Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 314 
AsuntoAutor
LA SALVACION (III) Jorge An
LA SALVACION (IV) Jorge An
LA SALVACION (V) Jorge An
LA SALVACION (VI) Jorge An
LA SALVACION (VII) Jorge An
LA SALVACION (VIII Jorge An
Mensajes anteriore Jorge An
LA SALVACION (IX) Jorge An
LA SALVACION (X) Jorge An
LA SALVACION (XI) Jorge An
LA SALVACION (XII) Jorge An
LA SALVACION (XIII Jorge An
LA SALVACION (XIV) Jorge An
LA SALVACION (XV) Jorge An
LA SALVACION (XVI) Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XIX) Jorge An
LA SALVACION (XX) Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 305     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] LA SALVACION (XII)
Fecha:Jueves, 13 de Septiembre, 2001  00:27:10 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

LA SALVACION (XII)
                          "La Redención"
 
LECTURAS:
 
     Efesios 1:7
     Gálatas 3:13
     I Pedro 2:24
     I Pedro 3:18
     II Corintios 5:21
     Hebreos 10:12
     Hebreos 9:12,14,28
     I Pedro 1:18-19
 
B O S Q U E J O:
 
     I. Redención, volver a poseer pagando un precio
     II. Perdidos, por causa del pecado
     III. Redimidos por la sangre de Cristo.
 
I N T R O D U C C I O N:
 
La salvación completa que Dios ha efectuado para recobrar al hombre, tiene dos aspectos: Primero
la parte Judicial y luego el segundo que es viviente (orgánico).
 
En esta lección, cubriremos el primero de los cinco asuntos del aspecto judicial; lo cual es LA
REDENCIÓN que Cristo efectúo por nosotros, por su muerte en la cruz. La Biblia en Efesios 1:7
dice: "en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su
gracia," por lo cual debemos de conocer que es la redención.
 
I. REDENCIÓN, VOLVER A POSEER PAGANDO UN PRECIO:
 
¿Que es redención? REDENCIÓN: es el derivado de la palabra "redimir", que significa: comprar
de vuelta algo que originalmente era suyo, pero que se había perdido.
 
Así que, redención significa poseer de nuevo algo que era nuestro y se había perdido; pero que
para volverlo a obtener de vuelta, debimos de pagar un precio.
 
Originalmente, nosotros le pertenecíamos a Dios, éramos su posesión; sin embargo, nos perdimos.
Pero Dios se propuso pagar el precio para recuperarnos de vuelta, nos recobro pagando un gran
valor, esto es la redención.
 
Aun cuando nosotros nos perdimos, Él deseaba recuperarnos, lo cual no fue fácil para Dios,
porque nuestro ser perdido se envolvió en pecados y en muchas otras cosas que están en contra de
Su Justicia, Santidad y Gloria. Y por ello, muchos requisitos estaban sobre nosotros y era imposible
el cumplirlos por nuestra condición miserable ante Dios.
 
Como el precio era muy alto, Dios lo hizo por nosotros redimiéndonos a ese precio elevado. Cristo
murió en la cruz para efectuar dicha compra, la redención eterna para nosotros. (Gálatas 3:13; I
Pedro 2:24; 3:18; II Corintios 5:21; Hebreos 10:12; 9:28). Su sangre ha obtenido la redención
eterna (Hebreos 9:12, 14; I Pedro 1:18-19).
 
II. PERDIDOS, POR CAUSA DEL PECADO:
 
De acuerdo a la justicia de Dios, nosotros no somos justos, tampoco santos conforme a su
Santidad. Por causa de la caída recibimos la naturaleza pecaminosa y como resultado, no estamos
expresando a Dios en vida, sino expresando a Satanás, es decir practicando sus obras malas. Por
eso, estamos destituidos de la gloria de Dios, es decir, no tenemos el derecho y privilegio de
expresar y representar a Dios. ¡ESTA, ES UNA CONDICIÓN MISERABLE!.
 
Por causa del pecado, y la transgresión, nos perdimos. Estabamos bajo la demanda de la Justicia
de Dios, y, de acuerdo a esta justicia divina, estabamos condenados a morir por siempre (vivir
separados de Dios, eternamente y en el Lago de fuego y azufre juntamente con Satanás).
 
III. REDIMIDOS, POR LA SANGRE DE CRISTO:
 
Debemos de dar Gloria y alabanza a Dios, porque Jesucristo, vino a redimirnos por Su muerte
justa, Él nos redimió para traernos para Dios y para su propósito.
 
Para efectuar esto, el precio fue Su preciosa sangre; como nosotros no podíamos pagar ese precio
tan elevado, El lo pago por nosotros. Nosotros estabamos destinados a morir en pecado, pero
ahora hemos regresado a Dios, hemos sido perdonados por Él, hemos recibido la Vida Divina y le
podemos representar y expresar.
 
                                                         Carlos E. Cruz Porras