Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 87 al 116 
AsuntoAutor
nē 94 - ESPECIAL R Andaluci
nē 95 - Reforma Es Andaluci
nē 96 - Blas Infan Andaluci
nē 97 - Financiaci Andaluci
nē 98 - Tiempos in Andaluci
nē 99 - Andalucía Andaluci
nē 100 - Especial Andaluci
nē 101 - EEUU atac Andaluci
nē 102 - 20 años E Andaluci
nē 103 - Andanzas Andaluci
nē 104 - Marruecos Andaluci
nē 105 - Congreso Andaluci
nē 106 - Escandalo Andaluci
nē 107 - ¡¡Estalló Andaluci
nē 108 - Testimoni Andaluci
nē 109 - Euro - Pa Andaluci
nē 110 - Especial Andaluci
nē 111 - PSOE neol Andaluci
nē 112 - Venezuela Andaluci
nē 113 - Francia, Andaluci
nē 114 - Francia: Andaluci
nē 115 - Subsidio Andaluci
nē 116 - Colonias Andaluci
nē 117 - Francia - Andaluci
nē 118 - Gibraltar Andaluci
nē 119 - Especial: Andaluci
nē 120 - Gibraltar Andaluci
nē 121 - Hacia la Andaluci
nē 122 - Protesta Andaluci
nē 123 - Ocupación Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 110     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nē 98 - Tiempos infames: El Ataque a EE.UU.
Fecha:Viernes, 14 de Septiembre, 2001  18:30:27 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nē 98
 
En este Correo
 
* Ataque a EEUU
* Sugerencias, Enlaces, Aviso, Directorio, Música
 
--oOo--
 
 
Tiempos infames: El Ataque a EEUU
Opinión
 
 
Los atentados sobre Nueva York y Washington llevan impresos consigo el estigma de estos tiempos infames que nos ha tocado vivir.
 
Los atacantes
 
Infame e inadmisible es el desprecio absoluto a la muerte de civiles y el recurso consciente al terror indiscriminado que han demostrado los atacantes. No cabe justificación alguna para secuestrar aviones comerciales para utilizarlos como bombas volantes, condenando a la muerte a pasajeros y tripulantes. No cabe justificación para destruir con premeditación unos rascacielos como las Torres Gemelas donde trabajan y circulan miles de personas, por mucho que en ellos se radiquen oficinas de corporaciones o servicios gubernamentales civiles. No cabe duda que la decisión de no limitarse en la elección de objetivos al Pentágono, la Casa Blanca o similares, responden a una fría opción previa por declarar enemiga a toda la población de los EEUU, sin distinción alguna. Quienes planificaron o ejecutaron estos actos se han ganado a pulso ser calificados como terroristas.
 
Estas acciones muestran un nivel de deshumanización radical. Una indiferencia escalofriante hacia los costes humanos; no existe proporción razonable entre objetivos y consecuencias. Ni su propia inmolación ni la imaginación, audacia y eficacia que han manifestado los atacantes para burlar los sistemas de inteligencia, de prevención y de seguridad yanquis pueden afectar ni limitar en nada al rechazo y condena rotunda que merecen.
 
Con estas acciones, los atacantes reconocen que no pretenden de ninguna manera despertar comprensión o solidaridad alguna hacia su causa entre la población norteamericana en particular y de los países imperialistas en general. Dan por perdida esa batalla. Manifiestan un odio y una sed de venganza ciegas, totales y fanáticas. Los medios y objetivos de la acción manifiestan una voluntad de fomentar un enfrentamiento global y promover una escalada de sufrimiento por la vía de las previstas represalias yanquis.
 
En el momento de redactar este comentario, las hipótesis que circulan sobre la autoría de los atentados apuntan hacia el islamismo fundamentalista simbolizado en la red de Osama Bin Laden. Se comenta también la posibilidad de que hayan contado con colaboraciones estatales y hay quien especula sobre una provocación que finalmente se le haya ido de las manos a sus controladores en la sombra. En cualquier caso, hay que recordar ahora que el islamismo fundamentalista es una corriente política e ideológica que tiene tras de si una larga trayectoria; que fue políticamente marginalizado durante décadas por el ascenso del nacionalismo panarabe (del que formaba parte el nasserismo) y la izquierda. El fracaso de estos últimos para conseguir la emancipación de la nación árabe y la evolución de la situación internacional, le dio nuevo impulso. No es, aun así, una corriente homogénea; junto a islamistas antioccidentales existen otros que siguen apostando por la colaboración con el imperialismo y los regímenes árabes. La génesis de lo que ahora encarna Osama Bin Laden arranca de los Hermanos Musulmanes y del wahabismo saudí y su expansión es inexplicable sin el sostén político y financiero combinado de estados reaccionarios prooccidentales como Arabia Saudí, los emiratos del Golfo o Pakistán. Este islamismo integrista creció y se desarrolló bajo la protección de los mismos Estados Unidos que ahora sufren su ataque, con el objeto de utilizarlo como aliado contra la izquierda no sólo en Afganistán sino también en el conjunto de la nación árabe y de los países islámicos. De igual manera el Estado sionista de Israel amparó en su inicio la reimplantación del fundamentalismo en Palestina para restarle fuerza al nacionalismo y la izquierda palestinas.
 
Los atacados
 
El imperialismo yanqui arrastra tras de sí la responsabilidad de la muerte y el sufrimiento de millones de personas en todo el planeta. Las intervenciones militares directas e indirectas de los EEUU son numerosas. EEUU es el ejemplo paradigmático del terrorismo de Estado. No tiene sentido enumerar de nuevo aquí la larguísima lista de países que han sufrido sus invasiones y ataques, sus interferencias, su apoyo a regímenes criminales y genocidas. Los intereses y el sistema que defiende y encarna han causado y causan muerte, miseria, hambre y enfermedad. Con todo ello, no es posible sin rebajarse a la misma estatura moral y naturaleza política del imperialismo, olvidar que una cosa es el imperialismo yanqui y otra distinta la población norteamericana, por muy alienada que esté.
 
El imperialismo yanqui siempre ha usado el lenguaje de la fuerza. Ha hecho gala de prepotencia y chulería. Hoy ha recibido -pero sobre las espaldas de la población- una respuesta a su misma altura; de un enemigo que se ha manifestado tan implacable y despiadado como el mismo. El impacto político del ataque no sólo radica en el fin del mito de su invulnerabilidad sino también de su impunidad. Un sistema y un poder criminal e inhumano ha recibido un ataque criminal e inhumano de una organización cruel e inhumana. Sus antiguos aliados y colaboradores han usado contra él su misma técnica y sus enseñanzas de todo orden.
 
El contexto
 
Lo ocurrido en EEUU resulta inexplicable sin un contexto mundial donde reina la barbarie, la miseria, la desigualdad, la humillación. Un orden mundial en donde se impone el doble rasero bajo el paraguas de la hipocresía y la manipulación mediática; donde decenas de miles de victimas son ignoradas y despreciadas mientras otras son recordadas. Un contexto en que buena parte de la llamada izquierda tanto en el Norte como en el Sur -los presuntos antagonistas de ese orden- no ejercen de tal sino actúan como colaboradores y cómplices de ese sistema y en donde incluso antiguos oponentes capitulan de diversa manera ante lo que consideran invencible, bien adaptando su discurso y su practica a lo admisible bien incluso inventando bellas retóricas en prosa o verso para eludir la confrontación. Un mundo en el que la socialdemocracia, el estalinismo y el populismo han dejado tras de si un reguero de decepciones y frustaciones. La debilidad de la oposición anticapitalista y antiimperialista en los países imperialistas centrales crea, entre otras consecuencias, un terreno abonado para que la exasperación sea capitalizada al Sur por corrientes reaccionarias como el fundamentalismo islámico. 
 
El papanatismo humanitarista, la huida hacia la caridad vestida de ONGs, la genuflexión ante la ONU, la ocultación tras reivindicaciones marginales y utópicas como la Tasa Tobin transmutadas en bálsamo milagroso, la aceptación de la ideología demoliberal... no sólo manifiestan ese retroceso sino que laminan como actores activos a la izquierda en la escena internacional. La debilidad de la solidaridad con Palestina -a pesar de lo ocurrido en Durban- (y también con Chechenia) que en nada se acerca a la que recibió Vietnam en su día, también trabaja a favor de los islamistas.
 
Palestina es un eje simbólico del momento histórico presente. Resulta sintomática de estos tiempos infames una situación en la que mientras la parte oprimida sufre una opresión tan evidente e indiscutible a manos sionistas, negandose al pueblo palestino los más elementales derechos individuales y nacionales, la parte opresora disfruta de tal nivel de impunidad y colaboraciones internacionales para persistir. El desprecio y el abandono es de tal magnitud que no ha de extrañar que esa soledad y esa desesperación colectivas sea instrumentada políticamente.
 
Las consecuencias
 
El imperialismo yanqui se prepara para, a través de la preparación y ejecución de las represalias, dar una vuelta de tuerca más a su hegemonía mundial. Sería muy ingenuo creer que el objetivo se reduce sólo a los expresamente ligados al fundamentalismo islámico. Las analogías interesadas pronto encontraran chivos expiatorios convenientemente criminalizados a lo ancho y largo de todo el orbe, incluso en organizaciones, movimientos y luchas que en nada tienen que ver con los responsables de los actos de estos días. Vuelven tiempos de Santa Alianza, ahora denominada OTAN. Probablemente la respuesta militar inmediata causará tantas o más victimas inocentes que los atentados, aunque ahora sean denominados daños colaterales, no digamos sus consecuencias políticas, policiales y económicas a medio plazo. No es aventurado adelantar que los intereses estratégicos imperialistas harán la correspondiente selección discriminadora entre los santuarios fundamentalistas, exculpando a sus aliados como Pakistán o Arabia Saudí. La presencia militar yanqui y británica en territorio andaluz y la entusiasta complicidad del Gobierno español con los EEUU, ponen en riesgo a Andalucía de sufrir a su vez posibles contrarrepresalias; concreción nacional de lo que se intuye como una escalada infernal global, sin que el pueblo andaluz vuelva a tener más derecho que asistir embobado ante la propaganda uniforme que se difunde desde la TV. En Palestina, el sionismo recrudecerá sus presiones para que Arafat se convierta en un Quisling y declare la guerra civil y sólo retrocederá ante una nueva limpieza étnica como las de 1948 y 1967 por el temor de desestabilizar definitivamente con ello a los satélites árabes del imperialismo.
 
Quizá todo esto induzca a la izquierda a reconsiderarse a si misma y con ello a la convicción de que dar la batalla en su nación, de pensamiento, palabra y obra, como imprescindible contribución a la confrontación universal no es una mera opción sino una necesidad ineludible para evitar que el siglo XXI sea el siglo de la barbarie. Esperémoslo y sobre todo, trabajemos por ello.
 
 
 
Más artículos de análisis en Rebelión-Especial
 
 
Sugerencias y Avisos
 
Llevan cierto tiempo pululando por la Red virus y gusanos de muy difícil detección y compleja y malévola inoculación, algunos con muy nefastas consecuencias. Es por ello recomendable, aparte de trabajar con sentido común ante la recepción del correo electrónico, tener actualizado el programa antivirus. En todo caso, es posible realizar revisiones gratuitas totales en Red conectándose a determinadas paginas. Ofrecemos dos opciones:
Se aconseja, por el tiempo del procedimiento, proceder a la conexión en horario de tarifa plana.
 
Cuatro sitios sobre Lorca
 
Nunca está de más saber donde se puede tener una cita en la Red con este poeta andaluz universal.
 
 
Federico García Lorca
 
"Andalucía no es el país de la alegria y de la pandereta,
 sino el pais de la melancolía sentimental y de las corrientes internas del espiritu"
Federico Garcia Lorca, Diario de Avila, 20/10/1916
 
"Fue un momento malisimo, aunque digan lo contrario en las escuelas.
Se perdieron una civilización admirable, una poesía, una astronomía, una arquitectura y una delicadeza únicas en el mundo,
 para dar paso a una ciudad pobre, acobardada;
 a una `tierra del chavico' donde se agita actualmente la peor burguesía de España"
Sobre la Toma de Granada, Federico García Lorca, El Sol, junio de 1936
 
 
* García Lorca Tours, en ingles.
 
Aviso
 
La redacción y edición de este Boletín es una tarea militante. Su distribución es y será siendo abierta y gratuita y sin publicidad (salvo que el Servidor nos la imponga en un futuro). Como es lógico, hacer incluso un Boletín tan modesto como Andalucia Libre supone gastos de conexión, telefónicos, suscripciones... Por ello os planteamos a quien podáis y queráis contribuir a costear este empeño que nos ayudéis económicamente a través bien de una aportación ocasional o regular. Los fondos, como es obvio, nos ayudarían a mejorar el Boletín e incluso a afrontar proyectos más ambiciosos. Podéis ingresar lo que consideréis oportuno, a nombre de M.M.P.P. en la siguiente cuenta del BBVA: 0182 3344 24 0202322982 
 
Solidaridad con Palestina
 
 
 Ennio Morricone, Erase una vez en el Oeste
-------
Directorio de Andalucía en Internet
 
 







[Adjunto no mostrado: Estrella Roja.bmp (image/bmp) ]




[Adjunto no mostrado: Ennio Morricone, Erase una vez en el Oeste.mid (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters