Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 301 al 330 
AsuntoAutor
nº 301 - Andalucia Andaluci
nº 302 - Hitos de Andaluci
nº 303 - Carta abi Andaluci
nº 304 - Manifiest Andaluci
nº 305 - 'Andaluci Andaluci
nº 306 - Venezuela Andaluci
nº 307 - Venezuela Andaluci
nº 308 - El SOC vo Andaluci
nº 309 - Sumarios Andaluci
nº 310 - Trotsky i Andaluci
nº 311 - Declaraci Andaluci
nº 312 - Cambiar p Andaluci
nº 313 - Desarroll Andaluci
nº 314 - El NO de Andaluci
nº 315 - Ofensa y Andaluci
nº 316 - Vota NO - Andaluci
nº 317 - Andalucía Andaluci
nº 318 - DELPHI, D Andaluci
nº 319 - Estrategi Andaluci
Historia LCR y Pro Andaluci
nº 320 - '¿Andaluc Andaluci
nº 321 - Aquí de n Andaluci
nº 322 - Nace el S Andaluci
nº 323 - Identidad Andaluci
nº 324 - Memoria o Andaluci
nº 325 - Sindicato Andaluci
nº 326 - Ante las Andaluci
nº 327 - Balances Andaluci
nº 329 - ESPECIAL Andaluci
nº 330 - 20N: ELEC Andaluci
 << 30 ant. | 7 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 388     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AndaluciaLibre] nº 302 - Hitos de una Traición (3)
Fecha:Domingo, 29 de Octubre, 2006  18:59:41 (+0100)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>

Porque el Estatuto reformado es neoliberal y españolista. Sólo cabe VOTAR NO
Por la Independencia Nacional de Andalucía: No a otro Estatuto de Dependencia

nº 302
 
En este correo:
 
Andalucía - Hitos de una Traición (3)
*PSOE y PP pactan el Estatuto de Andalucia, Anabel Diaz/Lourdes Lucio
*Cuestión de palabras (La negociación), Lourdes Lucio
*Manifiesto Andalucista de Córdoba de 1919 - Enlace
*Querida Realidad Nacional..., Lourdes Lucio
*La Polémica Nominal en el Proceso estatutario:'Nación' y 'realidad nacional', Andalucía Libre
*Aprobada la financiacion y el sistema pago deuda histórica
*Opinión, El encaje constitucional diferencia radicalmente al Estatuto andaluz del catalán, Jesús Morillo
*Comparativa de Textos: Estatutos de Cataluña y de Andalucía
*Chaves (PSOE) reafirma: "la única Nación es España"
*Análisis General del Proceso de Reforma Estatutaria, Andalucía Libre
*Rajoy (PP) ve como 'clave' del nuevo Estatuto andaluz 'la unidad indisoluble de España'
*Arenas (PP): "A mí me gusta el himno andaluz, pero me emociona la bandera española", Carlos E. Cue
*Entrevistas a Javier Arenas - Los entresijos del Pacto, L. Barbero, J. Chaparro, A.Montilla 
*Reformas estatutarias - PSOE y PP: cinco acuerdos en seis reformas
*IU pide el 'sí' al Estatuto porque otorga "máximas" competencias y "pone fin a la deuda histórica"
*Partido Andalucista denuncia un pacto de Estado para derogar el 28 de febrero 
*Julián Álvarez: "PSOE y PP consiguen que Andalucía sea inferior a Cataluña"
*PA pedirá el «no» en el referéndum si el Estatuto no se arregla en el Senado
*Partido de Pacheco (PSA) valora positivamente el consenso alcanzado en el Estatuto de Andalucía
*Acuerdo estatutario - Gordillo (CUT-BAI) dice que "IU ha caído en la trampa del PSOE"
*Galicia: BNG cree que la reforma andaluza demuestra que hay dos escalas en el modelo territorial
*Cataluña: Bonet (ECP) dice que los catalanes se sienten "maltratados" por pacto estatutario andaluz
*Obispos Católicos del Sur ven un "atropello" que el Estatuto andaluz recoja referencia a enseñanza laica
* Andalucía Libre es Andalucía Laica
* Directorio de Andalucía en Internet
 
Suscripciones: 2.243
--oOo--
 
 Andalucía - Hitos de una Traición
PSOE y PP pactan el Estatuto de Andalucía
ANABEL DÍEZ / LOURDES LUCIO  - 
Madrid EL PAÍS - 25-10-2006
 
Chaves (PSOE) y Arenas (PP)

PSOE, PP e IU pedirán el voto a favor del Estatuto de Andalucía el próximo febrero, cuando se celebre el referéndum que debe ratificar el texto. Esto será así después de que ayer, último día de debate del Estatuto andaluz en la Comisión Constitucional del Congreso, los populares votaron a favor del texto, a diferencia de lo que hicieron en el Parlamento andaluz. El último escollo estuvo en el término realidad nacional que figura en el preámbulo y que el PP no aceptaba. El pacto llegó cuando los dos partidos elaboraron una redacción en la que ese concepto se vincula a la historia de Andalucía y a la Constitución. La definición real se refleja en el artículo 1: "Andalucía es una nacionalidad histórica, en el marco de la unidad de la nación española".
 
Sólo el Partido Andalucista culmina el trabajo de la Comisión Constitucional del Congreso con la misma actitud política con la que llegó. En el Parlamento andaluz votó en contra del texto acordado por el PSOE e IU y en Madrid nada le ha hecho cambiar de opinión. Pero en esta comisión se ha producido en estos días, y anoche como culminación, un hecho político de gran trascendencia: el apoyo del Partido Popular al Estatuto andaluz, que tendrá su plasmación la próxima semana cuando el pleno del Congreso de los Diputados lo apruebe. No hay previsión de que se cambie nada a su paso por el Senado por lo que podrán cumplirse las previsiones de celebrar el referéndum en Andalucía el próximo 25 de febrero.
 
El texto salió del Parlamento andaluz con el 61,5% de apoyo y anoche se aprobó con el 97%, como proclamó el presidente de la Comisión Constitución, Alfonso Guerra (PSOE), claramente satisfecho con el discurrir de los acontecimientos y a pesar de los momentos de tensión en los que se creyó que  el acuerdo era imposible. Pero éste se produjo, en torno a las ocho de la tarde, después de que PSOE y PP, con el concurso de IU, negociaran el contexto y el ropaje que podría colocarse al término "realidad nacional" para que fuera aceptado por unos y otros. La Comisión Constitucional paró el reloj y los trabajos y hubo casi tres horas de receso hasta que se produjo el acuerdo. IU se abstuvo en el párrafo del acuerdo pero votó a favor del resto del preámbulo y su voto final fue favorable al texto.
 
Los parlamentarios del PSOE rezumaban satisfacción pero no más que la exhibida por el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, y los diputados populares del Congreso Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo. Las tensiones entre el PP nacional y andaluz se disiparon después de que el líder del PP, Mariano Rajoy, diera el visto bueno a la última fórmula que el PSOE presentó a los populares con sus propias recomendaciones. El PP sólo aceptaba el término "realidad nacional" si se vinculaba con la historia de Andalucía, en concreto con el Manifiesto de Córdoba de 1919.
 
Del otro lado, Manuel Chaves (PSOE), presidente de la Junta de Andalucía, no cejó en su objetivo de que el concepto se relacionara con el siglo XXI y, singularmente, con la Constitución. Este era el mandato que tenían los negociadores andaluces, tanto el Parlamento autonómico como nacional. Eso sí, también ha habido tensiones en las filas socialistas toda vez que para la dirección federal del PSOE la hipótesis de que el acuerdo con el PP se escapara por el concepto de "realidad nacional", se les hacía muy cuesta arriba. En la ejecutiva que dirige José Luis Rodríguez Zapatero ayer fue un día de entusiasmo al conocer el acuerdo con el PP en torno al Estatuto de una comunidad tan relevante, desde todas las perspectivas, como la andaluza. Diego López Garrido, Alfonso Perales, Ramón Jáuregui y Javier Torres-Vela, no podían ocultar su alegría por el acuerdo. Del lado del PP, todo eran felicitaciones para Arenas.
 
Hubo incluso cierta emoción en la descripción de lo ocurrido y todos señalaron, que nadie entendería el desacuerdo de socialistas y populares por el término realidad nacional, como invocó el diputado socialista Manuel Gracia. Los representantes de IU, Concha Caballero, Antonio Romero y Gaspar Llamazares también se felicitaron por el acuerdo aunque el último consideró que ha habido una "sobreactuación" al recalcar y remachar con reiteración que Andalucía es una nacionalidad histórica como dice el artículo 2 de la Constitución en el marco de la "unidad indisoluble de la nación española". Y ahora, como auguró Alfonso Guerra, cada cual dirá del otro que ha cedido más.
 
El PP mantiene que el Estatuto que ha salido de la Comisión Constitucional es completamente distinto del aprobado por el Parlamento de Andalucía el pasado 2 de mayo con los votos de PSOE e Izquierda Unida. Se han modificado alrededor de 120 artículos de un total de 246. La mayoría de los cambios aprobados a través de las enmiendas presentadas por el Grupo Socialista han consistido en incluir citas expresas a la Constitución y remitir a la legislación del Estado. En definitiva, lo que se ha hecho es atornillar el Estatuto de Andalucía, a la Carta Magna. El acercamiento al PP sólo ha sido posible por esa vía ya que este partido presentó enmiendas alternativas a los tres asuntos troncales del texto (Derechos, Competencias y Relaciones Institucionales) en los que veía dudas de inconstitucionalidad. El PP ha votado a favor de que del derecho a la dignidad en el proceso de la muerte y también a que se diga que la enseñanza pública es laica, a cambio de una cita expresa a la confesión católica, lo que provocó un pequeño motín entre los diputados más conservadores del PP. El PSOE, por su parte, asegura que se sienten muy cómodos con el texto acordado y que lo defenderán con firmeza

 
EL TEXTO QUE PERMITIÓ EL ACUERDO

- Lo que dice el nuevo preámbulo:
"El Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna. En 1978, los andaluces dieron un amplio respaldo al consenso constitucional. Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la nación española"
 
- Lo que decía el texto del Parlamento andaluz:
"Así, la Constitución española, en su artículo 2, reconoce la realidad nacional de Andalucía como una nacionalidad"
 
- El nuevo artículo 1.
"Andalucía, como nacionalidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno que reconoce la Constitución, se constituye en comunidad autónoma en el marco de la unidad de la nación española y conforme al artículo 2 de la Constitución"
reforma del Estatuto - Reportaje
Cuestión de palabras
Diego López Garrido y Federico Trillo cerraron la redacción final sobre realidad nacional
LOURDES LUCIO  -  Sevilla EL PAÍS - 26-10-2006
 
La voluntad política de querer buscar un acuerdo fue lo que hizo posible que pasadas las nueve de la noche del pasado martes la Comisión Constitucional del Congreso votara por unanimidad la propuesta de reforma del Estatuto andaluz. Durante más de siete horas socialistas y populares quitaron y pusieron comas y palabras para alumbrar una perífrasis digna de estudio: "El Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna". Así fue cómo se negoció.
 
