Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1091 al 1120 
AsuntoAutor
CAMPOS ESTERILES Armando
DOMINGO DE RAMOS: Armando
Si quieres cosech Armando
Jesus valora la a Armando
Nunca estás solo Armando
CADA DIA Armando
COMO EN LA VIDA M Armando
-EL PRINCIPIO DE Armando
Los cinco minutos Armando
MENSAJE EN UNA BOT marias c
AHORA MISMO Armando
Ya queda poco Armando
EL GOCE DIFERENTE marias c
AMAR , SIN PALABR Armando
Buen dia!!!!!!!!! Armando
nunca te rindas SI Armando
Pascua: Para un t Armando
: AUNQUE NO LO CRE Armando
DEJARNOS TOCAR P Armando
: EL SILENCIO... Armando
CUANDO NO NOS GUST marias c
Pascua: el paso d Armando
ARGENTINO... Armando
Raleluya......... Armando
CUMPLIR CON EL DEB Armando
Avisen a los dem Armando
) NO TE DEJES VENC Armando
Teresa Rodriguez - marias c
TODOS SOMOS MARIA Armando
Cuando... Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1108     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] Jesus valora la amistad
Fecha:Lunes, 2 de Abril, 2007  14:27:47 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 


 

 

Jesús valora la amistad

Jn 12,1-11):   Seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos. Le dieron allí una cena. Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con Él a la mesa.

Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro, muy caro, ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. Y la casa se llenó del olor del perfume. Dice Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que lo había de entregar: «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y se ha dado a los pobres?». Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella. Jesús dijo: «Déjala, que lo guarde para el día de mi sepultura. Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis».

Gran número de judíos supieron que Jesús estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron dar muerte también a Lázaro, porque a causa de él muchos judíos se les iban y creían en Jesús.

 

Jesús sabe que le quedan pocos días. Conoce la soledad en que le van a dejar los suyos, la ingratitud que le va a rodear, la  cobardía de los más próximos, el sufrimiento físico que le aguarda, el dolor íntimo de su Madre...

Es Dios, pero también es Hombre. Le quedan pocos días, lo sabe y se va a Betania, buscando compañía, gratitud, generosidad, consuelo; en definitiva, buscando el calor de la amistad verdadera.

Y allí Marta le sirve, Lázaro se sienta con El a la mesa, y María rompe, a sus pies, el perfume más rico.

 

 

Le gusta refugiarse en casa de sus amigos, donde pueda sentirse relajado y en familia, como en casa. Allí cena y es perfumado. Se siente querido por sus amigos. Y aprecia ese valor, el de la amistad: "Déjala, que guarde el perfume para el día de mi sepultura"

 

Ser amigo de Jesús lleva también su compromiso y sus consecuencias,  así "decidieron también dar muerte a Lázaro, porque a causa de él muchos judíos se les iban y creían en Jesús". Es sentirse a gusto con la presencia de Jesús, como la familia de Lázaro, y sentirse comprometidos con su causa.

 

Hay otra amistad más interesada que se da en la vida de todo ser humano y con la cual Jesús tuvo también que lidiar; Lázaro era de éstos, y planteaba lo que planteaba "no porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella".

 

Muchos se acercaban por curiosidad. "Fueron, no sólo por Jesús, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos". No es lo esencial en la amistad con las personas y con Jesús, pero la curiosidad es un paso que puede abrir otras puertas más profundas.

 

Nosotros, que también somos sus amigos, vamos en estos días de la Pascua a renovar con intensidad esa amistad, saliendo a su encuentro y sirviéndole, como Marta, acompañándole y agradeciendo, como Lázaro, y amando con total entrega, como María

 

 

 

 

 02 04 07

Maria Consuelo Mas y Armando Quintana