Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 77 al 106 
AsuntoAutor
nș 84 - Marcha a R Andalucí
nș 85 - Andalucía/ Andaluci
nș 86 - Cajas Podr Andaluci
nș 87 - Especial E Andaluci
nș 88 - EPA e Indi Andaluci
nș 89 - Financiaci Andaluci
nș 90 - Especial M Andaluci
nș 91 - Solidarida Andaluci
nș 92 - Crisis PCE Andaluci
nș 93 - Estado de Andaluci
nș 94 - ESPECIAL R Andaluci
nș 95 - Reforma Es Andaluci
nș 96 - Blas Infan Andaluci
nș 97 - Financiaci Andaluci
nș 98 - Tiempos in Andaluci
nș 99 - Andalucía Andaluci
nș 100 - Especial Andaluci
nș 101 - EEUU atac Andaluci
nș 102 - 20 años E Andaluci
nș 103 - Andanzas Andaluci
nș 104 - Marruecos Andaluci
nș 105 - Congreso Andaluci
nș 106 - Escandalo Andaluci
nș 107 - ¡¡Estalló Andaluci
nș 108 - Testimoni Andaluci
nș 109 - Euro - Pa Andaluci
nș 110 - Especial Andaluci
nș 111 - PSOE neol Andaluci
nș 112 - Venezuela Andaluci
nș 113 - Francia, Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 98     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nș 89 - Financiacion autonómica: Alternativa naciona l - Córcega - Portugal - Pacto social - Miniwatt - Isid oro Moreno - Pesca - Rock independentista
Fecha:Domingo, 27 de Mayo, 2001  02:41:47 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>

 Andalucía Libre
Independencia    República    Socialismo

 nș 89
 
En este Correo:
*Andalucía: Otro pacto social
Opinión: Más de lo mismo.
*Nuevas propuestas de financiación autonómica.
Opinión: Variantes de expolio y Alternativa nacional.
*Pesca: La Junta proyecta Empresa mixta con Marruecos
*Isidoro Moreno, Premio Andalucía de Investigación
*Concierto independentista en Málaga.
*Córcega: Luz verde para el Proyecto Jospin
*Portugal: Luis Branco, El PSR. El Bloque de Izquierdas.
*Cataluña: Miniwatt, una lucha obrera ejemplar.
*Sugerencias, Encuestas, Enlaces, Directorio, Música.
 
--oOo--
 
 
 Andalucía
Otro Pacto Social
La concertación social inyectará 884.612 millones en el mercado laboral andaluz
Chaves ofrece al Gobierno central un pacto para incrementar las inversiones en infraestructuras

ESTHER RODRÍGUEZ |EL PAIS/ Sevilla

El quinto Acuerdo de Concertación Social de Andalucía, firmado ayer por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, sindicatos y empresarios, tendrá un coste total de 884.612 millones de pesetas; con este pacto, el Ejecutivo se garantiza la paz social hasta 2004. El acuerdo tripartito, único en España, aspira a transformar el mercado laboral y productivo, a la vez que servirá 'como arma importante para afrontar los indicios de recensión económica', aseguró Chaves. El presidente de la Junta aprovechó la ocasión para ofertar al Gobierno un pacto para aumentar las infraestructuras en la región.

La sede del Gobierno andaluz, el Palacio de San Telmo, volvió a ser ayer el escenario elegido para la firma de un nuevo pacto social entre la Junta, los sindicatos y los empresarios, que viene a reeditar los acuerdos formalizados entre los agentes sociales y el Ejecutivo autonómico durante estos últimos ocho años. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, rubricó el Acuerdo de Concertación de Andalucía, junto al presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) Rafael Álvarez Colunga, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Manuel Pastrana y Julio Ruiz, respectivamente.

Los cerca de 900.000 millones de pesetas en los que ha evaluado la Consejería de Economía el coste total de las medidas, que deben ser gestionadas en su mayor parte por la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico, no sólo incluyen fondos propios de la Junta, sino también la financiación del Gobierno central y de la Unión Europea a los programas desarrollados por el Ejecutivo andaluz. El quinto Acuerdo se desarrollará entre 2001 y 2004, aunque la mayor parte de las medidas no contarán con dotación presupuestaria hasta el próximo año.

Los dirigentes sindicales fueron los primeros en exponer los contenidos y la intencionalidad del acuerdo a tres bandas. El máximo responsable regional de CCOO, Julio Ruiz, destacó que 'la apuesta sigue siendo la misma que al principio: empleo y estabilidad' y resaltó el impulso a la política de igualdad en el mercado laboral con incentivos a la incorporación de la mujer a puestos de empleo.

El acuerdo contempla ayudas de entre 400.000 y 700.000 pesetas para los empresarios que contraten mujeres, jóvenes o colectivos con dificultades para acceder al mercado laboral. El apartado de políticas activas de empleo aglutina una de las mayores asignaciones económicas, con 349.594 millones en cuatro años. El desarrollo de estas políticas (que van desde la cogestíón de las ayudas a los jornaleros a la acciones formativas en escuelas-taller) dependen en gran medida de la transferencia de las competencias, que el Gobierno central tiene congelada.

El secretario regional de UGT, Manuel Pastrana, destacó la singularidad de esta triple alianza, ya que 'no hay ningún otro acuerdo en España y en Europa que permita un mayor nivel de colaboración, de intervención' de los agentes sociales y económicos en las políticas económicas y laborales. Pastrana recordó el intento fallido del Gobierno central de lograr una concertación similar a nivel nacional: 'Se habla de un acuerdo ambicioso porque hemos vuelto a dar, con este quinto acuerdo, un paso más en muchas materias que en otros ámbitos de diálogo social son una añoranza, un permanente sueño'.

Por su parte, el presidente de la patronal, Rafael Álvarez Colunga, interpretó el acuerdo como 'un paso adelante en el desarrollo económico de Andalucía', que no ha resultado fácil, tras siete meses de 'duras e intensas' negociaciones, en las que la patronal llegó a levantarse de la mesa, al no estar de acuerdo con las reivindicaciones sindicales sobre siniestralidad laboral e incentivos a contratos fijos-discontinuos. En el apartado de fomento a la actividad empresarial y el desarrollo de los sectores productivos, el acuerdo contempla inversiones de 72.204 y 380.031 millones, respectivamente.

Chaves, hizo una defensa de la concertación, dirigida a 'muchos agoreros' que cuestionaban su consecución, a la vez que advirtió que el acuerdo 'no debe ser criticado en función de quien lo firma, sino valorado en función de sus contenidos'.

Con el acuerdo de concertación, la Junta cree haber logrado un escudo ante las previsiones de enfriamiento económico en un futuro próximo. 'Es cierto que existen indicios de recesión o de deceleración económica, pero pienso que nosotros estamos bien preparados y este acuerdo es un arma importante para afrontar lo que pueda venir', subrayó Chaves.

El presidente andaluz finalizó su intervención abogando por un acuerdo con el Gobierno central que garantice un incremento de la inversión en infraestructuras, al considerarlo 'como un instrumento importante de desarrollo económico y de creación de empleo' para la región.

El acuerdo prima el autoempleo y la contratación de mujeres

E. R. / A. B. | Sevilla

El quinto Acuerdo de Concertación Social repite la misma fórmula de los acuerdos precedentes para reducir el desempleo: incentivos públicos a las empresas por contratos de trabajo con determinados colectivos que tienen difícil acceso al mercado laboral; a estos colectivos, además, se dirigen la mayor parte de las acciones formativas que tratarán de adaptarse a las necesidades de las empresas. En esta ocasión, se han aumentado los fondos y se han centrado las acciones en mujeres, jóvenes y profesionales autónomos.

- Mujeres y jóvenes: 500.000 (a empresas de 50 a 249 empleados), 600.000 (a empresas de 10 a 49) o 700.000 (a empresas con menos de 10) pesetas por contrato. En estos colectivos, se incentivará con 400.000 pesetas la transformación de un contrato temporal en fijo.

- Fijos-discontinuos: (fundamentalmente en turismo y agricultura): hasta 600.000 pesetas por contratos a jóvenes y mujeres, hasta 500.000 pesetas por contratos a colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado de trabajo. Siempre en empresas de menos de 250 trabajadores.

- Contratos estables: Hasta 500.000 pesetas por contratos a colectivos con especiales dificultades. 400.000 pesetas a empresas de más de 250 trabajadores por contrato, siempre que supongan aumentar la plantilla en un 10%.

- Personas con discapacidad: Ayudas para mantener estos puestos de trabajo en casos de reestructuración. Dos millones por la creación neta de un puesto de trabajo. 500.000 por contratos estables o transformación de temporales en fijos.

- Autoempleo: Incentivos al inicio de actividad de autónomos (500.000 pesetas; un millón en el caso de las mujeres). Incentivos a la primera contratación laboral (hasta 600.000 pesetas). Ayudas a los intereses de préstamos y asistencia técnica.

Además de los incentivos, se intensifican las ayudas públicas a las nuevas iniciativas. Así habrá financiación para los gastos de constitución, de planificación y de inversión en los activos necesarios para poner en marcha nuevas empresas. Se mantendrá el programa Empresa Joven, con ayudas a sociedades promovidas por menores de 35 años y se crea el programa Mujer y Empresa con el que se facilitará asistencia técnica, apoyos económicos específicos y asesoramiento a las empresarias. Se ampliarán las ayudas reembolsables y se aumentarán los fondos de capital riesgo.

El acuerdo también prevé un nuevo plan de internacionalización para la empresa y mantiene la vía de ayudas públicas a empresas en crisis. Las medidas para generalizar el uso de nuevas tecnologías de la información cuentan con una financiación de 70.000 millones de pesetas, aunque su desarrollo está condicionado al plan direcor de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Junta, aún sin aprobar.

Las 35 horas en el sector privado, en el olvido

A. B. / E. R. | Sevilla

Las negociaciones entre los sindicatos, la Junta y la patronal para renovar el acuerdo de concertación obviaron casi desde el principio un asunto que podía haber bloqueado las conversaciones indefinidamente: la generalización de la jornada de 35 horas en el sector privado. La reducción de la jornada laboral fue un caballo de batalla de la Junta en la anterior legislatura que cristalizó en un decreto de incentivos, que la mayor parte de los empresarios ha ignorado.

Tras renunciar a que el acuerdo de concertación recogiera una normativa más ambiciosa para generalizar las 35 horas en el sector privado, los sindicatos centraron sus exigencias en la lucha contra la siniestralidad laboral. Al final, tras un fuerte rechazo inicial, los empresarios han suscrito la mayor parte de las medidas propuestas a cambio de rebajar las funciones de los delegados territoriales de prevención que pasan a ser coordinadores. En todo caso, se prevé la creación de un Instituto Andaluz de Riesgos Laborales y la elaboración de un Plan Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales.

Además, el acuerdo refuerza la línea de participación de los agentes sociales en las decisiones de la Junta, que ya había sido esbozada en anteriores acuerdos, y que se ha constituido en una clave distintiva del pacto andaluz respecto a acuerdos tripartitos similares en España o Europa. Así, sindicatos y empresarios, además de participar en el diseño de los programas que se financiarán con fondos comunitarios hasta 2006, intervendrán en la elaboración del Plan Director de Innovación y Desarrollo Tecnológico, el Programa Industrial o el Plan Energético, entre otros.

Opinión
Pacto Social: Más de lo mismo

Cuentan en Cádiz -de lo que se hace eco Félix Bayón en EL PAÍS- que CCOO, UGT y la patronal se repartieron 150 millones de pesetas, presuntamente para elaborar un estudio sobre la jornada laboral de 35 horas. Muchos millones para repetirse unos a otros lo que ya todos saben o intercambiarse unos cuantos folletos. El contrato, previsoramente, incluía una cláusula de omertá por la que todas las partes se comprometían a guardar secreto sobre cualquier información que pudiera dañar la imagen o la reputación de alguno de los socios. Esto se ha sabido sólo porque el ultimo responsable del Plan de Empleo de la Bahía, Jorge González Aznar, ha sido despedido sin indemnización y ha tirado un pelin de la manta. Cualquiera sabe cuantos casos más habrá en la trastienda.

Este ejemplo describe bien uno de los objetivos de la concertación social desarrollada por el PSOE desde su instalación en la Junta: instaurar la dependencia de los aparatos sindicales, regulada mediante la corrupción. Paz social a cambio de millones para sostener la estructura de liberados. El resultado: unos sindicatos inútiles, cómplices; instalados en el neoverticalismo de la negociación a cualquier precio y la dependencia de la Administración. Una burocracia satisfecha, ultraconservadora y españolista que no recuerda siquiera lo que antes se conocía como lucha de clases. En paralelo una clase obrera desestructurada, inerme y escéptica; condenada a buscarse la vida individualmente o a luchar a la desesperada cuando le cierran la empresa. El Imperio de la economía sumergida, la ilegalidad o la jungla del trabajo temporal y la precariedad. No es de extrañar la ausencia de alternativas desde el movimiento sindical mayoritario para la situación nacional. No las tienen; las suyas son las del PSOE. Quien paga, manda.

Los indicadores económicos andaluces (ese terrible 21,53% oficial de paro; 8% más que la media estatal) son una evidente muestra del fracaso de una política de instalación en la dependencia y la subvención selectiva. Toda la política del PSOE se reduce, desde hace no se sabe cuantos años, a rebajarles los costes laborales a la burguesía andaluza, a ver si de esa manera invierte y crea empleo y como complemento, más ideológico que practico, a promover la autoexplotación por la vía del autoempleo; cubierto bajo el púdico eufemismo de la promoción de emprendedores. Es la misma política que animó en su día al Subsidio Agrario: favorecer los bajos salarios, la irregularidad y la acumulación de capital. No es de extrañar que los salarios andaluces sean los más bajos del Estado ni que la estructura económica andaluza sea cada año más débil y subordinada si cabe.

