Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1091 al 1120 
AsuntoAutor
CAMPOS ESTERILES Armando
DOMINGO DE RAMOS: Armando
Si quieres cosech Armando
Jesus valora la a Armando
Nunca estás solo Armando
CADA DIA Armando
COMO EN LA VIDA M Armando
-EL PRINCIPIO DE Armando
Los cinco minutos Armando
MENSAJE EN UNA BOT marias c
AHORA MISMO Armando
Ya queda poco Armando
EL GOCE DIFERENTE marias c
AMAR , SIN PALABR Armando
Buen dia!!!!!!!!! Armando
nunca te rindas SI Armando
Pascua: Para un t Armando
: AUNQUE NO LO CRE Armando
DEJARNOS TOCAR P Armando
: EL SILENCIO... Armando
CUANDO NO NOS GUST marias c
Pascua: el paso d Armando
ARGENTINO... Armando
Raleluya......... Armando
CUMPLIR CON EL DEB Armando
Avisen a los dem Armando
) NO TE DEJES VENC Armando
Teresa Rodriguez - marias c
TODOS SOMOS MARIA Armando
Cuando... Armando
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1123     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] DEJARNOS TOCAR POR LAS MANOS DEL MAESTRO
Fecha:Viernes, 6 de Abril, 2007  14:52:40 (+0200)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

 

 
 

 
Viernes de Dolor y Sábado de Gloria
Pensamos que muchas palabras pueden enturbiar
el silencio de hoy
y la alegría de mañana.
Dejémosnos  empapar de su mensaje
sin más comentarios.
Solo este texto que nos llégó de una amiga argentina  que se llama María Elena
y que puede resumir nuestro deseo sincero en estos dias de Semana Santa:
ponernos de verdad en las manos del Maestro
y dejarnos tocar por ellas
María Consuelo Mas y Armando Quintana

Estaba golpeado y marcado el ritmo con su martillo de madera y por alguna inexplicable razón, el Hombre de la subasta pensó que por su escaso valor, no tenía sentido perder demasiado tiempo con aquel viejo violín, pero lo levantó con una amplia sonrisa cuando gritó.

-¿Cuánto dan señores? -gritó-, ¿quién empezará a pujar por este viejo violín?
-Un dólar, un dólar- alguien replicó, después dos dólares.
-¿Sólo dos? -exclamó algo desorientado-
-Dos dólares y ¿quién da tres?,
tres dólares, a la una;
tres dólares a las
dos;
y van tres...
 
AÚN NO,  -se escucho en toda la sala-

Desde el fondo del recinto, un hombre canoso se adelantó y recogió el
arco;
luego, después de quitar el polvo del violín y estirado las cuerdas
flojas,
las afinó y tocó una melodía pura y dulce como un coro de ángeles.


Cesó la música y el Hombre de la subasta, con una voz silenciosa y baja dijo:
-¿Cuánto
me dan por el viejo violín?
y levantó con firmeza en un brazo el violín en el otro majestuoso arco.


-Mil dólares y... ¿quién da dos? -preguntó-
-¡Dos mil!, ¿Y quién da tres? -insistió-
Tres mil a la
una, tres mil a las dos;
y se va y se fue, -dijo
el Hombre de la subasta-

La gente aplaudía, pero algunos decían:
"No entendemos bien, ¿qué cambió su valor?".
La respuesta no se hizo esperar:
"¡La Mano del Maestro!"


Que una melodía celestial brote hoy en tu vida,
y escuches el maravilloso sonido de tu corazón 
fluyendo en la armonía de los acordes celestiales
que solo Las Manos del Maestro pueden tocar!.recibido.



 




[Adjunto no mostrado: aleluiadehandel.mid (audio/mid) ]