evidenciando así la especificidad de la tarea y su consiguiente dificultad, incluso contando con fuerzas militantes apreciables.
 
Los resultados
 
En el Estado español, el PSOE (43,30% sobre los votantes) ha ganado las elecciones pese a la gran abstención. Con ello revalida y relegitima su victoria en las legislativas de Marzo. El PP (41,30%, id), no obstante, reduce distancias; aunque la muy escasa participación resta rotundidad a esta recuperación. La victoria del PSOE se debe esencialmente a sus éxitos electorales en Cataluña y especialmente Andalucía, desde los que construye su triunfo estatal.
 
El bipartidismo sale globalmente reforzado. Las dos fuerzas esenciales del Régimen obtienen un 84,6% estatal y suben en Andalucía a un aplastante 90,47%. El PSOE recibe en nuestra Nación un 54,21%, por un 38,28% el PP.
 
IU sufre una nueva derrota política. Retrocede espectacularmente al 4,16% estatal, relegada a la cuarta fuerza electoral tras la coalición Galeuzca (CiU-PNV-BNG) y obtiene un único diputado (el otro que saca su lista -gracias además a los votos de IU- es de la catalana ICV que irá al Grupo Verde en Estrasburgo). En Andalucía, vuelve a bajar, consiguiendo sólo 124.000 votos y un 5,08%. El fracaso no tiene paliativos. Eran las elecciones menos propensas al "voto útil" -tal y como ha remachado en campaña IU- y sin embargo, no sólo no ha recuperado votos sino que los ha perdido, manifestándose incapaz de movilizar a su propio electorado tradicional. Llamazares ha anunciado la convocatoria de un Congreso extraordinario para final de año. En Marinaleda, los votos influidos por CUT-BAI, pese a su declaración previa de que no participarían en la campaña de IU, han continuado mayoritariamente respaldandola.
 
El Partido Andalucista se ha pegado, por su parte, otro costalazo electoral. Encabezando su histórico líder Rojas Marcos la regionalista Coalición Europea, retrocede al 2,57% y consigue sólo 63.000 votos. Pierde su representación europea y contribuye especialmente al fracaso de su coalición (en Canarias, por su parte, su aliada CC también retrocede). A esta hora, en tanto el candidato Rojas Marcos achaca su derrota al bipartidismo -como si fuera una maldición bíblica fatal- la dirección encabezada por Ortega hace ímprobos esfuerzos por pasar pagina cuanto antes.
 
Tambien han sido extremadamente malos los resultados del PSA-AsIzq, que concurría con su papeleta encuadrado en la coalición Europa de los Pueblos que encabezaba ERC. Sólo 6.777 votos y un mísero 0,28% nacional (en Jerez, 1.661 y un 3,37%). Para medir el alcance del resultado, cabe recordar que Rejón decía en campaña que "con 30.000 votos en Andalucía se daba con un canto en los dientes" (en las andaluzas de marzo, aunque con mucha más participación, la suma de PSA-AsIzq subió a 43.326 votos a escala nacional). El PSA -marcadamente asociado a la imagen de Pacheco- ha obtenido en toda Andalucía sólo 700 votos más que el Partido por la Legalización del Cannabis (hachis y marihuana). No ha hecho publica aún reacción alguna. Su aliado de ocasión, ERC -que se ha defendido bien, aunque sin alardes, en Cataluña y ha crecido modestamente en el resto de los Países Catalanes- consigue un escaño, que compartirá con la vasca EA.
 
La lista del PCPE-LI -a la que llamó a votar su sucursal andaluza- ha conseguido 495 votos en toda la Nación (3.974 en todo el Estado español); muy escaso rendimiento tras haber contribuido a situar en estado político terminal a la coalición de izquierda nacionalista Asamblea de Andalucía, de la que aún forma parte y que no se presentó a las elecciones.
 
Políticamente, a escala estatal, otros resultados reseñables son el retroceso de CiU en Cataluña, relegada a la condición de tercera fuerza tras PSOE y PP. La lista ilegalizada de la izquierda abertzale, HZ obtiene más de 110.000 votos en Euskadi, demostrando así su capacidad de resistencia (aunque este meritorio resultado no resuelva sus problemas políticos de fondo). Aralar, consigue por su parte 17.570 votos en Euskadi. Las candidaturas de izquierdas independentistas de Cataluña -CUP- consiguen un corto resultado (6.243 votos, 0,30%; más 798 votos en el resto de los Países Catalanes). En Galicia, Nos-UP, sólo alcanza 1.293 votos (0,12%).
 
Andalucía Libre nº 240, 2 de Junio de 2004
 
 
  Andalucía
 
Protesta de algodoneros en Sevilla

La última reforma de la PAC supone un ataque mortal contra las estructuras productivas familiares del sector agrícola Andaluz. La reforma, aprobado el pasado mes de Abril, se ceba con el algodón una producción con gran calado social dado que se estructura principalmente en torno a explotaciones familiares.

La subvención de los precios del algodón se va a sustituir por subvenciones a la hectárea de terreno que, además de favorecer a los grandes propietarios, suponen una paga prácticamente por no producir, dado que su asignación no implica la recolección del algodón.

La reforma se escuda en la necesidad de liberalizar el mercado agrícola, promocionada por la OMC, por la UE en los últimos años y defendida por la ONG (Oxfam). Se afirma que las subvenciones a estos productos impiden competir a los agricultores del tercer mundo. Sin embargo el algodón europeo supone apenas un 1% del mercado mundial del algodón, mientras que EEUU, con el sector agrícola mas subvencionado del mundo, copa el 30% del mercado del algodón.

Las pequeñas explotaciones de algodón andaluzas no se van a sacrificar a favor de los productores africanos, sino a favor de las grandes multinacionales de la alimentación europeas y estadounidenses que controlan los beneficios explotaciones africanas directamente o a través de la introducción de inputs (incluidas las semillas transgenicas) y que también tienen Andalucía en su punto de mira (Monsanto tienen intereses en la soja, el maíz y el algodón andaluces).

La previsible desaparición del cultivo tradicional del algodón supondrá en Andalucía la perdida de más de un millón de jornales, el abandono de 22 desmotadoras y de 600 cosechadoras de algodón y un golpe mortal para algunos pueblos del bajo Guadalquivir en los que el empleo agrícola depende en un 90% del sector.

La introducción del Algodón en Andalucía.

El algodón empieza a introducirse en Andalucía, junto a la remolacha, en los años cincuenta. Es un cultivo que desde un principio tiene un fuerte contenido social, dado que en las razones de su introducción intervinieron factores de estabilización de la mano de obra, pues el éxodo rural había seguido al hambre de la postguerra (ANDUJAR, Mª Isabel, et al…). Se trataba en parte de promover pequeñas propiedades agrícolas que sacasen al andaluz de la miseria del latifundio. Tuvo gran importancia en el fomento de este cultivo la mecanización y la introducción de regadíos, apoyada por el Estado, así como la subvención de los precios del cultivo por parte del Estado franquista, que se inicia en los años sesenta (OCAÑA, Carmen).

