Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 314 
AsuntoAutor
LA SALVACION (III) Jorge An
LA SALVACION (IV) Jorge An
LA SALVACION (V) Jorge An
LA SALVACION (VI) Jorge An
LA SALVACION (VII) Jorge An
LA SALVACION (VIII Jorge An
Mensajes anteriore Jorge An
LA SALVACION (IX) Jorge An
LA SALVACION (X) Jorge An
LA SALVACION (XI) Jorge An
LA SALVACION (XII) Jorge An
LA SALVACION (XIII Jorge An
LA SALVACION (XIV) Jorge An
LA SALVACION (XV) Jorge An
LA SALVACION (XVI) Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XIX) Jorge An
LA SALVACION (XX) Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 304     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] LA SALVACION (XI)
Fecha:Martes, 11 de Septiembre, 2001  23:02:06 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

LA SALVACION (XI)
                            "El Salvador"
 
                                                                           
 
LECTURAS:
 
     Génesis 3:15; 22:18
     Isaías 7:14; 9:6
     S. Juan 1:1, 14
     I Pedro 3:18
     S. Juan 1:29; 3:14
     S. Juan 12:24
     I Corintios 15:45b
     Gálatas 3:14
 

B O S Q U E J O:
 
     I. La Primogenitura del hombre, para contener a Dios como vida
     II. El Salvador, prometido por Dios
     III. El Salvador, profetizado por Dios
     IV. El Dios-hombre, El Salvador:
     a) Encarnado
     b) Crucificado
     c) Resucitado.
 

I N T R O D U C C I O N:
 
En el avance de nuestro estudio, podemos comprender que Dios no es solamente nuestro Juez por
su justicia sino que Él es también nuestro Salvador-Dios, porque Él nos ama.
 
Por lo cual, Dios juzga al hombre de acuerdo a su justicia y porque El ama al hombre, Dios también
prometio salvarle.
 
I. LA PRIMOGENITURA DEL HOMBRE PARA CONTENER A DIOS COMO VIDA:
 
El hombre fue hecho por Dios para contenerle como vida. Esto es la primogenitura (los derechos
de nacimiento). Una primogenitura significa un derecho por nacimiento. Podemos comprender esto,
al conocer que en un reinado terrenal, la primogenitura de un Príncipe joven, es el reinado, lo cual
es, llegar a ser rey para gobernar y disfrutar de todos los privilegios de ser rey. Pero si el príncipe
es muerto, él pierde el derecho de gobernar.
 
Cuando el hombre desobedeció a Dios, por obedecer a Satanás, él dejo entrar la naturaleza
satánica (EL PECADO), por lo cual el hombre murió, (fue separado) del propósito de Dios y
perdió el privilegio de ser llenado de y con Dios, para contenerlo como vida.
 
El hombre, esta separado de Dios y bajo el control de Satanás, por esa causa ha perdido el
privilegio de recibir a Dios como su vida.
 
II. EL SALVADOR, PROMETIDO POR DIOS:
 
Para tener cuidado de ambos problemas, Dios dio al hombre dos promesas principales. Dios
prometio que rescataría al hombre de las manos de Satanás, de su control; y El también prometio
dar al hombre Su vida, para que el hombre cumpliera su propósito.
 
En Génesis 3:15, Dios prometio la simiente de la mujer y que ella (la simiente) heriría en la cabeza a
la serpiente. En Génesis 22:18, Dios prometio que en la simiente de Abraham serian benditas todas
las naciones.
 

III. EL SALVADOR, PROFETIZADO POR DIOS:
 
Las promesas que Dios declaro en el Antiguo Testamento, concernientes a que Él vendría, lo que
es, el Dios Justo mismo, viniendo en carne para salvar al hombre, son las profecías que se refieren a
su ENCARNACIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN, las cuales podemos ver de la siguiente
manera:
 

     a) de quien nacería Él (Isaías 7:14)
     b) donde seria su nacimiento (Miqueas 5:2)
     c) como ministraría (Isaías 61:1 y 42:1)
     d) el año, el mes, el día, el lugar y la forma
     que moriría. (Daniel 9:24-26; Éxodo 12:1-6
     Génesis 22:2; Deuteronomio 21:23; Zacarías
     12:10 y Salmos 34:20
     e) una ilustración de su muerte y resurrección
     al tercer día. (Jonás 1:2, 17; 3:2-10; y
     S. Mateo 12:40
 
Cuando Cristo vino, Él cumplió todas estas promesas y profecías. ¡QUE MARAVILLOSO!. La
persona de todo el Antiguo Testamento es éste Cristo maravilloso, éste Salvador prometido y
profetizado por Dios mismo.
 
IV. EL DIOS-HOMBRE, EL SALVADOR:
 
a) ENCARNADO
 
San Juan 1:1 dice que el Verbo era Dios, San Juan 1:14 dice que La Palabra vino a ser carne. Esta
Palabra que se encarno, es Jesucristo. Él es verdadero Dios y verdadero hombre.
Cuando El vino, cumplió todas las promesas y profecías de Dios en el Antiguo Testamento. Como
el Dios-hombre, El nació de una virgen en Belén y vivió por treinta y tres años y medio como un ser
humano genuino, aunque sin pecado en su carne. Después él fue crucificado en el año, mes, día y
lugar donde se profetizo cientos de años antes.
 
b) CRUCIFICADO:
 
La muerte de Cristo, ha cumplido muchas cosas maravillosas: Estamos redimidos, perdonados,
lavados, justificados y reconciliados con Dios. Redimidos significa que un precio ha sido pagado
para comprarnos de nuevo para Dios. Justificados significa que Dios nos considera justos.
Reconciliados significa que nosotros, que éramos enemigos de Dios, ahora ya estamos en paz con
Dios. Además de todo esto, Su muerte también golpeo la cabeza de Satanás, como Dios prometio
hacerlo en Génesis 3:15; debiendo considerar lo que dice Hebreos 2:14 " Así que, por cuanto los
hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la
muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo".
 
c) RESUCITADO:
 
Al tercer día de su muerte, Él resucito para venir a ser el Espíritu vivificante, para dar vida al
hombre, así que cumpliendo la promesa de Génesis 22:18; y ver también Gálatas 3:14, El vino a ser
el Espíritu prometido al hombre para darle vida, como una eterna bendición. ¡QUE
MARAVILLOSO! El problema negativo del hombre fue resuelto y su primogenitura fue restaurada
por la muerte de este maravilloso hombre, JESUCRISTO.
 
Todos los problemas del hombre y su pecado, fueron resueltos delante de Dios, y la cabeza de
Satanás, la serpiente que había logrado hacer caer al hombre, fue herida, pisoteada. Ahora, el
hombre puede creer en Jesús para ser salvo del pecado y de la muerte; y poder recibir la vida de
Dios para cumplir el propósito eterno. Hemos sido restaurados para Dios y podemos contenerlo
como vida y disfrutarlo. Por lo cual debemos de alabar a Dios y amar a nuestro Salvador-Dios, por
todo lo que Él hizo. AMEN.
 
                                                         Carlos E. Cruz Porras