Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 259 al 288 
AsuntoAutor
nē 264 - México Ur Andaluci
nē 265 - Estatuto Andaluci
nē 266 - Andalucía Andaluci
nē 267 - IX Congre Andaluci
nē 268 - Economia Andaluci
nē 269 - 70 Aniver Andaluci
nē 270 - PSOE/PP c Andaluci
nē 271 - Ceuta y M Andaluci
nē 272 - Ceuta y M Andaluci
nē 273 - Acuerdo P Andaluci
nē 274 - Así está Andaluci
nē 275 - Manifesta Andaluci
nē 276 - (1) Pacto Andaluci
nē 276 bis - Anexo Andaluci
nē 277 - (2) Andal Andaluci
nē 278 - (3) '¿And Andaluci
nē 279 - (y 4) La Andaluci
nē 280 - Pobreza - Andaluci
Foro Independencia Andaluci
nē 281 - Bolivia: Andaluci
nē 282 - Urbanismo Andaluci
nē 283 - Sumarios Andaluci
Manifestación por Andaluci
Ante la presencia Andaluci
nē 284 - Andalucía Andaluci
nē 285 - 'Andalucí Andaluci
nē 286 - España la Andaluci
nē 287 - ETA decla Andaluci
nē 288 - Carta Ab Andaluci
nē 289 - Diaspora Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 323     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nē 267 - IX Congreso Nacional del SOC - Flamenco
Fecha:Domingo, 4 de Septiembre, 2005  17:07:19 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nē 267
 
En este Correo:
 
Andalucía. IX Congreso Nacional del SOC
*El SOC se compromete a construir el Sindicato Andaluz del Trabajo, Andalucía Libre
*El Remate, Andalucía: Encrucijada Sindical, Andalucía Libre
*Materiales para el Debate Relacionados:
- Agricultura andaluza y trabajadores extranjeros: del jornalero andaluz al temporero inmigrante, Estrella Gualda Caballero
- Algunas ideas en torno a la Reforma del Sistema de Subsidio de Desempleo para Trabajadores Agrarios, Jose I. García Pérez
- Campo Andaluz, Sindicalismo jornalero, Subsidio Agrario y PER, Andalucía Libre
- Informe a la Asamblea Nacional Extraordinaria del SOC (julio de 2003), Diego Cañamero
*Solidaridad con David Reyes
*Sugerencias:
- Tres Documentos de CUT-BAI: Soberanía, ahora es el Momento; Estatuto Nacional de AndalucíaInforme Politico
- Encuesta: Valora Andalucía, a la hora de la Reforma Estatutaria
- Etnicidad andaluza: su modelo de identidad en el discurso político-educativo de Andalucía, M. Hijano del Rio y F. Ruiz Morales,
- Flamenco. Recorrido en la Red
- Arbonaida.
*Directorio de Andalucía en Internet,
*Música de fondo
--oOo--
 
 Andalucía
Celebrado el IX Congreso Nacional del SOC
El SOC se compromete a construir el Sindicato Andaluz del Trabajo
Andalucia Libre
 
Durante los días 26, 27 y 28 de Agosto, el Sindicato de Obreros del Campo celebró en Mollina (Comarca de Antequera) su IX Congreso Nacional. En representación de unos 20.000 afiliados, 269 delegados aprobaron el Informe de gestión y balance desde el anterior Congreso*; debatieron y votaron diversas resoluciones, entre las que destacan la decisión de impulsar la creación de una confederación sindical andaluza de ámbito general y una redefinición de la posición del SOC ante las elecciones sindicales. Tambien renovaron su dirección nacional, reeligiendo por unanimidad a Diego Cañamero como secretario general. Asistieron y se dirigieron al plenario representantes de organizaciones políticas (CUT-BAI, PA, PSA, PCE-IU y PCPE); sindicales (CGT y CSA) y de pequeños campesinos (COAG), entre otros.
 
Cañamero se dirige al pleno junto al nuevo Comité Ejecutivo 
 
Balance de gestión
 
Diego Cañamero presentó un Informe -aprobado por 257 votos a favor y una abstención- en que destacaba la expansión afiliativa y territorial del SOC desde su anterior Congreso Nacional en 2001. Desde esa fecha, el SOC había creado 34 nuevas Uniones Locales e incorporado 8.000 afiliados más. De los 20.000 afiliados con que declara el SOC a nivel nacional, 6.000 son mujeres.
 
Subrayó Cañamero en este plano la integración en el SOC de "significativos sectores sindicales provenientes de CCOO y de UGT en diversas comarcas andaluzas". Igualmente, recordó la creación en estos años de la Federación de Construcción del SOC "que viene a organizar a un sector de jornaleros, fundamentalmente jóvenes, que se han incorporado al boom de la construcción ante la falta de oportunidades en sus respectivos pueblos y que ya ha intervenido en defensa de los trabajadores en varios conflictos".
 
En su balance de luchas, destacó la pelea por la retirada del decretazo del PP de reforma del Subsidio Agrario que a día de hoy con el nuevo Gobierno del PSOE permanece vigente. El SOC -recordó- llevó a cabo entonces más de 100 acciones reivindicativas, entre ellas los cortes de la Nacional IV en Despeñaperros, la concentración de 10.000 mujeres jornaleras en la Plaza de España en Sevilla, la toma de los Aeropuertos de Málaga y Sevilla o la Marcha a Madrid. Estas luchas le han supuesto al SOC el procesamiento de 220 militantes y multas por valor de 60.000 euros. El SOC ha tenido presencia en este periodo en más de 1.000 fincas, donde se ha hecho un seguimiento del cumplimiento de los convenios vigentes. La acción sindical del SOC le ha llevado, siguiendo a los jornaleros andaluces, a la vendimia francesa o a la recogida de los espárragos en Navarra. La ocupación de fincas, uno de los métodos tradicionales de lucha del movimiento jornalero, ha continuado ejerciéndose en Fincas como La Romana o La Turquilla, que han sido ocupadas por el SOC en varias ocasiones. Mención especial hizo Cañamero al trabajo realizado con los inmigrantes en las comarcas de agricultura intensiva de Almería y Huelva.
 
Tradicionalmente el SOC no se había presentado a las elecciones sindicales a delegados y comités de empresa, mediatizadas en el campo andaluz por las condiciones de temporalidad generalizada. Sin embargo y como consecuencia de los cambios en implantación, señaló que el SOC comienza  ya a tener delegados sindicales: en el Plan Infoca contra Incendios(Jaén), Telemarketing (Córdoba) y en varias fincas de Sevilla. 

Los debates-estrella
 
El Congreso se organizó en varias comisiones de trabajo donde se debatieron las ponencias presentadas que anteriormente se habían discutido durante tres meses en las uniones locales del SOC; recogiendo y votando las enmiendas registradas como trabajo previo a su presentación y votación en el Pleno. Se formaron Comisiones sobre Soberanía Alimentaria y Reforma Agraria; Situación de la mujer jornalera; Subsidio Agrario y REASS; Juventud y Formación; Vivienda, Plan Forestal y Cooperativismo; Elecciones sindicales y “Por un sindicalismo de clase, unitario y alternativo: SAT”. Estas dos ultimas cuestiones focalizaron la atención.
 
Sobre la formación del SAT, antes de iniciarse el Congreso, Cañamero ya declaró a la prensa que "La idea es, una vez se apruebe en el congreso, mantener una serie de contactos con sectores críticos de UGT y CCOO, con la CGT, con el Sindicato Unitario de Huelva, con organizaciones autónomas de distintas provincias y con grupos independientes existentes en comités de empresa" para constituir la confederación, "pero todavía no está definido, dado que en el diseño intervendrán todas aquellas organizaciones que se unan en este sindicato". En su opinión "sería una segunda vía sindical importante" a la que auguraba llegar "rápidamente" a más de 50.000 afiliados en Andalucía y ser "la primera fuerza sindical de Andalucía en cuatro años". El dirigente del SOC indicó al respecto que ya había mantenido contactos en este sentido con el sindicato de Enseñanza USTEA, "con quien compartimos servicios jurídicos y muchas cosas en distintas provincias y con quien queremos potenciar la colaboración".
 
