Inicio > Mis eListas > brisasrenovadoras > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1219 al 1248 
AsuntoAutor
Obras son amores Armando
AMOR Y ODIO Armando
INSTANTE DE PUREZ Armando
LES DEJO LA PAZ Armando
LA CONSTRUCCION DE marias c
el escandalo marias c
La vid y los sarmi Armando
VIDA SIN ABURRIM Armando
LOS PARAISOS INMOV marias c
EL SUEÑO DE LA VI Armando
UNA ELECCION Armando
UNA ELECCION Armando
EL CANASTO DE CA Armando
PLENITUD COMPARTI Armando
NO SOMOS DE ESTE Armando
A LOMOS DEL PADRE Armando
Fw: Peregrinacion Gladys E
HAREMOS MORADA EN Armando
A MI LADO: Mi P Armando
LIBRE DE DROGAS: Armando
Cuanto más doy, má Armando
LA COMPAÑIA ADECU Armando
Una nueva garantí Armando
EL SEXO DE LOS ANG marias c
ABIERTOS A LA VID Armando
LLAMADO SOLIDARI Armando
EL MITO DE LA CAVE marias c
LA CALUMNIA Armando
NOCHES EN PLENO DI Armando
Muy Bueno- Lo ten Gladys E
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Brisas Renovadoras para Tu Alma
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1238     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[brisasrenovadoras] el escandalo
Fecha:Martes, 8 de Mayo, 2007  13:50:25 (-0300)
Autor:marias carla sobral <mariascarlas @.........ar>

El mayor escándalo argentino, ¿es el escándalo? 
   
por Osvaldo Barone / Periodista y columista
 
 
Sí. Nos gusta el escándalo. Nos atrae como estímulo para después gozar de la normalidad. El escándalo paga la culpa del goce.
Hay escándalo en la política y en los políticos, en la televisión y en la farándula, en los reclamos barriales, en los reclamos sindicales y en las marchas por los Derechos Humanos; hay escándalo en las voces de la Iglesia, en las voces de comunicadores mediáticos, en las de los deudos de víctimas de tragedias, en las de los vecinos damnificados por las malas gestiones municipales y en las de los desalojados de tierras ocupadas.
Hay escándalo hasta en la Feria del libro. Los de las canchas de fútbol ya son un hábito. Los de los candidatos en campaña, un modo artificial de aparentar ardor ideológico.
Hay escándalo por los fallos en los juicios orales; en las cámaras de representantes; en las columnas de los analistas y en las de los cronistas que descubren escándalos.
Los movileros son expertos en escándalos y los que esperan ser noticia de los movileros son más expertos todavía. Hay escándalo en las manifestaciones piqueteras y en las polémicas ganaderas o agrarias. Escándalo de docentes; de ambientalistas y de trabajadores hospitalarios.
Escándalo de estudiantes universitarios, de padres de escuelas deterioradas, de vecinos que quieren armarse, de vecinos que no quieren torres en el barrio, de pasajeros que viajan mal en ferrocarril o en colectivo.
Hay argentinos graduados en escándalos. Y los hay amateurs, pero con gran entusiasmo.
Pero también hay otra vida paralela y otra forma de contarla. La sociedad que es sabia se cura sola del escándalo que la daña o rodea, o que ella misma alienta o provoca. No se puede vivir siempre con el escándalo.
Entonces la sociedad llena los paseos y los shoppings, los conciertos y teatros, los restaurantes y plazas. Llena las rutas de autos rumbo a casas de fin de semana, y llena los estadios y los campos de deportes, y sale en familia con sus niños, y sus perros, y sus bolsos cargados, y anda en bicicleta, hace picnic en los canteros y llena las parrillas de achuras. Llena a los niños de pochoclo. Llena las tertulias de mate.
Llena el supermercado de consumo. Y llena su memoria de inflación para armar el escándalo mañana cuando ya se dio el atracón de la góndola.
Qué rara es mi sociedad escandalosa. En la vida paralela parece más feliz que si se sacara la grande.
Y en la del escándalo, parece más amargada que la sociedad de Alto Volta.


Preguntá. Respondé. Descubrí.
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta).
Probalo ya!