Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1061 al 1090 
AsuntoAutor
Y nosotros, ¿qué p Armando
LA HABITACION VACI marias c
)_ REGALOS Armando
NO DEJES PASAR L Armando
TIRAR LAS PIEDRAS Armando
Temperamentos EL marias c
UNA LISTA DE AMO Armando
EL PRIMER ANUNCIO Armando
Temperamento marias c
Temperamentos marias c
SIMPLIFICA Armando
Y muchos creyeron Armando
Temperamentos marias c
temperamentos marias c
MODELO marias c
la rara gratitud marias c
DE MI JARDÍN INT Armando
Coherente hasta Armando
COMO EL AGUILA marias c
¿ y si dejamos de marias c
Re: COMO EL AGUILA prosalud
- LA VENGANZA Armando
clamor de veterano marias c
RECURRE A LA EDU Armando
-No culpes a nadi Armando
UN DIOS CERCANO Armando
Resolver un probl Armando
Por sus obras les Armando
Seguir a Jesús c Armando
DIOS ESTA PRESENT Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1082     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] EL PRIMER ANUNCIO, PARA UNA MUJER
Fecha:Lunes, 26 de Marzo, 2007  15:18:06 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

El primer anuncio, para una mujer

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin».

María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?». El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios». Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel dejándola se fue.

 

Se anuncia la llegada del Señor. Y la primera en recibir el anuncio es una mujer. Y una mujer de un sencillo pueblo.

 

Como si inventáramos hoy las cuestiones de género. Desde el principio el mensaje evangélico tiene en cuenta con prioridad a las mujeres, históricamente un tanto dejadas por las orientaciones y normativas sociales, tanto en aquellos momentos como en los posteriores de la historia hasta nuestros días. En esto el Nuevo Testamento es pionero. En otro sitio se dirá: Ya no hay hombre ni mujer, gentil ni judío, todos tienen la misma igualdad.

 

Y es una mujer, con su actitud y disponibilidad, la que pone en marcha todo un movimiento histórico como es la llegada del Mesías: Hágase en mí según tu palabra, he aquí la esclava del Señor.

 

Y lo hace con turbación, con humildad, sin mucho conocimiento de las cosas - ¿cómo será esto si no conozco varón?-, pero fiada de la Palabra que se le anuncia y de la Fuerza que se le da para llevar a cabo su tarea: "No temas", "el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá".

 

Y el ángel dejándola se fue. La deja sola pero acompañada interiormente. Ella sabrá llevar las cosas. Dios confía también en la respuesta del ser humano. No nos trata como niños pequeños.

 

Porque es su FIAT la clave importante para entender este mensaje. Entrega total de María, esta sencilla mujer, al Plan de Dios. Ella no teme, porque ha escuchado bien el mensaje: “Nada es imposible para Dios”.

 

Por eso, con su Sí abre las puertas para que Dios venga a vivir con nosotros. Empieza a ser madre de Jesús, de Dios y nuestra. Digamos que en estos momentos se nos está regalando también una madre para toda la humanidad. Así pues, hoy nuestro sentimiento no puede ser otro que gratitud a esta pequeña aldeana, María de Nazaret, la Virgen, Madre de Dios y madre nuestra

 

26 03 07

 

María Consuelo Mas y Armando Quintana