Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 281 al 310 
AsuntoAutor
Manifestación por Andaluci
Ante la presencia Andaluci
nº 284 - Andalucía Andaluci
nº 285 - 'Andalucí Andaluci
nº 286 - España la Andaluci
nº 287 - ETA decla Andaluci
nº 288 - Carta Ab Andaluci
nº 289 - Diaspora Andaluci
nº 290 - Cataluña Andaluci
nº 291 - 'PA no ac Andaluci
nº 292 - Cataluña Andaluci
nº 293 - Andalucía Andaluci
Cataluña: Diguem N Andaluci
nº 294 - Andalucía Andaluci
nº 295 - Neolibera Andaluci
nº 296 - Sevilla: Andaluci
nº 297 - CUT/BAI - Andaluci
nº 298 - Estatuto Andaluci
nº 299 - Brasil - Andaluci
nº 300 - Hitos de Andaluci
nº 301 - Andalucia Andaluci
nº 302 - Hitos de Andaluci
nº 303 - Carta abi Andaluci
nº 304 - Manifiest Andaluci
nº 305 - 'Andaluci Andaluci
nº 306 - Venezuela Andaluci
nº 307 - Venezuela Andaluci
nº 308 - El SOC vo Andaluci
nº 309 - Sumarios Andaluci
nº 310 - Trotsky i Andaluci
 << 30 ant. | 27 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 376     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nº 294 - Andalucía: Lastres y Obstaculos
Fecha:Martes, 25 de Julio, 2006  23:55:50 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>

Porque el Estatuto es una estafa en definición, competencias y financiación. VOTA NO
Por la Independencia Nacional de Andalucía: No a otro Estatuto de Dependencia

nº 294
 
En este numero:
 
*Andalucía: Lastres y Obstaculos, Andalucia Libre
*Un Estatuto de progreso, Joaquín Urias - Replica
*Ante todo la Unidad, Manifiesto UCE
*Los obispos católicos y Andalucía, Documento
*Breves: a. Acuerdo entre ANA y PA - b. Gordillo entra en Permanente estatal de IU - reacciones.
*Solidaridad con Palestina y la Nación Arabe
*Directorio de Andalucía en Internet
--oOo--
 
 PRESENTACIÓN:
Andalucía: Lastres y Obstáculos
Andalucía Libre
 
El pasado Mayo, en una sesión patética de inolvidable recuerdo, el Parlamento español aprobó entrar a debatir el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía.
 
No hubo en esa sesión parlamentaria ninguna voz andaluza que defendiera los intereses nacionales de Andalucía; tampoco hubo nadie que se solidarizara realmente con sus derechos. Andalucía vio confirmada su soledad y su condena. Se revalido la premisa que nos da fundamento: sin izquierda independentista fuerte, la nación andaluza y los trabajadores andaluces no existen como sujetos políticos activos. 
 
Dedicamos este numero de ANDALUCÍA LIBRE a presentar algunas de las causas que explican esta situación. Lastres que refrenan la causa de la Liberación Nacional de Andalucía y obstáculos que se sitúan enfrente de su emancipación social. Lo hacemos porque nos parece que conocer de primera mano las posiciones y argumentos del adversario españolista es primera condición para aspirar a vencerlo.
 
De entre todos los posibles ejemplos, hemos seleccionado dos provenientes de diversos ámbitos del españolismo de izquierda y otro del de derechas.
 
En el primer espacio se ubica el articulo de Joaquín Urías (profesor que ha ejercido de portavoz del Foro Social de Sevilla) al que le añadimos un enlace a las replicas y debate que ha suscitado, que recomendamos expresamente. A su lado, uno de los Manifiestos impulsados por la secta UCE -paradigma de la hibridación entre los procedimientos de los Niños de Dios y el falangismo de izquierda- que aunque relativo al estatuto catalán, por su línea y sobre todo por los apoyos que recibe, resulta representativo de las posiciones más montaraces del españolismo de izquierda (otras, más sofisticadas pueden consultarse en el sitio del colectivo Re(d)forma en Serio).
 