En la Comisión del Congreso la propuesta a favor del SAT se argumentó "desde la preocupación por unir las fuerzas sindicales de izquierda de Andalucía e ir levantando una alternativa sindical de ámbito nacional desde la acción y la movilización frente a los aparatos burocráticos que representan CCOO y UGT", aprobándose por 38 votos a favor y 1 en contra. Presentada en el Pleno por Luis Ocaña, la ponencia con la propuesta de "crear un Sindicato Andaluz del Trabajo que aglutine al sindicalismo de izquierdas, de clase, nacional y alternativo de Andalucía" se aprobó por unanimidad con 258 votos a favor.  En posteriores declaraciones a la prensa, Cañamero explicó que el proceso de conformación del SAT aprobado por el SOC constará de dos fases que espera que culminen en dos o tres años con la celebración del congreso nacional constituyente del nuevo sindicato presente en todas las ramas de la producción, que será "una vía sindical distinta, no dependiente de partidos y sin ataduras", indicó. Primero -explico- "se hará un llamamiento a la sociedad andaluza en general y a la organizada sindical para evaluar y ver dicha propuesta, que tendría de plazo hasta el 4 de diciembre de 2005 y a partir de ahí, comenzaría el proceso de creación del SAT".
 
En lo tocante a la participación del SOC en las elecciones sindicales a delegados y comités de empresa en la comisión del Congreso se plantearon tres posturasUna, a favor de que el SOC comience a presentarse a las elecciones sindicales. Dos, otra "que ve enormes dificultades para poner en marcha esta idea" y una tercera, que planteaba la participación del SOC en las elecciones sindicales "como una opción de cada unión local y en función de las características y necesidades de cada una".
 
La ponencia inicial redactada por los miembros de la Ejecutiva saliente J. Luís Caballero y M. Guerra, procedentes del 'Foro Sindical Andaluz', fue retirada en la Comisión.
 
A la hora de su presentación y debate en el Pleno, se articuló una "Declaración Transaccional", defendida así por José Cañamero: "la crítica que ha hecho el SOC al modelo actual de elecciones sindicales sigue siendo válida, pues los precarios no pueden ejercer su derecho a participar y en el campo esto se traduce en que sólo pueden ejercer el voto el 2% de los trabajadores. Sin embargo, debemos dejar una puerta abierta para que bajo ciertas condiciones las uniones locales que así lo consideren puedan hacerlo. ¿Qué condiciones son esas?. El acuerdo de la unión local, en primer lugar. Que las elecciones se realicen cuando haya campañas de recolección, porque así se garantiza una mayor participación y no cuando le venga bien al empresario. Y en tercer lugar, la ejecutiva del sindicato debe aceptar a los candidatos de común acuerdo con la unión local". Sometida a votación fue aprobada por 81 votos a favor frente a 59 en contra. 
 
El sector opuesto a la participación, por su parte, resumió así ante el Pleno su posición: "El SOC está creciendo sin necesidad de presentarse a las elecciones sindicales, no es necesario recorrer el mismo camino que ha llevado a otros sindicatos a burocratizarse". Además, la ponencia original retirada en Comisión también fue defendida en el Pleno por varios delegados, por lo que se puso a votación obteniendo el apoyo de 25 delegados.
 
Finalmente, el Congreso aprobó una representación mínima de mujeres del 30% en los órganos de dirección y eligió un Comité Ejecutivo de 34 miembros con criterios políticos y de representación territorial. Diego Cañamero, tras 16 años de secretario general, fue propuesto por 77 Uniones Locales y reelecto en el cargo con 269 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención en la última jornada del IX Congreso.
 
*Ver: Crónica y análisis del VIII Congreso Nacional del SOC en Andalucía Libre nē 82, 14 de Marzo de 2001
 
 El Remate
A propósito del IX Congreso Nacional del SOC
Andalucía: Encrucijada Sindical
Andalucía Libre
 
De entrada, es sabido que para cualificar un Congreso es conveniente ir más allá de lo que suele recogerse formalmente en las respectivas disposiciones estatutarias en cuanto a la definición de su papel en la vida de la organización que lo protagoniza y aún de la letra de sus resoluciones. No en todas las organizaciones políticas y/o sindicales los Congresos tienen la misma entidad decisoria; ni en todas tienen los aspectos de balance y definición políticas y de elección de nueva dirección el mismo peso y la misma relación y ni aún así todos los Congresos tienen luego idénticas repercusiones. Hay quien afirma que habitualmente un Congreso más que marcar una nueva etapa, toma nota y condensa lo ya producido en la precedente, proyectándolo hacia adelante. En otras ocasiones, sin embargo, una aparente continuidad incluye elementos que al desarrollarse dan lugar a una nueva realidad y por acumulación a un cambio de orientación. Sea como fuere, la casuística es infinita.
 
