Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 295 al 314 
AsuntoAutor
LA SALVACION (III) Jorge An
LA SALVACION (IV) Jorge An
LA SALVACION (V) Jorge An
LA SALVACION (VI) Jorge An
LA SALVACION (VII) Jorge An
LA SALVACION (VIII Jorge An
Mensajes anteriore Jorge An
LA SALVACION (IX) Jorge An
LA SALVACION (X) Jorge An
LA SALVACION (XI) Jorge An
LA SALVACION (XII) Jorge An
LA SALVACION (XIII Jorge An
LA SALVACION (XIV) Jorge An
LA SALVACION (XV) Jorge An
LA SALVACION (XVI) Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XVII Jorge An
LA SALVACION (XIX) Jorge An
LA SALVACION (XX) Jorge An
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 311     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] LA SALVACION (XVIII)
Fecha:Martes, 25 de Septiembre, 2001  00:01:54 (-0300)
Autor:Jorge Andrés Brugger <jbrugger @...net>

LA SALVACION (XVIII)
                       "La transformación"
 
                                                                           
 
LECTURAS:
 
     Romanos 12:2
     II Corintios 3:16-18
     Efesios 4:23
     Colosenses 3:10
     I Pedro 2:2-5
     Efesios 5:26-27 y Romanos 8:28-29
 
B O S Q U E J O:
 
I. Un cambio interno
II. Un proceso de metabolismo
III. Un elemento nuevo reemplazando el viejo
IV. En nuestra mente, emoción y voluntad
V. Por el empapar de Cristo
VI. Por mostrar al Señor con una cara descubierta.
 
I. UN CAMBIO INTERNO:
 
La transformación es el resultado de la santificación y está relacionada con el alma del hombre.
Transformación significa que una substancia cambia en naturaleza y forma. Esto es un cambio
interno en naturaleza que causa un cambio externo.
 
II. UN PROCESO DE METABOLISMO:
 
Esta clase de cambio es un cambio metabólico. No es tan solamente un cambio externo, sino un
cambio interno de constitución, este cambio ocurre por el proceso de metabolismo. En el proceso
de metabolismo un elemento orgánico (vivo) lleno con vitaminas entra dentro de nuestro ser y
produce un cambio químico en nuestra vida; esta reacción química cambia la constitución de
nuestro ser de una a otra forma. ESTO ES TRANSFORMACION.
 
Consideremos, que si una persona tiene una apariencia pálida y que alguien más, deseando
cambiarle su apariencia, le aplica color a su piel, esto, no hay duda que produce un cambio externo,
pero no es un cambio orgánico, un cambio de vida. ¿Cómo puede entonces una persona tener un
cambio de color natural y no artificial en su rostro? Por absorber dentro de su cuerpo comida
saludable con los elementos orgánicos necesarios.
 
Como su cuerpo es un organismo viviente, cuando alguna substancia orgánica entra dentro de su
cuerpo un compuesto químico es formado por el proceso de metabolismo. Gradualmente éste
proceso interno cambiara el colorido de su rostro, y vemos que este cambio no es exterior sino un
cambio por dentro de su ser; un cambio que es el resultado del proceso de metabolismo.
 
III. UN NUEVO ELEMENTO REEMPLAZANDO EL VIEJO:
 
En el proceso de metabolismo, un nuevo elemento es suplido a un organismo. Este elemento nuevo
reemplaza el elemento viejo y causa que haya descarga. Así que, mientras el proceso de
metabolismo toma lugar dentro de un organismo viviente, algo nuevo es creado dentro para
reemplazar lo viejo, lo cual es eliminado.
 
Metabolismo, entonces incluye tres asuntos:
 
1. El suplir de un nuevo elemento;
2. El reemplazar del viejo elemento con este nuevo; y
3. La descarga o el remover del viejo elemento para que algo nuevo pueda ser producido.
 
A través del proceso de santificación, el nuevo elemento de la vida de Dios es agregado dentro de
nuestro ser. Este nuevo elemento va reemplazando nuestro ser viejo y pecador. Esto es una
continuación de la Salvación de Dios dentro de nosotros. Necesitamos estar en este proceso desde
el día en que creímos.
 
IV. EN NUESTRA MENTE, EMOCION Y VOLUNTAD:
 
Desde el momento que nosotros somos regenerados en nuestro espíritu, es el deseo del Señor que
éste cambio de vida se extienda desde nuestro espíritu a nuestra alma, que nuestra mente, emoción
y voluntad sean transformadas. Nuestro espíritu es regenerado y cambiado, pero nuestra mente,
emoción y voluntad todavía no están transformados y permanecen degradados.
 
Nosotros tenemos a Cristo en nuestro espíritu, pero no tenemos a Cristo en nuestra alma.
Necesitamos que Cristo continuamente sé este extendiendo a nuestra alma, hasta que cada parte de
ella sea transformada en la misma imagen de Él (II Corintios 3:18). Entonces pensaremos como Él
piensa, amaremos como El ama y escogeremos como Él escoge. Tendremos la semejanza del
Señor en nuestra vida práctica, porque nuestra alma habrá sido alcanzada totalmente y saturada con
Sus elementos divinos.
 
V. POR EL EMPAPAR DE CRISTO:
 
El elemento que nos trae este cambio interno, es Cristo. El Dios Triuno, el Espíritu todo-inclusivo.
Al principio Dios solo esta en nuestro espíritu, esta confinado allí sin ninguna manera de entrar en
nuestra mente, emoción y voluntad. Si nosotros no le permitimos que se extienda, nuestro espíritu
viene a ser una prisión para Él. Necesitamos conocer acerca de la transformación por el renovar de
la mente.
 
El espíritu se quiere extender hasta nuestra alma, con el agregar del elemento divino, para
reemplazar el yo. Cuando este elemento que reemplaza el viejo, es agregado a nuestra alma,
entonces hay un cambio en nuestra mente, emoción y voluntad.
 
VI. POR MOSTRAR A CRISTO CON UNA CARA DESCUBIERTA:
 
II Corintios 3:18, nos hace ver que somos "transformados" como cuando exhibimos la cara
descubierta. Esto significa que nosotros debemos abrirnos en oración al Señor, principalmente para
tener comunión con Él, NO para pedirle que haga algo para nosotros.
 
No debemos de dejar que nada venga para que vele la relación nuestra con Él.
 
Cuando nos abrimos a Él, El quizás nos diga que la forma en que le hablamos a nuestra mamá,
papá, hermanos o amigos, no fue la correcta. Entonces, si confesamos nuestro pecado al Señor, Él
vendrá dentro de nuestra alma para transformarla. El estar abiertos a El todo el tiempo, nos hace
acelerar el proceso de la transformación en nosotros. Todos necesitamos este proceso, pues este
es el progreso de nuestra vida cristiana.
 
                                                         Carlos E. Cruz Porras