En el ala derecha del españolismo -siguiendo la senda del PP, pero trascendiéndola- se ubica el documento emitido por los obispos católicos sobre el proyecto de reforma estatutaria. Un texto útil no sólo para apreciar la ambición desmedida de la jerarquía católica en defensa de sus egoístas intereses particulares, que le conduce al valorar el proyecto estatutario a diagnósticos paranoides que rayan el ridículo. 
 
También constituye una declaración esclarecedora que sirve para constatar la opción colonial que adopta la Iglesia Católica  en relación a Andalucía (y siempre es bueno saber donde se ubica cada cual para actuar en consecuencia). En este comunicado los prelados católicos reafirman la virulencia y el alcance de su adscripción españolista al atreverse a condenar como 'inmoral' al independentismo (de igual modo que sus precedentes hicieron en su día con la Ilustración, el liberalismo o el socialismo). La vigencia en pleno siglo XXI de la ideología de Cruzada del catolicismo español, su identificación con la Conquista y sus pretensiones teocráticas  pueden comprobarse en el enlace a la Carta Pastoral que le adjuntamos. No extrañe pues que su estructura niegue a Andalucía, subsumiéndola explícitamente dentro del concepto "sudespañol" o que el compromiso asimilacionista español que asume el Vaticano contra Andalucía se plasme en el hecho de que sólo tres de sus diez obispos que ejercen en nuestra nación sean andaluces.
 
Esperamos que estos tres materiales -y los enlaces que los complementan y amplían- os sean de utilidad.
 
 
  Opinión - TRIBUNA: REFORMA ESTATUTARIA
Un Estatuto de progreso
JOAQUÍN URÍAS
EL PAÍS - 24-05-2006

Entramos en la fase estatal de aprobación del proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía y la sensación que da es que la sociedad española no ha valorado aún en sus justos términos este nuevo estatuto. Porque lo primero que hay que decir es que se trata de un nuevo estatuto. Yo no sé hasta qué punto había una demanda social en Andalucía exigiendo un nuevo estatuto. Pero a estas alturas eso es lo de menos. Lo importante es que hay un nuevo texto, que va a entrar en vigor y que urge saber si va a cambiar en algo nuestras vidas como andaluces, y para qué.

En nuestro sistema político el Estatuto de autonomía sirve a dos funciones esenciales: definir las relaciones entre la Comunidad Autónoma y el poder central del Estado y establecer el modelo de funcionamiento interno de la propia Comunidad Autónoma. En ambas cuestiones el nuevo estatuto da, a mi entender, un paso de gigante. Voy a intentar explicarlo.

El estatuto andaluz que se somete al Congreso sigue sin duda el camino abierto por la reforma catalana en un camino discutible pero, a mi parecer, inevitable. La Constitución de 1978 no incluye un sistema cerrado de organización territorial del poder. El Estado autonómico ha sido hasta ahora una realidad siempre en construcción, en un sistema en el que nunca se ha dejado del todo claro qué competencias se ceden al poder territorial y cuál debe ser la extensión del poder central. La Constitución se orienta a un modelo abiertamente federal pero no termina jurídicamente su configuración, ni en cuanto a la extensión del sistema por todo el territorio español ni en cuanto a las consecuencias últimas del principio de autonomía. Ese postergar la cuestión territorial ha originado un exceso de conflictividad y facilitado tensiones que se aproximan a veces a la fractura social. Así las cosas, la única salida jurídicamente viable es la asunción por las comunidades autónomas del mayor número de competencias en un sistema cada vez más abiertamente federal en el que disminuya la inseguridad jurídica acerca de qué es un Estado autonómico. Esta terminación del modelo debería realizarse, lógicamente, a través de la correspondiente reforma constitucional pero a nadie se le escapa que la situación política cierra absolutamente esa puerta. Por eso, en su lugar el mecanismo de reforma estatutaria permite llegar a una conclusión similar y como combina una propuesta autonómica inicial con la posterior intervención correctora de las Cortes Generales, ofrece amplias posibilidades de diálogo y consenso entre el centro y la periferia, proporcionando así las garantías necesarias. El Estatuto andaluz avanza en esa senda, hacia un sistema más coherente en el que el principio autonómico desarrolle toda su eficacia y en todas las comunidades autónomas.

