Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1038 al 1067 
AsuntoAutor
LO NATURAL Y LO Armando
PENSAMIENTOS DE CO Armando
EL CARACOL AZUL Armando
MADAME BUTTERFLY marias c
mejor HABLEMOS DE marias c
Se acerca a los q Armando
LAS OBSESIONES marias c
EMPIEZA POR LO CR Armando
DEBILIDADES marias c
BODAS DE SANGRE marias c
NO TODO EN LA VID Armando
LA PRIMAVERA Armando
CONTROLA SOLO LO Armando
EL CASCANIECES marias c
NO NOS PREDIQUEMOS Armando
VISION CLARA-OBJET Gladys E
ACEPTARSE Armando
cuentos para regal marias c
La gente estaba l Armando
VIVIR CON LOS OTRO Armando
REFLEXIONES DEL CI marias c
PROFESION :LECTOR marias c
NO CRITIQUES Armando
Y nosotros, ¿qué p Armando
LA HABITACION VACI marias c
)_ REGALOS Armando
NO DEJES PASAR L Armando
TIRAR LAS PIEDRAS Armando
Temperamentos EL marias c
UNA LISTA DE AMO Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1014     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] ->LA REVELACIÓN
Fecha:Domingo, 11 de Marzo, 2007  22:18:43 (-0300)
Autor:Néstor Almagro <nalmagro @.......ar>

 
La única verdad definitiva es el Amor, las demás son todas relativas.
Por lo tanto, entrar al Amor es ser invulnerable.
 
La Revelación

 

    La revelación se manifiesta según una secuencia arrítmica. Es impredecible. Posee un encadenamiento lógico, respecto a las que la preceden y sucederán. Es ajena a la personalidad o ego. Tiene existencia por derecho propio y libera las fuerzas del alma.

 

    Estar atentos, bien despiertos para detectarla, otorga un sentido trascendente a la existencia. Encontrando así, el verdadero valor del saber, del no-saber. Por tal motivo, es válido reconocer que la tristeza, posee una acción inhibidora de la misma.

 

     Dicho de otro modo, ser felices y agradecidos por las cosas simples de la Vida, nos predispone a percibir con certeza, el efecto sanador de la revelación.

 

                                                                                                    Néstor Hugo Almagro