Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 314 
AsuntoAutor
LA SALVACION (III) Jorge An
LA SALVACION (IV) Jorge An
LA SALVACION (V) Jorge An
LA SALVACION (VI) Jorge An
LA SALVACION (VII) Jorge An
LA SALVACION (VIII Jorge An
Mensajes anteriore Jorge An
LA SALVACION (IX) Jorge An
LA SALVACION (X) Jorge An
LA SALVACION (XI) Jorge An
LA SALVACION (XII) Jorge An
LA SALVACION (XIII Jorge An
LA SALVACION (XIV) Jorge An
LA SALVACION (XV) Jorge An
LA SALVACION (XVI) Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XIX) Jorge An
LA SALVACION (XX) Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 308     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] LA SALVACION (XV)
Fecha:Martes, 18 de Septiembre, 2001  01:10:35 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

LA SALVACION (XV)
                       "La Reconciliación"
 
                                                                           
 
LECTURAS:
 
     Romanos 5:1, 10, 11
     Colosenses 1:20. 21
     II Corintios 5:18-19
     Efesios 2:13-18.
 
B O S Q U E J O:
 
     I. EL HOMBRE, SIENDO ENEMIGO DE DIOS
     II. RECONCILIADOS POR LA MUERTE DE CRISTO.
 
INTRODUCCION:
 
En este estudio, llegamos al último de los puntos objetivos de la Salvación completa de Dios; dicho
aspecto es la reconciliación.
 
Reconciliación, significa la acción de traer dos partes de regreso a la unidad y armonía. Por lo cual
la Palabra de Dios en Romanos 5:1 dice: "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios
por medio de nuestro Señor Jesucristo". Así también, en Romanos 5:10,11 nos dice: "Porque si
siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando
reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en Dios
por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación".
 
I. EL HOMBRE, SIENDO ENEMIGO DE DIOS:
 
Antes de que viniéramos a Jesucristo, nosotros no solo éramos pecadores, sino también enemigos
de Dios. A través de la muerte redentora de Cristo, Dios, a los pecadores Sus enemigos, nos ha
justificado y reconciliado a El mismo (Romanos 5:1, 10, 11).
 
La enemistad con Dios, se acaba cuando nosotros creemos en el Señor Jesús. Nosotros hemos
recibido la justificación y la reconciliación por FE y esto nos ha abierto el camino y la esfera de
gracia para nuestro disfrute de Dios.
 
Debemos de saber que, en la caída, el hombre no solo peco contra Dios, sino también se volvió un
enemigo de Él. Por lo cual, para los pecados, el perdón es suficiente; pero por causa de que el
hombre se volvió enemigo de Dios, él necesita algo más, él necesita ser reconciliado.
 
Si usted viene a ser el enemigo de alguien, usted necesita ser reconciliado con él; sin la
reconciliación usted probablemente nunca mas le hablara a él, si usted le ve, lo esquiva, pero si
alguien les reconcilia, entonces se pueden arreglar y ser amigos nuevamente.
Dios ama al hombre y quiere ser su vida. El hombre puede cumplir al propósito de Dios siendo
lleno con Dios. Pero debido a la caída de la raza humana en Adán, y por ello, convirtiéndonos
todos en enemigos de Dios, Su propósito no puede ser cumplido por nosotros, podemos entender
que sé hacia necesaria la reconciliación divina, para traernos de vuelta a Dios. Alabado sea el
Señor, que El vino en el Hijo para morir por nosotros.
 
II. RECONCILIADOS POR LA MUERTE DE CRISTO.
 
La muerte de Jesucristo, tiene cuidado de nuestro problema de las ofensas a la Justicia de Dios. Así
que, es por su muerte, que nosotros hemos sido reconciliados a Dios (Romanos 5:10a). El hombre
ha sido reconciliado, por lo cual, el hombre y Dios pueden ahora estar en armonía. Aleluya por Su
redención, por su muerte redentora.
 
Él tuvo cuidado de todos nuestros problemas objetivos: Cristo pago el precio por nuestros pecados
para redimirnos, traernos comprados de vuelta a Dios quien era nuestro dueño original. Cuando
nosotros creímos en Él, Su redención nos fue aplicada a nosotros y fuimos perdonados y limpiados
de nuestros pecados. Ahora, Dios nos considera justos y es nuestro amigo por la reconciliación
divina. Aleluya por tan maravillosa obra.
 
Satanás todavía tiene el problema con Dios, pero nosotros no. Ahora nosotros podemos venir
libremente a Dios para recibirle como nuestra vida. ¡GLORIA AL SEÑOR! DIOS ESTA FELIZ,
SUS ÁNGELES ESTÁN FELICES, Y SU IGLESIA, NOSOTROS ESTAMOS FELICES.
AMEN.
 
                                                         Carlos E. Cruz Porras