Pero el Estatuto andaluz no se agota en la reclamación de un poder autonómico más razonable y coherente. Más allá de la presunta belicosidad hacia el Estado central, Andalucía ha dado un paso adelante en su configuración interna conforme a un modelo social avanzado. Los derechos sociales, entendidos como prestaciones a las que se obliga la Junta de Andalucía son sólo una parte de ese modelo, pero significativa. El Estatuto incluye, por ejemplo, el derecho a la gratuidad de los libros de texto, los derechos de los usuarios de la sanidad, el testamento vital, la renta básica. En materia de medio ambiente el nuevo Estatuto obliga a los poderes públicos andaluces a mantener una actitud beligerante en materia de control de residuos, a evitar la especulación urbanística y a potenciar la energía renovable. Se trata de ejemplos elegidos casi al azar, pero que dan una idea de la orientación del Estatuto hacia un sistema político más humano, más cercano al ciudadano.

Sintetizando, puede decirse que el nuevo estatuto andaluz es autonomista frente al Estado y progresista internamente. Con eso quiero decir que abre las puertas a las exigencias de un nuevo modelo político, no que se trate de un "estatuto de izquierdas". No podría serlo si aspira a servir como marco político para el futuro de Andalucía. Independientemente de los apoyos conseguidos en el Parlamento andaluz en estos momentos se trata de una norma abierta que permite aplicar tanto políticas conservadoras como de izquierdas y con el que cualquier partido podría desarrollar su propio programa electoral.

Aún así, desde un punto de vista técnico tiene también ciertas carencias. No refleja en ningún momento el concepto avanzado de democracia participativa, ni avanza en los modelos de control de la gestión pública. Su principal defecto, sin embargo, es su propia ambición. Una norma fundamental tan ambiciosa corre el riesgo de acabar pareciéndose a las Constituciones del siglo XIX: meras normas programáticas cargadas de buenas intenciones que nunca se aplicaron y cada partido cambiaba a su antojo. Para evitarlo la receta es fácil. Consenso en su aprobación, por encima de los intereses partidistas de cada uno y, sobre todo, rigor a la hora de exigir constantemente al Gobierno de turno que aplique lo que ahora se va a aprobar. Sólo así Andalucía podrá desarrollarse como el espacio de solidaridad y ciudadanía que se nos promete.

Joaquín Urías es profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla.
 
Replica y Debate:
 
  Opinión - MANIFIESTO (auspiciado por la UCE)
¡Ante todo la Unidad!
Publicado en EL PAIS, 10 de Junio de 2006

El referéndum de Cataluña es un ejemplo de la libertad y pluralidad en que se basa la unidad de nuestro pueblo y del largo y fructífero camino recorrido que ha hecho de España una de las Naciones-Estado mas antiguas de Europa. Nuestra amplia y variada cultura recoge diversidad de lenguas y costumbres que constituyen el principal patrimonio que tiene nuestro país. Es por ello que, sea cual sea el resultado del Referéndum lo más importante es que de él salga aún más fortalecida la unidad de todos los catalanes y de éstos con los demás ciudadanos españoles.
 
Ante todo la Unidad porque nos oponemos a los que buscan la desarticulación de España, quebrando la múltiple trama de lazos históricos, culturales, familiares y de afectos, agitando para tal fin banderas identitarias, insolidarias y excluyentes. Proyectos que se amparan hoy en la perversión que identifica la defensa de la unidad de España con el franquismo. Esto no sólo es una falacia, sino que constituye una traición a la memoria de millones de demócratas, librepensadores, republicanos, socialistas, comunistas, anarquistas y nacionalistas democráticos que estuvieron dispuestos a dejar su vida por la defensa de la libertad y la construcción de un proyecto común para todos los ciudadanos españoles.

Ante todo la Unidad para, desde el respeto a su pluralidad y autogobierno, defender la libre y solidaria unidad del conjunto de nacionalidades y regiones de España, como el mejor medio para aumentar el progreso y la libertad de cada uno de sus territorios y ciudadanos. Debilitar su cohesión, fomentar la fragmentación o conciliar con ello, merma la capacidad de defender nuestros intereses en Europa y de tener una voz propia e independiente, y no beneficia a la “Europa de los pueblos” sino a la de las grandes potencias que aumentan su poder a costa de la desarticulación o la división de los países.

Ante todo la Unidad, frente a los que viven a costa de la exacerbación de las particularidades, con el único afán de ampliar su control local sobre los ciudadanos. Hacer concesiones a quienes buscan la división es contribuir a que las diferencias se conviertan en motivo de enfrentamiento para que unas castas burocráticas incrementen sus privilegios. Unidad frente a los que pretenden imponer la uniformidad. Ambos extremos se alimentan mutuamente y nos debilitan. Somos conscientes, por experiencia, que la imposición por la fuerza trabaja por enfrentarnos, que sólo defendiendo el carácter plural de España es posible fortalecer su unidad.

Y ante todo la Unidad, para seguir avanzando en hacer de España una nación de ciudadanos libres e iguales en derechos y deberes. Ahora que más de un 10% de la población que vive y trabaja entre nosotros viene de otros países –y en especial de las naciones hermanas de Iberoamérica- es más importante que nunca afirmar que constituimos una nación de ciudadanos libres e iguales sin discriminación ni privilegio alguno por motivo de raza, sexo, idioma o extracción social.

Es por ello que los abajo firmantes, que ante el nuevo Estatut, mantenemos opiniones diversas, conscientes de que la unidad es un patrimonio común de todo el pueblo español y garantía del mantenimiento de nuestro Estado de Derecho, llamamos a nuestros conciudadanos de toda España a manifestarse y defender, ¡ANTE TODO, LA UNIDAD!
 
Selección de Firmantes de este y otros Manifiestos similares, auspiciados por la UCE
 
POLÍTICOS. Rosa Díez (Europarlamentaria PSOE), Nicolás Redondo Terreros (PSE-EE), Francisco Frutos (Secretario General PCE), Francisco Herrera (IU; Ex-candidato a la alcaldía de Madrid), José Ramón Recalde (ex-consejero del gobierno vasco PSE), Ángel Nieto Monzó (comunista), Estefanía Martín (UCE), Jaime Goded (Concejal PSOE), José Garre (Socialista de Murcia), Juventudes socialistas de Alboraya (Valencia), Soledad González (Concejala del PSOE en Valdecaballeros, Badajoz), Vicente Serrano (Ciutadans de Catalunya). Esteban Ibarra (Mov. Contra la Intolerancia), Maite Pagazaurtundua, José Bono, Gotzone Mora, Gregorio Peces-Barba, Javier Rojo, Francisco Vázquez, Cristina Almeida    
SINDICALISTAS. Marcelino Camacho (ex-Sec. gral. CCOO) Nicolás Redondo (ex-Sec. gral UGT), Alfredo Conte (fundador CCOO de Cataluña), Jerónimo Fernández (USO), Luis M. Pariza (CES europeo), Kepa Bis (USO), Tomás Tueros (fundador CCOO Euskadi).
HISTORIADORES Y FILÓSOFOS. Carmen Iglesias (R. A. E. de la Lengua y R. A. de la Historia), Julio Valdeón (R. A. de la Historia), Juan Pablo Fusi, Manuel Fernández Álvarez (R. A. de la Historia), Nieves Monsuri Rosado, Fernando Savater, Carlos París, Ignacio Gómez de Liaño, Jordi Pericas (teólogo).
PERIODISTAS, ESCRITORES Y DRAMATURGOS. Juan Goytisolo, Rosa Montero, Salvador Távora, Vidal de Nicolás (poeta), Ana Diosdado (presidenta SGAE), Ángel Guinda (poeta), Arturo Ruibal, C. Dolores Escudero, Eliseo Bayo, Fco. Javier Villán, Jaime Salom, Manuel Martínez Forega, Rafael Conte, Raúl del Pozo, Raúl Guerra Garrido, Roman Gubern, Fermín Cabal, Luis A. de Villena. Blanca Landazuri Marín, Encarna Valle Fernández, Gerardo Amechazurra, J. Salvador (De Verdad), José Ribas Santons, Norberto Alcocer, Pedro Altares. José Laso. Antonio Muñoz Molina, Francisco Umbral,  Cristina Peri Rosi, Aurelio Arteta, Juan Madrid, Francesc de Carreras, Albert Boadella
PINTORES, ESCULTORES Y DIBUJANTES. Agustín Ibarrola, Luis Gordillo, Rafael Canogar, Alfredo García Cuevas, Francisco Sánchez-Alarcón de Olivares, José Ibarrola, José Luis Fernández, José Mª Álvarez (dibujante), Nazario (dibujante), Antonio Corts (dibujante), Antonio Fraguas Forges
DIRECTORES DE CINE, TEATRO Y TV. Antonio Giménez Rico, Emilio Martínez Lázaro, J. Antonio Hormigón, Jorge Eines, Mª Paz Ballesteros, Miguel Hermoso, Rafael Herrero (Productor), Sebastián Álvaro (Al Filo de lo Imposible). Pedro Almodóvar, Vicente Aranda,  Jaime de Armiñan, Elías Querejeta (productor), Fernando Trueba  
ACTRICES Y ACTORES. Federico Luppi, Hector Alterio, Marisa Paredes, Santiago Ramos, Alicia González, Amparo Baró, Ángel López Riquelme, Fernando Guillén, Jaime Blanch, Jaume Bernabé (Els Comediants), José Miguel Monzón (Gran Wyoming), Juan Gea, Kiti Manver, Manuel Galiana, Maria Botto, Mónica Randall, Toni Cantó, Pepe Viyuela. Imanol Arias, José Sacristán, Rafael Alvarez El Brujo, Juan Diego Botto, Luis Merlo, Concha Velasco, Emma Penella  
MÚSICOS. Luis Eduardo Aute, Pablo Guerrero (Cantautor), Robert Cases Marco. Cristina Hoyos, Quico Pi de la Serra, Enrique Morente (cantaor), Miguel Rios (cantante),
CATEDRÁTICOS y PROFESORES. Anna Estany (UAB), Carlos Vidal Prado (Vicedecano UNED), Cristina Botella (U. Jaume I), Enrique Gimbernat (UCM), Ernesto Ladrón de Guevara, Felicísimo Balbuena (UCM), Inmaculada Saracíbar, Jesús Royo (UAM Lengua Catalana), José Cañas Delgado (U. Granada), Teo Uriarte (Doctor en Ciencias de la Información). Adelio Honorato, Alberto Aparicio, Antonio Barba (UPC), Antonio López, Arturo Murcia, Berta Romero, Carlos Calvo, Clara Julia Moreno, Diego Guerrero  (UCM), Eduardo Estefanía Cundin (UPV), Eduardo Madroñal, Eloy Juan Rada (UNED), Félix González (UCM), Florentina Sánchez Ortiz, Francesc Recasens (UPC), Gonzalo González, Grupo profs. UPV, Ines Brutau (Música), José Manuel Espino, Juan Emilio Adrián, Juan José Aparicio (UCM), Julio Carabaña (UCM), Julio Valbuena, Justina Díaz, Marta Casaus (UAM), Mateo Borreguero, Pablo Jovani, Pascual Martínez (U. Valladolid), Puri Legarra, Raquel Álvarez (Investigación), Xosé C. Vázquez, Yolanda Moreno Koch (UCM), Mercedes del Hoyo (Rey Juan Carlos). Mikel Buesa (UCM), Francisco Llera (UPV-EHU), Carlos Castilla del Pino (psiquiatra),
DEPORTISTAS. Antonio Peñalver (Medalla de plata Barcelona ‘92).
 
 Opinión - Comunicado Iglesia Católica
Los Obispos del Sur sobre el nuevo Estatuto de autonomía de la Comunidad Andaluza
Odisur

1. Al concluir nuestra CIV Asamblea Ordinaria, los Obispos de las diez diócesis andaluzas queremos expresar nuestra preocupación por las consecuencias que pudiera tener para la vida y para el futuro de las personas y las familias andaluzas la reforma del Estatuto de Autonomía, recientemente aprobada por el Parlamento Andaluz, en los términos en que dicha reforma está planteada (BOPA, n. 430, 4 de mayo del 2006). Se trata de reformar la norma emanada de la Constitución de 1978, que ordena la convivencia de todos los andaluces dentro de la Nación Española.

Precisamente porque se trata de la reforma de una norma de indudable trascendencia para los ciudadanos de Andalucía y su relación con los del resto de España, hubiera sido necesario que esta reforma respondiera, tanto a un deseo colectivo de los andaluces, como a un amplio consenso de las fuerzas políticas para llevarla a cabo. Igualmente, un texto de este alcance tendría que ser muy sensible a los aspectos de solidaridad social entre los españoles que inevitablemente están implicados en él.

Hubiera sido muy conveniente un debate más sosegado, sereno y plural que propiciara el nivel de consenso que se alcanzó durante la transición. Ante la ausencia de estas condiciones, nuestra preocupación es comprensible.

2. Junto a la falta de consenso y de debate social sobre la reforma, el texto que ha sido aprobado por el Parlamento Andaluz adolece de graves deficiencias en su articulado. Nos preocupa de forma particular su carácter fuertemente intervencionista, que no respeta el “principio de subsidiariedad”, propio de una sociedad participativa.

Este principio fundamental en la Doctrina social de la Iglesia, recordado por Benedicto XVI en el Ángelus del 30 de abril de 2005, es necesario para que la Administración del Estado no ahogue las iniciativas de alcance público de los cuerpos intermedios de la sociedad civil. Cuando no se respeta este principio fundamental, la sociedad se ve abocada al totalitarismo estatalista de las Administraciones públicas.

3. Por lo que se refiere a la declaración de derechos y deberes, aunque no es nuestro cometido pronunciarnos sobre la pertinencia jurídica de que esta declaración forme parte de un Estatuto de autonomía, puesto que una tal declaración es parte sustancial de la Constitución, sí que nos vemos obligados a observar que algunos de los artículos del Estatuto son objeto de honda preocupación.

4. El texto aprobado puede servir para dar protección jurídica a atentados muy graves contra la vida humana desde su concepción a su acabamiento natural. Tampoco protege de modo adecuado a la familia, y desvirtúa la realidad natural y genuina del matrimonio, al equiparar con él otro tipo de uniones. Esta equiparación al matrimonio de uniones que no lo son es contraria a la razón y tiene gravísimas consecuencias, pues destruye el entramado natural del tejido social. Es también contraria a la revelación de Cristo, amplia y manifiestamente aceptada por sectores muy amplios de nuestro pueblo.

5. En el campo de la educación, el protagonismo que el Estatuto concede a la Administración, y a la escuela de titularidad estatal, puede resultar excluyente de cualquier otra iniciativa, y puede también someter la educación de iniciativa social financiada por la Administración a condiciones, orientaciones y normas que la pondrían gravemente en peligro. Con ello se atentaría contra una de las libertades fundamentales de la persona y de la sociedad.

6. La definición de la enseñanza pública como una enseñanza laica puede conducir de hecho a no respetar de modo adecuado los derechos que asisten a los ciudadanos, no sólo a tener creencias y convicciones, sino a la práctica de la religión de forma pública tanto como privada. La educación escolar en este sentido podría convertirse en un instrumento contra la libertad de pensamiento y de expresión, y en definitiva contra la libertad religiosa, al sofocar la vivencia y la expresión religiosa de los escolares, de la cual son exclusivamente responsables los padres.

7. Por otra parte, aun reconociendo la importante ayuda de la Administración pública a la conservación del patrimonio histórico y artístico de la Iglesia, nos preocupa que en el nuevo Estatuto no se respete adecuadamente la libertad de la Iglesia para gestionar ese patrimonio, de específica finalidad religiosa y social, que, aun con limitaciones, la Iglesia ha conservado y transmitido durante generaciones.

8. Finalmente, sin dar lugar a una lectura política partidista, no queremos dejar de manifestar que la redacción del Preámbulo del Estatuto reformado suscita en nosotros honda preocupación. La definición de Andalucía como realidad nacional relativiza un bien moral indudable como es la unidad históricamente lograda de España como nación durante siglos. Esta unidad, reconocida por la Constitución de 1978, ha entrelazado en forma tal los bienes materiales y espirituales de todos los españoles y su recíproca dependencia, que su debilitamiento o quiebra pudiera conducir a un daño de consecuencias imprevisibles irresponsablemente infligido al bien común, al cual debe supeditarse cualquier ordenamiento jurídico.

9. Por todo esto, aun reconociendo cuanto de bueno pueda suponer la reforma del Estatuto en orden a acrecentar la participación ciudadana en la vida pública, hacemos un llamamiento a todos los católicos andaluces recordándoles la obligación moral que tienen de dar testimonio de su fe, oponiéndose a cualquier intento de legislación contrario a los derechos fundamentales de la persona y de los grupos sociales tal como son declarados y defendidos por la doctrina social de la Iglesia.

10. Cada uno desde la vocación a la que ha sido llamado y todos, como Iglesia,  y al mismo tiempo como miembros de la sociedad civil de Andalucía y de España, hemos de sentirnos legitimados para intervenir en el debate social. Todos hemos de reflexionar con libertad a la luz del Evangelio, sirviéndonos para ello de los cauces legítimos previstos en el ordenamiento jurídico, a fin de lograr que la norma que ha de regir la sociedad andaluza responda sin imposiciones al sentir de los ciudadanos.

11. Los Obispos de las Diócesis de Andalucía esperamos que la reforma del Estatuto sirva para que en nuestra Comunidad Autónoma se tutele adecuadamente la dignidad de cada persona, se garantice efectivamente la libertad de los diferentes grupos sociales y se creen los instrumentos adecuados para resolver las necesidades reales de nuestro pueblo y de cuantos llegan hasta nosotros buscando un tenor de vida más acorde con su propia dignidad.

Córdoba, a 18 de mayo de 2006 -
Reacciones:
- Sobre la Declaración de los Obispos andaluces en relación con el Estatuto de autonomia andaluz, Juan Cejudos, Miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
- Andalucía, entre la fe y los obispos,  Fernando Egea Fernández-Montesinos (Partido Andalucista - Granada)
 
Para ampliar: La ideología de la jerarquia de la Iglesia Católica sobre Andalucía
Ver: Capitulo III: Celebrar el jubileo en Andalucía, en "Os anunciamos la vida eterna....", Carta Pastoral Colectiva de los Obispos del Sur de España con motivo del Jubileo del año 2000 y el Tercer Milenio Cristiano 
El patriotismo también se mide en Euros
Colabora para que continúe en la red
una voz por una Andalucía Libre, Independiente y Socialista
Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE:
Déjate caer e Ingresa tu contribución en la Cuenta Corriente del BBVA:
0182  3344  24  0202889151
 
Noticias Breves
 
*La organización Asamblea Nacional de Andalucía firma un 'convenio de colaboración' con el Partido Andalucista. El citado convenio incluye la integración de militantes de ANA en las listas electorales del PA y en sus comisiones de cultura y formación. Los terminos en que se ha presentado publicamente el acuerdo avalan la impresión de que se está ante un paso previo a la integración de ANA en el PA; proceso facilitado por la posición del PA ante el proyecto de Estatuto y la gestión del equipo de Julian Alvarez.
 
La confluencia de ANA con el PA y el apoyo del PSA de Pedro Pacheco a la Reforma estatutaria elaborada por PSOE-IU, suponen dos datos significativos para la clarificación del espacio político que se reclama andalucista.
 
*Llamazares ha incorporado a Sanchez Gordillo (CUT-BAI) a la Comisión Permanente estatal de IU. La integración del coordinador nacional de la CUT-BAI en el máximo organo de dirección de IU ha suscitado reacciones criticas en el seno del BAI; frente en el que tambien participa CUT-BAI, junto a la organización juvenil andaluza Jaleo, independientes y las organizaciones en Andalucía del PCPE y Espacio Alternativo. Muestra de este debate es el Comunicado del BAI (Málaga) ante la incorporación de Gordillo a la Permanente de IU.
Música de fondo: Egipto
 
PUBLICIDAD DEL SERVIDOR E-LISTAS:











[Adjunto no mostrado: Arab egipto.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters