Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 221 al 240 
AsuntoAutor
CUANDO LA ORACION Jorge An
LA ORACION, NUESTR Jorge An
ORANDO JUNTOS Jorge An
EL ESPIRITU SANTO Jorge An
LA VERDADERA ORACI Jorge An
LAS POSIBILIDADES Jorge An
EL MESIAS ORA POR Jorge An
LA ORACION POR LA Jorge An
EL PRINCIPO DE LA Jorge An
EL ANCLA DE LA ORA Jorge An
ESENCIALES DE LA O Jorge An
POSIBILIDADES EN L Jorge An
Novedades de Sigui Jorge An
LO PRÁCTICO DE LA Jorge An
LO FRUCTUOSO DE LA Jorge An
LAS FRONTERAS DE L Jorge An
LA HUMILDAD EN LA Jorge An
RELACIONES EN LA O Jorge An
RECURSOS EN LA ORA Jorge An
DEMORAS EN LA ORAC Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 246     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] Métodos de Estudio Bíblico (I de VI)
Fecha:Domingo, 8 de Julio, 2001  00:13:16 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

Métodos de Estudio Bíblico (I de VI)
                             Introducción
 
     El ser humano es por naturaleza intérprete. Desde el mismo momento en que dos individuos
comenzaron a comunicarse, el receptor tuvo que aprender a interpretar lo que el emisor expresaba,
y esto se ha mantenido hasta el día de hoy. La comunicación es en sí el ejercicio de decodificación
e interpretación de una información recibida. En este ejercicio de interpretación es muy diferente el
resultado dependiendo del contexto cultural, idiomático, histórico, geográfico, etc., es decir, para
entender lo que alguien me transmite tengo que colocarlo en su debido contexto.
 
     Interpretar es dar el mismo sentido que el autor dio a sus palabras. Para otros, interpretar es
como un picnic donde el autor trae las palabras y el lector el sentido (Northrop Frye).
 
     Es aquí donde en gran medida nos encontramos con los dos problemas básicos que darán pie a
muchos procesos erróneos en el estudio de la Palabra de Dios, problemas que tenemos que revisar
en nuestra vida, antes de acercarnos al texto:
     1. Una reverencia supersticiosa por la letra de las Escrituras, de tal manera que quiere ver en las
letras más de lo que ellas dicen en sí.
     2. Una actitud llena de prejuicios y suposiciones hostiles a la Escritura, que llegan a pervertir y
contradecir las más claras definiciones bíblicas, llevándonos a un acercamiento a la Biblia con
motivos apologéticos o dogmáticos, más que en una búsqueda sincera por oír la voz de Dios.
 
                                                             Eduardo Carnero