Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 261 al 290 
AsuntoAutor
nº 266 - Andalucía Andaluci
nº 267 - IX Congre Andaluci
nº 268 - Economia Andaluci
nº 269 - 70 Aniver Andaluci
nº 270 - PSOE/PP c Andaluci
nº 271 - Ceuta y M Andaluci
nº 272 - Ceuta y M Andaluci
nº 273 - Acuerdo P Andaluci
nº 274 - Así está Andaluci
nº 275 - Manifesta Andaluci
nº 276 - (1) Pacto Andaluci
nº 276 bis - Anexo Andaluci
nº 277 - (2) Andal Andaluci
nº 278 - (3) '¿And Andaluci
nº 279 - (y 4) La Andaluci
nº 280 - Pobreza - Andaluci
Foro Independencia Andaluci
nº 281 - Bolivia: Andaluci
nº 282 - Urbanismo Andaluci
nº 283 - Sumarios Andaluci
Manifestación por Andaluci
Ante la presencia Andaluci
nº 284 - Andalucía Andaluci
nº 285 - 'Andalucí Andaluci
nº 286 - España la Andaluci
nº 287 - ETA decla Andaluci
nº 288 - Carta Ab Andaluci
nº 289 - Diaspora Andaluci
nº 290 - Cataluña Andaluci
nº 291 - 'PA no ac Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 325     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nº 268 - Economia de Mercado - Liberación Gay/Lesbiana - Pierre Broue
Fecha:Domingo, 25 de Septiembre, 2005  01:44:09 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nº 268
 
En este Correo:
 
*Andalucía
*Opinión - La Colonización económica en Andalucía, Pedro Antonio Honrubia Hurtado
*Pensamiento: La Economía de Mercado, de Jesús Albarracín
- Presentación, Andalucía Libre
- La Crisis de la Economía de Mercado, Jesús Albarración
- Índice de Contenidos de La Economía de Mercado - Enlace para descarga
*Pierre Broué, in memoriam
- Murió el gran historiador Pierre Broue, Andrea Robles
- Homenaje al historiador Pierre Broue, Wilebaldo Solano
- Especial Pierre Broué, Fundación Andreu Nin (Enlaces)
- Enlaces - Obras y Artículos de Pierre Broue
*Sugerencias - Enlaces:  
- Liberación Gay y Lesbiana
- Congreso Constituyente de Asamblea Nacional de Andalucía
- Nueva pagina de Jaleo
- Me siento Nación, campaña del PA
- La Huelga de la Grúa de Sevilla
- Caso Roquetas - Documentación del CDT
- Debates en Cuba: ¿Por qué cayó el socialismo en Europa oriental?; Cuba: Lo que dejaron los rusos, ¿Por qué emigran los cubanos?; El habla popular cubana y las normas sociales
*Solidaridad con Palestina
*Música de fondo
*Directorio de Andalucía en Internet
--oOo--
 
 Andalucía - Opinión
La colonización económica en Andalucía
Pedro Antonio Honrubia Hurtado*
 
"Andalucía es una Nación oprimida y sólo los trabajadores la liberaran - LCR"
Sanlúcar de Barrameda, 1982 (Archivo Andalucía Libre)

La tasa de paro más elevada del estado, la emigración, la renta familiar media más baja de España, la escasez de productos andaluces en nuestro mercado interno de bienes de consumo, la nula implantación de empresas andaluzas en el sector de los servicios básicos de consumo diario (luz, teléfono, gas, internet, etc), los bajos salarios, la precariedad laboral, un reparto desigual de la tierra, la escasa iniciativa empresarial, el subdesarrollo del sector industrial, la inexistencia de multinacionales de capital andaluz, la situación secundaria de los bancos y cajas andaluces en relación a los grandes bancos españoles, los inmigrantes que arriesgan su vida en el estrecho, etc, son problemas que hacen de la realidad socio-económica del pueblo andaluz una de las más duras, no ya de España, sino de toda la Europa desarrollada. A raíz de una lectura simple de estos hechos podríamos llegar a la afirmación de que Andalucía es una tierra pobre, incapacitada por su propia condición económica para la generación de recursos que ayuden a levantar la nación. Pero, ¿realmente esto es así?, ¿realmente es Andalucía una tierra pobre?. ¿Realmente el subdesarrollo económico de Andalucía es consecuencia de su propia incapacidad para la generación de recursos? o por contra, ¿es Andalucía una nación dotada de los recursos suficientes como para poder convertirse en una de las zonas más prosperas, ricas y desarrolladas de la Europa comunitaria, pero que al día de hoy se ve incapacitada para una correcta gestión de los mismos que le permita la reinversión de los beneficios obtenidos por sus actividad económica en el progreso de su tierra y su pueblo?. Sinceramente, para mi la respuesta es tan clara como evidente.

Aunque pueda parecer lo contrario, Andalucía reúne todos los requisitos necesarios para ser una de las naciones más prosperas de la vieja de Europa, aunque al día de hoy todo queda subordinado al papel de cenicienta que el Estado español ha otorgado a esta maravillosa tierra. Andalucía es la guinda del pastel capitalista del Estado español, la tierra ideal para la implantación y desarrollo del colonialismo del siglo XXI. Ocho millones de personas que comen, beben, calzan, visten, compran casas, consumen gas, agua, luz y teléfono, piden hipotecas, ahorran dinero en cuentas corrientes. Ocho millones de personas que trabajan y viven. Total, un paraíso para quienes logran llenar nuestros mercados con sus productos, sus bancos con nuestros ahorros e hipotecas y las arcas de sus empresas con nuestros bajos salarios.

Andalucía, aunque nos duela así dicho, es el lugar ideal para hacer un buen negocio a costa del desarrollo político, social y económico de sus ciudadanos. Pero la cosa no viene de ahora, estas circunstancias no son ni nuevas ni ajenas a la realidad histórica de este pueblo. Durante los últimos 500 años de historia existen multitud de razones para demostrar la explotación económico-colonial que el Estado español ha llevado a cabo sobre nuestros territorios:
  • La usurpación durante finales del siglo XIX y principios del XX de los recursos mineros de nuestra tierra a favor de los intereses de empresas inglesas y alemanas que con su compra sufragaran las ruina económica a la que se había visto sometido el estado español por causa de sus campañas bélicas en ultramar.
  • La utilización de nuestros recursos agrícolas para el beneficio exclusivo de los grandes terratenientes de ascendencia castellana mientras el campesinado jornalero andaluz vivía en la mas absoluta de las miserias, la incultura y la pobreza extrema.
  • La utilización de nuestros puertos y playas para el comercio con las Indias de cuyo beneficio económico poco o nada quedo en manos del Pueblo andaluz.
  • El cierre de determinados intereses económicos andaluces (como los altos hornos de Serranía de Ronda en 1725 y Marbella y Málaga a principios del siglo XIX -1833- ) a favor de los intereses comerciales y económicos de otros Pueblos del Estado (en este caso concreto el Pueblo vasco), etc.
Podemos decir que los andaluces ya estamos curados de espanto, quizás por eso, y a diferencia de nuestra larga tradición de lucha política y social, ahora seamos tan dóciles ante lo que se nos viene encima. Pero aunque bien es cierto que todo esto no se debe olvidar, pues como bien dice esa famosa frase, "El pueblo que olvida su historia esta condenado a repetirla", lo verdaderamente importante, lo que de verdad nos afecta en la actualidad no es la explotación histórica de nuestros recursos económicos, aunque es evidente que por derivación de alguna forma lo hace, sino la explotación actual que de una manera encubierta vienen sufriendo las principales fuentes de generación de riqueza de nuestra tierra: el comercio, el consumo, el turismo, la mano de obra, la construcción, los negocios inmobiliarios y la agricultura.

Cualquiera que tenga unas nociones básicas sobre economía debe ser conocedor de la importancia que para el desarrollo de la economía de cualquier estado tiene el consumo interno de bienes y servicios en su mercado autóctono -baste decir para confirmar esto, que durante estos últimos años donde la mayor de las economías mundiales (la norteamericana) ha estado en un claro proceso de retroceso, ha sido el consumo interno el elemento económico que les ha permitido mantener unos índices de desarrollo aceptables-. Pues bien, si tenemos en cuenta que el pueblo andaluz esta formado por casi 8 millones de habitantes residentes en nuestra nación, más otros casi dos millones de miembros repartidos "gracias" a la emigración por el resto del territorio del Estado español (en total cerca de 10 millones) y que el número total de habitantes de este Estado son poco más de 40 millones, esto nos da como resultado que prácticamente 1 de cada 4 potenciales consumidores internos del estado español son andaluces, y, por tanto, que el pueblo andaluz supone el principal motor de consumo interno del país, y con ello uno de los principales generadores de riqueza diaria de la actual España capitalista. Siguiendo en esta misma línea de argumentación, podríamos decir también que 1 de cada 4 potenciales productos que se venden en España es comprado por un consumidor andaluz, bien sea dentro o fuera de la propia Andalucía. Si hacemos un análisis no demasiado profundo de la situación económico-estructural de España, podemos observar rápidamente que son comunidades como Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia, etc, las encargadas de poner a la venta, a través de su poderoso sector secundario (industrial), la mayoría de bienes de consumo que circulan por el mercado español. Pues bien, como es evidente a la vista de los datos, estas empresas se nutren poderosamente entre sus clientes de los consumidores andaluces para su volumen de negocio, generando, a costa de nuestro pueblo, un beneficio económico constante, y asegurándose para sí, consecuentemente, el dinero que los andaluces ganamos a diario con el sudor de nuestro trabajo, así como la capacidad de reinversión generada por el beneficio del mismo. Esto no dejaría de ser una mera anécdota de no ser porque las principales fuentes de materias primas de las que se nutren estas empresas para elaborar sus productos son generadas en el territorio andaluz.

Pongamos como ejemplo el caso del algodón. En España, la producción se concentra en Andalucía, esencialmente en las provincias de Sevilla y Córdoba. Por contra, es en Cataluña donde se ubican las principales industrias textiles y manufactureras que usan esta materia prima para la elaboración de sus productos. Ahora cabe preguntarse, ¿cuántos de esos productos manufacturados en Cataluña con nuestro algodón se venden luego en Andalucía?. Pues exactamente no podría decir el número, pero a buen entendedor, pocas palabras bastan. Pues así con toda una amplia variedad de nuestras materias primas. Además es por todos sabido la enorme cantidad de andaluces que deben abandonar sus ciudades y pueblos de origen para buscar trabajo en otros territorios del Estado español (como ya he dicho 2 millones aproximadamente) que en muchas ocasiones acaban trabajando para estas empresas de bienes de consumo. Por tanto, el resultado de todo esto es que los andaluces para la elaboración del producto final que se vende en nuestros mercados, aportamos la materia prima, cierta parte de la mano de obra, mientras "otros" se limitan a envasar o manufacturar el producto y luego nos lo mandan de vuelta para que se lo compremos, llevándose, evidentemente, el beneficio económico generado por la venta del producto. Y yo me pregunto, ¿Tan tontos somos los andaluces que estamos necesitados de que otros envasen o manufacturen nuestros propios bienes de consumo con nuestras propias materias primas y nuestra propia mano de obra para ponerlos luego a disposición del consumo interno de Andalucía?. ¿Tan complicado resulta que sea el propio pueblo andaluz quien lleve a cabo este proceso para evitar así que nuestro dinero se fugue lejos de nuestros intereses?. Evidentemente no es en la capacidad intelectual del pueblo andaluz donde toma vida esta paradoja mercantil, si no en la propia disposición estructural del Estado español, el cual, hace ya mucho tiempo, nos ha reservado el papel de tierra colonizada donde comprar (cuando no robar) materias primas, vender productos a mansalva y mantener los salarios bajos para favorecer el negocio de las exportaciones estatales. O dicho de otra manera, el papel de los "tontos de España", a los que robar y saquear en sus propias narices sin que se den cuenta y, por consiguiente, sin que abran la boca para quejarse.

Si alguien tiene la más mínima duda de esto, que se de una vuelta por cualquier supermercado andaluz, o sin ir más lejos que eche un vistazo en su propia nevera, comprobando uno a uno la procedencia de los bienes y productos que consume a diario en la mesa de su casa, para poder observar de esta manera hacia donde va el dinero que humildemente gana en su puesto de trabajo y, lo que es más importante, la capacidad de reinversión de este importantísimo campo generador de riqueza que supone el consumo interno. El 90% de los productos que se consumen en el mercado andaluz no están elaborados en Andalucía, frente al 68% del País Vasco y el 63% en Cataluña. Es decir, 9 de cada 10 productos que consumimos los andaluces están elaborados por empresas de capital no andaluz, y cuyo beneficio económico se reinvertirá en última instancia fuera de las fronteras de Andalucía. Y aunque es cierto que la iniciativa empresarial no es una cultura muy extendida entre la mentalidad de los andaluces, el principal problema de todo esto no es la incapacidad de los propios andaluces, sino la propia historia.

España se ha organizado durante siglos asignando una serie de zonas para una cosa y otras para otras, valga la redundancia. Unas para explotar la tierra y generar materias primas, otras para envasarlas y manufacturarlas. Unas para tener industrias y vender productos, otras para exportar mano de obra a estas industrias y comprar estos productos. Andalucía no ha podido desarrollar industrias, ni industrias de elaboración, simplemente porque los propietarios productores no eran de aquí, eran gente de fuera que venia llamada por los terratenientes andaluces o por la política colonial del Estado. La verdadera realidad histórica de Andalucía son los latifundios. La producción extensiva ya tenía, y sigue teniendo, unos canales definidos hacía otros territorios, lo cual va unido al dominio absoluto por parte de las zonas ricas del estado. En Andalucía no se ha podido decidir nunca nada y nos han asignado un papel muy concreto, que en cierta manera, ayer como hoy, sigue siendo igual.

Para apuntalar todo esto, para que vean que mi cabeza nacionalista no es víctima de una paranoia persecutoria anti-española, basta con ofrecer un dato que refleja muy a las claras cual es el papel que Andalucía juega en la estructura económica del estado español: las empresas andaluzas solo controlan el 2% de las ventas realizadas en España. Ahí queda eso para quien quiera pensarlo un rato. Dicho esto, analicemos ahora el gasto medio por unidad de consumo de los ciudadanos andaluces. Los andaluces nos gastamos de medía 7.988,73 Euros en el año 2001 (último año del que he podido obtener datos). El beneficio generado por este gasto, como ya hemos señalado, fue a parar casi en exclusividad a manos de empresas de capital no andaluz, quedando para el beneficio y la reinversión de la economía andaluza una parte minoritaria del mismo. Para que vean que no les estoy mintiendo, les expondré, sobre el 100% del gasto de los andaluces, la parte destinada a determinados consumos cuyos mercados están dominados mayoritariamente, si no en su totalidad, por empresas no andaluzas: Alimentación y bebidas no alcohólicas  18,18%; Bebidas alcoholicas., taba. 2,62%; Art. vestir y calzado 7,83%; Vivienda, agua, electricidad y otros 29,12%; Transportes 12,50%; Comunicaciones, 2,09%. TOTAL: 72,54%
 
Esto quiere decir, que de esos 7.988,73 Euros que cada andaluz nos gastamos de media en el 2001, un 72,4% fue destinado a la compra de productos cuyo beneficio económico en poco o nada repercuten en la nación andaluza y eso que simplemente me he limitado exponer los sectores de consumo donde tan solo con el uso del sentido común se puede observar con facilidad que no son precisamente empresas e industrias andaluzas quienes elaboran y ofertan su productos. Además por razones obvias, debemos sumar a estos datos los 138,70 euros que por persona nos gastamos los andaluces cada año en loterías y apuestas del Estado, para darse cuenta de la enorme fuga de capitales que se produce a diario de nuestra nación para el beneficio de otras economías. En definitiva, aquellos que nos acusan de parásitos estatales nos necesitan para el buen funcionamiento de su potente industria, pues de no existir el mercado andaluz, o estar este compuesto mayoritariamente por bienes de consumo elaborado s y envasados en Andalucía, su nivel de ventas disminuiría hasta tal punto que muchas de sus empresas se verían obligadas a cerrar sus puertas, con el correspondiente estancamiento y retroceso que esto supondría para con su floreciente economía.

En el campo de los servicios podemos decir que sucede tres cuartos de lo mismo. Consumos que realizamos a diario como el telefónico, el gas, la electricidad, Internet, y un largo etc, están en manos de empresas cuyo patrimonio poco o nada actúa en beneficio del pueblo andaluz. En este punto expondremos cuatro datos que hablan por si mismos: el 96.4% de la energía consumida en Andalucía esa controlada por manos no andaluzas. Sólo el 19% de las obras publicas ejecutadas en Andalucía han sido llevadas a cabo por empresas Andaluzas. Solo un 6.3% del negocio del transporte en España esta controlado por andaluces. Sólo el 2% de los medios de comunicación españoles son andaluces.
 
Y así, ante esta panorámica, llegamos a casos tan extremos como el de la ciudad de Jaén, donde sólo 2 de cada 100 euros invertidos en obras públicas van a parar directamente a la caja de las constructoras jienenses. Ninguna empresa local hace competencia a las grandes compañías que acaparan las licitaciones. Acertadamente, el Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (CEACOP) considera inadmisible esta coyuntura. Y nos aporta un dato clave para que los andaluces podamos ver la luz. Considera que este contexto tan desfavorable debe analizarse desde el punto de vista de los desequilibrios territoriales, ya que cada vez que se concede un proyecto a alguien de fuera «nos empobrecemos el doble de lo que se presupuesta». Señores, no es por ser egoísta, pero a Dios los que es Dios, y al Cesar lo que es del Cesar.

Particularmente alarmante en este aspecto es la situación del turismo. Al día de hoy se puede considerar el turismo como la mayor fuente de ingresos del Estado español y Andalucía como una de las principales regiones turísticas del Estado por su oferta tanto en el turismo de sol y playa, como en el turismo rural de interior y el turismo monumental-cultural. La inmensa mayoría de los recursos generados por el turismo andaluz quedan en manos bien de las multinacionales turísticas españolas, bien de los grandes tour operadores europeos, quedando para el beneficio y reinversión de la economía andaluza las migajas sobrantes. Además es de sobra conocido por todos el impacto ambiental que la actividad turística de masas está teniendo para con el medio ambiente de las zonas costeras andaluzas. Por ejemplo, En el 2003, el 30,6% de las ventas de promociones vinculadas a campos de golf de todo el Estado español se concentraron en Andalucía, con lo cual se incrementa la necesidad de construir nuevos campos de golf, con el consecuente efecto que cada nueva construcción de uno de estos campos tiene para con nuestro medio ambiente y nuestro patrimonio de agua para consumo y regadío.

Mientras esto pasa, todas las provincias andaluzas alistan planes de restricción con la intención de ahorrar hasta la última gota de agua. En Málaga la situación es muy delicada en la capital y en la Costa del Sol occidental porque los tres embalses que la abastecen están al 17%. En Jaén se calcula que hay reservas para algo más de un año. En Córdoba, en cambio, alcanza para dos años igual que en Granada, mientras que la zona gaditana, Sevilla, Huelva y Almería, pueden resistir como mucho tres años. Pero lo más preocupante de todo esto es que la economía andaluza poco a poco va pasando a depender casi en exclusividad del sector servicios y más concretamente de las actividades turísticas. Esto tiene un doble efecto, no solo dirige a la nación andaluza hacia un callejón sin salida que acabará convirtiéndonos a los andaluces en sirvientes de los turistas europeos, si no que además coloca nuestra economía en la cuerda floja, al ser el turismo una actividad económica de carácter frágil e inestable. La actividad económica del turismo queda sujeta a una serie de factores externos que pueden hacer caer la demanda de un año para otro y, por tanto, que puede reducir su volumen de negocio a marchas forzadas en un breve periodo de tiempo. Si la economía andaluza queda en manos exclusivamente del turismo, el pueblo andaluz tendrá que rezar cada año para que los competidores del mercado no mejoren nuestros servicios, nuestra relación calidad-precio, o, simplemente, por que el cliente potencial siga viendo en nuestra tierra un paraíso donde pasar sus vacaciones y no comience a dirigir su mirada hacia otro territorios similares. Es evidente que con un buen trabajo se puede mantener el nivel competitivo de nuestro turismo, pero lo es también que nadie nos puede asegurar que esta tendencia de negocio al alza se pueda mantener año tras año, e incluso que no comience a retroceder drásticamente en cualquier año de estos sin posibilidad de retorno. En las siguiente gráfica podemos observar la "peligrosa" tendencia que viene siguiendo nuestra economía en los últimos años:
Distribución de la producción por sectores económicos
Andalucía, 1995: Agricultura y Pesca, 8,2%; Industria, 14,5%; Construcción,  8,6%; Servicios, 68,7%
Andalucía, 2002: Agricultura y Pesca, 6,7%; Industria, 12,5%; Construcción,10,5%; Servicios, 70,3%
Al contrario de lo que sería deseable para un correcto aprovechamiento de los beneficios potenciales a obtener por las empresas andaluzas en el mercado interno de bienes de consumo andaluz, la industria, al igual que la agricultura, va perdiendo peso en el conjunto de nuestra economía en beneficio de la terciarización de la producción y fundamentalmente de la dependencia de la economía andaluza en relación al turismo. Esta es la dinámica en la que nos vemos inmersos, y, lamentablemente, poco se hace desde el poder andaluz para cambiarla.

Otra fuga importante de capitales se produce a través del ahorro. Aunque en toda Andalucía existen multitud de entidades bancarias cuya sede central se encuentra en nuestra tierra, la gran mayoría de los ahorros de los ciudadanos andaluces quedan en manos de entidades foráneas, principalmente de los principales bancos españoles (BBVA, Santander, Caja Madrid, la Caixa, etc). Estas entidades utilizan el dinero de los andaluces para sus negocios y su propio beneficio, poco o nada relacionado con el beneficio del pueblo andaluz. Pero no solo es el ahorro, también son las hipotecas y los créditos concedidos por estos bancos que nos ponen la soga al cuello durante un largo periodo de nuestras vidas. Observemos ahora la situación financiera de las familias andaluzas en relación al importe, en euros, de las hipotecas y depósitos bancarios, relativizada a través de la población de derecho:
Territorio           Año               Endeudamiento              Ahorro
Andalucía          2002                   1.263,67               8.165,57
España             2002                   1.490,12              14.976,66
Resulta significativo apreciar que aunque el nivel de endeudamiento de los ciudadanos andaluces y el índice medio del resto de los ciudadanos del Estado español es bastante similar, la capacidad de ahorro de estos últimos es prácticamente el doble que la nuestra. Así, si una hipoteca es ya una lacra económica para cualquier persona, en virtud de los ahorros medios de cada ciudadano, para un andaluz es una lacra casi el doble de pesada que para la media del resto de ciudadanos del estado. Pero claro, teniendo en cuanta la realidad laboral a la que hemos de hacer frente los andaluces y andaluzas es bastante comprensible este dato. No solo tenemos la tasa de paro más alta de España y prácticamente una de las mas altas de Europa, si no que además nuestro nivel de ingresos es ligeramente inferior a la media del Estado español y a años luz de la media europea.

Un trabajador andaluz recibe de media por año un salario de 15.269 Euros (datos de 2004), mientras que la media del Estado español se sitúa en los 16.763, aunque estas diferencias se agrandan si lo comparamos con los datos de los territorios mas pudientes del Estado, como Madrid, Cataluña o Euskadi. Aunque bueno, estos datos fríos, se vuelven un poco más oscuros si analizamos el salario medio de la juventud andaluza, por ejemplo el de un andaluz menor de 20 años (4.584 euros) o de un andaluz con una edad comprendida entre los 20 y los 29 años (9.280 euros). Aunque como ya he comentado, teniendo en cuenta que tenemos la tasa de paro más alta del Estado y una de las más elevadas de Europa, ya puede estar uno contento con su trabajo por que de lo contrario, como se suele decir, "chungo tema".

Y es que así, visto lo visto, es bastante normal que lo andaluces no podamos ahorrar masivamente (el 67,2% no puede dedicar dinero al ahorro). No solo tenemos un paro enorme, si no que ganamos poco, y encima tenemos un empleo de baja calidad: la EPA-2004 (INE) en su cuadro 'Distribución de asalariados por sexo, tipo de contrato y comunidades autónomas' reconoce en Andalucía un 44,3% de empleo precario temporal -967.200 trabajadores- sobre el total nacional de asalariados, mientras la media estatal desciende al 30,6%.

En cuanto a la agricultura, bien es cierto que quizás sea de todos lo potenciales factores productivos el que sufra un mayor y mejor aprovechamiento por la economía andaluza (por algo formamos parte del sector primario del Estado español), pero aun así no deja de haber una constante fuga de capitales a través de los procesos de venta de materias primas y distribución del ahorro anteriormente mencionados. Además cabe decir que al día de hoy la agricultura andaluza sigue estando en buena parte ligada a las manos de los grandes terratenientes que desde siglos atrás nos han explotado y relegado a la incultura y el analfabetismo (léase duquesa de Alba, marques de Urquijo, etc). Aunque pueda sonar retrógrado, urge una reforma agraria en nuestra tierra. Pero no solo es esto, si no que además la agricultura andaluza esta cambiando peligrosamente sus hábitos de producción tradicionales: "Hoy en día, la rica, variada y autosuficiente agricultura tradicional andaluza está un proceso de regresión, pues nuestro campo se está especializando casi exclusivamente en satisfacer la demanda de ciertos productos hortofrutícolas para los mercados europeos: Andalucía pasó de exportar en 1980 el 19,1% de su producción agraria, al 41,8% en 1995. En consecuencia, esta especialización está provocando la necesidad de completar nuestra demanda interna con productos foráneos que antes eran de producción propia, pasando de importar el 23,7% del mercado en 1980 al 32,5% en 1995. Este modelo agrícola, además de ser muy vulnerable a las fluctuaciones del mercado, provoca una gran dependencia de las multinacionales de semillas, plaguicidas y fertilizantes. Es agresivo con el medio ambiente al generar muchos residuos no biodegradables y consumir grandes cantidades de energía y agua. Además provoca graves desequilibrios sociales y económicos (en el 3% de la superficie agraria andaluza se concentra la mitad de la producción) que aceleran el abandono humano del medio rural. En la pesca, Andalucía ya ha sufrido muy directamente la aplicación del artículo I-2 antes de que se apruebe: con el Acuerdo Pesquero con Marruecos, al ser competencia exclusiva de Bruselas, la UE sacrificó al sector pesquero andaluz (con mas de 2.000 puestos de trabajo directos y 14.000 indirectos), solo por que para las flotas pesqueras del Cantábrico y del norte de Europa no eran imprescindibles los caladeros marroquíes" (extraído del texto de Nación Andaluza titulado "10 Razones para votar No a la constitución europea", Andalucía Libre nº 254, enero 2005).

En fin, queridos amigos esto es lo que hay, esta es la trágica situación socio-económica en la que vive inmerso el pueblo andaluz, y que quizás debiera servir para unirnos a los andaluces en la defensa de nuestros intereses nacionales, aunque desgraciadamente la cosa parece que tendrá que empeorar aun un poquito más para que este pueblo comience a darse cuenta de que es lo que le interesa y cuales pueden ser los beneficios de dar un giro radical hacia el nacionalismo. En mi opinión, Andalucía reúne en sí misma todas las potencialidades económicas necesarias para tener un rápido y veloz despertar, aunque para ello, antes deberíamos desligarnos de las cadenas estructurales que el Estado español ha colocado sobre la libertad de las manos de nuestro trabajo. Necesitamos controlar nuestros mercados, llenarlos de productos andaluces, de empresas de servicios básicos que sean andaluzas, desarrollar nuestra industria con el correcto aprovechamiento de nuestras materias primas, nuestra a mano de obra y nuestra capacidad para comprar sus productos una vez estén puestos a la venta en nuestro mercado interno, recuperar el control de nuestro negocio turístico, fortalecer nuestra agricultura tanto en el plano de la demanda interna como en el de la demanda externa. Necesitamos una reforma agrícola, dotar de tierras a los jornaleros que la trabajan, planes específicos para combatir el desempleo de las nuevas generaciones, desarrollar un mercado bursátil andaluz donde coticen las principales empresas andaluzas. Necesitamos esto y mucho más, pero potencialidades tenemos para ello. El único problema es nuestro papel de subordinación y dependencia respecto al Estado español y sus potentes empresas. Por eso, y aunque esta opinión pueda resultar radical, considero que lo que verdaderamente necesitamos es la creación de un estado propio en el marco de la Unión Europea, pues, sin duda alguna, es la independencia la vía más rápida y efectiva para dar un cambio radical a nuestra cara, obtener el control de nuestros recursos y, consecuentemente, las riendas de nuestro futuro: "Conociendo sólo estos datos -y otros muchos más que podrían sumarse, como el peso de la economía sumergida o las condiciones laborales en horarios, seguridad e intensidad del trabajo, etc, que también muestran el signo de la desigualdad- se concluye fácilmente que el independentismo andaluz no es una estrategia y un proyecto con razones sólo basadas en el pasado, en la historia o la cultura sino también en el presente y en el futuro y que nace y se nutre del conjunto de las condiciones reales de vida de la nación andaluza" (Andalucía en DatosAndalucía Libre nº 262, Abril 2005). Nota del autor: Todos los datos aquí expuestos han sido obtenidos de los archivos del Instituto Andaluz de Estadistica.

*Pedro Antonio Honrubia Hurtado. Estudiante de filosofía en la universidad de Granada. Militante de Asamblea Nacional de Andalucía.
 
Pensamiento:
La Economía de Mercado,
de Jesús Albarracín
Presentación
Andalucía Libre
Gracias al trabajo de recuperación realizado por su sobrino Daniel Albarracín y a la autorización de sus hijos que este nos trasmitió, podemos hoy ofrecer el libre acceso a la 1ª Edición de La Economía de Mercado, de Jesús Albarracín; economista marxista y militante de la Cuarta Internacional, fallecido en marzo de 2001. El libro (238 paginas) alojado en nuestra carpeta Documentos Varios está editado en formato comprimido zip -276 KB- para acelerar su descarga y hacerla efectiva en muy pocos minutos, incluso con conexiones lentas.
 
Con este trabajo, Albarracín buscó y consiguió presentar una explicación -tan asequible como rigurosa- del funcionamiento del capitalismo y someter a disección y critica sus políticas e ideologías justificadoras. Todo ello con el objetivo de facilitar el rearme político de los militantes anticapitalistas a los que estaba prioritariamente destinado.
 
Nos ha parecido conveniente facilitar su difusión a traves de Andalucía Libre porqué pensamos que esta obra sigue siendo hoy un instrumento útil para la formación de los y las militantes de la izquierda andaluza e internacional que nos reciben. Su interés se advierte fácilmente con sólo repasar su índice de contenidos. Su objeto queda explicito en la introducción que al efecto redactó en mayo de 1991 su autor. Más abajo reproducimos ambos textos.
 
Permítasenos añadir que con esta reseña y esta distribución damos también testimonio de recuerdo y homenaje al camarada y amigo entrañable que nos dejó hace ya cuatro años y que siempre nos sigue acompañando en la memoria.
¿CRISIS, QUÉ CRISIS?
La Crisis de la Economía de Mercado
Jesús Albarracín
 
1. ¿Porqué un libro sobre la crisis de la economía de mercado?. Hasta hace unos años esto hubiera resultado obvio, ahora no lo es tanto. La crisis del llamado "socialismo real" está teniendo unos efectos devastadores. Hasta ahora, una parte de la humanidad vivía en estados en los que la asignación de los recursos no era efectuada por el mercado, sino por la planificación. El debate sobre su viabilidad quedaba saldado por la evidencia de la practica, por mas que todavía quedaran muchos problemas por resolver, entre los que la falta de democracia no era el menor. La crisis actual ha puesto en duda si no la viabilidad, pues la planificación ha funcionado durante mas de 70 años, si al menos su eficiencia.
 
El nivel de vida de los países del Este se ha demostrado muy alejado de lo que constituían los patrones occidentales. La extinta República Democrática Alemana, por ejemplo, que era el "buque insignia" del llamado "socialismo real", contaba con una renta per capita que, en la valoración mas favorable, era menos de la mitad de la de la República Federal Alemana. Un factor esencial que ha determinado este hecho es el aspecto acumulativo de los fracasos económicos de la planificación, que se han traducido en un descenso progresivo del ritmo de crecimiento. Mientras que antes de 1960, la economía soviética creció a ritmos superiores al 6% anual, en la década de los setenta lo hizo al 3% de media al año, en el período 1980 a 1985 al 2,7% y, en la actualidad, el crecimiento puede ser nulo si no negativo. Si se comparan estos datos con los de Estados Unidos, la URSS tuvo un crecimiento superior hasta 1975 y prácticamente similar en el período 1975 a 1985, pero, en todo caso, las "realizaciones" de la economía soviética, no han permitido alcanzar a los Estados Unidos, como se propusieron primero Kruschov y después Breznev.
 
Durante los últimos años, el menor crecimiento ha ido acompañado de una agudización de los desequilibrios fundamentales de la economía. En la Unión Soviética, la oferta de mercancías y servicios es insuficiente para abastecer la demanda que se puede expresar porque existe capacidad adquisitiva para ello y este desequilibrio es creciente. De darse en una economía de mercado, dicho desequilibrio se habría traducido en una inflación galopante al estilo de las que se dan en Latinoamérica pero, en un sistema con planificación burocrática en el que los precios no se fijan por el mercado, se ha traducido en una penuria creciente de mercancías de consumo. Al insatisfactorio nivel de vida existente se ha unido una crisis que ha aumentado el malestar social y todo parece indicar que la Perestroika ha contribuido a agravarla.
 
Esta crisis está dando pie para una fuerte ofensiva ideológica en los países occidentales. El fracaso económico de la URSS y de los países del Este se está presentando en el Oeste como una prueba palpable de la primacía del mercado sobre la planificación y del capitalismo sobre el socialismo. Se idealiza el mercado, presentándolo como de libre competencia, perfecto, justo, ajeno a la división de la sociedad en clases, exculpándolo de provocar crisis periódicas, paro en los países industriales y hambre en el tercer mundo. Y se le contrapone no a la planificación socialista, sino a la burocrática, desequilibrada, plagada de corrupción e ineficacia que realmente ha existido en los países del Este. La pregunta que parece flotar en el aire no es si la economía de mercado es mala, sino si la planificación no es peor.
 
2. Mercado y economía de mercado no son sinónimos. El mercado es una institución que ha existido antes de que llegara el capitalismo y probablemente existirá mucho tiempo después de que este haya desaparecido. Por el contrario, la llamada economía de mercado no es una institución, sino una forma particular de organización social: es el modo de producción cuyo objetivo fundamental es producir mercancías para ser vendidas en el mercado y obtener un beneficio con su venta. En este sentido, economía de mercado y capitalismo son lo mismo. Este modo de producción, vigente desde hace solo mas de dos siglos, ha representado un enorme paso adelante para la humanidad, de forma que hay que comenzar reconociendo sus conquistas históricas. Pero también ha tenido consecuencias negativas para la humanidad y para la propia naturaleza. No es el sistema justo, perfecto y eficiente que se propugna y, en los albores del siglo XXI, sus consecuencias negativas son superiores a las emancipadoras.
 
Su pretendida eficiencia deja mucho que desear. Desde el punto de vista teórico, muchas de las consecuencias negativas de la economía de mercado son corolarios lógicos de su funcionamiento. En primer lugar, el mercado asigna los recursos productivos para satisfacer solo las necesidades que se pueden expresar porque alguien paga por ellas y a condición de que alguien obtenga un beneficio en su satisfacción. La consecuencia es que tiende a satisfacer los deseos de unos pocos que ganan mucho, asignando los recursos a la producción de mercancías de lujo, en contra de unos muchos que ganan poco, que ven como escasean los productos de primera necesidad, consolidando y profundizando la desigualdad social que es inherente a su propio funcionamiento. En segundo lugar, las necesidades no preceden a las decisiones de producción, sino al contrario, primero se realiza la producción y después se comprueba si son coherentes con las necesidades que expresa el mercado. El resultado es una enorme dilapidación de recursos y la aparición de crisis periódicas y de paro que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas. Finalmente, la búsqueda del máximo beneficio impide el aprovechamiento racional de los recursos naturales y tiene efectos destructivos sobre el medio ambiente. 
 
Desde el punto de vista empírico, la economía de mercado puede apuntarse al menos tantos fracasos como la planificación burocrática. Mas de 25 millones de parados en los países industriales, la enorme desigualdad que existe en ellos, el hambre y la descomposición social en las que ha sumido al tercer mundo e incluso la aparición de epidemias altamente destructivas, como el cólera en Latinoamérica, son una prueba palpable de sus efectos más negativos. Ante la crisis del "socialismo real", algunos se han atrevido a pronosticar incluso el "fin de la historia", en el sentido de que ya se había encontrado el régimen más idóneo de organización social y solo quedaba desarrollarlo. Los que así piensan, olvidan la desigualdad social, la ineficacia y los disfuncionamientos que son intrínsecos a la economía de mercado. Mientras subsista la desigualdad entre las personas y los países, mientras que hombres y mujeres no tengan los mismos derechos, tratamiento e igualdad en la practica, mientras los estados más poderosos se impongan a los más débiles por la fuerza y, en fin, mientras el desarrollo del sistema social dominante siga chocando con la naturaleza, la Humanidad seguirá luchando por su liberación y el "fin de la historia" no habrá llegado.
 
3. La ofensiva ideológica trata de ocultar que junto a la crisis del "socialismo real" debe hablarse de una crisis del "capitalismo real". Desde los primeros años setenta, la llamada "economía de mercado" se encuentra sumida en una crisis de larga duración de la que todavía no ha salido. Es verdad que, durante los últimos años, se ha producido una recuperación económica que ha tenido una cierta intensidad, pero la misma no ha pasado de ser un fenómeno cíclico que debe inscribirse en el contexto de la crisis económica. Por un lado, no puede decirse que la economía occidental haya vuelto a las tasas de crecimiento que la caracterizaron durante los 25 años de esplendor posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Por otro, las principales secuelas de la crisis siguen sin solucionarse y algunas, incluso, se han agravado. El paro continúa siendo el problema número uno de los países industriales, el hambre se apodera del Tercer Mundo, el problema de la deuda de los países subdesarrollados amenaza a la estabilidad del sistema financiero mundial, a la vez que la política económica que los países industriales exigen para que la pueda pagar se traduce en explosiones sociales espontáneas, y los signos de una inestabilidad creciente de las bolsas y el sistema financiero se acumulan como nunca lo habían hecho hasta ahora.
 
A este respecto, la intoxicación ideológica no se refiere solo a las virtudes del mercado, sino también a la política necesaria para salir de la crisis. Para la explicación dominante, que es la de la clase dominante, la crisis económica actual ha sido provocada por lo que se ha denominado un "shock de oferta", esto es, por un hecho exógeno al propio sistema que ha afectado negativamente a las condiciones que determinan la producción. Como es conocido, este hecho exógeno fue la elevación del precio del petróleo que se produjo en 1973. Una nueva subida vino a agravar la situación en 1979, cuando parecía que las economías de los países industriales se estaban ajustando al cambio que se había producido en los precios relativos.
 
Así pues, la causa de la crisis no hay que buscarla en ningún pretendido debilitamiento de la demanda o en un descenso de la tasa de beneficio que hubiera sido provocado por el propio sistema, sino en un factor externo. La crisis hubiera podido ser salvada sin grandes costes, si todos hubieran reconocido el empobrecimiento que suponía el nuevo precio del petróleo y hubieran aceptado la correspondiente reducción de sus rentas reales. En particular, si los trabajadores hubieran estado dispuestos a reducir sus salarios, no habría aparecido el paro masivo o, al menos, no habría durado mucho tiempo. Esquemáticamente, el argumento es el siguiente.
 
El encarecimiento de la energía provocó una contracción de los beneficios, puesto que los salarios no se ajustaron inmediatamente a la nueva situación, lo que, unido al empeoramiento de las expectativas de los empresarios, afectó a la inversión, que pasó a tener tasas de crecimiento negativas. Esto por si solo ya suponía un fuerte factor depresivo que haría aumentar el paro, pero vinieron a unirse otros. La nueva estructura de los precios relativos había dejado sin sentido económico a una buena par-te del aparato productivo de los países industriales, diseñado para la utilización de una energía barata, lo que se tradujo en la desaparición de miles de empresas y la correspondiente pérdida de puestos de trabajo. La existencia de unos salarios mas elevados que los que permitían las nuevas condiciones impuestas por la crisis económica indujo a los empresarios a reducir sus plantillas, introduciendo inversiones que sustituían puestos de trabajo por máquinas. Finalmente, el nuevo precio del petróleo supuso una gran transferencia de recursos de los países industriales a los jeques árabes, lo que originó importantes déficits en las balanzas de pagos de los primeros y provocó una aceleración de la inflación, lo que aconsejaba la adopción de medidas estabilizadoras tendentes a restaurar estos "equilibrios fundamentales".
 
Para la explicación dominante, la crisis habría tenido una corta duración si los trabajadores hubieran aceptado unos salarios más bajos, la perdida coyuntural de sus empleos, el cambio en sus condiciones laborales y, en general, las medidas estabilizadoras. Como esto no fue así, los gobiernos de los países industriales no tuvieron mas remedio que poner en marcha la política de austeridad, que tiene precisamente esos objetivos. En conclusión, si los trabajadores hubieran permitido jugar libremente a la ley de la oferta y la demanda, se hubiera salido ya de la crisis. Como esto no ha ocurrido, es misión de los gobiernos hacer que se cumpla.
 
4. La anterior es una explicación interesada que hace más necesario que nunca comprender la economía de mercado y su crisis desde una perspectiva que no sea la dominante. El enfoque marxista, que es el que se adopta en las páginas siguientes, no está de moda, pero no por ello ha dejado de ser un poderoso instrumento para analizar la realidad desde una perspectiva emancipadora.
 
El presente libro es el resultado de varios cursos y seminarios que el autor ha impartido sobre el tema en el Institut Internacional de Recherche et Formatións, de Amsterdam, en la Escuela de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid y en Comisiones Obreras. Se ha visto beneficiado de las continuas observaciones de los asistentes a esos cursos, pero como es obvio, los mismos no son responsables del producto final.
 
El esquema del libro se ha dividido en varias partes bien diferenciadas. La primera se dedica al análisis de la economía de mercado desde un punto de vista teórico y en ella se sientan los elementos fundamentales necesarios para el desarrollo posterior. La segunda, analiza la crisis económica actual, desde el punto de vista de las variables reales, situándola en el contexto de la dinámica del capitalismo. En la tercera, se pasa a la consideración del dinero, el crédito y los elementos financieros y el papel que juegan en la crisis, y en la cuarta, a modo de resumen, se da un panorama del estado actual de la crisis. En todas ellas, se ha buscado ahorrar tiempo y trabajo a todas aquellas personas que estando interesadas por el tema, no disponen de tiempo para dedicarse a él. En consecuencia, se han tratado solo los elementos que se consideran más importantes para comprender la crisis actual y se ha buscado una exposición clara y sucinta, con el menor espacio posible no contradictorio con la claridad. Finalmente se facilita una bibliografía seleccionada, que pretende ser una guía de lecturas para quienes estén interesados en profundizar en los temas más importantes tratados en el texto.
 
Madrid, mayo 1991
 Índice de Contenidos de La Economía de Mercado:
I. LES MUEVE LA CODICIA (LA ESTÁTICA DE LA ECONOMÍA DE MERCADO)
 
1. LAS COSAS VALEN EL ESFUERZO QUE CUESTA PRODUCIRLAS (LA TEORÍA DEL VALOR Y LA EXPLOTACIÓN)
1.1. Es necesario trabajar para vivir, pero algunos viven sin necesidad de trabajar. 1.2. Bueno para comer significa bueno para vender, independientemente de sus capacidades nutritivas. 1.3. El trabajo humano es la madre de todos los valores. 1.4. El vil metal es una mercancía especial. 1.5. Nos pagan lo que valemos, pero les damos más a cambio. 1.6. Una parte para las máquinas, otra para nosotros y el resto para ellos. 1.7. Hagamos las cuentas de la sociedad. 1.8. Si no queremos perdernos, aprendamos algunas cosas elementales
 
2. LAS COSAS VALEN LO QUE SE ESTA DISPUESTO A PAGAR POR ELLAS (LA TEORÍA DE LOS PRECIOS Y DE LA DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA)
2.1. La teoría económica dominante es la de la clase dominante. 2.2. No se producen mercancías, sino "bienes". 2.3. Todos somos iguales. 2.4. Las cosas valen mas cuanto mas útiles son. 2.5. El precio y el valor es lo mismo. 2.6. A cada cual lo suyo. 2.7. Si estamos parados es por nuestra culpa
 
3. SOLO LOS NECIOS CONFUNDEN VALOR Y PRECIO (LA ECONOMÍA DE MERCADO)
3.1. ¡Viva el mercado!. 3.2. Las reglas del juego. 3.3. No siempre el que más explota es el que más gana. 3.4. Solo los necios confunden valor y precio. 3.5. El mercado es maravilloso, sobre todo para algunos. 3.6. ¿En qué ha quedado la libre competencia?. 3.7. ¿Qué queda de los modelos ideales?
 
4. ¿LAS COSAS VALEN LO QUE QUIEREN LOS BURÓCRATAS?. (EL MERCADO EN LA PLANIFICACIÓN SOCIALISTA)
4.1. El desastre de la planificación burocrática. 4.2. Marx era socialista. 4.3. Hay mercado para rato. 4.4. Lo malo no es el mercado, sino la economía de mercado. 4.5. Nada nos evitará tener que "echar las cuentas"
 
II. COMO LOS ASTROS, LA ECONOMÍA DE MERCADO SE MUEVE DESCRIBIENDO CICLOS. (LA DINÁMICA DE LA ECONOMÍA DE MERCADO)
 
5. ¡ACUMULAD, ACUMULAD, MALDITOS!. (LOS DETERMINANTES DE LA ACUMULACIÓN DE CAPITAL)
5.1. Una decisión cuidadosamente estudiada. 5.2. Las máquinas nos ganan terreno. 5.3. Somos una tropa, pero muchos están en la reserva. 5.4. A largo plazo, van hacia el desastre. 5.5. Pero tienen forma de evitarlo
 
6. LA RECTITUD NO ES SU CARACTERÍSTICA MÁS NOTABLE. (LOS CICLOS Y LAS ONDAS LARGAS)
6.1. Observemos la realidad. 6.2. Como los enfermos, de vez en cuando tiene una crisis. 6.3. Hay épocas buenas que incluso duran. 6.4. Pero terminan acabándose y luego no es tan fácil mejorar. 6.5. ¿Pioneros que muestran el camino a un rebaño de corderos?. 6.6. Una cosa es predicar y otra dar trigo. 6.7. Afortunadamente no depende solo de ellos
 
7.  LA TERCERA EDAD DE LA ECONOMÍA DE MERCADO. (LA ONDA LARGA DEL CAPITALISMO TARDÍO)
7.1. Una segunda juventud. 7.2. Pero la euforia se acaba y llega la decadencia. 7.3. Hay momentos buenos, pero también los hay malos. 7.4. Las medicinas solo curan a los sanos. 7.5. ¿Nuevas perspectivas?. 7.6. El motor de la historia. 7.7. La "virtud" de la austeridad
 
III. EL DINERO LO COMPLICA TODO. (LOS ASPECTOS MONETARIOS Y FINANCIEROS)
 
8. EL COLOR DEL DINERO. (LA TEORÍA MARXISTA DEL DINERO Y EL CRÉDITO)
8.1. Cuando las monedas eran de oro. 8.2. De las deudas también se vive. 8.3. El dinero de papel. 8.4. El dinero de los mercaderes de dinero. 8.5. Monedas, billetes, cuentas corrientes, tarjetas de crédito: los diferentes colores del dinero
 
9. SI LOS PRECIOS SUBEN CONTINUAMENTE,... (LA INFLACIÓN PERMANENTE)
9.1. Algo mas que un velo monetario. 9.2. Una revolución pacífica. 9.3. Más Estado no es peor si sirve para vivir mejor. 9.4. La inflación de instala en nuestras vidas. 9.5. ¡El déficit público es insostenible!. 9.6. ¿Los precios suben porque los costes aumentan?. 9.7. ¿La culpa es de los salarios?
 
10.- CAMBIO, CHANGE, EXCHANGE, WECHSEL. (EL SISTEMA MONETARIO INTERNACIONAL)
10.1. ¿Cuanto vale un dólar?. 10.2. Una balanza llamada "de pagos". 10.3. Diferentes formas de fijar los cambios. 10.4. La dictadura de la reliquia bárbara. 10.5. El reino del mercado. 10.6. El imperio del dólar. 10.7. Un emperador destronado - Cualquier tiempo pasado no es mejor-  Y no hay que confundir los deseos con la realidad
 

IV. TIEMPO DE TRIBULACIONES (LA CRISIS DE LA ECONOMÍA DE MERCADO)

 

11. SED DE MAL (LA POLÍTICA ECONÓMICA NEOLIBERAL)

Como el ave Fénix, la economía neoclásica renace de sus cenizas -  Es preciso que algo cambie para que todo siga igual - La culpa siempre es de otro - El pecado de ser asalariado - Las relaciones peligrosas - Vagos, indolentes y vividores - Acabemos con el bienestar, digo con el Estado - Disciplina inglesa


12. LA HISTORIA INTERMINABLE (LA SALIDA DE LA ONDA LARGA RECESIVA)

Una enfermedad crónica - ¡Hay que ver lo difícil que es mejorar! - Todo organismo vivo se regula a si mismo - Y genera autodefensas frente a la enfermedad - Cuando la enfermedad es grave, las autodefensas no son suficientes - El mal solo se combate con un tratamiento de choque


13. LOS PROBLEMAS CRECEN (LA CRISIS DE DEMANDA Y LA INESTABILIDAD FINANCIERA)

La espiral de la crisis - La montaña de papel - La primacía de la política sobre la economía -Una «Aldea Global» en medio de la selva - Si algo es susceptible de empeorar, alguien se empeñará en lograrlo - Tropezando dos veces en la misma piedra - ¡Hagan juego señores! - El capital en la encrucijada

 
V. ¿QUÉ CRISIS?. (LA CRISIS DE LA ECONOMÍA DE MERCADO EN SU CONJUNTO)
 
11. A MODO DE RESUMEN.
11.1. El malo de la película. 11.2. Coloquemos al petróleo en el lugar que le corresponde. 11.3. Una época mala. 11.4. La felicidad es efímera. 11.5. El dinero no da la felicidad. 11.6. El desorden del nuevo orden
 
BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
 
1. Selecciones de lecturas, manuales y libros introductorios.  2. La teoría del valor y la explotación.  3. El marxismo y la teoría económica convencional.  4. La transformación de los valores en precios de producción y la formación de la tasa de beneficio general. La crítica neoricardiana.  5. El mercado, los monopolios y las características del capitalismo real. 6. El mercado y la planificación.  7. La literatura sobre las ondas largas.  9. El dinero y la inflación
[Formato comprimido ZIP, 276 KB]
 
 
Pierre Broué, in memoriam
Murió el gran historiador trotskista, Pierre Broue
Andrea Robles - CEIP León Trotsky
(Fragmento)
 
 
El 26 de Julio en Grenoble (Francia) murió Pierre Broué, miembro honorario del CEIP "León Trotsky", a la edad de 79 años. Como él solía decir, "de las mil maneras de luchar por la revolución, una de ellas es trabajar por acercarse lo mejor posible a la verdad histórica, lo que podríamos llamar, no un combate por una historia revolucionaria, sino un combate revolucionario por la historia" que es la que eligió a los 14 años por influencia de sus abuelos.
 
La lucha contra las ligas fascistas, las huelgas francesas de 1936 y el combate contra el franquismo dejaron su huella a muy temprana edad. A inicios de la Segunda Guerra Mundial, Pierre Broué, sería responsable de la célula clandestina de la Juventud del Partido Comunista de un prestigioso liceo parisiense. Sin embargo, poco tiempo después va a ser expulsado acusado de "trotskista". En 1944 entra en contacto con un camarada trotskista y a partir de allí y durante cuatro décadas va a ser militante de la OCI [dirigida por P. Lambert] hasta su ruptura con ella a fines de los '80.
 
La difusión de la obra de Trotsky, la actividad de los trotskistas, develar las mentiras estalinistas en base al minucioso trabajo de investigador es al que consagró su vida. "El trabajo es agotador, pero ¡trae tan buenas recompensas! La mejor: encontrar una clave, un arma imparable para denunciar una mentira, desmentir una calumnia, restaurar el verdadero rostro de una militante o de un militante… Esta investigación me ha dado inmensas alegrías."
 
En 1961, junto a Emile Témime, publicó "La revolución y la guerra de España". Su monumental obra "Historia del Partido Bolchevique" constituye una guía insustituible para el estudio del partido comunista ruso desde su formación hasta la edición del libro en 1963 (diez años después va a ser publicada en español). "Los Procesos de Moscú" (1965), "La primavera de los pueblos comienza en Praga" (1969), "La revolución alemana" (1971), "La Revolución española" (compilador, 1972), "La cuestión china y la internacional comunista" (compilador, 1976), "El asesinato de Trotsky" (1980), "Trotsky" (1988), su biografía del fundador del Ejército Rojo y "Rakovsky o la Revolución en todos los países" (1996) componen parte de su vasta obra.

En 1978, funda el Instituto León Trotsky en París. Dos años después, Pierre Broué asistió a la sección "cerrada" de los archivos de Trotsky de la Houghton Library de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) luego de su apertura. El material que se encontraba allí le permitió ampliar los ya conocidos Escritos de León Trotsky y publicar las Obras en 27 tomos. También publicó los Cahiers León Trotsky con cerca de 80 volúmenes a la fecha que reúne artículos de dirigentes de la IV Internacional de distintas épocas e investigadores del movimiento trotskista de todo el mundo. Muchos de ellos están realizados de forma temática, lo cual permite a todo historiador o militante de izquierda abordarlos profundamente. Asimismo, en 1988 viajó a la URSS, lo que le permitió ampliar sus investigaciones, realizando una importante contribución al conocimiento de la historia de la Oposición de Izquierda rusa.
 
Homenaje al historiador Pierre Broué

El historiador  francés Pierre Broué falleció el 26 de julio en Grenoble, la ciudad en la que había sido durante muchos años profesor del Instituto de Estudios Políticos y donde había escrito la mayor parte de sus libros y mantenido una intensa actividad militante bajo el signo del movimiento trotskista. Tenía 79 años y ejerció una importante labor intelectual y política hasta el fin de su vida.
 
Broué era un amigo con el que traté durante muchos años. Lo conocí en los años 60, cuando escribió y publicó, con el profesor Emile Temime, el libro “La Revolución y la guerra de España”, que es sin duda la obra de Broué que ha alcanzado mejor difusión en Francia, en España y  muchos otros países. Le ayudé en todo lo que pude y tuvimos un intercambio de ideas y de documentación tan cordial como eficaz. Las cartas que se cruzaron entre nosotros son un documento que ha servido a varios historiadores. El caso es que este ejercicio nos llevó a una amistad que no se alteró nunca y que nos permitió organizar un coloquio y lanzar otro libro sobre la Revolución Española, que se publicó en 1969 en Paris y se agotó muy pronto.
 
El desmoronamiento del franquismo y el restablecimiento de las libertades democráticas permitieron que Pierre Broué pudiera viajar  a España y participar en  diversos actos políticos en las Universidades y en otros círculos políticos y sociales. Pero en 1988, tras el lanzamiento de “Trotsky” en París, que es quizás la mejor obra de Broué, logramos organizar en Madrid un gran Homenaje a León Trotsky con la colaboración del Ministerio de Cultura animado por Jorge Semprún. Broué y diversos intelectuales españoles y franceses pudieron hablar en el Ateneo de Madrid y en otros centros culturales sobre la vida y la  obra de León Trotsky, hecho sin precedentes en la capital de España, donde se habían lanzado en otros tiempos calumnias atroces contra la figura más significativa, con Lenin, de la revolución rusa.
 
Revisando papeles de Broué encontré ayer una tarjeta suya que acompañaba su libro sobre “León Sedov”, hijo de Trotsky. En la tarjeta me decía: ”Espero Wile que podrás hablar sobre esta obra en la prensa española. Gracias”. Broué tenía un interés especial por llegar al público español porque pensaba que  estaba falto de información sobre temas que eran muy suyos. Pues bien, con esta tarjeta en la mano cumplo con lo que ya no podrá pedirme. Pierre Broué era un gran historiador y un trabajador extraordinario. Asombra el trabajo que supone la biografía de Trotsky, su  “Historia de la Internacional Comunista” y su “Historia del partido bolchevique”. Y asombra que haya podido escribir estos libros al mismo tiempo que dirigía el Instituto León Trotsky, los “Cahiers de Leon Trotsky” y la revista “El Marxismo Hoy”. Como asombran sus  singulares viajes a Cuba y a Moscú. Por eso, es una lástima que algunas de sus obras no hayan sido traducidas al castellano y publicadas en España.
 
Podría contar mil cosas sobre sus viajes a Moscú en los últimos años. Como otros historiadores, había tratado de penetrar en los archivos de la GPU y  en el Fondo Stalin. Había  logrado ciertas informaciones de importancia. Pero, sobre todo, había tenido un interés enorme en hablar con los familiares de las figuras importantes del bolchevismo y lo había conseguido en parte con motivo de un acto de Memorial, la organización que defiende a las victimas de Stalin. Fue para él emocionante ver que había en la sala gentes que se llamaban Smilga, Antonov Ovseenko, Lomov, Vuyovic, es decir, nombres  que recordaban la locura stalinista. Pudo hablar con ellos sobre el Gulag y hasta descubrir una nieta de Trotsky. Y un día me llamó por teléfono para decirme que había hablado con la viuda de Bujarin y ésta le había rogado que saludara a los militantes del POUM por el coraje que habían manifestado resistiendo  al stalinismo
 
Hace unos años, cuando el gran cineasta Ken Loach lanzó su film “Tierra y Libertad”, varios camaradas franceses pidieron que organizáramos presentaciones con debate en diversos lugares de Europa. Se hicieron en Estrasburgo, en Ginebra, en Basilea, en Toulouse, en Burdeos, en París y en varias Universidades. Pierre Broué organizó el acto en Grenoble movilizando a los estudiantes, a la Universidad y a las librerías que expusieron libros sobre España y engalanaron sus establecimientos. Pierre Broué animó  el festival y se sintió enormemente feliz. Evoco esta imagen para despedirme del autor de “La revolución y la guerra de España”, primer libro importante que abrió el camino para muchas obras considerables.
 
*Wilebaldo Solano, Burgos, 1916. Organizador del movimiento de estudiantes de bachillerato en Barcelona y como estudiante de Medicina, fundador de la Federación Nacional de Estudiantes de Cataluña. Militante del BOC en 1932. Secretario general de la Juventud Comunista Ibérica (juventudes del POUM) en 1935. Miembro del Comité Ejecutivo del POUM desde su formación, participa en su reconstitución en la clandestinidad tras su ilegalización en junio de 1937, ejerciendo como director del semanario clandestino Juventud Obrera. Detenido en abril de 1938 y encarcelado en la Prisión del Estado de Barcelona. Exilado en Francia en febrero de 1939 tras el avance franquista. Detenido en Montauban en febrero de 1941, fue juzgado y condenado a 20 años de trabajos forzados por un tribunal francés al servicio de los nazis. Fue liberado el 19 de julio de 1944 tras el asalto al presidio de Eysses efectuado por un grupo de guerrilleros de la Resistencia francesa. Permaneció en el maquis que le liberó hasta que pudo organizar, con militantes de la CNT y del POUM, una unidad guerrillera, el Batallón Libertad. En 1947, tras un viaje clandestino a Madrid y Cataluña, fue elegido secretario general del POUM en una conferencia general celebrada en Toulouse (Francia), con representantes de la organización ilegal del interior y de los grupos del exilio en Francia, África del Norte y América Latina. Durante el exilio fue director de La Batalla y Tribuna Socialista, trabajando profesionalmente como periodista en la agencia France Press. En 1975-76, cuando se produjo la crisis del POUM, se opuso a su disolución y al ingreso en la socialdemocracia y se pronunció por el reagrupamiento de los grupos que se inspiraban en el marxismo revolucionario. En los años 80, fue uno de los fundadores y animadores de la Fundación Andréu Nin. Es autor de numerosos libros y articulos.
 
Fundación Andréu Nin:
 
Homenaje al historiador Pierre Broué, Wilebaldo Solano; Pierre Broué, historiador revolucionario, Michael Eaude; Notas sobre Broué y España (con algunos detalles personales), Pepe Gutiérrez; Un intelectual antiestalinista: Pierre Broué, Carlos Artola; Ha muerto Pierre Broué, historiador y militante marxista revolucionario, Jaime Pastor; Los nuestros: Pierre Broué (1926-2005), Club Iniciativa Socialista; Comunistas contra Stalin: la masacre de una generación, Ignacio Iglesias.
 
Enlaces - Obras de Pierre Broue
 
 
Artículos:
(La Internacional Comunista y España 1919-1939, de Antonio Elorza y Marta Bizcarrondo)
 
Sugerencias - Enlaces
 
Propaganda electoral de Nación Andaluza, 2000
 
Liberación Gay y Lesbiana - Una de las pocas medidas positivas que puede adjudicarse el Gobierno español del PSOE es la legalización del derecho al matrimonio de las personas homosexuales. Hace pocos días, el PP -siguiendo directrices clericales- ha anunciado su intención de recurrir la reforma ante el Tribunal Constitucional con la intención de anularla. Resulta pues buena ocasión para acercarse a la situación de las personas homosexuales y de la lucha por los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales y proponemos hacerlo a traves de la lectura de la Resolución sobre Liberación Gay y Lesbiana, aprobada en 2003 por el XV Congreso Mundial de la IV Internacional.
 
Congreso de Asamblea Nacional de Andalucía - Los próximos días 29 y 30 de Octubre se celebrará en Carmona el Congreso Nacional Constituyente de esta formación. Se encuentran ya disponibles en su pagina las ponencias presentadas sobre Nación y Estado. Nacionalismo Andaluz; Sociedad civil y partidos políticos; Organización Territorial; Presencia pública e imagen; Ecología; Relaciones internacionales y Organización de ANA. Anuncian que próximamente estarán asequibles también las dedicadas a Modelo Económico; Cultura y Reforma del Estatuto. Excelente oportunidad para conocer de primera mano como plantea ANA sus posiciones políticas (sobre el origen de esta organización, ver Andalucía, a la hora de la Reforma Estatutaria, nota 3, Andalucía Libre nº 266, 24 de Julio de 2005)
 
Nueva pagina de Jaleo - La organización juvenil independentista Jaleo estrena nueva dirección y nueva estructuración de su sitio nacional. Aunque aún se encuentre parcialmente en construcción merece la pena acercarse para actualizar su ubicación entre nuestros Favoritos y revisar los nuevos contenidos insertados.
 
PA: "Me siento Nación" - Así se titula el nuevo sitio en el que el Partido Andalucista -a cuentas del debate estatutario- presenta su Campaña Me siento Nación. Anotada para la posteridad, omitimos más comentarios.
 
La Huelga de la Grúa de Sevilla - Ha concluido la Huelga que los trabajadores de la concesionaria de la Grúa de Sevilla han mantenido durante meses frente a la empresa AUSSA y el Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por una coalición PSOE-PCE/IU. En el desarrollo del conflicto la plantilla pasó a adscribirse al sindicato anarquista CNT y este editó el sitio especifico Solidaridad con los Trabajadores en Huelga de AUSSA, en donde puede encontrarse materiales para el seguimiento de la lucha.
 
Caso Roquetas - El 24 de Julio de 2005, Juan Martínez Galdeano acudió al cuartelillo de la Guardia Civil de Roquetas de Mar, recibió abundantes golpes de su dotación -muchos de ellos en la misma puerta del Cuartel  y ante la vista de los vecinos- y murió. Los guardias civiles imputados están en libertad provisional. El Centro de Documentación contra la Tortura ha recopilado un Dossier de Prensa con todo lo publicado al respecto.
 
Debates en Cuba - Publicamos hace casi un año un numero especial de Andalucía Libre (el nº 245) con textos cubanos editados en Cuba que titulamos Cuba: Reflexiones sobre la URSS, el estalinismo y el socialismo. Siguiendo el asunto ahora encontramos en la interesante revista cubana Temas -que por cierto y en general, aconsejamos leer con detenimiento porque lo merece- otro material de interés: se trata del Debate ¿Por qué cayó el socialismo en Europa oriental?, en el que participan Rafael Hernández, Francisco Brown, Ariel Dacal, Julio A. Díaz Vázquez y Fernando Rojas en el que se recogen desde diversas perspectivas, análisis y valoraciones muy sugerentes y entre cuyas intervenciones y polémicas nos atrevemos a leer algunas referencias con clara proyección específicamente cubana. Ligado a este mismo tema, aunque en un plano más vivencial pero no por ello menos ilustrativo, está el delicioso relato de Yoss, Cuba: Lo que dejaron los rusos. Otro tema cubano, siempre polémico, se discute en ¿Por qué emigran los cubanos? Causas y azares. Siguiendo con la realidad cubana y entroncando con un debate polarizante que arrastramos en el Movimiento de Liberación Nacional Andaluz, terminamos para no alargar indefinidamente esta reseña con el panel El habla popular y las normas sociales, en el que participan Rafael Hernández, Rodolfo Alpízar, Marlen Domínguez y Tania Licea, que ojalá sirva para a partir de sacarle jugo a la discusión sobre el "cubano" que hacen los cubanos, llevar una mijita de más racionalidad a nuestras particulares broncas nacionales a cuenta del "andaluz". [Una selección sobre Cuba en Andalucía Libre ver: Seguimos con Cuba, nº 182; Debate sobre Cuba, nº 183; Cuba y la izquierda andaluza, nº 184 y Cuba SÍ nº 189.]
 
--oOo--
 
Música de fondo: Mujer contra Mujer - Mecano
 
PUBLICIDAD DEL SERVIDOR E-LISTAS:









[Adjunto no mostrado: Mecano - Mujer contra Mujer.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters