Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1038 al 1067 
AsuntoAutor
LO NATURAL Y LO Armando
PENSAMIENTOS DE CO Armando
EL CARACOL AZUL Armando
MADAME BUTTERFLY marias c
mejor HABLEMOS DE marias c
Se acerca a los q Armando
LAS OBSESIONES marias c
EMPIEZA POR LO CR Armando
DEBILIDADES marias c
BODAS DE SANGRE marias c
NO TODO EN LA VID Armando
LA PRIMAVERA Armando
CONTROLA SOLO LO Armando
EL CASCANIECES marias c
NO NOS PREDIQUEMOS Armando
VISION CLARA-OBJET Gladys E
ACEPTARSE Armando
cuentos para regal marias c
La gente estaba l Armando
VIVIR CON LOS OTRO Armando
REFLEXIONES DEL CI marias c
PROFESION :LECTOR marias c
NO CRITIQUES Armando
Y nosotros, ¿qué p Armando
LA HABITACION VACI marias c
)_ REGALOS Armando
NO DEJES PASAR L Armando
TIRAR LAS PIEDRAS Armando
Temperamentos EL marias c
UNA LISTA DE AMO Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 985     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] METODO RAPIDO Y PRACTICO PARA ACHICAR LA SOBERBIA
Fecha:Lunes, 5 de Marzo, 2007  15:22:31 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

 
 

Método rápido y práctico para achicar la soberbia

La soberbia es una forma particular de la discapacidad que suele afectar a gobernantes, directivos, funcionarios, profesionales, etc., pero también a porteros, choferes de colectivos, empleados públicos y a casi todos aquellos infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.

He aquí algunos consejos para no caer en la tentación.

Diríjase usted a una zona rural, elija el campo que más le guste, desnúdese y espere hasta que anochezca.

Cruce entonces el alambrado con cuidado de no perder ninguno de los atributos del poder y camine hasta que sienta que está en medio de la soledad más absoluta.

Una vez allí, levante la cabeza al cielo y mire las estrellas. En ese instante, visto desde el espacio, usted debe ser algo así como un virus instalado sobre una pelota de fútbol.

Piense entonces que usted está parado sobre un minúsculo planeta que gira alrededor del sol y que el sol es nada más que una pequeña estrella entre los millones de estrellas que usted está viendo y que forman nuestra galaxia. Recuerde además que nuestra galaxia es una de los millones de galaxias que desde hace millones de años giran a través del espacio. Una vez que haya hecho esto, coloque los brazos en jarras sobre su cintura en actitud desafiante o adopte otra postura que le parezca lo suficientemente cabal como para expresar el inmenso poder que usted tiene e, hinchando las venas del cuello, grite con toda la voz y con toda la fuerza que sea capaz de juntar en ese momento:

- ¡Yo sé que soy verdaderamente poderoso! ¡No necesito aprender más!

Luego espere a ver el resultado. Si ve que algunas estrellas se sacuden, no se haga demasiado problema... es Dios, que a veces no puede aguantar la risa.

 

Si hay algo entre los seres humanos, entre otras muchas cosas, que es verdaderamente repugnante, es la soberbia, hermana de la arrogancia, primita de la altanería y descendiente directa del egoísmo.

Hay quienes se creen que por haber nacido en determinado lugar, tener algunas constataciones legales, permisos burocráticos, títulos de cualquier índole o algún que otro dinerito, u ocupar un lugar de (les guste o no), transitorio poder, se arrogan para sí el derecho de mirar de soslayo a quienes no están en una posición similar. Y a partir de allí obran diciendo "Quien como yo", frase que por otra parte no les pertenece, sino que es autoría de Satanás que bien supo ganarse el cachetazo.

La soberbia es un desmedido deseo de gloria y honores que lleva muchas veces a las personas a cometer cualquier acto con tal de lograr un fin. Es además el motor del que se vale el egoísmo para avanzar a costa de cualquier precio sin importar los esfuerzos ajenos.

En la vida te encontrarás con muchas situaciones donde la soberbia es estandarte de muchas personas, sin embargo ellas pueden decir que solo se trata de elevar su autoestima, y para muchos tener una autoestima alta es muy importante. Pero una cosa es cuidar la autoestima y otra es caer en la soberbia. Quien cuida de su autoestima debe conocer necesariamente lo que se llama humildad. Y la humildad no es pobreza, la humildad es una virtud cuando uno sabe construir un jardín en la vida de todos con los pocos elementos con que cuenta, ¿y qué otra tarea más hermosa es sino darle a la vida un poco de felicidad?. Para ello solo basta comenzar con una sonrisa. Pues el mundo como nos ha sido dado es para dejarlo mejor de lo que lo encontramos y no peor.

Cuando reconozcas que el mundo no te pertenece, cuando sepas que los sentimientos son puentes que se elevan al cielo, cuando veas que tu andar deja una huella, cuando comprendas que de nada sirve la soberbia, entonces comenzarás a andar en la luz de la vida. Habrás creado algo para combatir la nada y la pena del no ser, habrás hecho brillar el rostro de quien te recordará por siempre con una sonrisa en el alma.

© Miguel Angel Arcel
marc@angelred.com

 

 





[Adjunto no mostrado: 19-Miracle.wav (audio/wav) ]