Inicio > Mis eListas > andalucialibre > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 87 al 116 
AsuntoAutor
nş 94 - ESPECIAL R Andaluci
nş 95 - Reforma Es Andaluci
nş 96 - Blas Infan Andaluci
nş 97 - Financiaci Andaluci
nş 98 - Tiempos in Andaluci
nş 99 - Andalucía Andaluci
nş 100 - Especial Andaluci
nş 101 - EEUU atac Andaluci
nş 102 - 20 años E Andaluci
nş 103 - Andanzas Andaluci
nş 104 - Marruecos Andaluci
nş 105 - Congreso Andaluci
nş 106 - Escandalo Andaluci
nş 107 - ¡¡Estalló Andaluci
nş 108 - Testimoni Andaluci
nş 109 - Euro - Pa Andaluci
nş 110 - Especial Andaluci
nş 111 - PSOE neol Andaluci
nş 112 - Venezuela Andaluci
nş 113 - Francia, Andaluci
nş 114 - Francia: Andaluci
nş 115 - Subsidio Andaluci
nş 116 - Colonias Andaluci
nş 117 - Francia - Andaluci
nş 118 - Gibraltar Andaluci
nş 119 - Especial: Andaluci
nş 120 - Gibraltar Andaluci
nş 121 - Hacia la Andaluci
nş 122 - Protesta Andaluci
nş 123 - Ocupación Andaluci
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Andalucía Libre
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 131     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[BoletinAndaluciaLibre] nş 113 - Francia, tiempo de tormentas
Fecha:Lunes, 22 de Abril, 2002  22:10:41 (+0200)
Autor:Andalucia Libre <andalucialibre @.......es>


nş 113
 
En este correo:
 
* ELECCIONES EN FRANCIA
* Resultados, Espacios políticos, Siglas
* Opinión-Análisis: Francia, tiempo de tormentas
   Ad. El problema nacional en la campaña francesa
* Enlaces Francia:
   - Prensa
   - Resultados detallados completos
   - Candidaturas y fuerzas políticas
* Solidaridad con Palestina, Enlaces y Convocatorias
* Directorio - Información Ingresos suscripciones Andalucía Libre
 
--oOo--
 
 
Francia, Elecciones
 
 
Protesta antifascista en Paris contra Le Pen
la noche electoral
- Crisis política en Francia por el resultado de la Primera vuelta de las Presidenciales.
- Derrota de la izquierda gubernamental: Fracaso del PS (16,06%), Hundimiento del PCF (3,41%).
- Fiasco de la derecha tradicional: Chirac se queda en el 19,6%
- Ascenso del voto fascista: Le Pen (17,05%) a la segunda vuelta
- Crece y se consolida un espacio de izquierda: 10,7% para la suma de LO y LCR
RESULTADOS PRESIDENCIALES PRIMERA VUELTA FRANCIA ABRIL 2002 
Candidato
Votos
Porcentaje
 Espacios
Jacques Chirac (RPR)
5.513.435
19,64%
Derecha
Jean-Marie Le Pen (FN)
4.785.979
17,05%
Fascistas
Lionel Jospin
(PS)
4.507.987
16,06%
izquierda plural
François Bayrou (UDF)
1.936.937
   6,9%
Derecha
Arlette Laguiller (LO)
1.622.786
   5,78%
Izquierda 
J-P. Chevènement
(PMD-PR)
1.505.249
   5,36%
izquierda plural 
Noël Mamère (Verdes)
1.481,662
   5,28%
izquierda plural
Olivier Besancenot (LCR)
1.205.425
  4,29%
Izquierda 
Jean Saint-Josse (Caza)
1.203.113
   4,28%
Derecha/ultra 
Alain Madelin
(DL)
1.102.254
   3,93%
Derecha
Robert Hue
(PCF)
    958.151
   3,41%
izquierda plural
Bruno Mégret  (MNR)
    664.140
   2,37%
Fascistas 
Christiane Taubira (PRG)
    584.536
   2,08%
izquierda plural
Corinne Lepag
(CAP21)
    530.798
   1,89%
Derecha
Christine Boutin (FRS)
    334.735
   1,19%
Derecha
Daniel Gluckstein (PT)
    132.130
   0,47%
Izquierda 
 

Resultados a las 4h29' -

Abstención :  27,4%

Siglas y Espacios políticos:
 
Derecha
RPR: Reunión por la República, postgaullista - UDF: Unión por la Democracia Francesa, Liberales - DL: Democracia Liberal, -  Caza, Pesca, Tradición - Cap21: Ecologistas de derechas - FRS: Foro Republicanos Sociales, derecha
Suma:   37,83%
 
UltraDerecha
FN: Frente Nacional - MNR: Movimiento Nacional Republicano
Suma:   19,42%
 
 
Izquierda plural,
PS: Partido Socialista – MDC: Movimiento de los Ciudadanos, republicano – PRG: Partido Radical de Izquierda, republicano – PCF: Partido Comunista Francés – Verdes:
Suma:   32,19%
 
Izquierda revolucionaria
LO: Lucha Obrera – LCR: Liga Comunista Revolucionaria, Cuarta Internacional – PT: Partido Trabajadores, 
Suma:   10,54%
Fuente: Liberation y
elaboración propia Andalucía Libre
 
 
Análisis-Opinión
Francia, tiempo de tormentas
Andalucía Libre
 
Un modesto 1% ha separado al fascista Le Pen del social-liberal Jospin. 275.000 votos malcontados de más, han alterado el guión previsto de la confrontación electoral y del régimen y hecho visible la crisis política y social que sacude Francia y su V República. Es seguro que sin esta concreta diferencia que ha llevado al retiro anticipado al Primer ministro francés, abriendo una situación política inédita, la reacción y el estupor provocado por los datos electorales de la primera vuelta presidencial hubieran sido sustancialmente menores y sus consecuencias políticas diferentes. No estaríamos ante un tiempo de tormentas en donde todo apunta que las borrascas se sucederán en una secuencia autoreproductiva de difícil pronostico. Sin embargo, reducir lo ocurrido en Francia sólo a estos 275.000 votos sería un ejercicio de miopía política. Incluso achacar lo ocurrido sólo a las particularidades inherentes al sistema político-electoral francés o a circunstancias meramente coyunturales también sería erroneo. La llamada excepcionalidad francesa, fruto de toda una historia política y del lugar del imperialismo francés en el mundo, tampoco ha de impedir ver en lo particular elementos políticos que se reproducen también bajo otros aires.
 
La génesis de la tormenta
 
El Gobierno de la llamada izquierda plural (y con el, todo el espacio político que ha participado de este proyecto y se ha cobijado a su amparo) ha sufrido un fracaso que recuerda al del Frente Popular en los años treinta. El fracaso no es sólo responsabilidad de Jospin o del PS social-liberal; afecta igualmente -por mucho que ahora prive la amnesia o el escapismo- a las otras fuerzas que lo han nutrido hasta hoy o hasta la penúltima hora: el republicano MDC, el neosocialdemocrata PCF, los  postmodernos Verdes... Algo que debería hacer reflexionar a quienes, como el PCE-IU en el Estado español, hace años que tomaron a este proyecto como modelo en el que reflejarse y al que aspirar; primero en los estertores de la etapa anguitista con la asunción de la tríada "Programa Común-Listas separadas-Gobierno compartido", luego con el acuerdo Almunia-Frutos (PSOE-IU) y después con la orientación de complementariedad en relación al PSOE mantenida hasta hoy. Este Gobierno se constituyó como consecuencia política de un gran proceso de movilización social en que se expresó una vigorosa resistencia popular a la reestructuración neoliberal que desde Giscard a Chirac, pasando por Mitterand, había ido asolando la escena política y social francesa. Jospin llegó a Matignon, de la única manera que podía hacerlo, con un discurso que recordaba a la socialdemocracia clásica y nuevamente, como en el caso del Frente Popular, las esperanzas fueron estafadas. En esta ocasión, en lugar de políticas reformistas socialdemócratas se mantuvo activo el catecismo neo-liberal con toda su cohorte de desregulaciones; en vez de satisfacer sentidas demandas laborales, tergiversaciones burdas; frente a la promesa firme de poner el peso de Francia a favor de otra política en la UE, sometimiento y seguidismo al catón de Maastricht; frente a la ilusión de recuperar al menos algo del halo autónomo que De Gaulle quería para el imperialismo francés, servilismo ante Washington a cada ocasión en que Paris fue requerido, en el mejor estilo de la IV República.
 
La excepcionalidad francesa se convirtió en culto a la hipocresía y al doble discurso. Un cuidado especial por actuar sin alardes y sin hacer doctrina -a la manera de Blair, Schoerder o González y ahora Zapatero-; una preocupación por la imagen y el gesto vacíos -como, por ejemplo, su romería terminal de autopropaganda al Foro de Porto Alegre o sus guiños sobre la Tasa Tobin- como coberturas alucinógenas bajo la que mantener actuaciones de hecho muy similares a las de sus homologos.
 
Por si faltara algo, el ejercicio de la llamada cohabitación con el corrupto Presidente Chirac -al que sería más justo definir como postgaullista que como neogaullista, tal como aún es costumbre- evidenciaba progresivamente a los ojos de la población lo mezquino y secundario de las diferencias y lo esencial de las coincidencias, entre las dos fuerzas presuntamente alternativas, encastilladas respectivamente en el Eliseo y en Mantignon. El escepticismo aumentó y a su amparo una creciente indiferencia en la que se manifestaba el alejamiento hacía unas fuerzas vistas como intercambiables, a la misma manera que pueden cualificarse las parejas SPD-CDU; PP-PSOE o FI-DS. Las habituales argucias estadísticas macroeconómicas al uso por los gobiernos, no pudieron contrapesar eficazmente todo el malestar social derivado de la decepción y la realidad cotidianas, marcadas por la precariedad, la desigualdad, la inseguridad, el asco... Afortunadamente, la existencia de fuerzas políticas de izquierda consecuente y la recuperación de las luchas sociales -con la incorporación de nuevas generaciones- ofrecieron -al menos a un sector- la oportunidad de eludir la desesperación o la confusión absolutas, planteando de un lado la posibilidad de una nueva situación y de otra, dando coherencia al rechazo y la resistencia popular: el importante ascenso de la coalición LCR-LO de las ultimas municipales, así lo manifestó.
 
Suprimido el septenato presidencial, recuperado el nefasto Fabius -símbolo de la etapa miterrandista- como estandarte de normalización y establecido el calendario electoral, Jospin llega a las presidenciales, haciendo de la necesidad virtud, con un planteamiento de confrontación con Chirac a la americana. Irrepetible la jugada de 1997, compite con Chirac en una pugna por quien puede gestionar mejor un programa igualmente reaccionario y desideologizado, sin advertir al parecer que este desplazamiento situaba a ambos en el terreno preferido de Le Pen -original y no copia- quien además podía presentarse -como buen demagogo fascista- como alguien no contaminado por las miserias y corrupciones del sistema. Es algo más que una anécdota que el eje del debate público entre los dos pretendidos primeros espadas se articulara en torno al eje prioritario de la inseguridad ciudadana; ¿cabe sorprenderse pues del éxito posterior de alguien con la imagen de polizonte intransigente y mercenario dispuesto a todo que encarna Le Pen?. Tocando las consecuencias y no las causas; en una realidad social -aún marcada ideológica y materialmente por el pasado colonial francés- que diariamente cuestiona y pone en contradicción el pensamiento oficial republicano, el miedo irracional, la rabia indiscriminada y la impotencia social se constituían en terreno abonado para el crecimiento del voto fascista.
 
El tradicional sistema político francés de la V República, de otra parte, que hace que -tras superar un  complejo procedimiento de filtrado- la presentación en la primera vuelta presidencial sea condición de visibilidad política y de medición para posteriores ofertas, provocó tanto en los espacios de la izquierda gubernamental como de la derecha tradicional, la comparecencia de diversas candidaturas. Era algo usualmente admitido que esta vuelta permitía a los socios recordar su especificidad, preservar el propio rebaño y competir en promesas, para establecer a continuación su orden de preeminencias, de tal manera que, en la segunda, una vez ofrecidos sus apoyos al primate respectivo en ejercicio repetido de lo que se conoce como disciplina republicana se solventaran, ya sólo entre dos, los asuntos serios de los que dependen el reparto posterior de cargos y prebendas. Hasta ahora, esta practica -que une indisolublemente en dos tiempos, elementos de libertad y preferencia que recuerdan en algo a lo que por aquí vivimos en las europeas con el encorsetamiento del voto útil de las generales- había servido como elemento cohesionador e integrador funcional. Lo que no estaba previsto era que la decepción se expresara combinada y simultáneamente en la mayor abstención vista hasta la fecha -situándola en el 27,4%-, una dispersión de voto demasiado pareja entre socios o afines (seis candidatos de la derecha tradicional; cinco en la izquierda plural) y casi un 40% del electorado que, aún desde posiciones y con apuestas políticas enfrentadas, no se mostrara dispuesto a repetir lo que establecía el guión, apostando por candidaturas que por coherencia u oportunismo (caso este de Chevenemment o los Cazadores) denuncian la situación del régimen, llevando hasta la urna su rechazo cotidiano.
 
El trueno en primavera
 
La derecha tradicional obtiene el peor resultado de la historia de la V República de un presidente en ejercicio. Ni siquiera el manto presidencial puede ocultar toda la mugre que lleva encima Chirac tras decenios en las covachas del poder.
 
La ultraderecha fascista, concentra sus votos en Le Pen superando los efectos de la escisión de su lugarteniente, el ladino Maigret (MNR), duplicando su porcentaje en relación a las ultimas europeas de 1999 y obteniendo un 2% más que en su mejor presentación. El Frente Nacional resume, sintetiza, se beneficia y recoge todas las corrientes del fascismo francés, desde Vichy y aún antes hasta hoy. Como una esponja, absorbe todas las miserias del pasado colonial y de la V República y en la mejor tradición fascista se sitúa a si mismo por encima de la izquierda o la derecha (identificadas con Chirac y Jospin) lo que Le Pen traduce definiéndose a si mismo "Socialmente de izquierdas; económicamente, de derechas y sobre todo, nacionalmente francés". El FN sigue recibiendo votos de trabajadores, campesinos, pequeñoburgueses... Se convierte en primera fuerza en Alsacia, en varios departamentos del Norte, en Marsella...
 
La catastrofe de la izquierda plural (o la izquierda gestionadora, capitalista, reformista, social-liberal o como queramos llamarla) empieza porque desde el PS se van votos al MDC, al republicano PRG (que presentó a una mujer negra guayanesa), a la izquierda consecuente, a los verdes, a la abstención... En su conjunto, este campo retrocede entre un 7 y un 12% en relación a las legislativas de 1997, según se establezcan las parejas a comparar. Jospin (PS) en concreto pierde 7 puntos en relación a las anteriores presidenciales (antes de llegar y ejercer el Gobierno). El PCF -pasado del postestalinismo a la neosocialdemocracia, casi sin solución de continuidad- sufre un desastre histórico después de cinco años desde los ministerios "haciendo política en tiempo real" -como le gusta decir a algunos epígonos suyos de por aquí- e intentando a la vez vender en la calle una increíble imagen de izquierda antagonista enmoquetada. Envuelto en una crisis política crónica descomunal, su escaso 3,4% llega sólo al 40% del ya de por si menguado resultado de 1995 (conviene recordar que en 1969 era, con distancia, la primera fuerza de la izquierda). Aparte, como si se tratara de un acto de justicia y compensación históricas, el que fuera orgánicamente uno de los pilares históricos del estalinismo -el partido de Maurice Thorez, Waldeck Rochet y Marchais- ha de ver como en su epilogo es sobrepasado electoralmente por dos partidos comunistas revolucionarios de tradición trotskista. En cuanto a Los Verdes, aún consiguiendo su meta de superar el 5% que da derecho según la legislación francesa al pago institucional de los gastos electorales contraídos y creciendo 2 puntos en relación a las presidenciales de 1995, pierden un 4% si se toma como referencia el 9% ganado en las más recientes europeas de 1999, obtenido en una lista encabezada por el post-casitodo y filoliberal Cohn-Bendit.
 
La izquierda consecuente obtiene en su conjunto unos excelentes resultados. El 10,07% de la suma entre LO y LCR supera de largo los sucesivos 3,4%, 4,4% y 5,3% alcanzados en anteriores presidenciales por LO, doblando este ultimo dato y consolidando los resultados de las ultimas municipales. Es un voto obtenido con una clara definición política anticapitalista, avalado y sostenido por una presencia militante. Fruto de una continuidad que ha sabido sobreponerse a desánimos y errores y que si en el caso de Lucha Obrera tiene decenios a la espalda, en el de la LCR -fundada a raíz del Mayo del 68 e incluso ilegalizada después durante un tiempo- tiene tras si una tradición, que por la vía de su condición de sección francesa de la IV Internacional llega hasta los años veinte del siglo pasado. La comparecencia separada en estas elecciones fue consecuencia de una decisión de LO. Aparte otras razones, el conocimiento público de su candidata Lagiller y sus anteriores resultados, dieron credibilidad a pronósticos demoscópicos que le adelantaban ya un buen dato. Besancenot -por la LCR- cartero, de 27 años, era públicamente desconocido antes de la campaña, lo que no ha sido obstáculo para contribuir a un excelente porcentaje. Los más de 2.800.000 votos obtenidos en conjunto por LO y LCR -en las habituales condiciones de desigualdad- son un dato a retener. Con todo, es evidente que estas dos fuerzas que -aún compartiendo referencias ideológicas y posiciones políticas de calado- mantienen entre sí diferencias y personalidades propias, tienen ante sí el desafió de vertebrar conjuntamente y ampliar ese espacio social que ya han encarnado, sabiendo convertir sus especificidades en complementariedad y sabiendo administrar acuerdos y desacuerdos.  
 
Perspectivas
 
La misma noche electoral, espontáneamente o convocados por las organizaciones de derechos humanos, la LCR y Los Verdes (ver Liberation y Le Monde), miles de personas acudieron a concentraciones y actos antifascistas. Desde la izquierda se apunta como tarea generar una movilización popular antifascista que, no se limite a lo electoral y que toque también las raíces políticas y sociales que han generado el ascenso lepenista y que implican una confrontación frontal con las políticas neo-liberales que han creado el escenario político y social que lo han hecho posible.
 
Chirac ya recibe apoyos electorales expresos del PS, PCD, MDC... La previsible masividad de su victoria frente a Le Pen no será precisamente una fuente de legitimación para alguien que no podrá reivindicar su resultado y que aparece claramente como el mal menor. Chirac podrá ser un Presidente debil...
 
La traslación de los resultados electorales a los movimientos populares será seguramente una tarea importante. Igualmente que contribuir a que se extraigan conclusiones positivas de lo ocurrido en el seno del PCF, Los Verdes... La izquierda consecuente habrá también de dar muestras de seriedad y decisión a la hora de combinar todo esto con la preparación de las próximas legislativas.
 
Todo apunta a un tiempo de tormentas al norte de los Pirineos...
 
 
PD: El Problema Nacional
 
En esta ocasión no ha habido candidatos nacionalistas de las naciones oprimidas en el Estado francés. Tampoco la cuestión nacional en general ha sido centro del debate, aún cuando el recorte y frustración del extremadamente moderado Proyecto Jospin sobre Córcega, sí estuvo presente en los prolegómenos de la campaña. Es sabido que en la centralidad del problema nacional, el Estado frances todavía no tiene comparación posible con lo que ocurre en el Estado español, donde es una cuestión política transversal esencial, determinante y definidora.
 
Por lo que sabemos, la candidatura de la LCR defendió programaticamente en campaña (Le Monde) el derecho a la autodeterminación de Córcega y de los llamados DOM-TOM (los departamentos y territorios de Ultramar). También apoyó la reivindicación transitoria de un Departamento vasco propio, separado del de Bajos Pirineos, que comparten forzosamente la región francesa de Bearn y Euskadi norte. En el foro de la pagina de Besancenot puede leerse una polémica con criticas desde Bretaña, Flandes, Alsacia y la Cataluña Norte por no haberlas citado expresamente (lo que no sabemos si es una cuestión política o técnica).
 
Naciones en el Estado francés:
Córcega, Bretaña, Euskadi, Cataluña...
 
Enlaces:
* Prensa: Le Monde, Liberation
 
* Candidatos y fuerzas políticas:
- Chevenement, Movimiento de los Ciudadanos-Polo Republicano
- Noel Mamere, Verdes
Solidaridad con Palestina
 
Palestina: Represión sionista
 
Enlaces:
 
MANIFESTACIÓN POR LOS DERECHOS
DEL PUEBLO PALESTINO Y CONTRA EL GENOCIDIO
 Martes, 23 de abril; 8 de tarde
 Plaza Nueva.
Sevilla
 
 
Música: La marsellesa
 

Ingresos recibidos hasta la fecha por suscripciones-ayuda a ANDALUCÍA LIBRE: 158 Euros

 
Publicidad del Servidor E-Listas:












[Adjunto no mostrado: =?iso-8859-1?Q?Himno_La_Marsellesa=2C_Himno_de_la_Rep=FAblica_Francesa.mid?= (audio/mid) ]

Free Website Counter
Hit Counters