La introducción del algodón en Andalucía, junto a otros cultivos, es también provocada  por la búsqueda de la competitividad, a traves de nuevos cultivos con precios garantizados y con menos requerimiento de mano de obra por la fuerte mecanización. El mejor ejemplo de este modo de producción son los colonos de las marismas del Bajo Guadalquivir (especialmente los municipios de Los Palacios, Lebrija y Cabezas de San Juan) en plena efervescencia desarrollista del régimen durante los años 60, bajo la etapa de los llamados "Tecnocratas". Se trata de tierras y poblados colonizados en los años sesenta y setenta, en los que se reparten lotes de tierra, en su mayoría menores de 5 has y prácticamente idénticos en tamaño. En esta zona adquiere gran importancia el cultivo del algodón, fuertemente subvencionado por el Estado.

Consideraciones sobre el algodón en los mercados internacionales.

La UE es deficitaria en algodón, sin embargo su cultivo no es rentable debido a las especiales condiciones del mercado internacional. Los mayores productores mundiales de algodón son Estados Unidos, Rusia, India y China. La producción mundial no solo no se reduce, sino que aumenta de forma constante gracias a los avances tecnológicos que incrementan la productividad. En la actualidad existen 75 países productores-exportadores de algodón. A parte de los mencionados, destacan algunos países africanos como Burkina Faso, Etiopia, Malí, Chad y Senegal.

Las explotaciones competitivas en los grandes mercados internacionales (como las estadounidenses) se caracterizan por ser grandes explotaciones, comúnmente gestionadas por grandes empresas o multinacionales de la alimentación, con una gran capacidad de endeudamiento, y por lo tanto de mecanización y de desarrollo de tecnología aplicada a la mecanización del cultivo a la biotecnología, así como capacidad para hacer frente a las fluctuaciones del mercado, dado que el mercado internacional del algodón esta sujeto a fuertes oscilaciones (oscilaciones que pueden venir dadas por la mayor o menor demanda del sector textil, los precios de las fibras sintéticas, principales competidores del algodón, o las decisiones del gobierno chino de importar o exportar algodón en una temporada dada).

EEUU, China e India cuentan las tres con grandes extensiones de terreno y propiedades de enormes dimensiones, menos comunes en Europa. Cuentan también con las características climáticas adecuadas al cultivo del algodón (en sus regiones algodoneras), como son la ausencia de heladas y un régimen de precipitaciones abundante. En el caso de China e India podríamos añadir la existencia de una mano de obra abundante y barata. En el caso de EEUU, cuentan con grandes multinacionales dedicadas al sector agroalimentario, con las empresas punteras en el desarrollo de biotecnología y con un fuerte proteccionismo de manos del Estado, proteccionismo que también es destacado en el caso de China. Sin embargo la parte de la producción china o india dedicada a la exportación es mínima, no así la de EEUU, que supone un 30% del mercado. Otros productores importantes son Uzbekistan y los países de África Occidental -Benin, Burkina Faso, Chad y Malí- con producciones totalmente orientadas hacia la exportación, principalmente a Europa. También Brasil comienza a desarrollar este sector. La UE por su parte es uno de los mayores importadores de algodón. Importó de media 742000 toneladas en el 2002 y solo produce un 13% del algodón que consume (COAG, 2004)

En Europa, el mayor productor de algodón, Grecia, posee una de las fragmentaciones de la tierra más intensivas de Europa, de tal forma que su suelo agrícola esta formado fundamentalmente por minifundios (OCAÑA, Carmen). Por otra parte, si bien en Andalucía (el segundo productor de la UE) la distribución de la tierra es extremadamente diferente, el algodón se produce en pequeñas explotaciones y solo en algunos pocos casos, en grandes propiedades.

El algodón recibe distintas clases de subvenciones en la Unión Europea y los Estados Unidos, aunque en la primera no se gasta sino una fracción del importe concedido a los productores de algodón en los EEUU (800 millones de euros en la UE frente a 2.900 millones de euros en los EE.UU. en el período 2001-2002) (UE, 2003, 2). A causa de las subvenciones, los precios pagados a los productores de algodón estadounidenses y comunitarios fueron, respectivamente, un 90% y un 154 % superiores a los precios mundiales en 2001-2002, lo que ha tenido consecuencias directas en el aumento de la producción de algodón en ambos. No obstante, a diferencia de los Estados Unidos, la Unión Europea desempeña un papel menor en términos de producción total, dado que sólo representa el 2% de la producción mundial

La principal razón esgrimida para acabar con la subvención al algodón europeo son las distorsiones que supuestamente provoca sobre el mercado; principalmente aquellas que teóricamente están obrando en prejuicio de los productores africanos de algodón. Esta razón ha sido esgrimida por la OMC y la UE, especialmente por Francia, y también por ONGs como Intermon-Oxfam. Esta afirmación puede ser por una parte irreal y por otra oportunista. Es irreal porque el algodón europeo supone tan solo un 2% de la producción mundial, es un cultivo social -no ligado a multinacionales- que puede encontrar dificultades similares a las de los agricultores africanos en las oscilaciones del mercado, con la diferencia de que están protegidos por sus gobiernos, y esta subvención es muy inferior a las subvenciones de los grandes lotes de tierra dedicados al Algodón en EEUU. Por lo tanto los efectos de la previsible desaparición del algodón en Europa dificilmente van a mejorar las perspectivas comerciales de los productores africanos. Por otro lado puede ser oportunista, dados los profundos intereses de las empresas agroindustriales europeas, especialmente las francesas, en estos países y la cada vez mayor introducción de empresas de EEUU (GRAIN).

El algodón europeo no tiene un régimen de arancel y no tiene ayudas a su exportación, por lo que difícilmente se le puede acusar de competencia desleal. Sin embargo, tanto China como Japón mantienen aranceles en frontera, además de los sistemas de garantía de precios.

Un reciente informe de GRAIN (GRAIN es una organización no gubernamental internacional cuya finalidad es la de promover las acciones contra la erosión genética, una de las principales amenazas que pesan sobre la alimentación mundial y la salvaguarda de los modelos de subsistencia) alertaba de la introducción en los países africanos productores de algodón de Monsanto, Syngenta y Dow AgroSciences (GRAIN, 2004, 1) (GRAIN, 2004, 2). Este informe denuncia la progresiva dependencia de los productores tradicionales de la semillas y otros imputs de estas empresas. Esto se traduce en que un parte del valor añadido del producto vaya dirigido a las multinacionales y no a los productores.

Esta situación también se da en Andalucía, aunque principalmente entre los productores de maiz. En la zona del Bajo Guadalquivir, en los años noventa, Monsanto empezó a regalar semillas mejoradas a los agricultores, pero semillas hibridas. Antes las semillas se guardaban de un año para otro, pero al introducirse estas semillas mejoradas e híbridas, cada año tienen que volver a comprar a monsanto, tanto las semillas como otros imputs adecuados a las mismas, como fertilizantes, pesticidas, etc. De esta forma los agricultores pierden el control sobre su producto y parte del valor añadido del mismo se desplaza hacia las multinacionales.

Los organismos supranacionales y algunas ONG están exponiendo un conflicto de intereses entre los agricultores tradicionales europeos y africanos, cuando los agricultores tradicionales europeos y africanos, ambos, cada vez están mas controlados, son mas dependientes o se ven desplazados por la gran empresa o multinacional agroalimentaria.

La PAC y el algodón.

El algodón europeo se encuentra sometido a un régimen de ayudas que se estableció en 1981, fecha de ingreso de Grecia en la CCE. Desde entonces la producción de algodón europeo ha crecido de 0,3 a 1,7 millones de toneladas, principalmente tras la entrada del Estado español en la CEE en 1986. (UE, 2003, 1)

En 1998 y en el 2001 se hacen sendas reformas del régimen de ayudas, dirigida a limitar el gasto presupuestario en el caso de que la producción rebasase la CMG (cantidad máxima garantizada) y a introducir criterios ambientales.

