Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1038 al 1067 
AsuntoAutor
LO NATURAL Y LO Armando
PENSAMIENTOS DE CO Armando
EL CARACOL AZUL Armando
MADAME BUTTERFLY marias c
mejor HABLEMOS DE marias c
Se acerca a los q Armando
LAS OBSESIONES marias c
EMPIEZA POR LO CR Armando
DEBILIDADES marias c
BODAS DE SANGRE marias c
NO TODO EN LA VID Armando
LA PRIMAVERA Armando
CONTROLA SOLO LO Armando
EL CASCANIECES marias c
NO NOS PREDIQUEMOS Armando
VISION CLARA-OBJET Gladys E
ACEPTARSE Armando
cuentos para regal marias c
La gente estaba l Armando
VIVIR CON LOS OTRO Armando
REFLEXIONES DEL CI marias c
PROFESION :LECTOR marias c
NO CRITIQUES Armando
Y nosotros, ¿qué p Armando
LA HABITACION VACI marias c
)_ REGALOS Armando
NO DEJES PASAR L Armando
TIRAR LAS PIEDRAS Armando
Temperamentos EL marias c
UNA LISTA DE AMO Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1079     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] TIRAR LAS PIEDRAS CONTRA EL PROPIO TEJADO
Fecha:Domingo, 25 de Marzo, 2007  15:45:42 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

 

Tirar las piedras contra el propio tejado.

 

(Jn 8,1-11):  En aquel tiempo, Jesús se fue al monte de los Olivos. Pero de madrugada se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a Él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?». Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra.

Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?». Ella respondió: «Nadie, Señor». Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más».

 

Iban a por El. Le ponen en disparaderos. Tendrá que enfrentarse a normas legales. Jesús no se evade. Tiene claro que las personas están antes que las leyes, y que por encima de la ley está la misericordia y el perdón. No hay justicia sin misericordia, casi viene a decir.

 

Pero Jesús es también algo dialéctico. Les pone a ellos en la tesitura de tener que afrontar un dilema cuál es el de reconocer su propia realidad personal de pecado. Ya lo había advertido El en otra ocasión: No juzgues y no serás juzgado. La medida que uses con los demás es la que usarán contigo. Por eso se lo plantea a bocajarro: Apliquen la ley, y el que esté sin pecado que tire la primera piedra. Ya sabemos el resultado. Nadie pudo condenar porque sería condenados ellos mismos. Todos se fueron. Y Jesús tampoco, como es lógico, condenó a la mujer.

 

Eso sí, el perdón de Jesús va parejo al cambio personal. Siempre lo pide: "Vete, y en adelante no peques más".

 

Los que estaban a su lado intentando hacer la maldad con Jesús, cayeron en su propia maldad. Tiraron las piedras contra su propio tejado.

 

 

Los escribas y fariseos, conocían bien a Jesús:  sabían cual iba a ser su respuesta; sabían que, incluso en el caso de esa mujer, El no iba a hacer una acusación pública ni una condena que llevase al cumplimiento literal de la Ley ... que El no iba a mandar apedrearla . ¡Lo sabían!, pero le hacen la pregunta,  no por que estuvieran dispuestos a  seguir lo que El indicase, sino  "para tentarle", y dejarle, cualquiera que fuera la respuesta, en evidencia delante del pueblo.

 

Qué estaría escribiendo el Señor en el suelo...? Lo que fuera, ellos lo leían... y hace que uno a uno, empezando por los más viejos, sin un comentario, sin replicar nada, en silencio... se vayan marchando ...  ¿qué escribiría ...?

 

Cuando nosotros, en plan "legalista"  exigimos para los demás el cumplimiento de la Ley, qué nos escribirá Jesús en  secreto ?

Es un tema, éste, tan de actualidad...  y por ello, tan difícil de afrontarlo con sinceridad, con deseos, no de tentarle, sino de conocer su pensamiento ...

 

Cuando quedan solos, frente a frente, Jesùs y la mujer deja de escribir (por que no escribía para ella) y le habla...

 

Para no tirar las piedras contra nuestro propio tejado, Señor te pedimos que nos enseñes a no condenar

 

María Consuelo Mas y Armando Quintana

25 03 07