Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 478 al 497 
AsuntoAutor
Soy de carácter fu Daniel O
Biblia Jerusalén Barja
Hebreos capitulo10 camoises
Seguridad eterna camoises
El Señor Nos Disci camoises
Presentación Alexande
Re: Presentación Giovanni
RE: Presentación Isabel
Re: Presentación ruben.ir
remodelación y amp RPE-Webm
La verdad sobre Ma Daniel O
pedido JAIME_35
Fw: Benny Hinn Yves Bra
Intercesión por IR Dios Tod
Gracias carlos a
Irán anfimon
Colaboradores mini Didache
RV: Para pensar Eduardo
Estudio, Didache
¿habeís visto al q Didache
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 482     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] El Señor Nos Disciplina porque Nos Ama.
Fecha: 10 de Septiembre, 2003  20:17:01 (+0200)
Autor:camoises <camoises @.........net>

El Señor Nos Disciplina porque Nos Ama.
Hebreos: 12: 4-11

Introducción.

Los Héroes de la Fe. Hebreos 12: 1: 3
Me gustaría antes de entrar en el tema principal y propósito de este sermón El
amor de Dios a través de su disciplina. Hacer un pequeño preámbulo de nuestra
gran nube de testigos: “Héroes de la Fe”.

¿Por que Los Testigos? “Héroes de la Fe”, En ellos pueden encontrar un gran
ejemplo de lo que es la disciplina del Señor y su amor hacia nosotros.
Leer texto bíblico v 1-2.

¿Que los ha hecho nuestros héroes de la fe? 
Se despojaron de todo el peso del pecado que los asedia, y terminaron la
carrera.

¿Como? A través de la fe en Jesucristo, la paciencia, y el sufrimiento.
Me explico, podemos ver en todos ellos: Abel, Enoc, Noe, Abraham, Jacob, José,
Moisés, Rahab, Gedeon, Barac, Sansón, Jefte, David, Samuel, Los profetas.
Hombres
y Mujeres que verdaderamente fueron héroes de la Fe, y lograron materializar
cosas concretas en sí: Conquistaron reinos, hicieron justicia,  alcanzaron
promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filos de
espadas, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batalla.

Aquí podemos observar los grandes logros de estos héroes. Pero a la vez
sufrieron maltratos, torturas, y hasta algunos de ellos fueron asesinados.
Parece
ser que para nosotros ser considerados héroes; lograr desarrollar nuestro
carácter, para poder terminar la buena carrera de la Fe. Debiéramos padecer los
mismos problemas y contratiempos, mediante la mano correctora de Dios. Que nos
disciplina porque nos ama. Con el propósito de que desarrollemos paciencia,
perseverancia; fortalecer nuestro carácter, y crezcamos en nuestra fe.

 El Señor nos llama a ser coparticipes de sus padecimientos. Sin lugar a dudas 
podemos decir de estos héroes, que verdaderamente coparticiparon con Cristo en
sus padecimientos.

Podemos ver en el V 2 como se describe a Jesús como el autor y consumador de la
Fe. A través de su gozo puesto delante de su sufrimiento en la cruz. ¿ Vemos
aquí
la relación entre todo esto?. La fe, la paciencia, las perseverancias, los
sufrimientos, los oprobios, el amor de Jesús por nosotros en la cruz del
calvario. Y la disciplina de el hacía nosotros como parte de su amor. Para que
podamos terminar la carrera a través  de su corrección; enseñanza, exhortación,
y
cuidado. Para que no fallemos el blanco, pequemos.
 Creo sin lugar a dudas; sin temor a equivocarme, que la mayor expresión de
amor hacía nosotros ha venido a través de su disciplina. La cual le permitió ir
a
la cruz por todos nosotros. El Señor nos disciplina porque nos ama.

Los más curiosos que podemos observar en estos grandes héroes de la Fe. Es que
todos ellos vivieron con la esperanza en la promesa del Señor de su venida como
Mesías al mundo; y murieron sin ver concretarse este gran acontecimiento.

 Pero esto no implica que no terminaron la gran carrera; vencieron en la
batalla, y ahora están en el cielo como una gran nube de testigos. Observándonos
a nosotros en nuestra carrera;  sirviéndonos como testigos, sirviéndonos como
ejemplo, y dándonos aliento.

Podemos mirar la gloria de Dios ha venido. Pero fijaos en lo que costo el que
pudiera venir.

I-¿QUÉ ES LA DISCIPLINA DEL SEÑOR?

V 3 Nuestro animo esta en aquel que sufrió por nosotros por nuestros pecados. 4
Porque aun no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado.

En estos dos versos podemos ver como nuestro Señor se sometió a la disciplina
de su Padre por nuestros pecados. Hasta la muerte, combatiendo nuestros pecados
para animarnos, y hacernos justo delante del Padre.

Si la meta es ser transformados a la imagen de Cristo. La mejor manera para
estos es a través de la disciplina del Señor, al igual que Él. Si queremos ser
como Cristo, tenemos que someternos a la corrección del Señor, y dejarnos
disciplinar.
Disciplina:
1 f. Doctrina; regla de enseñanza impuesta por un maestro a sus discípulos. 
2 Asignatura. 
3 Conjunto de reglas para mantener el orden y la subordinación entre los
miembros de un cuerpo. 
4 Observancia de estas reglas: fiel a la ~ militar. 
5 Azote, grate. De cáñamo, con varios ramales. 
6 Acción de disciplinar o disciplinarse. 
7 Efecto de disciplinar o disciplinarse.

2- Definición Griega:
1) paideu pahee-dyoo'-; Entrenar a un niño, i.e. educar, o (por implicación),
disciplina (por castigo): --castigar, instruir, aprender, enseñar. 
3-Definición Hebrea

Adumewca, instrucción, corrección, disciplina, doctrina, reprender.

4-Definición personal

Podemos decir que la disciplina es un sistema a seguir para: enseñar, corregir,
reprender, formar, castigar. Es una manera sistemática de: formación,
crecimiento, madurez, y desarrollar nuestras habilidades en general, y nuestro
carácter.
Sin disciplina, no hay desarrollo, ni progreso.

 En la Biblia que es la disciplina.

La disciplina es el trato de Dios con su pueblo, sus hijos, y sus amados
escogidos.
Bíblicamente hablando, la disciplina es el proceso mediante el cual nuestro
padre celestial nos moldea. Así como el alfarero le da forma al barro. Es el
método escogido por el Señor para santificarnos, y prepararnos para vivir en la
eternidad con Él. Es la manera en la que Él nos purifica; así como el oro es
purificado a través del fuego.

Job 36:10-12

10 Despierta además el oído de ellos para la corrección,
Y les dice que se conviertan de las iniquidades.
11 Si oyeren y le sirvieren,
Acabaran sus días en bienestar,
Y sus años en dicha.
12 Pero si no oyeren, serán pasados a espada,
Y perecerán sin sabiduría.
Hebreos 12:5 y habéis ya olvidado la exhortación que como ha hijos se os
dirige, diciendo:
Hijo mío, no menosprecie la disciplina del Señor,
Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

II- El Propósito de la Disciplina del Señor. V: 6, 7, 8, 9

1-	Prevención : 

V 6 “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por
hijo.
El Señor nos disciplina porque nos ama. Su azote es una manera de prevenir que
pequemos y nos alejemos de ÉL.  Su propósito con nosotros es  el que vivamos en
santidad, de acuerdo a su palabra y a su voluntad.

El Señor nos enseña que sus ovejas escuchan su voz, y quienes los aman hacen la
voluntad de su padre. El Señor quiere prevenir que nos salgamos de su voluntad y
que desobedezcamos su palabra.

Juan 3: 16
“Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para
que todo aquel que en el cree, no se pierda mas tenga vida eterna.”


2-	Educación:

V 7 “Si soportáis la disciplina Dios os trata como ha hijos; ¿ Porque que hijo
es aquel a quien el padre no disciplina?”

Nuestro padre celestial nos disciplina para educarnos. Así como los padres
terrenales educan a sus hijos, los disciplinan. Cuan mas El Señor quien nos ama,
y su amor es perfecto, porque Él es perfecto. En este pasaje podemos ver como a
través de soportar su disciplina: educación, corrección, exhortación, nos hace
ser reconocidos como sus hijos.

 El Señor nos enseña en su palabra, que ya el no quiere sacrificio, sino
obediencia. Él someternos a él, a través de la obediencia, nos hace merecedores
de ser sus hijos. Esto vino porque lo estamos obedeciéndole a Él, en la
invitación del Padre; A través del Espíritu Santo, en el Hijo, de aceptar el
sacrificio de Jesús como nuestro Señor y salvador. Si aceptamos somos obedientes
y son considerados hijos en el hijo. AMEN

3-	Prueba de Amor.

V 8 “Pero si os deja sin disciplina, de la cual todos han sidos participantes,
entonces sois bastardos, y no hijos.”

Si hemos sido todos participantes de la disciplina a través de nuestros padres
terrenales, y él nos deja sin disciplina. Esto indica que el no nos ama, y no
nos
considera suyos. Somos bastardos, no tenemos padre celestial.

A través de su Amor nos ha hecho sus hijos, a través de su hijo Jesús. El cual
nos lo dio por amor. Juan 3:16, Proverbios 3: 11-12 No menosprecies, hijo mío,
el
castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; 12 porque Jehová al que ama
castiga, como el padre al hijo a quien quiere.



4-	Prueba de Hijos

 V 9 por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos
disciplinaban, y los venerábamos. Por que no obedeceremos mucho mejor al Padre
de
los espíritus, y viviremos.

Aquí tenemos de nuevo el concepto de obediencia relacionado con disciplina, 
paternidad, y vida eterna.

Me gustaría  ampliar un poco más sobre este punto. Una de las razones por la
cual el Señor acepto el sacrificio de Jesús; fue debido ha que era un sacrificio
en obediencia y voluntario. El Señor se dirigió en varias ocasiones sobre Jesús,
cómo su Hijo en el cual había hallado complacencia. De acuerdo con lo dicho en
este versículo, en esa obediencia, nos convierte en hijos, a través del hijo;
por
su sacrificio en obediencia, y en consecuencia viviremos para siempre.

III-Maneras en que el Señor nos Disciplina.

1-	A través de las pruebas, y  las tribulaciones. (Job 5.17)

“Bienaventurados son los que reciben el castigo del Padre”
Job es un buen ejemplo de cómo Dios permitió que el enemigo lo tentara y lo
atacara, pero sin tocar su alma. Para probar su fidelidad. Al igual que Abraham,
al cual se le demandaron bastantes sacrificios, y el obedecer a Dios. Para
demostrar su fe y obediencia.

2-	Mediante el desierto

Podemos observar  durante el transcurso de la vida de grandes personajes
bíblicos. Como el Señor lidio con ellos al pasarlo por el desierto literalmente,
y espiritualmente hablando. Podemos citar a Moisés, David, Elías, etc., etc. Aun
podemos mencionar al propio pueblo de Israel.

Una situación de desierto espiritual no es mas que cuando Dios se  esconde. Su
Presencia se nos priva, y nuestras oraciones no son contestadas. No hay ningunas
respuestas a las mismas, solamente son ignoradas y estamos aislado. No podemos
recibir ningún tipo de guía; solos sentimos sequedad, frialdad, y perdemos
sensibilidad a su presencia.

 De este tipo de experiencia por lo general salimos renovados, con nuevas alas,
fuerzas. Al igual que el Águila renueva su pico, plumaje, y uñas.

3-	Por Medio del castigo.

Experimentamos algún tipo de la disciplina del Señor como un resultado directo
de  nuestro pecado a través del castigo. El cual es un castigo de corrección, y
no de juicio.

Podemos ver como el resultado del pecado de adulterio.  El Señor castiga
severamente a David. De quien el Señor sé había referido que tenia su corazón
conforme al de Él. El pecado de David no le costo su salvación, pero sí le costo
la criatura producto de este pecado de adulterio; Decepciones de parte de sus
colaboradores más cercano, y aun de su propio hijo. Todo esto lo pueden leer en 
el libro de 1ra de Crónicas. La Palabra de Dios en el libro de los Proverbios,
nos enseña, que el buen Padre a sus hijos tempranos los castiga.




4-	A través de todo lo que nos sucede en nuestro caminar (Romanos: 8:28)

 “Y sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, estos
son, a los que conforme a sus propósitos fueron llamados.”

Quienes somos los que hemos sido llamados de acuerdo a sus propósitos. Los que
hemos aceptado al Hijo; somos lo que hemos heredado el derecho de ser llamados
hijos, porque hemos creído la promesa del Padre en el Hijo. Y  en consecuencia
hemos obedecidos, y  nos hemos sometidos a su disciplina. Para bien porque bien
hace a nuestra alma someternos a ÉL.

	Quisiera hacer la aclaracion que la disciplina de Dios es con sus hijos
solamente. Los no creyentes no estan sometidos a la disciplina de Dios. Hemos
visto ampliamente a través de esta predica, este concepto explicado.

 Quien nos disciplina es el Padre, y lo que nos convierte en hijos es la fe en
Jesucristo. Si no hemos aceptado el sacrificio de Cristo. No somos hijos, y el
Padre no nos puede disciplinar; no somos suyos, estamos fuera del pacto a través
de la sangre de Cristo.

Lo mismo podemos deducir de este ultimo pasaje, todo obra para bien a los que
conforme a sus propósitos fueron llamado.

V- El Producto de la Disciplina. V 9-11

1-Vida. V 9  “Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos
disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre
de los espíritus, y viviremos?”

Aquí esta explicado muy claramente, que al obedecer la corrección, la
disciplina, al aceptarla, de nuestro Padre celestial; viviremos. El Señor nos
disciplina para que tengamos vida.

2-Santidad. V 10 “Y aquellos, ciertamente por pocos dias nos disciplinaban como
a ellos les parecía, pero este para lo que nos es provechoso, para que
participemos de su santidad.”

Que lindo es saber que el Señor nos disciplina para lo que nos es provechoso,
lo cual es su santidad. Vivir en su santidad es, vivir apartado para Él.

Aquí vemos claro que es lo que nos separa para Él, es su disciplina, es lo que
nos da el aval de ser sus hijos. De compartir con su santidad.

3-Justificación a través  de la Disciplina. V 11 “Es verdad que ninguna
disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero despues
da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.”

Grandioso es este verso. Nos deja ver claro que a pesar de no ser causa de
gozo, sino de tristeza, la disciplina despues da el fruto de ser justificado a
través de ella. La justificación no esta en nuestras obras, o fuerza, sino en la
fe en el Hijo; y habernos sometidos a Él, a través de la disciplina.
		


































Conclusión

Después de conocer todo esto, y haber considerado las diferentes respuestas del
porque el Señor nos disciplina. ¿Cómo?, ¿Para que?, El resultado de la misma,
que
es la disciplina, entender mejor, el concepto de que el Señor nos disciplina
porque nos ama. ¿Que vamos hacer con todo esto?, ¿Cómo podemos integrar esto ha
nuestras vidas?, ¿Cómo vamos decidir recibir la disciplina del Señor?. Con amor,
con entusiasmo, dándoosle gracias, gloria y honrándole, como nuestro Señor
Jesucristo hizo a través de toda su vida.

Jesús acepto la Disciplina de su Padre celestial, y se sometió a ella en
obediencia, dándole gloria, y honra al Señor en todo, y siempre.
O decidiremos hacer lo opuesto y rechazarla, y no permitir que el Señor trabaje
con nosotros para poder lograr ser como El hijo.

 Vamos a convertirnos en bastardos, porque si rechazamos la disciplina,
rechazamos al Padre también. Dejamos de reconocer su autoridad sobre nosotros, y
su paternidad. No somos mas hijos, seriamos como el puerco que regresa al fango,
y el perro que regresa al vomito.

Me gustaría citar ante de concluir varios ejemplos de Pueblos que han sido
transformados radicalmente por medio de la crisis, adversidades, situaciones de
la historia, y la vida; y han resurgido como el ave fénix, desde los escombros
se
han levantados.
 
Entre ellos se encuentra Japón. Después de la 2da guerra mundial, y el
lanzamiento de 2 bombas atómicas. Hoy se encuentra entre las grande naciones del
mundo. Creo sin temor a equivocarme que la disciplina a tenido un papel
preponderante en esto.
El otro ejemplo seria Alemania.Que después de haber salido de dos guerras
mundiales, tremendamente abatida, y aun más tuvo que lidiar con la denigrante
experiencia del Nazismo. Se recupero grandemente, y hoy goza de gran admiración
entre toda la humanidad.  Es una de las sociedades mas industrializa del mundo.

Puede citar esta gran nación los EE.UU.  Acaso creemos que los que tenemos acá
hoy en día, no nos ha costado nada. Es una consecuencia de una gran disciplina.

 Puede mencionar los acontecimientos del 11 de Septiembre 2001. como este hecho
trajo como consecuencias la unidad de la nación. Un mayor sentimiento  de
humanidad, patriotismo, y de búsqueda del Señor, para protección y consuelo. En
búsqueda de una respuesta.

Por ultimo me place darle mención a la gran amada nación de Israel. El pueblo
escogido por Dios. Parece curioso que la nación santa y escogida. Es una de las
naciones  que más ha sufrido: persecuciones, atropellos, rechazos, guerras,
hambre. Podemos decir que es una de las naciones que al pasar del tiempo este
cada día más sola. Asediada por casi la totalidad de la humanidad. 
Nosotros somos a través de Cristo, y el espíritu de adopción, parte del Israel
de Dios. Nosotros somos ahora el Israel de Dios, somos sus hijos, su cuerpo, su
novia, su Iglesia, sus escogidos y predestinados.

El Señor nos Disciplina porque nos ama. Tenemos bastantes razones para
entenderlo. Solo tenemos que mirar atrás, y fijarnos en los Patriarcas, los
Profetas, la gran nube de Testigos. Los Discípulos,  los apóstoles, El pueblo de
Israel, y por ultimo nuestro Señor Jesucristo. Dios les bendiga. Amen.




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
                 !!Todo lo relacionado con el MOTOR!! 
                        !!A un solo click!!
        Seguros, compra-venta, concursos, rallys, directorios, etc.
Haz clic aquí ¡YA! -> http://elistas.net/ml/122/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~