Las ayudas al algodón siempre han mantenido una base constante. Se fundamentan en un sistema que garantiza, por una parte, un precio mínimo al productor (dentro de unas cantidades garantizadas), y por otra, mediante la ayuda que se concede al desmotador, que compensan la diferencia entre un precio objetivo establecido y el precio del mercado mundial, muy por debajo de los umbrales de rentabilidad en Europa (COAG, 2002). La Unión Europea concede la ayuda (por tonelada de algodón) directamente a la empresa desmotadora. Esta a su vez ha debido abonar un precio, no inferior al mínimo garantizado por el régimen de ayuda, al productor, un precio superior al del mercado (UE1). El importe de la ayuda es igual a la diferencia entre el precio objetivo del algodón que se produce en Europa, con sus gastos de producción cubiertos y beneficios mínimos para el agricultor, y el precio que alcanza el algodón en el mercado mundial, por lo tanto varia según los precios de los mercados internacionales (UE, 2003, 1).

El régimen de intercambios esta relativamente liberalizado dado que no hay restricciones a las importaciones y el arancel es cero. La ayuda a la producción europea consiste en garantizar los precios, unos precios irreales en el mercado. Si el algodón no estuviera subvencionado en absoluto, los costes de producción encarecerían al producto final de tal forma que no resultaría competitivo en el mercado. Esta política provoca que la producción andaluza y griega se compre en mercados, donde, si no existiera el régimen de ayudas, se compraría algodón con otro origen, seguramente estadounidense.

En cualquier caso la reducción de la producción de algodón, y el gasto que supone para las arcas europeas, sigue siendo una prioridad de la administración. La UE enfoca este cambio hacia la sustitución de las ayudas a la producción por ayudas a la hectárea. Si en la reforma del régimen de ayudas, acometida en el 2001, la presión de los productores consiguió que se mantuvieran las ayudas a la producción (COAG, 2002), el Estado español trató en el 2002 de limitar la superficie de siembra a través de la rotación de cultivos, debido al aumento de la producción con respecto a la campaña anterior. Esta medida era casi imposible de llevar a cabo para los pequeños productores, que presionaron para llegar a un acuerdo a través del cual se ponía freno al aumento de la superficie cultivada. Este aumento de la superficie ha sido consecuencia, según denuncian los agricultores tradicionales, de la intromisión de nuevos productores atraídos fundamentalmente por las subvenciones.

La última modificación hasta la fecha se realiza en Abril del 2004, en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, reforma que afecta al tabaco y al olivo además de al algodón. Respecto del algodón la principal novedad fue el buscado desacoplamiento de las ayudas de la producción, al menos de forma parcial, que entrará en vigor a partir del 2006, además de una reducción en el numero de has (de 92.000 a 70.000 has). Así un 65% de las ayudas al algodón se realizarían en un pago único desvinculado de la producción de 1.509 euros/ha para España en base a un supuesto derecho histórico, y el 35% restante se dedicará a una prima por hectárea de algodón sembrada de 1.039 euros/ha. El pago único se realizará en base a las hectáreas cultivadas en el periodo de referencia (campañas 2001/2002 y 2002/2003) y todos los agricultores recibirán el mismo dinero por ha. independientemente de la mayor o menor producción. Además no será necesario cultivar para acceder a la ayuda. También se impone una Superficie Máxima Garantizada de 70.000 hectáreas para España, cuando  en la campaña 2000-01 se pusieron en explotación cerca de 90.500 hectáreas.

De esta forma se pasa a pagar a los agricultores según el tamaño de su propiedad y no según su producción, con el consabido riesgo que conlleva de que resulte mas rentable a los propietarios el plantar el cultivo, cobrar la ayuda y no recogerlo, dejarlo que se pudra, perdiendose junto con los numerosos jornales que podrían pagarse. Según cálculos realizados por la Mesa del Algodón, el valor del algodón en los mercados mundiales, como media en los años 2000, 2001 y 2002 es de 0,264 Euro/Kg y el rendimiento medio por hectárea seria 920,3 Euro/Ha. El coste medio de producción de una hectárea de algodón se situaría en torno a los 2.100 Euros, siempre según la Mesa del Algodón. Si sumamos el beneficio medio que puede obtener un agricultor andaluz por hectárea (920.3 Euros) a la ayuda abonada por la UE por hectárea cultivada (1039 Euro/Ha.) obtenemos un total de 1.959,3 Euros de rendimiento total por hectárea cultivada. Esto no llega a cubrir siquiera los gastos de producción, por lo que es evidente que los agricultores van a preferir no cultivar y cobrar la ayuda desvinculada de la producción simplemente pues cobrar la ayuda a la hectárea cultivada y comercializar el producto se traduciría en perdidas económicas con esta nueva reforma.

La desaparición del algodón europeo es predicado por la UE en aras de evitar medidas económicas falseadoras del mercado y cumplir con la OMC. Sin embargo Europa produce tan solo un 2,5% del algodón mundial, por lo que estas razones son escasamente creibles. Mas bien Europa parece decidida a quitarse de encima el lastre de su agricultura tradicional, poco competitiva.

La Mesa del Algodón (compuesta por: Productores: ASAJA, COAG, UPA; Cooperativas: CCAE; Asociaciones de desmotadoras: AEDA y ADESUR; Sindicatos: CCOO y UGT; Productores de semillas: APROSE; Empresas de Insumos, APROVE) ya alertaba cuando se hizo la propuesta de reforma del régimen de ayudas al algodón, en Octubre del 2003, que la sustitución de las ayudas a la producción por las ayudas a la hectárea, conllevaría la desaparición del cultivo, al menos como se ha estado produciendo de forma tradicional, y señalaba que los informes europeos de las reformas de 1998 y 2001 admitían este hecho. De forma inmediata, el desacoplamiento de las ayudas puede suponer la perdida de los 2000 empleos que generan las desmotadoras, la perdida de un millón de jornales directos y el abandono de 600 cosechadoras (MESA DEL ALGODÓN).

Perspectivas del algodón en Andalucía, hacia el desmantelamiento productivo. A modo de conclusión.

Las explotaciones algodoneras andaluzas, ante el desmantelamiento de la PAC, deben ser competitivas o desaparecer. Conseguir esa competitividad no es tarea fácil, básicamente existen dos vías que pueden tomarse para subsistir, desarrollar economías de escala, reduciendo imputs y con ello los precios, a lo que solo podrían optar las grandes propiedades o cooperativas de pequeños productores muy bien organizadas, o buscar nuevas ventajas comparativas, especialmente las orientadas a la producción biológica o biotecnológica.

La sustitución por otros cultivos convencionales, en tanto que también están sujetos a los regímenes de subvención, como el tomate o la remolacha, se producirá. Sin embargo estos cultivos también tienen topes y es limitado el numero de explotaciones que podrán entrar a recibir estas subvenciones. Además, no hay nada que haga pensar que lo que hoy ha pasado con el algodón no vaya a pasar mañana con el tomate andaluz, que también necesita de una gran protección en forma de subvención para competir, por ejemplo, con el tomate marroquí.

