Inicio > Mis eListas > biblia > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 564 al 583 
AsuntoAutor
Estudios sobre la Heribert
Aspectos bíblicos Didache
Estudios sobre la Heribert
Oración por Rusia Dios Tod
Estudios sobre la Heribert
solicitar la letra renatacg
Estudios sobre la Heribert
Tarjeta navideña p dordaz
Disculpas por demo Heribert
Estudios sobre la Heribert
El nacimiento de J Didache
Nuestro Andar Diar Nuestro
Nuestro Andar Diar Nuestro
Felices Fiestas Ejército
PREGUNTAS SOBRE EL Paco
EXTRACTOS DE LA BI Paco
Re: EXTRACTOS DE L omar cec
Pasajes espurios d Didache
Los OVNIS y la BIB Paco
Comentarios del mo Andres B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Biblia
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 564     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[biblia] Estudios sobre la Primera Epístola a los Corintios (8)
Fecha:Miercoles, 4 de Agosto, 2004  01:10:11 (-0300)
Autor:Heriberto Brugger <h-brugger @...net>

					Capítulo 3  
 
La madurez cristiana se alcanza por medios espirituales  
 
De acuerdo con lo que trata el capítulo anterior, hemos considerado las
diferencias entre dos tipos de personas: El hombre "natural", calificativo
referido a la persona incrédula, y el hombre "espiritual", aludiendo a aquel que
ha creído con fe en el Señor Jesucristo para salvación, y que vive acorde con la
nueva naturaleza recibida de Dios.   
 
Empero, en este capítulo el apóstol Pablo se refiere a aquellos creyentes que no
habían alcanzado aún la necesaria madurez espiritual, calificándolos como
"carnales", esto es, como "niños" en Cristo.  
Un bebé sano recién nacido se alimentará con leche hasta que su desarrollo haga
posible añadir a su dieta limentos sólidos. Del mismo modo ocurre con el régimen
alimenticio espiritual del creyente "recién nacido". "Desead, como niños recién
nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para
salvación"  (1ª P. 2:2) Así, el creyente irá creciendo paulatinamente hasta
llegar a ser capaz de recibir alimento sólido. "Pero el alimento sólido es para
los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos
ejercitados en el discernimiento del bien y del mal" (He.5:14)   
Aunque es lógico que un recién nacido sea alimentado únicamente con leche, no
sería normal que el régimen lácteo siguiera indefinidamente sin cambios. Es a
esto a lo que apunta el apóstol Pablo. En la iglesia en Corinto había creyentes
que con el correr del tiempo no habían superado la etapa de la niñez espiritual.
Eran creyentes carnales, incapaces de asimilar el alimento sólido de la Palabra
de Dios, y entre otros trastornos que para el caso mencionan las Escrituras, no
sabían discernir entre el bien y el mal; no podían distinguir entre la sabiduría
"que es de lo alto"  y la sabiduría terrenal; (Stg.3:15-17) y no lograban
diferenciar entre lo que significaba "servir al ojo" para agradar a los hombres,
y servir "de buena voluntad como al Señor". (Ef.6:6-7)    
Esto los condujo a "andar como hombres", es decir que su proceder se conformaba
a los estilos del mundo, olvidando las demandas de su ciudadanía celestial. "Mas
nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde esperamos al Salvador, al Señor
Jesucristo." (Fil.3:20)  
Y tanto imitaron las prácticas mundanas, que terminaron por introducirlas en la
iglesia.  
A la par que los perdidos del mundo, divididos en grupos antagónicos, disputaban
por enaltecer a sus ídolos de barro, (filósofos, artistas, deportistas, etc.)
aquellos creyentes tendían a hacer lo mismo con sus propios ministros,
inclinándose al partidismo por ellos y generando celos y contiendas entre las
distintas facciones.  
Pablo reprueba aquella pretensión, enseñando que los ministros de la iglesia
(Col.1:25) no son más que servidores y colaboradores en la labranza de Dios. "Así
que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios que da el crecimiento."
(Vs.7)     
Los creyentes debían considerar que el verdadero siervo de Dios no ama la gloria
de los hombres (2ª Tes.2:6) ni persigue la popularidad (Gá.1:10) 
 "Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el
Evangelio, así hablamos, no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que
prueba nuestros corazones." (1ª Tes.2:4)   
El Señor Jesucristo declaró que los hipócritas hacen su justicia para ser vistos
de los hombres, y aman el orar en público con igual propósito. Además, dan
limosna para ser alabados de los hombres, y manifiestan que ayunan para mostrar a
los hombres que ayunan. (Mateo Cap. 6)  
Por lo tanto, ningún creyente debe imitar el exibicionismo egocéntrico de tales
farsantes. 
Además, el Señor sentenció: "No tendréis recompensa de vuestro padre que está en
los cielos" y  "De cierto os digo que ya tienen su recompensa". Las obras hechas
solamente para ganar el elogio y los aplausos de los hombres no son otra cosa que
madera, heno y hojarasca, y no podrán resistir la prueba de fuego del Tribunal de
Cristo. 
Únicamente lo que lleva gloria a Dios será considerado oro, plata y piedras
preciosas. Toda labor cumplida fielmente con esa intención, no sólo resultará
eficaz para la edificación del Cuerpo de Cristo, sino que será digna de obtener
la recompensa del Padre. 
	 
									        (Continuará) 
	 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
               Elimina esas molestas ventanas popup 
        Busca en Internet desde el menu de tu navegador 
    Obten informacion inmediata sobra las paginas que visites 
       Averigua al instante paginas y sitios relacionados 
 
          !! Descarga GRATIS la barra de ALEXA YA !! 
 
 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/143/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~