Inicio > Mis eListas > ari > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9 al 38 
AsuntoAutor
Fw: pedido de cola Juan
La mujer política Juan
Ultimas encuestas radical
MINUTOS DE SILENCI radical
Rigoberta Menchu a radical
Carrió: "Van a ten radical
ari EN LOS MEDIOS Juan
Lilita con Lanata radical
Cena en rosario Juan
=?us-ascii?Q?Ley d Juan
La renuncia según Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
Ley de lemas Juan
=?us-ascii?Q?Voy a Juan
=?us-ascii?Q?rodri Juan
=?us-ascii?Q?Carri Juan
alvarez secretario Juan
Notas sobre la ley Juan
Proyecciones elect Juan
=?us-ascii?Q?"un p Juan
=?us-ascii?Q?Bravo Juan
"La Corte Suprema Juan
=?us-ascii?Q?hist= Juan
De ñoquis y otras Juan
Charla sobre prost Juan
Todavía no lleg{o Juan
=?us-ascii?Q?golpe Juan
Muertes anunciadas Juan
Pensamiento económ Juan
CUERPO TEORICO-HIS Juan
 << 9 ant. | 30 sig. >>
 
Argentinos República Iguales
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 35     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[ari] =?us-ascii?Q?golpes a pol=EDticos?=
Fecha:Sabado, 16 de Marzo, 2002  17:57:35 (-0300)
Autor:Juan <radical @....com>

Siete voces sobre la violencia
http://pagina12.feedback.
net.ar/secciones/elpais/subnotas.php?id_subnota=1525&fech
anot=2002-03-16&id_nota=2937

 Elisa Carrió, diputada p
or el ARI:

“La violencia siempre es funcional al régim
en, y más allá de que uno pueda repudiar y criticar a alg
una gente, no comparto la violencia. Siempre llamo a la s
ociedad a la perseverancia y a la lucha pacífica en la bú
squeda de la verdad y la justicia. La salida de la Argent
ina se basa en verdad, justicia y reparación del daño, es
to es que devuelvan el dinero robado”.
     
Graciela R
ömer, consultora:

“Creo que más allá de este hecho pun
tual, estamos frente a una rebelión cívica que expresa un
a situación de anomia social. Estos hechos son un desafío
 a la autoridad, un rechazo profundo al conjunto de las i
nstituciones con comportamientos agresivos desbordados qu
e expresan un rechazo a la dirigencia política, sobre tod
o si se observa quiénes son los destinatarios. Pareciera 
que hay una arbitrariedad e irracionalidad, pero lo que s
e ve es que los destinatarios son básicamente personalida
des públicas que, se supone, son responsables de aquello 
que produce el malestar en la población, el deterioro, ex
poliación y la falta de respuesta a los derechos cívicos 
y sociales de la ciudadanía.

Con respecto a los dirige
ntes políticos está claro porque hay un rechazo generaliz
ado. Se los asocia con la corrupción y las frustradas exp
ectativas de la gente. Con respecto a Roberto Alemann y J
orge Asís, son personas que se las identifica con el mene
mismo por haber defendido las políticas de Carlos Menem y
 Domingo Cavallo.

Es un comportamiento desbordado errá
tico e irracional, pero tiene cierta lógica. No hay arbit
rariedad en la selección de los agentes receptores de la 
protesta, importa desde las motivaciones y el significado
 para el escrachante.

La violencia tiene que ver con p
oner el propio cuerpo en la defensa de los derechos en la
 medida en que no pueden ser canalizadosinstitucionalment
e, porque las instituciones no tienen legitimidad social,
 como no la tienen la Justicia ni los partidos políticos.
 La gente siente que tiene que hacer justicia por mano pr
opia, es un gran movimiento colectivo de búsqueda de just
icia, por eso es anómico”.
    
Luis Zamora, diputado p
or Autodeterminación y Libertad:

“Me cuesta dar una op
inión, pero no me gustan las agresiones. No se cambian la
s cosas a golpes. Hay gente que está hace cuatro años bus
cando laburo y se encuentra con el responsable de la dest
rucción familiar que produce la falta de trabajo. Y el re
sponsable ostenta y provoca. Hay un grado de impunidad en
 la dirigencia política que la población de alguna forma 
pone límite porque no encuentra un camino alternativo, pe
ro en definitiva la persona sigue sin laburo. Hay un grad
o de ostentación de impunidad de los que se resisten a se
r minoría, se resisten a no poder imponerse. Los golpes n
o me parece que sean el camino, no propondría que busquem
os a cada uno para pegarles, no es la fórmula que propong
o, pero no me animo a reprocharle al que le pegó. Asís es
 un provocador, he visto que sigue provocando, formó part
e de un gobierno que destruyó todo y está impune”.
    

Patricia Walsh, diputada por Izquierda Unida:

“No est
oy de acuerdo en ejercer la violencia física en la calle 
contra personajes que repudio. El repudio debe ser políti
co. Creo que la gente tiene razón en estar indignada. Pro
pongo no votarlos nunca más y que tampoco sigan accediend
o al Poder Ejecutivo nacional. Arruinarles la cena está b
ien, pero el linchamiento, que viene del apellido Lynch, 
es una práctica de la derecha. Si bien estos personajes, 
como Roberto Alemann o Jorge Asís, provocan sólo con su p
resencia, es necesario controlar la emoción. Propongo hac
erles un corralito alrededor suyo y hablarles, y si no es
cuchan porque son sordos, entonces gritarles, pero no est
oy de acuerdo con la violencia corporal”.
     
Tomás A
braham, filósofo:

“Creo que las fuerzas del orden van 
a tener que tomar alguna medida respecto de las agresione
s de la gente, que ya son actos de bandolerismo.

Esos 
ciudadanos que se creen tan democráticos echan a gente de
 los bares.

Jorge Asís es un escritor muy importante y
 un político que no tiene ninguna denuncia en su contra n
i ninguna condena, por lo tanto es decente.

Este tipo 
de hechos va terminar con los últimos resabios de democra
cia

e instalar el fascismo de derecha o de izquierda. 
Mientras esto dure no va a haber salida. Son síntomas del
 deterioro que existe en la sociedad, que no es ningún sí
ntoma de salud sino de patología”.
             
Beatri
z Sarlo, socióloga:

“El escrache a Asís y la violencia
 en las manifestaciones sociales me parecen un ejercicio 
de patoterismo de masas”.
                      
Rosend
o Fraga, consultor:

“Me parece mal que le peguen a cua
lquier persona. El pegar no se justifica según quien sea 
el agredido, sea Raúl Alfonsín, Roberto Alemann o Jorge A
sís. En ningún caso lo justifico. La violencia estalla en
 el fútbol, en la delincuencia y en la calle, pero es una
 violencia sin sentido ideológico, símbolo de una socieda
d tremendamente frustrada”