10.00 horas. Los populares Federico Trillo, Soraya Sáenz de Santamaría y Antonio Sanz se reúnen con Diego López Garrido, Alfonso Perales, Javier Torres Vela, Manuel Gracia y Luis Pizarro. El PP acepta asumir el término realidad nacional y el PSOE, retirar la referencia acerca de que el artículo  2 de la Constitución reconoce esa realidad. Aparentemente lo más difícil está hecho. Empieza entonces una negociación sobre si esa expresión debe figurar en el párrafo cuarto o el undécimo del Estatuto. Es decir, si se le da una lectura sólo historicista, como desea el PP, o se liga a la situación política actual, como quiere el PSOE. El citado manifiesto no aparece en el Preámbulo que aprueba el Parlamento andaluz ni como texto ni como hecho histórico de referencia, aunque López Garrido lo cita en su intervención en el pleno de admisión a trámite en mayo.
 
11.00 horas. El presidente de la Comisión Constitucional, Alfonso Guerra, anuncia que el Preámbulo se retrasará hasta las 16.30. El pesimismo cunde en los diputados ajenos a los múltiples contactos a varias bandas entre los negociadores. Torres Vela no se desprende del libro El ser andaluz de Manuel Clavero Arévalo y no para de leer unos folios que guarda en el bolsillo interior izquierdo de su chaqueta; Sanz, Gracia, Trillo, Sáenz de Santamaría y Perales, que ha actuado como jefe de los cocineros socialistas, abandonan la sala de la comisión. Arenas entra y sale.
 
12.30 horas. Cuando empieza el debate de las disposiciones adicionales se produce una maratón de intercambio de documentos. Perales y Sáenz de Santamaría -a la que Guerra llama "señora Soraya"- dan vueltas a la redacción pero sin ningún éxito. El clima de la negociación se enfría. Frases como "esto no me lo trago" o "esto no me gusta" son las que más se oyen.
 
13.45 horas. Se produce la votación favorable de dos títulos y las disposiciones adicionales. El 100% del articulado está pactado a tres bandas entre PSOE, PP e IU. Todo queda pendiente de las dos palabras del Preámbulo. Los negociadores ocupan sus escaños para participar en la votación. A su término, Guerra forma corrillo con diputados socialistas y se le oye decir: "No lo entiendo, que vaya aquí arriba o vaya aquí abajo. No lo entiendo".
 
14.15. Se produce el momento más crítico de la negociación. Al grupo de los socialistas se incorpora Francisco Caamaño, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. Los populares les hacen llegar que no pueden aceptar ninguna de las redacciones intercambiadas.
 
16.30 horas. Los socialistas piden una hora de receso. El bloqueo es total.
 
17.40 horas. Guerra anuncia otro retraso de una hora y aconseja a los diputados que cambien los billetes de regreso del AVE. En ese momento se toma la decisión de dejar la negociación en manos de sólo dos interlocutores: López Garrido y Trillo, que redactarán la fórmula final. El intercambio de correos electrónicos es intenso. López Garrido habla con Manuel Chaves. Trillo y Arenas con Mariano Rajoy. Todo es cuestión de palabras. Para el PP, que remarca que ya ha entregado la bandera mayor al aceptar realidad nacional, quiere que se utilice el vocablo "espíritu"; los otros, "expresión". "Pues ahora pon actualmente", dicen. "Pues no, plenamente". En el despacho donde se reúnen los socialistas la reflexión compartida es cómo van a explicar que no hay acuerdo porque se pone "espíritu" o "expresión". Todos están agotados.
 
18.55 horas. Guerra advierte de que si 15 minutos más tarde no está registrada la enmienda transaccional sobre el Preámbulo, los trabajos se reanudarán al día siguiente. El PSOE comunica a IU la redacción final, que la federación ve como una "sobreactuación retórica".
 
19.15 horas. Los socialistas ocupan sus escaños. Minutos después lo harán los populares. Arenas y López Garrido se estrechan las manos.
 
21.00 horas. La Comisión Constitucional vota por unanimidad -incluido PNV y ERC- el dictamen de reforma. Sólo se registran dos votos en contra de la delegación del Parlamento andaluz, los del PA, cuya portavoz se despidió con un apagado "viva Andalucía libre". 
Texto de referencia:
Querida realidad nacional... 
El PP envió el 10 de octubre un texto en el que asumía el término, aunque en público renegaba de él
LOURDES LUCIO  -  Sevilla EL PAÍS - 29-10-2006

Uno de los factores que ha contribuido al éxito del pacto sobre el Estatuto de Andalucía entre PSOE, PP e Izquierda Unida ha sido que los periodistas no se han enterado ni de una cuarta parte de lo que negociaban a puerta cerrada socialistas y populares desde primeros de septiembre en Madrid. Conforme el tiempo pase más se sabrá de cómo los políticos conformaron su voluntad, aunque quizás para entonces no interese a nadie. Éstas son las redacciones intercambiadas por PSOE y PP sobre realidad nacional desde el mes de octubre. Los populares incluyen esa expresión en sus propuestas, aunque en sus declaraciones públicas afirman que no la asumen. Aceptada la mayor, el PP quiere diluir la fórmula con aliños historicistas y ubicarla en el párrafo seis del Preámbulo. El PSOE quiere situarla en el 10 (en realidad es el 11) para ligarla a la actualidad.

Documento del PP del 10 de octubre. Propone la supresión de la frase "la Constitución Española, en su artículo 2, reconoce la realidad nacional de Andalucía como una nacionalidad" del párrafo 10. Enmienda de adición al párrafo 6: "Asimismo, los regionalistas reunidos en Ronda se refirieron a Andalucía como una nacionalidad y como una realidad nacional. La vigente Constitución española, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como nacionalidad, en el marco de la indisoluble unidad de la Nación española, patria común de todos los españoles".

Contestación del PSOE. Envía cinco redactados distintos, en la que ya no se dice que la Constitución reconoce la realidad nacional de Andalucía, al párrafo 10. En tres de ellas se asegura con variaciones mínimas: "Andalucía es una realidad nacional, como señalaron los regionalistas en la Asamblea de Ronda en 1918. La Constitución española, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el seno de la unidad de España". Hay otras dos opciones en las que los socialistas dan a elegir unos cuantos verbos. Así, la opción 1 dice: "Por ello, Andalucía se considera, se configura como, se entiende como, se describe como, se califica como, conforma una realidad nacional, (y así lo) como recogió el Manifiesto de Córdoba de 1919. Consecuentemente, la Constitución Española, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como nacionalidad en el seno de la unidad de España". Es la primera vez que se cita al Manifiesto de Córdoba, al cual ni siquiera se alude en el Preámbulo aprobado por el Parlamento de Andalucía. La opción 2 dice:
"Identidad y posición de Andalucía que configuran, expresan, representan, conforman una realidad nacional (...)".

Respuesta del PP enviada el 19 de octubre. Los populares insisten en separar las dos palabras del párrafo 10 y proponen incluir: "Y en el Manifiesto de Córdoba de 1919 Andalucía aparece descrita como realidad nacional". Para el párrafo 10 subrayan lo de la
"indisoluble unidad de la Nación española, patria común de todos los españoles".

Respuesta del PSOE. A la carga de nuevo con "
Andalucía es una realidad nacional, como recogió el Manifiesto de Córdoba de 1919...".

Martes 24 de octubre. Último día para el acuerdo en la Comisión Constitucional. Hay tres borradores al párrafo 10. El primero dice: "En 1919 el Manifiesto de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional. Este espíritu se ha encauzado plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna. En 1978 los andaluces dieron un amplio respaldo al consenso constitucional. Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de España". Borrador 2: Desaparece el punto de esa frase y aparece "cuyo espíritu se ha encauzado actualmente...". El resto sigue igual. Borrador 3: Desaparece el relativo "cuyo" y tras la primera coma se dice que
"en el presente se ha encauzado plenamente a través...".

Redacción final: "El Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna. En 1978...".
Andalucía Libre - Fragmento de "Andalucía, un estatuto para la dependencia - La Segunda estafa"
 
Aprobada la financiacion y el sistema pago deuda histórica
Agencias
 
La financiación ha traído de cabeza a los ponentes del PSOE que han tenido que negociar a varias bandas: Con los grupos parlamentarios andaluces, con los nacionales y con técnicos de diversos ministerios del Gobierno central. El PSOE presentó un importante paquete de enmiendas a la redacción de este Título que se aprobó el pasado mayo en el Parlamento andaluz. Más tarde, y durante los trabajos de la ponencia Mixta Congreso-Cámara autonómica se 'autoenmendó' para que dichas variaciones fueran mínimas.
 
El texto aprobado recoge el criterio de la nivelación de servicios básicos, fija que la financiación atenderá a la población real y efectiva -aunque determinada de acuerdo con la normativa estatal- y establece la garantía de financiación de educación, sanidad y otros servicios sociales esenciales. A cambio, Andalucía se compromete a realizar un esfuerzo fiscal similar expresado en términos de la normativa y de acuerdo con el artículo 31 de la Constitución, que establece el principio de solidaridad.
 
El sistema de pago de la deuda histórica acordado entre el PSOE e IU y el mecanismo de inversión estatal en Andalucía fueron aprobados en la Comisión Constitucional del Congreso a pesar de los votos no favorables del PP en ambos casos. El PSOE e IU acordaron  el método de pago de la deuda histórica y establecieron que una comisión mixta Junta de Andalucía-Gobierno central fije la cuantía en un plazo máximo de dieciocho meses y que, antes de tres años, se abone a la comunidad en periodos anuales.
 
