Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1091 al 1120 
AsuntoAutor
CAMPOS ESTERILES Armando
DOMINGO DE RAMOS: Armando
Si quieres cosech Armando
Jesus valora la a Armando
Nunca estás solo Armando
CADA DIA Armando
COMO EN LA VIDA M Armando
-EL PRINCIPIO DE Armando
Los cinco minutos Armando
MENSAJE EN UNA BOT marias c
AHORA MISMO Armando
Ya queda poco Armando
EL GOCE DIFERENTE marias c
AMAR , SIN PALABR Armando
Buen dia!!!!!!!!! Armando
nunca te rindas SI Armando
Pascua: Para un t Armando
: AUNQUE NO LO CRE Armando
DEJARNOS TOCAR P Armando
: EL SILENCIO... Armando
CUANDO NO NOS GUST marias c
Pascua: el paso d Armando
ARGENTINO... Armando
Raleluya......... Armando
CUMPLIR CON EL DEB Armando
Avisen a los dem Armando
) NO TE DEJES VENC Armando
Teresa Rodriguez - marias c
TODOS SOMOS MARIA Armando
Cuando... Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1118     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] AMAR , SIN PALABRAS, CON HECHOS
Fecha:Jueves, 5 de Abril, 2007  14:31:33 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 
 

 
 

Amar, sin palabras, con hechos

 

Jn 13,1-15):   Antes de la fiesta de la Pascua , sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido.

Llega a Simón Pedro; éste le dice: «Señor, ¿tú lavarme a mí los pies?». Jesús le respondió: «Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora: lo comprenderás más tarde». Le dice Pedro: «No me lavarás los pies jamás». Jesús le respondió: «Si no te lavo, no tienes parte conmigo». Le dice Simón Pedro: «Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza». Jesús le dice: «El que se ha bañado, no necesita lavarse; está del todo limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos». Sabía quién le iba a entregar, y por eso dijo: «No estáis limpios todos».

Después que les lavó los pies, tomó sus vestidos, volvió a la mesa, y les dijo: «¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis "el Maestro" y "el Señor", y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros»

 

Sin palabras. Así se queda uno ante estos párrafos evangélicos. Parece que cualquier interpretación o comentario puede echarlo a perder. Solo dan ganas de subrayar expresiones, frases…, volver a repetir lo leído.

"Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo, se ciñe una toalla y se puso a lavar los pies", sabiendo ya de las traiciones que sobre El se cernían.

Es Maestro y Señor porque se ha dedicado a servir, porque es humilde, porque ha hecho de su vida un acto de entrega permanente. Ese es su mejor título: el Servidor de los servidores.

Otro evangelista nos recordará en este mismo texto que no hacen lo mismo los señores de la tierra. Una crítica a los poderosos de este mundo que han abandonado el servicio a los demás, sobre todo a los más pobres y necesitados. Pero una crítica también al poder que cada uno lleva dentro de nosotros haciéndose notar ante los demás como interesante, cuando nuestra dedicación debería ser esa: lavar los pies de los otros. Ser justo, que en algún lugar explican que, de acuerdo a la enseñanza bíblica, no es tanto dar a cada uno lo suyo, sino ponerse del lado de los más débiles.

Por eso, lo del amor fraterno en el día de hoy. No solo porque El nos lo deja como testamento y quehacer, sino porque "ejemplo les he dado, para que ustedes hagan lo mismo". "Tomen y coman todos, sigan haciendo ésto en memoria mía"

 

         Igual hoy tendría que ser el día del Amor de Dios, en lugar del día del amor fraterno. Da igual quizá. Lo que no da igual es que hoy dejemos de preguntarnos cosas como “¿qué has hecho, Señor, conmigo, por mí?”, porque eso mismo es lo que El espera que hagamos nosotros con los demás. Seguir lavando los pies a los demás. Esa es la respuesta. Si no sirvo a los demás, no amo. No nos faltan hoy motivos para la oración y el agradecimiento en que también es Día de la Eucaristía.

 

05 04 07

María Consuelo Mas y Armando Quintana