Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 314 
AsuntoAutor
LA SALVACION (III) Jorge An
LA SALVACION (IV) Jorge An
LA SALVACION (V) Jorge An
LA SALVACION (VI) Jorge An
LA SALVACION (VII) Jorge An
LA SALVACION (VIII Jorge An
Mensajes anteriore Jorge An
LA SALVACION (IX) Jorge An
LA SALVACION (X) Jorge An
LA SALVACION (XI) Jorge An
LA SALVACION (XII) Jorge An
LA SALVACION (XIII Jorge An
LA SALVACION (XIV) Jorge An
LA SALVACION (XV) Jorge An
LA SALVACION (XVI) Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XIX) Jorge An
LA SALVACION (XX) Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 309     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] LA SALVACION (XVI)
Fecha:Martes, 18 de Septiembre, 2001  23:10:57 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

LA SALVACION (XVI)
                          "Regeneración"
 
LECTURAS:
 
     San Juan 3:2-6; 1:12-13
     1 de S. Juan 5:12
     Ezequiel 36:26-27
 

B O S Q U E J O:
 
     I. El Propósito de Dios.
     II. La necesidad de la vida de Dios
     III. Nacido de Dios
     IV. Un corazón nuevo, un espíritu nuevo y el Espíritu morador.
 
I N T R O D U C I O N:
 
En esta lección, llegamos al primero de los cinco aspectos subjetivos de la Salvación completa de
Dios, el cual es LA REGENERACION. La regeneración significa que en adición a la vida que
recibimos en nuestro nacimiento natural, recibimos otra vida, la vida de Dios.
 
Esto es lo que la Biblia quiere decir cuando habla de ser "NACIDO DE NUEVO". La
regeneración es el centro de nuestra experiencia de salvación; es el punto de partida de una vida
relacionada con Dios.
 
I. EL PROPOSITO DE DIOS:
 
El deseo de Dios, es tener un grupo de gente llena con El mismo como su vida, para que ellos le
puedan expresar en Su imagen y le representen con su autoridad. La desobediencia de Adán, causo
que él cayera en pecado y perdiera la primogenitura. La muerte de Jesucristo tuvo cuidado de
todos los problemas del hombre ante Dios. Esa muerte sirvió para que Dios: Redimiera, perdonara,
limpiara, justificara y reconciliara al hombre, y esto de acuerdo a Su propia justicia, no simplemente
porque Él amaba al hombre. Ahora podemos ser traídos completamente a Dios.
 
Hasta que el hombre contenga plenamente a Dios como vida, para poder expresarle, hasta
entonces Dios y el hombre podrán estar satisfechos.
 
El próximo paso que Dios toma en Su salvación completa, es entrar dentro del hombre, poniendo
Su vida dentro de él. Esto es lo más crucial (esencial). Aun cuando el hombre este completamente
perdonado y reconciliado, todavía no puede expresar a Dios sin haberle recibido como su vida.
 

II. LA NECESIDAD DE LA VIDA DE DIOS:
 
En San Juan capitulo 3, Jesucristo habló a un buen hombre llamado Nicodemo. Él era una persona
sabia y moral, pero el Señor Jesús le dijo que necesitaba nacer del agua y del Espíritu.
 
En su comportamiento y forma de humano vivir Nicodemo era un hombre moral, pero ante los ojos
de Dios, él tenía la naturaleza de la vida satánica y por causa de ello, necesitaba nacer del agua.
Jesús estaba hablando del bautismo en agua, pues en la Biblia el bautismo significa terminación. La
terminación finaliza nuestra vida de naturaleza de pecado.
 
La vida y naturaleza satánica que Nicodemo había recibido del Adán caído, debería de ser
terminada para que la vida de Dios, que venia del Espíritu dador de vida en Resurrección de Cristo,
pudiera germinar en él.
 

III. NACIDO DE DIOS:
 
Ser Cristiano, no es un asunto simple ni algo improvisado. Ser un cristiano es ser nacido de Dios, lo
cual significa que en adición a nuestra vida humana, nosotros recibimos la vida de Dios.
 
Como nosotros, todos nacimos en pecado, todos los seres humanos somos pecadores. ¿Cómo
puede un pecador, por si mismo parar de pecar? Esto no es posible.
 
¿Cómo puede usted decirle a un perro que pare de ladrar o de mover la cola? es imposible. Por lo
cual debemos de comprender que lo que nosotros hacemos es gobernado por la vida que nosotros
tenemos; aun cuando somos perdonados por Dios de nuestros pecados, nuestra naturaleza caída
hace que pequemos otra vez.
 
Por lo cual, lo que necesitamos es otra clase de vida, una vida sin pecado, y la única vida sin
pecado es la vida de Dios. La regeneración (el nuevo nacimiento del Espíritu) nos trae esta vida
dentro de nosotros, esta es la vida que Adán no obtuvo pues comió del Arbol de la ciencia del bien
y del mal, en lugar de comer del Arbol de la Vida. Ahora por creer verdaderamente en Cristo,
podemos ser nacidos de Dios y recibirle como esa vida. ¡ ALELUYA !
 
Después de recibir la vida de Dios, la naturaleza pecaminosa del hombre, es gradualmente
absorbida. Las personas bajas y pecadoras como nosotros, pueden ahora crecer en la vida de Dios
y llegar a ser los hijos de Dios que le pueden expresar.
 
IV. UN CORAZON NUEVO, UN ESPIRITU NUEVO Y EL ESPIRITU MORADOR.
 
Ezequiel 36:26-27 nos dice que en la regeneración, nosotros recibimos tres cosas maravillosas:
 
PRIMERO: Recibimos "un corazón nuevo" un "corazón de carne" para reemplazar el viejo "de
piedra" por medio de experimentar el amor de Dios en gracia, nuestro corazón viejo, el cual
antiguamente era frío y duro para Dios, es suavizado para amarle y desearle.
 
SEGUNDO: Recibimos un "espíritu nuevo", porque el espíritu viejo, el que estaba muerto, es
renovado y avivado por el Espíritu dador de vida. Ahora nuestro espíritu esta vivo y puede
funcionar totalmente para tener contacto con el Espíritu de Dios y disfrutar Su salvación completa.
 
TERCERO: Recibimos el Espíritu de Dios, quien viene a morar dentro de nosotros. Que salvación
tan maravillosa recibimos a través de creer en el Señor Jesucristo. LA REGENERACION, ES EL
CENTRO Y PRINCIPIO DE ESTA SALVACION.
 
                                                         Carlos E. Cruz Porras