El diputado del PP en el Parlamento andaluz José Luis Rodríguez Domínguez se refirió a este acuerdo, rubricado ayer entre el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el líder de IU en la comunidad, Diego Valderas, al señalar que 'se hizo por la puerta de atrás' y 'es una provocación al desacuerdo'. A su juicio, lo acordado resulta 'insuficiente'. Los representantes del PP tanto en la delegación del Congreso como en la del Parlamento andaluz votaron en contra de la disposición adicional segunda, que es la que se refiere a la deuda histórica, si bien la redacción salió adelante por los votos a favor de PSOE e IU. En la delegación del Congreso, el PNV, que representa al Partido Andalucista por no tener escaños en la Cámara Baja, se abstuvo en este asunto tan simbólico para los nacionalistas andaluces, que votaron en contra.
 
El diputado del PSOE Alfonso Perales, en referencia a la deuda histórica, dijo que se actualiza 'una decisión de 1981', ya que entonces Andalucía sí necesitaba una financiación adicional para prestar los servicios en educación, sanidad y sociales al mismo nivel que el resto de las autonomías. 'Lo que se reconoce ahora -continuó- es que no se ha satisfecho', y por ello una Comisión Mixta Junta-Administración central buscará los métodos, técnica y criterios para evaluar esa deuda y acordar la cantidad. Perales recalcó que con lo aprobado esta mañana, más lo de días anteriores, 'está aprobado el cien por cien' de los contenidos jurídicos del Estatuto.
 
La portavoz de IU en el Parlamento autonómico, Concha Caballero, opinó que el pago de la deuda histórica es una reclamación 'económica y política', pero también 'simbólica' del pueblo andaluz. El objetivo de dicha reivindicación es 'la necesidad de convergencia' de la comunidad autónoma con el Estado. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, consideró que 18 meses para evaluar esa deuda y tres años para pagarla es 'un plazo razonable', aunque, matizó, su formación hubiera deseado que fuera 'más ágil'.
 
La diputada autonómica del PA Pilar González opinó que la parte económica del Estatuto muestra 'la escasa ambición' de los que lo escribieron, pues 'no garantiza el futuro de Andalucía', y destacó que el PA defiende el texto inicial de la reforma, que cifra en seis meses el período para evaluar la deuda y en un año el tiempo para pagar. Reclamó que, al igual que en el Estatuto catalán 'aparece la lista con los porcentajes' de los impuestos estatales cedidos, en el andaluz también figuren.
 
En la votación de la disposición adicional tercera, que se refiere a las inversiones del Estado en Andalucía, el PP se abstuvo. En este sentido, Perales explicó que se trata de uno de los capítulos 'más importantes' del contenido del nuevo Estatuto, ya que compromete al Gobierno a realizar una serie de inversiones durante siete años
'con el criterio que más conviene, el de la población'.
 
Asimismo, la Comisión Constitucional dio el visto bueno al Título IX, sobre las relaciones institucionales de Andalucía, aunque el PP votó en contra del artículo 227, que regula la participación de la comunidad ante la UE, y del X, sobre la reforma del Estatuto. En este Título y en la fase de Ponencia, el PP y el PSOE acordaron que futuras reformas estatutarias deben contar con dos tercios del Parlamento en vez de los tres quintos con los que partió el texto desde Andalucía. Las disposiciones adicionales, transitoria y finales también fueron aprobadas, a excepción de la adicional cuarta sobre delegación de competencias.
 
Opinión
El encaje constitucional diferencia radicalmente al Estatuto andaluz del catalán
Jesús Morillo.
ABC Sevilla, 26/10/2006 

El proceso de reforma del Estatuto de Cataluña marcó los trabajos del texto andaluz, sobre todo, en los desarrollados en el Parlamento de Andalucía. En virtud del pacto entre PSOE e IU se incorporaron numerosos artículos inspirados en el texto catalán, que abarcaban aspectos, entre otros, como el blindaje de competencias, las relaciones de bilateralidad Estado-Junta y la participación de la Junta en los procesos de designación de los magistrados del Tribunal Constitucional. Más tarde, el texto se modificó sustancialmente durante su debate en el Congreso de los Diputados, tanto en la Ponencia como en la Comisión Constitucional, donde se enmendaron más de 120 artículos para facilitar su encaje constitucional, lo que propició que, finalmente, el PP alcanzara un pacto global con PSOE e IU en la reforma del Estatuto. Hoy se pueden rastrear numerosas diferencias entre los estatutos catalán y andaluz, hasta el punto de que el PP mantiene un recurso de inconstitucionalidad hacia el primero y, en cambio, apoya sin ningún tipo de reseva al segundo.
 
Preámbulo. La distancia entre ambos Estatutos se muestra a las claras desde sus respectivos preámbulos. En el catalán, ésa comunidad autónoma se define como «nación» y, aunque se incluye el término «realidad nacional», el  significado de ese concepto en el Estatuto andaluz es completamente distinto. Así, en el «Estatut» se afirma: «La Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña como nacionalidad». En Andalucía ese mismo concepto se introduce como referencia histórica al manifiesto andalucista de Córdoba de 1919, como pretendía el PP. El preámbulo, además, concluye con la frase: «Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la Nación Española», referencia ésta última que propició el acuerdo final de los populares.
 
Definición. Aquí también son palpables las diferencias, ya que, aunque se utilice el mismo concepto de «nacionalidad histórica». la catalana está redactada desde una perspectiva soberanista, muy alejada de la aprobada en el Congreso en el texto andaluz, mucho más constitucional. Así, el artículo 1 del Estatuto catalán afirma: «Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno constituida en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica». En consecuencia, con este prisma soberanista, el artículo se completa con: «Los poderes de la Generalitat emanan del pueblo de Cataluña y se ejercen con lo establecido en el presente Estatuto y la Constitución». El andaluz, en cambio, afirma «Andalucía, como nacionalidad histórica y en ejercicio de autogobierno que reconoce la Constitución, se constituye en Comunidad Autónoma en el marco de la unidad de la Nación española y conforme al artículo 2 de la Constitución». Además, también se recoge que «Los poderes de la Comunidad Autónoma de Andalucía emanan de la Constitución y del pueblo andaluz, en los términos del presente Estatuto de Autonomía, que es su norma institucional básica. Símbolos. El Estatuto catalán habla de «símbolos nacionales», frente a los símbolos de la comunidad que aparecen en el texto andaluz.
 
Competencias. Este fue uno de los títulos que prácticamente se calcaron del «Estatut» durante los trabajos en el Parlamento andaluz y que fue sustancialmente modificado con las enmiendas del PP en el Congreso para que el título no ofreciera dudas constitucionales, en ese sentido se eliminó el denominado «blindaje de competencias». En estos momentos, la clasificación de competencias es la misma en ambos textos. Sin embargo, en el caso andaluz, se tiene que respetar la legislación básica del Estado, lo que no sucede en el catalán.
 
Inversiones estatales. El Estatuto catalán contempla una inversión estatal en infraestructuras en función a su Producto Interior Bruto durante un periodo de siete años. El andaluz opta, en cambio, por una inversión en función de la población durante ese mismo periodo.
 
Relaciones institucionales. El Estatuto catalán establece que las relaciones bilaterales entre la Generalitat y el Gobierno. En el texto andaluz la relación entre Junta y Gobierno se establece desde el principio de multilateralidad, a través de conferencias sectoriales. Además, la participación de ambas comunidades en las instituciones del Estado se establece de diferente forma. El catalán y el andaluz establecen que la Generalitat y la Junta pueden participar en la designación de magistrados del Tribunal Constitucional y miembros del Consejo General del Poder Judicial, aunque el segundo establece que siempre en función de la legislación del Estado.
 
Economía. El Estatuto catalán es mucho más intervencionista en materia económica que el andaluz, como por ejemplo en cajas de ahorros. Consejo Audiovisual. El catalán tiene competencias de intervención y de sanción de las que no disfruta el andaluz.
COMPARATIVA ESTATUTOS DE CATALUÑA Y DE ANDALUCÍA
 
PREÁMBULO ESTATUTO DE CATALUÑA: 
El Parlamento de Cataluña, recogiendo el sentimiento y la voluntad de la ciudadanía de Cataluña, ha definido de forma ampliamente mayoritaria a Cataluña como Nación. La Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña como nacionalidad.
 
PREÁMBULO ESTATUTO APROBADO POR EL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA: 
Andalucía ha sido la única Comunidad que ha tenido una fuente de legitimidad expresada en las urnas mediante referéndum, lo que le otorga una identidad propia y una posición incontestable en el seno de la configuración territorial del Estado. Así, la Constitución Española, en su Artículo  2, reconoce la realidad nacional de Andalucía como una nacionalidad.
 
PREÁMBULO ESTATUTO DE ANDALUCÍA, APROBADO EN LA COMISIÓN CONSTITUCIONAL DEL CONGRESO: 
El Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna. En 1978 los andaluces dieron un amplio respaldo al consenso constitucional. Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la Nación española.
 
ARTÍCULO 1.- CATALUÑA: 
Cataluña, como nacionalidad, ejerce su autogobierno constituida en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica.
 
ARTÍCULO 1.- ESTATUTO APROBADO POR EL PARLAMENTO ANDALUCÍA: 
1. Andalucía, como nacionalidad histórica, se constituye en Comunidad Autónoma, conforme al artículo  2 de la Constitución Española
 
ARTÍCULO 1.- ESTATUTO DE ANDALUCÍA APROBADO POR LA COMISIÓN CONSTITUCIONAL: 
1. Andalucía, como nacionalidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno que reconoce la Constitución, se constituye en Comunidad Autónoma en el marco de la unidad de la Nación española y conforme al artículo 2 de la Constitución.
 
ARTÍCULO 2.4. (CATALUÑA): 
4. Los poderes de la Generalitat emanan del pueblo de Cataluña y se ejercen de acuerdo con lo establecido en el presente Estatuto y la Constitución.
 
ARTÍCULO 1.3. ESTATUTO DE ANDALUCÍA: 
3. Los poderes de la Comunidad Autónoma de Andalucía emanan de la Constitución y del pueblo andaluz, en los términos del presente Estatuto de Autonomía, que es su norma institucional básica.
"Sin el apoyo del PP el Estatuto habría quedado cojo" 
Chaves reafirma: "la única Nación es España"
Financiación"al final son las Cortes españolas las que aprueban los Presupuestos Generales del Estado".
SEVILLA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

En una entrevista concedida a 'El Correo de Andalucía', recogida por Europa Press, el jefe del Ejecutivo autonómico apuntó que "sin el apoyo del PP el Estatuto habría quedado cojo, sin el sostén necesario para seguir andando los próximos 25 años". Así, se mostró "convencido de que si no se hubiera dado la confrontación entre el PP y el PSOE como consecuencia del debate del Estatuto catalán, el PP habría apoyado el texto andaluz en el Parlamento autonómico".
No obstante, señaló que "posiblemente" el PP está en una "contradicción" al apoyar el texto andaluz y tener recurrido en el Constitucional el catalán. En este contexto, sobre los 120 artículos modificados en las negociaciones con el PP en Madrid, dijo que "todo el mundo sabe que lo que se ha hecho es incluir el latiguillo 'de acuerdo con la Constitución' o 'con el ordenamiento jurídico español', algo que ya era obvio pero se ha incorporado para la tranquilidad del PP".

En cuanto al debate sobre el término realidad nacional, el presidente afirmó que "la única nación es España, eso está absolutamente claro, y desde luego no es la intención del Estatuto de Autonomía identificar realidad nacional con nación". A su juicio, "ese es el error en el que ha caído el PP desde el primer momento" porque esa fórmula "refuerza nuestra identidad y también transmite la idea de que nuestro Estatuto es homologable a los demás". A este respecto, agregó que el nuevo texto legal "no se ha hecho bajo ningún concepto con la intención de contraponerlo a ningún otro estatuto". "No es igual, es diferente al de Cataluña, pero sí homologable" aunque "tiene algo muy valioso, que ha alcanzado un mayor consenso", dijo Chaves. El jefe del Gobierno regional reconoció que "en su momento, pensé que introducir los términos 'realidad nacional' en el preámbulo era una manera no sólo de atraer al PA, sino también al PP. Consideraba que en cuanto a la definición de Andalucía, era un punto de encuentro con el resto de los partidos, incluida IU".

Chaves descartó que busque con esta reforma el rédito electoral, porque "si hubiera querido buscar rédito político, seguramente no me habría interesado el acuerdo con el PP porque lo habría colocado en una situación difícil desde el punto de vista de su credibilidad ante la ciudadanía, pero claro, aquí lo menos importante es el rédito electoral". El presidente de la Junta resaltó que, "salvando las distancias, hemos desempeñado el mismo papel que en el 28-F de 1980. No voy a decir que sea lo mismo, pero jugamos un papel importante, desempeñamos en este debate un papel de centralidad". No obstante, reconoció que "algunos en el PSOE han considerado que para ellos el Estatuto de Andalucía iba demasiado lejos".

De otro lado, indicó que la negociación de la deuda histórica en Madrid "no fue ni mucho menos dura" y reveló que en una hora de reunión con el ministro y el secretario de Estado "resolvimos los plazos que al final se han establecido", según los cuales debe abonarse antes de 2010.  En cuanto a los distintos criterios de financiación que aparecen en los estatutos catalán y andaluz, apuntó que "al final hay que tener en cuenta que son las Cortes las que aprueban los Presupuestos Generales del Estado". "Puede que no se dé toda la respuesta a través de los presupuestos, sino de otras cantidades o de otras partidas fuera de los PGE".  En este sentido, Chaves reconoció que "lógicamente, el Gobierno se puede encontrar con un problema" a la hora de ejecutar los distintos criterios de reparto de la financiación autonómica. "¿Cómo se va a resolver? Pues la práctica y el debate de los presupuestos lo dirá, pero, por supuesto, yo tengo que reclamar lo que nos corresponde", agregó.

Preguntado sobre el referéndum de ratificación, Chaves se mostró confiado "en que tengamos un índice de participación bueno, suficiente para respaldar el Estatuto".

Por último, Chaves se refirió a la posibilidad de que el PA se sume finalmente al Estatuto. "No lo creo, no confío en ello porque ni en sus declaraciones ni en sus posiciones durante los trabajos de la comisión constitucional he visto a los dirigentes del PA una posición razonable que permita abrir un proceso de negociación", opinó. "Creo que no son conscientes de que están en la irrelevancia política; como quieren buscar su identidad como partido en el no al Estatuto, pues al final se quedarán como el partido del no y seguramente el referéndum será una especie de tsunami que se los va a llevar por delante". No obstante, dijo sospechar que "hay dirigentes del PA que no comparten la decisión de la cúpula".
 
Análisis General del Proceso de Reforma Estatutaria:
Andalucía Libre nº 293, 7 de mayo de 2006 
Andalucía, a la hora de la reforma estatutaria
Andalucía Libre nº 266, 24 de julio de 2005
Andalucía Libre nº 284, 1 de marzo de 2006
 
 
Rajoy ve como 'clave' del nuevo Estatuto que Andalucía sea una 'nacionalidad, dentro de la unidad indisoluble de España'
El presidente del PP, Mariano Rajoy, respaldó hoy en Sevilla el acuerdo que ha surgido de la Comisión Constitucional del Congreso sobre el nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, resaltando que la 'clave' está en que la comunidad autónoma es una 'nacionalidad, dentro de la unidad indisoluble de la nación española'. 'Tienes el apoyo de todo el Partido Popular', expresó Rajoy al presidente del PP-A, Javier Arenas, quien, en su opinión, ha hecho posible que, en relación con la reforma estatutaria andaluza, se haya impuesto el 'orden, la razón y la Constitución', a diferencia de lo que ocurrió con el Estatut de Cataluña.
 
Rajoy acudió a la capital andaluza para valorar, por primera vez, el acuerdo que PSOE, PP e IU han alcanzado sobre el nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía en el Congreso, que ha hecho posible, a su entender, que la comunidad esté donde todos los andaluces quieren que esté: 'en la unidad indisoluble de la nación española' y esta es 'la clave'.
 
Rajoy manifestó que fue un 'error' que en su día el Parlamento de Andalucía aprobara una reforma del Estatuto de Autonomía --que se remitió al Congreso de los Diputados- 'sin consenso', sólo con los votos de PSOE e IU, ya que, según añadió, en la sociedad andaluza 'no hay ninguna división' en relación con este asunto ni ningún debate sobre si Andalucía tenía que denominarse realidad nacional, nación o región. Ello se debe, a su entender, a que los andaluces se sienten 'profundamente españoles, voten lo que voten'. 'Los más españoles de los españoles', apuntó Rajoy, que añadió que los andaluces quieren a España, que es su nación; quieren a la Constitución, y quieren a su autonomía. A partir de ahí, según relató Rajoy, encargó a Javier Arenas que hiciera 'todo lo posible' para que no se generara 'división' en torno a este asunto, sobre todo, porque no había 'ninguna división' en la sociedad andaluza.
 
Rajoy lamentó, en referencia a Cataluña, que sí haya 'división' en relación con el proceso de reforma estatutaria en otros lugares de España. 'En Andalucía, no, porque es profundamente española y a nadie se le ocurre hacer un chiste con todo esto', sentenció el presidente del PP, que valoró que, al final, se haya impuesto el 'orden, la razón y la Constitución' y que Andalucía esté donde todos los andaluces quieren que esté, en la 'unidad indisoluble de la nación española''Nunca defenderemos la división entre los españoles', sentenció el presidente del PP, para quien la actual Constitución fue un 'acierto' ya que dio solución a muchos asuntos que habían generado división.
 
Los dirigentes del PP ensalzan a Rajoy por el pacto del Estatuto, que "abre una nueva etapa" 
Arenas: "A mí me gusta el himno andaluz, pero me emociona la bandera española"
CARLOS E. CUÉ  -  Sevilla EL PAÍS - 29-10-2006
El PP andaluz recibió ayer como un auténtico salvador a su líder nacional, Mariano Rajoy, en el primer gran acto de lo que será una larga campaña para explicar el pacto del Estatuto. Muchos en este partido señalan que ha sido Rajoy, presionado por Javier Arenas, quien ha vencido las resistencias internas al término "realidad nacional" y ha permitido el acuerdo. Rajoy se mostró orgulloso del pacto. Arenas agradeció el gesto y dijo que su líder "ha entendido a Andalucía". Otros dirigentes destacaron que a partir de ahora, al contrario que en 1980, el PP es "tan andalucista como el que más". Los centenares de dirigentes y militantes del PP concentrados ayer en Sevilla para celebrar el pacto del Estatuto alcanzado el martes en Madrid aplaudían a rabiar sobre todo con dos asuntos: cuando se mentaba la "unidad indisoluble de España" y cuando algún orador se refería al aislamiento "injusto" en el que ha permanecido el PP estos 25 años por no haber apoyado el pacto estatutario en 1980.

El más sincero y directo fue Juan Ignacio Zoido, candidato a la Alcaldía de Sevilla. Mirando a los adolescentes que había en la sala, siempre en lugar estratégico para las cámaras, recordó que él tenía esa edad cuando su partido decidió quedarse fuera del consenso estatutario en 1980. "Hay que ver el trabajito que nos ha costado en 25 años quitarnos ese sanbenito. Ha habido que hacer un pequeño desliz en un párrafo referido a 1919 [el de la realidad nacional]. Pero ha sido importantísimo. No es lo que nosotros queríamos pero había que jugar el partido". El que lo dijo de forma más política fue Antonio Sanz, el secretario general: "abrimos una nueva etapa del PP andaluz. Nos libramos de ataduras históricas, de sambenitos injustos. Nadie nos va a poder dar nunca una lección de andalucismo".

Nadie dejó de dar las gracias varias veces a Rajoy y Arenas. El líder del PP andaluz contó que el presidente del partido le había encargado lograr que el Estatuto fuera constitucional, y cree que ha cumplido. Pero sobre todo se dedicó a profesar su fe españolista para disipar cualquier duda por haber aceptado el término realidad nacional. "En Andalucía no hay un problema de identidad. Nos sentimos orgullosos de ser andaluces e igual o más de ser profundamente españoles": Cuando hacía este tipo de referencias, el público de la sala se animaba mucho, y ondeaba las banderas españolas que habían llevado, en dura competencia con las andaluzas. "Antes, ahora y después la única realidad nacional se llama España", insistió Arenas, "por eso pusimos como condición que en el preámbulo debíamos citar la indisoluble unidad de España, y por eso IU y PA han votado en contra", explicó. Arenas también quiso dar una imagen de unidad dentro del PP y olvidar las presiones internas que han realizado quienes no estaban muy de acuerdo con la aceptación de realidad nacional. "Aquí no hay barones regionales, sino un partido identificado con Rajoy".