La Junta ni tiene ni aspira a tener una fiscalidad propia ni a recuperar nada del expolio histórico sufrido por Andalucía. No tiene lo que hay que tener para luchar por una Hacienda que haga a Andalucía realmente autónoma de Madrid, capaz de gravar beneficios y patrimonios, atraer inversiones y proteger nuestro escuálido tejido productivo de forma discriminada, según los intereses andaluces. La Junta ni tiene ni aspira a tener una política laboral propia (los sindicatos españolistas, dicho sea de paso, tampoco) que cree una situación jurídica nacional especifica. La Junta -bien instalada en el Pacto de estabilidad europeo, el respeto a las directivas de Bruselas y toda la parafernalia neoliberal- renuncia a ejecutar una política de inversiones publicas productivas que generaran un fuerte sector publico nacional; sólo acude en el ultimo momento como una especie de UVI para atenuar los costes políticos y sociales de empresas privadas en situación terminal. Convertida la Reforma Agraria en un tema para la historia revisionista, se limita a gestionar la política agraria que le marcan Madrid y Bruselas.

No se sabe qué intriga o indigna más de este panorama. Si esta política repetida, reiteradamente fracasada o la connivencia por el silencio o la colaboración de esos pretendidos intelectuales andaluces que se amontonan en tantísimos departamentos de economía en nuestras Universidades y que, ante el desastre, sólo saben, todo lo más, repetir como loros el mismo discurso neoliberal o callarse, para no poner en riesgo sus ambiciones de promoción personal, abdicando de su obligación de pensar en Andalucía.

Una economía dependiente, una sociedad atomizada, unos sindicatos comprados, una clase obrera desarticulada, una intelectualidad entregada, una prensa tan sucursalista como localista y españolista, la misma burguesía parásita de siempre... Sólo hay que mirar a los portavoces de las fuerzas presentes en el Parlamento andaluz (Chaves, Teofila, Romero, Ortega, Pacheco) para, de un vistazo, hacerse cargo de cuan hondo hemos caido. Está claro que sólo en el movimiento de liberación nacional andaluz existe la voluntad de afrontar la tarea de denunciar insobornable, coherente y consecuentemente esa realidad e ir construyendo las vanguardias que puedan definir la alternativa.

Financiación Autonómica
Los expertos proponen que las regiones puedan subir impuestos especiales e IVA

C. M. EL PAIS| Madrid, 23 de Mayo de 2001 

El actual sistema de financiación autonómica es opaco, se ha pactado de forma bilateral, es inestable, no garantiza la corresponsabilidad y tiene deficiencias constitucionales. A estas conclusiones han llegado un grupo de expertos, encabezados por el catedrático y consejero del Banco de España José Manuel González-Páramo, en un libro publicado por la fundación BBVA y presentado ayer. Su propuesta es que el nuevo sistema resuelva estos graves defectos y ceda a las comunidades el IVA y los impuestos especiales con capacidad normativa. El libro incluye una estimación sobre las balanzas fiscales que sitúa a Baleares, Madrid y, de lejos, Cataluña, a la cabeza de la solidaridad.

El estudio enfrenta la opinión de los expertos a la de los políticos en el momento en que se han de negociar las bases del nuevo sistema de financiación que ha de entrar en vigor el año que viene y que decidirá el reparto de unos ocho billones de pesetas. En el estudio han participado también los catedráticos y profesores de Universidad Eliseo Aja, Francisco Alcalá, Julio López Laborda, Carlos Monasterio, Juan Ramallo y Ezequiel Uriel. Las principales conclusiones son las siguientes.

- Opacidad y bilateralismo. El actual sistema ha sido negociado y varias veces modificado por los Gobiernos del PSOE y del PP para contentar a CiU. El nuevo modelo debería ser pactado entre todas las comunidades, al margen de los partidos. Para ello tendría que cambiar la composición del Consejo de Política Fiscal y Financiera (los acuerdos son por mayoría absoluta y el Gobierno tiene la mitad de los votos) y convertir al Senado en una cámara territorial. El acuerdo ha de ser transparente para que no ocurra, por ejemplo, como con los escenarios de consolidación presupuestaria (los límites de endeudamiento para cada comunidad) que son secretos.

- Corresponsabilidad. El actual sistema ignora la corresponsabilidad fiscal, ya que a las comunidades les da igual subir o bajar los impuestos sobre los que tienen competencias porque de ello no dependen sus ingresos. Una modificación secreta entre el Gobierno del PP y CiU en el año 1998 garantiza a las comunidades que sus ingresos crecerán, como mínimo, igual que el PIB nominal (crecimiento más inflación). La propuesta es esa suprimir esa garantía.

- Cesión de impuestos. Además de parte del IRPF, las comunidades deberían obtener la cesión parcial del IVA y los impuestos especiales con capacidad normativa; es decir, con la posibilidad de modificar los tipos. En los impuestos sobre hidrocarburos y matriculación, habría que atenerse a los mínimos europeos, de forma que las comunidades sólo puedan subir los tipos. La sanidad debería incluirse dentro del nuevo sistema de financiación -pronto estará totalmente trasferida- y no quedar aparte, como ahora. La propuesta socialista de ceder un tipo fijo del IRPF a aplicar en la base del impuesto es defendida por Monasterio como 'padre' de la idea.

- Balanzas fiscales. Los autores del libro reniegan de la utilización política de las balanzas fiscales como arma arrojadiza y aseguran que no existe relación alguna entre el sistema de financiación y lo que cada una aporta y recibe. Las comunidades, señalan, están formadas por personas que están sujetas a un impuesto progresivo (el IRPF) y que reciben prestaciones. Las más ricas aportan por ello más de lo que reciben y al revés. Según el estudio, Baleares, Madrid y, en tercer lugar, Cataluña son las más 'generosas'.

 

Balanza Fiscal (1991-1996)
Incluyendo aportaciones netas a la UE y excluyendo SS contributiva
 

Comunidad

Nș de Orden PIB per capita

Pesetas per capita

Nș de orden Saldo per capita

Saldo per capita Pesetas

Baleares

1

2.109.813

1

-133.800

Madrid

2

2.021.141

2

- 93.667

Cataluña

3

2.003.367

3

- 58.954

Navarra

4

1.989.691

9

102.692

País Vasco

5

1.878.517

13

122.814

Aragón

6

1.817.036

4

25.191

La Rioja

7

1.813.134

5

38.005

País Valenciano

8

1.571.901

6

46.882

Cantabria

9

1.570.778

7

76.471

Castilla-León

10

1.507.449

8

98.808

Canarias

11

1.493.546

17

211.478

Asturias

12

1.471.571

11

121.356

Murcia

13

1.435.472

12

121.883

Ceuta y Melilla

14

1.420.765

15

170.159

Castilla-Mancha

15

1.360.126

16

172.951

Galicia

16

1.278.882

10

112.803

ANDALUCIA

17

1.203.743

4

153.676

Extremadura

18

1.133.843

18

217.598

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Fundación BBVA
 
 
 
Opinión
Variantes de expolio y alternativa nacional
 
El momento político es propicio para que vuelva a abrirse un debate publico que va más allá de la mera financiación autonómica y que realmente atañe al lugar que ocupan las diferentes naciones dentro del Estado español.
 
De una parte, el 31 de Diciembre de este año caduca la vigencia de la Ley del Concierto Económico* que regula las relaciones fiscales entre la Comunidad Autónoma Vasca y el Estado español. La coyuntura postelectoral convierte a esta negociación crucial en un barómetro ideal para medir tanto los objetivos políticos a medio plazo del Gobierno español del PP como las aspiraciones reales de un PNV reconducido al autonomismo y a la vez, intuir tanto el grado de maduración de las posiciones terceristas para resolver el problema nacional vasco que han tenido como animadores intelectuales a Herrero de Miñón o Elkarri -que cuentan con la simpatía de Maragall, IU y algunos otros sectores- como el nivel en que por esas fechas ande la posible adscripción del PSOE a esa vía. De lo que se trataría es de medir si se consolida o no la opción por, aún negando a Euskadi su derecho a la soberanía nacional y a la autodeterminación, concederle un status privilegiado consolidado dentro del Estado español (ampliable en otros ámbitos políticos a Cataluña y por extensión a Galicia) como medio estratégico de normalización política española en Euskadi, en el marco de una relectura del régimen constitucional español.
 
De otra, las próximas elecciones gallegas y sobre todo la preparación de las elecciones catalanas -que pueden colocar a Maragall y al PSOE, llevando tras de si a IC, ERC y EUiA en el Gobierno catalán sustituyendo a CiU- es muy probable que impulsen de nuevo la agitación política sobre el agravio catalán, es decir, el saldo desfavorable entre las contribuciones catalanas a la hacienda española y las inversiones estatales en Cataluña. En ello coinciden tanto Pujol como Maragall.
 
Además y prueba de ello es el estudio del que se informa antes de este comentario, los más plecaros observadores del funcionamiento del Estado español de las autonomías desde una posición favorable al mantenimiento del orden nacional y social que representa, llevan mucho tiempo criticando la inexistencia de unas reglas de funcionamiento estables que despoliticen la regulación de la financiación consolidando un sistema regularizado, asentado presuntamente en variables técnicamente asepticas. Desean que desaparezca del escenario político estatal una siempre peligrosa vía de relación nacional especifica y un espacio político periódicamente abierto a ser utilizado como escenario de confrontación, con unas potencialidades deslegitimadoras que, no por no haber sido convenientemente usadas hasta el momento, no dejan por ello de ser claras para quien quiera verlas con cierta perspectiva. Los cambios, costes y riesgos que van a acompañar al establecimiento del Euro y la ampliación al Este de la Unión Europea introducen elementos de urgencia para resolver este negocio.
 
En esa situación, como en casi todo, Andalucía se encuentra inerme. Los partidos españolistas  (PSOE-PP-PCE/IU), como es lógico, afrontan este asunto -como todo- en clave de responsabilidad estatal. Ni actúan ni actuaran en atención a los específicos y singulares intereses nacionales andaluces en el contexto español y europeo. Compartiendo una filosofía jacobina, sus posibles diferencias se insertan dentro del mismo análisis estratégico y no tienen ni tendrán el menor interés en resaltar las posibilidades y las necesidades andaluzas. Lo más que puede esperarse es una nueva utilización instrumental de Andalucía (en función además de cómo evolucionen las cosas en Euskadi, Cataluña y el Estado y de cómo se sitúen ante ellas cada una de estas fuerzas) bajo el socorrido discurso del agravio comparativo. Es decir, volver a colocar a Andalucía como ariete en defensa de un pretendido interés por mantener una hacienda lo más centralizada posible, como único recurso protector o redistribuidor. De los regionalistas andalucistas la experiencia avala que nada se puede esperar. Su vacío ideológico es sólo comparable a su cobardía, oportunismo y falta de principios; así que cualquiera sabe a cual de los posibles bandos españolistas terminaran por apuntarse.
 
De entrada una reflexión nacionalista habría de partir de constatar el resultado de la historia. Nada hay más ridículo que defender desde Andalucía -a la luz de su situación económica y social- los argumentos del españolismo de izquierda que convierten a la Hacienda estatal en un factor esencialmente redistribuidor y reequilibrador. Llevamos a la espalda doscientos años de hacienda española unificada y a la vista está para qué han servido a Andalucía: su subdesarrollo, dependencia, subsidiariedad y marginación son evidentes. Es muy posible que recurran en este punto a las cifras de transferencias por pensiones, subsidios y ayudas personales y su participación en la conformación de la renta de los andaluces, como presuntos argumentos a favor de las ventajas de esa situación. Con ello no mostraran más que la mezquindad de sus planteamientos y reflexiones y la aceptación de fondo por su parte del papel nacionalmente subordinado de Andalucía; atenuado lo justo para mantener la estabilidad social, incidiendo en la autodesconfianza y el complejo de inferioridad crónicos de los andaluces. En esta línea coincidirán probablemente con las organizaciones de la burguesía andaluza; una clase instalada en el parasitismo.
 
De otra parte, desde Euskadi, Cataluña o Madrid pueden emanar discursos que intenten colocarnos las orejas coloradas aduciendo que Andalucía vive a cuenta de lo que se allí se recauda. Las cifras del saldo fiscal per capita probablemente se nos harán muy familiares de ahora en adelante.
 
En esta tesitura y aunque la correlación de fuerzas resulte desfavorable y las previsiones pesimistas, el movimiento nacionalista andaluz ha de actuar con inteligencia y responsabilidad. Ha de trabajar por ser la voz alternativa de una Nación sin voz. Lo primero para ello es esbozar y extender una propuesta política propia.
 
Andalucía habría de afirmar, primero, que su pleito no es con vascos, catalanes o baleares. No es nuestro problema de donde salen o dejan de salir los fondos. Nuestro interlocutor se llama España. Nuestra situación no es definible en términos de llamada solidaridad (eufemismo de caridad) sino de devolución, dignidad y justicia. Así de rotundo, simple y claro.
 
Aqui viene a colación un recordatorio histórico. La situación diversa de las diferentes naciones del Estado no es un hecho que provenga de una coyuntura inmediata. Tiene profundas raíces históricas y ha de analizarse con parámetros de similar naturaleza para ser rigurosos. Es la historia la que ha hecho a unos ricos y a otros pobres; es la historia también la que ha determinado unas relaciones u otras con y en el Estado español. No necesitamos remitirnos al pago de las parias taifas a la Corona de Castilla. Simplemente habremos de recordar que, mientras a unos sus fueros o su pobreza de entonces los mantenían exentos de cargas, otros como los andaluces cargaban con el peso de los tributos hasta la extenuación (hasta el punto de animar movimientos como el de Medina Sidonia y Ayamonte en 1641) para sostener a la Monarquía Habsburgo. Habremos de recordar lo que supusieron el vino de Jerez, el plomo de Almería, el cobre de Huelva... para el mantenimiento de la Hacienda borbónica y luego las remesas de nuestros emigrantes o nuestro mercado cautivo para el despegue industrial de otros. La llamada deuda histórica, el censo no reconocido, el robo español de los fondos europeos... son sólo los últimos eslabones de una cadena que se remonta muy atras. Ahora que el mercado interior se hace europeo, conviene tener presente que los papeles de cada cual no se adjudicaron ayer.
 
Además, convendría recordar también que la tributación puede hacerse en un sitio sobre beneficios y patrimonios adquiridos en otros y que el balance fiscal es sólo una parte del balance economico. Para situarlo en su justa proporción habría que acompañarlo y sumergirlo con otros elementos como los que pueden derivar del control de los recursos del ahorro, del intercambio desigual o de las ventajas diferenciadas que pudieran obtener y haber obtenido unos sectores económicos u otros en función de su entidad y cercanía a los círculos neurálgicos del poder político y económico (acabamos de tener un ejemplo claro de ello con el abandono español del sector pesquero andaluz o podemos remontarnos a la negociación de la entrada en la UE, etc).
 
Pero incluso así, aún demostrando la justicia de nuestra posición nacional, el argumento clave andaluz habría de sostenerse en razones políticas de dignidad e interés nacional.
 
Andalucía ha de defender lo que le interesa a Andalucía. Como se dijo en su día: "Que nadie se confunda. A modo de ejemplo, la deuda histórica con Andalucía no se paga ni de lejos consiguiendo la tan negada nivelación de servicios e infraestructuras públicas. Se saldará sólo cuando Andalucía tenga, como mínimo, el mismo nivel de empleo y de armónico desarrollo económico y social que la media estatal. Hasta entonces, Andalucía es acreedora neta y requiere un concierto económico singular y una soberanía fiscal que institucionalicen la transferencia de recursos en magnitud eficaz para conquistar la igualdad. Si España quiere a Andalucía de verdad, la forma efectiva de demostrarlo es haciendo posible el desarrollo andaluz. Entonces, en uso de su soberanía, sería responsabilidad del pueblo andaluz dotarse de otra política económica que nos permitiera salir del pantano". A Andalucía (y particularmente a su clase obrera) no le interesa diluirse entre la recua de comunidades autónomas artificiales surgidas de la Transición española; mucho menos perderse en relaciones multilaterales que nublen la naturaleza política bilateral del conflicto entre Andalucía y España.
 
El programa nacional andaluz conlleva la exigencia de un Concierto económico propio construido sobre bases políticas nitidas.  Andalucía habría de poder establecer su propio régimen tributario y encargarse de la exacción, gestión, liquidación, recaudación e inspección atendiendo a las normas que para la coordinación, armonización fiscal, supervisión y contribución, en su caso, a un Fondo de Compensación estatal, se contuvieran en su Concierto. Dichas normas estarían en concordancia con las que dictara el Parlamento andaluz para idénticas finalidades en nuestro ámbito nacional. El Concierto fijaría un cupo global que, formalmente, podría ser positivo o negativo, revisable periódicamente, constituido como participación nacional en las cargas generales y -en su caso- en el Fondo de Compensación estatal. El Concierto habría de ser debatido y aprobado por el Parlamento andaluz. Dado que Andalucía se encuentra por debajo de la media estatal de bienestar social y grado de desarrollo económico, circunstancia acreditada a partir de los indicadores socioeconómicos (desempleo, déficit de equipamientos e infraestructuras, población...) Andalucía de hecho cuantificaría su cupo negativo en su Concierto a través de una negociación política con el Estado español y por tanto recibiría transferencias netas del Fondo de Compensación estatal como aportación para la nivelación de recursos en aplicación del principio de discriminación positiva. Andalucía tendría pues la permanente capacidad de medir la suficiencia y conveniencia de su relación económica, tributaria y hacendística con España; de presionar políticamente en defensa de sus intereses y en su caso, de fundamentar la ruptura de relaciones con España.
 
Seguramente, habrá quien diga que este proyecto resulta inaceptable para unas u otras naciones desarrolladas del Estado español. A ello baste recordar desde una perspectiva andaluza que este es un problema entre ellas y España; si no les convence que decidan romper con ella.
 
Y otros filisteos, también es muy posible que afirmen que resulta de imposible aplicación porque va en contra del funcionamiento reconocido en la Constitución española. A estos últimos, sólo cabe exigirles que escojan a quien sirven: si a la Constitución española o a Andalucía.
 
Por lo que nos toca, no tenemos dudas: ¡Andalucía!
 
*Está asequible para descargar en el ÁREA FICHEROS de este Boletín ANDALUCÍA LIBRE un archivo en donde hemos incluido algunos textos explicativos sobre el funcionamiento y las polémicas que acompañan al sistema de concierto vasco.
 
  Pesca:
Alternativas en el aire
La Junta proyecta crear una empresa mixta con Marruecos para lograr acuerdos pesqueros privados
Plata admite que el plan andaluz de alternativas será inaplicable sin fondos comunitarios

A. B. EL PAIS| Sevilla

La Junta aprobó ayer su plan de alternativas para la flota andaluza que faenaba en caladero marroquí pero, a la vez, admitió que existen 'muchas dificultades' para su aplicación. aplicación. El consejero de Agricultura, Paulino Plata, recordó que 40.000 de los 50.000 millones que costarían estas medidas deben venir de fondos de la UE y que las alternativas planteadas requieren de modificaciones en la normativa comunitaria sobre el sector pesquero. Plata indicó que la Junta está trabajando en el 'diseño de una gran empresa mixta entre Andalucía y Marruecos' para impulsar acuerdos privados entre armadores.

El consejero de Agricultura, en conferencia de prensa tras el Consejo de Gobierno, insistió en que las posibilidades de reubicación de la flota afectada son mínimas. Según sus cuentas, sólo una treintena de los 110 marisqueros con base en Huelva y Cádiz tienen capacidad de congelación suficiente como para faenar en caladeros más alejados. El resto de los 203 pesqueros andaluces que, según la Junta, pescaban en aguas marroquíes cuando expiró el último acuerdo (noviembre de 1999) no tiene más alternativa. Estos números contrastan con la posición del Ministerio de Agricultura que estima que el 80% de la flota puede reubicarse.

'Nuestro objetivo sigue siendo que la mayor parte de la flota artesanal siga pescando', afirmó Plata. El consejero, que el lunes acudió en Madrid a una conferencia sectorial de Agricultura, abandonó esta vez sus críticas a la posición del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en la fracasada negociación entre la Unión Europea y Marruecos para renovar el acuerdo pesquero.

El plan andaluz de alternativas, que ya ha sido presentado al Ministerio, se ha diseñado como un programa operativo para ser financiado bajo el esquema que siguen los fondos estructurales de la UE a las regiones Objetivo 1, como Andalucía: la UE asume el 75% del programa y las Administraciones central y autonómica se reparten el otro 25%. De ahí que Plata recordara que 'la Unión Europea era la primera responsable en conseguir el acuerdo pesquero con Marruecos', para exigir que Bruselas atienda la petición del ministro: que los fondos previstos para el fracasado acuerdo (España pide unos 50.000 millones de pesetas) se dirijan ahora a la reestructuración.

La Junta prevé que una quinta parte de la financiación del plan se destinen a facilitar la continuidad de los 170 pesqueros artesanales afectados. La Consejería de Agricultura solicitó informes jurídicos a expertos para sondear la posibilidad de llegar a un acuerdo bilateral Andalucía-Marruecos; aún no ha hecho públicas las conclusiones, pero el consejero dejó ayer claro que la apuesta es otra: fórmulas privadas entre armadores de ambas orillas que permitan a los andaluces utilizar licencias marroquíes.

La 'gran empresa mixta' entre Andalucía y Marruecos que anunció ayer Plata sería una sociedad pública que facilitaría estos acuerdos privados y estudiaría fórmulas para financiarlos, ya que las empresas pesqueras andaluzas, de tamaño pequeño o medio, no tienen suficientes recursos para afrontar los proyectos.La constitución de estas sociedades mixtas debe sortear varios escollos. Por un lado, exige la modificación de la normativa comunitaria sobre el sector. Además, Plata, quien reconoció 'contactos', aunque no 'conversaciones directas' con autoridades marroquíes, pretende que Marruecos, excepcionalmente, permita que estas sociedades mixtas desembarquen sus capturas en puertos andaluces, no marroquíes.

La mayor parte del plan andaluz de alternativas, que el consejero anticipó en el Parlamento el pasado día 10, se centra en el programa de diversificación económica para los municipios más afectados (unos 36.000 millones de pesetas). El consejero indicó que, además del mantenimiento de la actividad pesquera, el plan financiará iniciativas turísticas e industrias agroalimentarias. La Junta también prevé la creación de un 'centro mundial de recepción de pescado' en Algeciras.

 
Isidoro Moreno, Premio Andalucía de Investigación
Un defensor de la identidad andaluza
 
Isidoro Moreno
 
MARÍA JOSÉ CARRASCO | EL PAIS Sevilla

Catedrático de Antropología Social de la Universidad de Sevilla, Isidoro Moreno (Sevilla, 1944) ha recogido sus estudios sobre Andalucía en una decena de libros como autor único, en 38 libros colectivos y en múltiples revistas científicas. Su tesis doctoral, Propiedad, clases sociales y hermandades en la Baja Andalucía, fue la primera realizada por un andaluz sobre la estructura social y el sistema cultural de una sociedad local andaluza, una obra clásica en los estudios de antropología española.

Los elementos distintivos de la cultura y la sociedad andaluzas y la relación entre la globalización y las identidades colectivas son las materias principales de sus estudios. Como investigador, más que llegar a conclusiones, pretende exponer e interpretar, aunque está convencido de la singularidad andaluza. 'Andalucía posee una muy clara identidad histórica y cultural y una menos clara identidad política', afirma. Defiende el catedrático que el carecer de una lengua específica no implica ausencia de identidad cultural propia. 'Es un reduccionismo rechazable considerar que si no tienes una lengua diferente, no eres diferente', sostiene. Por eso critica la asimilación de lo andaluz a lo español: 'Tomar elementos andaluces para presentarlos como genéricamente españoles niega a la vez la especificidad de Andalucía y la pluriculturalidad española'. Lo mismo sucede con la literatura. 'No se puede negar la existencia de una literatura andaluza'. Considera que esa identificación es perjudicial. 'Se piensa que esto es lo mismo que el resto de España y que es una sociedad a la que se accede con facilidad. En realidad, Andalucía es muy complicada. Si no se poseen las claves culturales, no se entiende'. Una de esas características que resalta es la flexibilidad cultural y el relativismo ideológico, 'no con las personas', que la hace más tolerante. Otra, la resistencia a aceptar la inferioridad que puede llevar al egocentrismo exacerbado: 'Cada vez más andaluces están dispuestos a actuar como si esto fuera un parque temático'.

Por una vez -y sin que sirva de precedente- estamos plenamente de acuerdo con una distinción oficial. Pocos premios se habran dado a alquien con tantos meritos para obtenerlo.
Incluso nos permitimos leer este premio, no sólo como un reconocimiento obligado a la labor intelectual y militante de Isidoro, sino tambien al esfuerzo de todos aquellos andaluces y andaluzas que, como Isidoro, a contracorriente del discurso establecido y superando rutinas e intereses, contribuyen a la causa de la emancipación nacional de Andalucía.
Para acompañar nuestra reseña y felicitación, reproducimos a continuación varios enlaces a trabajos de Isidoro Moreno, asequibles en la Red. Enhorabuena.
 
Concierto Independentista en Málaga
 
 
El próximo 1 de junio, viernes, Jaleo!, organización juvenil de izquierda nacionalista, organiza en Málaga el Concierto "Andalucia grita rock por la independencia" con los grupos ESKORZO y LOS ENDROGAOS.
El objeto del concierto es recaudar fondos para el mantenimiento del local de Jaleo-Malaga y en apoyo a la asamblea de Jaleo! de Almeria.
El concierto empezará a las 21:00 horas en la sala Nomadas, en el centro de Málaga, calle Madre de dios.
Se pueden conseguir entradas anticipadas a 1000 pelas en los bares La ceiba, AlaSur y Latina. Tambien, a traves de las y los militantes de Jaleo! y en  su sede de Málaga: calle Capitan 3 , 2-A.
 
 
Córcega
Luz verde de la Asamblea francesa al plan de Jospin para Córcega

El pleno de la Asamblea francesa avaló el plan del primer ministro, Lionel Jospin, de autonomía para Córcega. El voto favorable de 23 diputados de la oposición conservadora y la abstención de otros 30 neutralizó la postura abstencionista del PCF, que no secundó a sus socios de gobierno socialdemócratas y verdes. El texto deberá ser aprobado aún por el Senado, mayoritariamente derechista, y evaluado por el Consejo Constitucional.

GARA | PARIS

El pleno de la Asamblea francesa dio luz verde ayer, por mayoría absoluta y en primera lectura, al proyecto de ley de autonomía para Córcega.

El proyecto contó con el aval de los diputados del PS y de sus socios verdes de la coalición de gobierno, además del voto favorable de 23 diputados de la oposición conservadora, otros 30 de los cuales se abstuvieron, al igual que hicieron mayoritariamente los diputados del. pese a ello, gubernamental PCF.

Con 287 votos a favor, 217 en contra y 53 abstenciones, la futura norma pasa ahora al Senado (de mayoría opositora), donde será analizada en octubre.

Pese a que la derecha, concretamente el RPR, proporcionó el grueso de los votos en contra, la propuesta del Gobierno de Lionel Jospin contó con apoyos de gran peso como el de los ex primeros ministros Edouard Balladur, neogaullista, el liberal Raymond Barre o del líder de Democracia Liberal (DL), Alain Madelin. El ex presidente Valery Giscard d''Estaing optó por la abstención, así como varios ex ministros de diversas tendencias.

El Gobierno aspira a que entre en vigor a primeros de 2002, pocos meses antes de las presidenciales y legislativas. Deberá contar antes con el veredicto del Consejo Constitucional. El ministro de Interior, Daniel Vaillant, insistió en que «la República no tiene nada que temer del reconocimiento y de la toma en cuenta de la especificidad de Córcega y de su identidad». Al contrario, dijo que ello obligará a los corsos «a hacerse cargo de su futuro sin poder cargar sistemáticamente sobre el Estado la responsabilidad por las decisiones que les conciernen». Vaillant anunció durante las sesiones parciales de la semana pasada la posibilidad de que algunas de las transferencias para Córcega puedan ser generalizables, tras la presión de la derecha para evitar singularidades en el interior de la República

Chevènement (MDC) insistió en tildar el resultado de «capitulación» para la Asamblea y en acusar al proyecto de ley de socavar las bases de la República».

El presidente de la Asamblea corsa, José Rossi, calificó la aprobación como histórica. El líder de los nacionalistas corsos, Jean-Guy Talamoni, denunció el proyecto como «notoriamente insuficiente».

El presidente de la comisión de leyes de la Asamblea francesa, Bernard Roman, y el ponente del proyecto de ley, Bruno Le Roux, viajarán a Corcega para presentar el texto, rebajado sobre los Acuerdos de Matignon, al decir del nacionalismo corso.

El diario "Liberation" publicó los resultados de un sondeo, según el cual el 57% considera bueno el proyecto en su conjunto, frente a un 23% de detractores. Además, un 44% hace suya la opinión de que esta medida «instaurará una paz duradera en la isla», frente al 41% que aseguran que «incitará a los nacionalistas a plantear nuevas reivindicaciones». Un 46% niega albergar sentimiento alguno de que el Gobierno «haya cedido a la violencia», frente a un 43%. El 51% se opone a la concesión de estatus similares a otros pueblos bajo administración francesa, frente al 43% favorable a esta solución y un 6% que no sabe o no contesta.

[El proyecto plantea la enseñanza de la lengua corsa en maternal y primaria -no la enseñanza en corso- como materia opcional. Condiciona toda medida legislativa de la Asamblea corsa a la aprobación del Parlamento francés, presentando la actuación corsa como "especificidad insular". Durante el tramite parlamentario desaparecieron las limitaciones a la especulación que asola el litoral corso. Obviamente, no reconoce la soberanía nacional corsa. Aún así, el PCF, por ejemplo, opinó que era demasiado ambicioso en lo cultural y no suficientemente restrictivo en lo legislativo].

Portugal.
El PSR en Congreso
Luis Branco*, Inprecor

El 12 Congreso del PSR tuvo lugar los días 21 y 22 de abril. Se trata del primer congreso del partido desde la fundación del Bloque de izquierdas*. Uno de los puntos importantes del debate será el balance de esta experiencia. El orden del día del Congreso comporta también la discusión del manifiesto político del PSR, un texto que traza los ejes políticos fundamentales que caracterizan a la sección portuguesa de la IV Internacional, su evolución desde la Revolución del 25 de abril de 1974, los debates que le han atravesado, orientados hacia la elaboración de proposiciones para definir un tercer campo en la izquierda portuguesa y por la renovación de la oposición.

Otro punto sustancial en debate en este Congreso es la resolución sobre la construcción del Partido, que prosigue la discusión iniciada en la Conferencia sobre Organización de Octubre de 2000. Se debate en él el papel del PSR en el seno del Bloque y la caracterización del Bloque mismo:

 “De hecho, los temas constitutivos de la imagen del Bloque son la primera caracterización de un elemento programático que hemos valorado históricamente pero que no ha llegado a constituir una referencia suficientemente importante en nuestra identificación pública, esencialmente la causa de la carencia de un peso político propio de nuestra corriente: el desarrollo sistemático de una estrategia política transitoria, tendente a elevar las reivindicaciones políticas y sociales de la experiencia inmediata hasta la experiencia de la confrontación más abierta con el poder, con la construcción de organizaciones sociales autónomas con relación al Estado burgués.

Esta estrategia de reivindicación y de acción fue formulada, entre otros momentos y documentos, en un texto de finales de los años treinta, el “Programa de Transición”, que Trotsky propuso basándose en los programas políticos de Marx (“Programa de los comunistas alemanes”) y de Lenin (“La catástrofe inminente y los medios para conjurarla”) y a partir de la revolución rusa y de la revolución alemana.

Paradójicamente es una política unitaria y no la simple autoafirmación lo que ha permitido al PSR formar parte de un movimiento que ha dado por primera vez cuerpo a la dinámica de las reivindicaciones transitorias: por ejemplo, la propuesta de impuesto sobre la fortuna en lugar de la propaganda abstracta sobre la expropiación del capital. Tal es el fundamento esencial de identificación entre el PSR y el Bloque, y esto ha sido la piedra de toque del impacto político de las proposiciones del Bloque. La razón esencial de tener confianza en el futuro del Bloque para todas sus corrientes fundacionales debe ser del mismo tipo: la certeza de que la concretización de sus objetivos programáticos esenciales en la lucha de clases deriva de la estabilidad de su política unitaria, que ha dado nacimiento a un movimiento que tiene su propia vida”. (extracto de la Resolución sobre la Construcción del PSR, en debate en el 12 Congreso).

La Conferencia del Bloque de Izquierdas quiere renovar la organización de las elecciones locales.

La Mesa Nacional del Bloque de Izquierdas ha convocado la 2Ș Conferencia del movimiento para los días 19 y 20 de mayo. Uno de los temas que deberán ser apreciados por cada delegado/a en la Conferencia es el Manifiesto sobre las colectividades locales, un documento que en su versión (aún incompleta) discutida por la Mesa, incluía 21 compromisos electorales de las candidaturas del Bloque.  La planificación participativa y democrática, una de las ideas fuertes del documento, implica la renovación de la organización tradicional de las elecciones locales, que se encuentra en vías de agotamiento. Muchos de los crímenes urbanísticos  y favoritismos políticos en las colectividades locales son debidos a este agotamiento. También se defiende aquí la limitación de los mandatos, la formación de los electos locales y de los técnicos, la creación de observatorios de evaluación de la actividad de las colectividades locales en los que puedan participar los movimientos asociativos, o el debate público entre proyectos impactantes para el paisaje urbano.

La participación en las poblaciones en la elaboración del Presupuesto y del Plan de Actividades es otro punto clave de la proposición del Bloque. Parte de un principio sencillo: entre abril y septiembre de cada año, es posible organizar debates descentralizados en los que cada ciudadano esté confrontado a las alternativas y a las prioridades de inversión en su barrio y en el resto de la municipalidad, a corto y medio plazo. Tal sería la base de partida de un Presupuesto participativo en Portugal.

Otro de los compromisos es la resistencia a las tentativas de bipolarización del poder municipal, esbozadas por el PS y el PSD con proyectos de ley que pondrían fin a la proporcional en los ejecutivos municipales, sin ampliación sustancial de los poderes de los consejos municipales. Para que haya transparencia en la utilización del dinero público, el Bloque defiende la necesidad de investigar sobre el universo de los institutos, fundaciones, empresas municipales y concesiones privadas impulsadas por las colectividades locales. Sobre este asunto, los electos bloquistas no se contentarán con medias tintas y defenderán a fondo estas soluciones puesto que los recursos pueden ser mejor utilizados en el marco municipal. En otros casos, las asociaciones de usuarios deben participar en el control y en la definición de cada empresa.

Más allá de estos compromisos aplicables a cualquier municipalidad, el Bloque quiere volver a plantear en la campaña algunas de las cuestiones que forman parte de su patrimonio político, como la restricción de la circulación automóvil en las ciudades y el contrato social y ecológico, la exigencia de fuerte penalización fiscal de los inmuebles desocupados, el final de la expansión urbana de las áreas metropolitanas, gracias a una apuesta por la renovación,  y la recalificación del parque de viviendas ya existentes, una nueva política de combate contra la toxicodependencia así como el combate contra las fuentes de la inseguridad, entre otras medidas.

Para comenzar a abordar estos temas, y otros, el Bloque prepara a partir del mes de marzo una serie de conferencias sobre la ciudad.

Pero no son las colectividades locales quienes van a dominar el orden del día de la Conferencia. El proyecto de resolución política plantea como campaña central para 2001 la cuestión del aborto, que está aún prohibido en Portugal. En 1988 el parlamento aprobó una ley que permitía la  interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas. Luego el PS y el PSD llegaron a un acuerdo para someter la cuestión a referéndum, un instrumento que nunca había sido utilizado en Portugal.  Aunque los sondeos dieran como segura la victoria del “Si” a la despenalización del aborto, la campaña terrorista de la Iglesia alejó a mucha gente del debate y la participación electoral  fue de menos del 40% de los inscritos. A partir de ahí, técnicamente el referéndum quedaba invalidado. Pero políticamente la situación empeoró: entre quienes votaron, la mayoría estaba opuesta a la despenalización. Esta victoria límite impidió la existencia  de las condiciones políticas para que la ley fuera promulgada. Es esta situación la que el Bloque quiere ahora modificar, con una iniciativa parlamentaria susceptible de reunir al movimiento de mujeres para impulsar una campaña que puede pasar por un nuevo referendum.

*Luis Branco es miembro de la dirección del PSR
 
*El Bloque de Izquierdas es un frente politico integrado por  el PSR, la UDP (de origen maoista), Politica XXI (una escisión del PCP)  e independientes.
Más articulos sobre Portugal en Andalucía Libre nș 69 y nș 71; asequibles en pagina ARCHIVO
 
Cataluña
Miniwatt, una lucha obrera ejemplar
Andalucia Libre, a partir de correos de CCOO-Miniwatt
 
 Fogata ante el consulado de Holanda
 
El 30 de Marzo la dirección de MINIWATT (Philips) notifico a los trabajadores la rescisión de los contratos de 312 trabajadores a tiempo parcial indefinidos. Este tipo de contratación supone a la empresa un importante ahorro en bonificaciones de la SS (un 40%) y una enorme flexibilidad. MINIWATT pertenece a la multinacional PHILIPS, se dedica a la fabricación de TUBOS de TV/COLOR, tiene una plantilla de 988 trabajadores y se encuentra ubicada en la Zona Franca de Barcelona.

Esta agresión de la multinacional, se produce después de un fuerte conflicto originado hace tres años por la pretensión de la empresa de querer imponer el trabajo en sábados y domingos al conjunto de la plantilla. En esos momentos la empresa argumentaba que “trabajar la fábrica en los 365 días al año era la única forma para la supervivencia de MINIWATT”. Ahora, dice que la única solución para la continuidad de la fábrica pasa por despedir a 312 trabajadores, suprimiendo el trabajo en fines de semana. Lo que en realidad persigue la empresa es despedir a estos jóvenes trabajadores, sustituyéndolos a corto plazo por contratos en precario, o bien volviendo al chantaje sobre toda la plantilla de implantar los 3 Turnos/4 equipos, junto a una mayor saturación en los ritmos de trabajo.

La lucha 

La plantilla de MINIWATT ocupó la Bolsa de Barcelona durante más de una hora, el 9 de Abril, interrumpiendo su funcionamiento. El 26 de Abril, más de mil trabajadores recorrian las calles de Barcelona en solidaridad con esta lucha. El 2 de Mayo realizaban una fogata, quemando neumáticos a las puertas del consulado holandés en Barcelona y le entregaban al cónsul una requisitoría para que interviniera contra los planes de la multinacional holandesa. En su carta los trabajadores recordaban al cónsul: “Es inadmisible que se permita  a la multinacional PHILIPS el despido en el Estado Español  de miles de trabajadores/as (cierre de Metal Mazda con 1500 trabajadores, cierre de Pequeños Electrodomésticos con 500 trabajadores, cierre del Regulador con 200 trabajadores, retirada de Tecnimagen con 700 trabajadores y reducción de unos 800 trabajadores de la plantilla de Lámparas “Z”, etc.). Es agresión contra el empleo en nuestro país se produce mientras la multinacional obtiene beneficios de  miles de millones de Ptas., por la comercialización  en nuestro país de productos Philips importados”.

Desde hoy, 26 de Mayo a las 6 de la mañana, la plantilla de Miniwatt se encuentra en Huelga Indefinida. Han convocado una Manifestación de solidaridad para el proximo 29 de Mayo a las 18,30 horas, desde Plaza Universidad a Plaza Sant Jaume.

Solicitan que se envien Fax :(93) 423 09 62 y correos a la Conselleria de Treball: treball@correu.gencat.es, exigiendo que se rechace el expediente de los 312 despidos.

Para más información, se puede acudir a su web:
 
 
Sugerencias y Encuestas.
 
Una nueva pagina nacionalista se incorpora a la Red: Revista de Andalucía. Bienvenidos/as. Todas las manos son pocas para construir Nación.
 
 
Proponemos hoy un modesto viaje virtual por Andalucía; sin animo exhaustivo. Sabiendo que quedarán muchos sitios por recorrer.
 
Lo iniciamos en Almería visitando su Alcazaba, que domina la ciudad.
 
Córdoba disfruta estos días de una exposición histórica: El Esplendor de los Omeyas Cordobeses. A traves de este sitio -muy bien configurado- puedes hacerte una idea de la muestra y de la época fulgurante que pretende describir. Se encuentra ubicada en Madinat Al-Zahra o Medina Azahara; un recinto encantador que transmite la belleza y el poder del Al-Andalus omeya. Ambas paginas sobre la ciudad califal te ofrecen, una su historia; otra su leyenda y sus imagenes.
 
De Córdoba a Granada. Primero La Alhambra, poco a poco; para ir apreciando y paladeando detalle a detalle. Luego, La Alhambra y el Generalife; una panoramica general (en castellano, catalán e inglés) de la ciudad roja. 
 
Y de Granada a Sevilla. Comencemos por el Alcazar, una pagina donde, aparte de información sobre las publicaciones que edita su patronato, podemos conocer su historia y admirarnos de la belleza de este monumento, hermano de la Alhambra, ante el que ningun andaluz puede quedarse impasible. Y justo al lado, otra pagina sobre La Catedral de Sevilla y la Giralda, un templo inmenso lleno de misterios y un alminar hecho simbolo.
 
Con todas ellas, como un puzzle, se puede construir una imagen de Andalucía, a pesar de que, circunstancia más comun de lo conveniente en la Red, les falte recordar a cada una en la dimensión oportuna que su tema no se entiende ni se explica sin situarlo en el país y la cultura que le dieron origen: Andalucía. 
 
 
La Encuesta sobre el futuro de Euskadi sigue abierta. Puedes votar, o incluso modificar tu voto, accediendo a la pagina ENCUESTAS de ANDALUCIA LIBRE. La cerraremos el domingo. Hasta entonces, reflexiona y participa.
 
ARDI BELTZA DA PASO
A KALE GORRIA
 
Música:  El Mayor, Silvio Rodríguez
-------
Directorio de Andalucía en Internet:
 








[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?Catalu=F1a=2C_3.bmp?= (image/bmp) ]


[Adjunto no mostrado: Estrella Roja.bmp (image/bmp) ]
[Adjunto no mostrado: Silvio Rodriguez - El mayor.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters