Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 261 al 290 
AsuntoAutor
nº 266 - Andalucía Andaluci
nº 267 - IX Congre Andaluci
nº 268 - Economia Andaluci
nº 269 - 70 Aniver Andaluci
nº 270 - PSOE/PP c Andaluci
nº 271 - Ceuta y M Andaluci
nº 272 - Ceuta y M Andaluci
nº 273 - Acuerdo P Andaluci
nº 274 - Así está Andaluci
nº 275 - Manifesta Andaluci
nº 276 - (1) Pacto Andaluci
nº 276 bis - Anexo Andaluci
nº 277 - (2) Andal Andaluci
nº 278 - (3) '¿And Andaluci
nº 279 - (y 4) La Andaluci
nº 280 - Pobreza - Andaluci
Foro Independencia Andaluci
nº 281 - Bolivia: Andaluci
nº 282 - Urbanismo Andaluci
nº 283 - Sumarios Andaluci
Manifestación por Andaluci
Ante la presencia Andaluci
nº 284 - Andalucía Andaluci
nº 285 - 'Andalucí Andaluci
nº 286 - España la Andaluci
nº 287 - ETA decla Andaluci
nº 288 - Carta Ab Andaluci
nº 289 - Diaspora Andaluci
nº 290 - Cataluña Andaluci
nº 291 - 'PA no ac Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 349     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nº 281 - Bolivia: El Evo ganó - Campo andaluz
Fecha:Martes, 20 de Diciembre, 2005  00:27:59 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nº 281
 
En este Correo:
 
ESPECIAL BOLIVIA: El Evo Ganó
*Evo, Presidente Electo, Bolpress
- Especial Elecciones BolPress
*Evo arrasó en las Elecciones, EcoNoticias Bolivia
- Especial Elecciones EcoNoticias
*Evo Morales:"Comienza la nueva historia de Bolivia"
*Imperialismo español - Repsol sufre por la victoria de Evo Morales
*Opinión, Tengo más de 500 años esperando este día..., Morelis Gonzalo
- La Bolivia que presidirá Evo
*Crónica, Un tour al corazón de los asustados, Eduardo Febbro
*Documento - Declaración de la Cumbre Nacional Obrera y Popular, COR-El Alto - COB - FSTMB
*Decálogo del MAS para transformar Bolivia, Prensa Latina
*El programa del MAS - El MAS en Internet
*Análisis y Opinión, Desafíos para "el día después", Nelson Soza Montiel
*Bolivia en Andalucía Libre
Andalucía
*El SOC paraliza finca con inmigrantes latinoamericanos trabajando sin contrato 
*Gobierno PSOE, UGT y CCOO flexibilizan la Renta Agraria que aprobó el PP, I. Carretero
*Texto del Acuerdo firmado por el Gobierno con CCOO y UGT
*DOCUMENTACIÓN: Subsidio Agrario-PER y luchas jornaleras en el campo andaluz en ANDALUCÍA LIBRE
*Convenio del campo de Jaén marca alza salarial del 4,9%, G. Donaire
*Fútbol - Convocatoria para el Encuentro ANDALUCÍA - CHINA, Federación Andaluza de Hinchas
*Directorio de Andalucía en Internet
*Música de Fondo
--oOo--
 
 
Bolivia
Evo, presidente electo
 
Histórico. Por primera vez en la historia boliviana, un candidato presidencial logra la mayoría absoluta para ser ungido presidente de la República. La Cadena Ud. Elige, formada por más 100 medios de radio, televisión y periódicos, informó que el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, alcanza el 50,9% de los sufragios. La victoria, "por goleada", como dicen ahora los masistas, fue lograda a pesar de una masiva eliminación del padrón electoral producida en zonas conocidas por su apoyo a Morales.
 
Morales se impuso sobre Jorge Quiroga, el ex presidente convertido en el niño mimado de las transnacionales y el gobierno de Estados Unidos, candidato de la formación Podemos. Los resultados, extraoficiales, señalan que Quiroga logró el 31,9% de votos. Muy lejos de los dos primeros se encuentra el empresario cementero Samuel Doria Medina que logró el 8,2% de los votos, seguido por el candidato del MNR —partido del fugado Sánchez de Lozada— que logró el 6,7% de votos. El líder indígena Felipe Quispe sólo logró el 1,1% de los votos, mientras los restantes otros tres candidatos no superaron el 0,5 por ciento.

Según los datos oficiales de la Corte Nacional Electoral, sobre el 8,6 por ciento de las 21.111 mesas electorales habilitadas, Evo Morales logró el 47% de votos. Sin embargo, la victoria electoral puede no reflejarse en la composición del Senado, instancia parlamentaria considerada como clave para la gobernabilidad del país. En el Senado, el MAS sólo lograría 12 de los 27 asientos, uno menos que Podemos. Los restantes dos estaría en manos de militantes de UN y MNR.

"Hemos batido un récord histórico de votos. Quiero decirles a los aymaras, quechuas, guaraníes y chiriguanos que por primera vez vamos a ser presidente", dijo Morales en la víspera.

Antes de las elecciones, analistas políticos habían anticipado la posibilidad de un empate catastrófico para el país consistente en una victoria del MAS por poco margen, el mismo que abriría la posibilidad para que Quiroga sea nombrado presidente por el Congreso.
Candidaturas, Programas...
 
Evo arrasó en las Elecciones
 
La Paz, diciembre 18, 2005.- El candidato indígena y jefe del reformista Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales venció ampliamente las elecciones de este domingo y es el nuevo presidente de Bolivia. Según destacan las cadenas más importantes de televisión, la victoria de Morales es inapelable y contundente, en cinco de los nueve departamentos del país y con fuerte votación en los otros cuatro departamentos, tal como lo pronosticaron en su momento informes confidenciales de los organismos internacionales.
 
Las principales cadenas de televisión dan cuenta que el líder cocalero habría obtenido el 51% de los votos, superando al ultraderechista Jorge Tuto Quiroga que habría recibido sólo el 31%, con una diferencia de 20 puntos. Estos resultados preliminares confirman las encuestas confidenciales dadas a conocer por esta agencia de noticias y que ubicaba la diferencia entre el primero y el segundo en 17 puntos porcentuales.
 
Tanto el líder cocalero como el ex presidente Quiroga refrendaron estos datos extraoficiales, el primero saludando la victoria como un gran triunfo del pueblo boliviano y el segundo como una reafirmación de la democracia. Con esta votación, el MAS logra la mayoría en el Congreso, aunque pierde claramente en las elecciones de siete de las nueve prefecturas (gobernaciones), según los recuentos preliminares.
 
Para la mayor parte de los dos millones de bolivianos que asistieron a las urnas, en la jornada de hoy sólo habían dos grandes interrogantes: la primera, por cuánto ganaría el líder indígena Evo Morales y, la segunda, cuánto durará en el gobierno.
 
Sobre la primera, las encuestas más confiables habían señalado que Evo, el jefe del MAS logrará una victoria arrolladora (de 17 puntos porcentuales), mientras que los sondeos de los grandes medios de comunicación, que apoyan al ultraderechista ex presidente Jorge Quiroga aseguraban que la diferencia será mínima a favor del cocalero (cinco a seis puntos porcentuales). La mayor parte de los electores, incluidos sus rivales, están seguros que Morales será el nuevo presidente de Bolivia.
 
Por ello, la otra gran duda es saber si Morales podrá completar su mandato de cinco años, en medio de la presión cruzada de Estados Unidos, las transnacionales y las élites empresariales y latifundistas, por un lado, y los radicales movimientos sociales y populares, por el otro.
 
Evo hizo contradictorias promesas a ambos factores de poder. A los primeros les asegura la estabilidad económica en los marcos del FMI y Banco Mundial, la defensa y preservación de la inversión extranjera, la no expropiación de las petroleras y el mantenimiento de las principales leyes neoliberales (libre importación, libre comercio y libre contratación). A los segundos les habló de nacionalización y recuperación de la tierra y el territorio, con un claro afán demagógico para ganar los votos de la mayoría. Después de enero, estos grupos de poder presionarán para que Morales cumpla con sus ofertas, lo que preanuncia el retorno de la inestabilidad política y de los conflictos sociales.
 
La votación de hoy se desarrolló en una jornada donde primó la tranquilidad y el orden, aunque hubo dificultades menores por la gran cantidad de ciudadanos que fueron depurados de las listas del padrón electoral.
 
 
Evo: “Comienza la nueva historia de Bolivia”
Bolpress

El próximo año empieza la nueva historia de Bolivia con igualdad, justicia social, paz y equidad. Será el tercer milenio de los pueblos y no del imperio, en el que se resolverán los problemas de la gente cambiando el modelo económico que bloquea el desarrollo de Bolivia y acabando con el Estado colonial. Eso dijo Evo Morales en su primera aparición pública luego de confirmarse su contundente victoria en los comicios presidenciales de este domingo.
 
 
A las 7 de la noche Morales voló a Cochabamba para reunirse con miles de militantes del MAS que le esperaban para proclamarlo como presidente del país. Allí agradeció al pueblo de Bolivia y en especial a su comunidad, Orinoca, y a las seis federaciones de cocaleros del trópico de Cochabamba que le permitieron crecer políticamente hasta alcanzar la victoria con posiblemente más del 51% de los votos. Además, Morales observó que la elección demostró que no toda la gente de las ciudades desprecia al movimiento campesino.
 
La victoria del MAS en las urnas con mayoría absoluta, un hecho inédito en la historia reciente de la democracia boliviana, “es una revolución histórica, la gran diferencia es que es democrática y en base al voto. Más que una elección es un plebiscito que le ha dado al MAS victoria irrefutable e inapelable, Bolivia entera ha votado por el cambio y ha marcado el rumbo del cambio democrático”, dijo Álvaro García Linera, el virtual vicepresidente del país.
 
García Linera considera que la victoria del MAS, “poderoso torrente de liberación y transformación social”, es un hecho histórico de gigantesca trascendencia no vivido desde la revolución de 1952. “Hemos derrotado la infamia, la mentira, hemos sabido resistir como saben resistir los pueblos indígenas en estos 500 años”, añadió refiriéndose a la intensa guerra sucia contra el MAS que se vivió durante la campaña. El gran cambio pacífico y democrático del que habla García Linera tiene que ver con la construcción de un nuevo modelo económico, la recuperación de la soberanía y el control de los hidrocarburos, apoyo al empresariado, respeto de la propiedad privada, a las inversiones y los ahorros, y la preservación de la estabilidad macroeconómica.
 
En lo político, el gobierno del MAS garantiza la convocatoria inmediata a la Constituyente que sesionará en Sucre en agosto de 2006; las autonomías departamentales, pero preservando la unidad nacional, y un nuevo comportamiento de las dirigencias políticas basado en la ética. “Vamos a mandar obedeciendo, como dice el presidente Evo Morales; sabremos oír a todos los sectores, movimientos sociales, empresarios, cívicos y sistema político. La población debe asistir a este acontecimiento sin ningún temor. Nadie tiene que sentirse excluido y atemorizado”, declaró García Linera.
 
Evo aseguró que el MAS “jamás extorsionará a los empresarios que quieran invertir en el país, jamás se vengará de la gente que hizo daño al país”. “Es verdad que antes nos mataron con bala y ahora intentaron matarnos con guerra sucia en base a la mentira, pero eso ha favorecido al MAS”. Evo agradeció a los que le hicieron guerra sucia porque eso le permitió crecer electoralmente, e hizo énfasis en su agradecimiento a la red Unitel, un canal de propiedad de una familia de latifundistas de Santa Cruz que fue particularmente duro con la candidatura de Morales en la etapa pre electoral.
 
Morales no perdió la oportunidad de fustigar duramente a los funcionarios de la Corte Nacional Electoral (CNE), que en esta jornada fueron criticados por haber ordenado la depuración de más de un millón de personas del Padrón Electoral, curiosamente en las poblaciones donde el MAS tiene más apoyo. “Si yo fuera miembro de la CNE y si tendría ética, renunciaría al cargo. Frente a los observadores de la OEA, digo que el proceso electoral se manejó irregularmente desde la Corte. Las cortes debían garantizar elecciones limpias y transparentes, pero las denuncias son graves. Algunos miembros de la CNE han cometido un crimen contra la democracia, y pese a ello el pueblo ha demostrado que se puede derrotar al neoliberalismo y a sus instrumentos en la CNE”, observó el futuro presidente boliviano.
 
Según Morales, Bolivia no es inviable como predican los funcionarios del departamento de Estado norteamericano: “felizmente no estamos solos ni en Bolivia ni a nivel internacional, tenemos mucho apoyo de la comunidad internacional, varios representantes de legaciones diplomáticas y gobiernos de América Latina, Europa y Asia nos llamaron, esa es la fuerza del MAS”, dijo. Batimos un récord. Ningún partido ganó con más del 51% de los votos. Ahora queda luchar por “la Unión de Latinoamérica, reconstruir el Tahuantinsuyo o la patria grande de Bolívar para vivir bien”, finalizó Morales.
 
Imperialismo español en Bolivia
Repsol sufre por la victoria de Evo Morales
Redacción Bolpress

Las acciones de la petrolera Repsol en la bolsa de Madrid sufrieron hoy una fuerte caída, una consecuencia de la victoria de Evo Morales en las elecciones de la víspera. Las acciones de esa empresa cayeron hasta 24,56 euros, 2,31% menos que la última cotización.

Analistas citados en el portal Finanzas.com señalaron que la victoria de Morales afectó a los títulos de Repsol YPF, debido a que el ganador de las elecciones bolivianas repitió varias veces su intención de nacionalizar la industria energética del país.

Bolivia es la segunda reserva de gas natural en Sudamérica, por lo que una probable nacionalización de los recursos naturales demandada por la población, entre otros el gas natural, es una "mala noticia para Repsol", por lo que la compañía "será castigada a corto plazo por la incertidumbre política".

La edición Internet de El Mundo señala que fuentes de la petrolera no quisieron valorar el asunto y tan sólo señalaron que Antoni Brufau, presidente de la compañía, "ha felicitado" por teléfono a Morales y le ha mostrado su disposición "a seguir trabajando en beneficio del país y de Repsol". Analistas citados en El Mundo, afirman que "llevará un tiempo ver en qué medida afecta la llegada de Morales al poder. Tienen que proclamarse y promulgar las leyes". La analista Natalia Aguirre, dijo a El Mundo, que "Evo Morales tendrá que decidir su política económica y me parece raro que siendo Bolivia un país con tanta necesidad de financiación se nacionalicen los hidrocarburos".

Según datos que se informan en España, la petrolera extrajo en Bolivia el pasado año 10,6 millones de barriles de petróleo y obtuvo una producción de gas de 39,3 millones de barriles equivalentes. La compañía opera 32 bloques en Bolivia, con unas reservas probadas de 1.308 millones de barriles equivalentes de petróleo a fin de 2004.

Hace dos años, cuando Repsol impulsaba el proyecto de exportación de gas natural boliviano por puertos chilenos, un ejecutivo de Repsol declaró en una conferencia realizada en Santa Cruz que por cada dólar invertido, la petrolera se lleva 10. Repsol tiene en Bolivia un costo de producción un poco inferior a 1 dólar por barril equivalente de petróleo, un nivel considerado el más bajo del sector. La petrolera opera en Bolivia amparada en un contrato que no fue ratificado por el Congreso, como manda la Constitución, razón por la que existen pedidos judiciales para su anulación.
Opinión
Tengo más de 500 años esperando este día…
Morelis Gonzalo*
 
A mi amiga boliviana Eva Zamora, comprometida por siempre con su país.
 


Oigo a Evo y no termino de asimilarlo. Veo los numeritos y me superan. Si bien las encuestas previas señalaban su éxito indiscutible, necesitaba ver eso en la realidad para terminar de creerlo, dado las experiencias vividas tanto afuera como adentro del país.
 
Al parecer las elecciones transcurrieron sin mayores problemas (otra sorpresa también) y allí sí, mi asombro no tiene límite, aun cuando las famosas “depuraciones” de los registros electorales dejaron a más de un millón de bolivianos sin poder ejercer su derecho al voto, pero, en líneas generales, no hubo violencia, no hubo manipulación descarada de los resultados ni de los actores sociales, ni de los medios de comunicación. ¡Así de contundente sería el triunfo!
 
Muchos hablaban de que era casi seguro que la decisión la tomaría el Congreso por cuanto Evo no conseguiría el 50% más uno de los votos, pero he aquí otra sorpresa; esto también lo logró.
 
Digo que tengo (o tenemos) más de 500 años esperando por este momento. Es como un desquite histórico: por fin un indígena toma de nuevo las riendas de su país, por fin un descendiente de los habitantes originales de estas tierras asciende al gobierno. Espero que en el menor tiempo posible, también ascienda al poder. Comienza con buen pie; un gran apoyo popular y el compromiso de una Constituyente para renovar su Carta magna.
 
Evo Morales llega al gobierno en un buen contexto y en un buen momento latinoamericano. Tiene varios gobiernos amigos a su alrededor, dispuesto seguramente a ayudarlo. Existe en la región un decreto no escrito de ir al encuentro de los cambios, no ya solo como retórica, sino como esfuerzo de construcción, expresado en las elecciones ocurridas en los últimos tiempos. Allí está Argentina, Brasil, Venezuela, Uruguay, posiblemente Chile, México y Nicaragua. Es que hace rato que nos cansamos de ser el patio trasero del Imperio….
 
Pienso en Guaicaipuro, en Mara, en Tupac Amaru, en Huascar, en tantos indígenas que murieron  y mueren defendiendo estas tierras, sus tierras, en tantos “salvajes” como diría el poeta Gustavo Pereira. Pienso en ellos y digo que seguramente la Pachamama está de fiesta, porque al fin uno de los suyos estará al frente de Bolivia.
 
Son muchos los retos de Evo. Son muchos los compromisos. Seguramente le vendrán momentos difíciles, pero él sabe como la acaba de confirmar, que no está solo, que cuentas con miles de latinoamericanos dispuestos a apoyarlo. Desde aquí,  hago mío este triunfo y como yo, miles de  venezolanos y venezolanas. Como alguna vez me dijera Alfonso Gumucio, que Bolívar seguramente estaría  muy orgulloso de los venezolanos, de ver los cambios en su país. Igual debe sentirse hoy con los bolivianos y  el triunfo de Evo. ¡Salud Bolivia!
 
*Periodista venezolana
La Bolivia que presidirá Evo
 
Crónica
Un tour al corazón de los asustados
El Movimiento al Socialismo que lidera Evo Morales va primero en los sondeos, de cara al domingo
Eduardo Febbro, desde La Paz, Página/12, Buenos Aires, 16-12-05

En la zona sur de La Paz, donde viven la gran burguesía y la clase media, la posibilidad de que el MAS de Evo Morales obtenga la presidencia es una pesadilla para algunos, que temen un “corralito a los ricos”. Para otros, el ascenso del MAS es un mensaje conciliador.

“Fíjese usted, antes, el mundo se interesaba en nosotros porque echábamos a los presidentes y ahora los periodistas vienen a La Paz porque vamos a elegir a uno nuevo”, dice Roberto, un empleado de la industria textil que forma parte de ese batallón de indecisos en cuyo enigmático voto está, en parte, el destino de la democracia boliviana. Los indecisos totalizan un poco más del 10 por ciento del electorado, es decir, cerca de 400 mil personas. En Bolivia, la manera en que los electores optan por el voto está determinada no sólo por preferencias según las plataformas políticas sino, también, por otros parámetros que pueden ir desde el color de la piel hasta la región de residencia, es decir, el factor regional. Por ejemplo, en buena parte del Occidente boliviano los electores tienen miedo de que Evo Morales no sea capaz de gobernar más allá de seis meses. En cambio, en Oriente, donde se encuentran las provincias con ambiciones autonomistas, Santa Cruz, Tarija, el electorado se duerme con la pesadilla contraria: que Evo, si gana, permanezca en el poder por un cuarto de siglo y se convierta así en une suerte de Hugo Chávez de los Andes.

En la zona sur de La Paz, allí donde viven la gran burguesía y la clase media, el fuerte empuje del MAS es una pesadilla para algunos y una suerte de “mensaje” reconciliador para otros. Una empleada doméstica de la zona de San Miguel decía que estaba muy contenta porque era la primera vez que iba “a poder votar por un boliviano”. Por el contrario, sus empleadores ya se están armando por si en una de esas llega el día fatídico. Muchos habitantes de la zona sur han tomado precauciones porque tienen terror de que la posible victoria de Evo Morales desemboque “en una suerte de venganza generalizada, como una gran revancha de los pobres contra los ricos”, según confesaba a Página/12 un habitante de la zona sur antes de subirse a su lujoso Toyota doble tracción. Ese pánico se ha convertido incluso en una consigna pintada en los muros. Los militantes conservadores tuvieron la idea de “decorar” las casas de la zona con pintadas más que alusivas. En los muros de lujosas residencias aparecen frases como “Próxima propiedad social, porque somos mas”. Otras dicen “Evo, corralito a los ricos”. Con ello se le da cuerpo a la pesadilla de una expropiación masiva de las casas, autos y bienes de la burguesía.

La burguesía se imagina una ininterrumpida hilera de indígenas bajando de esa capital de la rebeldía latinoamericana que es la ciudad de El Alto. “Los alteños pusieron fin al mandato de dos presidentes e impidieron con sus movilizaciones que otros dos asumieran la presidencia. Creo que son perfectamente capaces de cometer una barbaridad”, dice Juan Pablo, un adinerado empresario del sector de los servicios.

“A mí no me van a tomar desprevenido. Si se les ocurre venir los espero armado”, dice Joaquín, otro vecino –joven– de la zona sur. Sus amigos están tan convencidos como él y ya han preparado “espontáneamente” comités de autodefensa. La obsesión es tal que hay incluso algunos que se atreven a vaticinar que los pobres de Bolivia les van a venir a violar a las hijas. “Es un disparate. Tantos años de un país artificial los ha acostumbrado a pensar las cosas de una sola manera. Y cuando el cambio se viene encima, entonces, la primera reacción es de pánico. Se sienten perseguidos pero, usted puede verlo, nada apunta hacia esa dirección”, dice Mario, empresario también ligado al sector de los servicios pero que pertenece a esa burguesía que el sociólogo Oscar Vega, asesor de proyectos de gestión pública, califica como “lúcida”. Vega señala que esta consulta se caracteriza por el sentimiento general de que “la gente siente que, con los sucesos de los últimos años, ellos han abierto esta situación democrática. Este es su espacio democrático. Pero hay sectores de la burguesía que tienen mucho temor. En cambio, existen otros que se dan cuenta de que esta es la mejor forma de consolidar un posible horizonte económico para ellos”. Vega admite que el racismo en Bolivia es fuerte y que este es un momento de “reivindicación pero en términos políticos. Está viviendo una disputa sobre lo que se entiende por boliviano. Hay entonces una búsqueda de democratizar lo boliviano”.

Guillermo Beckar es un “extranjero” en su propia tierra. El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) para la zona sur recibe en una oficina instalada en un lujoso centro comercial de la burguesía. Y sin embargo, él, que es blanco y pertenece a la clase media, representa al movimiento social dentro del medio adinerado. En la zona sur residen 200 mil personas cuyos ingresos promedio varían entre los 500 y los mil dólares mensuales, muy lejos de los 40 o 60 dólares que ganan los indígenas. Beckar, que se declara seguro de la victoria, señala que “casi toda la gente que vive acá han pertenecido a los gobiernos anteriores. Tienen cierta forma de pensar. Son de derecha y tienen miedo de que venga un gobierno de izquierda radical”. El candidato del MAS, que no esconde sus orígenes de clase media, explica que lo que él busca es “que la clase media, que la burguesía, tenga una representación en el seno del movimiento social”. Las urnas dirán el domingo en qué proporción la burguesía de la zona sur lo ha escuchado. El país busca hoy un pacto, una estructura de consenso entre los actores políticos para que se respete a la “primera minoría” que salga de las urnas. Varios sectores sociales pugnan porque la consulta desemboque en la elección directa de quien salga primero. Pero la Constitución boliviana pone en manos del Congreso la designación del presidente y esa “segunda vuelta” sin voluntad popular hace pesar una amenaza suplementaria: que el Parlamento se convierta en la sede de un canje y compra de votos que nada tengan que ver con la elección popular.
Declaración de la Cumbre Nacional Obrera y Popular
EconoticiasBolivia/Correspondencia de Prensa
10 DE DICIEMBRE DE 2005
 
En la antesala de las elecciones Nacionales y Prefactúrales que se desarrollaran en Bolivia, los trabajadores y los movimientos sociales reunidos en la ciudad de El Alto, considerado como el cuartel de la Revolución del siglo XXI, en la 1ra. Cumbre Nacional Obrera Popular declaramos lo siguiente:

1.- Los trabajadores y los movimientos sociales de Bolivia ahora más que nunca estamos convencidos de que las elecciones nacionales y prefecturales que fueron convocadas para desarticular la lucha tenaz de los explotados del país no resolverán los problemas que estrangulan a los bolivianos ni defenderán la soberanía y la dignidad de la Nación. La pobreza, el hambre y la desocupación seguirán sumiéndonos.

2.- Conscientes de que nuestras luchas recientes se caracterizan por poner contra la pared al neoliberalismo y no poder traducir estas luchas en la toma del poder, los trabajadores y movimientos sociales de Bolivia tenemos la elemental obligación de articular y consolidar la Asamblea Nacional Popular Originaria como un órgano de poder. La asamblea constituyente que proyecte el actual gobierno no tiene otro objetivo que salvar los intereses de las transnacionales.

3.- A estas alturas los trabajadores y explotados de nuestro país estamos seguros que ninguno de los candidatos que tienen opciones para controlar el poder vía elecciones se atreverán a recuperar nuestros recursos naturales, por lo tanto no nos queda otro camino que suspender el cuarto intermedio resuelto en las jornadas de mayo - junio para concretar los siguientes objetivos:

- Nacionalización de los hidrocarburos sin indemnización y la recuperación de los recursos naturales.
- Profundización y concretización del Instrumento Político de los Trabajadores aprobado en Ampliado Nacional de la COB
- Anulación total del Decreto 21060 (que da vida al neoliberalismo)
- Lucha por la vigencia del salario mínimo vital con escala móvil y la garantía de la estabilidad laboral. No permitiremos la anulación del fuero sindical por los gobiernos de turno.
- Recuperación de las empresas de servicios públicos a favor del pueblo.
- Defensa intransigente por la unidad de la Nación, lucha contra las maniobras de división de la oligarquía de Santa Cruz y Tarija bajo el pretexto de la autonomía.
- Extradición inmediata del genocida de Gonzalo Sánchez de Losada (ex presidente derrocado en octubre del 2003 y refugiado desde entonces en Estados Unidos, NdE) y su encarcelamiento junto a sus colaboradores en Chonchocoro (cárcel de máxima seguridad, NdE).

4. Los explotados y movimientos sociales estamos conscientes que para concretar nuestros objetivos inmediatos, que nos llevaran a la instauración de un gobierno obrero - campesino, solo podemos confiar en la acción directa de masas y nuestros propios instrumentos de lucha. Por esa razón tenemos la elemental obligación de fortalecer la COB, CODes, CORes, los sindicatos de base y las organizaciones populares identificados con la lucha del pueblo boliviano.

5. Los trabajadores bolivianos nos declaramos en estado de alerta ante cualquier intento de intervención del imperialismo y el ruido de sables.

6. Los trabajadores y movimientos sociales convocamos a los explotados de todos los confines de la patria a construir Asambleas Populares Regionales en marzo de 2006. Los representantes de esos organismos deben designar sus delegados para concretar y fortalecer la Asamblea Nacional Popular Originaria que se reunirá el 10 de abril de 2006 en la ciudad de El Alto.

En esta lucha, los explotados sólo tenemos que perder nuestras cadenas de explotación y la humillación.

EL ALTO, 10 DE DICIEMBRE DE 2005
Central Obrera Regional - El Alto (COR-El Alto)
Central Obrera Boliviana (COB)
Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB)
 
Decálogo del MAS para transformar a Bolivia

Nacionalizar los hidrocarburos y todos los recursos naturales y erradicar el neoliberalismo, son dos medidas que se propone aplicar el Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, de ganar las elecciones bolivianas del domingo próximo.
 
Esas acciones forman parte del llamado decálogo de propuestas de la organización de izquierda, el cual concibe a la asamblea constituyente como instrumento para refundar el país en función de los intereses de las organizaciones sociales.
 
Para el MAS, la constituyente deberá desterrar el Estado neoliberal, excluyente, discriminador y colonial y diseñar un Estado nacional digno, comunitario y productivo, dirigido a mejorar la vida de los habitantes de este país. La asamblea deberá recuperar además el efectivo dominio nacional sobre los recursos naturales y asegurar que estén al servicio del bienestar general de la población.
 
La nacionalización de los hidrocaburos y demás recursos naturales plantea que el gas y el petróleo sean de los bolivianos y no de las transnacionales y que el Estado, y no las citadas empresas, tenga el control total y la dirección de toda la cadena productiva. Esa riqueza, agrega el decálogo que sintetiza el programa del MAS, deberá ser palanca del desarrollo productivo, con la creación de empleos a partir de la reactivación del aparato productivo, la promoción de la industria manufacturera, la micro y pequeña empresa y la agroindustria.
 
La descentralización política, las autonomías regionales con solidaridad y reciprocidad y el fortalecimiento de la unidad nacional, basada en la diversidad cultural y regional, constituyen la tercera propuesta de la organización izquierdista.
 
El MAS se propone anular la política económica neoliberal y revisará la ley de inversiones, para crear la matriz de desarrollo productivo a fin de crear empleo estable y excedente económico a partir de la industrialización de los recursos naturales. Esa matriz estará integrada por los hidrocarburos, la minería, la agropecuaria, la agroindustria, la industria manufacturera, el turismo y la explotación forestal, a lo cual se añade la industrialización de la hoja de coca con fines lícitos. Complementariamente, el Plan de Desarrollo Productivo del MAS prevé la creación del Banco de Desarrollo productivo urbano y rural, para artesanos y micro y pequeños productores.
 
El decálogo incluye una política de lucha contra la corrupción, cuyo principal instrumento será una ley de investigación de fortunas que se aplicará a los ex presidentes y otros ex altos funcionaros que ejercieron el poder en los últimos 20 años. La legislación, promete el MAS, hará posible la confiscación de bienes mal habidos y establecerá penas de hasta 20 años de cárcel a los corruptos, y para tener más fuerza será sometida a la aprobación mediante un referendo. En el ámbito de la administración pública, el MAS se propone aprobar una ley de austeridad que reducirá gastos excesivos, eliminará personal excedente y fondos estatales secretos y creará una nueva escala salarial que fije límites razonables a los sueldos de los altos funcionarios.
 
En el agro, la organización ofrece acabar con el latifundio y la tenencia especulativa de tierras, acelerar la dotación de parcelas a los campesinos y entregar con celeridad títulos de propiedad a pueblos indígenas, lanriegos y pequeños propietarios. Paralelamente, ofrece dar seguridad jurídica a quienes trabajen la tierra y otorgar financiamiento a los productores agrícolas para que recuperen sus propiedades actualmente en manos de la banca, embargadas por deuda. Garantizar la soberanía alimentaria y proteger al productor nacional frente a la competencia externa, son otras de las propuestas del MAS.
 
Un plan de seguridad ciudadana y la decidida lucha contra el narcotráfico, están incluidos en el decálogo del MAS, al igual que la creación de un nuevo sistema de seguridad social y una ley para establecer una educación comunitaria, que respete la plurinacionalidad y el plurilingüismo.
 
El MAS en Internet
 
Análisis y Opinión
Desafíos para "el día después"
Nelson Soza Montiel*
ARGENPRESS.info, 17-12-05

Los comicios de este domingo representarán para Bolivia su sexta elección desde la reinstauración de la democracia, en 1982, y como en las ocasiones anteriores (1985, 1989, 1993, 1997 y 2002), el país continúa sumido en una crisis acentuada por una clase política que hasta el último instante intentó detener las elecciones poniendo Evo Morales como obstáculo la redistribución de escaños parlamentarios -problema en definitiva resuelto por el Presidente Eduardo Rodríguez mediante el dictado de un decreto supremo.

Tras serle imposible hallar un consenso con representantes parlamentarios y del Comité Cívico del Departamento de Santa Cruz –la región más vehementemente autonomista-, Rodríguez optó por utilizar la vía del decreto para resolver la demanda de redistribución de escaños. Así, otorgó tres nuevos parlamentarios a Santa Cruz y uno a Cochabamba, a expensas de La Paz (que perdió dos) y de Oruro y Potosí, que cedieron un sillón cada una.

Asimismo, el Gobierno dio un fuerte impulso a los preparativos de la Asamblea Constituyente al designar a 23 personas de distintos sectores sociales, indígenas e intelectuales como miembros del Consejo Nacional. La misión de éste será definir los temas que debería tratar la Constituyente, impulsar la realización de la misma y del referendo autonómico, ordenar el debate público sobre los temas centrales de la agenda constituyente (abriendo espacios a la participación social y política en el mismo) y construir convergencias sobre los principios y fundamentos del nuevo Estado.

Los votantes se enfrentan al desafío de sentar las mínimas bases para superar pacífica y democráticamente la crisis estatal -quizá la más importante de su historia republicana- e iniciar el debate sobre el tipo de descentralización o autonomía que será definido por una Asamblea Constituyente -a elegir el primer domingo de julio de 2006.

La elección por primera vez de prefectos (gobernadores departamentales) pone fin a una etapa de agudo centralismo, pero su rol estará determinado por quien asuma la Presidencia en enero de 2006 y el rumbo que asuma la tendencia descentralizadora o autonómica. Los prefectos podrán desempeñar un papel facilitador u obstaculizador de la gestión del próximo gobierno. Si resulta electo el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales y si las preferencias electorales en materia de prefectos se mantienen, su administración no sólo enfrentará la adversidad del Congreso, sino que también la oposición de quienes asuman la conducción de los gobiernos departamentales: ocho de éstos podrían quedar en poder de representantes con un proyecto político contrario al programa del MAS.

Las elecciones ratificarían además la crisis estructural de los partidos políticos tradicionales. Para algunos, ellas significarán la muerte política y para otros el desafío de convertirse en nuevos protagonistas de la historia del país. Las tres colectividades más relevantes en la historia política moderna - el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Acción Democrática Nacionalista (ADN) y Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)- han visto desplazarse buena parte de su militancia a nuevas fuerzas políticas como Unión Nacional (UN) y un frente de organizaciones ciudadanas aglutinado en el frente ciudadano Poder Democrático y Social (Podemos).

Las últimas elecciones municipales (diciembre de 2004) evidenciaron la caída de los tres partidos tradicionales de Bolivia y de Nueva Fuerza Republicana (NFR), debido a que precisamente aparecían como los paradigmas del descreimiento institucional subyacente en todas las movilizaciones sociales ocurridas desde febrero de 2003.

ADN sufrió una trasmutación con el nombramiento de Jorge Quiroga como candidato del Podemos, motivando el éxodo a esta nueva agrupación de la mayoría de sus militantes. En el caso del MIR, su crisis desde inicio de la década derivó en que no participase de estas elecciones, mientras que NFR arriesga perder su personería jurídica si no alcanza una buena votación.

Escenarios posibles pos-elecciones

Pese a las críticas de un manejo excesivamente sindical en las comunidades del Chapare y de su encasillamiento como ‘diputado cocalero’, el ascenso de Evo Morales ha experimentado un crecimiento lento pero sostenido tras ser electo diputado en 1997 con la mayor votación nacional.

Aunque encabeza las encuestas y sería el ganador de las elecciones, Morales podría perder la presidencia de Bolivia si sus dos más cercanos competidores -el ex Presidente Jorge Quiroga (abanderado del Podemos) y el empresario del cemento Samuel Doria Medina, candidato del centroderechista UN- unen sus fuerzas parlamentarias para convertir a uno de ambos en el próximo gobernante. Pero aun si no ocurre tal alianza, la composición actual de diputados, senadores y prefectos del MAS, la polarización existente; la presión ejercida por las empresas trasnacionales y la profunda desazón de los movimientos sociales harán de un gobierno encabezado por Morales un régimen de difícil estabilidad.

Clima de polarización electoral

El favoritismo de Morales era ya evidente incluso antes de las recientes encuestas, por lo que el mismo Quiroga deshizo su promesa inicial de respetar la primera mayoría y hacer Presidente a quien gane en las urnas aunque sea por un voto; hoy sostiene que es el Congreso quien debe definir el nombre del futuro Jefe de Estado. Unidos en general por una defensa de la orientación económica vigente, la alianza de Quiroga y Doria aparece más viable para desarticular el compromiso de Morales con una suerte de capitalismo de Estado que incluye tasas mayores de impuestos para las transnacionales petroleras.

El discurso de Morales responde en líneas generales a la llamada ‘Agenda de Octubre’ de 2003 -cuando se produjo la renuncia del Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada-, pero aparece como contradictorio con el de su candidato a la Vicepresidencia -quien según algunos analistas es el verdadero poder ideológico en el MAS y el controlador de su iniciativa política.

Aun cuando ha renegado del socialismo y postula un programa moderado de centro izquierda, sin nacionalizaciones ni expropiaciones y con una política respetuosa de la inversión extranjera y de la propiedad privada, en general, los grupos ligados a los poderes político y económico no quieren a Morales de Presidente -unos porque no olvidan su rol agitador y en cierto sentido desestabilizador bajo la presidencia de Carlos Mesa, (1) y otros porque recelan de su confiabilidad.

Algunos analistas estiman no improbable que la estrategia de polarización adoptada por el Podemos -en cuyos extremos se sitúan Quiroga y Morales, ignorando completamente la presencia del candidato de UN- podría serle contraproducente, si prima la visión de que aquélla podría extremar la posición de fuerza de un MAS ya poderoso en su capacidad de movilización y bloqueo, haciendo ingobernable a una administración encabezada por Quiroga. Así, el miedo a los movimientos sociales podría ser aprovechado en su favor por el MAS -expresión de esas mismas organizaciones campesinas y obreras.

En contra de este escenario obran en cambio el exceso de expectativas sociales y los límites que hallaría Morales en caso de acceder a la presidencia para satisfacerlas, lo cual podría desencadenar una espiral de demandas (eventualmente alentadas por los sindicatos de base del propio MAS) sobre un ‘gobierno popular’. A este cuadro (muy similar al alimentado en los meses inmediatamente previos y posteriores a la asunción del Presidente Salvador Allende en el Chile de 1970) se sumarían además unas presiones desestabilizadoras provenientes de organizaciones empresariales y sectores de altos ingresos.

Una tercera hipótesis hace beneficiario de esta polarización a UN, cuyo discurso más centrista se sitúa como una opción razonable frente a dos polos radicales en pugna. Una alternativa a ello sería una suerte de cogobierno o acuerdos de gobernabilidad entre una derecha moderada (Doria) y una izquierda representada por Morales.

En un mapa de percepciones cuyos ejes actuales son violencia/cambio versus estabilidad/retroceso y donde la principal demanda ciudadana parece ser el anhelo de cambios pero con estabilidad, el principal obstáculo para el Podemos es responder a la duda del electorado respecto de si Quiroga representa realmente el cambio y si puede garantizar estabilidad. Las percepciones predominantes apuntan a que su opción representa ‘más de lo mismo’ y de que quien tiene la llave de la estabilidad es Morales.

El programa del MAS: Un Estado productivista

Recuperando la idea de que ‘para distribuir, primero hay que producir’, el programa del MAS propone construir una nueva matriz productiva, redefiniendo el rol del Estado como un ‘activo promotor y articulador del desarrollo productivo industrial en una perspectiva estratégica nacional’. Plantea una suerte de shock productivo: fortalecer las economías familiares como espacios de reproducción económica y estructuras de movilización social; articular la inversión extranjera y la inversión privada local, los sectores campesinos, comunitarios y microempresarios en torno del ‘control soberano’ de los excedentes del gas y de un programa de incremento de la productividad.

Se trataría de utilizar una parte del excedente del Estado para fomentar un proceso gradual de expansión y articulación vertical y horizontal a nivel de los procesos productivos modernos (industrial), familiar y comunal, mejorando sus vínculos con el mercado en condiciones de mayor bienestar. La complementariedad de diversas lógicas y tamaños industriales en torno a objetivos productivos claros permitiría convertir la heterogeneidad productiva en una potencialidad industrial.

A ello contribuiría además la creación del Ministerio de Desarrollo Económico de la Artesanía, la Micro y Pequeña Empresa, y de los bancos de Tecnología (para el desarrollo y la reestructuración productiva) y de Desarrollo Urbano Rural (para posibilitar la ‘democratización del acceso al crédito’); la negociación de convenios bilaterales con organismos multilaterales, para obtener líneas de crédito específicas a la pequeña industria, y la creación de economías de escala de las PYMEs mediante servicios comunes, compras conjuntas de materias primas, insumos, gestión tecnológica, compra y uso de maquinaria y equipo y una gestión comercial conjunta.

Dado que el sector de hidrocarburos es considerado estratégico -de él ‘dependen el desarrollo económico y social y la soberanía, la dignidad y la integridad del país’-, el MAS plantea la ‘nacionalización efectiva’ del recurso, cuya propiedad será asumida totalmente por el Estado Boliviano, quien determinará ‘a quién y a qué precio vender’. Un nuevo Régimen de Prestación de Servicios reemplazará al actual Régimen de Concesión. Entre los proyectos para la industrialización del gas se menciona: a) separación de la mezcla de gases: metano, propano, etano; b) industrialización del metano para obtener diesel ecológico y metanol; c) cambiar la matriz energética con la instalación de gas domiciliario, industrial y comercial; d) aprovechar la potencialidad de los mercados externos con la trasformación del metano en diesel ecológico; y e) producción de plásticos y otros derivados. También plantea la integración boliviana con proyectos regionales como Petroamérica o Petrosur.

Las empresas trasnacionales ‘tendrán espacio para realizar actividades productivas o de servicios en un cuadro de respeto y adecuación de sus operaciones a la estrategia nacional y regional de desarrollo productivo’, pero bajo un control y una dirección estatales.

Otras propuestas suyas incluyen la reducción del IVA al 10 por ciento, el control riguroso del dinero circulante, la manutención de un régimen de tipo de cambio flexible y el fin de la libre contratación de trabajadores.

Descentralización versus autonomía

La elección de prefectos conforma una suerte de preámbulo a un proceso descentralizador –que muchos críticos asocian sin embargo a unos inquietantes procesos autonómicos o separatistas. Estas tendencias en Bolivia han sido de larga data, (2) pero su mas reciente manifestación ocurrió en enero pasado, cuando los grupos de presión de Santa Cruz lograron en un cabildo trasvasijar esa demanda a la mayoría ciudadana de esta zona –controladora de la principal riqueza de hidrocarburos y de abundantes recursos agropecuarios. Luego, quien sea electo prefecto en Santa Cruz liderará el proceso autonómico en ese departamento y –simbólicamente- en el resto del país.

Pero aunque el tema de las autonomías y de la federalización ya fue incorporado a la agenda pública, persisten grandes interrogantes respecto del modelo a adoptar. Las propuestas van desde la ‘autonomía asimétrica’ (el proceso lo emprenden sólo los departamentos que así lo determinen), pasando por la autonomía con base territorial y cultural (un ordenamiento político y administrativo que incluya la demanda de los pueblos originarios) y la ‘autonomía descentralizada’ (extender el proceso hasta el nivel local). Lo que está en juego en la tendencia descentralizadora es el carácter de las competencias y atribuciones.

Los desafíos estructurales

La aguda desigualdad de la sociedad boliviana ha sido el detonante de los constantes conflictos del país y la principal causa de su inestabilidad política y social. (3) El agro boliviano está parcelado entre gigantescos latifundios (la mayor parte de ellos improductivos) y cientos de miles de pequeñas propiedades campesinas que generan ingresos de subsistencia. El contraste es incrementado por el hecho de que la economía campesina genera los alimentos requeridos por el mercado local, mientras que los latifundios priorizan la exportación de soya, arroz, azúcar, algodón y maderas preciosas.

La enorme desigualdad en la tenencia de la tierra y en la distribución del ingreso tiene su correlato en la esfera política: los ‘clanes familiares’ o sus representantes han ocupado en las últimas tres décadas las posiciones más importantes en las esferas del gobierno y del Estado. El grueso de la población percibe una férrea asociación de intereses entre el poder latifundista, las empresas petroleras y el proyecto autonomista. Esta convicción ha contribuido a exacerbar una posición –mayoritaria entre las organizaciones sociales- favorable a la nacionalización de los hidrocarburos y a una nueva reforma agraria.

Aparecen así confrontadas dos visiones tanto en lo económico como en lo político. La demanda de autonomía liderada por el Departamento de Santa Cruz -para muchos la antesala de la secesión de Bolivia- sería la resultante de una sumatoria de estrategias: de las trasnacionales petroleras, para impedir la nacionalización de los hidrocarburos, y de los grandes latifundistas y empresas forestales nacionales y extranjeras, con el objetivo de frenar una nueva reforma agraria. Al otro lado, las consignas de nacionalización de los hidrocarburos y de una efectiva reforma agraria ya precipitaron la caída de los Presidentes Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa.

No será fácil lograr un clima político adecuado para el procesamiento ordenado de tales reformas. Una coyuntura dominada abrumadoramente por las amenazas y los desacuerdos en los aspectos más sustantivos ha instalado la incertidumbre y el riesgo como parte de los activos del proceso transicional boliviano.

La desigual distribución del ingreso, el crecimiento desordenado de la población, el comportamiento de la clase política, la polarización de las regiones, los niveles de desconfianza mutua, la tentación de usar el poder de manera absolutista, la ausencia de una actitud de diálogo y la falta de una visión de largo plazo levantarán obstáculos no menores al anhelo de construir una nueva institucionalidad. .

La actual distribución de facultades, poderes y atribuciones estatales se ha convertido en un obstáculo para la gobernabilidad democrática del país, y la Asamblea Constituyente es vista como la herramienta que debiera materializar un completo reordenamiento institucional (reforma del Estado), que rediseñe el papel de las instituciones y de los actores políticos.

Algunos intelectuales y políticos (en todo caso minoritarios) prevén que las reformas constitucionales de Bolivia deben orientarse a revisar el funcionamiento del sistema presidencial, reconfigurando las facultades del Ejecutivo -no para hacerlo más débil, sino que más eficaz y responsable, donde sus ministros y otos altos funcionarios sean responsables políticamente ante el Congreso Nacional. A crear un nuevo equilibrio de poderes, de pesos y contrapesos más cercano al parlamentarismo que al presidencialismo, otorgando a cada rama del Gobierno una injerencia parcial en los asuntos de las otras, que incentive la responsabilidad y la cooperación entre ellos y que impida razonablemente la ineficacia. A establecer una jefatura garante de la unidad del Estado, de la imparcialidad de las instituciones -incluyendo los poderes Legislativo y Judicial, el Ejército y la diplomacia.

Contra las enormes expectativas existentes entre la población respecto del cambio esperado de las nuevas autoridades políticas y de una nueva Constitución (o precisamente por el desencanto asociado a unos cambios que, de producirse, no serán perceptibles en el corto plazo), muchos analistas advierten que la Asamblea Constituyente no resolverá todos los problemas, sino que persistirán unos desequilibrios precarios que el nuevo gobierno deberá enfrentar.

En las actuales condiciones sociales y políticas, la próxima administración se enfrentará a las necesidades de resolver la estabilidad política; materializar exitosamente la Asamblea -así como las tareas derivadas de ésta- y actuar en el día a día como un equilibrista constitucional de alta eficiencia. A su turno, si los nuevos legisladores no incorporan unos conceptos de racionalidad en la ley de convocatoria de la Asamblea, el país arriesgará retornar a la situación de inseguridad jurídica y política precedente a la asunción del Presidente Rodríguez. Un colapso en el objetivo de asegurar estabilidad política y realizar la Asamblea provocará una profunda crisis social y económica, que podría terminar de hundir al país.

También el nuevo Presidente enfrentará una diversidad de factores que no contribuirán precisamente a la seguridad jurídica y estabilidad política. Uno de los temas irresueltos es la polarización extrema de visiones ciudadanas respecto del tratamiento a la inversión extranjera –en especial la orientada a la industria de hidrocarburos-, sin cuyo flujo el país enfrentará nuevas y agudas restricciones crediticias con las cuales financiar su endémico déficit presupuestario.
 
*Nelson Soza Montiel es periodista y magíster en economía.

Notas
1) Quiroga, por ejemplo, ha pedido a la misión de la OEA elevar el número de sus observadores en el país para ‘impedir que el MAS imponga la dictadura sindical’.
2) A fines del siglo XIX una guerra civil enfrentó a liberales y conservadores culminó sin que los primeros lograran plasmar sus objetivos.
3) Según el Informe 2005 sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), menos de 100 familias son propietarias de 25 millones de hectáreas, mientras que dos millones de familias campesinas-casi todas indígenas- subsisten en cinco millones de hectáreas. El ingreso del 10% más rico de la población es 90 veces superior al del decil más pobre.
BOLIVIA en Andalucía Libre:
 
Andalucía Libre nº 151, 23 de diciembre de 2002; Andalucía Libre nº 157, 5 de Febrero de 2003; Andalucía Libre nº 161, 19 de febrero de 2003; Andalucía Libre nº 199, 1 de Octubre de 2003; Andalucía Libre nº 200, Bolivia en Revolución, 23 de Octubre de 2003; Andalucía Libre nº 220 Especial Bolivia, 11 de febrero de 2004; Andalucía Libre nº 265, Laberinto Boliviano29 de junio de 2005, Incluye ENLACES DE BOLIVIA
El patriotismo también se mide en Euros
Colabora para que continúe en la red
una voz por una Andalucía Libre, Independiente y Socialista
Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE:
Déjate caer e Ingresa tu contribución en la Cuenta Corriente del BBVA:
0182  3344  24  0202889151
 
 Andalucía 
El SOC paraliza finca con inmigrantes latinoamericanos trabajando sin contrato
SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS).- Representantes del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) han paralizado hoy una finca de Cantillana (Sevilla), llamada Vera Bajo, con 50 inmigrantes latinoamericanos trabajando sin estar dados de alta en la Seguridad Social y en condiciones inferiores a las pactadas por el convenio provincial del campo.
 
Según informó a Europa Press el secretario provincial de Cádiz del SOC, Pedro Barrera, en el transcurso de una caravana, protagonizada por representantes del SOC para informar de la situación del campo, fue descubierta una finca con un gran número de inmigrantes que no tenían ningún contrato. "Estaban pagándoles por cajas, con lo que después de jornadas maratonianas cobrarían 25 o 30 euros, cuando el convenio establece 39,11 euros por jornadas de 6 horas y 15 minutos", indicó Barrera. Tras la llegada de los dirigentes sindicales, el propietario de la finca se puso en contacto con la Guardia Civil, que a su vez llamó a la Inspección de Trabajo, "que ha tomado nota de todo para efectuar la correspondiente denuncia".

"El dueño de la finca vende las naranjas en el árbol y una persona de Huelva las compra y se trae de allí a los trabajadores que deben recogerlas, pero no les da de alta ni les paga lo que corresponde", indicó Barrera. Según el dirigente del SOC, esta situación es muy habitual. De hecho, apuntó que en las otras fincas más cercanas dejaron de trabajar en cuanto llegaron los sindicalistas. "Pagan lo quieren, y los inmigrantes vienen y no reclaman porque con 30 euros tienen bastante; mientras tanto, la gente de aquí no tiene trabajo", lamentó. Barrera puntualizó que en ningún momento se han mostrado en contra de que los inmigrantes trabajen, pero sí lo hacen, considera que tiene que ser en las mismas condiciones que los andaluces, con contrato y respetándose el convenio.

Gobierno PSOE, UGT y CCOO flexibilizan la Renta Agraria que aprobó el PP
El acuerdo, con el que discrepa el SOC, elimina el límite temporal de la prestación y facilita la movilidad de los trabajadores a otras actividades, pero ignora la restitución de la conexión del subsidio con el antiguo PER
I. CARRETERO - Málaga Hoy

La solución que los sindicatos pactaron de forma temporal con el Gobierno de José María Aznar para dar respuesta a las demandas de los trabajadores eventuales del campo andaluz se convertirá en definitiva después del acuerdo que alcanzaron ayer el Ministerio de Trabajo, UGT y CCOO. A través de un documento que pretende servir de base para un nuevo sistema de protección integral para los eventuales del campo y que afectará a unas 800.000 personas, la Administración y los sindicatos se comprometen a prorrogar la Renta Agraria –a la que se dio un límite temporal de seis años–, al tiempo que se reducen las condiciones para poder acceder a esta prestación. No hay ni una sola letra, sin embargo, que haga referencia al Aepsa, el antiguo PER, que taponó la reforma del PP y que permite sumar las peonadas necesarias para cobrar la prestación con obras municipales.

El acuerdo firmado ayer –dos días antes de la fecha fijada para una manifestación convocada por UGT y CCOO– da respuesta a la principal inquietud de los eventuales del campo andaluz y extremeño, que temían no poder acogerse ni al subsidio agrario –el sistema vinculado al antiguo PER, que fue implantado por los socialistas en los ochenta y bloqueado por el decretazo del PP– ni a la Renta Agraria que el entonces ministro Eduardo Zaplana pactó con UGT y CCOO después de la huelga general y como corrección de los efectos del decretazo. Según ese modelo, un jornalero sólo podía recibir la prestación en seis ocasiones.

Si el modelo diseñado por el PP dificultaba el flujo de los trabajadores de un sector a otro, Gobierno y sindicatos pretenden ahora favorecer la movilidad funcional y modificar la escala de la duración de la prestación contributiva de los eventuales agrarios con el resto de los trabajadores: pasarán de obtener un día de protección por cada cuatro cotizados a uno por cada tres, como obtienen los trabajadores de otros regímenes.

El acuerdo prorroga, a partir de junio de 2006 y hasta diciembre de ese mismo año, las condiciones flexibles que se pactaron para percibir las prestaciones en los municipios afectados por la sequía y las heladas. El pacto prevé además el incremento de la dotación para el Programa de Fomento del Empleo Agrario en el porcentaje de aumento del IPC del 31 de diciembre de 2004 al 31 de diciembre de 2005, además de crear un grupo de trabajo que estudie medidas que se aplicarían a medio plazo, frente a las de carácter "inmediato", que son las acordadas hasta la fecha.

Lo que se queda fuera del acuerdo y que Pedro Marcos, responsable de la Federación Agroalimentaria de UGT, consideró ayer en declaraciones a este diario que puede ser abordado en el seno de ese grupo de trabajo es el restablecimiento del antiguo PER, un modelo al que UGT considera que hay que dar un "reenfoque". Tal y como está planteado el documento, en este punto el Gobierno central mantiene el modelo del PP, que impide la entrada de nuevos beneficiarios.

Ésta es una de las razones por las que el SOC criticó el acuerdo, que en palabras de su máximo responsable, Diego Cañamero, es un "engañabobos", motivo por el que el próximo 29 de enero celebrarán una manifestación en Sevilla. Por contra, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, subrayó la importancia del acuerdo porque "borrará definitivamente todos los efectos negativos del decretazo". "Repone derechos esenciales para los trabajadores agrarios e incluso amplía alguno de ellos", aseguró el titular de Trabajo.
DOCUMENTACIÓN:
Subsidio Agrario-PER, luchas jornaleras y campesinas en el campo andaluz en ANDALUCÍA LIBRE:
  • Crónicas: nºs 56, 71, 76, 80, 81, 82, 88, 112, 115, 118, 119, 121, 122, 123, 124, 125, 126, 128, 129, 132, 133, 135, 136, 137, 139, 140, 141, 145, 146, 147, 150, 154, 156, 157, 185, 191, 202, 207, 220, 223, 233, 234, 239, 240, 241, 250, 251, 257
  • Análisis y Opinión: nºs 82, 115, 121, 122, 124, 125, 127, 128, 132, 133, 137, 139, 140, 141, 145, 146, 154, 156, 157, 164, 239, 250, 254, 267 
Convenio del campo de Jaén marca alza salarial del 4,9%   
El pacto permite a las trabajadoras embarazadas cambiar de tarea
G. DONAIRE  -  Jaén EL PAÍS - 19-12-2005
 
Patronal y sindicatos firmaron la pasada semana el nuevo convenio del campo en la provincia de Jaén, que afecta a unos 100.000 trabajadores que participan en la campaña de la aceituna y que sirve de referencia cada año para otros acuerdos en la agricultura andaluza. El convenio, que tendrá una vigencia de tres años, incluye un incremento salarial del 4,90% para esta campaña.
 
El incremento salarial estipulado, del 4,90%, es una cifra media entre el 7% que pedían los sindicatos y el 3% que ofrecía los empresarios. El salario por día queda comprendido entre los 40,24 y los 45,29 euros, según las distintas categorías. La jornada laboral sigue fijada en seis horas y media con un descanso de 30 minutos para el almuerzo. Además, a esa subida se le aplicará el IPC más un 1,5% para los dos próximos años. También destaca la subida del 10% del salario nocturno (desde las diez de la noche a las seis de la mañana), que pasa a representar el 45% del jornal diario.
 
Sin embargo, una de las mejoras más significativas de este convenio es la inclusión, por vez primera, de una cláusula por la que las mujeres embarazadas pueden solicitar el cambio de actividad si se considera que la que realiza en ese momento puede poner en riesgo la gestación. Desde el sindicato UGT se ha calificado de "pionera" esta medida, y se considera que "es el primer paso en la conciliación de la vida laboral y familiar y de la igualdad de derechos que se contempla en el trabajo en el sector agrícola", según Antonio Marcos, secretario de la Federación Agroalimentaria. Hay que recordar que hace algunos años ya se logró otra de las reivindicaciones históricas de los sindicatos: la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Otro de los avances alcanzados es que por primera vez se incluye una póliza de seguros por valor de 6.000 euros en caso de invalidez total, permanente o absoluta. Junto a ello, el empresario pasará a abonar el importe económico correspondiente a tres meses en caso de fallecimiento del trabajador, dos meses más que lo que fijaba el anterior convenio. Del mismo modo, se ha acordado que la antigüedad se premie con un jornal extra a partir del cuarto año de trabajo con el empresario. "El acuerdo garantiza la paz social y el poder adquisitivo en el campo en los próximos tres años", señala Luis Carlos Valero, gerente de Asaja en Jaén.
 
El periodo de formación se establece en siete días, dos más que en el convenio anterior. El secretario provincial de la Federación Agroalimentaria de UGT considera que ese periodo servirá a los trabajadores para aprender los puntos básicos para la prevención de riesgos laborales, "ya que los empresarios se niegan a crear un plan específico". Luis Carlos Valero, de Asaja, también confía en que el periodo de formación sirva para evitar accidentes laborales en el campo andaluz.
 
Fútbol - Convocatoria para el Encuentro
ANDALUCÍA - CHINA
Federación Andaluza de Hinchas
 

Miércoles 28 de Diciembre, 20:45 h.
Encuentro de fútbol - Selecciones nacionales de
Andalucía - República Popular de China
Estadio Ramón de Carranza (Cádiz)
Precio Localidades: Tribuna, 6 euros; Preferencia, 3 euros; Fondos; 2 euros

Brigadas Amarillas informa:

*Para este encuentro vamos a crear un núcleo común de animación, en un principio denominado FAH (Federación Andaluza de Hinchas).
*En este núcleo, situado en Fondo Sur, tendrá cabida todo/a aquel/lla hincha andaluz/a antirracista que venga a animar a su selección, sea del grupo o equipo que sea.
*Hemos acordado prescindir de llevar material referente a nuestros clubs y grupos, ya que quien juega es Andalucía y no nuestros equipos.
* El Colectivo CEPA invita, a todos los y las  hinchas andaluces/zas que lo deseen, a quedar en el Lugar de Encuentro (C/ Beato Diego, 11) a partir de las 17:00 h., el día del partido, para hacer una pequeña jornada de convivencia.
* Sin más, esperamos una afluencia lo mayor posible y por supuesto, que gane nuestra selección.

¡¡UNA NACIÓN, UNA SELECCIÓN!!
 
--oOo--
 
Música de fondo: El Eco Bagüala, Uña Ramos, El Inca
 
PUBLICIDAD DEL SERVIDOR E-LISTAS:









[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?Bolivia_-_El_Eco_baguala_U=F1a_Ramos_El_Inca.mid?= (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters