Inicio > Mis eListas > ari > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 17 al 46 
AsuntoAutor
Cena en rosario Juan
=?us-ascii?Q?Ley d Juan
La renuncia según Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
Ley de lemas Juan
=?us-ascii?Q?Voy a Juan
=?us-ascii?Q?rodri Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
alvarez secretario Juan
Notas sobre la ley Juan
Proyecciones elect Juan
=?us-ascii?Q?"un p Juan
=?us-ascii?Q?Bravo Juan
"La Corte Suprema Juan
=?us-ascii?Q?hist= Juan
De ñoquis y otras Juan
Charla sobre prost Juan
Todavía no lleg{o Juan
=?us-ascii?Q?golpe Juan
Muertes anunciadas Juan
Pensamiento económ Juan
CUERPO TEORICO-HIS Juan
Elisa Carrió 17/18 Juan
Lo Vuolo, reportaj Juan
El técnico y el po Juan
REPUDIO A LA REPRE Juan
Liilata en Rosario Juan
Sobre infoBAE Juan
Carrió convoca a u Juan
PARA CARRIO, LA MA Juan
 << 17 ant. | 22 sig. >>
 
Argentinos República Iguales
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 40     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ari] Lo Vuolo, reportaje en Del Plata
Fecha:Jueves, 27 de Junio, 2002  19:41:47 (-0300)
Autor:Juan <juan @....com>

Compañeros:
                        les mando un reportaje que le hicieron a Rubén Lo
 Vuolo y que, creo, puede servir para la militancia.

 Medio: Del Plata
 Programa: Cheque en blanco
 Entrevistado: Rubén Lo Vuolo
 Fecha: 22/06/2002 10:10

 ------------------ Comienzo de Desgrabación ------------------

  El economista del ARI define su propuesta económica

 Ernesto Tenembaum:   Ahora vamos a hablar con alguien que sabe bastante.
 Es un economista muy respetado en círculos académicos por más que los
 economistas "serios", esos que tienen todos un "negocito" al lado de su
 sabiduría técnica, se burlen de él. Escuchá porque vale la pena. (...)
Buen día, Rubén Lo Vuolo, ¿cómo le va?

 Rubén Lo Vuolo:  Qué tal, buenos días. ¿Cómo le va?

 E.T.: Presentémoslo un poquito. Lo Vuolo es economista, investigador del
 Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas, y es
 además...es mucho más conocido como asesor de Elisa Carrió. Lóbulo, ¿qué
 cree usted que quiere el Fondo?, no digo en la Argentina nada más, en la
 región, ¿a qué está jugando?

 R.L.V.: Uno tiene la impresión de que el Fondo se ha apartado
 sostenidamente en los últimos tiempos de los propios objetivos que le
dieron origen, ¿no? Porque el Fondo Monetario fue creado como una
institución
cuya función principal era la de prevenir las crisis financieras
internacionales; cuya función principal era saldar las deficiencias de
balance de pagos entre países deficitarios y países superavitarios; y
evidentemente pareciera que ahora ha optado por una función que está
totalmente lejana de esta, cual es la de actuar como actor político, no
solamente inclusive en el ámbito internacional, sino también actuando
permanentemente en cuestiones de orden interno de los distintos países.
Entonces a partir de acá -si esto que estoy planteando es medianamente
sensato- es muy difícil saber qué es lo que quiere el Fondo, porque tengo la
impresión de que lentamente, o sostenidamente, se está apartando de los que
supuestamente tendrían que ser sus funciones, y para colmo -creo yo- está
empezando a funcionar no...eh...o no empezando, esta continuando, digamos,
con una actitud que me parece muy peligrosa para su propia legitimidad, cual
es la de empezar a tener intereses propios y no representar los intereses de
los países que lo conforman, y en todo caso, los intereses de la comunidad
internacional, ¿no?

 E.T.: Lo Vuolo, ¿me tiene un poquito de paciencia?, porque yo quiero
 decirle algo que yo veo de lo que está pasando y quiero saber su opinión.

 R.L.V.: Sí.

 E.T.: A mi me parece que hay algo muy fuerte que está pasando en el
Tercer Mundo o en los países que en algún momento fueron potencias
emergencias
del Tercer Mundo, fundamentalmente en el Sudeste Asiático y en América
Latina, donde hay un grupo de, así llamados, gurúes, que son un grupo
que...bueno, Cavallo los definió mejor que nadie (y Cavallo sabe de eso
porque los conoce de adentro): un grupo de pibes soberbios que mucho no
entienden, que cuando encuentran que en un país hay un grupo de políticos
corruptos que garantiza a los capitales hacer lo que quieran con este país,
rápidamente recomiendan, en términos técnicos y respetables, que los
capitales vayan rápido a ese país. Luego, cuando, por ejemplo, lo que pasa
en Brasil ahora, aparece la perspectiva de que haya un político honesto que
parte de esas ganancias puede llegar a querer distribuir moderadamente eso,
rápidamente estos
tipos dicen: Bueno, váyanse rápido de ese país,  con lo cual los capitales
terminan destruyendo los países porque todo es inmediato, no hay ninguna
idea de crecimiento sostenido a largo plazo, de apuesta, de riesgo, etc. Con
lo cual hay que ir donde políticos chorros comprados garanticen más
rápidamente el rendimiento, e irse apenas haya un proyecto de país serio.
 ¿Usted lo ve así? ¿Ve que este es un problema mundial? ¿No lo es? ¿ Qué
es?

 R.L.V.: Yo, en todo caso, voy a complementar el análisis suyo. Yo, sobre la
mayor o menos corrupción de algunos actores no voy a opinar, pero sí voy a
opinar sobre la factibilidad de que se pueda actuar del modo que usted lo
dice. Y en ese sentido, creo que lo que ha sucedido es lo siguiente: al
mundo, y particularmente a los países emergentes, que este es el principal
problema, o mejor dicho, a los países en vías de desarrollo -que ahora los
han rebautizado de este modo- le han vendido un modelo de globalización
financiera que científicamente significa lo siguiente: A ustedes les
conviene transformar toda su riqueza productiva en riqueza líquida capaz de
ser transada en los mercados financieros. ¿Me explico?, si no usted me
interrumpe. O sea, ¿qué significa eso? Significa que la riqueza de un país
se va transformando en títulos de la deuda pública de ese país, se va
transformando en obligaciones negociables de distintas empresa, se va
transformando en títulos representativos de esa riqueza. De ese modo, esos
títulos se colocan en manos de los que transan en los mercados financieros,
mercados financieros que inmediatamente se recomienda a esos países que se
abran, que se eliminen todo tipo de controles y que se permita la libre
entrada y salida de estos títulos valores que cotizan diariamente en
mercados por parte de estos operadores que usted nombra. ¿De acuerdo? Si
usted lo pone de este punto de vista significa lo siguiente: Fíjese que
diariamente estos mercados financieros, funcionando de este modo, tienen la
posibilidad de definir cuánto vale o cuánto no vale la riqueza de un país a
partir de definir cuánto cotizan o no cotizan los títulos que representan a
esa riqueza. ¿No sé si me explico?

 E.T.: Perfectamente.

 R.L.V.: Entonces, de este modo se instituye un modelo en el cual tienen dos
características. Primero, lo que nombré previamente: Hay un grupo de
operadores de los mercados financieros que pueden definir cotidianamente lo
que vale la riqueza de un país. Punto número uno. Punto número dos: Esos
operadores financieros en general no funcionan, como algunos creen, de un
modo racional o de un modo técnicamente sólido, más allá que en muchos casos
en los mercados financieros existen obviamente inversionistas que sí
trabajan con ese criterio (lo que se llama a aquellos inversionistas que
trabajan con una visión de largo plazo en base a los datos fundamentales de
una economía). Pero en los hechos, lo que establece -y hoy lo estamos viendo
nuevamente, lo continuamos viendo- lo que sucede a diario en los mercados
financieros es el comportamiento especulativo.

 E.T.: Bueno, de hecho, es tan dudosa la capacidad técnica, o por lo menos
las ganas de analizar en Wall Street solo técnicamente lo que pasa en estos
países que, no solamente respecto a los países sudamericanos, hubo un gran
escándalo respecto del silencio que mantuvieron acerca de la obvia caída de
las acciones tecnológicas.

 R.L.V.: ¡Ah, no...!

 E.T.: Es decir, hay denuncias de corrupción en Wall Street. Ahora, ¿cómo
hace un país en desarrollo (o varios países en desarrollo, o una región), de
ahora en más, para protegerse de esto que tan ostensiblemente es nocivo para
millones de personas?

 R.L.V.: Sí, sí. Hay dos puntos, digamos. El primero, que acá hay una
cuestión: cuando yo hablo de comportamientos especulativos no estoy haciendo
en este caso una definición peyorativa. Especular significa  jugar con el
cambio de valor de un mismo bien. ¿Me explico? O sea, no se genera una mayor
ganancia por el valor productivo de algo, sino que se dice: yo apuesto a que
esto va a valer mañana más o menos lo mismo. No se genera riqueza. Y esto es
un juego al cual usted lo puede habilitar más o menos según las
instituciones que tenga en el mercado financiero y en el mercado de
capitales, ¿me explico? Entonces, ¿por qué hago esta observación? Porque lo
que está pasando hoy no solo en la Argentina, sino lo que está pasando en
América Latina, es resultado también que en un momento se dejó entrar a esos
capitales a hacer ese juego. Ahora todo el mundo está hablando de la salida,
pero en realidad el problema comenzó con el modelo que se implantó en la
década del noventa y que se permitió que se genere un boom ficticio de
consumo y de inversión en los distintos países como resultado de la
entrada de estos capitales especulativos. Ahora, ¿usted cómo opera contra
esto? Y; por lo que dije previamente (y usted creo que me dio una punta?,
primero, creo yo ya que es muy difícil que un país aisladamente pueda actuar
para prevenir y para, de algún modo, administrar o regular este tipo de
comportamiento. Creo que es evidente que cada vez más hacen falta políticas
coordinadas de distintos países que fortalezcan esta cuestión. Este ese el
primer tema, y creo que eso, el Fondo, no solamente que no está
colaborando, sino que todo lo contrario: está actuando de forma tal de
pretender aislar
a los países con intereses comunes. La segunda cuestión que me parece que es
importante es el tema de la regulación de los mercados de capitales, no
solamente a nivel local, sino otra vez a nivel internacional. Creo que este
es un segundo punto; y ahí también significa, no solo no dejar entrar o
dejar entrar, sino discriminar en el movimiento de la balanza financiera
entre aquellos capitales que tienen un destino estrictamente de inversión
productiva y aquellos capitales que vienen solamente a jugar en inversiones
especulativas.

 Alfredo Zaiat: Rubén

 R.L.V.: Sí.

 A.Z.: Alfredo Zaiat te saluda.

 R.L.V.: Ah, ¿qué tal ¿Cómo te va?

 A.Z.: Bien. ¿Cómo andás?

 R.L.V.: Bien.

 A.Z.: Acá me llegó un cable de último momento que dice que Lilita Carrió es
presidenta de la Nación y que Rubén Lo Vuolo es el ministro de Economía.

 R.L.V.: Guarda con los cables porque todos los días están saliendo
noticias.

 A.Z.: ...(Risas)... Lo Vuolo ¿qué hacés con el dólar?

 R.L.V.: ¿En este momento preciso?...eeeeh...

 A.Z.: Si sos ministro.

 R.L.V.: No, no, correcto. Yo voy a decir lo siguiente: yo creo a un país
como Argentina no le conviene ni un tipo de cambio fijo ni un tipo de cambio
absolutamente libre, por razones que si querés las describo, pero no tengo
tiempo...

 A.Z.: No, no, hacelo sintético.

 R.L.V.: Correcto.

 A.Z.: Las medicas sintéticas para la gente.

 R.L.V.: Lo que yo creo concretamente es que a la Argentina le conviene
tener un mercado de flotación entre comillas) "sucio", pero que para ello
hacen falta tener una cantidad de medidas que no solamente pasan por el
mercado cambiario. Primero, creo que es necesario e imprescindible tener una
política de retenciones móviles. Esto es, que se vayan ajustando conforme al
movimiento de los precios internacionales. Punto Nº 2, creo que es también
imprescindible tener una estricta política de control de cambio y de
asignación de fondos y de divisas en función de prioridades que estén
establecidas. Punto Nº 3, creo que ya no hay más lugar y Argentina debe ir
directamente a plantear entre sus socios del Mercosur la necesidad de tener
una política cambiaria coordinada. Porque vos fijate lo que está sucediendo
ahora: el Fondo (cuando uno dice el Fondo es el Fondo y también los
dirigentes locales de los distintos países, ¿no?, porque uno dice el Fondo
como si fuera toda una cuestión externa y en realidad hay más
responsabilidad por parte de los dirigentes locales probablemente que del
Fondo), recomienda como salida de las crisis financieras y de reordenamiento
del balance de pago devaluaciones con flotación limpia hasta que el dólar se
equilibre ¡a países que comercian entre sí!... y que venden a los mismos
países. Entonces, ¿cómo va a servir, en términos comerciales, una
devaluación absolutamente descontrolada entre los países que están
comercializando entre sí? ¿Qué vamos a hacer, una competencia a ver quién
devalúa más entre Brasil, Uruguay y Argentina? No sé si me explico.

 A.Z.: Sí, está clarísimo.

 R.L.V.: Entonces, este tipo de incongruencias, que absolutamente
percibible, son las que se tienen que evitar.

 A.Z.: Bueno, Rubén, está claro: tipo de cambio libre con intervención del
Banco Central.

 R.L.V.: Yo diría...no, disculpame, yo dije: tipo de cambio...primero, que
no dije único. Yo creo que probablemente Argentina necesitaría un doble tipo
de cambio. Creo que probablemente necesitaría debería...Yo estoy hablando
particularmente del tipo de cambio comercial en el cual a mi me parece que
lo que habría que hacer es tener una política muy fina de manejo con
retenciones móviles y control de cambio. ¿sí?

 A.Z.: Sí, sí.

 R.L.V.: Lo que no dije es "libre" porque a veces se piensa en una
flotación...no creo que el mercado en países como el nuestro libremente
pueda establecer un precio de equilibrio y creo que eso está demostrado.
Mucho más cuando hay mercados que no han funcionado por tanto tiempo como lo
que pasó en la Argentina.

 A.Z.: ¿Qué haces con los bancos?

 R.L.V.: Es todo un tema, ¿no? Primero hay que ver cómo quedan.

 A.Z.: Hoy, hoy, hoy.

 R.L.V.: Bueno, hoy...eh...

 A.Z.: Tenés el corralito, tenés lo bancos, les das bonos a la gente
totalmente compulsivos...

 R.L.V.: No, esta estrategia...la estrategia compulsiva no me parece la
mejor. Nosotros...y esto es un poco difícil a veces contestar porque uno ha
recomendado tantas cosas antes de llegar a esto donde estamos...

 A.Z.: No pero por eso te aclaro que te estoy diciendo hoy porque por ahí
dentro de seis no hay nada de reservas...

 R.L.V.: No, yo creo que lo que hay que hacer es, primero, tener una
definición muy clara de cuáles son las entidades financieras que se quieren
quedar en el país y cuáles son las entidades financieras que están
dispuestas a seguir haciendo sus operatorias en un sistema financiero
sustantivamente diferentes, lo cual significa...no me parece que sea
adecuado salidas de tipo generalizadas, salvatajes generalizados, sino tener
una política que permita diferenciar las responsabilidades y las actitudes
de las distintas entidades.

 A.Z.: Mantenés la banca pública.

 R.L.V.: Sí, sin duda. Probablemente sin duda. Creo que la banca pública es
un referente imprescindible del mercado financiero y creo que probablemente
habría que cambiar en donde la banca pública debería tener -a mi punto de
vista- intuitivamente alguna conformación regional de forma tal de pasar a
ser de una vez por todas aquella banca especializada en el otorgamiento de
créditos a los sectores productivos de las distintas regiones que tienen sus
especifidades y a partir de ahí tener una integración mucho más clara con la
comunidad, pero no dependiente de un determinado gobierno provincial. No
sé si me explico lo que digo.

 A.Z.: Sí.

 R.L.V.: Sino trabajando a nivel regional y en función estrictamente de
"servicio" (entre comillas) a las actividades productivas y económicas de la
región y no como financiamiento de un gobierno de turno. Creo que ese es un
dato importante.

 A.Z.: Tengo el pasaje de Lavagna para ir a Washington ¿vas vos o no vas?

 R.L.V.: ¿A qué?

 A.Z.: A negociar con el Fondo.

 R.L.V.: No, bueno...claro. O sea, uno tiene que conversar. Argentina está
en una situación tan, pero tan dramática que uno tiene que conversar con
todo el mundo. Sí después el mundo o los distintos actores que intervienen
en esta cuestión te apoyan o no te apoyan es otro tema, pero uno tiene que
mostrar una amplitud de criterio y estar dispuesto a conversar con todo el
mundo, pero desde lo que uno considera que es lo más conveniente para el
país. Entonces por supuesto que hay que conversar. Cómo uno va a cortar
conversaciones. Ahora, sí los distintos actores no están dispuestos a
apoyar un  programa que sea beneficioso para el país, uno elegantemente
tendrá
que decirles Señores, lamento que ustedes no colaboren con nosotros. Vamos a
tener que intentar hacerlo de otro modo. Pero por supuesto que a mi no me
parece que Argentina esté en condiciones de tener actitudes de rechazo de
conversaciones con nadie en este momento. La situación es muy grave.
Argentina no solamente tiene que conversar con Washington, tiene que
conversar con Europa, y sobre todo tiene que conversar con sus países
vecinos y con intereses comerciales, financieros y políticos muy estrechos a
los efectos de ver cómo salimos de una situación tan grave, ¿no?

 A.Z.: Bueno, Rubén, muchísimas gracias.

 R.L.V.: No, muchísimas gracias a ustedes por comunicarse con migo.
Buenos días.

 A.Z.: Estuvimos hablando con Rubén Lo Vuolo, que es el economista principal
de Lilita; y si hoy Lilita Carrió fuese presidente, Rubén Lo Vuolo sería el
ministro de Economía.
"No robar"
"No mentir"
"No votar contra el Pueblo"





_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
               ¡¡NO TE PIERDAS ESTA OFERTA!!
             Con la línea ADSL de Telefónica,
        ¡¡VUELA en Internet con tarifa plana 24 horas!!
           ¡Y llevate de regalo un disco duro USB!
    Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/65/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~