Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 478 al 497 
AsuntoAutor
Soy de carácter fu Daniel O
Biblia Jerusalén Barja
Hebreos capitulo10 camoises
Seguridad eterna camoises
El Señor Nos Disci camoises
Presentación Alexande
Re: Presentación Giovanni
RE: Presentación Isabel
Re: Presentación ruben.ir
remodelación y amp RPE-Webm
La verdad sobre Ma Daniel O
pedido JAIME_35
Fw: Benny Hinn Yves Bra
Intercesión por IR Dios Tod
Gracias carlos a
Irán anfimon
Colaboradores mini Didache
RV: Para pensar Eduardo
Estudio, Didache
¿habeís visto al q Didache
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 478     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] Soy de carácter fuerte
Fecha:Viernes, 8 de Agosto, 2003  15:01:24 (-0700)
Autor:Daniel Ordaz C. <dordaz @.....com>

Soy de carácter fuerte

 

¿Alguna vez has escuchado la excusa “es que soy de carácter fuerte” ¿Conoces alguien que oculte su testarudez con esa frase?

Hay muchos conceptos que el mundo ha cambiado completamente respecto a su significado real, significados que podemos encontrar en la Biblia claramente.

“Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es caminos de muerte.” (Proverbios 14.12). Lo que no es agradable a Dios, le desagrada.

 

Cuando alguien es obstinado, testarudo, y hace lo que quiere a veces sin poder dominarse, no atendiendo razones, el mundo dice que se trata de una persona de carácter fuerte, pero la verdad es que se trata de una persona de carácter débil, pues se deja dominar por sus instintos y no por Dios.

En 2a. Timoteo 1.7, el apóstol Pablo dice: "Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio".

El caracter fuerte es el que por medio del espíritu de dominio propio somete sus instintos a la voluntad de Dios y sus acciones no son dictadas por arranques de animo, siendo esta la única forma en que podemos dejar a Dios en control de nuestra vida.

 

Tenemos un carácter "débil" cuando nos llevamos por la ira, y el carácter fuerte y firme es aquel que esta bajo dominio propio, con su corazón y mente sobre el instinto humano, así como Jesús lo hizo cuando fue apresado, golpeado, maldecido y crucificado.

“El Señor le dijo: No te fijes en su apariencia ni en su elevada estatura, pues yo lo he rechazado. No se trata de lo que el hombre ve; pues el hombre se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.” (I Samuel 16.7).

Un corazón blando y un carácter pasivo nos ayudan a comprender, amar y ayudar a los demás.

 

Una madre le preguntó a Robert E. Lee, conocido hace siglo y medio por su carácter fuerte, cuál era la lección más grande que le pudiera enseñar a su niño. La respuesta que él le dio fue, "Enséñale a negarse a si mismo."

La misma enseñanza que Jesús el Maestro dio: “Si alguno quiere ser discípulo mío, niéguese a si mismo, cargue con su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda la vida por causa mía, la encontrara."  Mateo 16.24-25.

 

El carácter fuerte de Jesús se demostró aun al final, cuando sabía que venía su cruel muerte, cuando le pide a Dios que haga pasar es a copa, pero que se haga Su voluntad. Esa es la clave para que un cristiano pueda decir que es de carácter fuerte, que pueda someterse a la voluntad de Dios, con gusto y por convicción.

 

En la Biblia no han bendiciones para los tercos, para los que no saben escuchar a otros, para los que se airan, para los que justifican su forma de ser contraria a la de Jesús. Mas bien es al contrario, Dios dice que bendice al desvalido, al pobre, al que confía en Él, al que no sigue su propio camino, al lento para el enojo, al que no es contencioso, al que pone primero las necesidades de los demás.

 

¿Quieres tener un carácter fuerte? Pídeselo a Dios, pero toma en cuenta que si te lo da no será como el mundo lo percibe sino como Dios espera que seas, fuerte para asirte de Él, para seguir Su voluntad, para rechazar la tentación de hacer lo que tu instinto te dicte. Dios te dice: “...Yo estimo a los pobres y humildes de espíritu, a los que tiemblan ante mi palabra.” (Isaías 66.2).

S. Agustín dijo que esto no era ser pobre en riquezas sino en deseos. Yo te digo que solamente un pobre de espíritu puede ser enriquecido por la Gracia de Dios nuestro Señor, ese es mi deseo para tu vida.

 

Saludos,

Daniel Ordaz C.
 
 


Do you Yahoo!?
Yahoo! SiteBuilder - Free, easy-to-use web site design software