Inicio > Mis eListas > atlantologos > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1 al 30 
AsuntoAutor
¡Bienvenido a la l Georgeos
Presentación Jose
La Atlántida en la Georgeos
La Atlántida en la Georgeos
Sobre Atlantis en Andrea S
Participa en nuest Georgeos
atlantis megara_a
El texto sobre Atl Georgeos
El texto en griego Georgeos
Transcripción del Georgeos
Re: atlantis (de M Georgeos
Re: atlantis (de M megara_a
Estudio de los pas Georgeos
Re: Sobre la ubica Georgeos
Re: Presentación Georgeos
"La Ubicación de A Georgeos
Re: Sobre la ubica enantios
Presentación okhleros
teorias de Greta e megara_a
lengua y escritura megara_a
Re: lengua y escri Georgeos
Tengo una hipotesi isis_122
Re: Tengo una hipo Covadong
Re: Tengo una hipo Georgeos
Teorias e hipotesi Jose Hur
Teorias e hipotesi Jose Hur
Re: Presentación okhleros
Re: Presentación Georgeos
Saludos Fco Javi
Sobre Gadira y las Georgeos
 << -- ---- | 30 sig. >>
 
ATLANTOLOGÍA CIENTÍFICA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 639     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[atlantologos] La clave de "pélagos=fretum"
Fecha:Viernes, 21 de Diciembre, 2001  00:00:59 (+0100)
Autor:Georgeos Díaz <atlantologia @.......com>

Estimados Mercedes, Filólogo y Pilar:

 

En vista que estáis interesados en que os hable de esas dos claves importantes de mis estudios y a pesar de que aún no tenía pensado hacerlo he decidido complaceros. Ya que se ha tocado el tema no me parece justo que os haga esperar mas.

 

En efecto, la clave de "pélagos=fretum" es una de las pruebas irrefutables que poseo para documentar mi tesis de la Atlántida cerca del Estrecho de Gibraltar, que no es mas que defender, simplemente, alguna de las cosas que Platón decía sobre esta enigmática Civilización.

 

Pues bién como todos ya sabréis uno de los capítulos de mi Libro y tesis trata justamente sobre este asunto; me refiero al capítulo de "La Verdadera Ubicación de la Atlántida. ¿Océano o Piélago? El Primer Error" Es conveniente que primero recordemos algunos puntos fundamentales de ese Capítulo para que podáis entender mejor la clave de "pélagos=fretum":

 

"...Como buscador de la verdad, sea cual sea y caiga quién caiga, a mí solo me interesaba descubrir la verdadera ubicación de la Atlántida. La sola lectura del texto de Platón me infundía una fuerte intuición de que aquello no podía tratarse de una mera invención como pretendían fundamentar algunos escépticos. Hacía ya mucho tiempo que había comprendido que es imposible realizar un estudio serio y riguroso en materia de historia y arqueología sin recurrir a las fuentes primarias, es decir, al texto en su lengua original lo que me llevó a realizar estudios de lenguas antiguas como el griego, el latín, el egipcio, el fenicio y el sumerio, entre otras.

 

La inmensa mayoría de los que se dedican al estudio del pasado trabajan sobre fuentes indirectas, sobre información de segunda y tercera mano. De esta manera, los errores cometidos por los intermediarios son asimilados y trasmitidos a través de una cadena de investigadores que se asientan unos encima de otros sin que se decida acudir, salvo escasas excepciones, a la fuente primera. La autoridad y competencia de los especialistas académicos antecesores se asume como algo prácticamente fuera de toda duda e inapelable en la mayoría de los casos, y es ahí donde está, precisamente, el mayor peligro para la reconstrucción histórica del pasado. Y para la búsqueda del saber verdadero.

 

Así pues, nada más empezar la lectura del texto en griego del Timeo en la obra de Platón, donde comienza el primer relato sobre la Atlántida me percaté de un gravísimo error de traducción. Un error, que repetido después hasta la saciedad -por todos los investigadores intermediarios que no tradujeron directamente del griego o el latín o que no se atrevían a realizar enmiendas- terminó por convertirse en una verdad incuestionable, que ha traído como consecuencia que muchísimos miles de seres humanos (entre los que también me encontraba) se hayan creído que la Atlántida que cita Platón estuviera en el medio del Océano Atlántico. Este primer error fue traducir la palabra griega pelagos (pélagos) -antecedente de nuestra voz piélago- como océano. Originalmente esta voz griega pelagos significaba “marisma”, “estanque”, “laguna”, “playa”, como lo demuestran un buen número de palabras relacionadas dentro de la propia lengua helénika, en parientes lejanas como el lituano y en otras que han mantenido algún contacto histórico con la helénika como la fenicia, la egipcia, y hasta en el ladino o dialecto judío-español de la España tardo medieval, donde pélago seguía manteniendo la antigua significación griega de “balsa” y “estanque” (Pascual Pascual, 1977). Así, cuando el texto en griego decía:

 

“...tote gar poreusimon ên to ekei pelagos: nêson gar pro tou stomatos eichen ho kaleite, hôs phate, humeis Hêrakleous stêlas...” (Timaios 24e)

 

”...Entonces sí se podía atravesar aquel piélago: una isla, en efecto, había delante de la boca a la que vosotros llamáis, y dais a conocer, las Estelas de Herakles...”

 

Los primeros traductores de lenguas modernas escribieron:

 

“...En aquella época, se podía atravesar aquel océano dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis Columnas de Hércules...”

 

He subrayado las palabras claves de este pasaje. La palabra pélagos aparece mal traducida en muchos textos y diccionarios greco-latinos como “mar o alta mar”. Mas adelante expondré en este medio el estudio etimológico y lexicográfico que hube de realizar para convencerme de su verdadero y original significado de “marismas”, “playas” o de lo que hoy conocemos como “archipiélagos” Este estudio etimológico y lingüístico llega a ocupar todo un capítulo en el libro que he realizado sobre esta tesis de la La Atlántida entre Iberia y África. De todas maneras, si Platón hubiese querido referirse al océano, sencillamente hubiera usado esta misma palabra, ya que en griego océano se escribía Wkeanos, es decir, ôkeanós.

 

Por otra parte, una prueba más de que Platón se estaba refiriendo en todo momento a un conjunto de marismas y archipiélagos lo tenemos en el mismo pasaje citado cuando al querer expresar la idea de atravesar utiliza la voz griega poreusimon (poreúsimon) la cual hace referencia a lo relacionado con “pasar” o “atravesar por tierra”, según demuestra el análisis léxico-etimológico. Si Platón hubiese deseado expresar la idea de atravesar por mar o agua podría pues haber usado la voz porqemeuw (porthmeúô) “viajar por agua, estrecho o brazo de mar”.

 

Sólo después del hundimiento de la Isla-ciudad y de alguna parte del archipiélago donde se asentaba -no de la Atlántida entera- es que el filósofo ateniense utiliza por vez primera en el Timeo una palabra con claro significado marino. Me refiero a la vos qalattas (thálattas) “mar”. El texto dice así:

 

“... hê te Atlantis nêsos hôsautôs kata tês thalattês dusa êphanisthê: dio kai nun aporon kai adiereunêton gegonen toukei pelagos, pêlou karta bracheos empodôn ontos, hon hê nêsos hizomenê parescheto... ” (Timaios 25d)

 

“... y la Atlantis isla desapareció debajo del mar (thálattês) hundiéndose. Por ello, aun ahora el piélago (pelagos) es allí intransitable e inescrutable, porque lo impide el fango y los bajos que la isla allí asentada produce...”

 

Como puede observarse Platón deja bien clara la diferencia entre la palabra (en genitivo) thálattês “del mar” o “de las aguas” y la palabra pélagos, relativa a las “aguas poco profundas, fangosas y con islas”; como las aguas de todos los archi-piélagos conocidos hoy en día. En otro pasaje, al referirse al mar Atlántico, Platón emplea la voz pontos (pontos) en Tim. 25a que, en la lengua helénika es utilizada para denominar a los “mares”, mientras que para referirse a lo que rodea al estrecho y a la isla-ciudad de Atlantis usa siempre la vos pelagos (pélagos) o sea, “piélago”; emparentada con “archi-piélago” que significa "el Piélago Antiguo o Primordial" y que era usado para nombrar el conjunto de islas del Mar Egeo. La configuración de este mar es justamente la de un mar repleto de islas de diversas dimensiones, por lo que tenemos aquí una clara evidencia del significado de piélago como un grupo de islas o islotes rodeados de agua, o mar de islas. Sentido este que hemos heredado en la actual terminología geográfica, donde un archipiélago es un conjunto de islas agrupadas en una superficie de mar de una extensión determinada.

 

Una confirmación de que Platón se refería a un piélago o mar de islas junto al Estrecho de Herakles lo tenemos en el hecho de que la mayoría de los autores de la antigüedad al referirse a las aguas que rodeaban al estrecho, de la parte del Mediterráneo o Mare Nostrum, solían utilizar las denominaciones de Piélago Ibérico y Piélago baleárico, evidentemente por las islas baleares, entre otras ya desaparecidas que existieron cercanas al Estrecho, según ha confirmado la geología marina, y de las cuales se conserva la actual Isla de Alborán.

 

En otro pasaje, refiriéndose Platón a los hijos de Poseidón de Atlantis dice:

 

“... houtoi dê pantes autoi te kai ekgonoi toutôn epi geneas pollas ôikoun archontes men pollôn allôn kata to pelagos nêsôn, eti de, hôsper kai proteron errêthê, mechri te Aiguptou kai Turrênias tôn entos deuro eparchontes. ...” (Kritias 114)

 

“... todos estos y todos los de su linaje mucho tiempo vivieron como arjontes (gobernantes) de muchos de los otros sobre el piélago de las islas, que además, y de igual modo antes mandaron; hasta Egipto y Türrênia (Península Itálica) hacia dentro hasta aquí extendieron su poder. ...”  

 

Una vez más Platón nos aclara las características del escenario geográfico que rodea a Atlantis. Este se ajusta al de un archipiélago, lo que queda perfectamente definido con la expresión “el piélago de las islas”. A continuación el maestro ateniense nos precisa más aún al asegurarnos que un extremo de la Isla Atlantis llegaba hasta las Columnas de Hércules y la región de Gadira. Veamos este revelador pasaje:

 

“... tôi men presbutatôi kai basilei touto hou dê kai pasa hê nêsos to te pelagos eschen epônumian, Atlantikon lechthen, hoti tounom' ên tôi prôtôi basileusanti ... (Kritias 114a) ... tote Atlas: tôi de didumôi met' ekeinon te genomenôi, lêxin de akras tês nêsou pros Hêrakleiôn stêlôn eilêchoti epi to tês Gadeirikês nun chôras kat' ekeinon ton topon onomazomenês, Hellênisti men Eumêlon, to d' epichôrion Gadeiron, hoper t' ên epiklên tautêi onom' a&lt;n> paraschoi. ...” (Kritias 114b)

 

“... el mayor y rey es aquél del que toda la isla y el piélago lleva su nombre; el Atlántico según se dice, tiene el nombre derivado de este el primero que fue rey ... (Kritias 114a) ... entonces Atlas: al gemelo o ser que vino después, le correspondió la punta más lejana de la Isla junto a las Estelas de los Heraklios otorgada por los dioses al lado de Gadirikê que ahora allí ese lugar denominan por ese nombre, en Helênistico es Eumêlo, en indígena Gadiro, el que es muy posible que por sobrenombre así mismo dio nombre (al lugar) de esta forma el nombre fue originado. ...”


Con este pasaje Platón dejó bien claro -a través de la voz helénica akras (akras) que también tiene el significado de extremidad, confín, límite, cabo-, que la punta más lejana o extremo de la isla se situaba junto a las Estelas de Heracles o Columnas de Hércules, la cual estaba también al lado o cercana al lugar conocido en su época (o sea, en los tiempos de Platón) como Gadirikê, cuyo nombre se suponía a la vez derivado del nombre de su hermano gemelo Gadiro y de que la Gadirikê o región de Gadira se correspondía, más o menos con la actual provincia de Cádiz es algo que hoy en día está fuera de toda duda. Por si acaso me he tomado la molestia de revisar todas las fuentes originales en heléniko y latín que hacían referencia a este topónimo y todas sin excepción ubican este paraje en las cercanías del Estrecho Heracleo.

 

Todos los investigadores que han pretendido ubicar la existencia de Atlantis en cualquier otro punto del Mundo que no sea en las cercanías del actual Estrecho de Gibraltar, han tenido que verse obligados a forzar las traducciones de los textos para que pudieran adaptarse a sus hipótesis preconcebidas. Ninguna de ellas se sostienen en lo más mínimo. De hecho, todas se basan en los típicos argumentos: “tal vez Platón lo que quiso decir fue...” o “y si en vez de tal, fue realmente cual...” o esa otra argumentación basada en los posibles defectos de ortografía de Platón o de sus copistas, quienes confundirían unas palabras por otras.

 

La precisión de Platón a la hora de ubicar la Isla Atlantis junto a las Estelas de Herakles es tan impresionantemente exacta que todos los que han intentado situarla en otros lugares no les ha quedado mas remedio que inventarse que las Columnas de Hércules nunca estuvieron donde siempre han estado o que pudieron existir otras. Lo cierto es que el 99,9% de las citas sobre las Estelas de Herakles o Columnas de Hércules las sitúan en el estrecho que separaba al gran Mar Exterior u Océano del Mar Interior o Mare Nostrum, el actual Mediterráneo.

 

La ubicación de la Isla-Península de Atlantis entre Iberia y África, junto al Estrecho de Gibraltar, nunca ha sido una tesis o una hipótesis, simplemente ha sido la única ubicación referida por Platón, y sinceramente, intentar sostener otra ubicación significaría siempre ignorar por completo el texto de Platón, además de verse uno obligado a la manipulación, al empleo del argumento de la fuerza en vez de la fuerza del argumento. No olvidemos que es a él, precisamente, a quien debemos todo lo que hoy sabemos y discutimos sobre la Atlántida, por lo que deberíamos tener en cuenta sus afirmaciones. Es obvio que no existe nadie hoy en día con más conocimientos sobre la Atlántida que los que tenía el genial filósofo atheniense.

 

Intentar defender otras ubicaciones de Atlantis que no sea la que claramente refiere Platón en las cercanías de Gibraltar y Cádiz significaría, sin duda alguna, violar las más elementales reglas del método científico.

 

Quien no sea capaz de comprobar científicamente la existencia histórica de Atlantis, según los datos que aporta Platón, sin manipulaciones, al menos que tenga la decencia de no inventarse otras Atlántidas inexistentes a costa de hacer quedar a Platón como un viejo desmemoriado o como un mentiroso.

 

De todas maneras, espero que el rigor científico prime en las mentes inteligentes y racionales de los miembros de este grupo, que analicéis todos en profundidad los datos aquí aportados y después saquéis vuestras propias conclusiones. Como podréis comprobar yo dispongo para todos las fuentes originales en las que baso mis estudios para que cualquiera pueda someter a comprobación mis conclusiones; algo que por ética y principio deberían hacer todos los que intentan reconstruir el pasado...."

 

Pues bien, hasta aquí este necesario recordatorio. Ahora pasemos ya a la exposición de la clave "pelagos=fretum":

 

Como ya os he expuesto en otras ocasiones la primera traducción al latín de los originales en griego de los diálogos de Platón la realizó Marsilio Ficini a mediados del Siglo XVI. Esta primera impresión de las obras completas de Platón, la traducción latina de Marsilio Ficini, Divini Platonis opera omnia, fue impresa en el taller tipográfico del Convento de Santiago de Ripoli, en Florencia, entre 1482 y 1484. Los originales que Ficini usó para su traducción latina hoy en día están "desaparecidos". De ahí el enorme valor que tiene esta primera traducción, ya que la versión griega que hoy conocemos, parte de la que hicieron Aldus Manutius y Marco Musurus, Venecia 1513 o sea, unos 30 años después, y según parece desde la traducción latina de Ficini.

 

Quiere todo esto decir que aunque suelo tener en consideración ambas versiones la griega y la latina, evidentemente la versión latina desde el punto de vista de la rigurosidad sería la mas completa y fiable. De hecho las claves mas fundamentales para localizar a la Atlántida las he obtenido gracias a esta traducción latina de Ficini que es la mas antigua de todas las traducciones existentes.

 

Pues en esta traducción existen pruebas muy contundentes como la que a continuación expondré:

 

Ficini utiliza una palabra clave para la tesis que estamos defendiendo en cuanto a la ubicación de la Isla Atlantis me refiero a la palabra latina "fretum" la cual usa en la misma posición en la que aparece siempre en la versión griega la voz "pélagos". Pues bien para aquellos de Ustedes que no estén muy puestos en la lengua de los romanos o que no recuerdan las lecciones de latin de la escuela les diré que "fretum" significa nada mas y nada menos que "estrecho". ¡¡Eureka!! O sea, que según Ficini la Atlantida se encontraba en el Estrecho mismo de Hercules. Pero mejor veamos los siguiente pasajes de la versión latina, para que podáis comprobarlo por vosotros mismos:

 

"...Tunc enim erat fretum illud navigabiles. Insulam autem in ore Maris aditu, quam ad eas angustias, quas vos Herculis Columnas vocatis..."

 

"...Porque entonces aquel estrecho era navegable: Una Isla, en efecto, había en la entrada (o en el paso) de la boca de la Mar, allí ante aquellas angosturas, que vosotros llamais Colunas de Hercules..."

 

Comparémoslo con la versión griega que como ya hemos dicho parte, muy probablemente de la anterior traducción latina de Ficini:

 

"

“...tote gar poreusimon ên to ekei pelagos: nêson gar pro tou stomatos eichen ho kaleite, hôs phate, humeis Hêrakleous stêlas...” (Timaios 24e)

 

”...Entonces sí se podía atravesar aquel piélago: una isla, en efecto, había delante de la boca a la que vosotros llamáis, y dais a conocer, las Estelas de Herakles...”

 

Veamos otro pasaje de Ficini. Esta vez no traduciré yo directamente, lo haremos a través de la traducción castellana de Gregorio García (1607) sobre el mismo original latino de Marsilio Ficini:

 

"...porque entonces aquél Estrecho era navegable: teniendo à la boca, y casi à la puerta de las Colunas de Hércules, que vosotros soléis llamar, una Isla.." (traducción castellana del original latino de Marsilio Ficini por Gregorio García, 1607)

 

Estimados colegas atlantólogos, ¿tengo o no suficientes razones de peso para defender que la Isla Atlantis -si existió realmente, si no se trataba de una simple fantasía de Platón- solo pudo estar en algún punto muy cercano al Estrecho de Gibraltar?.

 

Si la Isla Atlantis estaba pues en la entrada o en el paso mismo, ante la boca de la angostura o estrecho mismo, casi a la puerta o entrada de las Columnas de Hercules, ¿cómo es posible que hasta hoy nadie se haya percatado de esta clave tan capital? ¿cómo es posible que todos los atlantólogos anteriores, desde el propio Ignatus Donelly, al que se le considera el "padre de la atlantología", nadie haya creído nunca en la única ubicación de la Isla Atlantis que ofrece Platón?

 

La respuesta ya la tenéis todos. El culpable de toda esta confusión fue el primero que decidió guiarse por la versión griega y no por la original latina de Ficini e interpretar la voz griega "pélagos" como Océano. Cuando nadie ha pensado que si la voz original griega hubiese sido realmente "pélagos" entonces Ficini hubiera usado en su lugar la palabra latina "pelagus" que a fín de cuenta era derivada de la misma "pélagos" griega. Está claro que si Ficini usó la voz "fretum" o sea, "estrecho" o "espacio de mar angosto, entre tierra y tierra por donde el mar pasa de un lado al otro" fue porque la palabra griega de los manuscritos originales que el tradujo al latin permitía esta traducción. Esto es puro sentido común y lógica aplastante. Además, al desaparecer "misteriosamente" la versión griega original no nos queda mas remedio que dar por válidas gran parte de las palabras latinas usadas por Ficini.

 

Lo que no es para nada científico es que manipulemos las palabras de Platón basándonos en posteriores traduciones que no son mas que retraducciones de la original latina de Ficini. Aún así, y suponiendo que la voz original griega fuese "pélagos", como todos ya sabéis, creo haber demostrado que la voz "pélagos" admite una traducción mas correcta que la de "océano o alta mar" es decir, la de "marismas" o "mar de islas de bajos fondos" que encajaría perfectamente con la definición de "estrecho" que ofrece Ficini con la voz latina "fretum".

 

No obstante, creo quemuy probablemente la voz griega que aparecería en el original sería o bien "porthmos" o bien "stenochoría"; ambas se usaron para denominar a los estrechos marinos. No obstante dentro del texto griego que nos ha llegado; en concreto en el pasaje correspondiente a el Timaios 25a encontramos lo siguiente:

 

"...tade men gar, hosa entos tou stomatos hou legomen, phainetai limên stenon tina echôn eisploun: ekeino de pelagos..."

 

"...lo que quedaba, dentro de la boca que mencionamos, parecía un puerto estrecho con entrada: en realidad, el conocido piélago..."

 

 

Este pasaje deja bien claro que el estrecho es el mismo piélago. Así pues tanto por la traducción latina de Ficini, como por la versión griega posterior,el piélago de Atlantis es lo mismo que el fretum de Atlantis. En resumen:

 

Que la tesis que defiendo, basado en los textos latinos y griegos de los diálogos de Platón, se irrebatible en cuanto al hecho de que la Isla Atlantis, de haber existido en realidad, sólo pudo estar donde los propios textos la ubican: en la entrada o en el paso mismo, ante la boca de la angostura o estrecho mismo, casi a la puerta o entrada de las Columnas de Hercules.

 

¿Se puede pedir mas?

 

Un Saludo para todos y en especial para Pilar, Covadonga, Mercedes y su estimado amigo el filólogo.

 

Vuestro Moderador Georgeos Díaz

 

Pd. Mañana continuaremos con la clave "karta bracheos"

 

 

 

Georgeos Díaz: Georgeos@...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Otros sitios creados por Amira yGeorgeos:

http://www.archaeotour.com/

Viajes al Pasado . el Turismo de lo antiguo Viajes Historico-Arqueologicos . Excursiones a Sitios Magicos . Visitas a Lugares Enigmaticos . Turismo Cultural . Turismo de Aventura . Rutas Medievales . Castillos . Templos . Cavernas y Cuevas . Santuarios y Lugares Sagrados . Rutas Iniciaticas . Lugares Energeticos . Civilizaciones Desaparecidas. 

http://www.elistas.net/lista/atlantologos/

Para todos los interesados en el estudio científico de la Civilización de Atlantis y los orígenes de la humanidad. Creada y moderada por el escriptólogo Georgeos Díaz, defensor de la tesis de de la Atlántida entre la Península Ibérica y África.

http://atlantis.sitio.net/

Sitio Web de las Investigaciones Sobre la Atlántida entre la Península Ibérica y África. Sitio Premiado por el Prestigioso Portal "Monografías.Com"

http://communities.msn.es/ATLANTOLOGIA/_whatsnew.msnw

Comunidad MSN, extensión de la http://www.elistas.net/lista/atlantologos/ de Atlantología de E-Listas.Net, con Chat incluido, para todos los miembros de la http://www.elistas.net/lista/atlantologos/ (Lista de Atlantología) y demás interesados en el estudio científico de la Civilización de Atlantis y los orígenes de la humanidad. Creada y moderada por el escriptólogo Georgeos Díaz, defensor de la tesis de de la Atlántida entre Iberia y África.

http://communities.msn.es/EGIPTOSOFIA/_whatsnew.msnw

El Saber o Sofía de los Antiguos Egipcios desde la polémica, la revisión de los textos egipcios, el simbolismo y la arqueología. Cursos online de Jeroglíficos Egipcios para sus miembros a través del método mas sencillo y rápido, creado por el escriptólogo Georgeos Díaz.

http://egiptologia.galeon.com/

Revista de Egiptología Online y de ¡¡Suscripción Gratuita!!: El Saber o Sofía de los Antiguos Egipcios desde la polémica, la revisión de los textos egipcios, el simbolismo y la arqueología. Curso ¡¡Gratis!! de Jeroglíficos Egipcios. Creada por el escriptólogo Georgeos Díaz y la investigadora María Fedz-Valmayor 

Georgeos Díaz: Georgeos@...



Descargue GRATUITAMENTE MSN Explorer en http://explorer.yupimsn.com/intl.asp.





Georgeos Díaz-Montexano Georgeos Diaz Montexano Montexano Georgeos Díaz-Montexano
BOLETÍN DE ATLANTOLOGÍA
Extensión de la Lista de Atlantología. Creado por Georgeos Díaz-Montexano

SUSCRÍBASE A EGIPTOSOFÍA
Extensión de la Lista de Atlantología. Creado por Georgeos Díaz-Montexano
¡¡Atención!! para suscribirse a nuestras Listas de EgiptoSofía: Egiptología Científica o Boletín de Atlantología. Escriba su correo en los formularios y envíelos accionando sobre las fotos de la Esfinge y sobre el Mapa de Atlantis o sobre la tecla Enter de su ordenador.

Georgeos Díaz-Montexano: webmaster@antiquos.com

------------------------------------------------------------------------