De igual forma, la capacidad del mercado de la agricultura ecológica de absorber nuevos productores esta limitada. En primer lugar por las limitaciones de las redes de comercialización de estos productos y en segundo lugar por las limitaciones de la demanda de productos ecológicos. A pesar de que Andalucía es el mayor productor ecológico de la UE, los alimentos ecológicos son caros y elitistas. Productos consumidos por un numero limitado de individuos con un poder adquisitivo y un nivel cultural elevado.

Así que, ¿qué hacer con las mas de ochenta mil hectáreas de terreno dedicadas al cultivo del algodón en Andalucía?, es más, ¿qué hacer con las cientos de miles de hectáreas dedicadas a cultivos subvencionados y no competitivos que existen en Andalucía?. Las medianas y grandes explotaciones, de mas de 50 Has, las únicas que tienen posibilidades de mantener el cultivo del algodón, solo suponen un 2,5% de los productores de algodon. El panorama futuro parece cada vez mas tendente a la exclusiva supervivencia de grandes explotaciones y a la introducción progresiva de multinacionales de la biotecnología en el cultivo que introduzcan imputs en los cultivos que permitan incrementos de la productividad y la competitividad.

El interés mostrado por las multinacionales de la biotecnología, como Monsanto, y la posición de las patronales de grandes propietarios respecto a los transgenicos, como ASAJA, augura la futura introducción de este tipo de cultivos en Andalucía. Sin embargo, la introducción de este tipo de imputs parece mas apropiada para las empresas agrícolas capitalistas con una fuerte capacidad de inversión, no para las pequeñas explotaciones sociales que predominan en el cultivo del algodón.

Asimismo, esto supone respecto de la relación de los campesinos respecto de la tierra, en cuanto al algodón, el incremento inversamente proporcional de las relaciones asalariadas, los jornaleros, respecto de los pequeños propietarios y las explotaciones familiares (a pesar de que los jóvenes de los pueblos andaluces tienden a desplazarse a las ciudades medias y a desvincularse de la producción agrícola, el colectivo jornalero en Andalucía aumenta su numero año tras año, nutriéndose de la mano de obra inmigrante). Esto es a todas luces una regresión social para el campo andaluz, más teniendo en cuenta el alto grado de explotación y el estado de indefensión de los colectivos jornaleros.

De las 22 desmotadoras que existen en la actualidad, pocas podrán sobrevivir a la puesta en practica de la reforma de la PAC para el algodon. Serán las primeras en caer pues gran parte de los productores dejaran de plantar y a otra gran parte de los productores no le será rentable cosechar. A medio plazo, si no cambia la política europea, las pequeñas-medianas explotaciones de algodón desaparecerán de Andalucía, a largo plazo desaparecerá la agricultura social de pequeños productores, con raras excepciones. El 97,5% de los productores de algodón tienen menos de 50 Has, cantidades poco viables para el panorama que se avecina.

La desaparición del algodón significa la perdida de más de un millón de jornales directos que proporciona el cultivo anualmente y podría significar la muerte de muchos pueblos dedicados al monocultivo del algodón. Esta situación podría ser especialmente dramática, y de forma inmediata, para la marisma algodonera (Lebrija, Cabezas de San Juan y Los Palacios y Villafranca) donde el componente salino-sódico, hace muy difícil la adaptación a cualquier otro cultivo.

Este negro futuro del algodón en Andalucía, es mas preocupante en tanto que podría ser extrapolable a otros cultivos. Socialmente, esta tendencia a la desaparición de la agricultura social, de la expansión de tierras yermas y la desaparición de cultivos, se traduce en procesos de emigración del campo a la ciudad. Procesos que no han parado de sucederse en las últimas décadas pero que podrían acelerarse drásticamente como consecuencia directa del rumbo de la PAC. La emigración de las zonas rurales, se dirigiría así en primera instancia a las ciudades medias andaluzas, hacia los sectores de la construcción y los servicios. Sin embargo la escasa capacidad de absorción de mano de obra, el limitado dinamismo del mercado de trabajo en estas ciudades parece preveer procesos de emigración hacia las regiones mas dinámicas del Estado español y de la UE. Un proceso que se había conseguido frenar en las décadas pasadas precisamente en base a las subvenciones a la producción agrícola que ahora se están suprimiendo.

La pretendida modernización de los cultivos, la pretendida competitividad que habrían de conseguir las explotaciones con ayuda del capital europeo, no son sino la de las medianas y grandes explotaciones. Hablamos de la introducción de la biotecnología y el empleo de mano de obra asalariada en condiciones laborales cada vez peores. Por otra parte, aún contando con el progresivo predomino de la gran empresa capitalista con grandes inversiones en I+D en el campo andaluz, las perspectivas de futuro en un mercado agrícola liberalizado tienden a la progresiva reducción de la superficie cultivada en Andalucía. Este modelo esta fuertemente implantado en EEUU y aún así este país tiene una de las políticas más protectoras para con su agricultura. La tendencia de las grandes multinacionales de la alimentación en EEUU, así como en Francia y otros países europeos es al traslado de la producción hacia los países productores del tercer mundo y al trasvase del valor añadido de su producción a traves de la venta de imputs e I+D.

La tendencia podría invertirse en Andalucía, a traves de una apuesta por la producción. Por la producción de materias primas y su transformación en el mismo territorio. Dado que la exportación de las materias primas solo es competitiva bajo condiciones de explotación de la mano de obra extremas, inaceptables para Europa o al menos para los “europeos”, y el predominio absoluto de la gran propiedad, habría que tender a mantener el valor añadido del producto en la misma región productora y comercializar el producto acabado, no la materia prima. Asimismo, apostar por la calidad del producto y la explotación de las ventajas comparativas del producto terminado, por una buena comercialización cuyos beneficios repercutieran en la región productora y no en la empresa multinacional. Sin embargo, lejos de esto, se está impulsando desde Bruselas por desmantelar la producción en Andalucía, ya sea de materias primas o de productos manufacturados y convertir este país en un enorme parque de atracciones de siete millones de habitantes dedicado al turismo y al sector servicios. Una economía basada en una balanza de pagos que solo se sostiene en base a las subvenciones y al gasto en la región de plusvalías que se producen en el extranjero. Una economía débil e insostenible a medio plazo.

BIBLIOGRAFÍA:
COAG (2002): La PAC en las producciones agrícolas, Madrid, COAG.
COAG (2004): Infome del Sector Algodón Español- Reforma PAC, COAG Andalucia, Sevilla.
UE (2003) 1: Informe especial 13/2003 sobre la ayuda a la producción de algodón, Bruselas, UE.
UE (2003) 2: Comunicación de la comisión al consejo y al parlamento europeo. Propuesta de asociación UE-África en apoyo del desarrollo del sector algodonero, Bruselas, UE.
MESA DEL ALGODÓN (2003): Manifiesto de la Mesa del Algodón ante la propuesta de reforma del regimen de ayuda al algodón. Sevilla, Mesa del algodón.
PALENZUELA, Pablo (1996): Buscarse la vida. Economía jornalera en las marismas de Sevilla. Sevilla, Área de Cultura, Ayuntamiento de Sevilla.
PUJADAS, R. y FONT, J. (1998): Ordenación y Planificación Territorial, Madrid, Síntesis.
LEGUINA VILLA, Jesus, et al … (1994): Acción Administrativa y Desarrollo Rural, Madrid, Tecnos S.A.
ANDUJAR, Mª. I., CRUZ, F., ET AL... (1994): Campesinos sin tierra y territorio jornalero en Andalucía, Huelva, Indelo.
MADRID, Juan (1998): La Mano Negra. Caciques y señoritos contra los anarquistas. Madrid.
MATA OLMO, R. (1987): Pequeña y gran propiedad agraria en la depresión del Guadalquivir, Madrid, Ministerio de Agricultura y Pesca
OCAÑA OCAÑA, Carmen (1987): Latifundio gran explotación y modernización agrícola. Una reflexión sobre Andalucía, Málaga, Universidad de Malaga.
GRAIN (2004) 1: Bt Cotton at Mali's Doorstep: Time to Act!, Grain.
GRAIN (2004) 2: El algodón transgénico invade África occidental Grain.
EMPRESA PÚBLICA DE DESARROLLO AGRARIO Y PESQUERO (2004): Informe sobre la situación del algodón y la industria transformadora en Andalucía. Consejería de Agricultura y Pesca, Sevilla.
comisario de Agricultura de la Unión Europea Franz Fischler:
«Las últimas reformas agrícolas me han provocado la mayor satisfacción»
JAVIER PADILLA/ABC
Lunes, 14 de junio de 2004

El comisario de Agricultura de la Unión Europea, Franz Fischler, insiste en el compromiso que adquirió España ante 24 Estados miembros para no recurrir la reforma del algodón, aunque el Gobierno ya ha anunciado que lo hará antes del 14 de julio.
-Será el desacoplamiento la piedra angular de la agricultura europea?
-La disociación de las ayudas constituye el núcleo de la nueva política agrícola, pero no es un fin en sí misma, sino que va a ofrecer a los agricultores más estabilidad, libertad y posibilidades de aumentar sus ingresos. Si el dinero de los contribuyentes ya no se va a gastar en falsos estímulos a la producción, sino en una agricultura sostenible regida por los consumidores y el medio ambiente, las ayudas a los agricultores contarán con una garantía social. Los agricultores españoles tienen una perspectiva asegurada hasta el año 2013. Le planteo esta pregunta: ¿en qué otro sector económico pasa lo mismo?

-Algunos estudios desaconsejaban modificar la PAC y las OCM tal y como se ha hecho, ¿cree usted que se daría marcha atrás a las reformas si fracasan una vez que entren en vigor de forma plena?
-No conozco ningún estudio científico serio cuyo resultado no indique que la reforma es el camino para conseguir mejor calidad en vez de más cantidad, y también más eficacia en las ayudas a los agricultores. Naturalmente, el nuevo sistema implicará cambios estructurales, pero precisamente estos son necesarios. En el futuro, el campesino ya no tendrá que limitarse al producto tal o cual forzado por un rígido corsé de ayudas. En su lugar recibirá una nueva prima por explotación, independiente de lo que produzca y de cuánto produzca. Podrá cultivar lo que le ofrezca un máximo de ingresos. Mientras tanto, hemos ido concretando con los Estados miembros los detalles de la reforma y los gobiernos tienen libertad para aplicarla a partir de 2005, con el límite de 2007. Además hemos elaborado un mecanismo de comprobación que, en caso necesario, permitirá introducir ajustes.

-Aquí en Sevilla hay 12.000 familias que basan su economía en el cultivo del algodón, ¿puede lanzarles un mensaje tranquilizador tras la última reforma?
-Ya conozco la importancia del algodón en Andalucía. Sin embargo, las reformas son necesarias, aunque fuera solo por motivos relacionados con la OMC. Con el sistema anterior, tendrían que haberse reducido drásticamente las ayudas, mientras que con el nuevo se mantiene igual el presupuesto. Y el hecho de que el 35 % de las ayudas se puedan mantener sin disociar de la producción debe contribuir a que ésta no desaparezca de Andalucía. Pero el nuevo sistema de ayudas permitirá también que los agricultores que no lleguen a producir con rentabilidad puedan buscar otras alternativas. En cualquier caso, los cultivadores de algodón siempre podrán disponer de la prima única de explotación basada en la producción del pasado. Y, por otra parte, hay todavía millones para un fondo de reestructuración de las regiones afectadas.

-¿Cree que se reconocerá en algún momento la realidad productiva de España en olivar a nivel de cantidad y ficha presupuestaria?
-La nueva organización de mercado del aceite de oliva está en gran medida disociada de la producción, pero, naturalmente, el volumen de las ayudas refleja la posición de cabeza que ocupa España en la producción europea de aceite. Dedicamos cada año más de mil millones de euros al olivar español. Además, España recibirá más dinero que los demás países. Este importe se incrementará, incluso, en 20 millones de euros.

-¿Notó algún signo de inexperiencia por parte de la Delegación Española durante las negociaciones de las OCM?
-Tenemos que ser justos. La delegación española ha obtenido lo mejor en unas circunstancias dificilísimas. Simplemente, los demás Estados miembros de la Unión Europea no estaban dispuestos a hacer más concesiones. El problema estaba más bien en que se partía de unas expectativas totalmente exageradas, cuando en una época de presupuestos de ahorro hay que ser realista: no es posible conseguir aumentos presupuestarios para la agricultura porque la mayoría de Estados miembros, sobre todo los contribuyentes netos, lo que quieren es ahorrar en el ámbito agrario, no dedicarle más recursos. Yo tengo bastante con luchar por mantener el statu quo. Hasta ahora no puede decirse que España haya salido mal parada de la reforma del aceite de oliva.

-El anterior Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, dijo que él tenía pactados 90 millones de euros más en la ficha del aceite de oliva con otros países miembros, ¿conocía usted ese dato?
-No, no sé nada de esto.

-¿La rectificación posterior a la reforma se debió a que la Comisión sintió que España había salido mal parada de las negociaciones?
-Aquí hay un malentendido fundamental. No es la Comisión ni el Comisario Fischler quien toma las decisiones. Nosotros hacemos propuestas y son los Estados miembros los que deciden. Nadie quería aislar a España, sino que todos procuraron que España, como importante país exportador que es, se uniera a los demás. La Presidencia irlandesa tuvo al final un gesto especial con España y ofreció otros 20 millones; de todas formas, España votó en contra. Me alegro de que cambiara de opinión al cabo de un par de días.

-España ha informado que presentará un recurso para invalidar la reforma del algodón en virtud del Protocolo por el cual este país se adhiere al Tratado de Grecia. ¿Qué porcentaje de éxito prevé que pueda tener esta maniobra?
-El gobierno español se comprometió ante los otros 24 Estados miembros a no impugnar la decisión del Consejo ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. No tengo ningún motivo para pensar que España va a faltar a la palabra dada.

-La «compasión» de la Unión Europea con los países africanos en vías de desarrollo parece, en ocasiones, discrecional, ya que no se trata igual al algodón que a la leche o a la caña de azúcar, ¿qué puede decir sobre esto?
-Esto es totalmente falso. Por ejemplo, la desvinculación se aplica a todos los productos, desde los cereales hasta el aceite de oliva. El único sector aún no reformado es el del azúcar, pero en julio presentaré una propuesta para reformarlo también. En el caso del algodón y del aceite de oliva el sistema actual es especialmente distorsionador del comercio, ya que las subvenciones están vinculadas directamente a las cantidades producidas. Por eso el interés de los agricultores andaluces tiene que ser, antes de nada, que las ayudas que reciben estén aseguradas internacionalmente. Este es el motivo de la desvinculación, que tiene efectos positivos para los países más pobres, porque así las ayudas comunitarias ya no distorsionan el comercio.

-Si el desarrollo rural salió reforzado sobre el papel en la Cumbre de Salzburgo, ¿por qué se va a ir disminuyendo su presupuesto?
-No es cierto. En el futuro habrá más dinero para el desarrollo rural, también en España. Precisamente ahora estamos pensando en cómo hacer que esa política sea más eficaz y sencilla a partir del año 2007. A este respecto presentaré una propuesta también en el mes de julio.

-¿Cuándo se llevará a cabo una campaña de información a los ciudadanos europeos para informarles realmente de los transgénicos?
-Reconozco que muchos ciudadanos no se sienten bastante informados y esto atiza ciertos miedos difusos. Pero de la información sobre ingeniería genética somos todos responsables: la Comisión Europea, los Estados miembros, las regiones, la industria y las organizaciones no gubernamentales. Lo que debemos explicar mejor es que la Unión Europea tiene la legislación más estricta respecto a la autorización de organismos modificados genéticamente. Lo que se autoriza tras haber pasado unas pruebas científicas estrictas es inocuo para los consumidores y el medio ambiente. Y también hemos de decir a los consumidores que, gracias a un etiquetado exacto, tiene la posibilidad de elegir con conocimiento de causa si en un supermercado quieren coger alimentos modificados genéticamente o no.

-¿Podrían éstos ser la solución a los problemas del campo europeo?
-La biotecnología no es ciertamente la panacea de todos los problemas de la agricultura. El campesino tendrá opción a elegir si desea trabajar de manera convencional y ecológica o bien si desea aplicar la ingeniería genética. Esta podría tener en el futuro un papel destacado en la producción de materias primas renovables o de productos farmacéuticos naturales. Y estos ámbitos suponen una posibilidad para que nuestros campesinos exploren nuevas fuentes de ingresos.

-¿Qué labor de las que ha realizado hasta la fecha en su cargo como Comisario de Agricultura le ha provocado mayor satisfacción?
-Sin duda las reformas agrícolas de los últimos meses. No por vanidad, sino porque estoy verdaderamente convencido de que esta reforma es buena para los intereses de los agricultores y les proporciona una buena base para el futuro.

-¿Hay alguna cosa que piensa que pudo hacerla mejor durante este período?
-Naturalmente, muchas cosas. Nadie puede pensar que es tan perfecto como para que no sea posible hacer algo mejor.
 
El euro contra el empleo
Michel Husson
Rouge nº 2066,  mayo de 2004
Traducción de Rossana Cortez,

La Europa neoliberal utiliza la moneda y las finanzas contra los derechos sociales: esta es la razón de fondo de nuestro combate por otra Europa.

El orden seguido por la construcción europea es muy revelador de su lógica neoliberal: primero el mercado único, luego la moneda única. Este proceso, desde su inicio, ha sido marcado por una voluntad política claramente afirmada, por la única razón de la precisión de los famosos criterios de Maastricht. Esta Europa tiene exigencias bien específicas en materia presupuestaria y financiera, pero se muestra poco observadora en lo que concierne a los derechos sociales. Esta prioridad se afirma igualmente en el plano institucional: el emplazamiento del euro fue acompañado por un dispositivo obligatorio compuesto por el Banco Central Europeo (BCE) y el Pacto de crecimiento y de estabilidad, mientras que las mayores reticencias se manifiestan con respecto a una dosis parecida de "supra - nacionalidad" en materia de política industrial o sobre todo de derechos sociales.

El zócalo y la sujeción

Había entonces dos maneras de analizar este modo de construcción de la entidad europea, ya sea como un zócalo sobre el que se podría edificar la Europa social, ya sea como una sujeción destinada, por el contrario, a prevenirse de ella. El social liberalismo hizo desde hace al menos 15 años la primera elección, al presentar el saneamiento financiero como una cosa previa a la famosa parte social. Jacques Delors era el teórico eminente de esta posición, en nombre de la cual los dirigentes socialdemócratas europeos sufrieron uno tras otro la humillación del capital financiero. Vean el resultado: la experiencia ha demostrado que se trataba de una ilusión. La preeminencia de las finanzas está llamada a funcionar duraderamente como un obstáculo para toda avanzada en el plano social. La mejor prueba de esto es la alineación del mismo Delors a la campaña "un verdadero Tratado para la Europa social" iniciada por Larrouturou y que constituye una formidable autocrítica con relación a la hipótesis sobre la que había fundado toda su política desde hace al menos 10 años.

Esta sujeción utiliza dos instrumentos principales: la moneda y el presupuesto. El BCE presenta, en efecto, dos particularidades que lo diferencian, por ejemplo de la Reserva Federal, su homólogo de EE.UU. En primer lugar, está dotado de una autonomía total, muy superior a la que puede estar en práctica en EE.UU. Hay aquí un ejemplo típico de la naturaleza profundamente antidemocrática de la construcción europea. Todo lo que depende de la supranacionalidad europea se concibe como que tiene que estar fuera de todo control de los ciudadanos: legitimidad en dos niveles del Consejo de Ministros, designación tecnocrática de los miembros del BCE o de la Comisión, criterios abstractos del Pacto, y estatuto de independencia del Banco Central.

Pero existe otra diferencia que reside en los objetivos asignados al BCE: la única regla de la que es garante, es la del mantenimiento de una tasa de inflación inferior a 2%, y esto en cada uno de los países del Euroland. El Banco no está sujeto a ponderar este objetivo con el del sostenimiento de la actividad, lo que da a su política monetaria un sesgo antiempleo sistemático. El ejemplo de las advertencias hechas a Irlanda permite cuantificar con precisión las prioridades del Banco Central: más vale 8% de desempleo y 2% de inflación (es más o menos el promedio europeo) que 4% de desempleo y 4% de inflación. Este rigor solo puede tener efectos desastrosos en países en fase de recuperación como Irlanda, y esto será peor aún si debe aplicarse a los nuevos países miembros.

Una Europa estúpida

El Pacto de estabilidad es "estúpido" en esto que ha conducido a lo que los economistas llaman una política pro cíclica, que vuelve a frenar la economía en las fases de recesión, en lugar de sostenerla mediante políticas presupuestarias más activas. El conjunto de estas obligaciones ejerce una presión sobre los salarios y la protección social: por no poder jugar con la tasa de cambio, congelada por toda la eternidad, la carga del ajuste pesa sobre los salarios, que no puede hacerse más que por lo bajo. Alemania es, paradójicamente, la más afectada por este mecanismo. El país que debe sacar las castañas del fuego se encuentra entrampado hoy a causa de una moneda que entró sobrevaluada en el euro. También ocurre más o menos lo mismo en Francia, estos dos países tienen en común un crecimiento más débil, déficits más importantes y conocen las ofensivas más duras contra los derechos sociales. El "modelo social" europeo es así atacado en su corazón.

Este conjunto es a la vez funcional y contra productivo. Es funcional porque logra bastante bien aquello por lo que ha sido concebido, al imponer a los salarios (directos o indirectos) una severa disciplina. Pero es contra productivo en el sentido que pone obstáculos a lo que se llama, en la jerga europea, políticas cooperativas. En otros términos, la sujeción monetaria y financiera se opone a todo proceso de convergencia y de integración real en Europa y al contrario, tiende a profundizar los factores de divergencia, en resumen, a acentuar las contradicciones imperialistas incluso dentro de Europa. La base económica de esta tendencia al fraccionamiento puede resumirse así: al ejercer de manera constante una presión recesiva sobre la actividad en Europa, el aparato monetario y financiero se opone a una real unificación y constituye un formidable aliento a la extraversión. Por ejemplo, en el caso francés, se percibe que la inversión interna tiende a estancarse, mientras que la inversión internacional ha aumentado considerablemente en el transcurso de los últimos años.

