Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Reanudando envíos Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Novedades de Sigui Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
El Libro de Nahum Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 254     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] Estudio del Libro de Josué (II de VII)
Fecha:Domingo, 15 de Julio, 2001  22:17:53 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

Estudio del Libro de Josué (II de VII)
                              Estructura
 
1. La conquista inicial (1:1-11:23)
     La entrada en la tierra (capítulos deI 1 al 4): superan el obstáculo del río milagrosamente.
     El establecimiento de la ley de Dios en la tierra (capítulos del 5 al 8): superan el obstáculo de los
muros de Jerusalén milagrosamente.
     La eliminación del poderío enemigo en la tierra (capítulos del 9 al 11): superan el obstáculo de
los ejércitos enemigos milagrosamente.
 
2. La distribución y la posesión de la tierra (12:1-24:33)
     El reparto de la tierra (capítulos del 12 al 21)
     El recordatorio de la unidad (capítulo 22)
     La renovación del compromiso (capítulos 23y 24)
 
                  Recibiendo las Instrucciones
 
1. El momento (1.1)
     Es un momento de crisis, producida por la desaparición de Moisés, el caudillo de Israel. ¿Quién
asumirá ahora las riendas de la dirección del pueblo?.
     El Señor tiene preparado a su hombre, formado y enfrenado por Moisés para asumir esta
responsabilidad.
     Un ingrediente esencial en el avance victorioso del pueblo de Dios es el liderazgo espiritual.
 
2. La misión (1:2-5)
     Dios define claramente la misión que Josué y el pueblo han de realizar. Esta misión no es fácil y
supondrá luchas duras y difíciles, pero el Señor proporciona sus recursos:
     A. La Palabra de Dios (1,2)
     Josué no ha de actuar conforme a sus propios planes, sino siguiendo siempre las directrices de la
Palabra de Dios.
     La Palabra de Dios actúa como lumbrera que ilumina nuestro camino (Sal. 119:105).
     B. El Poder de Dios (3-Sa)
     Dios garantiza la ocupación de la Tierra Prometida, una tierra estratégicamente situada, que
habría de servir como base a Israel para realizar su tarea de ser luz a las naciones.
Israel puede estar seguro de la victoria en la lucha, ya que cuenta con el poder de Dios, garantizado
de antemano (3a, 5a).
     C. La Presencia de Dios (5b)
     Además el apoyo divino no será una realidad lejana, sino muy cercana, directa y personal. Este
factor de la presencia garantizada del Señor es una fuente de ánimo para nosotros en la lucha (Mt.
28:20; He. 13:5,6).
 
3. El mandamiento (1:6-9)
     Juntamente con sus promesas, Dios plantea sus exigencias, y recalca las responsabilidades de
Josué:
     A. La entrega (6)
     La exigencia de la valentía y el esfuerzo personal se ve en los versículos 6,7, 9 y 18 de este
capítulo primero. Este no es un momento para la comodidad y la pereza, ni para la timidez y la
cobardía. La lucha exige una entrega total, sabiendo que el Señor cumplirá sus promesas (2ª Ti.
1:6-8; 2:3-4).
     B. El empeño (7,8)
     El esfuerzo de Josué es para cumplir con precisión la Ley de Dios; el Señor pide una actitud de
obediencia fiel a su palabra (7).
     Esta obediencia exige un esfuerzo anterior, diario, de reflexión, el empeño en leer y meditar la
     Palabra constantemente (8).
     El resultado de este esfuerzo será la prosperidad y la victoria (7b, 8b).
     C. El entusiasmo (9)
     El temor y el desánimo son enemigos peligrosos que llevan a actitudes derrotistas y negativas;
mantener el esfuerzo constante para alcanzar la victoria es posible si no entusiasmamos con la
realidad de la presencia del Señor.
 
                                                           Timoteo Glasscock