Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1159 al 1188 
AsuntoAutor
- EL VESTIDO AZUL Armando
El misterio y lo Armando
VUELEN JUNTOS PERO Gladys E
Nelson Mandela (1 Gladys E
Re: JAIME : SALMO marias c
HUBO COMIDA PARA Armando
Re: JAIME : SALMO marias c
LA OTRA MITAD marias c
El remedio para t Armando
De-aclaración... Armando
Habían embarcado s Armando
Mensaje de la Ind Armando
Trece principios Armando
QUE DEBEMOS HACER? Armando
MANUSCRITO DE LA M marias c
Sin hambre y sin Armando
- DE LA VIDA Armando
PARA TODA LA CREA Armando
Re: ERES LA FUENTE marias c
FRASES EXTRAIDAS D marias c
MURMULLOS marias c
CANTAR DE LOS CANT marias c
PARA LA VIDA DEL Armando
Hola !!!!! CHIST marias c
Mi Carne es verd Armando
Ser creyente es Armando
Interesas tu Armando
LA VIDA MISMA: Mi Armando
CUANDO ALEGRAS A Armando
TRILOGIA DEL DESVA marias c
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1203     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] COMO BUEN PASTOR
Fecha:Domingo, 29 de Abril, 2007  11:21:18 (+0100)
Autor:Armando Quintana <AROSQUI @..........net>

 

Como buen pastor

 

(Jn 10,27-30): En aquel tiempo, dijo Jesús: «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno».

 

El pastor habla de sus ovejas, de todas, no distingue entre buenas y malas, con más o menos lana, las que siguen su voz o las descarriadas. Habla de todas, pues se le ha encargado la misión de conducirlas a todas. “No perecerán para siempre, y mi Padre que puede más que nadie, me ayudará, y nadie podrá arrebatarlas de su mano”.

 

El pastor es Jesús, nosotros sus ovejas. El nos conoce, nosotros le seguimos. Y a pesar de nuestros fallos, de nuestras debilidades nos dice que nos da la vida eterna, y que nadie nos quitará de su cuidado.

 

Y, como buen pastor, nos conoce individualmente, uno a uno, con nuestro nombre y apellidos, con nuestra historia, con nuestras vicisitudes, las de cada uno. No de forma general. Y además, dispuesto a defendernos. “Nadie las arrebatará de mis manos”.

 

A pesar de eso, cada oveja, cada uno de nosotros tiene que poner de su parte. Hay que seguirle. Y seguirle es eso: hacer realidad su Palabra en medio de la sociedad, y no solo en el interior de cada uno. También en cada uno. Ambas cosas: en uno mismo y en la sociedad, con quien uno se relaciona y donde uno trabaje, viva y se desarrolle

 

María Consuelo Mas y Armando Quintana

29 04 07

http://buscandolaluz.zoomblog.com/