Esta extraversión fragiliza (pero de manera diversificada) a las economías europeas. En todos los países, el crecimiento del mercado interno es sofocado, principalmente en lo que concierne a los gastos sociales y a los servicios públicos. En el exterior, el dinamismo de las economías se vuelve muy sensible a la baja agresiva del dólar que pesa mucho más sobre la competitividad de los productos europeos que el famoso "costo del trabajo". La ofensiva neoliberal registra entonces éxitos internos pero al precio de una suerte de recesión permanente que le impide a Europa aprovecharse de la actual recuperación mundial, en proporciones desconocidas hasta aquí.

Por eso, esta implacable maquinaria no es solamente antisocial y antidemocrática sino también, en un sentido, antieconómica. Pero, por el momento, sus ventajas triunfan sobre sus inconvenientes para las burguesías europeas. Por lo tanto, es a la izquierda radical a la que le incumbe la misión de llevar adelante un programa que apunte a una refundación social y democrática, cuya urgencia está justificada por la naturaleza intrínsecamente reaccionaria (y por lo tanto no enmendable) de la construcción europea realmente existente.

 
 Marruecos
El Polisario felicita a Bush
Andalucía Libre
 
Marruecos
 
Mohamed Abdelaziz, en su calidad de "Secretario General del Frente Polisario y Presidente de la RASD", dirigió el 7 de Junio un mensaje al Presedente estadounidense, George W. Bush, que comienza así: 

"A Su Excelencia George W. Bush
Presidente de los Estados Unidos de América
Washington D.C

Querido Sr. Presidente:

Le dirijo este mensaje para atraer su atención sobre nuestro punto de vista respecto a la consideración hecha el 3 de junio de 2004 del Reino de Marruecos como aliado privilegiado de los Estados Unidos de América aparte de la OTAN.
 
Ante todo, quisiera felicitarle por su plan de reforma de Oriente Medio, e igualmente asegurarle que creemos como usted que la democracia y la reforma ciertamente harán de los países del Medio Oriente naciones fuertes y estables. Estas mismas ideas permitirán con toda seguridad desenraizar finalmente el terrorismo. De esta forma, las naciones de Oriente Medio comprenderán que el único camino hacia el verdadero progreso sigue siendo la libertad, la justicia y la democracia.
 
En lo que a nosotros respecta, en el Sáhara Occidental siempre hemos luchado por la libertad, la estabilidad y la democracia en nuestra región, lo que revaloriza más que nunca nuestro compromiso de crear una nación moderna, sobre todo cuando ello representa una de las principales aspiraciones de nuestro pueblo, que se concreta materialmente en nuestras instituciones ya existentes.
 
(...)
Bir Lahlu, 7 junio 2004
Mohamed Abdelaziz,
Secretario General del Frente Polisario y Presidente de la RASD".
Sahara Press Service - Bir Lehlu, 09/06/04 (SPS)
Texto completo de la Carta
 
Mohamed Abdelazis, máximo dirigente del Frente Polisario, felicita en su carta a Bush "por su plan de reforma de Oriente Medio", que, como es sabido, está relacionado con la invasión, ocupación y tutela de Iraq e incluye el apoyo yanqui a la política sionista en Palestina y a los proyectos de dominación imperialista en la Nación Árabe. En ninguna parte del texto de Abdelazis hay mención critica alguna a la situación de Iraq, de especial actualidad en este momento. Por otra parte, las implicaciones de las referencias de Abdelazis sobre sus coincidencias políticas con EEUU en relación al "terrorismo", la "libertad" y la "democracia", son obvias.
 
Aunque el objeto esencial de la Carta sea abogar por la posición del Polisario ante Washington tras su reciente reconocimiento publico al Regimen monarquico de Marruecos del status formal de "aliado privilegiado", este nuevo alineamiento polisario con EEUU no es cuestión menor, aunque no sea nuevo.(1)
 
Que esta declaración del Polisario se produzca en un momento de intensos movimientos politicos y diplomáticos en la región (frustración del intento de Cumbre cuatripartita Francia-España-Marruecos-Argelia; Invitación a Argelia a la Reunión del G-8 y colaboración militar EEUU-Argelia; Dimisión del exsecretario de Estado yanqui James Baker como mediador de la ONU sobre el Sahara...) no minimiza su importancia, al contrario. Aunque se inserte en la etapa actual del "Gran Juego" imperialista en el Magreb y en África (2) -en el que compiten Francia y EEUU y en el que participan tanto Marruecos como Argelia y el Estado español- no deja por ello de reafirmar y recordar la opción del Frente Polisario -asumida hace años- de aspirar a ser adoptado como "peón" regional por EEUU (y en segunda instancia, por el Estado español).
 
El primer problema del Polisario al respecto es que, por ahora, puestos en Washington a pesar y comparar peones, pesa más el Majzen. El segundo y latente -todavía a nivel de posibilidad amenazante- es que su patrocinador argelino vea llegado el momento de sacrificarlo en el complejo juego regional.
 
Ver:
 
(1). El Frente Polisario y la agresión yanqui a Iraq, Andalucía Libre nº 180, 4 de Abril de 2003,
(2). Ver: Los intereses de EEUU en África, Canarias/Madiaq; África, Petróleo y el Ejército de Estados Unidos, Ritt Goldstein; África Occidental: Oro negro a raudales, Ana Camacho
 
  Iraq - Kurdistan
El Consejo de Seguridad aprueba en una nueva resolución el fraude de la "transferencia de poder" en Iraq
Loles Oliván, CSCA WEB, 9 de junio de 2004
 
Como se había anunciado, el Consejo de Seguridad (CS) de Naciones Unidas (NNUU) ha aprobado el 8 de junio una nueva resolución sobre Iraq -la tercera desde que el pasado mayo de 2003- una vez concluida la fase de invasión militar por parte de EEUU y Gran Bretaña, se iniciase un arduo proceso de dominación que, contestado por la resistencia militar y social en el interior del país, ha exigido a la Administración Bush y al gobierno Blair modificar sus planes previos tanto a nivel interno como internacional, promoviendo un proceso paralelo de internacionalización e iraquización de la ocupación que ahora culmina [1].

Esta nueva resolución, la número 1546, como las anteriores 1483 y 1511 de 2003, es contraria a los intereses del Estado de Iraq y de su población por las siguientes razones:

1. Asume el proyecto y el calendario de cesión formal de la soberanía a una nueva instancia iraquí impuestos por EEUU y la Administración de ocupación en noviembre de 2003 [2], reconociendo así la ocupación militar estadounidense como marco legítimo desde el cual imponer un proceso denominado transitorio que, viciado y fraudulento desde sus inicios, determinará un futuro sin soberanía efectiva para Iraq al someter los resortes políticos, económicos y militares del país a los planes neocoloniales de EEUU.

2. Avala como referente e interlocutor político iraquí a un gobierno transitorio designado por los propios ocupantes [3] (párrafo 1 -véase la traducción adjunta a esta Nota), por ello doblemente deslegitimado interna e internacionalmente, que no representa al pueblo de Iraq y que, por el contrario, ha sido designado para defender los intereses estadounidenses así como los particulares de sus miembros. El reconocimiento del CS a su primer ministro, Iyad Alawi [4], figura del exilio iraquí aupada por los servicios secretos de Kuwait y de Arabia Saudí, financiado por la CIA en los años 90, e impuesto por la Administración Bush en su cargo, artífice además de la campaña de engaño internacional sobre el supuesto rearme iraquí con el que se justificó el acto de agresión que fue la invasión de Iraq, constituye una maniobra fraudulenta que opera en contra de las aspiraciones democráticas y de independencia que el pueblo de Iraq tiene derecho a ver plenamente satisfechas. El CS da por concluida la ocupación con la disolución de la Autoridad Provisional de la Coalición el próximo 30 de junio (párrafo 2).

3. Asume la imposición estadounidense de mantener e internacionalizar la ocupación militar de Iraq a través de la creación de una fuerza multinacional que seguirá operando bajo mando militar de EEUU al menos hasta el 31 de diciembre de 2005 [5] (párrafos 8 a 12). Pese a la oposición inicial de Francia, resuelta fraudulentamente incluyendo como anexo a la resolución sendas cartas del primer ministro Alawi y de Powell que convierten en invitados a los ocupantes, el CS ha dado finalmente vía libre para que sean las fuerzas de ocupación estadounidenses (138.000 efectivos en la actualidad) las que detenten el control operativo militar en el interior del país -sin posibilidad de veto por parte de las nuevas autoridades iraquíes- y supeditando al mando de los ocupantes a las nuevas fuerzas armadas, de seguridad y servicios de inteligencia iraquíes, cuya selección, entrenamiento, seguimiento, control y funcionalidad estarán supeditados a los intereses políticos y militares de EEUU, muy especialmente a combatir a la legítima resistencia iraquí. El nuevo borrador sí incluye, por el contrario, que las autoridades iraquíes nieguen la participación de sus fuerzas en operativos de los ocupantes con los que no estén de acuerdo.

4. Deslegitima el derecho del pueblo iraquí a defenderse por todos los medios de la ocupación al identificar a la resistencia armada iraquí con el terrorismo y al impeler a la fuerza mutinacional y al nuevo ejército y policía iraquíes a combatirla (párrafos 10, 16 y 17).

5. Abre la vía a que la OTAN intervenga militarmente en Iraq tal y como EEUU viene pretendiendo desde el inicio de la ocupación [6] con el fin de desembarazarse de los costes económicos militares y de bajas propias derivados de la ocupación en Iraq, así como de insertar a la estructura militar occidental en el proceso de reconfiguración global del espacio árabe a través de la fuerza militar.

6. Satisface los planes estadounidenses de retener el control de la renta petrolífera iraquí que seguirá estando sujeta (párrafo 24), a través del Fondo de Desarrollo de Iraq, instancia establecido por la resolución 1483 de mayo de 2003 y hasta ahora bajo control de la Autoridad Provisional de la Coalición (APC), a una instancia exterior (el denominado Consejo Internacional de Asesoramiento y Control) integrada por los organismos financieros internacionales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, además del Banco de Desarrollo Árabe) [7] al que ahora se añade un representante delegado del gobierno interino iraquí, probablemente el propio primer ministro Alawi.

7. Condena el desarrollo de Iraq y de sus sociedad a la dependencia exterior al establecer que la reconstrucción del país estará sujeta a los mecanismos de "ayuda humanitaria" que se vinculan, además, con la intervención de la fuerza multinacional y de fuerzas y organizaciones militares internacionales. EEUU mantendrá bajo control propio la gestión de los 33.000 millones de dólares recaudados para tal fin.

8. Actualiza los mecanismos de control estratégico exterior impuestos a Iraq desde agosto de 1990 hasta mayo de 2003 a través del sistema de sanciones, adecuándolos ahora al nuevo marco establecido por la ocupación militar directa. Particularmente:

a) Porque afirma el secuestro de la soberanía económica de Iraq obligando a Iraq a someterse al pago de deuda externa -incluida la denominada "deuda de guerra" de 1990-91, la parte más cuantiosa de todo el monto adeudado, estimada en más de 37.000 millones de dólares. Iraq deberá destinar el 5% de sus ingresos a tal fin (párrafo 24, referencia al párrafo 21 de la resolución 1483 de 2003. Esta exigencia ha sido impuesta muy particularmente por Francia y Rusia, dos de los más importantes acreedores de Iraq por este concepto, y puede que aquí resida la clave de su voto final positivo a esta resolución.

La resolución nada indica sobre la validez de los decretos aprobados por la Administración de ocupación en estos meses y que, imponiendo una lógica de gestión económica liberal en Iraq, son ilegales por cuanto modifican el estatuto jurídico previo del país por parte de una fuerza ocupante.

b) Porque consolida el secuestro de la soberanía militar de Iraq al mantener el referente de la resolución 687 de 1991 que expresamente prohíbe al Estado de Iraq adquirir armamento para su defensa.

Ilegalidad y resistencia

Habiendo aprobado esta resolución, el CS ha vuelto a demostrar su carácter subsidiario respecto a la hegemonía internacional de EEUU así como su funcionalidad primordial como garante de un nuevo marco de dominación exterior de Iraq. Un CS que legitima la ocupación de Iraq y el proyecto de EEUU para el país no solo se da de bruces con la realidad que marca la determinación iraquí y su resistencia a la ocupación sino que está abocado a profundizar la brecha entre quienes pretenden atribuirse la representatividad de la comunidad internacional para decidir el futuro de los pueblos de manera antidemocrática y quienes, como el pueblo iraquí, lo denuncian, rechazan y combaten.

Es de lamentar particularmente que el gobierno de Rodríguez Zapatero, tras su decisión de retirar el contingente de tropas de ocupación españolas, haya dado su voto positivo en el CS a una resolución que -pese a las modificaciones introducidas en sus cuatro borradores sucesivos- no otorga a NNUU el papel significativo que, en un proceso transitorio de plena restitución de la soberanía al pueblo de Iraq, el gobierno español reclamaba hace un mes.

Nuevo hito en el descrédito de Naciones Unidas, con la aprobación de esta resolución la comunidad internacional da la espalda al pueblo iraquí. Pero nada habrá de cambiar sobre el terreno a partir del 30 de junio. El proceso de liberación nacional en curso, que ha forzado a EEUU a una repliegue efectivo en Iraq cuyo símbolo es esta nueva resolución, forzará definitivamente el fin de la ocupación y la recuperación por parte del pueblo iraquí de su plena soberanía.

Notas:

Propuesta de nueva resolución del CS: someter Iraq a la tutela colonial indefinida salvando a EEUU del desastre - Texto del borrador de la nueva resolución sobre Iraq

--oOo--
Solidaridad con Palestina y la Nación Árabe
Enlaces:
 
 Música de fondo: Waterloo, Abba
 
 Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE
a nombre de J.G.P., en la Cuenta Corriente del BBVA: 0182  3344  24  0202889151
 
Publicidad del Servidor E-Listas















[Adjunto no mostrado: Abba - Waterloo.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters

eListas.net:  Página principalÍndice de listasCrear listaListas Destacadas
Tu Cuenta:  Mis eListasMi Información y PreferenciasApuntateAyuda
Servicios:  ServiciosProductosSoluciones ComercialesPublicidad
General:  AyudaNovedadesPrivacidad de datosNo spamEscríbenos

eListas

eListas.net es un servicio de AR Networks
Copyright © 1999-2012 AR Networks, Todos los derechos reservados
Términos del Servicio | Privacidad de datos