Sólo el futuro nos dirá si su IX Congreso Nacional será o no un hito importante para el SOC en particular y -lo que es más importante aún- para la historia del sindicalismo andaluz y de Andalucía en general. Para valorarlo, habrá que esperar, no sólo a la edición de sus resoluciones sino sobre todo y en especial a ver como estas van poniéndose en practica en los próximos meses. Además, a la hora de hacer balance riguroso y ecuánime de las elaboraciones y definiciones aprobadas conviene situarlas y leerlas simultáneamente en un doble contexto: el del devenir de la organización que las produce y el de la realidad del movimiento obrero y la Nación en que esta se inserta, con todos los condicionantes que ello implica. No pueden entenderse bien sin esta doble vinculación y a su luz es como hay que intentar medir sus aciertos o sus insuficiencias. Aún así, la ocasión es apropiada para adentrarse -aún a riesgo de error- en balances y reflexiones de conjunto.
 
Continuidades y cambios
 
En una primera mirada hacia este IX Congreso Nacional del SOC resaltan elementos que se han desarrollado desde el precedente por diversas causas: unas preexistentes, otras sobrevenidas; unas objetivas, otras políticas.
 
Un cambio significativo producido en el SOC en el ultimo periodo ha sido la incorporación de sindicalistas del PCPE -de larga y compleja trayectoria sindical- tras concluir su militancia en CCOO. Esto ha ampliado la presencia del SOC en algunas comarcas como la Vega del Guadalquivir o Sierra Magina. A esta integración hay que sumarle otras, de otras procedencias, que en conjunto y añadidas a las derivadas de su propia dinámica, han incrementado su pluralidad política interna y su amplitud territorial.
 
De otra parte, otros factores han producido también cambios acumulativos en el SOC que aún están en curso. Así, por ejemplo, la incipiente diversificación sectorial -con nueva Federación de la Construcción ya incluida en un sindicato del campo(!)- respondía a una realidad objetiva: el trasvase a la construcción de muchos antaño jornaleros y especialmente de muchos jóvenes del medio rural andaluz, que han pasado en los últimos años de estar predestinados a heredar de sus mayores la labor de  temporeros en el campo a ejercer ahora en significativa proporción como trabajadores precarios en las obras generadas por el boom de la especulación inmobiliaria. Un hecho objetivo de importantes consecuencias, que ya ha provocado en la practica que el SOC vaya más allá de las intenciones e implicaciones que en su día motivaron, hace años, el añadido "y del medio rural" a su denominación oficial, llevándolo hasta la costa incluso. Esta mutación -aun incipiente- fruto de la migración ha generado otra vía de nueva implantación territorial y de confluencia con otros sectores militantes, presionando significativamente a favor de una ampliación de perspectivas.
 
La afiliación al SOC de trabajadores inmigrantes africanos y magrebies en las comarcas de agricultura intensiva de Almería y Huelva -con todas sus singularidades- es a su vez otro dato relevante que no sólo ha contribuido a expandir la implantación territorial del Sindicato, respondiendo a una apuesta y un trabajo especifico realizados, sino que también conlleva expectativas y desafíos políticos que trascienden lo estrictamente sindical tanto en el ámbito comarcal como nacional. Ese fenómeno de sustitución creciente de jornaleros autóctonos por foráneos motivada por los bajos salarios del campo -pareja al anteriormente citado paso de muchos braceros andaluces a la construcción- da la impresión de que requiere todavía de más estudio, reflexión y debate de forma que sea cabalmente integrada en todos sus aspectos e implicaciones (generales, nacionales y de genero) en la visión del SOC sobre los cambios acaecidos en el medio rural andaluz a la hora de definir su discurso y estrategia política y sindical.
 
El crecimiento de la afiliación femenina en un movimiento socio-político como el SOC -tradicionalmente de predominio masculino- y particularmente su especial protagonismo en las movilizaciones por el Subsidio Agrario del ultimo periodo es un dato a subrayar y que ha tenido reflejo en el Congreso. Puede ser entendido no sólo como una manifestación de los cambios producidos en la situación de las nuevas generaciones de mujeres andaluzas y de la fructificación de las semillas plantadas por el trabajo del SOC en los pueblos durante años sino también como otra expresión de esas modificaciones generales apuntadas, ya que la discriminación de genero en cuanto a perspectivas de empleo y saláriales -pese a la retórica oficial del Gobierno andaluz- sigue plenamente operativa en Andalucía. Ni las mujeres ni los mayores tienen demasiadas posibilidades, por ejemplo, de pasarse y ser aceptadas en un gremio como la construcción, donde hoy tanto predomina el trabajo por cuenta a destajo y además sufren especialmente de la ausencia de otras expectativas de empleo. De ahí la especial importancia para las mujeres del Subsidio Agrario como ingreso personal y aportación a la renta familiar.
 
Desde esta perspectiva analítica y aún teniendo siempre en cuenta las obligaciones ineludibles que impone la especificidad de la acción sindical -aún las tan singulares de un sindicato a su vez tan singular como el SOC- en cuanto a la defensa de los intereses inmediatos de su afiliación, parece que sería interesante avanzar más de lo hecho hasta ahora en una reevaluación de la actitud a mantener por el SOC ante el Subsidio Agrario, tomando conciencia de los riesgos implícitos en su posición actual. La reivindicación tan destacada del papel del SOC en las luchas por su defensa que puede verse en los balances presentados al Congreso puede bloquear al sindicato en una reflexión más global sobre su función y sobre las alternativas a oponerle que aparece cada día más necesaria y que no colman las propuestas de reforma que tradicionalmente ha venido presentando al respecto.
 
Al margen de los efectos de las traiciones o componendas de los aparatos burocráticos de CCOO-UGT -que paradójicamente son los auténticos padres y beneficiarios del sistema del subsidio, junto al PSOE- resultaría conveniente para el SOC constatar que la percepción social de la legitimidad del Subsidio Agrario se ha modificado sustancialmente a nivel nacional en un sentido entre crítico y desfavorable, incluso dentro de la clase obrera urbana, con todo lo que ello puede implicar a la hora de requerir y organizar solidaridades. Pocos recuerdan ya, dentro y fuera de Andalucía, que el Subsidio -y su antecedente: el Empleo Comunitario- fueron impuestos en su día por el Gobierno español -con la colaboración inapreciable de CCOO- precisamente para evitar la Reforma Agraria y han sido desde entonces bases sustanciales de la Reconversión agrícola andaluza al favorecer la pasividad social y los bajos salarios. Lo que hoy queda impreso y vivo en la retina social es su conexión con el fraude y con el trabajo negro, más el derroche y el clientelismo en la gestión del PER en la mayoría de los pueblos y esto prima sobre la ridícula cuantía que reciben sus beneficiarios o el montante global escaso que supone a escala nacional.  Además la visión de los trabajadores inmigrantes en las recolecciones -excluidos de su percepción tras la reforma del PP- y las repetidas declaraciones patronales sobre una pretendida "pertinaz falta de mano de obra" en el campo -frente a la que las emigraciones de jornaleros andaluces a la vendimia francesa (9.000 declarados este año) quedan interesadamente relegadas a lo anecdótico- también contribuyen a reducir su respaldo. En ese contexto y en previsión del futuro, parecería apropiado valorar hasta que punto procede progresar hacia un reequilibrio en la acción que deje de favorecer la reducción de la imagen del SOC a la marca de "el sindicato del subsidio" (o el de los "papeles para todos", por citar otro cliché) para incidir más en otros aspectos de la acción sindical que el SOC desarrolla como la negociación colectiva y la dignificación salarial -con la difícil cuestión anexa añadida de su avance hacia un convenio nacional-, la vigilancia sobre las condiciones laborales o la modificación del régimen de contratación en el campo, entre otros. Y eso, aún siendo conscientes de que estos planos de acción, dadas las desfavorables condiciones que se han ido acumulando en estas ultimas décadas y el crónico papel colaboracionista de CCOO-UGT, requieren comparativamente de muchos más esfuerzos para alcanzar la movilización y sobre todo el éxito e implican asimismo afrontar otro complejo debate conexo sobre la estrategia y táctica del SOC en relación con las organizaciones de pequeños campesinos
 
De igual modo, quizá habría que pensar también con mayor detenimiento en todas las implicaciones del hecho de que -como consecuencia de todas las derrotas acumuladas en Andalucía en los últimos 30 años- la Reforma Agraria -como cambio real de la estructura de propiedad de la tierra- haya dejado de ser sentida por la amplia mayoría de los trabajadores del campo en las comarcas andaluzas como una consigna reivindicativa de actualidad operativa -aparte de casos locales excepcionales muy concretos- pudiéndose aventurar que, de alcanzarse algún día, su consecución vendrá casi más del ámbito nacional al rural que a la inversa. No, por supuesto, para aceptar sumisamente el orden de propiedad territorial existente -que sigue siendo socialmente injusto y nacionalmente lesivo- sino para reelaborar el programa y la estrategia reivindicativa.
 
Apuestas de futuro
 
En este Congreso el debate sobre la participación del SOC en las elecciones sindicales a delegados y comités de empresa ha sido quizá el que ha generado mayor polarización. De hecho, el Sindicato ya tenía representantes electos surgidos de experiencias y necesidades concretas pero ahora había que avalar la practica con la debida resolución. Planteado el debate se ha resuelto en fondo y forma según la más genuina tradición del SOC, reflejando algunos elementos de su realidad.
 
La propuesta inicial definitoria -defendida desde la Ejecutiva saliente por nuevos incorporados- provocó la emersión de una oposición que forzó su retirada, sustentada en un rechazo a la participación en elecciones por entenderlas esencialmente burocrátizadora, con argumentos que recuerdan mucho a los usados tradicionalmente por la anarquista CNT. Llegados a este punto se propuso una transacción que significaba, en síntesis, avalar la presentación tal y como se ha venido realizando hasta el Congreso: un instrumento a utilizar cuando las condiciones lo permitan y aconsejen, dadas las especifidades de un sector como el del campo andaluz y con las garantías debidas para que ello no desnaturalice la línea sindical del SOC. Y esto es lo que ha aprobado el Congreso en una votación -por 81 a 59- con escasa participación comparativa en relación a otras desarrolladas en el Congreso, que no por ello deja de marcar una pauta importante para el futuro del Sindicato, dejándole vías libres para conectar con las necesidades practicas de acción sindical según lo impongan las circunstancias y asumiendo así una línea adecuada para prepararse ante nuevas situaciones del porvenir.
 
Porque, sin lugar a dudas, la decisión que marca este Congreso y la que servirá esencialente para valorarlo es el compromiso de construir el SAT como confederación sindical general de ámbito nacional, implantada en todas las ramas de la producción. Una apuesta de evidentes consecuencias políticas que trasciende lo estrictamente sindical.
 
Con esta resolución aprobada por unanimidad, el SOC está diciendo que no cree en la conveniencia de continuar siendo un sindicato de rama, por significativa y amplia que sea y que el futuro del movimiento jornalero andaluz, del que es parte tan significativa, está indisolublemente unido más que nunca al del conjunto de la clase obrera andaluza. Una reflexión, por cierto, que trasciende su ámbito y es perfectamente aplicable hoy a otros sectores como la Enseñanza o la Administración pública. Es en parte una vuelta a sus orígenes del principio de la Transición, cuando el SOC formaba parte de una confederación como la CSUT -luego SAT- pero presentado y sustentando sobre bases políticas y sindicales bien distintas a las de aquella época. Entonces, aunque con sus especificidades, el SOC nacía formando parte de un proyecto sindical estatal animado por el entonces maoísta PTE. Ahora, desaparecidos hace años el partido impulsor y su proyección sindical, habiendo conseguido sostenerse atravesando tiempos difíciles, asumido una identidad nacional y con una historia detrás de luchas ejemplares que le han conferido indiscutible personalidad política y sindical propia, el SOC se compromete a trabajar con plazos por un Sindicato nacional de izquierda sindical.
 
El ámbito y definición nacional del proyecto SAT propuesto conlleva objetiva y subjetivamente un reconocimiento de la especificidad del marco nacional para el desarrollo de la lucha de clases -integrándolo con la imprescindible perspectiva y compromiso internacionalistas- dotándole de singularidad y adecuación únicas dentro del mapa sindical andaluz. Frente a los estatalismos dependentistas de derecha o de izquierda, el proyecto del SAT supone una apuesta coherente por el protagonismo de la clase obrera andaluza en la construcción de Andalucía como Nación, en la definición de su proyecto nacional y en el avance hacia su Liberación Nacional desde contenidos socialistas anticapitalistas. Tambien un compromiso por su autonomía decisoria y su conformación como sujeto. Implica constatar en lo inmediato y en lo estratégico la necesidad de que las luchas obreras andaluzas y el movimiento sindical andaluz superen -desde la independencia y la unidad sindical- su actual orfandad política -que no partidaria- que en tanto los debilitan hoy día, asumiendo un horizonte global propio que responda a sus intereses y los conecte entre si.
 
Esta resolución implica asimismo una autocrítica implícita y un cambio frente a la orientación y practica anterior del SOC ante la unidad sindical que produjo una Intersindical(1) -organizada como mesa unitaria de varios pequeños sindicatos- que no llegó nunca a cuajar y languideció pronto como cartel de siglas autolimitado a mantener relaciones preferentes, a convocar conjuntamente el 1ē de Mayo y a poco más. Resulta evidente que una alternativa sindical que quiera seriamente atraer nuevos militantes y afiliados, implantarse territorialmente en pueblos, empresas y ciudades y ser algo más que la mera suma aritmética de sus componentes iniciales ha de poseer personalidad política, sindical y orgánica propias como sindicato general que le permitan trascender sus experiencias previas y sectoriales y construir en conjunto un nuevo proyecto sindical articulado sobre la base de sus luchas y reflexiones compartidas.
 
La propuesta es abierta y unitaria en el marco de su naturaleza y de ahí la primera fase de contactos que se propone dure hasta el 4 de Diciembre y también es prudente al situar en el horizonte el Congreso Nacional Constituyente del SAT para dentro de dos o tres años. Pero no es indeterminada ni indefinida y ha de presuponerse que tal y como se ha formulado, tampoco parece estar sometida a vetos o condicionantes.
 
Las dificultades del empeño son tan obvias como su necesidad. La situación sindical andaluza está marcada por el retroceso de la fuerza social y política de la clase obrera(2) y por el peso de los aparatos subvencionados de CCOO-UGT, sostenedores y beneficiarios del social-liberalismo del PSOE y del sometimiento nacional de Andalucía. De igual modo, aunque en diferente proporción, también sufre las consecuencias de la rutina orgánica, gremial o doctrinal de algunas franjas de la izquierda sindical.
 
El llamamiento del SOC por el SAT plantea ineludiblemente un debate definitorio al conjunto del movimiento sindical andaluz -y especialmente a sus destinatarios preferentes o expresos- al que habrán de responder de aquí al 4 de Diciembre. La oportunidad y la vía para resolver las carencias tantas veces sufridas y señaladas está planteada. No cabe esconder la cabeza debajo del ala: el momento es hoy.
 
No hay que ocultar tampoco la entidad del envite asumido por el SOC. La responsabilidad histórica de la nueva dirección del SOC -que vuelve a encabezar Diego Cañamero- para conseguir una adecuada gestión del proyecto es evidente. No resultaría exagerado adelantar que los resultados que obtenga en la conformación y constitución del SAT serán claves para su balance político militante. 
 
Deseamos vivamente que se impongan la coherencia, el arrojo y la amplitud de perspectivas de manera que el máximo de fuerzas confluyan para hacer más fuerte un proyecto que la clase obrera y Andalucía necesitan. En prueba de ello concluimos este articulo a la vieja usanza: ¡Viva el Sindicato Andaluz del Trabajo!. ¡Viva Andalucía Libre y Socialista!
 
1. Ver: Intersindical Andaluza - Documentos para su Historia, Andalucía Libre - Ficheros/Carpeta Andalucía
2. Para las condiciones saláriales, de precariedad y desempleo de la clase trabajadora andaluza, ver Andalucía en Datos, Andalucía Libre nē 262, 20/4/2005
  
Más Información y Fotos en el Sitio del SOC
 
Materiales para el Debate Relacionados
SOC, Subsidio Agrario-PER, luchas jornaleras y campesinas en el campo andaluz en ANDALUCÍA LIBRE:
  • Crónicas: nēs 56, 71, 76, 80, 81, 82, 88, 112, 115, 118, 119, 121, 122, 123, 124, 125, 126, 128, 129, 132, 133, 135, 136, 137, 139, 140, 141, 145, 146, 147, 150, 154, 156, 157, 185, 191, 202, 207, 220, 223, 233, 234, 239, 240, 241, 250, 251, 257
  • Análisis y Opinión: nēs 82, 115, 121, 122, 124, 125, 127, 128, 132, 133, 137, 139, 140, 141, 145, 146, 154, 156, 157, 164, 239, 250, 254 
Colabora para que continúe en la red una voz por una Andalucía Libre, Independiente y Socialista
Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE en la Cuenta Corriente del BBVA: 0182  3344  24  0202889151
 
Solidaridad con David Reyes
 
 
Continua en curso la Campaña de Solidaridad por la Libertad de David Reyes, de la que informábamos en Andalucía Libre nē 265. En el sitio del Comité de Apoyo a David Reyes pueden consultarse sus novedades en cuanto a acciones y hechos de solidaridad y noticias como la difusión del comunicado de Comité de Apoyo ante la decisión de las autoridades penitenciarias de recomendar que David no acceda al tercer grado, entre otros materiales de interes.
 
Sugerencias
 
Nuestro anterior numero 266 estuvo dedicado monográficamente al tema Andalucía, a la hora de la Reforma Estatutaria y allí incluíamos además diversos enlaces a documentos de interés relacionados. Ahora añadimos otros tres nuevos, editados por CUT-BAI -recientemente subidos a su sitio en la red- que pueden aportar datos interesantes y ampliar perspectivas sobre el estado actual de sus posiciones políticas al respecto. Son el folleto Por un Estatuto Nacional para Andalucía. Ahora es el momento, Soberanía y el documento Soberanía, Ahora es el Momento. Para ubicarlos en su contexto y por su interés especifico sobre las reflexiones en curso en esa organización, añadimos además el Informe Político a la Asamblea Nacional de CUT-BAI de 29 de Mayo de 2005, presentado por su Coordinador Nacional Juan Manuel Sánchez Gordillo.
 
Precisamente sobre los contenidos y línea de ese numero, recordamos que sigue abierta en nuestro sitio una Encuesta en la que es posible votar expresando así valoración y opinión al respecto. A propósito, cerraremos la encuesta el próximo 15 de septiembre así que os animamos a participar antes a traves de este medio.
 
Ahora que comienza un nuevo Curso escolar, recomendamos especialmente la lectura del trabajo de Manuel Hijano del Rio y Fernando C. Ruiz Morales, Etnicidad andaluza: su modelo de identidad en el discurso político-educativo de Andalucía, publicado por el Centro de Estudios Andaluces. Aunque estemos en desacuerdo con el alcance político que en este texto parecen darle sus autores a las potestades de la Administración autonómica andaluza en cuanto a la ordenación y naturaleza del sistema educativo y percibamos algún exceso de benevolencia en cuanto a la valoración de la trayectoria del PA en estos asuntos, el estudio es extremadamente interesante  -en cualquier caso- como repaso documentado de la política asimilacionista española desarrollada por el PSOE desde 1982 contra la identidad nacional andaluza y muy útil e instructivo como exposición rigurosa y detallada de los mecanismos discursivos españolistas para favorecer la alienación nacional, el adoctrinamiento constitucional y el papanatismo europeísta entre la juventud andaluza.
 
El flamenco es una expresión artística que la nación andaluza ha aportado a la Humanidad. Un fruto de la historia y la cultura andaluzas -creación dialéctica de pueblo y artistas- que, siendo profundamente nacional y único, ha alcanzado dimensión e impacto universal por su profundidad y versatilidad para manifestar los sentimientos y aspiraciones humanas y su capacidad para hacerlo en dialogo creador con otras culturas. Para conocer su historia procede revisar con detalle el sitio Flamenco y Músicas Mediterraneas. También es obligada la visita reposada al Centro Andaluz del Flamenco y a su revista Mundo Flamenco. El sitio Guía Telemática del Flamenco, nos abre asimismo diversas rutas de explotación y conocimiento. Hay en la Red, por supuesto, muchos sitios donde se escribe, se interpreta y se polemiza sobre el flamenco, desde diferentes y a veces encontradas perspectivas, como cabe esperar de algo vivo, plural y apasionante. Recogerlos todos ahora y aquí es bien dificil. Uno de ellos es Los Caminos del Cante. No puede faltar tampoco la visita al clásico Los Cabales en la Red. Otra pagina que merece verse es Flamenco Cante Guitarra y Baile y para acceder a la actualidad más inmediata y comprobar hasta donde llega el flamenco en nuestros días, la políglota Flamenco-World.
 
Finalmente reseñar que ya se encuentra en la Red el sitio de la Distribuidora Arbonaida, al que puede solicitarse todo tipo de material de propaganda independentista (camisetas, pegatinas, etc).
 
--oOo--
Música de fondo: Tu me camelas, Paco Ortega
Publicidad del Servidor E-Listas
 







[Adjunto no mostrado: And - Paco Ortega - tu me camelas.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters