Inicio > Mis eListas > ari > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17 al 46 
AsuntoAutor
Cena en rosario Juan
=?us-ascii?Q?Ley d Juan
La renuncia según Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
Ley de lemas Juan
=?us-ascii?Q?Voy a Juan
=?us-ascii?Q?rodri Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
alvarez secretario Juan
Notas sobre la ley Juan
Proyecciones elect Juan
=?us-ascii?Q?"un p Juan
=?us-ascii?Q?Bravo Juan
"La Corte Suprema Juan
=?us-ascii?Q?hist= Juan
De ñoquis y otras Juan
Charla sobre prost Juan
Todavía no lleg{o Juan
=?us-ascii?Q?golpe Juan
Muertes anunciadas Juan
Pensamiento económ Juan
CUERPO TEORICO-HIS Juan
Elisa Carrió 17/18 Juan
Lo Vuolo, reportaj Juan
El técnico y el po Juan
REPUDIO A LA REPRE Juan
Liilata en Rosario Juan
Sobre infoBAE Juan
Carrió convoca a u Juan
PARA CARRIO, LA MA Juan
 << 17 ant. | 22 sig. >>
 
Argentinos República Iguales
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 26     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ari] Notas sobre la ley de Lemas
Fecha:Martes, 25 de Diciembre, 2001  11:50:41 (-0300)
Autor:Juan <juan @....com>

Cómo será la votación de un régimen de lemas
Habrá más l
istas que de costumbre
Lo primero que percibirá el ciuda
dano, en las semanas previas a la elección y en el cuarto
 oscuro, será que la oferta de candidatos será mucho mayo
r que la habitual: habrá más candidatos dirigiéndole mens
ajes y habrá más listas en la mesa de votación.

¿Cómo 
será la votación con el sistema de lemas? La resolución v
otada ayer por la Asamblea brinda muchas respuestas:

L
ema es sinónimo de partido.

Sólo participarán en la el
ección los partidos reconocidos a nivel nacional y las al
ianzas entre partidos nacionales. No intervendrán los pro
vinciales.

Dentro de cada partido (lema) pueden actuar
 varias expresiones internas (sublemas, es decir, líneas 
internas). Por ejemplo, ARI puede presentar tres o cuatro
 listas de candidatos para la primera vuelta. Y lo mismo 
pueden hacer los otros partidos.

Los afiliados de cada
 partido pueden formar cuantos sublemas deseen: basta con
 que treinta afiliados manifiesten, con un escrito ante l
a justicia electoral, la intención de participar como sub
lema del partido.

Las fórmulas de candidato a presiden
te y vicepresidente que presenta cada sublema son indivis
ibles. Es decir, no pueden combinarse, mediante un acuerd
o, dos fórmulas.

Para saber quién ganó la elección hay
 que hacer dos cálculos.

En un primer momento, habrá q
ue tener en cuenta cuántos votos totales sacó cada partid
o, para lo cual hay que sumar los que obtuvieron los dist
intos sublemas de cada partido.

Como la Constitución, 
que prevé un mecanismo de doble vuelta, establecce que pa
ra ganar en la primera ronda la fórmula más votada debe a
lcanzar el 45 por ciento de los votos, o el 40 por ciento
 más diez puntos sobre la siguiente fórmula, en esta elec
ción habrá que ver cuántos votos obtiene cada lema (parti
do) -no el sublema-.

Si algún lema obtiene en la prime
ra ronda ese porcentaje, automáticamente se convertirán e
n presidente y vicepresidente los candidatos del sublema 
más votado dentro de ese partido.

Si ninguno de los pa
rtidos (lemas) obtiene ese porcentaje de votos, habrá que
 realizar una segunda vuelta, el 31 de marzo.

La segun
da vuelta

Pero, ¿quiénes van a la segunda vuelta? ¿Los
 dos sublemas más votados, aun cuando sean del mismo part
ido? ¿O los sublemas que pasan serán, necesariamente, rep
resentantes de dos partidos distintos?

Anteayer, algun
os hombres del peronismo pensaron en imponer la primera a
lternativa. Un ejemplo hipotético: si en la primera vuelt
a el PJ es el lema más votado (y los lemas de Carlos Ruck
auf y José Manuel de la Sota son las dos fracciones peron
istas más votadas) y ARI sale segundo (con Elisa Carrió a
 la cabeza), aquellos dos pasarían a la segunda vuelta.


Pero esta posición fue desechada, porque hubiese sido t
achada de inconstitucional y le hubiese asegurado al pero
nismo, que probablemente será el lema más votado, el mono
polio de la segunda ronda.

Por eso, la resolución vota
da por la Asamblea dice que en la segunda vuelta particip
arán, solamente, las fórmulas que representen a los "dos 
lemas más votados en la primera vuelta". Cada lema estará
 representado por su sublema más votado. A esas alturas, 
en marzo, si existiese segunda ronda, ya estaríamos frent
e a una campaña muy personalizada y polarizada.

Siguie
ndo el ejemplo anterior: a la segunda vuelta pasaría uno 
de los líderes del PJ (el del sublema más votado) y Carri
ó, aun cuando -en el ejemplo- ésta hubiese obtenido menos
 votos que los dos sublemas del PJ.

Esto le abre las p
osibilidades electorales a otros líderes ajenos al PJ que
 en la primera vuelta hagan una buena elección. Por eso, 
es posible que hagan una campaña muy intensa.

La fórmu
la vencedora en la segunda vuelta será la que obtenga may
or número de votos afirmativos.

Con este procedimiento
, que quizá no sea políticamente el mejor -porque se disp
ersan los votos en momentos en que el país necesita de co
nsensos-, la Asamblea buscó solucionar la interna del per
onismo sin apartarse demasiado de la Constitución.

Por
 Adrián Ventura
De la Redacción de LA NACION
http://www
.lanacion.com.ar/01/12/24/dp_361785.asp
LA NACION | 24/1
2/2001 | Página 10 | Política 

http://old.clarin.com/d
iario/2001-12-24/p-00901.htm

La designación de Adolfo 
Rodríguez Saá dejó flotando una polémica jurídica: ningún
 legislador supo decir si la ley de lemas que votaron ser
á considerada una ley, o fue una "declaración" que deberí
a ser tratada en las dos Cámaras por separado.

El prob
lema es que las asambleas legislativas no votan leyes —lo
 hace cada Cámara por separado, con un procedimiento fija
do por la Constitución—, y mucho menos si se trata, como 
ahora, de una reforma al sistema electoral que exige mayo
rías calificadas.

El proyecto ganador incluyó en un so
lo texto, de 25 artículos, todos los acuerdos internos a 
los que llegó el peronismo para encarar esta etapa: el ll
amado a nuevas elecciones para el 3 de marzo, la ley de l
emas —se redactaron todos sus detalles— y al final, en el
 artículo 22, el nombre de Rodríguez Saá.

Este "núcleo
 de coincidencias básicas" —como lo llamó la frepasista V
ilma Ibarra— fue un paquete cerrado que no se podía desat
ar sin romper delicados equilibrios internos en el PJ.


Y deliberadamente se lo rodeó de pequeñas "trampas" para
 que no quedara claro si es una ley. Es más, ningún peron
ista respondió a los reiterados pedidos de aclaración que
 se hicieron desde las bancas.

Por ejemplo, se dejó so
bre las bancas una copia de la llamada "ley" 241, por la 
que se designó presidente a Domingo Faustino Sarmiento y 
vice a Adolfo Alsina. Con esto se intentó demostrar que u
na Asamblea puede "votar leyes", cuando en realidad en es
a época el Congreso funcionaba como Colegio Electoral.


Para sumar a la confusión, al comienzo de la sesión se v
otó inesperadamente un "reglamento" sacado de la ley 240 
media (así se llama), redactado en 1868, para aquella Asa
mblea Legislativa. Allí dice que "todas las votaciones se
 resolverán por mayoría absoluta (la mitad más uno) de lo
s presentes". El objetivo: esquivar el mandato, contenido
 en la nueva Constitución de 1994, de que las reformas al
 sistema electoral exigen mayoría calificada, es decir la
 mitad más uno del total de miembros de cada Cámara. Pero
 está claro que no se puede aplicar un reglamento de 1868
 para trabajar con la Carta Magna de 1994.

Además, el 
proyecto del peronismo tuvo la forma de las resoluciones,
 con "visto" y "considerando". Pero en su parte resolutiv
a dice "sanciona". Y sólo se sancionan las leyes.

El p
royecto, al que no se podía modificar, hizo que muchos de
 los que hubieran votado por Rodríguez Saá —por ejemplo l
os radicales — se inclinaran por su rechazo porque no pod
ían despegarlo ni de las nuevas elecciones ni de la ley d
e lemas.

Y quedó en una nebulosa que se resolverá reci
én esta semana. El jefe de bloque de los senadores peroni
stas, José Luis Gioja, le dijo a Clarín que "ya puede con
siderarse ley" porque obtuvo la mitad más uno de los voto
s de la totalidad de la Asamblea (169 sobre sobre 329). P
ero que "si hay reclamos, entonces lo votaremos como corr
esponde" en cada Cámara.

Es que la deliberada falta de
 claridad que ensayó el PJ podría terminar en la declarac
ión de inconstitucionalidad de la ley de lemas, y se romp
ería su "núcleo de coincidencias básicas" internas.

Ju
an