Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Reanudando envíos Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Interpretación Bíb Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Novedades de Sigui Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Métodos de Estudio Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
Estudio del Libro Jorge An
El Libro de Nahum Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 255     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] Estudio del Libro de Josué (III de VII)
Fecha:Jueves, 19 de Julio, 2001  00:11:48 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

Estudio del Libro de Josué (III de VII)
                      Movilizando al pueblo
 

     Después de recibir las órdenes del Señor, Jesús las transmite al pueblo para asegurarse que
estén listos para entrar en acción.
     Hay cuatro aspectos fundamentales en esta movilización para luchar: la provisión, la dedicación
y la exhortación.
 
La Provisión (1:10, 11).
     Josué quiere asegurar primero que el ejército tuviera alimentos suficientes para la primera etapa
de la campaña. Un gran estratega, como Napoleón ya reconoció la importancia de las provisiones
para el ejército cuando dijo que "un ejército marcha sobre su estómago".
     Una alimentación adecuada es muy importante para vencer en la lucha y no desfallecer por
agotamiento. El Nuevo Testamento insiste en la importancia de una dieta equilibrada para ser
espiritualmente fuerte (1ª P. 2:1-3; He. 5:12-14; Jn 6:30-35; 48-51).
 
La Unión (1:12-15)
     Dos tribus y media (Rubén, Gad y media Manasés) habían recibido como herencia tierras ya
conquistadas al este del Jordán, de manera que no les hacia falta cruzar el río para conquistar más
territorios. Sin embargo, Moisés había exigido de ellos una actitud solidaría de seguir luchando al
lado de sus hermanos hasta completar la conquista de la llena (Dt. 3: l8:20).
     Ahora Josué les recuerda su obligación (12-15): un ejército fraccionado y dividido seria incapaz
de vencer al enemigo; era imprescindible la unión entre las tribus pera alcanzar la victoria.
El Nuevo Testamento insiste sobre este principio de unión en la lucha espiritual de la iglesia (Fil.
1:27; Ef 4:1-3). No se puede permitir que asuntos secundarios y discutibles fraccionen la unidad del
cuerpo de Cristo.
 
La dedicación (1 :16-18a)
     En su respuesta las dos tribus y medía evidencian su disposición de obedecer las instrucciones
de Moisés y seguir a Josué como su capitán, con una lealtad absoluta e incondicional.
     El Nuevo Testamento recalca la importancia de la dedicación del soldado de Jesucristo al
servicio de su Capitán (2ª Ti. 2:3,4; Ro. 12:1), renunciando a cualquier otra lealtad para servir a
Cristo en primer lugar.
 
La exhortación (1: 18b)
     Las tribus repiten en su contestación la misma exhortación que Josué había recibido previamente
del Señor (1 :6-9).
     En el Nuevo Testamento también encontramos referencias a la exhortación mutua, sobre la base
de la Palabra de Dios, para estimular y animar a nuestros hermanos en Cristo (Col. 3.16).
 

                                                           Timoteo Glasscock