Para acabar, Arenas insistió en su fe españolista. "A mí me gusta el himno andaluz, pero me emociona mucho la bandera española". Una señora aplaudió esta frase con un sonoro "¡olé!". Arenas también dijo que no quiere una foto con el presidente Manuel Chaves porque lo que desea es "sustituir a Chaves en la foto", y le acusó de permitir que Andalucía sea el lugar con más "trinque y enchufismo" de España. El agradecimiento de todo el PP andaluz también fue para los negociadores, Federico Trillo y Soraya Sáenz de Santamaría, presentes en la sala. Rajoy, abrumado por todos los agradecimientos por haber permitido que se abra esa nueva etapa del PP andaluz animó a los suyos a luchar por las municipales y sentenció: los andaluces son profundamente españoles, voten lo que voten y crean lo que crean.
La reforma del Estatuto
ENTREVISTAS a Javier Arenas (PP)
"Ya no se nos podrá maltratar por el error del 28-F"
 
LUIS BARBERO  -  Sevilla EL PAÍS - 29-10-2006
Pese al cansancio acumulado, Javier Arenas (Sevilla, 1957) apenas contiene su euforia. El acuerdo sobre el Estatuto le ha quitado un peso de encima que tiene mucho que ver con el pasado (poner fin al error del centro-derecha andaluz en el anterior proceso estatutario), pero también con un futuro que ahora ve con más optimismo.

Pregunta. Una cita de Mariano Rajoy en el Congreso: el Estatuto de Andalucía comparte "errores, inconstitucionalidad e insolidaridad" con el de Cataluña, además de ser una "aberración jurídica". ¿Qué ha pasado en estos cinco meses para que el PP pueda pactar ese Estatuto?
Respuesta. Que Rajoy llevaba más razón que un santo. Y que 150 artículos nos han traído un Estatuto completamente nuevo y constitucional de la A a la Z. El día que el PSOE presentó enmiendas modificando 87 artículos se abrió un nuevo escenario que ha permitido el acuerdo y que nos ha llevado a un texto que no se parece en nada al de Cataluña ni al que llegó del Parlamento andaluz.
P. Muchos de los cambios han consistido en coletillas con alusiones a la Constitución y a la prevalencia de la legislación estatal. ¿Con eso se ha resuelto el problema?
R. No, los cambios han afectado a todo el núcleo del Estatuto. No hay ni un título que no haya tenido enmiendas profundas. Todas las alusiones a la Constitución han convertido el texto en constitucional. Cualquier afán soberanista del texto de PSOE e IU ha desaparecido en el Congreso. El Estatuto se ha cambiado como un calcetín.
P. También dijo Rajoy que realidad nacional es sinónimo de nación, además de un cachondeo. ¿Ya no lo es?
R. Realidad nacional viene de nación y nacionalidad tiene el mismo origen etimológico, pero nosotros no podíamos aceptar una definición andaluza de realidad nacional. Si el PSOE no hubiera tenido la inteligencia de renunciar a la definición andaluza de realidad nacional, hoy no habría acuerdo. Y la fórmula final nos permite decir algo tan constitucional como que la única realidad nacional es España y que Andalucía es una nacionalidad en el marco indisoluble de España. Podemos decir que hoy en España, la cara es este Estatuto andaluz plenamente constitucional y la cruz es el Estatuto de Cataluña.
P. Es una lucha bizantina, pero usted sabe que la definición de Andalucía no era realidad nacional en el preámbulo, sino nacionalidad histórica en el artículo 1.
R. El preámbulo decía que la Constitución española reconoce a Andalucía como realidad nacional. Para nosotros eso era inconstitucional y falso. Todo lo que finalmente dice el Estatuto andaluz es cierto.
P. ¿Leyeron los ponentes el Manifiesto de Córdoba de 1919 que ha permitido introducir la alusión a la realidad nacional?
R. Conocemos todos los textos andalucistas de ese siglo. No hemos asumido sus contenidos en absoluto y por eso se ha quedado en una mera referencia histórica que le daba una salida al PSOE.
P. Al PSOE y a ustedes.
R. Para nosotros la salida era la unidad indisoluble de España.
P. En ese documento se habla de una Andalucía "separatista" del Estado y plantea la integración "libre" de la comunidad en los Estados Unidos de España.
R. No asumimos ese documento en ninguno de sus extremos. Es una mera referencia acerca de lo que algunos opinaban en aquel momento de la historia.
P. ¿Podrá ya explicar a su madre y a sus hijos qué es realidad nacional?
R. De hecho ya lo he hecho.
P. ¿Y qué les ha dicho?
R. Le he explicado a mi madre que la nación española se ha fortificado con este consenso y que la única realidad nacional es España y que hemos hecho una referencia histórica a lo que unos señores manifestaron en Córdoba en 1919. Mi madre me ha dicho: 'Creo que sigues siendo listo Javier'.
P. ¿Por qué no quisieron vincular realidad nacional con hechos más recientes como el referéndum de 1980?
R. En ningún momento se ha planteado ese debate como tal. En cualquier caso era imposible vincularlo. La referencia que tiene el 28-F es la Constitución y es posible por la Constitución.
P. Ha dicho que su partido se ha quitado la espinita del 28-F, pero más que una espinita parece que se ha quitado una losa.
R. El centro andaluz ha sido maltratado de forma injusta por un error que se cometió el 28-F. Algunos han negado la legitimidad del centro político por lo que hizo UCD y eso es injusto. Los que hacían eso ya no tendrán ese argumento para los próximos 25 o 50 años.
P. ¿Qué expectativas se le abre sin esa losa?
R. Nos acercamos a la posibilidad de gobernar en Andalucía y definitivamente nos consagramos como una alternancia cierta.
P. ¿Convencer a su partido de que realidad nacional tenía que estar en el Estatuto ha sido lo más difícil de su negociación interna?
R. No. Desde el principio no he movido ni una ceja sin hablar con Rajoy. Este acuerdo fortalece el discurso de Rajoy, que siempre ha dicho: reformas sí, pero con consenso y Constitución. He contado con la comprensión y apoyo de Rajoy.
P. ¿Ha encontrado esa comprensión en otros dirigentes como Eduardo Zaplana?
R. He encontrado comprensión en la mayoría de los dirigentes del PP con los que he hablado estas cuestiones, que han sido cerca de 200. Zaplana ha mantenido lo mismo que nosotros. Él ha dicho tres cosas: que ojalá hubiera acuerdo; que el acuerdo era difícil y que nosotros no podíamos aceptar definir a Andalucía como realidad nacional. Con Eduardo no tengo ningún problema de fondo y hemos mantenido básicamente las mismas posiciones.
P. ¿Los dirigentes territoriales del PP han cambiado la estrategia de su partido en las reformas estatutarias?
R. El discurso de los presidentes autonómicos del PP es que las reformas se pueden hacer siempre que sean a través del consenso y la Constitución. El impulsor de esta reforma es Chaves y lo que yo he hecho, cuando la reforma era imparable, es intentar que el Estatuto sea constitucional y de consenso.
P. ¿Quién ha ganado con el acuerdo?
R. ¿Quién ha ganado? Esto viene muy bien a Andalucía. Le hemos evitado un problema a los andaluces. Hemos ganado los que hemos alcanzado el acuerdo. Sin el acuerdo perdíamos todos.
P. ¿Y quién ha cedido más?
R. Pshhhh. PSOE y PP sabíamos dónde estaban nuestros límites y que fuera de esos límites no había acuerdo.
P. ¿Conversó con el cardenal Carlos Amigo Vallejo sobre la redacción final del artículo de la enseñanza laica?
R. He tenido alguna conversación con Carlos Amigo sobre este tema. Además, hemos tenido contactos con la Iglesia y nos transmitió que con la fórmula final se mejoraba mucho el texto anterior. También hemos conversado con los padres de alumnos católicos y con el Foro de la Familia.
P. En sectores próximos al PP se percibe un cierto desconcierto con el pacto. Unos lo ven negativo y otros positivo. ¿Teme que esa confusión se traslade al electorado?
R. Yo en mi partido veo euforia.
P. No digo en su partido.
R. La inmensa mayoría de nuestro electorado entiende la posición que hemos adoptado. A veces no se cuenta la verdad. Si se dice que el PP ha aceptado que Andalucía es una realidad nacional, se está mintiendo con toda claridad. Puede haber cierta confusión, pero la inmensa mayoría sabe lo que hemos hecho.
P. Algunos le veían como un nuevo Manuel Clavero Arévalo.
R. El objetivo de Clavero fue convencer a UCD de que no hiciera lo que hizo. Si Clavero hubiera conseguido su objetivo nos hubiéramos evitado muchos problemas.
P. Si usted no hubiera conseguido su objetivo, ¿hubiera dado un portazo?
R. La diferencia con Clavero es que yo he tenido el apoyo pleno de Rajoy, mientras que a Clavero no le comprendió Adolfo Suárez.
 
"La garantía de inversiones por población va a ser papel mojado"
Entrevista de Javier Chaparro, Huelva Información
 
–Usted era ya consciente de lo que se jugaba el PP cuando se inició la reforma hace dos años, pero no era nada partidario de ella.
–En este periodo de dos años todos hemos hecho multitud de declaraciones y la verdad es que las hemerotecas pueden ser bastante duras con todos los dirigentes políticos. No obstante, creo haber sido bastante coherente. Nunca he imaginado un escenario con el PP pidiendo el no en el referéndum, porque hubiera sido muy negativo para Andalucía y porque hubiera supuesto un tremendo fracaso para todos. Ha habido momentos muy, muy complejos. Un ejemplo: cuando se presentaron en el Parlamento andaluz cien enmiendas emulando el Estatut. La senda del acuerdo se abrió cuando el PSOE modificó 87 artículos en la senda constitucional. Siempre he dicho que si yo hubiese sido presidente de la Junta, no hubiera impulsado la reforma, pero también he dicho que una vez abierto el proceso teníamos la obligación de encauzarlo por la senda constitucional.
–Si en un principio se presentaron cien enmiendas para equiparar el Estatuto andaluz al catalán y luego se dio marcha atrás, ¿se puede decir que ambos textos son homologables?
–Depende de lo que entendamos por progreso. Avanzar en el proyecto de una Andalucía fuerte en España y en Europa, eso es progreso; las emulaciones separatistas o soberanistas son retroceso, son pasado, no son futuro. En contenidos políticos no hay un solo artículo igual que el catalán.
–¿Y en los contenidos económicos?
–Ahora hablamos de eso. Aunque Chaves diga que el Estatuto andaluz es homologable al catalán, le tengo que decir que no se parece en nada y que por eso el PP lo ha apoyado. Aquí no había un afán soberanista y eso ha permitido el arreglo. También porque las partes positivas superan a las negativas. Es verdad que en el capítulo de deuda histórica votamos en contra porque no nos parece satisfactorio y es verdad que en el capítulo de financiación hemos avanzado hacia la multilateralidad y hacia la Lofca [Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas], pero también que el capítulo de financiación podría haber quedado mucho mejor con un compromiso de inversiones por valor de 4.500 millones de euros, como pedía el PP.
–Y eso lo obtiene Cataluña por otra vía.
–Usted lo ha dicho. En Andalucía hemos metido el criterio de población como aval de las inversiones del Estado, pero eso dependerá al final de la voluntad de los gobiernos porque cada comunidad fijará un criterio: Cataluña el PIB, Galicia la dispersión, Baleares la insularidad... Eso, la verdad, va a ser papel mojado.
–¿Hay votantes del PP a los que les chirría verse junto a PSOE e IU?
–Habrá un porcentaje muy, muy minoritario, al que respeto. Pero los acuerdos entre las dos principales fuerzas políticas de España son imprescindibles para la reforma de los estatutos e, incluso, para reformar la Constitución blindando determinadas competencias del Estado. A algunos quizá les chirríe porque se les está diciendo que el PP ha pactado definir a Andalucía como realidad nacional, y eso es totalmente falso.
–Es curioso que esa versión esté siendo difundida especialmente por algunos medios de comunicación que se identifican con el PP.
–Los medios deciden libremente su postura, lo cual es sano. Lo peor del mundo es la prensa de partido.
 
«Consultamos con la iglesia lo de la enseñanza laica»
Entrevista de Antonio Montilla, Ideal
 
La población marcará las inversiones del Estado en Andalucía durante los próximos siete años, según recoge el Estatuto. ¿Le satisface al PP?
El PP quería una compensación de 4.500 millones de euros para Andalucía en los próximos años, debido al déficit brutal de infraestructuras y comunicaciones que tenemos en Andalucía, pero nuestra tesis no ha prosperado. El capítulo de financiación es claramente insuficiente y el de 'deuda histórica', es absolutamente rechazable. Se ha cambiado la 'deuda histórica' por una fotografía entre Chaves y Valderas de manera inexplicable.
¿Qué otros puntos flacos encuentra en este Estatuto?
Estos son los dos más importantes, la financiación y la 'deuda histórica'. Es muy importante que se haya garantizado la unidad de mercado y la 'caja única' de la Seguridad Social.
¿El Guadalquivir es ya un río cien por cien andaluz?
Lo del Guadalquivir ha quedado en el Estatuto como propuso el PP hace tres meses. Nosotros dijimos que era una barbaridad establecer competencias exclusivas, sólo en Andalucía, en materia de aguas y el texto respeta las competencias de otras comunidades autónomas y de la planificación hídrica nacional.
¿Le ha dolido la cabeza al PP por apoyar la enseñanza laica en Andalucía?
La verdad es que ha habido opiniones favorables de las confederaciones de padres de alumnos católicos. Consultamos previamente con la Iglesia y con los foros de familia. Lo cierto es que en este Estatuto se consagra el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas y morales y, además, hay una clarísima referencia a la iglesia católica dentro del Estatuto. Todo esto era impensable quince días antes de la aprobación del Estatuto.
Lo de la muerte digna también ha levantado suspicacias entre las filas populares
El Estatuto no habla para nada de eutanasia. No tiene nada que ver el texto andaluz con el texto catalán. Aquí se reconoce la posibilidad del testamento vital y se reconoce el derecho de las personas a vivir el proceso de su muerte con dignidad, es decir, nada que ver con con la eutanasia.
¿Cree usted que el Ministerio de Economía presionó al PSOE para que cambiara el artículo de la 'deuda histórica'?
No sólo lo creo, sino que lo sé. El Ministerio de Economía había hecho muchas concesiones con el Estatuto catalán, muchas renuncias sobre la capacidad del Estado para ejercer la solidaridad y el Ministerio se ha plantado con el Estatuto andaluz en financiación.
Reformas estatutarias
PSOE y PP: cinco acuerdos en seis reformas

El acuerdo alcanzado para que el PP apoye la reforma del Estatuto de Andalucía supone que los dos grandes partidos, pese a tener el modelo territorial como uno de sus principales motivos de enfrentamiento, han acabado votando en el mismo sentido en cinco de las seis reformas estatutarias llegadas al Congreso en esta legislatura. Juntos rechazaron el 'Plan Ibarretxe' (Euskadi), juntos votaron la reforma valenciana ya en vigor, juntos admitieron a trámite la balear y la aragonesa y juntos darán ahora el visto bueno a la andaluza tras limar las diferencias iniciales que llevaron a los populares a oponerse al proyecto en el Parlamento andaluz y a su toma en consideración por el Congreso.
 
Las grandes discrepancias, pues, se centran en uno sólo de los proyectos: el Estatuto de Cataluña, al que el PP se opuso en el Parlamento catalán, en las Cortes y que ha llevado incluso ante el Tribunal Constitucional. La apertura de un proceso de reformas de estatutos, adelantada por el presidente Rodríguez Zapatero en su discurso de investidura, fue rechazada como innecesaria y peligrosa desde el PP.
 
El primero de los textos de reforma que llegó a las Cortes fue el Plan Ibarretxe en el que sus promotores evitaron cuidadosamente el término 'estatuto de autonomía' que sustituyeron por 'estatuto político de la comunidad de Euskadi'. Pese a la pelea previa sobre la conveniencia de tratar siquiera ese asunto en el Pleno del Congreso, una opción a la que los populares se oponían firmemente, una vez llegado a la cámara PSOE y PP unieron sus votos para echarlo atrás.
 
Le siguió el estatuto de la Comunidad Valenciana -gobernada en mayoría absoluta por el PP-, que entró en las Cortes con el consenso de los dos grandes partidos y lo conservó en su tramitación parlamentaria pese a momentos de tensión e incertidumbre por la intención del PSOE de introducir cambios que no gustaban al PP.
 
También han llegado consensuados a las Cortes los proyectos de reforma de las Illes Balears (gobernadas por el PP) y Aragón (con ejecutivo de coalición PSOE-PAR), que esperan su turno para ser discutidos en sede parlamentaria y que, en principio, no deberían tener dificultades para mantener el acuerdo en su tramitación.
 
En el caso de Andalucía el proceso ha sido bien distinto, ya que el PP se opuso al proyecto en el Parlamento autonómico y votó en contra de la toma en consideración por el Congreso. El paso por las fases de ponencia y Comisión Constitucional, en las que se introdujeron numerosos cambios, ha acabado inclinando a apoyar el texto, lo que consolida un consenso que se mantendrá con toda probabilidad en el trámite parlamentario que aún le queda por recorrer.
 
El patriotismo también se mide en Euros
Colabora para que continúe en la red
una voz por una Andalucía Libre, Independiente y Socialista
Ayuda a ANDALUCÍA LIBRE:
Ingresa tu contribución en la Cuenta Corriente del BBVA:
0182  3344  24  0202889151
 
IU pide el 'sí' al Estatuto porque otorga "máximas" competencias y "pone fin a la deuda histórica"
SEVILLA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -
 
Sesiones de pasteleo estatutario
Llamazares, Romero y Concha Cabellero (IU)
con Torres Vela y Jauregui (PSOE) 

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, no dudó hoy en pedir desde ya el 'sí' de todos los andaluces al nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, ya que se trata de un texto que "nos otorga el máximo nivel competencial, que responde a la columna vertebral aprobada en el Parlamento andaluz y además pone punto y final para la liquidación de la 'deuda histórica". En rueda de prensa, Valderas se mostró "muy satisfecho" con el dictamen sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía aprobado por la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, puesto que
"Andalucía gana con este texto porque mantiene todas las señas de identidad y los máximos en cuestiones como derechos sociales, financiación, educación laica, muerte digna y define a Andalucía como una realidad nacional vinculada a la actualidad".
 
En este sentido, resaltó que la redacción lograda para la disposición adicional segunda del nuevo Estatuto significa un "aval y una garantía de que la 'deuda histórica' quedará liquidada en un plazo máximo de tres años" "El valor de este nuevo Estatuto no está en la redacción del Preámbulo, sino en cuestiones como los derechos sociales y la liquidación de la 'deuda histórica", aclaró Valderas, que advirtió de que el desarrollo de este nuevo Estatuto requiere "una izquierda más fuerte y un nuevo Gobierno que sea capaz de impulsar proyectos acordes con lo aprobado". De esta forma, el líder de IULV-CA anunció que desde ya, la federación andaluza de izquierdas va a trabajar por conseguir que todos los andaluces den su apoyo al Estatuto en el referéndum que se celebrará el próximo 25 de febrero de 2007.
 
En cuanto a la decisión final del PP de apoyar el Estatuto, Valderas resaltó que los populares se ven
"obligados a realizar un discurso justificativo de su decisión porque son consciente de que la columna vertebral del Estatuto no se ha tocado y que estamos ante un texto de máximos".
 
Sobre la 'deuda histórica', el líder de IULV-CA dejó claro que desde el "segundo siguiente a la aprobación del texto en referéndum vamos a dar la batalla para que se comience a trabajar en la cuantificación y concreción de la deuda, con el objetivo de que sea liquidada lo antes posible y con la firmeza de exigir que se produzcan anticipos".  Así, dijo que aunque por el momento no han trabajado sobre la cifra que debe el Estado a Andalucía, "lo que sí tenemos claro es que la cifra de 1.148 millones de euros es insuficiente y que por lo tanto estamos hablando de más dinero". Además, apuntó que IULV-CA apuesta por crear una comisión en el Parlamento andaluz, en la que participen todos los grupos, con el objeto de concretar la deuda y colaborar en los trabajos de la Comisión Mixta.
 
Por su parte, la portavoz parlamentaria de IULV-CA, Concha Caballero, advirtió de que respecto a la 'deuda histórica' "no vamos a dar tregua, puesto que "ya no se cumple el Estatuto vigente, pero con el nuevo texto tenemos las garantías de que en tres años tendrá que ser pagada, puesto que  si no es así, estaremos ante un Gobierno que incumple una ley orgánica y que es un delincuente". "La batalla de cuantificar la deuda la daremos en defensa de Andalucía, puesto que llevamos 25 años esperando", indicó. Asimismo, Caballero destacó la labor protagonizada por IULV-CA, ya que "sin nosotros, el Estatuto no hubiera llegado al Congreso, además, en el Congreso hemos sido esenciales para que el texto no sufriera rebajas, hemos sido garantes de que el texto no vea modificada su columna vertebral". Para la portavoz de IULV-CA este nuevo Estatuto significa la "bandera de lo social, así como del nivel competencial, puesto que hemos recuperado hasta seis competencias exclusivas que se perdieron en el viaje hacia Madrid". Caballero aprovechó para lanzar un mensaje a los diputados nacionales del PSOE, de los que, aseguró, no entender su comportamiento, ya que "llegaron a considerar incomprensible que Andalucía reclamase ser denominada como una realidad nacional". Respecto a la redacción final del Preámbulo, concretamente del párrafo 11 (donde se abstuvieron los ponentes de IU), Caballero se mostró irónica respecto a la posición del PP, ya que "estamos seguro de que Arenas no se ha leído los documentos a los que se hace referencia, por lo que cuando los conozca se va a llevar una gran sorpresa".  En este sentido, la portavoz de IULV-CA destacó que en el manifiesto andalucista de Córdoba de 1919 (dentro del que se sitúa la definición de Andalucía como 'realidad nacional') "se va más allá y se llega a situar a Andalucía como una nación". 
 
Por último, el diputado de IULV-CA Antonio Romero aseguró que tras la aprobación del texto del nuevo Estatuto, "queda claro que Andalucía es una de las cuatro realidades nacionales que hay en España".  "Por este camino vamos a conseguir una España federal, en la que existen cuatro realidades nacionales: País Vasco, Cataluña, Galicia y Andalucía", indicó Romero, que, no obstante, calificó de "sobredosis y desproporcionada la redacción final del párrafo undécimo del Preámbulo, ya que no sería necesario reproducir el artículo 2 de la Constitución, subrayando que 'la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la nación española".
 
El Partido Andalucista denuncia un pacto de Estado para derogar el 28 de febrero
agencias
 
Propaganda espontanea por el No
en foros nacionalistas de Internet

El PA cree que las otras tres formaciones parlamentarias andaluzas (PSOE, PP e IU) han sellado un pacto de Estado para derogar la situación autonómica lograda tras el 28 de febrero, que sólo admitirá si el pueblo andaluz lo ratifica en referéndum con más apoyo que la iniciativa autonómica de 1980.
 
El secretario general del PA, Julián Alvarez, señaló hoy en una conferencia de prensa en Córdoba que el acuerdo sobre la reforma del Estatuto de Autonomía alcanzada por los otros tres grupos políticos en el Congreso de los Diputados 'es una malísima noticia para Andalucía', ya que supone el rompimiento 'de la apuesta del pueblo andaluz por una autonomía de primera'. Para el dirigente andalucista, sólo queda una 'remotísima posibilidad de acuerdo' en el trámite de la reforma en el Senado, aunque no quiso concretar su propuesta sobre el voto que pedirá el PA en el referéndum de ratificación, porque
'vamos a seguir apostando por que este Estatuto se modifique'.
 
De cualquier forma, a su juicio, 'el pacto no sólo afecta a Andalucía', aunque 'los andaluces son las primeras víctimas', ya que 'se vuelve a la España autonómica'. Alvarez basó el rechazo de su partido en la imposibilidad de que el nuevo texto ayude a la Comunidad Autónoma a 'corregir la pérdida de posición' respecto a otros territorios españoles y a que 'no se reconozca el mismo estatus político y de financiación que a Cataluña y al País Vasco'.
 
El líder del PA afirmó que 'estas son las dos grandes agresiones que incluyen en el Estatuto'. Criticó que se renuncie a 'una financiación que nos permita equipararnos al resto de los pueblos', debido a que la reforma 'no incorpora ninguna reivindicación', como sí hacen, a su juicio, las reformas gallega y catalana. Para Julián Alvarez, 'a partir de ahora tenemos un Estado asimétrico, con Cataluña y País Vasco con una financiación especial'.
 
Se mostró 'molesto e indignado' por las consecuencias del pacto que aseguró que existe y que se intenta cubrir, según su criterio, con una referencia al Manifiesto Andalucista de Córdoba de 1919, donde se hacía alusión al término 'realidad nacional', incorporado en el preámbulo de la reforma. En ese documento se reclamaba hace 87 años, según precisó, el mismo trato que a Cataluña y que permitiese a Andalucía constituirse como una democracia autónoma, con poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Por ello, el secretario general andalucista opinó que 'sacar una expresión del documento es una forma de tergiversar las cosas', ya que podría utilizarse la denominación de 'nación' utilizada por Blas Infante que, según dijo, la Junta de Andalucía recoge en la biografía del padre de la patria andaluza que inserta en su página web.
 
Julián Álvarez: "PSOE y PP consiguen que Andalucía sea inferior a Cataluña"
noticias.info
 
El Secretario General del PA advierte de que "PSOE y PP van a conseguir, 25 años después del 28-F, que Andalucía se inferior a Cataluña, País Vasco y Galicia". A juicio de Julián Álvarez, "este es el Estatuto de la Carrera de San Jerónimo". El Secretario General del Partido Andalucista, Julián Álvarez, muestra su enorme "decepción" ante los términos del acuerdo alcanzado en Madrid por PSOE y PP sobre la redacción final del Estatuto de Autonomía de Andalucía, en la que no se define a Andalucía igual que a Cataluña ni se le garantiza siquiera la misma financiación. Julián Álvarez considera, en este sentido, que la reforma estatutaria relegará a Andalucía a lugar inferior a los que ocuparán autonomías como Cataluña, País Vasco y Galicia. Se trata, en opinión del líder andalucista, de un documento "otorgado por las direcciones de PSOE y PP en Madrid".
 
Sobre la inclusión o no del término nación en el Preámbulo, como sí se le ha aceptado a Cataluña, es para el Partido Andalucista una cuestión de igualdad. "Definir a Andalucía como Nación no es ni ha sido un capricho del PA, sino la garantía de que Andalucía recibiera lo mismo que Cataluña. El fraude, por tanto, se ha consumado", advierte el máximo responsable andalucista. "El PP ha conseguido lo que quería, bajo el pretexto de la constitucionalidad: rebajar el texto andaluz hasta dejarlo en la mínima expresión. Y el PSOE ha conseguido lo que quería: un Estatuto claramente inferior al catalán que no pone en quiebra los acuerdos alcanzados con Cataluña", explica Julián Álvarez.
 
El Secretario General del Partido Andalucista, como viene reiterando desde hace meses, tiene claro que este acuerdo entre las fuerzas centralistas "le va a costar a Andalucía no recibir 60.000 millones de euros en los próximos diez años, como en cambio sí recibirá Cataluña". En este sentido, Julián Álvarez denuncia que "
serán los andaluces los que paguen de su bolsillo el plus de nivel de vida de Cataluña".
 
PA pedirá el «no» en el referéndum si el Estatuto no se arregla en el Senado
ABC, 27 de octubre de 2006

SEVILLA. El Partido Andalucista volverá a presentar enmiendas a la propuesta de reforma del Estatuto durante su tramitación en el Senado y pedirá el «no» en el referéndum de ratificación, previsto para el 25 de febrero, si el texto aprobado el martes «no se arregla» a su paso por la Cámara Baja.

Así lo avanzó ayer el secretario general del PA, Julián lvarez, que expresó la intención de su partido de «seguir peleando» en el Senado «para que las cosas se arreglen» en la reforma, y adelantó que «si no lo hacen, el PA muy probablemente defenderá el «no» en el referéndum», aunque la decisión definitiva, que será «lo más amplia y consultada posible», no se adaptará hasta que quede cerrado el contenido del texto en las Cortes Generales.

El líder del PA reconoció que actualmente es «casi una utopía» que su partido se sume al apoyo al Estatuto porque, en su opinión, PSOE, PP e IU «han acordado desactivar el 28-F y el PA, ni por activa ni por pasiva, va a estar de acuerdo con eso». Álvarez «felicitó» al PP por haber conseguido «arrastrar al PSOE y a IU hacia posiciones que nunca habían defendido en Andalucía», pero lamentó que este «éxito político» del líder del PP-A, Javier Arenas, se vaya a producir «a costa de los intereses de Andalucía».

El líder andalucista no se mostró «sorprendido» porque el PP se haya sumado al consenso ya que considera que los populares «han conseguido desactivar las pocas cosas positivas que tenía el Estatuto que se aprobó en Andalucía» al incorporar más de 150 enmiendas. A su juicio, el texto aprobado por la Comisión Constitucional establece que «Andalucía sea un lugar con cierta descentralización administrativa respecto a Madrid, pero donde triunfan los intereses de un Estado centralista que nunca se ha preocupado por Andalucía», por lo que vaticinó que «durante los próximos 25 años vamos a tener una Andalucía peor que la que nos hemos encontrado».

PSA valora positivamente el amplio consenso alcanzado en el Estatuto de Andalucía
PSA-web

Pedro Pacheco Herrera, Secretario General del PSA, ha manifestado la satisfacción de su formación política por el amplio acuerdo y por el consenso alcanzado en torno al nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía. Para el PSA hoy es un día en el que los andaluces nos tenemos que felicitar, porque el texto aprobado mejora sustancialmente el Estatuto vigente y porque, en líneas generales, se ha respetado la voluntad de nuestro pueblo, expresada en el Parlamento Autónomo.
 
El Secretario General del partido manifiesta que “desde el PSA entendemos que el nuevo texto supone un avance para Andalucía y, sin entrar a valorar en profundidad cuestiones de fondo, ya que seguimos pendientes de la publicación definitiva del texto del acuerdo, creemos que el nuevo Estatuto será una herramienta eficaz para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, los niveles de autogobierno de Andalucía y la financiación de nuestras instituciones autónomas”. Por la información de la que se dispone actualmente, el partido entiende que el nuevo texto viene a respetar en lo básico la propuesta presentada por el Parlamento Andaluz y que el reconocimiento de la realidad nacional de Andalucía y del carácter singular de nuestro proceso autonómico nos iguala con las otras nacionalidades históricas.
 
El PSA saluda que el nuevo Estatuto establezca plazos para la cuantificación y liquidación de la deuda histórica y que se mantengan los contenidos recogidos en materia de derechos ciudadanos y en materias sociales. Finalmente, el partido señala que para los andalucistas del PSA este texto “no recoge el 100% de nuestras reivindicaciones en materias de identidad andaluza, competencias e incluso financiación, pero desde nuestra formación vamos a contribuir al consenso alcanzado. No entendemos la postura del PA, que una vez más, demuestra que está al margen de la realidad y de los intereses e ilusiones del pueblo andaluz”.
 

Acuerdo estatutario
Gordillo (CUT-BAI) dice que "IU ha caído en la trampa del PSOE"
26/10/06  Informativos CanalSur
 
El portavoz nacional del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, asegura que el PSOE "le ha puesto los cuernos a IU para pactar con el PP el nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, que responde a un texto impresentable y lamentable", ya que "significa la muerte de la deuda histórica".
 
Sánchez Gordillo advirtió de que "si ya cuando el texto salió del Parlamento andaluz teníamos dudas sobre su conveniencia, ahora, una vez que ha sido rebajado y que carece de sentido, nuestro 'no' es claro y contundente". No obstante, dejó claro que el CUT-BAI celebrará una reunión monográfica en los próximos días para definir una posición oficial, aunque "está claro que no apoyamos este texto, que lo consideramos impresentable". En este sentido, el líder del CUT-BAI dijo que el Preámbulo está "irreconocible", ya que "el término 'realidad nacional' no tiene sentido haciendo referencia a un documento histórico". "El nuevo texto deja claro que IULV-CA ha caido en la trampa del PSOE, ya que los socialistas les ha puesto los cuernos para pactar el texto con el PP y decidir en Madrid el contenido final del nuevo Estatuto", señaló Sánchez Gordillo, que advirtió de que este Estatuto significa "una traición al espíritu del 28-F y del 4 de diciembre".
 
Así, apuntó que IULV-CA está cometiendo un "error histórico" al apoyar este Estatuto, puesto que se trata de un texto que "sitúa a Andalucía en un segundo nivel y por debajo de Cataluña, País Vasco y Galicia". "El problema de este texto es lo que significa y que hace que Andalucía sea considerada como una autonomía de segunda, cuando la realidad es que Andalucía necesita más autonomía y un Estatuto que atienda a los problemas financiación de los ayuntamientos y la existencia de las diputaciones", razonó Sánchez Gordillo, que se mostró "decepcionado" con la posición que ha mantenido la dirección de IULV-CA que ha "sido utilizada por el PSOE para sacar el texto del Parlamento andaluz y luego les ha puesto los cuernos para irse con el PP".
 
Sobre la redacción final de la disposición adicional segunda, Sánchez Gordillo aseguró que significa la "muerte" de la deuda histórica, ya que "se está hablando de un pago único para dentro de tres años, es decir, que se pierde la filosofía del texto actual, en el que se establece una serie de pagos anuales con el objetivo de hacer que Andalucía alcance el nivel medio de prestaciones". "El texto es irreconocible, por lo que estamos ante una clara traición a Andalucía", subrayó.
 
Galicia: BNG cree que la reforma andaluza demuestra que hay dos escalas en el modelo territorial
SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -
 
El portavoz nacional del BNG y vicepresidente de la Xunta –donde gobierna en coalición con el PSOE-, Anxo Quintana, valoró hoy el acuerdo alcanzado ayer para la reforma del Estatuto de Andalucía y destacó que deja claro que, "tal como defendió el BNG, habrá en el modelo territorial del Estado dos escalas, una definida por Cataluña y País Vasco y otra por el resto". "Este acuerdo demuestra esto y  Galicia ahora tiene que decidir si se suma a la primera división o acepta ir en el pelotón de los otros", recordó.
 
En declaraciones a los periodistas, Quintana destacó que el consenso en Andalucía por parte de los dos partidos mayoritarios "demuestra que es posible el acuerdo cuando se rompen y se dejan determinadas estrategias que se definen en Madrid y que nada tiene que ver con la realidad de los territorios". Así, aseguró que Galicia no puede conformarse con un Estatuto de Autonomía como el pactado para Andalucía, pues todos los líderes de formaciones gallegas han expresado que "no debe estar ni un centímetro por debajo del catalán".  Insistió en que el Bloque "opta por estar con los primeros" y reiteró que todos los líderes políticos de Galicia repiten que no debe estar ni un centímetro por debajo del catalán, por lo que "éste es el momento de ponerlo en práctica". "Ahora el PP ya no tiene ninguna disculpa, ni el Tribunal Constitucional, ni que se rompe España", apuntó.
 
Por ello, enfatizó que "aceptar la definición de Galicia como nación no rompe España y no pasa absolutamente nada". "El PP tiene que pensar en Galicia y darse cuenta de que si no se escuchan las estrategias de Madrid se puede llegar a acuerdos", dijo. En este sentido, recordó que él propuso "una fórmula para el reconocimiento de Galicia como nación", que defiende "una auténtica vía gallega, no nos vale ni la de Andalucía, ni la de Cataluña". Por ello, resumió que el modelo que escoja Galicia "tiene que servir para que se sitúe en el mismo nivel que Cataluña y el País Vasco y no cometa el error de inscribirse en el pelotón del resto, con todos los respetos para todo el mundo". "Es el momento decisivo, no cabe darle más vueltas, hay de plazo marcado hasta final de año y ahora están todos los elementos de juicio encima de la mesa para que, dentro de este plazo, podamos llegar a un acuerdo que le dé a Galicia un Estatuto de primera y vamos a trabajar para ello", concluyó.
 
Bonet (ECP) dice que los catalanes se sienten "maltratados" por lo "poco conflictivo" de la realidad nacional andaluza
MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -
 
El senador de la Entesa Catalana de Progrés por ERC Carles Bonet aseguró hoy que los catalanes se sienten "maltratados" por "la manera poco conflictiva" en que se ha recogido en la reforma de estatuto andaluz el concepto de realidad nacional mientras que la propuesta de la nación catalana y el propio Estatut "tuvo una campaña de acoso y derribo de dos años".
 
En declaraciones a Europa Press, el senador opinó que "es mucho más claro que Cataluña es una nación que Andalucía, por múltiples razones". Explicó que sin embargo que "cada pueblo se puede identificar como crea conveniente" y que su queja no es por tanto lo que diga este estatuto, sino "el doble rasero" con el que en su opinión se ha tratado la reforma andaluza respecto a la catalana. La primera, dijo el senador, "sólo ha merecido una escaramuza del PP". "Lo que está claro es que en el Estatuto andaluz pone realidad nacional, aunque añada la indisolubilidad de España, que es una redundancia porque lo pone en la Constitución", expuso. "Yo no sé si Andalucía es o no una nación, pero lo que no entiendo es que esto haya pasado de manera tan poco conflictiva y nuestro Estatuto esté en el Constitucional. Los catalanes tenemos una sensación de ser maltratados", agregó Bonet.  "La desproporción que hay entre lo que dice el Estatuto andaluz y lo que dice el catalán no se compadece con la desproporción en el trato", insistió.
 
Carles Bonet expuso también como argumento a su favor lo ocurrido en la tramitación del Estatuto catalán de 1979. "Quiero recordar que cuando se presentó en la Comisión Constitucional, hubo una persona que combatió de la manera más cerril que se definiera Cataluña como realidad nacional. Fue el señor Alfonso Guerra y eso hay que recordarlo", señaló. Respecto al futuro de la reforma andaluza, auguró que no encontrará "ningún problema" en el Senado. Bonet es el portavoz de la Entesa Catalana de Progrés en la Comisión General de Comunidades Autónomas, donde se tramitará el proyecto.
 
Obispos Católicos del Sur ven un "atropello" al derecho de los padres que el Estatuto andaluz recoja una enseñanza laica
HUELVA, 20 de octubre (EUROPA PRESS)
 
Los Obispos del Sur consideraron hoy un "atropello" al derecho constitucional de los padres el artículo 21 del nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, el cual recoge que "la enseñanza pública, conforme al carácter aconfesional del Estado, será laica".
 
En declaraciones a Europa Press, el asesor técnico de Enseñanza de los Obispos del Sur, Baldomero Rodríguez Carrasco, subrayó que, "si por laico se entiende una enseñanza que margina la dimensión religiosa, se está cometiendo una auténtica barbaridad", e indicó que "el tipo de enseñanza no lo determina la escuela, sino los padres". "Es un término absolutamente inadecuado", prosiguió el asesor técnico de Enseñanza de los Obispos del Sur, pues, según dijo, "una cosa es que la escuela pueda ser considerada laica, en el sentido de que esté abierta a las distintas opciones ideológicas y religiosas, y otra cuestión es que se considere laica a la propia enseñanza". En este sentido, Rodríguez Carrasco aseveró que "hablar de educación laica en el sentido de laicismo y de negación de los valores trascendentales es un atropello a la cultura occidental y a la libertad humana", ya que, a su juicio, esto supone "una dictadura del planteamiento ideológico".
 
PSOE y PP lograron una redacción de consenso sobre enseñanza laica, uno de los principales puntos de discrepancia entre ambas formaciones.
 
Así, en el artículo 21 del Estatuto de Autonomía andaluz, relativo a la enseñanza laica, se cambia el segundo apartado para señalar que "los poderes públicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. La enseñanza pública, conforme al carácter aconfesional del Estado, será laica". También se concreta que "los poderes públicos de la Comunidad tendrán en cuenta las creencias religiosas de la confesión católica y de las restantes confesiones existentes en la sociedad andaluza".
 
--oOo--
Andalucía Libre es Andalucía Laica
POR UN SISTEMA ANDALUZ DE ENSEÑANZA , LAICO, PUBLICO, NACIONAL.
NINGÚN PRIVILEGIO LEGAL NI FISCAL PARA LAS ENTIDADES RELIGIOSAS.
POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y LOS HOMOSEXUALES:
TOLERANCIA CERO A TODAS  LAS INTROMISIONES CLERICALES
¿Inquisiciones, Teocracias, Integrismos...?. NUNCA MÁS
 
 
Música de fondo: Va pensiero, Coro de los Esclavos de Nabucco, Verdi
PUBLICIDAD DEL SERVIDOR E-LISTAS








[Adjunto no mostrado: Verdi Nabucco Va Pensiero Piano.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters