Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 261 al 290 
AsuntoAutor
nº 266 - Andalucía Andaluci
nº 267 - IX Congre Andaluci
nº 268 - Economia Andaluci
nº 269 - 70 Aniver Andaluci
nº 270 - PSOE/PP c Andaluci
nº 271 - Ceuta y M Andaluci
nº 272 - Ceuta y M Andaluci
nº 273 - Acuerdo P Andaluci
nº 274 - Así está Andaluci
nº 275 - Manifesta Andaluci
nº 276 - (1) Pacto Andaluci
nº 276 bis - Anexo Andaluci
nº 277 - (2) Andal Andaluci
nº 278 - (3) '¿And Andaluci
nº 279 - (y 4) La Andaluci
nº 280 - Pobreza - Andaluci
Foro Independencia Andaluci
nº 281 - Bolivia: Andaluci
nº 282 - Urbanismo Andaluci
nº 283 - Sumarios Andaluci
Manifestación por Andaluci
Ante la presencia Andaluci
nº 284 - Andalucía Andaluci
nº 285 - 'Andalucí Andaluci
nº 286 - España la Andaluci
nº 287 - ETA decla Andaluci
nº 288 - Carta Ab Andaluci
nº 289 - Diaspora Andaluci
nº 290 - Cataluña Andaluci
nº 291 - 'PA no ac Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 365     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nº 290 - Cataluña y Andalucía (1)
Fecha:Sabado, 1 de Abril, 2006  21:44:35 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>

Para que España devuelva a Andalucía lo expoliado: Concierto Económico
Por la Soberanía Nacional de Andalucía - No a otro Estatuto de Dependencia

nº 290
 
En este Correo
 
*Cataluña y Andalucía (1)
*Presentación, Andalucía Libre
*Parlamento español aprueba estatuto catalan con la oposición de PP y ERC
*Resumen posicionamientos: CiU - ERC - Vascos: PNV, EA, Nafarroa Bai - IU/ICV - PA
*Texto integro del Debate en el Parlamento español - Enlace
*El Congreso español reforma el estatut salido del Parlamento catalán - resumen de contenidos
*Propuesta de Estatuto de Autonomia para Cataluña aprobada por el Parlamento Catalán - Enlace
*Reforma del Estatuto de Autonomia aprobada por el Parlamento español - Enlace
*Más información: Campaña por la Autodeterminación - Estatuto.Info - StopEstatuto
*CiU lanza en Andalucía una campaña contra la catalanofobia
*Ultraespañolistas atacan sede PSOE en Granada en protesta por el estatut
*El Remate, Un estatuto fenicio: Perspectivas andaluzas sobre el Estatuto catalán, Andalucía Libre
*Andalucía - Polemica PSOE-PA: PSOE difunde texto adjudicado al PA
*Polemica PSOE-PA: Comunicado oficial del PA
*PA firma manifiesto conjunto con PNV, CiU y BNG
*La Construcción crea el doble de empleo en Andalucía que otros sectores productivos.
*Solidaridad con Palestina y la Nacion Árabe
*Directorio de Andalucía en Internet
*Musica de fondo
--oOo--
 
Especial  Cataluña y Andalucia
1ª Entrega
 
Presentación
Cataluña y Andalucía
Andalucía Libre  
Según los datos del Padrón de habitantes de 2004 en Cataluña viven 743.516  personas nacidas en Andalucía, el 10,91% de su población total. En el conjunto de los Países Catalanes –que incluyen, junto a Cataluña, al País Valenciano y Baleares- la cifra de andaluces asciende a 1.058.330. Estas magnitudes no incluyen a los hijos de andaluces nacidos en Cataluña o en los Países Catalanes.
 
El 12,30% de todos los andaluces de origen del mundo viven en Cataluña. En otras palabras, hay aún hoy más andaluces residiendo en los Países Catalanes que los que viven en cinco de las ocho ‘provincias’ en que el Estado español dividió administrativamente Andalucía desde 1833: Almería, Córdoba, Granada, Huelva y Jaén. De los 1.760.297 andaluces que España obligó a la Diáspora –el 20,6% de la Nación- el 42,2% vive en Cataluña; porcentaje que se eleva al 60,12% si tomamos al conjunto de los Países Catalanes. Para situar internacionalmente lo que esto significa baste recordar que hay hoy más andaluces nacidos en Andalucía residiendo en Cataluña que luxemburgueses, estonios, letones, malteses o grecochipriotas sobre toda la faz de la tierra; por limitar la referencia sólo a nacionales de Estados miembros de la Unión Europea.
 
Los datos referidos avalan la entidad objetiva del fenómeno de la emigración andaluza a Cataluña y su repercusión politica y social, tanto para Andalucía como Cataluña. Este caudal humano que une ambos países explica asimismo la singular naturaleza de la vinculación existente entre las dos naciones; que es a la vez una relación exterior e interior a ambas, que las conecta y atraviesa. Esta emigración andaluza a Cataluña de los ultimos cuarenta años ha estabilizado su presencia en Cataluña; no obstante, a la hora de valorar su comportamiento y opciones, hay que constatar que colectivamente es consciente de que Andalucía -dada su dependencia- sigue sin ofrecerles condiciones adecuadas de retorno. El nivel de integración andaluza en Cataluña es plural y abarca todas las gradaciones posibles, segun generaciones y circunstancias. La autoconsideración nacional de esta Diaspora es multiple, diversa, contradictoria y dinamica y ha sido y es un factor muy influido por el curso de los acontecimientos tanto en Andalucía como en Cataluña. 
 
No es de extrañar pues que los independentistas andaluces no sólo nos consideremos con pleno derecho a opinar e intervenir políticamente sobre la realidad catalana sino que –más aún- estemos en la obligación de hacerlo si queremos defender consecuentemente los intereses nacionales de Andalucía (lo que no es contradictorio con apoyar desde esa perspectiva lo que entendemos son también intereses nacionales reales de Cataluña).
 
Al hacerlo hemos de tener presente tambien que ambas naciones –Cataluña y Andalucía- están bajo el dominio del Estado español. A ambas el Estado español y España les niega el reconocimiento de su derecho a la Soberanía Nacional. A ambas les ha atacado reprimiendo o usurpando su cultura nacional, utilizando en cada caso recursos específicos.
 
A la vez y aún desde esta posición, el Estado español, España y su capitalismo han permitido históricamente en contraste paralelo el desarrollo catalán al tiempo que impulsaban el subdesarrollo andaluz. A este respecto recordemos que Andalucía aportaba en 1800 el 25,7% del PIB de la Monarquía española frente al 8,3% de Cataluña. Ahora, doscientos años después,  Andalucía sigue reducida -como hace décadas- al 13,6% del PIB estatal, sustancialmente inferior a su peso demográfico mientras que Cataluña está situada en torno al 18,36%. Para tener un cuadro general del periodo, no dejemos de tener presente que la parasitaria Corte de Madrid ha subido en este tiempo de un ridículo 2,7% al actual 17,35%, como consecuencia de una constante y consciente política española de rapiña, expolio y privilegio orientada a crearla y fortalecerla como centro español. Una de las consecuencias de este proceso es precisamente la Diáspora andaluza.
 
Para mayor complejidad si cabe, si la catalanofobia constituye eje político e ideológico esencial del españolismo -que actua sobre los andaluces de la Patria y tambien de la Diaspora- tampoco es conveniente minusvalorar la existencia de influyentes sectores catalanes autoctonos que han apostado y apuestan por España y han tendido a utilizar instrumentalmente a los andaluces de Cataluña como tropa al servicio de sus proyectos. Sumémosle además -para completar el panorama- el hecho de que los andaluces tienen como lengua nacional propia el castellano –en la modalidad andaluza-; lengua que el Estado español ha impuesto en Cataluña y a la que mantiene allí con rango de co-oficialidad con el catalán.
 
El españolismo, por su parte, coincide con el catalanismo mayoritario y con el cosmopolitismo de izquierdas en negarle a Andalucía su condición nacional o en no reconocérsela en toda su magnitud y con todas sus consecuencias. Este fenómeno responde y se retroalimenta del diferente peso del sucursalismo politico español en ambas naciones: dominante en Andalucía y más débil en Cataluña.
 
En estos días, tanto Cataluña como Andalucía se encuentran embarcadas en sendos procesos de reforma estatutaria que aparecen políticamente interconectados. El proceso catalán ha influido e influye sobre el proceso andaluz por acción u omisión y viceversa.
 
Su desarrollo, a lo largo de su accidentado devenir, merece ser sometido a estudio y balance. Además el debate catalán ha ofrecido variados episodios extremadamente ilustrativos a ojos andaluces a partir del comportamiento de fuerzas políticas y sociales catalanas, andaluzas y de autoreferencia estatal; validos y útiles para su caracterización. 
 
A abordar estas temáticas se dedican los articulos que -por su extensión- distribuiremos entre este numero y el siguiente de ANDALUCIA LIBRE. En esta primera entrega recogemos noticias y documentación sobre la aprobación del Estatut por el Parlamento español y las reacciones que ha provocado e incluimos un primer análisis desde una perspectiva andaluza. Complementaremos el tema en nuestro proximo numero deteniendonos especificamente en el papel de ERC y abordando diversos aspectos relacionados con la situación de los andaluces de Cataluña.
El Parlamento español aprueba el Estatuto catalán con el 54,8% votos y la oposición de PP y ERC

El Pleno del Congreso aprobó hoy el proyecto de reforma del Estatuto de Cataluña gracias a los 189 votos que sumaron PSOE, CiU, Partido Nacionalista Vasco, Izquierda Unida-ICV, CC-NC y Bloque Nacionalista Galego (un 54,8% del total de los emitidos) y con la oposición de los 154 parlamentarios de PP, ERC y Eusko Alkartasuna y las abstenciones de CHA y Nafarroa-Bai. El proyecto original fue aprobado en septiembre de 2005 por el Parlamento de Cataluña con el 88,8% de los votos (120 a favor frente a 15 en contra). El texto sometido a voto en el Parlamento ha sufrido numerosas modificaciones en la Comisión Constitucional y es consecuencia politica de un pacto entre PSOE y CiU al que se han sumado ICV-IU y otras formaciones.

En un debate que se prolongó durante más de seis horas y que concluyó con una larga votación nominal de los diputados, el Gobierno y los portavoces parlamentarios abundaron en los argumentos ya conocidos a favor y en contra del texto que, tras un mes y medio de tramitación en la Cámara Baja, incluye importantes modificaciones respecto al aprobado en septiembre por el Parlamento de Cataluña.

Así el Gobierno reiteró que el nuevo Estatuto no sólo es constitucional sino que fortalecerá la Carta Magna, el PP advirtió de que supone el 'principio del fin del Estado' tal y como se diseñó en 1978 y ERC reiteró su rechazo porque es 'un buen estatuto para España pero no para una nación como Cataluña'.

Después de que el presidente del Congreso proclamara el resultado positivo de la votación, el presidente del Gobierno PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró que se han cumplido 'con creces' las expectativas que tenía ante la reforma del Estatuto. Para el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall (PSOE catalán), el día de hoy 'pasará a nuestra memoria colectiva como un día de celebración' y aseguró que, con el texto aprobado hoy, 'Cataluña se pone al día como nación' y 'todas las incidencias' que ha sufrido el proceso 'serán anecdóticas' si finalmente termina bien. Maragall afirmó que mantiene su 'confianza' en que ERC se acabe sumando al consenso estatutario en el trámite del Senado y anunció que en las próximas semanas asumirá su 'responsabilidad' para que el proceso de reforma culmine positivamente. También tras la finalización del Pleno, el líder de CiU, Artur Mas, señaló que el Estatuto catalán abrirá 'horizontes de colaboración' entre Cataluña y el resto de España 'muy ambiciosos y al mismo tiempo estimulantes'.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, abrió del debate a primera hora de la mañana con una defensa de la constitucionalidad del texto que, dijo, no sólo no va contra la Carta Magna sino que la fortalece. El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró en cambio que el Estatuto es 'objetivamente inconstitucional' porque 'contradice' y 'quiebra la letra y el espíritu' de la Carta Magna, y consideró que 'estamos en el principio del fin del Estado' que diseñaron los españoles en el año 1978. Desde las filas del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, replicó acusando a los populares de 'exagerar' y de utilizar 'burdas afirmaciones' contra la reforma para así esconder que 'tiene una enorme desconfianza en las CCAA' que, además, está 'aliñada con una buena dosis de catalanofobia'.

ERC ratificó su 'no' al texto con el argumento de 'es bueno para España, para una región de España, pero no lo es para una nación como Cataluña'. CiU proclamó la 'lealtad' de su formación al nuevo Estatuto y retó a los populares a desvelar si serán igualmente 'leales' al texto en caso de volver a gobernar en España y rechazó que se trate de una norma 'provisional'.

Las ausencias en el hemiciclo centraron parte de las críticas entre los grupos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se incorporó al Pleno hasta pasadas las 12:30 horas, lo que le valió el reproche de Rajoy, que le acusó de 'no tener la valentía la vergüenza torera necesarias'. Además, a su llegada al Palacio del Congreso, Zapatero no entró en el hemiciclo sino que se dirigió a su despacho donde recibió, por espacio de media hora al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que desde primera horas encabezaba la amplia delegación catalana que siguió el debate desde la tribuna de invitados. Unas horas después los reproches por la ausencia del hemiciclo se los dirigieron los portavoces de IU/ICV, EA y PSOE a Mariano Rajoy que se había ausentado temporalmente.

Al finalizar el Pleno, diputados, líderes parlamentarios y miembros del gobierno de Cataluña brindaron con cava catalán por el Estatut en una recepción convocada por Maragall en un hotel vecino a las Cortes, en la que no hubo representantes del PP aunque sí de ERC, pese a haber votado contra el proyecto.

Tras la aprobación hoy por el Congreso, el texto pasará al Senado, donde las fuerzas que hoy han votado en contra (PP, ERC y EA) suman la mayoría absoluta, aunque lo más probable es que ERC opte por abstenerse. La tramitación del Estatuto podría hacerse en poco más de un mes de modo que, si el Pleno lo aprobara en la semana del 10 de mayo sin modificaciones, el referéndum en Cataluña podría convocarse en la fecha prevista por la Generalitat, el 18 de junio.
Duran garantiza la "lealtad" de CiU al texto para una generación y exige al PP que acabe con las mentiras
La Vanguardia - 30/03/2006 - 11.55 horas

Madrid. (EUROPA PRESS).- El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, garantizó hoy la "lealtad" de la federación nacionalista al nuevo Estatut para una generación pese a reconocer que no copa sus aspiraciones de autogobierno y reclamó al PP que acabe con las "mentiras" sobre Catalunya y con los augurios de ruptura del Estado.

En su intervención en el debate de aprobación del Estatut en el Congreso, Duran evitó referirse a la posición de ERC y evitar "polemizar" con los republicanos por su oposición al Estatut. Sí aprovecho para reconocer el papel del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y señaló que "algún día la historia" detallará su "aportación". Para Duran, "no sería lógico invertir tiempo y energías en discutir entre partidos catalanes" y se limitó a señalar que "tiempo ha habido y habrá para que cada uno de nosotros rinda cuentas ante nuestros ciudadanos y para que éstos sepan valorar la actuación de cada partido y sus dirigentes".

Por contra, se dedicó a rebatir los argumentos del PP, a quien responsabilizó de crear "animadversión" hacia Catalunya "mediante el engaño", aunque sumó a los "adversarios" del Estatut a sectores mediáticos, empresariales y eclesiásticos. Advirtió que "las heridas tardarán en cicatrizar. No sólo en Catalunya, sino en el conjunto de España", y recriminó al PP que "hay más separadores en España que separatistas en Catalunya".

Duran defendió las bonanzas del texto en materia de financiación y competencias frente a las denuncias de "ruptura del Estado" y auguró que "quienes lo critican tardarán muy poco en intentar reproducir exactamente lo mismo" en sus comunidades autónomas. Además, subrayó que supone una "contribución decisiva" para el encaje de Catalunya en el Estado español pese a la resistencia del PP. En este sentido, Duran garantizó la "lealtad" de CiU al texto, eludiendo así dudas sobre su hipotética provisionalidad y aseguró que el Estatut que se apruebe "no será más provisional ni menos de lo que lo son otras cosas".

ERC: "Es un buen Estatut para España, pero no para Catalunya"
Puigcercós dice que el texto que "ha recortado" el Congreso "no da respuesta a las aspiraciones" de la sociedad catalana
LVD - 30/03/2006 - 11.52 horas

Madrid. (EFE).- El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, ha asegurado que el Estatut que aprobará hoy el Congreso "es bueno para España, para una región de España, pero no lo es para una nación como Catalunya".

Puigcercós, en el debate del pleno de la Cámara Baja sobre el nuevo Estatut catalán, ha acusado al PP de crear "un clima de crispación" que ha dificultado la negociación, ha condicionado al Gobierno y al PSOE, y ha impedido que el texto final cumpla las expectativas de la sociedad de Catalunya. Sin embargo, ha opinado que, a raíz del cambio de clima político que propició el anuncio de ETA de "alto el fuego permanente", el PP dispone de "una oportunidad para no dejar a Catalunya en el camino" y el Gobierno, entonces, podría mejorar el texto.

En su opinión, el texto que "ha recortado" el Congreso "no da respuesta a las aspiraciones" de la sociedad catalana y en esto insistió en atribuir la responsabilidad al PP, que "ha ganado sin ganar". "Ha creado -añadió- un clima de crispación, de acecho a Cataluña, la ha utilizado para intentar minar al presidente del Gobierno, y con este clima no se puede negociar. Lo hemos visto porque lo que se pide para Valencia o para Andalucía, no vale para Catalunya. Catalunya está vetada". Tras considerar entonces que "ha ganado el estilo del insulto", el dirigente republicano afirmó que, "sin esta crispación" generada por el PP, "habría otro Estatuto y seguramente Esquerra hubiera votado a favor de un texto con más inversión y más financiación para Catalunya".

Con ese nuevo texto, apuntó, a Catalunya se le hubiera reconocido como "nación" y no mediante esa "forma de circunloquio" que figura en el preámbulo del Estatuto que se aprobará hoy, según la cual se recuerda que así lo prescribió el Parlamento catalán el pasado 30 de septiembre. "Pero esto no tiene que decirlo el Parlament; lo dice el pueblo, y no es un antojo", apostilló. No obstante, Puigcercós se mostró esperanzado en que aún se pueda modificar el redactado del Estatuto durante su tramitación en el Senado. En este sentido, destacó que se ha dado un "cambio en el clima político" a raíz del "alto el fuego permanente" de ETA, de modo que el PP tendrá "la oportunidad de no dejar a Cataluña en el camino". Para Puigcercós, "hay opciones aún" de sumar a ERC al acuerdo en torno al texto por cuanto "merece la pena" cambiarlo "sustancialmente", si bien, señaló, ese viraje depende "de los señores de la mayoría -PSOE-, de que aguanten el tipo frente al PP" y se decidan a elaborar un Estatuto que no tenga que revisarse en cinco años.

Por todo ello, el secretario general de ERC lamentó los recortes que ha sufrido el texto que salió del Parlament. Esa propuesta original, a su juicio, dotaba a Catalunya de los instrumentos necesarios para hacer frente a los cuatro retos de la sociedad catalana: la deslocalización empresarial y la inversión en infraestructuras, la inmigración, las políticas para los jóvenes y la identidad. El Estatuto aún vigente, de 1979, "ya está amortizado" y hacía falta entonces uno nuevo que diera a Cataluña "capacidad de negociación" con el Estado y la exima de "regateos" en inversiones, aseguró.

LOS VASCOS: PNV avisa a los catalanes de que el Estado tiene "poderes suficientes" para inutilizar el nuevo Estatut - EA opta por mantener el voto en contra y avisa que se planteará la integración de Euskadi en Europa sin el Estado - Nafarroa Bai se abstiene
LVD - 30/03/2006 - 13.54 horas

Madrid. (EUROPA PRESS).- El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, reafirmó hoy en el Congreso el apoyo de los nacionalistas vascos a la reforma del Estatuto de Catalunya pero también avisó de que el Estado tiene "poderes suficientes" para "neutralizarla o inutilizarla".

"Catalunya ha querido blindar sus competencias pero la experiencia demuestra que quien de verdad ha blindado sus posiciones y prerrogativas es el Estado, el ciclón del Estado, frente al que no hay blindajes estatutarios que valgan", advirtió. Según explicó, el texto que sale hoy del Congreso no tiene la mayoría que se obtuvo en su día en el Parlament, pero aún así conserva allí un respaldo del 72%, "lo cual sigue siendo una mayoría amplísima". "Y nosotros, desde una nación amiga, no podemos oponernos", comentó, anunciando su voto a favor.

A su juicio, el siguiente reto es el referéndum, y en ese sentido aconsejó a los dirigentes políticos catalanes no descuidar ese próximo trámite porque "la opinión del pueblo es clave para saber si los políticos han acertado". "El pueblo será quien dé o quite razón", apostilló. Erkoreka indicó que después habrá de vigilarse el "cumplimiento y desarrollo equilibrado" del nuevo Estatuto, y ahí recordó, esgrimiendo los desacuerdos entre Euskadi que, aunque Cataluña "cambia de barco" con este texto, "habrá de navegar en el mismo océano con los mismos vientos y los mismos corsarios". "El Titanic se hizo a la mar con todo tipo de blindajes pero el iceberg que le hizo naufragar no entendía de blindajes. Amigos catalanes, tomen nota de esto: El Estado es un iceberg que no descansa -advirtió-. No hará falta que el PP derogue el Estatuto para neutralizarlo o inutilizarlo. El iceberg estatal tiene poderes suficientes para hacerlo sin recurrir al expediente de la derogación. Este es el riesgo fundamental del Estatut".

El dirigente nacionalista aprovechó también para criticar el "circo" que se ha organizado en torno al debate del Estatuto de Cataluña, responsabilizando especialmente al PP. "Lo que tenía que haber sido un encuentro civilizado, se ha convertido en un circo", enfatizó. En su opinión, se han manejado "muchas falacias" que, a base de repetirlas, se han ofrecido como "verdades incontrovertibles". Así, ironizó sobre el hecho de que "un registrador de la propiedad", como es el caso de Mariano Rajoy, se haya erigido en defensor de la igualdad cuando dichos profesionales son fedatarios de la desigualdades, o que "los terratenientes y sus hijos con las motos" se hayan presentado como garantistas de la solidaridad, o incluso que "los nacionalistas más exaltados", defensores de una única nación española, se impliquen en una cruzada antinacionalista "contra toda lógica". Como en ocasiones precedentes, Erkoreka no desaprovechó la ocasión para recordar el rechazo del Congreso a la admisión a trámite del denominado 'Plan Ibarretxe'. Según dijo, el PNV siempre ha mantenido "máximo respeto" sobre lo que cada territorio decide, y así lo hace también hoy, con la "esperanza de reciprocidad". "Pero eso no se produjo con la propuesta que trajo la mayoría del Parlamento vasco", se lamentó.

Por su parte, Eusko Alkartasuna (EA) confirmó su voto en contra del texto modificado por el Congreso, como hizo en la fase de comisión, alegando que el Gobierno no ha "aprovechado la oportunidad de conseguir el encaje correcto para acabar de culminar la transición". Su diputada en el Congreso, Begoña Lasagabaster, explicó que las naciones como la vasca o la catalana quieren estar "cómodas" en el Estado, y en caso contrario avisó de que buscarán su propio camino. "No nos quedará más remedio que buscar nuestro encaje en Europa sin Estado", remachó.

Nafarroa Bai, la coalición nacionalista navarra que agrupa a PNV y EA, anunció su abstención. Según su diputada, Uxue Barkos, Cataluña planteaba desde el Parlament "una ambiciosa reforma" del modelo de Estado que iba más allá de su ámbito territorial, pero en el Congreso se ha perdido la oportunidad para superar el marco de 1978. Eso sí, y aunque rechaza las modificaciones introducidas en el Congreso, cree que no se debe impedir que los catalanes decidan en referéndum si están o no de acuerdo con el resultado de la negociación, por lo que anunció su apuesta por la abstención.

Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya afirma que el Estatut impulsa un federalismo cooperativo que "va a mejorar la cohesión del Estado"
LVD - 30/03/2006 - 13.43 horas

Madrid. (EFE).- El presidente portavoz de Izquierda Unida-ICV, Gaspar Llamazares, defendió hoy el Estatuto de Catalunya porque impulsa un federalismo cooperativo, que "va a mejorar la cohesión política y territorial del Estado" y, aunque dijo que no es "el sueño" de su partido, "se parece mucho a nuestro sueño". En una intervención compartida con el otro portavoz del grupo -el catalán de ICV, Joan Herrera- Llamazares insistió en que la modificación estatutaria "no puede cambiar" la Constitución, pero sirve para "el impulso federal" en el conjunto del Estado, uno de los objetivos políticos de IU-ICV.

Durante sus palabras, enumeró algunas de las "bondades" del Estatuto para Catalunya, entre ellas porque, a su juicio, aumenta la voluntad política de los ciudadanos, incrementa su identidad y distribuye el poder político con derechos y libertades garantizados a todos sus habitantes, y esto "no es una cuestión menor cuando los derechos y libertades están cuestionados por estrategias neoconservadoras". Avanza, añadió Llamazares, en la suficiencia y autonomía financiera para Catalunya "sin menoscabar" la autonomía ni la suficiencia ni la solidaridad financiera del resto del país. También es "un buen" proyecto para España, apuntó, porque desencadenará nuevas reformas estatutarias, las cuales darán paso a un nuevo modelo de financiación "más independiente, más corresponsable y más solidario", opinó, que logrará "aumentar la cohesión en nuestro país". Gaspar Llamazares invirtió parte de su tiempo en criticar con dureza la posición del PP sobre el Estatuto y recordó algunas de sus maniobras, "legales y alegales", para paralizar la reforma, todas fallidas, señaló, lo que ha colocado a este partido como "el gran perdedor" en el debate.

Igualmente, el diputado de ICV y portavoz del grupo, Joan Herrera descalificó a "lo peor de la derecha", que, indicó, "ha fiado todo su futuro político al fracaso del Estatut", una iniciativa que ha logrado salir adelante "pese a sufrir los peores ataques". Elogió esta reforma estatutaria, cuyo ADN, explicó, "pasa a ser la paz, la sostenibilidad, la memoria histórica, la justicia social y la no discriminación" y, precisamente esto, "es lo que preocupa a la derecha más reaccionaria".

Herrera apoyó el nuevo texto porque el modelo de financiación fija "por primera vez", entre otras medidas, criterios concretos de solidaridad« y también, por primera vez, establece una relación fiscal entre Generalitat y contribuyentes. "Decimos sí como catalanistas", dijo el parlamentario, al tratarse de un proyecto que reconoce a Catalunya como nación, así como "el derecho y el deber de conocer ambas lenguas oficiales", y "decimos sí como federalistas" porque tiene el "mérito" de abrir una etapa hacia el modelo federal "y lo hacemos pese a la ausencia de líderes que reivindiquen el federalismo".

Partido Andalucista acusa al PSOE de apoyar para Cataluña derechos que niega a Andalucía

El secretario general del PA, Julián Álvarez, acusó ayer al presidente de la Junta, Manuel Chaves, de «mandar» a los diputados del PSOE andaluz en el Congreso para votar a favor «del magnífico Estatuto que va a conseguir Cataluña» y, por el contrario, «negar estos derechos a Andalucía».

En declaraciones a Europa Press, Álvarez preguntó a Chaves por qué los diputados andaluces del PSOE prestan sus votos «determinantes» para la aprobación de la reforma estatutaria catalana, que «reconoce que Cataluña es una nación, amplía su marco competencial y consigue un nuevo y estupendo sistema de financiación para Cataluña». En este sentido, criticó que el presidente de la Junta «apruebe todos los derechos para Cataluña», como «la definición de Cataluña como nación y un marco de financiación específico, y no sea favorable a aprobarlo para Andalucía». «Hoy lo que toca es felicitar a Chaves porque ha mandado a más de 30 diputados andaluces para que voten sí al magnífico estatuto que va a conseguir Cataluña», ironizó.

El secretario general del PA, que estuvo presente en el debate de aprobación de la reforma del Estatuto catalán en el Congreso, reconoció además que su partido es «absolutamente escéptico» sobre que el PSOE andaluz «reconozca los mismos derechos para la comunidad que para Cataluña», ya que, a su juicio, «Chaves es una persona que ya ha demostrado que no se pone al frente de los intereses de Andalucía». Álvarez lamentó que el presidente autonómico haya puesto a Andalucía «en clave de sumisión a los intereses de Madrid» y «a los intereses» del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
 
APROBACIÓN DEL ESTATUT
El Congreso español reforma el proyecto salido del Parlamento de Cataluña
El texto aprobado respeta el articulado pero recorta dos pilares: la definición como nación y el modelo de financiación
LVD - 30/03/2006 - 16.25 horas
 
Zapatero con Mas y Duran (CiU)
tras el Pacto PSOE-CiU
 
Barcelona. (EFE).- El texto de Estatut aprobado hoy por el Congreso respeta parte de los artículos del proyecto salido del Parlament el 30 de septiembre, en especial las competencias, pero implica recortes en dos de los pilares del texto: la definición de Cataluña como nación y el modelo de financiación.

El texto estatutario aprobado por el Congreso consta de 223 artículos -cuatro menos que el proyecto del Parlamento catalán-, 14 disposiciones adicionales, dos transitorias, una derogatoria y 4 disposiciones finales, y comparativamente supone un avance en el autogobierno catalán menor que el aprobado en Cataluña, pero implica en cualquier caso un avance significativo con respecto al Estatuto vigente desde 1979.

NACIÓN - El artículo 1 del proyecto de Estatut aprobado por la cámara catalana contenía un primer punto que establecía: «Cataluña es una nación», y un segundo punto decía: «Cataluña ejerce su autogobierno mediante instituciones propias, constituida como comunidad autónoma de acuerdo con la constitución y el presente Estatuto». En cambio, el texto acordado en el Congreso elimina el término nación del artículo primero, que quedará finalmente con el mismo redactado que el artículo 1 del vigente Estatuto, donde se define Cataluña como nacionalidad.

En el preámbulo también se suprime la frase «Cataluña es una nación», que figuraba en el proyecto inicial, y se incluye una constatación: «El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía de Cataluña, ha definido de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como nación. La Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña como una nacionalidad».

En el artículo tercero también se elimina la alusión al principio de «plurinacionalidad» del Estado español, mientras que, en cambio, el Congreso ha respetado la mención a los «símbolos nacionales» de Cataluña: su bandera, su fiesta y su himno.

DERECHOS HISTÓRICOS - Aunque retoca el redactado inicial, el texto aprobado en el Congreso reconoce, en el artículo 5, que «el autogobierno de Cataluña se fundamenta también en los derechos históricos del pueblo catalán», de los que se deriva el «reconocimiento de una posición singular de la Generalitat en relación con el derecho civil, la lengua, la cultura, la proyección de éstas en el ámbito educativo y el sistema institucional en que se organiza la Generalitat». No obstante, se suprime la disposición adicional primera que figuraba en la propuesta estatutaria del Parlament, que decía que el reconocimiento y la actualización de los derechos históricos ampara especialmente también la financiación o la seguridad pública.

LENGUAS - Se respeta el principio de que la lengua propia de Cataluña es el catalán y, para los ciudadanos de Cataluña, se reconoce el «deber de conocer» tanto el castellano como el catalán. Además, el texto final establece que «no puede haber discriminación por el uso de una u otra lengua». Se reconoce también que la lengua occitana, denominada aranés en el Valle de Arán, es la lengua propia de este territorio y es oficial en Cataluña.

DERECHOS, DEBERES Y PRINCIPIOS RECTORES - El texto acordado en Madrid conserva el título de derechos y deberes respetando en gran parte el redactado inicial, si bien se introducen retoques en algunos artículos. Así, las objeciones de CiU, y especialmente de Unió, al artículo 20 sobre el «derecho a morir con dignidad» han forzado a reformularlo como «derecho a vivir con dignidad el proceso de la muerte», para evitar que se interprete como un aval a la eutanasia.

PODER JUDICIAL - El título del Poder Judicial en Cataluña, es uno de los que en el trámite del Congreso se ha enmendado más a fondo, ya que hay cambios sobre el texto original en trece de sus catorce artículos.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se mantiene como «última instancia jurisdiccional» de los procesos iniciados en Cataluña, así como de todos los recursos que se tramiten en su ámbito territorial, si bien se elimina la función del TSJC de «casación en materia de derecho estatal». El Consejo de Justicia de Cataluña se mantiene como órgano del Gobierno del Poder Judicial en Cataluña, desconcentrado del Consejo General del Poder Judicial, aunque se añaden referencias a que actuará conforme a lo que diga la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El conocimiento de la lengua y el derecho catalanes eran en el texto anterior «requisito» para obtener una plaza en concursos de traslado de jueces, magistrados y fiscales; ahora ese conocimiento «se valorará específica y singularmente».

COMPETENCIAS - El capítulo de competencias, el pilar básico de cualquier estatuto, es según los partidos catalanes el que ha terminado con un resultado más satisfactorio al respetar sustancialmente la propuesta inicial. El título, que regula un total de 57 materias, implica avances en el autogobierno respecto al Estatut vigente, tanto en la tipología de competencias -exclusivas, compartidas, ejecutivas-, el blindaje de las materias para evitar futuras laminaciones por parte del Estado y la ampliación competencial de la Generalitat.

El Estatut, por ejemplo, pasará a reconocer a la Generalitat competencias ejecutivas en inmigración -permisos de trabajo, participación en la determinación del contingente de inmigrantes con destino a Cataluña- y dispondrá de la competencia exclusiva en agricultura, cultura y enseñanza no universitaria, entre otras materias. Cataluña se encargará de la gestión de los ferrocarriles de cercanías de Renfe en territorio catalán, mientras que en cambio los partidos catalanes no han logrado aún ponerse de acuerdo con el PSOE para que Cataluña pueda gestionar el aeropuerto de El Prat a través de un consorcio con el Estado.

Tampoco se mantiene la capacidad de la Generalitat para convocar referendos ni la mención a la participación de selecciones catalanas en competiciones deportivas internacionales de carácter oficial.

BILATERALIDAD - El nuevo texto abre la puerta a que la Generalitat participe en los procesos de designación de los miembros de organismos económicos y sociales como el Banco de España, la CNMV o la Agencia Tributaria, si bien el proyecto inicial era más contundente y hablaba de que la Generalitat tenía potestad directa para designar a representantes en los máximos entes económicos y sociales del Estado en Cataluña.

ACCIÓN EXTERIOR - Se permite a la Generalitat impulsar su proyección internacional, crear oficinas en el exterior y defender sus intereses en el extranjero en cuestiones de su competencia, ya sea de forma directa o a través del Estado, aunque la petición catalana de convertir Cataluña en circunscripción electoral europea no quedará incluida.

FINANCIACIÓN - El título donde los recortes con respecto al proyecto original son más significativos es el de financiación, cuyos contenidos acordaron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de CiU, Artur Mas, en un encuentro a solas en enero, que movió a ERC a inclinarse por el rechazo al texto global.

El modelo aprobado por el Parlament planteaba que Cataluña recaudara todos los impuestos pagados en este territorio y se basaba en tres pilares: bilateralidad en la relación Generalitat-Estado, solidaridad con las comunidades autónomas menos desarrolladas y una amplia autonomía fiscal, con una Agencia Tributaria de Cataluña. Según el texto inicial, una Comisión Mixta Estado-Generalitat debía determinar la aportación catalana a Hacienda y valorar cada cinco años la actualización del sistema de financiación.

Finalmente, se suprime la referencia a que la Generalitat recauda y gestiona «todos» los tributos estatales soportados en Cataluña y, en cambio, se amplía la cesta de impuestos en los que participa: 50% de IRPF, 50% de IVA y 58% de impuestos especiales, además de ampliarse su capacidad normativa. Se prevé que en el plazo de dos años se constituya un consorcio paritario entre la Agencia Tributaria estatal y la catalana.

Asimismo, se incluye una disposición adicional que garantiza que se invertirá en Cataluña el equivalente a su PIB -hoy el 18,5% del español-, compromiso que supondrá una inversión extra en siete años para recuperar el déficit de infraestructuras.

En cuanto a los criterios de nivelación, el Estado se reserva la fijación de los niveles de solidaridad y se señala que la aportación catalana debe servir para financiar servicios básicos -sanidad, educación, asistencia social- de otras comunidades con menor renta, sin que ello implique alterar la posición de Cataluña en el ránking de renta per cápita de las CCAA.
 
 
Más Información:
 
Izquierda independentista catalana
 
Españolistas a favor del Estatut (PSC/PSOE):
Españolistas contra el Estatut:
 
CiU lanza en Andalucía una campaña para luchar contra la 'catalanofobia'
Mas pide una "reflexión profunda" a la sociedad española e insta al PSOE a sumarse a la campaña en toda España
BARCELONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -
 
 
Convergencia i Unio pondrá en marcha este fin de semana en Andalucía una campaña para luchar contra la 'catalanofobia' que consideran ha aflorado en la sociedad española a partir de la estrategia de "intoxicación" del PP y con el apoyo de determinados medios de comunicación. El objetivo de esta iniciativa es hacer un "gesto" que lleve a una "reflexión profunda" en toda la sociedad española para que Cataluña deje de "pagar todos los platos rotos" por "el simple hecho" de ser Cataluña.

El presidente de CiU, Artur Mas, fue el encargado de presentar la campaña "modesta" que durará entre una semana y diez días, con un coste de unos 25.000 euros, y que consistirá en la emisión de cuñas de publicidad en dos emisoras de radio --Onda Cero y la Cadena Ser--. La decisión de concentrar en Andalucía la campaña responde a la intención de dar réplica a iniciativas "barriobajeras" del PP en esta comunidad.

El anuncio se limita a una voz femenina que proclama que "Cataluña siempre ha sido una tierra abierta a todos sea cual sea su idioma. Siempre ha sido el lugar en que gente de otros ciudades y otros países ha prosperado y ha hecho prosperar Cataluña. Cataluña siempre ha sido buena para todos y aún será mejor. Y te digan lo que te digan, el Estatut no cambiará lo que siempre ha sido así. Convergència i Unió".

Mas situó entre las causas de esta creciente 'catalanofobia' el "uso y abuso de la campaña de "intoxicación" del PP contra el Estatut y contra Cataluña", aunque admitió que esta estrategia de los populares "parte del último gobierno de José María Aznar", y que "cala como lluvia fina". No tildó de "anticatalanes" a los populares pero sí les acusó de "atizar el fuego de la discordia". A ello sumó el "comportamiento manifiestamente exagerado" de determinados medios de comunicación a los que pidió una reflexión e invitó a "una reflexión". "Cataluña no merece ser tratada como lo ha sido en los últimos tiempos", añadió. Según Mas, estas actuaciones han hecho "aflorar un punto de intolerancia que existe de forma latente contra Cataluña" y que "no parte del Estatut ni del periodo democrático, sino que viene de muy lejos". El líder de CiU pidió "una reflexión profunda a toda la sociedad española" y añadió que "si se quiere un proyecto común de convivencia todo el mundo tiene que hacer pasos" y admitir unas reglas "mínimas: aceptarse cada uno como es". "Cataluña no puede ser ni merece pagar todos los platos rotos por el simple hecho de ser Cataluña, ni se le pueden negar sus aspiraciones colectivas", señaló. Por ello, subrayó que "no podemos tolerar de forma indiferente que cada propuesta procedente de Cataluña sea replicada a golpes". "No podemos pedir perdón cada día por ser catalanes", apostilló.

En esta línea, instó a políticos, intelectuales, cúpulas empresariales y sindicales, mundo asociativo y medios de comunicación a sumarse a esta campaña de resarcimiento de Cataluña en el resto del Estado. Para Mas, "está muy bien" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "venga a Cataluña y se involucre en el Estatut", pero sostuvo que "lo realmente importante es que los políticos, al menos los del PSOE, hagan campaña en el resto de España". "Necesitamos un sobreesfuerzo para recomponer la realidad", agregó. Mas señaló que "no es responsabilidad" de CiU asumir esta campaña por lo que instó al Gobierno de la Generalitat a "moverse y contrarrestar el mal gusto que ha dejado en el resto de España" el debate del Estatut a causa de su uso partidista. La campaña de la federación es, señaló, "un toque de atención" al tripartito para "que vayan por aquí". Además, Mas confió en que "instituciones con más recursos" se sumen a este tipo de iniciativas.

PSOE-A ve "lógica" la campaña de CiU para "restañar heridas" tras la "agresión brutal" del PP contra Cataluña

La dirección del PSOE-A calificó hoy como "lógica" la decisión del presidente de CiU, Artur Mas, de poner en marcha a partir de este fin de semana en Andalucía una campaña para luchar contra la "catalanofobia" tras la "agresión brutal contra Cataluña" protagonizada por el PP andaluz con sus críticas a la reforma del Estatut.

El secretario de Comunicación e Imagen del PSOE-A, Miguel Angel Vázquez, dijo a Europa Press que la decisión de CiU de poner en marcha esta campaña en Andalucía es "positiva" después de que el Congreso de los Diputados haya aprobado la reforma del Estatut "respetuosa con la Constitución y con los principios de igualdad y solidaridad". En su opinión, "es lógico que CiU quiera trasladar a los andaluces una imagen más cercana a la realidad de Cataluña que la transmitida por la campaña furibunda del PP, que sólo busca un enfrentamiento irresponsable de unos territorios contra otros apelando a los más bajos instintos de la sociedad andaluza y española".

Vázquez reconoció que "no nos gustaba el texto inicial" del Estatut aprobado por el Parlamento catalán, pero recordó que el PSOE-A "siempre expresó su confianza en las instituciones y en que el Congreso de los Diputados permitiría llegar a un texto con pleno respeto a la Constitución y sin aristas que atenten contra los principios recogidos en su artículo 2". "El Estatut catalán aprobado por el Congreso de los Diputados supone reforzar España reforzando las autonomías, más autogobierno y más España", subrayó el dirigente socialista, que defendió que el texto aprobado ayer "no va contra nadie ni establece privilegios para Cataluña respecto al resto de territorios". Por último, Vázquez se mostró convencido de que la reforma del Estatuto andaluz "irá en esa misma línea de ampliar el autogobierno apurando el marco que establece la Constitución", de forma que garantizó que "Andalucía también va a contar con un gran Estatuto que no va a tener nada que envidiar al resto".
 
Granada - Tras aprobarse Estatut catalán
Ultras apedrean sede del PSOE y tratan de allanarla entonando el 'Cara al sol'
El grupo, formado por unas 25 personas, la mayoría jóvenes, gritaban consignas a favor de Franco y Aznar e insultos contra Zapatero - IDEAL, 31/3/2006
 
Un grupo de aproximadamente veinticinco ultraderechistas incontrolados atacaron anoche la sede del PSOE de Granada, en la calle Recogidas, arrojando contra el edificio piedras y huevos. Los hechos ocurrieron poco después de las 20,30 horas motivados, al parecer, por la aprobación del Estatuto de Cataluña. El incidente provocó tensión y perplejidad entre numerosos viandantes.

Fuentes del partido indicaron a este periódico que en el «violento ataque lanzaron piedras contra los cristales, al tiempo que proferían gritos e insultos contra el Partido Socialista, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y los socialistas en general». Con gritos como «Zapatero, cabrón, dimisión», «Zapatero vas a romper la unidad de España» y otros con insultos todavía más graves, intentaron penetrar en el edificio, para acceder a la primera planta, donde se encuentra la sede socialista, siendo interceptados por el conserje del inmueble que impidió en un primer momento el acceso tras forcejear con algunos de ellos. «Lo más llamativo del asalto, además de los huevos, piedras y otros objetos contundentes empleados, fue que los atacantes, todos jóvenes de poco más de veinte años, portaban y ondeaban una bandera de España, al tiempo que proferían vítores a Aznar y a Franco y cantaban el 'Cara al sol'», refiere un comunicado del PSOE, en el que agrega que los manifestantes acabaron cobijándose bajo la bandera.

Miembros del PSOE que en ese momento se encontraban en la sede avisaron a la Policía Nacional para denunciar el incidente, momento que aprovecharon los ultras para marcharse por la calle Recogidas y disolverse.

El asalto generó momentos de tensión entre numerosos peatones, sorprendidos en un primer momento por el griterío. Testigos presenciales manifestaron que los atacantes profirieron gritos contra la aprobación del Estatut catalán en el Congreso de los Diputados. En el lugar de los incidentes se personó una unidad de la Brigada Provincial de Información del Cuerpo Nacional de Policía y distintos efectivos policiales, que practicaron las primeras diligencias. El de ayer es el tercer ataque que sufre la sede de los socialistas granadinos en el último año. El PSOE señala en su escrito que los testigos presenciales del suceso «coincidieron en resaltar la extrema violencia de los atacantes, entre los que se pudieron ver personas vinculadas con los sectores conservadores de Granada».
«Patriotas de Granada atacan la sede del PSOE». El aviso estaba 'colgado' ayer en la web de una organización ultraderechista. La frase resumía con un triunfalismo rancio el insólito suceso ocurrido la tarde del jueves en calle Recogidas.
 
 El Remate,
Un Estatuto fenicio:
Perspectivas andaluzas sobre el Estatuto catalán,
Andalucía Libre
 
Está de más que ahora hagamos aquí un estudio completo y minucioso de los contenidos generales del Estatuto catalán. Tampoco procede que nos dediquemos a analizar al detalle la evolución comparativa de su articulado; siguiendo su gestación y cambios desde los primeros textos de la “vía catalana”, continuando por el Pacto del Tinell que sustentó al Gobierno tripartito catalán PSOE-ERC-IU/ICV, pasando por el texto aprobado por el Parlamento catalán hasta llegar al resultado del Pacto PSOE-CiU -apoyado por IU y PNV- que da lugar al estatuto aprobado en Madrid. Dejamos esta faena a la izquierda independentista catalana.
 
Como parte de la izquierda independentista andaluza nuestro enfoque y prioridades han de ser otros. Hemos de centrarnos en lo que este nuevo estatuto catalán significa para Andalucía y los andaluces y especialmente para su clase obrera.
 
Un estatuto español y de derechas
 
A efectos de encuadre, baste como introducción un repaso general.
 
El nuevo Estatuto de Autonomía no respeta ni asume el derecho de Cataluña a su Soberanía Nacional ni su derecho a la Autodeterminación e Independencia. Ni siquiera la reconoce como Nación, limitándose a constatar una opinión parlamentaria al respecto en su preámbulo. No cuestiona a la opresora y falsa “Nación española”, que resta reconocida como única existente. Si permite la presencia de Cataluña en la UNESCO no recoge el derecho de Cataluña a participar con sus propias selecciones nacionales en competiciones deportivas internacionales.
 
La lengua catalana sigue teniendo que compartir co-oficialidad con el castellano, una lengua extranjera en Cataluña cuya posición deriva del mantenimiento forzoso de Cataluña dentro del Estado español. Los progresos formales obtenidos en su status –‘deber de conocer’- son atenuados luego por reservas pretendidamente antidiscriminatorias y en conjunto resultan claramente insuficientes para alcanzar su normalización como lengua nacional de Cataluña, manteniendo abierto el conflicto lingüístico y la situación del catalán como lengua dominada.
 
El modelo social doctrinal del estatuto es claramente neoliberal con un énfasis particular en la colaboración de clases y además mantiene todos los privilegios clericales blindados por el ordenamiento español.
 
Las competencias se han afinado en su distribución mediante su cualificación por tipos y su enumeración exhaustiva pero siguen impidiendo la puesta en practica de medidas estructurantes que vayan cualitativamente más allá de la aplicación catalana de políticas españolas y el dominio del Estado español sobre la relación con la Unión Europea sigue siendo pleno.
 
La financiación pactada ofrece a Cataluña el compromiso de más recursos futuros, pero siempre bajo patronazgo español y al objeto de mantener el orden social y territorial desigual existente. Siendo este el aspecto que ha concentrado además la mayoría de la atención y esfuerzos desde las fuerzas implicadas no es de extrañar que, dado su planteamiento fenicio, todo el proceso no haya servido para extender fuera de Cataluña -sino al contrario- las simpatias y apoyos hacia las demandas nacionales catalanas que, desafortunadamente, han tendido socialmente a identificarse con el discurso de sus fuerzas políticas mayoritarias.(1)
 
Mal acaba lo que mal empezó.
 
El estatuto catalán finalmente aprobado es políticamente deudor de su cobarde e inconsecuente planteamiento inicial y originario.
 
El proyecto estatutario impulsado en Cataluña nunca cuestionó la soberanía española. Siempre se planteó como un proyecto constitucional; autolimitado a buscar lecturas constitucionales propicias, dentro del sometimiento explicito a la Constitución española. En resumen: una ley española –por procedimientos y por contenidos- a ser desarrollada y aprobada dentro del orden político y jurídico español. Nunca implicó pues ejercicio alguno del derecho a la Autodeterminación, que es por su propia naturaleza irrestricto. No respondía a las aspiraciones catalanas a la Soberanía Nacional, sino que por el contrario las instrumentalizaba al servicio de una reordenación española
 
El proyecto estatutario catalán fue sostenido –además- por fuerzas políticas que sustentaban (ERC, IU-ICV) o habían sustentado Gobiernos españoles (CiU), cuya acción fue y es notoriamente negativa para la nación andaluza y para su clase obrera y se justificó al amparo de una “España Plural”, que no por el adjetivo dejaba de ser esencialmente española y por tanto reaccionaria. No mereció pues nunca ningún respeto reverencial; menos aún ningún atisbo de apoyo ni global ni condicionado.
 
El vasco Plan Ibarretxe –más allá y al margen de cuales fueran en su día las ambiciones e intenciones reales del PNV, su impulsor político- se basaba –al menos parcialmente y aún con sus limitaciones- en una reivindicación de la soberanía vasca. El proyecto estatutario catalán nunca hizo lo propio con la soberanía catalana. De ahí que hubiera una diferencia de partida entre uno y otro.
 
Aunque ambos no reconocían a Andalucía como interlocutor nacional y en ambos había propuestas económicas perjudiciales para Andalucía esa diferente relación entre los proyectos jurídicos presentados y los derechos nacionales de sus naciones respectivas conllevaban que merecieran una actitud política diferente. El Plan Ibarretxe merecía respeto. El Estatut catalán no.
 
Al Plan Ibarretxe, desde una posición nacional andaluza, podía votársele favorablemente en la primera votación de toma en consideración en el Parlamento español como muestra de solidaridad hacia los derechos vascos aunque luego –sin expresas contraprestaciones hacia los derechos andaluces- de mantenerse su tenor, ese voto hubiera de tornarse inevitablemente en una hipotética votación final en un no, unido a un expreso apoyo andaluz a la independencia vasca. Al estatuto catalán que llegó a Madrid sólo cabía oponérsele desde una posición andaluza desde un principio y sin atenuantes, atendiendo a su naturaleza como un proyecto de ley español perjudicial para Andalucía.
 
Situándonos en el terreno de los principios, resulta lógico y coherente que la postura a defender desde quienes no somos españoles sino andaluces, no pueda ser la misma ante quienes quieren emanciparse de España  -o al menos desde ese propósito argumentan- que ante quienes sólo aspiran a ser o seguir siendo ‘españoles privilegiados’, provengan del país que sea.
 
El estatut y los andaluces de Cataluña
 
El proyecto estatutario catalán nunca ha incluido en su texto referencia alguna a los centenares de miles de personas nacidas en Andalucía que hoy son ciudadanas de Cataluña.
 
Esta omisión implica una clara voluntad estatutaria de ocultación de la realidad andaluza en Cataluña y de minusvaloración de su aportación, que sólo puede entenderse a partir de una perspectiva asimilacionista negativista
 
En contraste, a la hora de buscar apoyos sí que se ha usado expresamente como presunto aval –incluso a la hora de su presentación parlamentaria en Madrid- el origen nacional andaluz de algunos dirigentes de las fuerzas políticas implicadas en el proceso.
 
Más aún, el Estatut en su art. 42.7 recoge la obligación de los poderes públicos catalanes de “garantizar el reconocimiento de la cultura del pueblo gitano como salvaguardia de la realidad histórica de este pueblo” y en su art. 13 mandata a la Generalitat a “fomentar los vínculos sociales, económicos y culturales con las comunidades catalanas en el exterior”. Es decir, el estatuto no recoge para los andaluces ni lo que reconoce a los gitanos dentro de Cataluña ni lo que promueve para los catalanes de fuera de Cataluña.
 
El Estatut y Andalucía
 
Esta actitud hacia los ciudadanos catalanes de origen andaluz puede explicarse a partir del enfoque estratégico general del modelo estatutario, que a su vez ignora la singularidad nacional de Andalucía y sus derechos consecuentes.
 
Dado que la financiación aprobada en el Estatut implica un ataque frontal en toda regla a los intereses nacionales andaluces nada más lógico desde sus impulsores y sostenedores –catalanes y españoles- que hacer lo posible por negar la existencia del sujeto nacional andaluz, impidiéndole en lo que este en su mano toda capacidad de actuación propia y autónoma en defensa de sus intereses.
 
Desde un inicio el proceso estatutario catalán se ha basado en un discurso de apología de la desigualdad nacional y de amnesia histórica selectiva auspiciado desde la cobardía política.
 
Las fuerzas estatutarias catalanas han querido acercarse al estatus fiscal privilegiado vasco-navarro sin querer confrontar con la visión dominante del constitucionalismo español, que  lo reserva en exclusiva a las comunidades autónomas vascas. A la mínima advertencia desde Madrid –acompañada en esta ocasión a coro desde el PNV- han retrocedido atribuladas. Así han intentado obtener sus frutos, pero dentro del modelo español general.
 
Como nunca se han atrevido ni a denunciar singular y específicamente el pillaje de Madrid ni a plantear interlocuciones con las otras naciones del Estado español -limitándose a transitar bajo el ordenamiento español- han terminado asumiendo todos los tópicos antiandaluces unidos tradicionalmente a la construcción de España y más modernamente al mas rancio y reaccionario neoliberalismo. Sea por convicción, impotencia u oportunismo, incluso quienes hacen allá del “internacionalismo” su seña de identidad política en la extrema izquierda -y lo pervierten para justificar marcos orgánicos estatales- han hecho mutis. Ninguna fuerza política ha levantado la voz en Cataluña en defensa especifica de Andalucía y de sus derechos.
 
Desde este origen oportunista y blandengue el proyecto estatutario ha ido perdiendo paso a paso los elementos de autonomía financiera más significativos inicialmente propuestos, susceptibles de dar lugar a cursos políticos propios y se ha quedado reducido a un trato preferente a Cataluña dentro del marco español y bajo estricto dominio estatal. En el camino se han caído Agencia Tributaria única, control sobre todos los impuestos, capacidad normativa sobre el impuesto de sociedades, equiparación a la financiación foral... pero han sobrevivido todas aquellas medidas destinadas a blindar el orden español vigente.
 
No por casualidad el resultado económico-financiero del Pacto PSOE-CiU (apoyado por IU) del que sale la ultima redacción estatutaria recuerda tanto a la propuesta de financiación presentada en su día por el PP catalán. Se trata de un modelo español destinado a congelar el reparto de papeles fruto del desarrollo desigual y combinado del capitalismo español, en perjuicio de Andalucía.
 
El art. 206.1 del estatuto catalán parte de que los recursos se adjudiquen no a partir de las necesidades, sino de la riqueza acumulada y que a partir de ahí se ejecuten según las necesidades de gasto.
 
Las transferencias de lo recaudado en Cataluña –se haya obtenido como y donde sea- se restringen en el art. 206.3. cuantitativamente a criterio español y cualitativamente sólo quedan autorizadas para atender una presunta equiparación en servicios como sanidad o enseñanza. Es decir, en pura ortodoxia social-liberal e imperialista, se excluye de antemano que puedan servir para sostener inversiones productivas publicas para el desarrollo, sea en forma de empresas publicas o cualesquiera otros recursos. Todas las referencias a la “suficiencia financiera” se mueven en este ámbito previamente acotado y endosado de congelación en el subdesarrollo. Para mayor garantía, esas transferencias quedan condicionadas cara a sus presuntos destinatarios a mantener un “esfuerzo fiscal similar al catalán”, es decir, a no tener en cuenta por ejemplo en el caso andaluz ni su realidad nacional propia ni sus posibles prioridades políticas, lo que supone una coerción añadida contra su autonomía y un nuevo instrumento al servicio de España contra los intereses andaluces.
 
Por si quedara alguna duda del carácter español y explotador del modelo, en el art. 206.5. “el Estado español garantiza que los mecanismos de nivelación no alteraran en ningún caso la posición de Cataluña en la ordenación de rentas per capita entre las Comunidades Autonomas antes de la nivelación”, lo que es otra forma de decir que el orden de ricos y pobres que España ha fijado queda cristalizado; incluso en la improbable circunstancia de que habiéndose atenido a todos los chantajes y condicionantes anteriores se hubiera alcanzado algún éxito.
 
El marco institucional previsto para la actualización de la contribución catalana –art. 210- queda expedito para el compadreo político-partidario –tan del gusto de CiU y del PP/PSOE- de forma que los Gobiernos españoles puedan pagar allí a discrección las hipotéticas asistencias parlamentarias que puedan requerirse.
 
El estatut incluye además el perverso principio –Disposición Adicional 3ª- de que 'cuanto más rico eres más inversiones estatales recibiras', al establecer el porcentaje relativo nacional en relación al PIB estatal como criterio inversor y una distribución de porcentajes en figuras tributarias hecho a medida.
 
En resumen, el estatut  catalán es, desde una perspectiva andaluza, una ley española que contribuye a nuestro expolio y dependencia, cuyos efectos serán complementados y desarrollados en el Estatuto de Dependencia –llamado ‘de Autonomía’- actualmente en tramite en el Parlamento andaluz.
 
Consideraciones finales para la Diáspora y para la Patria
 
Los andaluces de Cataluña han de saber que no sólo tienen razones para votar NO al Estatuto en tanto ciudadanos catalanes ante una norma que no respeta los derechos nacionales del país en el que viven y en el que han nacido tantos de sus hijos, amigos y familiares. Un estatut que impulsa además un modelo social antitético a sus intereses en cuanto trabajadores, en su inmensa mayoría.
 
Específicamente, tienen razones para votarle NO si siguen sintiendo como propia a Andalucía porque el estatut no sólo los ignora en Cataluña sino que contribuye objetivamente a dificultarles aún más su libertad de optar por el retorno -si ese fuera su deseo- al afianzar el subdesarrollo y expolio andaluz que les hizo marchar. Votándole NO al Estatuto estarán votando NO a esa ‘Cataluña española’ que tan nociva resulta tanto para Cataluña como para Andalucía y uniendo en resistencia, senyera y verdiblanca.
 
A un nivel nacional general -de otra parte- sería un grave error equivocarse a la hora de adjudicar responsabilidades políticas sobre los efectos sobre Andalucía del estatut catalán y ubicarlas en Cataluña.
 
El origen hoy y la llave del problema de Andalucía no está en Cataluña ni en ninguna otra parte, sino en la misma Andalucía y especialmente en el seno de su izquierda.
 
Si España nos condena a la dependencia, usurpa nuestra cultura nacional y manipula nuestra historia es gracias, primero, a la hegemonía en Andalucía del PSOE y luego subsidiariamente a la asistencia del otro españolismo de izquierdas que encarna el federalismo del PCE-IU. La impotencia e inconsecuencia del andalucismo es otro factor a añadir. Y en ámbitos más reducidos -pero no por ello menos influyentes en la suma final- hay que incrustarle también el cosmopolitismo anacional y/o el españolismo republicano de la extrema izquierda española en Andalucía (2). Juntos, configuran políticamente el cóctel que sostiene nuestra subordinación y humillación nacional.
 
La senda de nuestra emancipación social y de nuestra dignidad nacional van indisolublemente unidas a la asunción en general -y en particular por nuestra izquierda- que Andalucía -en nuestro contexto histórico- está en la misma posición que Irlanda y Polonia –entonces naciones sin Estado- cuando se les decía en 1882:  “Dos naciones que tienen no sólo el derecho sino el deber de ser nacionales antes que internacionales. Es el momento en que son realmente nacionales, cuando son más internacionales(3). O dicho en terminos de nuestro Himno Nacional: 'Andalucía por sí, por su Pueblo y por la Humanidad'
 
 
(1)     Para apreciar su contenido y hacerse una idea de su alcance, vease Selección de Citas Catalanas, Andalucía Libre nº 284, 1 de marzo de 2006
(2)     Aplíquense estas frases plenamente actuales para Andalucía, sustituyendo ‘Irlanda’ e ‘irlandés’ por ‘Andalucía’ y ‘andaluz’: ”Si los miembros de una nación conquistadora siguen intentando hacer olvidar a la nación conquistada su especifica nacionalidad y posición para ‘abatir las diferencias nacionales’ y cosas parecidas, esto ya no es internacionalismo, no es sino pedir a la nación oprimida que soporte el yugo, justificándolo y perpetuándolo bajo el manto de la Internacional.” (...) Porque “el verdadero internacionalismo debe basarse en distintas organizaciones nacionales; los irlandeses, como cualquier otra nación oprimida, deben entrar en la Internacional con los mismos derechos de los trabajadores de la nación conquistadora, bajo el signo de la protesta contra la Conquista”. “Es un hecho que desde hace siete siglos Irlanda está dominada por los conquistadores ingleses y mientras dure esta opresión es un insulto para los trabajadores irlandeses imponerles que se sometan al Consejo Federal británico”. Friedrich Engels, Intervención en el Consejo General de la Internacional, 14 de mayo de 1872, Marx y Engels, Imperio y Colonia, Escritos sobre Irlanda, Pasado y Presente, siglo XXI editores, México, 1879, pag 48
(3)     Friedrich Engels, Carta a Kautsky, 7 de Febrero de 1882, Citado en M. Löwy. G. Haupt. Los Marxistas y la Cuestión Nacional, Fontamara, Barcelona, 1980, pag 24
 
ENCUESTA. Mantenemos abierta la Encuesta: ¿Solidaridad con Andalucía?., tanto para votar, modificar el voto remitido o consultar la marcha de la votación. A la pregunta que hemos planteado: "¿Puede la nación andaluza confiar en obtener respeto y apoyo a sus derechos desde las izquierdas de España y los nacionalistas de Euskadi o los Países Catalanes...?" están respondiendo las direcciones suscritas a ANDALUCÍA LIBRE, tanto de dentro como de fuera de Andalucía, con un sensible nivel de participación y con significativos sesgos según sean o no andaluces quienes opinen. Recordamos que se puede votar bien vía web en el sitio de la Encuesta, bien remitiendo un correo electrónico a la dirección escogida de las tres opciones propuestas que aquí reproducimos:  1) SÍ, nos respetan y apoyan 2) NO, Andalucía sólo puede confiar en si misma y 3) Nos respetaran y apoyaran sólo cuando seamos fuertes y les interese. Al concluir la votación, daremos cuenta de sus resultados.
 
 Polemica PSOE/PA - La versión del PSOE
Álvarez propuso por escrito al presidente de la Junta un gran acuerdo sobre el Estatuto 
PSOE hace público el documento entregado a Chaves para demostrar su veracidad
LOURDES LUCIO  -  Sevilla EL PAÍS - 31-03-2006 
         
El secretario general del Partido Andalucista (PA), Julián Álvarez, entregó al presidente de la Junta, Manuel Chaves, no sólo propuestas sobre la definición de Andalucía en la que no aparecía la denominación de nación, sino un documento mucho más amplio con el que perseguía un gran acuerdo político a dos en materia de articulación territorial, ley Electoral, deuda histórica y financiación autonómica. El PSOE dio a conocer ayer el documento íntegro que Álvarez entregó personalmente al presidente, para demostrar que no existe ninguna mentira ni falsedad como aseguran los andalucistas.

El PSOE decidió ayer dar a conocer el documento completo que el secretario general del PA entregó en mano al presidente en una de las tres reuniones reservadas celebradas entre ambos los días 9 y 16 de febrero y 2 de marzo. La decisión de hacer pública la propuesta escrita responde a que el PSOE no quiere dejar pasar por alto las acusaciones de que Chaves ha mentido y demostrar que el documento en el que los andalucistas renunciaban a incluir el término nación es "real y verídico".

El texto facilitado por el PSOE -cuyo contenido se reproduce abajo- consta de cinco bloques: identidad nacional, articulación territorial, elecciones separadas, deuda histórica y financiación autonómica. Algunas de las propuestas redactadas, como las referidas a las comarcas, recogen exactamente lo que propone el PA en su proyecto alternativo de Estatuto a la que añaden una nueva disposición transitoria con la concreción temporal de la aprobación parlamentaria del mapa de comarcalización.

En el documento, los andalucistas renuncian a convertir en mandato estatutario la imposibilidad de convocar elecciones autonómicas con otras consultas, una prohibición que remiten para su inclusión a la ley Electoral de Andalucía. El acuerdo que propone Álvarez al presidente es reformar dicha norma "en el actual periodo de sesiones". Este asunto es otra de las reclamaciones destacadas no sólo de los andalucistas sino también del Partido Popular e Izquierda Unida. El PSOE se opone a incluir en la norma básica de Andalucía prohibir al presidente convocar simultáneamente las elecciones andaluzas. El rechazo de los socialistas a regular esta materia en la ley Electoral es menor, aunque, por el momento, igual de firme.

En cuanto a la deuda histórica, la propuesta insta a cerrar un acuerdo con el Gobierno central para que ésta quede cuantificada antes del mes de julio de este año.
 
La redacción del documento, en la que se escribe hasta en nueve ocasiones la expresión "se acuerda" da entender que se trata de una propuesta para un pacto político a dos bandas -entre el PSOE y PA- de gran calado. El pasado domingo, el secretario de Organización socialista, Luis Pizarro, reveló a este periódico que en las conversaciones con Chaves, el secretario general propuso "dejar fuera del Estatuto" a PP e IU y "negociar con el presidente una fórmula ellos solos". El líder socialista no accedió a esta petición que los socialistas interpretan como el deseo de Álvarez de jugar un papel similar al del líder de Convergència i Unió (CiU) en el Estatuto de Cataluña. Tras la entrevista de Artur Mas con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se solventaron los principales escollos de la reforma catalana. "Este es el documento que quería firmar con Manuel Chaves en plan Artur Mas", aseguró un destacado dirigente del PSOE andaluz.

Tras los categóricos desmentidos del Partido Andalucista sobre la autenticidad del documento y afirmar, Álvarez, que se trataba de una "mentira" del presidente andaluz, el PSOE persigue demostrar que el que está mintiendo es el secretario general del PA, quien hoy tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa. "Nos mintió a nosotros cuando aceptamos el término realidad nacional y miente su ejecutiva", aseguró la citada fuente. Los socialistas consideran que la primera comparecencia pública de Álvarez, el pasado martes, está llena de contradicciones al insistir en que "durante la pasada cumbre de líderes" no le entregó ningún documento a Chaves. Nunca el PSOE ha dicho que fuera en esa cumbre, celebrada el pasado día 6, sino que se lo entregó antes de esa fecha. Cuando el pasado sábado se conoció el texto en que el PA renunciaba a incluir el término nación y sustituirlo por las expresiones identidad y realidad nacional, el único portavoz autorizado por el PA para hacer declaraciones aseguró que "el único papel" entregado por Julián Álvarez era el que contenía las seis fórmulas para definir a Andalucía como nación. Sin embargo, el martes pasado Álvarez reconoció que "documentos hemos entregado muchísimos". El PSOE también subraya que Álvarez reproche a Chaves el haber roto "el secreto de unas conversaciones privadas", cuando lo que se ha hecho público son "documentos y propuestas políticas".

El único documento que reconoce Julián Álvarez haber entregado a los socialistas sobre la definición de Andalucía es el que recoge hasta seis fórmula distintas en la que en todas aparece la palabra nación. La redacción de una de ellas es muy parecida a la que aparece en la propuesta de Preámbulo que el secretario general dice que nunca ha entregado. Así, una de las fórmulas con el término nación dice: "En las reivindicaciones históricas del 4 de diciembre y en el masivo respaldo ciudadano a una autonomía de primera el 28 de febrero de 1980, los andaluces y las andaluzas expresamos la identidad de Andalucía como nación y nuestro deseo de configurarnos como nacionalidad según lo previsto en la Constitución en su artículo 2, en el que se expresan los principios constitucionales de unidad y autonomía".

El primer párrafo del documento entregado por el dirigente nacionalista a Chaves para el preámbulo dice: "En las reivindicaciones históricas del 4 de diciembre y en el masivo respaldo ciudadano a una autonomía de primera el 28 de febrero de 1980, los andaluces y las andaluzas expresamos la identidad nacional de Andalucía y nuestro deseo de configurarnos como nacionalidad según lo previsto en la Constitución en su artículo 2, para lograr así el reconocimiento del máximo estatus jurídico y político que otorga nuestra Carta Magna".

'Puntos para la Negociación'
Este es el documento completo que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y otros miembros del Gobierno autonómico aseguran que entregó en mano el secretario general del Partido Andalucista, Julián Álvarez, al jefe del Ejecutivo. Las propuestas que se reproducen a continuación forman parte de las negociaciones bilaterales del PA con Chaves y el PSOE sobre la reforma del Estatuto. Según el Gobierno, Álvarez se las dio en una de las reuniones del 9 y 16 de febrero y 2 de marzo.
 
- 1. IDENTIDAD NACIONAL - Se acuerda que el Partido Andalucista presente una propuesta de Preámbulo que contendrá, necesariamente, los párrafos que se citan, se acuerda la redacción del artículo 1.1 del nuevo Estatuto, y se acuerda la extensión del término "nacional" a determinados usos: Preámbulo - "En las reivindicaciones históricas del 4 de diciembre y en el masivo respaldo ciudadano a una autonomía de primera el 28 de febrero de 1980, los andaluces y las andaluzas expresamos la identidad nacional de Andalucía y nuestro deseo de configurarnos como nacionalidad según lo previsto en la Constitución en su artículo 2, para lograr así el reconocimiento del máximo estatus jurídico y político que otorga nuestra Carta Magna". "A lo largo de su historia los hombres y mujeres de esta tierra han sabido compatibilizar e integrar un sentimiento común de pertenencia e identidad diferenciada que configuran a Andalucía como una auténtica realidad nacional, con nuestra integración en esa otra realidad plural que es España y, hoy en día, con nuestra participación en la Unión Europea". "El autogobierno de Andalucía se fundamenta también en los derechos del pueblo andaluz que derivan de su historia, que en el presente Estatuto reconoce y desarrolla al amparo de la Constitución, lo que determina una posición singular de Andalucía en relación con su habla, con su cultura, con la proyección de éstas en el ámbito educativo, y con el sistema institucional de la Junta de Andalucía".

Artículo 1.1. - Andalucía, como expresión de su identidad nacional, se constituye en nacionalidad histórica de acuerdo con lo establecido en el artículo 2 de la Constitución y el presente Estatuto. Artículo 2. Símbolos Nacionales. El Museo de la Autonomía que se está creando en Coria, en terrenos de la que fue casa de Blas Infante, se denominará oficialmente Museo Nacional de Andalucía.

- 2. ARTICULACIÓN TERRITORIAL. Se acuerda nueva redacción a varios artículos del texto de la Ponencia para recoger la implantación de la comarca como un nuevo ámbito, necesario, de articulación territorial, y se añade una disposición transitoria para marcar los plazos para su establecimiento. Artículo 80.1. - Andalucía se organizará territorialmente en municipios, comarcas y provincias, dotados de autonomía para la gestión de sus respectivos asuntos. Artículo 82. bis. - 1. La Comarca es la entidad local formada por la asociación de municipios para la consecución de objetivos y la defensa de intereses que les son comunes. 2.Corresponde a la comarca la gestión de las competencias y de los servicios que establezca la ley y de aquellos que le encomienden los ayuntamientos del territorio respectivo. 3. La Junta de Andalucía establecerá la comarca como demarcación para la prestación de sus servicios. 4. La Junta de Andalucía podrá delegar en la comarca la gestión ordinaria de los servicios descentralizados que considere conveniente y establecerá mecanismos de participación efectiva de los entes comarcales en la gestión de todos los servicios de su ámbito territorial, en especial en materia sanitaria y educativa. 5. Una ley del Parlamento de Andalucía regulará la creación, la modificación y el régimen jurídico de las comarcas, que deben estar integradas por municipios limítrofes. Las áreas metropolitanas constituirán una comarca. La aprobación y modificación de esta ley requerirá mayoría absoluta de los miembros del Parlamento. Disposición Transitoria X. En el plazo de un año desde la entrada en vigor del presente Estatuto, el Consejo de Gobierno remitirá para su debate y aprobación en el Parlamento el mapa para la comarcalización de Andalucía, que deberá haber sido informado por los Ayuntamientos andaluces y por la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. Tras la aprobación de este mapa y en un plazo no superior a seis meses, el Consejo de Gobierno remitirá al Parlamento, para su correspondiente tramitación, el proyecto de Ley reguladora de las Comarcas de Andalucía que se prevé en el artículo 82.bis.5 del presente Estatuto.

- 3. ELECCIONES SEPARADAS. Se acuerda la modificación de la Ley 1/1986, de 2 de enero, Electoral de Andalucía, añadiendo un nuevo punto a su artículo 14, y se acuerda que esta modificación legislativa se tramite en el actual periodo de sesiones.
Artículo 14.3. (nuevo) - El Presidente no podrá hacer coincidir las elecciones con ninguna otra convocatoria electoral, sea de ámbito municipal, estatal o europeo.

- 4. DEUDA HISTÓRICA. Se acuerda que el Gobierno de Andalucía solicite conversaciones urgentes al Gobierno central con vistas a tener cerrado un acuerdo que cuantifique la Deuda Histórica de Andalucía antes del mes de julio de este año y que prevea su pago efectivo en los dos próximos ejercicios presupuestarios. Se acuerda establecer la evaluación realizada por la Consejería de Economía y Hacienda en 1996, debidamente actualizada, como base mínima para cerrar el referido acuerdo, así como plantear la reclamación del déficit de inversiones del Estado en Andalucía desde 1997.

- 5. FINANCIACIÓN AUTONÓMICA. Se acuerda establecer la consecución de la efectiva autonomía financiera de Andalucía como un objetivo del nuevo Estatuto y se crea un Consorcio para la gestión de los tributos del Estado. Disposición Transitoria X. El Consejo de Gobierno, a través de los mecanismos previstos en el artículo 159 del presente Estatuto, propondrá al Estado nuevos modelos de financiación autonómica que garanticen la autonomía financiera de Andalucía en un plazo no superior a cinco años. Artículo 158.2. (Se mantiene el contenido del primer párrafo y se sustituyen los otros dos párrafos por los siguientes). La gestión, recaudación, liquidación e inspección de los demás impuestos del Estado recaudados en Andalucía, corresponderá a la Agencia Tributaria del Estado, sin perjuicio de la delegación que Andalucía pueda recibir. Para desarrollar lo previsto en el párrafo anterior, se constituirá en el plazo de tres años, un consorcio o ente equivalente en el que participarán de forma paritaria la Administración Tributaria del Estado y la Administración Tributaria de Andalucía. Dicho Consorcio podrá constituirse en Administración Tributaria de Andalucía.
Polemica PSOE/PA - La versión del PA
Partido Andalucista exige a Chaves una disculpa pública
Comunicado oficial
, 30-03-2006

La Comisión Ejecutiva Nacional del Partido Andalucista ante las mentiras a las que viene siendo sometido por el señor Chaves desde el pasado fin de semana, ha decidido por unanimidad hacer pública las siguientes posiciones:

1. Que respalda a nuestro Secretario General, Julián Álvarez, ante la campaña de desprestigio que ha puesto en marcha el señor Chaves y que tiene como único objetivo cuestionar el rigor y la honorabilidad del único dirigente político andaluz y del único partido que están diciendo la verdad en el proceso de reforma del Estatuto, es decir, que el PSOE está traicionando al pueblo andaluz y a lo que representó el 28 de Febrero de 1980, siguiendo las instrucciones que recibe de Rodríguez Zapatero y Pascual Maragall.

2. Que se reafirma en que jamás ha aceptado ni aceptará que Andalucía tenga otra denominación en nuestro Estatuto que la que el propio PSOE ha aceptado para Cataluña. Si es buena para Cataluña, es buena para Andalucía. Si es constitucional para Cataluña, es constitucional para Andalucía. Si Cataluña tiene derecho a ser Nación, también lo tiene Andalucía.

3. Que considera absolutamente indecente y una perversión moral sin precedentes que el Presidente de la Junta de Andalucía mienta sobre las posiciones políticas de su interlocutor. La Nación andaluza no se merece un Presidente que mienta.

4. Que estos hechos revelan la podredumbre moral en la que están instalados algunos dirigentes del PSOE de Andalucía, al que la soberbia de 25 años en el poder y una mayoría absoluta que suponen de su propiedad, creen que les permite mentir y que la mentira se instale como la única información disponible.

5. Que ratifica la decisión adoptada de interrumpir de manera inmediata toda conversación o contacto bilateral con la dirección andaluza del PSOE, hasta que se produzca un desmentido y se pidan las disculpas públicas correspondientes.

6. Que somos conscientes de que la reivindicación de igualdad en nuestro Estatuto va a provocarnos innumerables ataques por parte del PSOE, como nos ha pasado a lo largo de nuestra historia cada vez que nuestro Partido ha discrepado de las tesis oficiales del “régimen socialista”. Y que sabemos que algunos dirigentes del PSOE no tienen límites ni políticos ni morales a la hora de infringir daño a sus adversarios.

7. Que el Partido Andalucista va a seguir defendiendo con uñas y dientes que Andalucía no sea discriminada en la configuración del nuevo Estado de las Autonomías, para lo que es imprescindible que sea reconocida como Nación, que tenga el mismo techo competencial y de decisión que ya se le ha reconocido a Cataluña y que disponga de un modelo de financiación propio que nos permita construir nuestro futuro.
 
PA firma "manifiesto de unidad de acción" con PNV, CiU y BNG
SEVILLA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -
 

El Partido Andalucista (PA) firma en Sevilla un "manifiesto de unidad de acción de los partidos nacionalistas" junto a Partido Nacionalista Vasco (PNV), Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), Unió Democrática de Cataluña (UDC) y Bloque Nacionalista Galego (BNG).

La firma de este manifiesto se inscribe dentro de los actos previstos con motivo del Día del Partido que se celebra el próximo domingo en San Fernando (Cádiz), y en los que el PA espera congregar entre 12.000 y 15.000 militantes y simpatizantes andalucistas bajo el lema 'Nación es igualdad'.

Según informaron a Europa Press fuentes andalucistas, el contenido del manifiesto, en el que se viene trabajando hace varias semanas, fue cerrado ayer en Madrid por el secretario general del PA, Julián Álvarez, con representantes del resto de formaciones como los líderes de CDC, Artur Mas, y UDC, Josep Antoni Durán i Lleida, aprovechando su asistencia al Pleno del Congreso que aprobó la reforma del Estatut catalán.

Además de Julián Álvarez, el acto de la firma contará con la presencia del diputado del PNV en el Congreso Pedro María Azpiazu; el secretario de Relaciones Internacionales de CDC, Carles Llorens i Vila; la vicepresidenta y secretaria de Relaciones Políticas de UDC, Marta Llorens i García; y la responsable de Asuntos Europeos y Emigración del BNG, Ana Miranda Paz. Todos estos representantes de PNV, CDC, UDC y BNG asistirán el domingo en San Fernando a los actos del Día del Partido, en el que están previstas las intervenciones del secretario general, Julián Álvarez; la portavoz parlamentaria, Pilar González; el secretario provincial de Cádiz, Alfonso Andrades, y el alcalde de San Fernando, Manuel María de Bernardo, entre otros dirigentes andalucistas.

La dirección del PA ha decidido este año convertir la celebración anual del Día del Partido en una jornada de reivindicación para garantizar que la reforma del Estatuto de Autonomía, que actualmente se tramita en el Parlamento andaluz, no quede por debajo de reformas estatutarias como la aprobada en Cataluña, para lo que considera imprescindible que Andalucía se defina como 'nación'.
 
La construcción crea el doble de empleo en Andalucía que otros sectores productivos
ABC/SEVILLA
 
La construcción es una «pieza clave» para hacer sostenible el desarollo económico de Andalucía, según puso ayer de relieve el consejero de Economía, José Antonio Griñán, en el transcurso de una conferencia pronunciada en el Foro Gaesco sobre «La situación actual y perspectivas de futuro de la economía andaluza». El consejero consideró «imprescindible» mantener un equilibrio entre la creciente demanda de suelo residencial y de viviendas, con la adecuada planificación del territorio, así como una adecuada dotación de infraestructuras, especialmente en el litoral andaluz.

Ante los promotores y constructores sevillanos Griñán dio como «decisiva» la contribución del sector de la construcción al desarrollo de la Comunidad autónoma y recordó que, en el periodo 2000-05 el crecimiento real del PIB andaluz ha sido del 19,8%, siendo el Valor Añadido Bruto (VAB) generado por la construcción del 45,2%, el mayor de todos los sectores productivos.

Esto se traduce asimismo en el empleo generado. Así, y según sus palabras, en los últimos cinco años el empleo ha crecido en la Comunidad un 30%, cifra que se eleva hasta el 55,3% cuando se trata de este sector, es decir, casi el doble del resto de los sectores presentes en Andalucía.

Junto al dinamismo del subsector residencial, Griñán destacó asimismo el papel impulsor del sector público a través de la obra pública licitada y explicó que en este último quinquenio la licitación de las Administraciones se ha más que duplicado, creciendo un 127%. En el transcurso de su intervención hizo una mención especial a la dificultad que existe para acceder a una vivienda por la «desorbitada» evolución de los precios en los últimos años, hecho que ha provocado «un fuerte nivel de endeudamiento de las familias y, en bastantes ocasiones, la expulsión de amplias capas sociales del mercado libre». Así, incidió en que en los últimos cinco años, el precio de la vivienda ha aumentado más del 120%, esto es, diez veces más que los salarios, según el consejero, quién consideró «necesario y posible» alcanzar un equilibrio entre nivel de endeudamiento del consumidor y expectativas de negocio de los promotores.
 
Música de fondo: El meu amic el mar, Lluis Llach
 
PUBLICIDAD DEL SERVIDOR E-LISTAS:












[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?Llu=EDs_Llach=2C_El_meu_amic_el_mar.mid?= (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters